Está en la página 1de 37

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA LIBERTAD

JUZGADO PENAL COLEGIADO


Sala de Audiencias del Juzgado Penal Colegiado de Trujillo

EXPEDIENTE : 5873-2011
DELITO : VIOLACION SEXUAL
ASISTENTE JUDICIAL : ADELY ALBITRES ALVA
ACUSADO : LUIS ARTURO FRANCO VARAS
SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA
AGRAVIADO : E.F.R.R.

RESOLUCIÓN NÚMERO: CUATRO


Trujillo, veintiséis de setiembre del año
Dos mil doce.-

VISTOS Y OÍDOS; los actuados en juicio oral llevado a cabo por el Colegiado
integrado por los señores Jueces RUTH VIÑAS ADRIANZEN, en reemplazo del DR.
ENRIQUE NAMUCHE CHUNGA, quien ha cesado en sus funciones por límite de edad, DR.
CÉSAR ORTIZ MOSTACERO Y la DRA. MERY ELÍZABETH ROBLES BRICEÑO,
como directora de Debates; contando con la presencia del representante del Ministerio Público:
FISCAL: Dra. Dra. ELIA VILCA JULCA, en su domicilio procesal, sito en la Avenida
Sánchez Carrión y Jesús de Nazareth. ABOGADO DEFENSOR DEL ACUSADO Franco
Varas: Dr. JOSE MANUEL TORIBIO VINCES, en su domicilio procesal, sito en la Calle
Díaz de Cienfuegos 281 – Urb. La Merced. ABOGADO DEFENSOR DEL ACUSADO
Micha Acuña: Dr. WALTER TOMAS MEDINA CORDOVA, en su domicilio procesal, sito
en el Jr. Ayacucho 920 – tercer Piso – oficina 21. ACUSADO: LUIS ARTURO FRANCO
VARAS, con DNI 44792492, nacido el 07-06-1987, en el Distrito y Provincia de Trujillo, La
Libertad, soltero, ocupación mecánico, gana mensual 600 soles, con grado de instrucción
secundaria, hijo de Luis Arturo y María Isabel, de ocupación mecánico, con 1.71 m de estatura,
contextura delgada, tez trigueña, cabello lacio color negro, actualmente interno en el
Establecimiento Penal El Milagro con domicilio real en Av. la Marina 392 La Perla, tiene
tatuajes en los dos hombros, no tiene antecedentes. ACUSADO: SEGUNDO LAZARO
MICHA ACUÑA (identificado con DNI 80389275, natural del Distrito Miguel Iglesias
Provincia de Celendín – Cajamarca, nació el 29-04-1976, con 36 años de edad, hijo de Lázaro y
María, conviviente, tiene dos hijos, percibe 40 soles diarios, grado de instrucción primaria
completa, ocupación panadero, con 1.68 m. de estatura, actualmente interno en el
Establecimiento Penal El Milagro, con domicilio real en América Av. Perú Mz. 13 lote 35, tiene
antecedentes por robo condenado a cinco años por robo, tiene tatuaje en el hombro izquierdo un
corazón.

ENUNCIACIÓN DE LOS HECHOS Y CIRCUNSTANCIAS OBJETO DE LA


ACUSACIÓN

PRIMERO.- Los hechos que sustentan la acusación fiscal, se remiten al día 26 de noviembre
de 2011, cuando los acusados se encontraban bebiendo licor en un bar ubicado en la Av.
América y es allí a donde llega la agraviada, quien previamente se había encontrado también en
el lugar y se había olvidado su celular; uno de sus conocidos, que trabajaba con ella en este bar
le invita a departir licor con un grupo de personas entre los que se encontraban los acusados,
posteriormente estos se ofrecen llevarla a su casa, la agraviada sube a una moto lineal
conjuntamente con estas dos personas; sin embargo, no la llevan a su domicilio sino que la
desvían por la Encalada, por los cañaverales, totalmente desolado, en donde le obligan a bajarse
de la motocicleta y mantienen sexo contra su voluntad amenazándola y golpeándola, las dos
personas al mismo tiempo, uno vía oral y otro vía vaginal, luego intercalan; este acto se vio
interrumpido por la llegada del personal policial, que al parecer algunos vecinos, algunos
jóvenes habían apreciado que estaban llevando a la víctima a este lugar, y se vio interrumpido;
en el acta de intervención consta que el acusado Micha Acuña, fue encontrado con el pantalón
abajo.

SEGUNDO.- Que, en razón a los hechos descritos en el considerando anterior, la representante


del Ministerio Público formula acusación contra LUIS ARTURO FRANCO VARAS y
SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA, como autores del Delito de VIOLACIÓN
SEXUAL, previsto y sancionado en el artículo 170 del Código Penal; en agravio de E.F.R.R.,.
Además, sostiene que probará los hechos referidos con las declaraciones de los peritos,
testimonial é instrumentales que han sido ofrecidas y admitidas en la Audiencia de Control de
Acusación.

PRETENSIONES PENALES Y CIVILES INTRODUCIDAS EN EL JUICIO

TERCERO.- DEL MINISTERIO PÚBLICO: Que, en mérito a lo descrito en el anterior


considerando, la representante del Ministerio Público solicitó que, al acusado LUIS ARTURO
FRANCO VARAS se le imponga QUINCE AÑOS DE PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD
EFECTIVA; asimismo al acusado SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA, se le imponga
DIECISEIS AÑOS DE PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD EFECTIVA. Así como, el pago
de CINCO MIL NUEVOS SOLES por concepto de Reparación Civil, que deberán ser
cancelados de forma solidaria a favor de la víctima.

CUARTO.- PRETENSION DE LA DEFENSA:

4.1. El Dr. Toribio Vinces, dijo: Postula la inocencia de su patrocinado, toda vez que la
señorita quien supuestamente es la agraviada, no es sino una enamorada, o fue la enamorada de
su patrocinado, se conocieron en un nigth club Rosa de Cristal, dado que la señorita trabajaba
allí, lugar en donde estuvieron tomando, esta señorita con otras personas, y paso su patrocinado
por el lugar, y como estaba en estado etílico llegaron a tener una discusión y por estos hechos
viene la incidencia ahora investigada; la defensa en su oportunidad acreditara los hechos que
forman parte de su teoría del caso; con los medios probatorios aportados por el mismo
Ministerio Publico, de que los hechos de violación sexual, no ocurrieron tal y conforme se está
señalando, porque nunca hubo la relación sexual en si, por lo tanto no habiéndose acreditado, o
no se acreditara estos hechos, no se podrá destruir la presunción de inocencia.
4.2. El Dr. Walter Medina, dijo: Postula la inocencia de su patrocinado, la defensa durante la
actuación de este juzgamiento acreditara que su patrocinado no ha cometido delito alguno.

QUINTO.-DERECHOS Y ADMISIÓN DE CARGOS: Que, de conformidad con el artículo


372° del Código Procesal Penal, el Colegiado por intermedio de la Directora de Debates,
salvaguardando el derecho de defensa de los acusados presentes, haciéndoles conocer de los
derechos fundamentales que les asiste, como del principio de no auto incriminación, se les
preguntó de manera personal, sí se consideran responsables de los hechos y de la reparación
civil según los cargos materia de la acusación fiscal. LOS ACUSADOS, LUIS ARTURO
FRANCO VARAS y SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA, respondieron que son
INOCENTES. Siendo así, se dispuso la continuación del Juicio Oral.

TRAMITE DEL PROCESO:

SEXTO.- Que, el proceso se ha desarrollado, de acuerdo a los cauces y trámites señalados en el


nuevo Código Procesal Penal, dentro de los principios Garantistas Adversariales, que informan
este nuevo sistema, habiéndose instalado la audiencia previa observancia de las prerrogativas
del artículo 371 del NCPP, se establecieron los alegatos de apertura de las partes, o teorías del
caso, se efectuaron las instrucciones del Colegiado tanto a los testigos, peritos, así como al
acusado, quien al no admitir autoría en el delito y responsabilidad en la reparación civil, se
dispuso la continuación del proceso, actuándose las pruebas admitidas a las partes en la
audiencia de control de acusación, se oralizaron los medios probatorios señalados por las partes,
la mismas que deben ser valoradas dentro del contexto que señala el artículo 393 del NCPP,
pasando el colegiado a deliberar en forma secreta.

SETIMO.- NUEVA PRUEBA

Se declaró improcedente la nueva prueba ofrecida por la representante del Ministerio Publico.

OCTAVO.- EXAMEN DEL ACUSADO

8.1. Declaración del acusado SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA, dijo: Hizo uso de su
derecho a guardar silencio.

NOVENO.- ACTUACIÓN DE MEDIOS PROBATORIOS ADMITIDOS


Dentro del debate probatorio, bajo el control de los sujetos procesales, preservando el
contradictorio, se han actuado las siguientes pruebas:

