Está en la página 1de 4

Ficha N °: 21 Ficha N °: 22

Título: Magisterio de la iglesia y la dignidad humana Título: El magisterio de la iglesia y el trabajo

La misión de la Iglesia es el anuncio del kerigma de la salvación La Iglesia a través de múltiples Encíclicas y Cartas Apostólicas y
obtenida para todos por Cristo crucificado y resucitado. Esta apoyada en las Sagradas Escrituras, ha ido conformando una
salvación tiene su origen primero en el Padre que envió al Hijo, y se completa documentación de orientación para el ámbito social,
comunica a los hombres concretos, como participación de la vida cultural, político y económico, que se conoce como Doctrina Social
divina, por la infusión del Espíritu. La aceptación del kerigma de la Iglesia.
cristiano por la fe exige y la nueva vida conferida por la gracia
En la doctrina social de la Iglesia ocupa un lugar importante el
implica una conversión que tiene muchas consecuencias en
derecho a un trabajo digno. Por esto, ante las altas tasas de
cualquier campo de las actividades del creyente. Por ello, la Iglesia
desempleo que afectan a muchos países americanos y ante las duras
no puede omitir en su predicación la proclamación de la dignidad y
condiciones en que se encuentran no pocos trabajadores en la
derechos de la persona humana, que el cristiano debe respetar
industria y en el campo, ‘ es necesario valorar el trabajo como
fielmente en todos los hombres. Esta obligación y este derecho del
dimensión de realización y de dignidad de la persona humana. Es
pueblo de Dios, de proclamar y propugnar la dignidad de la persona
una responsabilidad ética de una sociedad organizada promover y
humana, urge especialmente en nuestro tiempo, cuando aparecen a
apoyar una cultura del trabajo.
la vez con fuerza, por una parte, una crisis profunda de los valores
humanos y cristianos y, por otra parte, una más aguda y profunda
conciencia de las injusticias perpetradas contra las personas
humanas.
Ficha N °: 23 Ficha N °: 24

Título: La vocación y el don de la vida Título: presbiterio o sacerdote

La vocación religiosa es un don y una llamada especial de Dios, La noción de presbítero se emplea de distintas formas en el ámbito
recibida en fe, y cultivada y discernida en la oración. Este proceso de de la religión. Dentro del catolicismo, los presbíteros son aquellos
formación permite a la joven crecer y madurar en su respuesta a la sacerdotes que sirven en una cierta diócesis que responden a un
llamada que Dios le hace. Este don especial, Dios lo da a quien mismo obispo.
quiere, y es Él, quien dispone, mueve y ayuda a los llamados,
Un presbítero, por lo tanto, es un representante de un obispo y está
concediéndoles las gracias y dotes necesarias para abrazar el estado
habilitado para actuar como responsable de un santuario, una
religioso y perseverar en él. «La Vida Consagrada es un don para la
parroquia u otra división de su diócesis. El liderazgo último de todas
Iglesia, nace en la Iglesia, crece en la Iglesia, está totalmente
las instancias de la diócesis, de todas formas, se halla en el obispo.
orientada a la Iglesia.
Es posible, en definitiva, diferenciar entre la jerarquía del obispo
(que está habilitado para la administración de los cinco
sacramentos) y la de los presbíteros (que no pueden administrar la
confirmación ni ordenar nuevos sacerdotes).En el Antiguo
Testamento, se definía a los presbíteros como aquellos líderes y
ancianos que, sin ser sacerdotes, conformaban un consejo. Ya en
el Nuevo Testamento, comenzó a entenderse al presbítero como un
colaborador de los discípulos de Jesús en un cierto servicio.
Ficha N °: 25 Ficha N °: 26

Título: La disciplina espiritual en la vida cristiana Título: matrimonio


La disciplina se define como el "entrenamiento esperado para Se trata de la unión de un hombre y una mujer que se concreta a
producir un determinado carácter o patrón de conducta". La través de determinados ritos o trámites legales. En los últimos años,
disciplina no es parte de la naturaleza de pecado, sino que es cada vez más Estados han aceptado el matrimonio
un componente natural de la vida cristiana. De hecho, casi entre personas del mismo sexo, con lo que esta unión conyugal ha
nada de importancia en nuestras vidas se puede realizar sin la dejado de ser patrimonio de la heterosexualidad. El lazo
disciplina. Las disciplinas espirituales se pueden describir matrimonial es reconocido a nivel social, tanto a partir de normas
como aquellos comportamientos que aumentan nuestro jurídicas como por las costumbres. Al contraer matrimonio, los
crecimiento espiritual y nos permiten crecer hacia la cónyuges adquieren diversos derechos y obligaciones. El matrimonio
madurez espiritual. Este proceso de crecimiento y desarrollo
también legitima la filiación de los hijos que son procreados por sus
espiritual empieza a tener lugar en el momento en que una
miembros. ara la Iglesia Católica, el matrimonio es un sacramento y
persona tiene un encuentro con el Cristo resucitado y viene a
una institución cuya esencia está en la creación divina del hombre y
él para la salvación.
El propósito de la disciplina espiritual es el desarrollo de la mujer. El matrimonio católico es perpetuo: no puede romperse
nuestro ser interior, que ha sido transformado por Cristo en según los preceptos religiosos (a diferencia del matrimonio civil,
la salvación (2 Corintios 5:17). Los creyentes redimidos han donde existe el divorcio). Una persona separada, por lo tanto, no
experimentado la renovación total de la persona desde su puede volver a casarse por Iglesia.
interior, e involucra diferencias de pensamiento, sentimiento
y carácter que pueden ser más lentas para ser evidentes en
nuestro comportamiento externo.