Está en la página 1de 3

Barbarismo, según el punto de vista normativo reflejado en el Diccionario de la lengua española

(DRAE) de la Real Academia Española (RAE), «es una incorrección que consiste en pronunciar o escribir
mal las palabras, o en emplear vocablos impropios».1 El concepto de barbarismo puede también incluir
extranjerismos no incorporados totalmente al idioma; se trata de un caso particular de barbarismo en
su primera acepción.

Tipos de barbarismo
La siguiente clasificación adopta el sentido más amplio de barbarismo.

Barbarismo prosódico
Se incluyen aquí los vicios de dicción. Tradicionalmente se incluían en esta categoría fenómenos como
el seseo, que se consideraba vicio por no corresponderse con la pronunciación castellana, o el
tartamudeo, que hoy se considera un trastorno de la comunicación y no del lenguaje.

veveo es la pronunciación de la b como la v. Se considera un barbarismo porque la v en castellano


tiene el sonido b (bilabial sonoro), no como en otros idiomas (francés, inglés, portugués, italiano, etc),
en los que tiene un sonido fricativo labiodental sonoro.

bebeo es la pronunciación de la v como b, considerada antiguamente barbarismo por cierto número


de gramáticos. En la actualidad no se considera barbarismo, sino que, por el contrario, es la norma.

ceceo es la pronunciación de la s como z. No tiene el grado de aceptación que tiene el seseo.

heheo es la pronunciación de la s (y a veces la c y la z) como una h aspirada (como la inglesa o


alemana). Tiene un grado de aceptación aún menor que es ceceo y suele ocurrir de manera esporádica
en especial en los hablantes del sur de España.

gargueo es la sustitución de h u otra consonante por g o j, como güevo en lugar de huevo o agüelo en
lugar de abuelo.

lalación o lambdacismo es la pronunciación de r o rr como l, como amol en lugar de amor

metacismo es el uso inconveniente de la m, como immaculada en lugar de inmaculada.

rotacismo es la pronuciación gutural de la r.

lleísmo es la pronunciación de la y como ll. En la fonética actual, se llama lleísmo a la práctica de


distinguir la y de la ll.

yeísmo es la pronuciación de la ll como y. Al igual que el seseo no se considera realmente barbarismo.

geada es la pronunciación de la g como j o como h aspirada.

Barbarismo analógico
culteranismo es el uso de voces rebuscadas entre las de origen culto, como por ejemplo apropincuarse
para acercarse.

modernismo es el uso de voces extravagantes o de significado oscuro.

extranjerismo es toda palabra extranjera que no se ajusta a la índole del castellano.

Barbarismo sintáctico
solecismo es la falta de concordancia, régimen o construcción de las palabras, construcción de
oraciones y modismos, y figuras.
anfibología es la oscuridad que hace equívoca la interpretación del sentido de una frase.

monotonía y pobreza es el uso frecuente de un número reducido de palabras.

Barbarismo ortográfico
Abarca en esencia las faltas de ortografía. Cuando afectan a la acentuación se habla de barbarismo
acentual.

Los barbarismos pueden ser prosódicos, morfológicos y sintácticos, según afecten a la prosodia,
morfología o sintaxis

 accesar por acceder


 aereopuerto o areopuerto por aeropuerto
 aigre por aire
 ambos dos por ambos
 amolestaciones por amonestaciones
 andé por anduve
 bisted por bistec
 cabo por quepo (del verbo caber)
 captus por cactus
 ce redonda por la letra ce
 cóptel por cóctel
 cobete o cuete por cohete
 conduci por conduje
 delicuente por delincuente
 dentrar por entrar
 descomponido por descompuesto
 dividible por divisible
 embraye, embrage, o embriague por embrague
 erupto por eructo
 estuata por estatua
 excena por escena
 excenario por escenario
 excribir por escribir
 extricto por estricto
 fortudo por forzudo
 fustración por frustración
 gomitar por vomitar
 haguemos por hagamos
 haiga por haya
 hueler o güeler por oler
 indiosincracia por idiosincrasia
 innundación por inundación
 insepto o insesto por insecto
 interperie por intemperie
 juegar por jugar
 kepchup por ketchup
 capsu por catsup
 lívido o líbido por libido
 luenga por lengua
 lluviendo, lluvió por lloviendo, llovió
 madrasta por madrastra
 metereología por meteorología
 morido por muerto
 mostro, mounstro o mongstro por monstruo
 nadien o nadies, por nadie
 nieblina por neblina
 nievar por nevar
 ojebto u ocjeto por objeto
 pausterizar por pasteurizar
 pepsicología por psicología
 pieses por pies (en plural)
 pitza o picza por pizza
 pixcina por piscina
 polecía , polecia o pulicía por policía
 polgo por polvo
 rampla por rampa
 rebundancia por redundancia
 ruyir o ruñir por roer
 sabo o sepo por sé (del verbo saber)
 secto por sexto
 sesi o seisi por sexy
 sindrome (pronunciado [sindróme]) por síndrome
 sortudo por suertudo
 standart por estándar
 subadera por sudadera
 tasi por taxi
 telesférico por teleférico
 tópsico por tóxico
 traduci por traduje
 trompezar por tropezar
 veniste por viniste
 himpócrita o hipróquita por hipócrita
 fuistes o juiste por fuiste
 dijistes por dijiste