9.1. Declaración de la testigo-agraviado E.F.R.R., dijo: Tiene 19 años, en el mes de


noviembre de 2011, trabajaba en un bar, de bailarina, en la Av. América Sur, de nombre Rosas
de Cristal; estaba trabajando en el bar, en la noche, era bailarina, acompañaba, llegaban los
clientes, pedían cerveza, toman con ellos, bailaban con ellos, los acompañaban, nada más; el
día 26 de noviembre estaba trabajando hasta las 4:00 am., ya no había clientes por lo que se
echo a dormir en uno de los muebles, desde las 4:30 am., había estado tomando casi toda la
noche, no exactamente tomando, su trabajo es botar la cerveza para no tratar de emborracharse;
casi todo lo había botado, luego se echo a dormir hasta las 6:00 am., su amiga le dijo vamos a
dormir al cuarto, se fue con ella, luego se dio cuenta que se olvido su celular en el cajero,
entonces se regreso sola a recoger su celular, su amiga la espero en el cuarto; regreso a recoger
su celular, se lo dieron, en ese momento entro el mesero que le dicen “gato”; en ese mundo se
hacía conocer como “Mayra”, no daba su nombre verdadero; le dijo que vayan a su casa a lo
cual contestó que se sentía muy cansada, le insistió, le dijo que vayan junto con el vigilante que
le dicen “charapo”, no sabe cómo se llama, tampoco sabe cómo se llama el mesero; accedió
porque los conocía, confiaba en ellos, se fue, la casa quedaba cerca, al ver que quedaba cerca
tenia opción de volver a su cuarto, estaban por la perla, los tres, había tres cervezas; les dijo que
ya se iba, que estaba cansada, de sueño; llego un grupo de amigos, algo de 8 o 10; llegaron los
dos señores presentes, no los conocía; se sentía mal, al llegar ellos era la única mujer, se sintió
incomoda, por lo que dijo que ya se iba a su cuarto; uno de ellos se levanto y la siguió al baño,
le dio cocaína para que le pasara la borrachera, le paso, se volvió a sentar, se sentía un poco
tonta; a eso de las 11:30 am., le dijo que ya se iba a descansar, el “gato” le insistía en que se
quede; le dijo que su amigo Micha tenía una moto, que él lo iba a llevar, le dijo que su sobrino
Luis Franco le iba a acompañar; se subió, vio que la llevaron por otro sitio, la moto se apago,
Luis Franco la abrazo como si fuera su enamorada, le dijo “ya perdiste”, vino Micha, la
abrazaron entre los dos, le decían palabras soeces, la llevaron a una casa y preguntaron por una
tal “gorda”, unos niños que estaban afuera le dijeron que no estaba; empezó a gritar, decía que le
ayudaran, pedía auxilio; le dijeron “cállate”, Micha le empezó a pegar, la sentaron en una
vereda, le dijeron que se calme, que se calle que ya perdió, Luis Franco le dijo que se calle
“porque ya fuiste”; lo único que le quedo es quedarse callada, después vio que no tenían nada,
por eso se puso a forcejear con ellos; Luis Franco la agarraba de los pelos, Micha le golpeaba en
la cara, le pegaba a puño limpio, le reventó la boca, la arrastraron hacia los cañaverales, la gente
la miraba, nadie hacia nada, nadie la defendía, se quedo sola, entraron a los cañaverales, le
hicieron echarse, estaba con botas y Micha empezó a abusar de ella por el vientre, mientras Luis
Franco estaba por la boca. Le decían “cállate chdtm que ya fuiste”, unos señores dijeron “otra
vez”, como si no fuera la primera vez que hicieran esto; los niños estuvieron cuando la llevaron
a la casa de la señora “gorda”; le hicieron bajarse el pantalón, la echaron, le alzo las piernas, la
dijeron que se abra , él empezó a penetrarla; Luis Franco empezó a penetrarla por la boca;
después vio que Micha se satisfizo, después cambiaron de lugar; Luis Franco empezó por el
vientre y Micha por la boca; cuando dice vientre se refiere a la vagina; se quiso defender para
que no la metieran a los cañaverales, la golpearon; Micha quiso penetrarla por atrás, la
deponente les pidió que la dejaran, gritaba; Luis Franco recibió una llamada, lo único que
escucho fue “si por donde están, los tombos, ya ya ya”; Micha la levanto de los pelos y le dijo
que “si decía algo la mataba”; Luis Franco le dijo “di que soy tu enamorado”, “sino te matamos
chdtm”; de miedo corrieron, encontraron una casa, Micha se corrió por detrás de la casa, Luis
franco se metió a la casa, la jalo; por miedo a que un perro la mordiera se quedo afuera parada;
allí llegaron los policías, y los intervinieron; lo sacaron de la casa a Micha también le
intervinieron; de miedo en ese momento dijo que Luis Franco era su enamorado y que al otro no
lo conocía; la policía le pregunto qué paso y ella dijo que habían tenido problemas de
enamorados; luego fueron a la comisaria, estaba lastimada, la metieron a un cuarto de la
Comisaria de Buenos Aires, llamo a su amiga de cuarto; le conto que le había pasado; le llamo
el “gato” y su amiga se hizo pasar por ella, le dijo “Mayra retráctate, ellos son maleantes, han
venido a amenazarme a mi casa, además nosotros tenemos un conocido en esa Comisaria”, una
policía mujer le dijo dile que diga el nombre, y él no soltaba el nombre; le ofrecieron plata para
que se retracte, empezaron las amenazas, tiene grabaciones, donde ellos le ofrecen plata, ella no
hace servicios, la hermana de Micha fue a decirle a su mama que hacia servicio, su mama no
sabía que trabajaba en el bar, le dijo a su mama que ella era una prostituta, de que se afecta si se
dedica a eso; su mama se puso a llorar, le explico a su mamá que era bailarina, solo
acompañante; le llamo al “gato”, este le dijo que quería que declare a favor de Luis Franco; el
otro su familia es del camal de la esperanza, maleantes; lo llamaron a su hermano, un tal
Humberto le ofrece 3000. 00 Soles, le dijo que se retracte, que por favor le ayude con el tema de
Luis Franco, que lo saque, que diga que es su enamorado, su hermano dijo que con plata no se
soluciona las cosas, y le ofreció más; tiene las grabaciones de las amenazas; esas grabaciones
son del mismo día, en la tarde; no le dijo a la fiscal que tenia esas grabaciones; no le dijo porque
empezaron a llamarla, su familia no sabía que trabajaban allí, su temía que le pase algo, le
llamaban abogados, el decían que el iban a pagar 10 000. 00 Soles; delante de su mama y su
papa rompió su chip, ya no la volvieron a llamar, luego se apareció el abogado de los dos, el Dr.
Wilder Bocanegra; la mamá de Micha fue a buscarla, fue a su casa, le rogo a su papa, le suplico,
inclusive se arrodilló, le dijo que piense en su hijo, que la mujer de Micha estaba embarazada;
su papa le dijo que pensara en el futuro de su hija, y como es cristiano le dijo que la deponente
se iba a retractar, que no se preocupe, no recuerda como se llama la mama de Micha, le dijo que
les iba a apoyar, la señora estaba llorando; le conto a su amiga Lorena, así la llamaban en ese
mundo, no sabe cuál es el nombre del “gato”, simplemente lo conocía por ese apodo, era el
mesero.
Al Dr. Toribio, dijo: Muchas veces la citaban a otros lugares pero nunca iba; cuando vio que se
alejaron les reclamo, les dijo que por ahí no era su cuarto, el gato les explico donde queda; le
dijeron vamos por acá, más cerca, pero al ver que no era por allí les dijo que por ahí no era su
cuarto, y justo se apago la moto; los niños estaban más o menos a unos 10 metros de distancia
de los cañaverales, ellos no vieron porque la llevaron al medio de los cañaverales; el piso era de
barro, le sacaron parte del pantalón, estaba con botas, su ropa interior la bajaron hasta las
rodillas; Micha tuvo relaciones por la vagina y Franco por la boca, Micha, dijo hay por fin
satisfecho, no se dio cuenta si eyaculo, a Micha solo lo veía de reojo, porque Franco la estaba
penetrando por la boca; el intercambio fue inmediatamente; Luis Franco recibió una llamada, se
subió el pantalón, la agarraron de los pelos, la arrastraron y le dijeron que tenía que decir; si se
llego a embarrar el pantalón al echarse; no ha sido enamorada de Luis Franco, no lo conocía;
nunca lo ha visto en el bar, la primera vez que lo ha visto ha sido el día de la reunión.
Al Dr. Medina, dijo: No tiene preguntas.
Juez: señala que se deje constancias que la agraviada ha estado alterada y a sollozado durante
su interrogatorio.

9.2. Declaración del perito Dr. ROGER JUAN VERA GUTIERREZ, dijo: Se le pone a la
vista el reconocimiento médico, es conforme, se ratifica; sus conclusiones son: Lesiones
traumáticas externas recientes de origen contuso, himen complaciente, ano sin signos de actos
contranatura; en noviembre de 2011 laborada en el instituto de medicina legal, es médico
legista; en noviembre de 2011 evaluó a Erika Fiorella Rodríguez Ramírez; le refirió como data
que el día 27 de noviembre a las 11:00 aproximadamente, dos personales la llevaron a un lugar
desconocido y la violaron, ambos, por vía oral y vaginal, y luego la llevaron a su casa, las
personas que le habían ultrajado fueron detenidos. Al momento que la evaluó encontró 2
equimosis violáceas, de 4x3 cm., en la región parpebral de ojo derecho y de 2.5x2.0 cm., en el
labio superior izquierdo; también se encontró una tumefacción de 3x2 cm., en el tabique nasal, y
nada más; se le prescribió, uno de atención facultativa y de incapacidad médico legal 4;
presentaba himen complaciente, se caracteriza por ser un himen cuyos bordes son engrosados y
cuando hay relaciones se estira, es un himen elástico, por lo tanto no sufre desgarros; en este
caso se observa que el himen presenta bordes edematosos y con eritema, que significa que ha
habido un nivel de injuria, en are himeneal dice, a las 3, a las 7 y a las 11 del horario del reloj; si
hay signos de relaciones; podrían ser producto de violencia, podría ser por otros factores
también.
Al Dr. Toribio, dijo: Utiliza el método de evaluación, el científico, la primera etapa es donde
pide información relevante al peritado, que le narre como han sucedido los hechos, para que se
vayan ubicando; eso está en la etapa de la data, la anamnesis; luego está el examen físico, se
divide en tres partes, la región extragenital, paragenital y genital; la región extragenital se
considera todo el cuerpo, la paragenital la que está alrededor de los genitales y la genital misma
que tiene que ver con labios menores, labios mayores, himen y conducto vaginal; en esas tres
etapas del examen físico buscan lesiones que tengan relevancia y las describen en el informe;
solo ha encontrado lesiones en la cara, no ha encontrado en otras zonas, por eso no ha
consignado; en la región paragenital no ha encontrado alguna clase de lesión y en la evaluación
genital ha llegado a encontrar un eritema y dos equimosis; un eritema es cuando la piel esta
enrojecida y ligeramente hinchado, nada más; puede ser por una infección o escaldadura, pero
la escaldadura se hace en la zona de pliegues; la irritación siempre responde a una injuria,
solamente a una injuria directa o indirecta; la injuria externa puede ser física, química o con
otros elementos; la menstruación no juega ese rol; su ultima fecha de menstruación había sido el
26 de noviembre, no había rasgos de sangre; en el ultimo día de menstruación ya no encuentran
rasgos de sangre; en vida sexual activa es posible que aparezca estos eritemas, no refirió su
ultima relación, pero si su primera; vida sexual activa es cuando tiene relaciones con frecuencia;
una equimosis va cambiando de color; en los genitales solo consigno equimosis, no consigno el
color; para complementar deben hacer un examen biológico, toman una muestra de hisopado del
fondo vaginal, para buscar evidencias del semen; ese examen espermatológico dirá si hubo o no
relaciones sexuales; la evaluada no le dijo si usaron protección; si se tomo la muestra del
hisopado.
Al Dr. Medina, dijo: No tiene preguntas.
A la fiscal, dijo: Respecto de las equimosis en la zona genital, refiere que está asociada a un
eritema lo cual quiere decir que son recientes. En el proceso de la relación sexual, incluso desde
la primera parte de la penetración, el órgano va emitiendo en pequeñas cantidades porque es una
especia de lubricante, si hay posibilidades de encontrar espermatozoides, incluso haciendo el
coito interrupto, si es posible encontrar; si es que es sin protección es posible.

