Está en la página 1de 1

La literatura humorística es el género literario en el que el autor crea de forma consciente efectos cómicos

en el texto y expresa su posición ante la obra y ante el mundo.


Este es un matiz importante, porque se puede ser cómico de forma involuntaria, es decir, dar risa sin
pretenderlo, con lo cual se estaría incurriendo en el ridículo, pero no en la literatura humorística.
Quizá sería importante hacer hincapié en este leve matiz, puesto que el humor es una cualidad humana,
mientras que la comicidad se puede aplicar incluso a los objetos inanimados.
Es decir, lo cómico es lo que da risa, que puede ser una persona o un objeto, pero el humor es la cualidad
de las personas que saben poner de manifiesto esa comicidad.
Vemos, por lo tanto, que el humor no es cosa sencilla, motivo por el que, para muchos, la literatura
humorística es uno de los géneros más complicados para un escritor.
Y esto se debe a que la literatura humorística, igual que la literatura de terror, busca ejercer un efecto en el
lector, con la diferencia de que, si bien hay miedos y terrores innatos al ser humano con los que puede jugar
el autor recurriendo al terror psicológico, el humor tiene una componente subjetiva que hace que no a
todo el mismo le resulten graciosas las mismas cosas, por lo que puede ser que, dependiendo del lector, la
literatura humorística pueda no causar el efecto deseado, con lo cual, fracasa.