Está en la página 1de 1

El concreto se puede producir a partir de un diseño de mezclas que contiene agregados como

cementos, agua y aditivos.


Si hablamos de la dosificación podemos decir que generan grandes cantidades relativas que
producen una masa volumétrica que endurecen la resistencia, como la durabilidad, estabilidad de
volumen.
Los agregados no solo pueden limitar la resistencia del concreto, puesto que agregados débiles no
pueden constituir un concreto resistente, sino que además sus propiedades afectan en gran medida
tanto la durabilidad como el comportamiento estructural del concreto.
La necesidad de contar con un concreto de calidad hace indispensable de conocer a detalle sus
componentes, ya que tanto la resistencia como la durabilidad depende de las propiedades físicas
y químicas de aquellos, especialmente de los agregados. Sin embargo, uno de los problemas que
se encuentra frecuentemente es la poca verificación de las características en los agregados que se
utilizan, lo que propicia con cierta frecuencia diferentes resultados.