9.3. Declaración del PNP EDUARDO TOMAS FIGUEROA CASTILLO, dijo: En


noviembre del año 2011, laboraba en el departamento de patrullaje motorizado centro; era
operador de la móvil KG-02; antes de noviembre de 2011 no conocía a Erika Rodríguez,
tampoco conocía a Segundo Lázaro Micha Acuña y Luis Arturo Franco Varas; el día 27 de
noviembre de 2011, a eso de las 12:30 del día, recibió una llamada de la central 105, de que se
estaba produciendo una violación, ellos los trasladan al sector San Luis de la Encalada; estaban
escuchando gritar a una señorita y posiblemente estaba siendo violada, entonces
inmediatamente concurrieron con el patrullero al sector San Luis, encontraron a una chica en
compañía de dos personas, la chica llorando totalmente, su ropa estaba con barro, toda sucia,
llorando que la habían violado; llegaron y uno de los señores corrió a una de las casas, ubicada a
50 metros del lugar, y uno de ellos es capturado por el deponente; llego personal del Serenazgo
que le ayudo a capturar al otro señor que estaba en una de las casas; la chicha lloraba y decía
que la habían violado, su ropa estaba con barro, estaba desarreglada, con moretones en la cara,
parecía que le habían jalado los pelos, estaba jaloneada la ropa; estaba vestida; el lugar era
desolado, era chacra, sembrío de plantaciones de maíz, de caña, no hay personas; a unos 50
metros habrán unas 4 viviendas, no hay mas, no es habitable, no hay circulación de personas;
encontraron una moto, a una distancia de 100 metros, una moto negra; la chica solamente le dijo
que la habían violado, que la habían llevado a ese lugar; estaba deprimida, llorando; el
deponente señala que intervino al más gordito, el no se corrió, se quedo en el lugar, de 35 años
más o menos; se deja constancias que el deponente identifica durante la audiencia a Segundo
Lázaro Micha Acuña, como el sujeto a quien interviene, estaba con la ropa suelta y el pantalón a
la altura de las piernas; personal de Serenazgo le apoyo para la captura de la otra persona;
posteriormente le ayudo a trasladar a los intervenidos a la Comisaria de Buenos Aires; fueron
unas 6 personas más.
Al Dr. Toribio, dijo: Estaba gritando la señorita, llegaron porque estaba gritando, al ver a la
policía uno de ellos corre y el otro se queda allí parado; solo uno estaba con el pantalón abajo, el
resto estaban vestidos; uno de ellos corrió; la chica estaba con la ropa sucia y jaloneada; el
pantalón estaba lleno de barro, no recuerda que partes; la blusa estaba jaloneada y también
estaba con barro; no recuerda si llevaba zapatillas; no le ha tomado fotos del estado en que se
encontraba, eso le compete al área de investigaciones, ellos le han tomado foto; cree que estaba
con algo de rojo y azul; no labora en la Comisaria solo en el escuadrón, el pone a disposición; se
le pone a la vista las fotografías, no la recuerda.
Al Dr. Medina, dijo: No tiene preguntas.

9.4. Declaración del testigo PNP FELIPE SANTIAGO MORAN MELENDEZ; dijo: En
noviembre de 2011 laboraba en el escuadrón de emergencia centro; era conductor de la móvil
KG 02; es el conductor del vehículo, está atento a cualquier llamada de emergencia, es la
primera unidad que interviene; realizan entre 20 o 30 intervenciones a la semana; antes de
noviembre de 2011 no conocía a Erika Rodríguez, tampoco conocía a Segundo Lázaro Micha
Acuña y Luis Arturo Franco Varas; el día 27 de noviembre de 2011, recibe una llamada de la
central 105, al medio día, que se dirigieran por el sector la Encalada, que habían llamado por
teléfono diciendo que estaban violando a una chica, que estaba siendo arrastrada por las cañas;
conoce la jurisdicción porque es su zona de patrullaje, se han dirigido inmediatamente al lugar
de los hechos, al llegar encontraron una moto estacionada en un descampado, empezaron a
buscar por las cañas y les señalaron hacia donde, fueron en el patrullero, llego Serenazgo
también y se interviene a un joven que estaba con una chica, otro corre; el deponente se encarga
de jalar a la chica al patrullero, su compañero se queda con un detenido, lo reduce y van en
búsqueda de la otra persona; el deponente atendió a la chica porque estaba en una crisis nerviosa
totalmente incontrolable, llorosa, estaba con su ropa con barro, sucia, tenia lesiones, maldecía
por lo que le habían hecho; decía “malditos se han vaciado en mi boca”; ella hizo una llamada
telefónica y empieza a increparle a un tal “gato”, que porque la ha puesto de bandeja, la ha
centrado; pero se corto la comunicación; al ingresar por el callejo desolado divisaron una moto;
entre ese lugar y los cañaverales habrá unos 30 metros, buscaron y les indican por donde eran,
hay una especia de descampado y al frente hay unas casas, allí estaba uno de los fulanos por
correrse, se puso a buscar a la chica, reducen a uno y otro se metió a una casa; el deponente mas
se avoco a la chica, el suelo es de tierra, es chacra; se le pone a la vista la foto, indica donde
estaba estacionada la moto, indica por donde fueron, unos niños le señalaron le dijeron “por
allá”, indica por donde han ingresado; indica la casa que está al frente del descampado, en una
de esas casas se metió el muchacho que fue intervenido con ayuda del Serenazgo; su compañero
es el que interviene, en la comisaria se le hizo el registro personal, el deponente hizo las actas;
se le pone a la vista la fotografías, reconoce a la chica; para el traslado llego la móvil 7005 y
para trasladar la moto ayudo Serenazgo; el traslado a la chica a la Comisaria; si realizo el
registro personal, a los dos, les encontró sus celulares, unas pastillas, un preservativo, eran
pastillas alprazolan; se le pone a la vista el acta de registro personal; es de Franco Varas; se le
encontró seis pastillas alprazolan, dos pastillas hepabionta, un celular, un cargador y un
preservativo; se le pone a la vista el acta de registro personal del señor Micha, se le encontró un
celular, dos llaves de moto y un preservativo;
Al Dr. Toribio, dijo: Desde la intervención a la Comisaria demoran 20 minutos, el acta de
registro personal se levanto en la Comisaria, siempre se hace así; la chica estaba vestía con un
pantalón jean, le dieron ropa para que se cambie, le dieron una chompita, no recuerda quien era;
el pantalón era el mismo; se le pone a la vista una fotografía, hay un lapso de tiempo entre la
intervención y la ida a la Comisaria, en la foto el pantalón aparece limpio pero los zapatos con
barro, la chica se lo limpio, en el momento de la intervención estaba sucio; se le pone a la vista
otra fotografía, no se ven manchas de barro.
Al Dr. Medina, dijo: No tiene preguntas.

9.5. Declaración de la perito SUZANNE BONILLA VALERA; dijo: Se le pone a la vista la


pericia psicológica, se ratifica en la misma, ha sido practicada a Ramírez Rodríguez Erika
Fiorella; el informe pericial no fue concluido puesto que la evaluad ano regreso a la última
sesión; no se puede arribar a conclusiones diagnosticas. Si evaluó a Ramírez Rodríguez Erika
Fiorella, asistió a las dos primeras sesiones; le narró un relato bastante extenso acerca de una
violación sexual de la cual había sido víctima; no puede arribar a ninguna conclusión
diagnostica puesto que no se concluyo con las tres sesiones mínimas de evaluación psicológica,
puede referirse a lo que observo en ese momento, pero no figura en el protocolo; dada la
extensión de su relato y de las circunstancias que detallaba se considero una sesión mas de
entrevista, se mostraba bastante ansiosa, asustada, refirió haber recibido amenazas.
Al Dr. Toribio, dijo: Si recuerda las características de la evaluada, una joven a estatura
promedio, tez trigueña, no podría recordar con exactitud más detalles.
Al Dr. Medina, dijo: No tiene preguntas.

9.6. Declaración de la perito ANDREA ARRUNATEGUI CHÁVEZ; dijo: Se le pone a la


vista la pericia de folios 28, practicada a Franco Varas Luis Arturo; el numero es 004475-2012;
las conclusiones son: rasgos de personalidad pasivo agresivo, psicosexualmente inmaduro, con
dificultades en el control de sus impulsos. Una persona de personalidad pasivo agresivo se
caracterizan porque suele doblegarse de manera pasiva ante los demás, pueden incurrir en
acciones hostiles o agresivas, tienen manifestación de sentimiento de desamparo, pasividad, así
como también explosiones de tipo reactivas, de tipos hostiles, resistencia a las demandas de una
actividad adecuada, resistencia traducida en obstinación, tercos, presentando así incapacidad
para experimentar afectos bien diferenciados, propensos a reacciones disforicas, con frecuentes
problemas somáticos, canalizando de esta manera su ansiedad y su tensión; esta persona no es
influenciable, sino que sus propias características personales de ser pasivo agresivo, hace que
aunado a la imposibilidad de control de sus impulsos, sean propensos a tener por ejemplo
acciones de violencia; cuando se hace referencia a que es psicosexualmente inmaduro se refiere
tácitamente a que esta persona de acuerdo a su edad cronológica no es coherente, es decir
psicosexualmente inmaduro porque representa inmadurez en dicha área lo que no va a cotejado
con lo que representa físicamente o cronológicamente; el mismo hechos de ser una persona
pasiva-agresiva y teniendo inmadurez psicosexual es que tiene dificultades para poder controlar
sus impulsos y pueda incurrir en acciones hostiles, de violencia, de cometer algún ilícito, si hay
una relación directa.
Al Dr. Toribio, dijo: La primera cita fue el 11 de abril, en el centro penitenciario, y la segunda
cita fue el 07 del 05; casi al mes; no influye en sus resultados; la personalidad no es cambiante,
la personalidad se adquiere ciertos patrones y se van consolidando, de acuerdo a como se va
avanzando en edad cronológica; la personalidad es tacita, se caracteriza por tal o cual rasgos de
personalidad, no va a cambiar en un mes la personalidad; el ambiente no cambia la
personalidad; la personalidad no va a cambiar, lo que genera cambio es la conducta, que es otra
cosa; el ambiente, el centro penitenciario no va a hacer que cambie su personalidad, esta ya está
determinada. Arribo a los resultados con la entrevista psicológica, con la información familiar,
las pruebas propias para realizar el protocolo; la prueba psicológica se encuentra en el instituto
de medicina legal; no recuerda el relato, pero del protocolo puede advertir que el acusado seño:
“Yo estoy aquí en el penal porque me acusa una ex de nombre fulanita, de 18 años de edad, yo
la conocí en el lugar parecido a un nigth club, la conocí hace un mes y medio, pero de vista,
trabajaba como dama de compañía, no era prostituta, te acompaña, te escucha tus problemas y la
pasas bien, tomando licor, todo sucedió un día domingo, yo me iba a arreglar la batería de mi
celular y al salir de mi casa encontré a unos amigos que me llevaron a la Perla en donde viven
unos primos y allí fue que encontré a fulanita, estaba tomando cerveza con otro chico pero yo ya
la conocía a ella, me dijeron para sentarme y tomar con ellos, ella se quedo mirándome, yo tenía
unas marcas en mi cuello que me hizo mi mujer, eran chupetes, y fulanita al ver se puso
histérica y habíamos tenido algo con ella peor no era nada serio, tuvimos solo sexo, y me hizo
problemas y fue a mi casa de mi mama, y en el camino me hizo problemas, nos fuimos
discutiendo por el callejón de la Perla, camino a la Encalada, estábamos discutiendo con fulana
y paso un patrullero de Buenos Aires y pregunto qué pasaba, le dijo que estaban discutiendo y al
ver que no hubo ningún problema seguimos caminando, llegando hasta la casa de un amigo y
discutimos de manos, ella se me abalanzó a mi cara a querer arañarme y por defenderme la
golpee en la boca y ella me insultaba, me decía perro, maldito, basura, cochinada, vas a ver que
te vas a fregar, y uno de los vecinos llamo a Serenazgo, y al llegar golpee y entre a la casa de mi
amigo y ella se quedo afuera y entro a sacar agua, entro Serenazgo a la casa y empezó a
golpearme y ella dijo que yo la había intentado violar, y mas allá encontraron a otro chico que
esta en este proceso conmigo, que se llama Segundo y fulana decía que yo la había violado, y al
chico lo buscaban por otro caso, y luego nos llevo la policía, salimos del callejón”. El relato está
escrito tal cual hace la emisión el imputado; si hubiere habido alguna actitud solloza, estuviera
consignado en el protocolo, en el relato no hay ningún tipo de conducta de desanimo, de
tristeza.
Al Dr. Medina, dijo: la violencia sexual también esta inmersa.
Al Dr. Toribio, dijo: Consigna lo que ve, si pudo ver que estuvo sollozando.

