Está en la página 1de 1

EL CRIBADO

El cribado es un proceso mecánico que separa los materiales de acuerdo a su tamaño de


partícula individual. Esto se cumple proporcionando un movimiento en particular al medio de
cribado, el cual es generalmente una malla o una placa perforada, esto provoca que las
partículas más pequeñas que el tamaño de las aberturas (del medio de cribado) pasen a través
de ellas como finos y que las partículas más grandes sean acarreadas como residuos. Existen
dos tipos de cribado, en seco o en húmedo, al cribado en húmedo se le añade agua.

Las cribas estáticas AFRAMEX son un equipo destinado a la separación sólido-liquido, por
efecto de tamizado al fluir por gravedad un líquido con sólidos en suspensión a lo largo de una
superficie inclinada provista de rendijas transversales.

El líquido a tamizar penetra en la caja de alimentación a través de la brida de entrada ubicada


en la parte posterior del equipo u opcionalmente en un lateral, parte superior o inferior.

Una vez llena de líquido esta caja, desborda por el rebosadero en forma de lámina de líquido y
fluye por gravedad a lo largo de la superficie inclinada rasurada.

El líquido junto con los sólidos más finos que, aproximadamente, la mitad de la luz de rendija
seleccionada, pasan a través de dicha superficie y caen a la caja de salida en la parte inferior
del equipo. Una brida ubicada en la parte posterior, inferior o lateralmente (a convenir)
permite la evacuación del líquido tamizado.

Los sólidos, parcialmente escurridos, caen desde el borde inferior de la superficie filtrante
hasta un contenedor o cesto, construido con lámina de acero inoxidable y fondo perforado, y
que deberá ser vaciado periódicamente.