Está en la página 1de 2

GUIA DE ORACIÓN POR LOS HIJOS

1) Salvación
“Padre, el deseo de mi corazón y mi oración es que mis hijos se salven, para que obtengan la salvación que es en Cristo
Jesús con gloria eterna” (Romanos 10: 1; 2 Tim 2:10).
2) El crecimiento en la gracia
“Oro para que puedan crecer en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 3:18).
3) Amor
“Concede, Señor, que mis hijos pueden aprender a caminar en amor, como también Cristo nos amó y se entregó a sí
mismo por nosotros” (Efesios 5: 2).

4) La honestidad e integridad
“Que la integridad y la honestidad sea preservada y protegida por ellos” (Salmo 25:21).
5) Autocontrol
“Padre, ayuda a mis hijos a no ser como tantos otros a su alrededor, pero que sirvan de alerta y ejemplo en todo lo
que hacen” (1 Tesalonicenses 5: 6)
6) Un amor por la Palabra de Dios
“Que mis hijos crezcan para atesorar tu Palabra como más preciosa que el oro y más dulce que la miel” (Salmo 19:10).

7) Justicia
“Dios, ayuda a mis hijos a amar la justicia como tu lo haces y actuar con justicia en todo lo que hacen” (Salmo 11: 7;
Miqueas 6: 8).
8) Misericordia
“Que mis hijos siempre sean misericordiosos, como su Padre celestial es misericordioso” (Lucas 06:36).
9) Respeto
“Padre, haz que mis hijos pueden mostrar el debido respeto a la autoridad, para sí y para los demás” (1 Pedro 2:17).

10) Fuerte, sentido de autoestima bíblica


“Ayuda a mis hijos a desarrollar un fuerte sentido de autoestima que tiene sus raíces en la conciencia de que ellos son
su hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras” (Efesios 2:10).
11) Fidelidad
“Deja que el amor y la fidelidad nunca se alejen de mis hijos, que se unan estas virtudes gemelas alrededor de sus
cuellos y que las escriban en la tabla de su corazón” (Proverbios 3: 3).
12) Coraje
“Que mis hijos siempre sean fuertes y valientes en su carácter y en sus acciones” (Deuteronomio 31: 6).

13) Pureza
“Cree en ellos un corazón puro, oh Dios, y deja que su pureza de corazón se muestre en sus acciones” (Salmo 51:10).
14) Bondad
“Señor, que mis hijos siempre traten de hacer el bien a otros y para todo el mundo” (1 Tesalonicenses 5:15).
15) Generosidad
“Concede que mis hijos pueden ser generosos y dispuestos a compartir, almacenar tanto riquezas para sí mismos
como una buena base para el futuro” (1 Timoteo 6: 18-19).

16) Paz y pacificadores

“Padre, ayuda a mis hijos en las persecuciones lo que contribuye a la paz ya la mutua edificación” (Romanos
14:19).
17) Gozo

“Que mis hijos con impaciencia recibir su Palabra y Sean llenos del gozo del Espíritu Santo” (1 Tesalonicenses 1:6

18) Perseverancia

“Señor, enseña a mis hijos firmeza en todo lo que hacen, y les ayudes a correr con paciencia la carrera que tenemos
por delante de ellos” (Hebreos 12: 1).
19) Humildad
“Dios, por favor cultiva en mis hijos la capacidad de no hablar mal de nadie, para evitar peleas, que sean suaves, y
muestren cortesía para con todos los hombres (Tito 3:2).
20) Compasión
“Señor, por favor viste a mis hijos con la virtud de corazones compasivos” (Col 3:12).
21) Responsabilidad
“Concede que mis hijos pueden aprender a soportar fielmente su propia carga como administradores dedicados, para
su gloria” (Gálatas 6:5).

22) Contentamiento
“Padre, ayuda a mis hijos a aprender el secreto de hacer frente a las circunstancias y el hambre, la abundancia y la
necesidad, por medio de Cristo que puede fortalecerlos en todo y por todo” (Fil 4: 12-13).
23) Fe
“Oro para que la fe encuentre raíces y crezca en los corazones de mis hijos, que por la fe pueden ganar lo que se ha
prometido a ellos” (Lucas 17: 5-6; Hebreos 11:1).
24) El corazón de un siervo
“Dios, por favor, ayuda a mis hijos hacer tu voluntad en sus corazones, para que puedan servir de todo corazón, a ti y
no a los hombres” (Efesios 6:7).

25) Esperanza
“Que el Dios de la esperanza, llene a mis hijos y los haga desbordar con esperanza por el poder del Espíritu Santo”
(Rom 15:13).
26) Paciencia
“haz lo que debes hacer, Padre fiel, para ayudar a mis hijos a desarrollar la paciencia de hacer el bien mientras buscan
gloria y honra e inmortalidad”(Romanos 2:7).
27) Una pasión por Dios
“Ayuda a mis hijos el saber que tu misericordia es mejor que la vida, y que la mayor alegría se encuentra cuando
nuestras almas se aferran apasionadamente a ti (Salmos 63: 3,8).

28) La autodisciplina
“Padre, te pido que mis hijos desarrollen la disciplina de buscar constantemente tus sabias instrucciones, para que
anden en formas que son correctas y justas y equitativas” (Proverbios 1: 3).
29) Espíritu de oración
“Concede, Señor, que la vida de mis hijos estén marcadas por un espíritu de oración, que oren en todo tiempo con
toda clase de súplicas y peticiones” (Efesios 6:18).
30) Gratitud
“Ayuda a mis hijos a vivir una vida en la cual desborda la gratitud, que te den gracias siempre y en todo en el nombre
de nuestro Señor Jesucristo” (Col 2,7; Efesios 5:20).

31) Un corazón para el evangelismo


“Padre Celestial, ayuda a mis hijos a desarrollar corazones para la propagación del evangelio, y el deseo de ver tu
gloria declarada entre las naciones, y tus maravillas entre todos los pueblos” (Sal 96: 3).

Podría un enfoque similar sobre la oración complementar sus esfuerzos por llevar a sus hijos en la disciplina y
amonestación del Señor (Efesios 6: 4)