9.7. Declaración de la testigo RAMOS RAMIREZ ANA MARIA; dijo: Si conoce a Luis
Arturo Franco Varas, lo conoce de niño, el vive por el ovalo la marina; él vive del grifo delfín,
siguiendo la panamericana sur, por la altura de Texas, frente a un terminar Erick el rojo; él vive
con su papá, con sus abuelos, no viva con la mamá, ella vivía en la Encalada; hay un callejo que
se llama la Encalada, este va de frente y choca en la Av. Fátima; en el callejos de la Encalada es
tierra, hay casas para ambos lados, a veces siembran maíz, ahora ya no hay mucho terreno
sembrado, ahora es transitable; ese es el camino que se va a la Encalada, el joven se iba por allí;
si conoce a Erika Fiorella Rodríguez Ramírez; muchas veces los ha visto a los dos en la esquina
de su casa, siempre conversando, juntos; inclusive la señorita vivía en la segunda cuadra de su
casa; tiene un pequeño restaurant y en dos oportunidades los ha visto, organizo actividades,
ellos fueron a su local; conoce el nigth club rosa de cristal, lo conoce porque su casa queda por
allí, por allí transita siempre, el señor Luis Franco siempre paraba por allí, lo ha visto con la
señorita; hay un restaurant que se llama anaconda, ya no hay, pero siempre ha habido sitios de
nigth club, en ese esquina no funciona nada, pero hay donde sentarse, allí se sientan parejas; allí
los ha visto a los dos conversando.
A la fiscal, dijo: No tiene vinculo afectivo con el señor, si es su amigo, porque él le hacia los
trabajos, si se le malograba los artefactos él le arreglaba, el llegaba a su domicilio cada
oportunidad que había cosas para arreglar; el siempre hacia esos trabajitos de reparación, a
cualquier persona; una vez los ha visto sentados cogidos de la mano, lo estaba buscando para
que le haga un trabajo y él le dijo que estaban; ella es delgada, trigueña, de pelo onduladito; si la
conoce; ha venido porque es de la Perla, los vecinos se conocen, al suceder este problema le
dijeron que apoye.

DECIMO.- EXAMEN DEL ACUSADO

10.1. Declaración del acusado LUIS ARTURO FRANCO VARAS, dijo: Tiene 25 años, es
mecánico; también arregla electrodomésticos, cosas caseras; domicilio en la Av. La Marina,
entre el ovalo Grau y el ovalo la marina, vive con su papa y sus abuelos, su difunta madre vive
en la Encalada, casi por la Av. Fátima con la carretera industrial; si conoce el nigth club rosa de
cristal, queda en le Av. América al frente del colegio politécnico, si conoce a Erika Fiorella
Rodríguez Ramírez, la conoció en el nigth club rosas de cristal; ahorita seria casi hace un año,
tenía una relación de pareja pero no era nada serio; iba a verla, salían; tenía su señora, su
conviviente; el día 27 de noviembre salió temprano de si casa, fueron a verlo unos amigos y les
dijo que el acompañaran para que arregle un celular que estaba malogrado, y se fue a la espalda
de su casa, en donde hay un sitio que se llama la villa coca, pasaje San Luis, tiene un familiar,
un primo, al costado tiene un restaurante su tía, la casa es una casona, cuando estaba subiendo,
pudo divisar que en el bar esta Erika, con un grupo de pe4sonas, para no verla trato de no pasar
por allí, pero cuando ella lo vio fue corriendo y le dijo ven vamos a tomar, el deponente le dijo
que no que tenía que salir, como lo vio con unas marcas en el cuello le empezó a decir palabras
soeces “con que mujer estarás”, “porque me rechazas ahora”, empezó a caminar y ella le seguía,
le decían que hablen, el deponente manifiesta que no le hacía caso, ella estaba mareada, se caía;
llegaron a un sitio, se tiro al suelo y empezó a llorar, le dijo que era malo, “que porque le hace
eso”; a lo cual el deponente le reprocho; se fueron de manos; justo hay un camino que sale por
la carretera industrial, estaba saliendo para irse para la carretera industrial, quería irse por esa
carretera para llegar a la encalada, y así ella iba a su tras, de lejos diviso una camioneta blanca,
como estaba alterado, saco una pastilla de nombre alprazolan, entro a tomar un vaso de agua a
la casa de un amigo, cuando estaba por salir entraron agentes del Serenazgo y le empezaron a
golpear, le querían sacar la ropa, le taparon la cabeza con el polo, lo subieron a la camioneta,
mas allá había un patrullero, lo subieron y lo golpearon, luego lo llevaron a la comisaria de
buenos aires; luego los llevaron a los dos (al señor que está allí), a un medico quien con un
hisopo le tomo muestras de semen, sangre, orina, y soplar en un tubito; le dijo que las pruebas
las iban a mandar a Lima; sabe que el resultado de las muestras fue negativa; no había tenido
relaciones sexuales con la chica, no había tomado; cuando se fueron de manos, ella lo golpeaba
y el la cacheteo; ella le quería rasguñar la cara.
A la fiscal, dijo: se le pone a la vista su declaración primigenia prestada ante la fiscalía,
reconoce la firma como suya, es de fecha 27 de noviembre; declaro ante un fiscal varón; si
conto lo que aconteció, no sabe si lo han escrito o no, el no leyó lo que firmo; fue intervenido en
la casa de un amigo, se llama Lucho; se da lectura a la pregunta N° 5, dice, a la hora que a mí
me encuentran, me encuentran solo, sin ninguna motocicleta en la casa de mi tío; respecto a esta
contradicción manifiesta que el fiscal habrá escrito mal, cuando se refirió a un tío, hizo uso de
una jerga no para referirse a un familiar; la relación sentimental que tuvo con ella fue como si
fuera de un cliente a una dama de compañía, hasta eso llegaba; no sabe su fecha de nacimiento,
ni el nombre de sus padres.

DECIMO PRIMERO.- ORALIZACION DE LOS MEDIOS DE PRUEBA

11.1. Por la Fiscalía

 Acta de intervención policial de fojas 17, de fecha 27 de noviembre de 2011, a horas


12:20, se ha elaborado esta acta, se da cuenta de las unidades móviles KG-9902 y PC-
705, fueron trasladados al sector San Luis, la Encalada, por la central 105, encontrando
que dos sujetos se encontraban violando a una chica entre los cañaverales de dicho
lugar, se presentaron inmediatamente al lugar encontrando a la chica, la misma que
pedía auxilio, logrando intervenir a dos sujetos que se encontraban con los pantalones
abajo, queriendo darse a la fuga, manifestando la chica, identificada como Erika
Fiorella Ramírez Rodríguez, refiere que el día que se encontraba en el centro de
diversión el trébol, sito en la Av. América Sur, sin cuadra, en compañía de los sujetos
Luis Franco Varas y Segundo Micha Acuña, que los dos sujetos ofrecieron llevarla a su
domicilio en un motocicleta lineal color negra, llevándola a un lugar dando rienda
suelta a sus instintos violándola sexualmente, la agraviada se encuentra con su ropa de
barro y jaloneada, además también golpeada por los sujetos antes mencionados. Con
esta acta se corrobora la participación de los imputados y el hecho delictivo del cual fue
víctima la agraviada
 El acta de constatación realizada el mismo 27 de noviembre de 2011, a las 22:00 H.,
por parte del representante del Ministerio Publico, el fiscal Cesar Cumpa Flores, quien
se apersona al domicilio donde fue intervenido una de las personas y se entrevista con el
dueño de dicha vivienda, el señor Orlando Plasencia Álvarez, quien se identifico con el
DNI 17831163, quien manifestó que no conoce al intervenido, el mismo que había sido
sacado de su domicilio el mismo día a las 12:30; asimismo, se le pregunta por lucho y
responde que no conoce a esta persona; con esto se acredita que el imputado, quien
refiere que esa vivienda era de su familiar, de su tío, no es así, porque el propietario
indica que no lo conoce ni tampoco conoce a la persona con nombre Lucho.
 Dictamen pericial químico toxicológico 1579-2011, que se le practico a los imputados,
encontrándose al señor Micha Acuña Segundo Lázaro con 0,69 grs., de alcohol por litro
de sangre, lo que corrobora lo que la agraviada refirió, esto es que el señor estaba
bebiendo en el lugar donde ella regresó recoger su celular;
 Dictamen pericial 1580-2011, emitido con fecha 29 de noviembre de 2011, por la
dirección de criminalística, donde la agraviada fue analizada y se encontró que
encontraba alcohol en 0.72 grs. de sangre, lo que corrobora que ella también estaba
consumiendo bebidas alcohólicas
 Oficio 8676, de fecha 28 de noviembre de 2011, emitido por el jefe de registro de
condenas, donde se indica que el señor Micha Acuña Segundo Lázaro registro
antecedentes, por delito de robo agravado, con fecha 03 de agosto del año 2006. Para
acreditar la calidad personal de mencionado imputado.
 Oficio 5208 perteneciente a Micha Acuña Segundo Lázaro, emitido por el director del
INPE-Trujillo, donde se indica que presenta antecedentes judiciales, y anexa una hoja,
donde hay ingreso el año 2004, por delito de robo agravado, sale posteriormente, pero
vuelve a ingresar nuevamente en el año 2006. Para acreditar las condiciones personales
del mencionado imputado.

Observaciones del Dr. Toribio: respecto al acta de intervención, ella ya ha sido


actuada con la declaración de los policías, respecto al acta de constatación, el ministerio
publico no ha señalado a quien se ha entrevistado, y este es el señor Orlando, a fin de
señalar que esta persona es el mismo que mi patrocinado a dado en su declaración. Con
respecto al dictamen pericial químico toxicológico, se señala que respecto a su
patrocinado Luis Franco Varas, tiene resultado para cocaína, negativo, y para alcohol
0.0 grs., por lo que no había consumido alcohol.
Observación de Dr. Medina: en el acta de intervención policial, su patrocinado no ha
suscrito dicha acta; respecto al dosaje etílico, el señor Luis Franco Varas no se
encontraba en estado etílico, contrario a lo que refirió la agraviada.

