Está en la página 1de 2

Alumno: Gil Ruiz Ulises Gael Introducción a la Ingeniería en Sistemas Biomédicos

Alternativas para la mejora en el ámbito de la salud en Siria.

Como se sabe, Siria ha estado sumergida en un caos dentro de sus límites debido a una
guerra que tiene aproximadamente desde hace ocho años, la cual según datos de la
Organización de las Naciones Unidas mediante datos recabados en el año 2018 ha dejado
más de cuatrocientas mil personas muertas, cifra que sigue en aumento.

Aunque años antes del inicio del conflicto en el país se hablaba que en las últimas
décadas esta región se había caracterizado por una mejora sustancial y global de la
capacidad y alcance de su sistema sanitario, así como la mejora en niveles de
inmunización e incluso la caída de la mortalidad infantil en lo que se refiere en indicadores
de salud; la guerra devastó este desarrollo médico tanto que organizaciones como la
Organización Mundial de la Salud estiman que un 58% de los hospitales públicos y un 49%
de los centros de atención primaria en Siria han cerrado o se encuentran en parcial
funcionamiento, debido a la destrucción de los edificios, la falta de personal,
equipamientos médicos o medicamentos, por lo cual las condiciones en las que trabajan
los expertos sanitarios que quedan (ya que algunos han huido del país o han muerto en el
conflicto que se dicen son aproximadamente 640 profesionistas) son bastante precarias.

Sumado a estas condiciones, de igual manera se han tenido acontecimientos


numerosos en relación al bombardeo de hospitales que ha creado un miedo colectivo,
por lo cual algunos hospitales de campaña se han situado en sótanos, mientras que
enfermeras y médicos tratan casi cinco mil heridas mensuales, sin equipo médico
suficiente.

En relación a las propuestas para mejorar estas condiciones en la región de Siria en


cuanto a la salud realmente no es posible centrarse en cuanto a una ayuda local, pues es
bastante complicado sino imposible en estos tiempos de guerra mejorar la situación desde
la base donde surgió el problema; por lo cual tenemos que tener en cuenta que la
principal ayuda humanitaria de la se puede hacer un trabajo colectivo es por parte de
las organizaciones como la ONU y la OMS, ya que a través de éstas es posible armar
distintas campañas con los países participantes teniendo como objetivo la preservación
de la salud de este país.

Una de estas campañas puede referirse a la donación de sangre, ya que se estima que
en las comunidades de esta región escasea tal recurso que impide realizar los debidos
procedimientos médicos teniendo que optar por decisiones apresuradas y no
convenientes. En cuanto a otro apoyo, puede que, para estas unidades médicas
dispuestas en las comunidades de manera temporal, podría ser la donación de aparatos
eléctricos que puedan ser desplazables como generadores eléctricos, ya que también
para el diagnóstico y tratamiento médico se necesita de suficiente energía para poder
utilizar el equipo médico disponible en estos hospitales, de lo cual carece bastante. Por
último, también a correlación de lo anterior se necesitan de camillas, vacunas y
equipamiento médico en general, ya que no están en buenas condiciones los que se
disponen, por lo que de igual forma a través de algunas inversiones y donaciones, países
con el material adecuado pueden ser donantes que en conjunto crearían un vasto monte
de recursos de salud en este aspecto.

Posteriormente también se necesitaría hablar de diferentes formas de que los recursos


puedan ser ingresados al país, por lo que las organizaciones deben de realizar una
investigación a las vías de entrada ya sea por tierra con las comunidades cercanas o por
vía marítima.

En relación a los ingenieros, la manera en cómo nosotros podemos ayudar puede ser
mediante el trabajo interdisciplinario con ingenierías afines para poder realizar actividades
en busca, por ejemplo, de la automatización de procesos dentro de estos centros de salud
beneficiando así la reducción el ciclo de producción y mejora en cuanto a la carga del
equipo sanitario, e incluso la creación de algún tipo de software o hardware básico
especializado en control del registro de pacientes, así como el seguimiento del tratamiento
de cada uno de ellos que sea trasladable, eficiente y económico de producir.

Lamentablemente, hay una gran probabilidad de que no sea posible el envío de recursos
humanos a estas comunidades como médicos, enfermeros e ingenieros, sin embargo,
puede ser útil la logística para determinar las condiciones en las que se deben de
administrar en conjunto estos servicios hospitalarios para que lleguen los recursos y se
distribuyan de manera adecuada entre cada uno de éstos y así satisfacer las necesidades
de la población enferma o herida. Incluso con un poco más de apoyo tratar una vía de
comunicación a distancia para el asesoramiento de asistentes para tratar algunas
cuestiones no tan complicadas, creando una comunidad que se apoye unos a otros entre
sí. Cabe aclarar que solamente se conseguiría crear un apoyo de este tipo mediante la
financiación por parte de estas organizaciones o alguna otra propia del país del que
proviene que tenga el objetivo de crear una vía de ayuda para estas regiones donde las
condiciones para la preservación de la vida humana cada vez se satisfacen menos.