11.2. Por la Fiscalía

 Resultado de la prueba biológica o de ADNM, 2011-1000, oficiado por la SFPPC con el


oficio 2178-2011, en la cual se concluye que conforme refiere este informe expedido
por el instituto de medicina legal del Ministerio Publico, laboratorio de ADN, Carlos
Felipe Olchece, así como también por el biólogo Nelson Rivera Fernández señala que el
cromosoma sexual y3, del individuo registrado con el código de laboratorio de ADN,
2011-1000, Franco Varas Luis Arturo queda excluido de la presunta relación homologa
con el cromosoma y3 obtenido de la muestra registrada con código de ADN 2011-100
LAHB, lamina de hisopado vaginal, respecto de la supuesta agraviada, por lo que se
concluye, que luego de la evaluación esta es la conclusión del departamento de
medicina legal, que no se ha encontrado muestra de espermatozoides en la vagina de la
supuesta agraviada
 Informe de medicina forense, elaborado por Susan JOi Obeso Marroquín, departamento
de biología forense, donde señala que, el día 27 de noviembre de 2011, día en que
supuestamente sucedieron los hechos, se hizo la toma de las muestras para examen
espermatológico, donde se toma la muestra del contenido vaginal de Erika Ramírez
Rodríguez, donde concluye que al observar dicho contenido no se encuentra
espermatozoides y también, en el punto de estado de hechos se señala que la presunta
agraviada peritada se encuentra menstruando, es decir, ha encontrado este perito, al
momento de evaluar, rastros de sangre, pero de menstruación. Lo que quiere decir que
esta persona, se ha encontrado en días de menstruación y que no se ha encontrado
rastros de semen.
Observación de Dr. Medina: Su defendido queda excluido de la relación homologa
practicada a la agraviada, de esta forma, se demuestra que no hay restos de
espermatozoide por lo tanto su defendido no ha perpetrado dicho ilícito.
La Fiscal dijo: en cuanto a la prueba de biología forense, quería resaltar el hecho de la
hora, el hecho ha sido aproximadamente a las 11:00 am. , y la toma de la muestra ha
sido a las 17: 30, 6 horas y medias después, y el hecho de que la agraviada estaba
menstruando, eso evidentemente influye en que no haya quedado espermatozoides, no
siempre queda espermatozoides por tener relaciones, y si en caso quede algún fluido el
mismo ha sido expulsado por la menstruación que presentaba la agraviada. La peritada
se encuentra menstruando y las horas, fecha de incidente 11:00 am., y la hora de toma
de muestras 17:30, esto es, seis horas y medias.

ALEGATOS FINALES O DE CLAUSURA

DECIMO SEGUNDO.- DEL SEÑOR FISCAL: el Ministerio Publico considera que ha


quedado acreditado la comisión del delito, este delito previsto en el articulo 170 inciso 1° del
C.P. donde dice “ el que con violencia o grave amenaza obliga a una persona a tener acceso
carnal por vía vaginal, anal o bucal, o a realizar otros actos análogos será reprimido con pena
privativa de la libertad, en este caso con la agravante, si la violación se realiza a mano armada o
por dos o más sujetos, como se ha dado en este caso. Para acreditar este hecho delictivo hemos
tenido en juicio a la agraviada, una prueba privilegiada, que a pesar de las amenazas, pudo
concurrir y ha sido muy coherente, muy explícita, ha indicado la forma, desde un inicio, como
fue llevada por los imputados, contra su voluntad, hacia este lugar desolado, alejado, donde
habían plantaciones de maíz, frutales, entre otros, lugar propicio para la comisión delictiva,
donde finalmente fue víctima de violación sexual y ha indicado a los autores de este hecho
delictivo, precisamente a los imputados, y a indicado incluso como es que esta persona
intercambian roles, ya que fue violada tanto vía vaginal como bucal, eso ha indicado la
agraviada al rendir su manifestación, y refiere también que ante la resistencia que puso fue
golpeada en el rostro, y esto se advierte y se corrobora con el certificado médico legal, donde se
evidencian las lesione recientes, dado que fue evaluada el mismo día de los hechos. Se
evidencia la violencia contra la agraviada en virtud a las fotografías que fueron introducidas en
este juicio, donde se aprecia a la agraviada con la ropa y las botas llenas de barro, precisamente
ello corrobora su versión del lugar donde fue violada y la forma como fue arrastrada; el lugar
donde fue llevada es uno de tierra; esto también es corroborado por la evaluación médico legal,
contenida en el certificado médico legal 13096 CLS, donde se evidencia la violencia ejercida
contra la agraviada, e incluso el medio llego a prescribirle un día de atención facultativa por
cuatro días de incapacidad médico legal, pero algo más importante que esto es la evidencia de la
violencia sexual, y no obstante la agraviada al tener un himen complaciente, donde muchas
veces no se encuentra evidencia de violación, acá si tenía los bordes edematosos y con eritema,
en área de pared himeneal, a las 3, 7 y 11 según el sentido del reloj; además equimosis 3.0x1.0
cms. y 2x01 cms. En labios menores, estos son indicios de violencia sexual, es determinante en
un delito de violación sexual en este caos se ha podido establecer esa violencia a través de este
examen médico legal. Otro punto importante es la intervención de los imputados, que fue en
flagrancia delictiva, en el momento que estaban realizando la violación sexual y alertada la
policía por moradores del lugar, quienes llamaron al 105, se constituyen los policías nacionales
Eduardo Tomas Figueroa Castillo y Felipe Santiago Moran Meléndez, y capturan a los
acusados; el señor Micha Acuña refiere, se encontraba con el pantalón abajo, y el señor Luis
Franco intento huir, ingresando a una vivienda que estaba a unos metros del lugar, donde fue
finalmente intervenido, él refirió que era la casa de un familiar, no obstante con la diligencia de
verificación que fue realizada el mismo día por el fiscal Cesar Cumpa, se determino que esta
vivienda era de propiedad del señor Orlando Plasencia Álvarez, el mismo que señalo no conocer
al imputado Luis Franco Varas, y que también en ese lugar no había ninguna persona de nombre
lucho, ya que el imputado trato de esbozar la teoría que allí vivía su tío Lucho. También es muy
importante la intervención de los efectivos policiales la declaraciones muy coherente, incluso
manifestaron como encuentran a la agraviada nerviosa, queriendo vomitar; toda embarrada, con
barro, refieren también que a pocos metros del lugar, se encontraba una moto que es del
imputado Micha Acuña, y se ha introducido el acta de registro personal que se le realiza a dicho
imputado, donde se aprecia que se deja constancia que se le encontró una llave de moto, esto
corrobora la versión de la agraviada, de que la llevaron al lugar en una moto, donde la violaron
sexualmente; también se ha actuado en juicio una testimonial de la señora Ana María Ramos
Ramírez, testigo de descargo del imputado franco Varas, la misma que manifestó que entre la
agraviada y el imputado Franco Varas había existido una relación sentimental, versión que debe
tomarse con mucha reserva, es carente de credibilidad, por cuanto la señora refiere que conoce
al imputado desde pequeño y que le realiza frecuentemente trabajos en su domicilio, y además
refirió que vino a juicio para apoya al imputado; cuando se le pregunta cómo era la agraviada,
dijo que era una joven flaquita, pero hemos podido ver a la agraviada y hemos constatado en las
fotografías, que no es flaquita, que es llenita un tanto gordita, es dudosa la versión de la testigo.
También es importante, tener en cuenta la pericia psicológica de la agraviada, quien si bien no
culmina las sesiones dada por la psicóloga, fue a causa de amenazas que recibió y eso ha sido
detallado en la pericia, y es mas cuando la perito viene, dijo que en las primeras sesiones ella se
mostraba bastante ansiosa y deprimida, eso se debe tomar en cuenta, y el hecho porque la
agraviada no culmino su valuación yes por la amenaza que ella sufrió. También debe tenerse en
cuenta la pericia psicológica practicada a Franco Varas, 4475-2011 PSC, donde se concluyo que
presentaba rasgos de personalidad pasivo agresiva, psicosexualmente inmaduro, con dificultades
de control en sus impulsos y la perito nos refirió enjuicio que estas personas son propensas a
reacciones hostiles, y propensos también a acciones de violencia, incluso a cometer ilícitos,
como en este caso se ha dado. También debe tenerse en cuenta el oficio 8676-2011, remitido por
el jefe del registro distrital de condenas de la Corte Superior de Justicia de la Libertad, donde
informa respecto del imputado Segundo Lázaro Micha Acuña que registra antecedentes penales
por delito de robo agravado, siendo su condena del año 03 de agosto del años 2006 y también el
orificio 5208-2011 del INPE, donde indica que registra antecedentes judiciales e ingresos al
penal, esto para ser considerado en el momento de establecer las condiciones personales de
dicho imputado, también es importante indicar, respecto del examen toxicológico, que se le
practico a la agraviada y arrojo positivo, corrobora que estuvo tomando licor, antes de haber
sido trasladada, corrobora su versión; del imputado Micha Acuña ha salido positivo, con 0.69
grs. Litros por sangre, también corrobora que esta apersona estaba reunido con ella y también
tomo licor, en cuanto al señor Franco Varas, ha salido 0.0 grs. Litros de alcohol, sin embargo,
quisiera que se tenga en cuenta que el hecho delictivo fue a las 11:00 h., tal y como se ha
establecido en este examen toxicológico 1578-2011 y 6 horas deputes, a las 16:47 h., se le toma
la muestra para el examen de dosaje etílico; según, en anteriores juicios hemos tenido
declaraciones de peritos, ellos han indicado que el alcohol disminuye 0.1 por hora
aproximadamente, entonces si la toma de muestra a sido 6 horas después, evidentemente, ha
habido una disminución del grado de alcohol, por ello señores magistrados probablemente no ha
salido en el examen positivo para alcohol, pero ello no significa que el señor haya consumido
alcohol, sino que la toma de muestras ha sido 6 horas después del hecho delictivo, y eso para
que se tenga en cuenta. También quiere referirse al hisopado vaginal, que ha resultado negativo,
el hecho de que no haya existido espermatozoides en la vagina de la agraviada en toda relación
sexual no siempre se va a tener espermatozoides en su vagina, puede ser que en algunas
oportunidades son se genere espermatozoides, la agraviada a la fecha estaba menstruando,
puede ser que, de haber quedado un fluido, haya sido arrojado; así ha quedado evidencia en la
prueba de hisopado vaginal, con el cual se acredita que la agraviada estaba menstruando, y la
prueba fue hecha 5 horas después de ocurrido los hechos, entonces es evidente que de haber
quedado un fluido este ha sido expulsado por la menstruación de la agraviada. Ha encontrado
una literatura Wikipedia.com, donde dice que el semen no siempre se expulsa por el pene, puede
existir una eyaculación retrograda dentro de la vejiga urinaria, son casos en donde puede haber
relación sexual sin que haya expulsión de semen, incluso de espermatozoides; hay otro caso,
cuando habiendo orgasmo no hay liquido seminal externo se habla de aspermia, hay posibilidad
que, teniendo relaciones sexuales no haya expulsión de espermatozoides, o también cuando
estos se han protegido o han eyaculado fuera de la persona, como en este caso entendemos que
ha sido, que ha habido probablemente la expulsión de espermatozoides fuera de la vagina de la
agraviada y los fluidos han sido expulsados por la menstruación. Respecto de la declaración del
imputado franco Varas, el manifestado durante el juicio que había tenido una relación
sentimental con la agraviada, el señor rindió su declaración el mismo día de los hechos, sin
embargo, en ningún momento refiere o alude a algún tipo de relación sentimental con la
agraviada esto lo dice más adelante, después de muchos meses, es una versión que se debe toma
con mucha reserva. Estas son las pruebas con las cuales se considera que se ha acreditado la
existencia del delito y la vinculación de los imputados, teniendo en consideración que se ha
atentado contra la integridad física y sexual de la agraviada, que ha habido una coautoría, un
plan con intercambio de roles, estamos solicitando para el señor Luis Arturo Franco Varas,
quince años de pena privativa de la libertad y para el señor Segundo Lázaro Micha Acuña 16
años de pena privativa de la libertad, en virtud a su calidad personal, de tener antecedentes. Y
una reparación civil de cinco mil nuevos soles a favor de la agraviada.

EL DOCTOR MANUEL TORIBIO VINCES, ABOGADO DEL ACUSADO LUIS


ARTURO FRANCO VARAS, dijo: La defensa mantiene la posición inicial de su teoría del
caso, no se ha destruido la presunción de inocencia que asiste a mi patrocinado; la fiscalía ha
sostenido sus alegatos en suposiciones, aquí se tiene que tener en cuenta la objetividad de las
pruebas actuadas, para determinar una conclusión que genere una condena y si no se prueba ello
debe absolver al acusado. Podemos señalar y establecer que la conducta de la misma agraviada
en esta sala de audiencia, la cual no ha sido coherente, permanente o veraz, si no que ha sido
llevada más que todo por un entorno de venganza, ella misma lo ha manifestado que lo ha hecho
en venganza o de cólera porque llego a enterarse su madre que ella trabajaba en un nigth club y
prestaba servicios sexuales, decía que era una acompañante, que solamente ingresaba a laborar
hasta las 4:00 am., y a veces hasta las 7:00 am., que acompañaba nada mas, sin embargo dicha
declaración ha sido revertida por el certificado médico legal, que tiene una vida sexual activa,
donde presta sus servicios, conforme refirió su patrocinado, prestaba sus servicios sexuales por
dinero, y no solamente en ese mundo sexual, sino también en el mismo día de los de los hechos,
conforme la declaración de la agraviada; dijo que uno de ellos le dio cocaína para que le pase un
poco la borrachera, o sea que previamente había tomado, ha estado hasta las 7:00, se olvido su
celular, regreso y luego ha seguido tomando hasta las 11:00 y para que le pase la borrachera
consumió droga y después según refiere ella, fue llevada por los dos acusados, a un lugar que no
era su casa. Si dice la señorita que el local queda a dos cuadras y luego aparece por la Encalada,
lugar en donde domicilia a la madre de su patrocinado, es para darse cuenta que le estaban
llevando a otro lugar, pero la señorita estaba drogada y está mintiendo, porque ella ha referido
que ha estado tomando con un grupo de personas, y en ese grupo ha estado su patrocinado
Franco Varas, sin embargo, conforme el examen médico toxicológico señala de que su
patrocinado no tiene ni un grado de alcohol, y esto es evidente, porque el Ministerio Publico no
ha ofrecido, no le convenía ofrecer ese medio de prueba, porque su patrocinado no estaba en el
grupo y no es la teoría del caso conforme la denuncia que se estaba realizando; es así que,
conforme lo ha señalado su patrocinado, llego al lugar a ver a un familiar y esta chica se le
acerca y le ha ido siguiendo, se corrobora esta versión con la declaración de la testigo Ana
María, quien refirió que la madre de su patrocinado vivía por la Encalada, y si nosotros nos
ponemos en el contexto en que quedaba el lugar de la Av. América, caminamos hacia el ovalo la
Marina, hay un pasaje que nos lleva hacia la Encalada, el lugar por donde transitaba su
patrocinado porque era el domicilio de su padre y del otro lado, en la Encalada, el domicilio de
su madre, conforme ha quedado señalado en audiencia; en ese sentido por el lugar ha tenido que
cruzar y correr de tras de él, y él ha señalado que le quería agredir y en respuesta a eso el
también le dio una cachetada, eso lo ha referido y eso está en el certificado médico legal,
entonces su patrocinado en ningún momento ha negado que ha estado discutiendo con la
señorita, es por eso que aparece ese certificado médico, pero de allí a que se haya producido la
violación; si hablamos del certificado médico legal que refiere que refiere que dos personas lo
han llevado por un lugar desconocido, por ambos lados, oral y vaginalmente, nos dice oral y
vaginal, pero también el certificado médico legal dice que está con rastros de menstruación, y su
ultima había sido el día anterior, y se señala desde los puntos ginecológicos, a la tracción se
observa sangrado activo de menstruación; sin embargo, esta señorita, en su alucinación, porque
estaba drogada, ha señalado que ha sido violada vaginalmente y el otro estaba oralmente, ahí
mismo, inmediatamente cambiaron de lugar, ¿y la sangre?, ¿se encontró rastros de sangre cerca
de la boca de la chica?, porque hay una menstruación activa, además, mucho se ha hablado del
eritema y de la equimosis; del mismo documento que leyó Ministerio Publico, que es
Wikipendia, que es una enciclopedia libre, la más grande en internet, nos señala que el eritema
es un enrojecimiento de la piel, condicionado por inflamación debido a un exceso de riesgo
sanguíneo mediante vasos dilatadores, es un síntoma de distintas enfermedades infecciosas y de
la piel, y muy bien hizo la judicatura el preguntarle al señor medico si con este eritema se puede
determinar que una persona ha sido sexualmente atacada, y este dijo que no, que no
necesariamente, entonces porque hacer tanto alarde del eritema cuando es una inflamación y
más aun cuando esta persona es una trabajadora activa sexualmente, no obstante ello se ha
referido también una equimosis y esta por la experiencia o por los estudios realizados se sabe
que tiene diferentes colores, un enrojecimiento o un color rojizo cuando ha sido reciente, un
color verde, un color morado, pero en este caso no nos han señalado que tipo de color, cuando
en otras circunstancias, en otros puntos si se ha señalado de qué color es la equimosis para
poder determinar el tiempo de la producción de esa equimosis, entonces puede haberse dado que
el caso que esta señora ha tenido relación un día antes porque es una trabajadora sexual, y no
echarle la culpa porque es una equimosis que su patrocinado la ha violentados sexualmente, y
cuando el médico también ha referido que en toda relación sexual existe espermatozoides, es
cierto, la señorita fiscal tan solo a leído parte de lo que define la Wikipendia, hemos coincido en
el punto de encontrar esa misma bibliografía, y esto señala señores que el semen o esperma es el
conjunto de espermatozoide y sustancias fluidas que se producen en el aparato sexual masculino
de todos los animales, entre ellos la especie humana y refiere, fracciones del semen en la
eyaculación, durante la eyaculación podemos distinguir cuatro diferentes fracciones, la primera,
fracción pre-eyaculatoria, esta fracción corresponde al 15% del volumen total, es de
consistencia mucosa, transparente y presenta pocos espermatozoides, procede de las secreciones
de la glándula de Kuper y litre, entonces cuando nos señala esto, de que si hay la fracción pre-
eyaculatoria, se refiere al liquido pre-seminal, que también en Wikipendia señala que el liquido
pre-seminal, también conocido como fluido pre-eyaculatorio, es una secreción viscosa, liquida e
incolora de la glándula d Kuper que se expele por la uretra del pene antes de la eyaculación y se
produce cuando el hombre esta excitado sexualmente y es similar en la composición al semen
pero tiene algunas diferencias químicas significativas, entonces si contienen semen y por tanto
espermatozoides, hay una discusión en la doctrina medica, sin embargo, cuando el mismo
Ministerio Público solicita a la oficina de medicina legal para que realice la prueba biológica,
hacen el hisopado vaginal, y en este, lo han referido, no encuentran rastros de espermatozoides,
y cuando van a Lima, a la oficina médico legal, las conclusiones de los médicos legistas cuando
hacen el cotejo, entre la homologación, la muestra tomada por el hisopado vaginal y la muestra
tomada a su patrocinado, concluyen que no existe ninguna clase de coincidencia, por lo tanto no
hay homologación, por cuanto los espermatozoides de su patrocinado no han sido encontrados
dentro de la vagina o del hisopado vaginal, entonces hablar de que eso puede haber sido
excluido por el flujo, pro la menstruación, acaso se ha acreditado que la señora en ese momento
hizo cambios de toallas, que tuvo la menstruación activa en ese momento, no se nos ha referido
nada de ello y es más, el médico legista a fin de concordar con el interrogatorio del Ministerio
Publico, señalo que ella ya no estaba menstruando, que había terminado el día anterior, eso es lo
que dijo el médico legista, entonces existe una sindicación falsa a su patrocinado con respecto a
estos hechos, mas aun cuando esta señorita dice que fue arrastrada del lugar de los hechos,
porque estaba llena de barro, pero de las fotografías se observa que se pregunto a los policías si
era la misma ropa dijeron que si, y si nos pueden ver que en los pantalones de la fotografía no
tiene rastros o manchas de barro, solamente son los zapatos, entonces de donde esta de que fue
arrastrada, de que la ropa está llena de barro, cuando la fotografía nos hablan de cómo han
ocurrido los hechos; si ha habido una discusión y de la relación sentimental, su patrocinado
concurría al nigth club, en donde conoció a esta señora. Ante estos hechos respecto al examen
toxicológico, que si se encuentra alcohol en la sangre de Erika, así también en el señor Micha,
dice que porque fue después de 6 horas, a él no se le encuentra nada, significa que después de 6
horas, du patrocinado ha tenido 0.6 y cuando lo encuentran no ha tenido nada; entonces habrá
tomado tres vasos, en todo el tiempo de la mañana que ha estado, o sea significa que esta
señorita estaba llena de alcohol, no es culpa de su patrocinado, o se ha hecho bien la diligencia o
es que nunca tuvo alcohol, nunca estuvo en el lugar, eso es lo que él ha señalado y a
especificado; con respecto a la pericia psicológica de la supuesta agraviada la defensa hizo ver
de que realmente no había conclusiones por lo tanto la perito no tenía nada que declarar, si hay
unos hechos o antecedentes que tampoco conocía la perito al momento de hacer el
interrogatorio, tampoco la persona, se dejaba llevar únicamente por lo que había consignado,
ellos vienen a dar únicamente vienen a dar una explicación técnica de lo que han podido
analizar, han podido concluir, sin embargo en ese peritaje no había nada que decir, y con
respecto a la pericia psicológica de su patrocinado, que dice que es una persona pasivo-agresivo,
esa pericia, así como ha hecho referencia Ministerio Publico de la horas que han pasado, lo han
realizado 6 o 7 meses posteriores a los supuestos hechos, sin embargo, la personalidad se
mantiene y la conducta de la persona cambia de estar libre a estar en un establecimiento penal,
se convierte en agresivo y depresivo a la vez, estos hechos si han marcado la vida de su
patrocinado conforme a quedado en la misma pericia, por tanto él se siente frustrado. El acta e
constatación, una de las pruebas principales del Ministerio Publico, ha dicho que han ido al
domicilio de don Orlando Plasencia Álvarez y este señor ha referido que su patrocinado no vive
allí, se ha hecho referencia a una declaración previa que no ha sido ingresada a juicio, por tanto
no tiene valor lo hecho por el Ministerio Publico, respecto que su patrocinado refirió haber
vivido en este lugar, esta acta se realiza a las 10:10 h. pm., y que dice, nos constituimos a dicho
inmueble donde se intervino a Luis Arturo Franco Varas, nos entrevistamos con el Sr. Orlando
Plasencia Álvarez, quien nos manifestado no conocer al intervenido, el mismo que fuera sacado
de su vivienda; desconocemos si en el momento que fue intervenido su patrocinado este señor
estuvo en el lugar; por lo tanto que va a decir este señor que no conoce al intervenido, no se ha
hecho referencia a si estuvo o no al momento de la intervención, más aun, si al momento de la
intervención la policía no lo llevo a su patrocinado para que este señor lo vea o lo reconozca,
para que sepa de qué persona están hablando. En el punto dos dice, que al preguntar al
propietario del inmueble si conoce a un tal Lucho y si este vive también en su domicilio,
teniendo como respuesta no conocer a alguna persona con ese nombre; o sea, ¿el único Lucho
que existe por ese lugar, es su patrocinado?, no es tan vaga esta acta de constatación, por lo
tanto no debe dársele valor a ninguno de los hechos probatorios que se pretende; no hay una
relación causal entre los hechos denunciados por la agraviada y la conducta de su patrocinado,
no habiéndose acreditado la violencia sexual contra esta persona, habiéndose acreditado
claramente el certificado médico legal, así como también el hisopado vaginal, la prueba de
ADN, que el Ministerio publico no ha ofrecido en su oportunidad, se puede acreditar de que no
existe tal hecho delictivo sino un hecho de cólera o venganza porque su patrocinado agredió a la
señorita por la Encalada, y teniendo en cuenta la actividad a la que se dedi9ca la señorita, por lo
tanto no se ha destruido la presunción de inocencia, razón pro la cual debe absolverse a su
patrocinado.

EL DOCTOR WALTER MEDINA CORDOVA, ABOGAD DEL ACUSADO SEGUNDO


LAZARO MICHA ACUÑA, dijo: la defensa coincidentemente con sus alegatos de apertura,
se ratifica en dicho alegatos y durante el juzgamiento no se ha podido acreditar la realización
del delito por parte de su patrocinado Micha Acuña, para condenar debe existir certeza absoluta,
en este caso no se ha dado, existe solo la declaración de la víctima, sin siquiera existe un medio
probatorio científico que acredite que su patrocinado haya cometido el hecho delictivo ni
siquiera de su coacusado. La agraviada durante su declaración en juicio oral, ha referido de
forma divergente a lo referido inicialmente, incluso ella ha referido de que había sido
amenazada, sin embargo, el Ministerio Publico durante el juzgamiento así como durante la
investigación preparatoria no ha acreditado con documento alguno la creación de dichas
amenazas, y al existir versión contradictoria y no existir persistencia ni la incriminación,
consideramos que esa versión vertida durante el juicio oral, es carente de verosimilitud, por el
contrario, abona a favor de los investigación respecto de la comisión del hecho delictivo,
respecto de la afectación psicológica que se había producido a la agraviada, siendo la pericia
psicológica una de carácter científico, esta no tiene conclusión, toda vez que la agraviada no ha
concluido a la última sesión, al no existir ninguna conclusión, ¿Cómo se podría determinar el
grado de afectación a la victima?, no existe, no ha quedado acreditado eso durante la
investigación ni mucho menos durante el juicio oral y solamente se ha relatado lo mismo, lo
mismo que ha relatado en juicio oral ha relatado a la psicóloga y al no existir una conclusión
científica, la defensa considera que tampoco se puede probar con esa simple declaración sin
ninguna conclusión, la afectación a la victima; muy por el contrario a quedado acreditado la
versión dada por su patrocinado, como por la esbozada por la defensa de Luis Arturo Franco
Varas, al referir que él ha tenido una relación sentimental con dicha agraviada, ha existido en
este caso una relación más que amical, y eso se ha acreditado con la declaración de la señora
Ana María Ramos Ramírez, quien ha referido en esta sala de audiencia que, ella lo ha visto a
Luis Arturo Franco Varas con la denunciante, y en varias ocasiones los había visto agarrados de
la mano, entonces, hay una relación sentimental, por lo tanto la versión que la agraviad a
avenido a dar, diciendo que nunca ha conocido al señor Luis Arturo Franco Varas es falsa, eso
ha quedado desvirtuado durante el juicio oral. Respecto del acta de intervención policial, como
los hechos no se ajustan a la realidad, se ha hablado que su patrocinado se le encontró con el
pantalón bajo la cintura, esta acta no ha sido suscrita por su patrocinado, que no se ha hecho
referencia por el Ministerio Publico, pero la defensa si ha hecho referencia a ese hecho, esa acta
no fue suscrita por su patrocinado, tampoco se podría probar una conducta violenta por parte de
su patrocinado toda vez que respecto de él no existe una violencia psicológica, el Ministerio
Publico no ha acreditado que tenga una conducta violenta o en todo caso que tenga una
conducta violenta propensa a los delitos sexuales, eso no ha quedado acreditado, tampoco en sus
antecedentes se ha podido determinar que tenga antecedentes por este delito; el dictamen
pericial de biología forense practicada a la agraviada, establece que no se observaron
espermatozoides, sin embargo, la fiscalía a referido de que no necesariamente habría presencia
de espermatozoides en las relaciones sexuales, sin embargo el médico legisla Juan Vera
Gutiérrez, ha referido que desde la primera parte de la penetración ya existe presencia de
espermatozoides, entonces como se puede establecer de que su defendido se le pretenda
responsabilidad por un hecho delictivo que él no ha cometido, de igual forma con la pericia de
ADN, también él ha quedado excluido de la relación homologa, entonces no existe medio
absoluto o científico que determine la comisión de este delito, mucho más si se tiene en cuenta
que la agraviada a referido de que su patrocinado Segundo Lázaro micha Acuña, ello lo ha visto
zacearse sexualmente, esto quiere decir que el si había eyaculado según versión de la propia
víctima y esto según la pericia de biología y el certificado de ADN no se da, arroja negativo, en
torno a estas consideración la defensa de Segundo Lázaro micha Acuña solicita se le absuelva
de los cargos formulados por el Ministerio Publico.

DERECHO A LA ÚLTIMA PALABRA, dijeron: que se consideran inocentes.

ANÁLISIS DEL CASO CONCRETO


CONTEXTO VALORATIVO:

DECIMO TERCERO.- Según lo prevé el ítem “e” del parágrafo 24 del art.2º de La
Constitución Política del Estado: “Toda persona es considerada inocente mientras no se haya
declarado judicialmente su responsabilidad”, ello concordante con las normas supranacionales
contenidas en el artículo 9º de La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, el
artículo 14º, inciso 2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como el
artículo 8º inciso 2 del Pacto de San José de Costa Rica. El derecho a la presunción de inocencia
exige, como es sabido, que la condena vaya precedida de suficiente prueba de cargo. Por lo que
respecta a la incidencia de este requisito en relación con la carga de la prueba, conviene señalar
que solo constituye prueba de cargo la que recae sobre los hechos objeto de enjuiciamiento y
sobre los participantes en los mismos, de modo que queden evidenciados de esta manera todos
los extremos objeto de acusación. Por lo tanto, la prueba debe recaer sobre los hechos en los que
se apoya la pretensión punitiva, que no son otros que los relativos a las circunstancias objetivas
y subjetivas del delito, esto es, la realización del hecho delictivo y su comisión por el acusado.
Los hechos constitutivos externos son los que permiten determinar, en primer lugar, que se ha
cometido un hecho que podría ser delito y, en segundo lugar, que el sujeto que lo ha cometido es
el acusado, teniendo siempre en cuenta que ello incluye, al mismo tiempo, la determinación del
grado de participación en los hechos. Siendo así, la aplicación de la consecuencia jurídica que
contiene la norma penal exige la prueba de la concurrencia de todos los elementos facticos y
normativos que configuran el supuesto de hecho de dicha norma 1.

DECIMO CUARTO.- VALORACION INDIVIDUAL DE LOS MEDIOS DE PRUEBA

14.1. Declaración de la testigo-agraviado E.F.R.R.

El artículo 166 del NCPP, señala que la declaración del testigo versa sobre lo percibido en
relación con los hechos objeto de prueba; de lo cual se deduce que el testigo-agraviado, se
constituye en testigo directo de los hechos objeto de imputación, dado que, el contenido de su
declaración se circunscribe a lo percibido en forma personal. Sin embargo, es de advertir que,
La Corte Suprema de Justicia, a dispuesto en el Acuerdo Plenario N° 2-2005/CJ-116. 2, los
presupuestos para la valoración de la declaración de la víctima, cuando esta se presente como
único medio de prueba. La cual puede ser hábil para desvirtuar la presunción constitucional de
inocencia, atendiendo al marco de clandestinidad en que se producen determinados delitos,
como es, en este caso, el delito contra la libertad sexual, que impide en ocasiones disponer de
otras pruebas.
Luego de haber presenciado el debate probatorio, el Colegiado ha advertido que la declaración
de E.F.R.R., se constituye en la única prueba que incrimina de manera directa a los acusados
Luis Arturo Franco Varas y Segundo Lázaro Micha Acuña, razón por la cual es necesario
someterla a la rigurosidad de los presupuestos prescritos para su valoración; esto es, se debe
determinar la concurrencia de: a) Ausencia de incredibilidad subjetiva, derivada de las
relaciones acusador/ acusado que pudiera conducir a la deducción de la existencia de un
móvil, resentimiento, venganza, enfrentamiento, interés o de cualquier índole que prive a la
declaración de la aptitud necesaria para generar certeza. b) Verosimilitud, que no sólo incide
en la coherencia y solidez de la propia declaración, sino que debe estar rodeada de ciertas
corroboraciones periféricas, de carácter objetivo que le doten de aptitud probatoria. Esta tiene
relación con el contenido material de la declaración, es decir, no solo la plausibilidad en el
mundo naturalístico de los hechos contenidos en la declaración, sino que también tiene
relación con la concordancia ideo-afectiva del contenido de la declaración y las actitudes,
conductas y sentimientos de la deponente al momento de relatar los hechos que expone, en
otras palabras, es decir, merma la verosimilitud de un relato cuando este no guarde
consistencia con el contenido emocional y afectivo que de ordinario sufren quienes
efectivamente han vivenciado tales hechos. Y c) Persistencia en la incriminación, ésta debe
ser prolongada en el tiempo, plural, sin ambigüedades ni contradicciones, pues, en el caso
concreto, constituye la única prueba directa que vincula al acusado con la comisión de los
hechos, enfrentada a la tesis de la defensa, que proclama la inocencia del mismo, pues
prácticamente la única posibilidad de evitar la indefensión de éste es permitirle que cuestione

1
FERNANDEZ LOPEZ, Mercedes. Prueba y Presunción de Inocencia. Madrid, 2005. Págs. 52-57.
2
Las garantías de certeza serían las siguientes:
a) Ausencia de incredibilidad subjetiva. Es decir, que no existan relaciones entre agraviado e imputado basadas
en el odio, resentimientos, enemistad u otras que puedan incidir en la parcialidad de la deposición, que por ende
le nieguen aptitud para generar certeza.
b) Verosimilitud, que no sólo incide en la coherencia y solidez de la propia declaración, sino que debe estar
rodeada de ciertas corroboraciones periféricas, de carácter objetivo que le doten de aptitud probatoria.
c) Persistencia en la incriminación, con las matizaciones que se señalan en el literal c) del párrafo anterior.
eficazmente dicha declaración, poniendo de relieve aquellas contradicciones que señalen su
inveracidad.
Tal y como se aprecia de los conceptos antes desarrollados, la valoración de la declaración de la
agraviada, requiere de un análisis conjunto que trasciende la mera valoración individual de la
misma, razón por la cual el Colegiado se limitara -en este considerando- a la sola evaluación de
los presupuestos exigidos por el Acuerdo Plenario 2-2005/CJ-116, que no impliquen una
valoración conjunta, dejando pendiente estos extremos para el considerando pertinente.
En virtud al principio de inmediación, el Colegiado ha podido advertir que la declaración de la
agraviada de iniciales E.F.R.R., guarda intrínseca coherencia lógica; la descripción que efectúa
sobre los hechos objeto de imputación no es ilógica o fantasiosa, la misma se condice con el
modus operandi que normalmente utilizan los agentes delictivos en este tipo de delitos;
asimismo, en virtud al citado principio, el Colegiado ha sido testigo de la actitud que la
agraviada ha mostrado al momento de narrar los hechos, advirtiendo que la misma se mostraba
solloza, actitud que al relacionarla con el contenido de su declaración evidencia una clara
relación ideo-afectiva, común en este tipo de delitos, lo cual excluye –no de manera absoluta- la
posibilidad de falsación del contenido de su declaración. Sin embargo, queda pendiente –para la
valoración conjunta- su corroboración periférica. Una vez determinada la coherencia lógica de
su declaración, se puede inferir de la misma que, no se evidencia un móvil de resentimiento o
venganza concurrente en la agraviada, puesto que la misma, de una manera muy clara ha
señalado que no conocía a los acusados (“…luego llego un grupo de amigos, entre 8 o 10;
llegaron los dos señores presentes, a quienes no los conocía”. “No ha sido enamorada de
Luis Franco, no lo conocía; nunca lo ha visto en el bar, la primera vez que lo ha visto ha sido
el día de la reunión”). Este último dato, posibilita inferir un estado de ausencia de
incredibilidad subjetiva concurrente en la victima, dada la ausencia de condiciones fácticas que
conduzcan a la agraviada a imputarles a los acusados los hechos, sin razón alguna. Asimismo se
ha podido observar que la agraviada muestra un relato detallado, espontaneo, permanente,
uniforme, el cual se ha mantenido incólume y ha guardado el sentido medular de la imputación,
aún, luego de haber sido sometida al contradictorio.
Asimismo, es necesario hacer referencia al relato efectuado por la agraviada, con el fin de
delimitar la forma y las circunstancias bajos las cuales se dio el supuesto factico imputado a los
acusados; esto, permitirá –como se verá mas adelante- dar una correcta interpretación o merito
probatorio a los demás medios de prueba de cargo. En lo pertinente, la agraviada ha señalado
que:

“En el mes de noviembre de 2011, trabajaba en un bar, de bailarina -en la Av. América Sur, de
nombre Rosas de Cristal-; y que el día 26 de noviembre trabajó hasta las 4:00 am., luego se echo
a dormir hasta las 6:00 am. Posteriormente, entro el mesero que le dicen “gato”; le dijo que
vayan a su casa junto con “el charapo”, le insistió; accedió porque los conocía, confiaba en ellos,
y además porque la casa quedaba cerca, por la Perla; estaban los tres, había tres cervezas; luego
llego un grupo de amigos, entre 8 o 10; llegaron los dos señores presentes, a quienes no los
conocía; se sintió incomoda, por lo que a eso de las 11:30 am., le dijo que ya se iba a descansar;
sin embargo, el “gato” le insistía para que se quede; le dijo que su amigo Micha tenía una moto,
que él lo iba a llevar, y que su sobrino Luis Franco le iba a acompañar; se subió, vio que la
llevaron por otro sitio, razón por la cual les reclamó; sin embargo, la moto se apago,
Luis Franco la abrazo como si fuera su enamorada, le dijo “ya perdiste”, vino Micha,
la abrazaron entre los dos, le decían palabras soeces, la llevaron a una casa y
preguntaron por una tal “gorda”; empezó a gritar, decía que le ayudaran, pedía
auxilio; le dijeron “cállate”, Micha le empezó a pegar, la sentaron en una vereda, le
dijeron “que se calme, que se calle que ya perdió”, Luis Franco le dijo “que se calle
porque ya fue”; lo único que le quedo es quedarse callada, después vio que no tenían
nada, por eso se puso a forcejear con ellos; Luis Franco la agarraba de los pelos,
Micha le golpeaba en la cara, le pegaba a puño limpio, le reventó la boca, la
arrastraron hacia los cañaverales. Le decían “cállate chdtm que ya fuiste”; le hicieron
bajarse el pantalón, la echaron, le alzo las piernas, la dijeron que se abra, y Micha
empezó a abusar de ella por la vagina, mientras Luis Franco estaba por la boca;
después cambiaron de lugar; Luis Franco empezó por el vagina y Micha por la boca.
(…)”

Tal y como se aprecia de la declaración de la agraviada, la fuerza física desplegada por los
acusados, con el fin de doblegar su voluntad, no se extendió al momento de la consumación del
hecho, sino que la misma fue ejercida con anterioridad al acto sexual; sin embargo, la dimensión
espacio-temporal que media entre ambas, es de carácter inmediato, lo cual determina la
presencia de circunstancias contextuales concretas que pueden hacer inútil una resistencia de la
víctima, y por lo tanto el empleo de la violencia al momento de la consumación. Habiendo
previsto esta situación, la Corte Suprema de Justicia, en el Acuerdo Plenario N° 1-2011/CJ-116,
ha señalado que “…el momento de la fuerza no tiene por qué coincidir con la consumación
del hecho, bastando que se haya aplicado de tal modo que doblegue la voluntad del sujeto
pasivo, quien puede acceder a la cópula al considerar inútil cualquier resistencia”. Esta
precisión es necesaria, dado que la misma será el baremo orientador de la correcta interpretación
de los demás medios de prueba de cargo, actuados en el interín del presente proceso.

12.2. Declaración del testigo PNP EDUARDO TOMAS FIGUEROA CASTILLO

Un testigo es idóneo, siempre y cuando haya podido percibir de manera directa las
circunstancias, el modo y la forma de la comisión del injusto penal o –de ser el caso- sus
circunstancias periféricas, así como la perpetración del mismo por la persona a quien se le
imputa.
En virtud al principio de inmediación, el Colegiado ha podido advertir que se trata de un testigo
directo, cuyo testimonial no está orientado a acreditar de manera directa el núcleo del supuesto
factico, sino los actos inmediatamente posteriores –periféricos- a la perpetración del mismo, de
los cuales se puede remontar, a través de un razonamiento lógico, al hecho ignorado, así como a
la participación de los acusados en dicho evento.
Este Colegiado, ya ha advertido en sentencias precedentes que, tratándose de un testigo
presencial, es necesario que el fiscal responsable acredite la presencia del mismo en el lugar de
los hechos, con el fin de legitimar la valoración sobre el contenido incriminatorio de su
declaración, la cual se circunscribe a lo que pudo percibir personalmente. Asimismo, se ha
venido advirtiendo que la prueba sobre la presencia del testigo, no necesariamente debe ser
directa, sino que puede ser acreditada con el testimonial de otros testigos presenciales o por
objetos que conduzcan a aseverar con certeza positiva que efectivamente –el testigo- estaba en
el lugar de los hechos; o –en su defecto- careciendo de aquellos, el Colegiado ha estimado
pertinente la posibilidad de deducir su presencia en el lugar de los hechos, de su declaración,
siempre y cuando, la misma guarde intrínseca coherencia lógica, y converja en los aspectos
medulares, con otros testimoniales que se presentan de manera independiente.

En el presente caso, el Colegiado estima que, ha quedado fehacientemente acreditada la


presencia del testigo PNP Eduardo Tomas Figueroa Castillo, en el lugar de los hechos, por lo
que –ahora- corresponde hacer una valoración sobre el contenido de su declaración. En lo
pertinente es de apreciar que su testimonial, además de ser coherente, tiene la aptitud para
aportar un elemento probatorio al proceso, es así que, el PNP ha señalado que “ el día 27 de
noviembre de 2011, a eso de las 12:30 del día, recibió una llamada de la central 105, quienes le
informaron que se estaba produciendo una violación a la altura del sector San Luis de la
Encalada; al llegar escucharon gritar a una señorita, entonces inmediatamente concurrieron con
el patrullero al sector San Luis, el lugar era desolado, era una chacra, había plantaciones de
maíz, de caña, la zona no es habitable; encontraron una moto negra a una distancia de 100
metros, luego se dirigieron hacia la zona de los gritos y encontraron a una chica en compañía
de dos personas, la chica estaba llorando, su ropa estaba con barro, toda sucia, desarreglada,
con moretones en la cara, parecía que le habían jalado los pelos, estaba jaloneada la ropa,
estaba vestida, llorando contaba que la habían violado –indicio de victimización-; llegaron y
uno de los señores corrió a una de las casas, ubicada a 50 metros del lugar –indicio de fuga del
lugar-, mientras que Lázaro Micha Acuña ( a quien describe como el más gordito, de
aproximadamente 35 años) no corrió, se quedo en el lugar –indicio de presencia física-, razón
por la cual es intervenido por el PNP, éste estaba con la ropa suelta y el pantalón a la altura de
las pierna –indicio de participación-; el otro fue capturado con ayuda del Serenazgo”. Indicios
que, como se observa, tienen como base probatoria, un testimonio brindado por un testigo
directo –de aquellos-, que si bien guarda intrínseca coherencia lógica, queda pendiente –para la
valoración conjunta- la verificación de su convergencia con otros medios de prueba.

12.3. Declaración del testigo PNP FELIPE SANTIAGO MORAN MELENDEZ

Al igual que en el caso de su compañero, el PNP Eduardo Tomas Figueroa Castillo, el


Colegiado estima que, ha quedado fehacientemente acreditada la presencia del testigo PNP
Felipe Santiago Moran Meléndez, en el lugar de los hechos, por lo que –ahora- corresponde
hacer una valoración sobre el contenido de su declaración. En virtud al principio de
inmediación, el Colegiado ha podido advertir que se trata de un testigo directo, cuyo testimonial
no está orientado a acreditar de manera directa el núcleo del supuesto factico, sino los actos
inmediatamente posteriores –periféricos- a la perpetración del mismo, de los cuales se puede
remontar, a través de un razonamiento lógico, al hecho ignorado, así como a la participación de
los acusados en dicho evento.
Es así que, el PNP Felipe Santiago Moran Meléndez, ha señalado que: “se encargó de jalar a la
chica al patrullero y de atenderla porque estaba en una crisis nerviosa totalmente incontrolable,
llorosa, estaba con su ropa con barro, sucia, tenia lesiones, maldecía por lo que le habían
hecho”, lo cual se constituye en un indicio de victimización. Asimismo, es de advertir que en el
acto, se introdujo diversas fotografías de la agraviada, habiéndola identificado correctamente,
lo cual le da mayor credibilidad a su testimonio. Tal y como se observa de dicho documental, la
agraviada muestra rastros de violencia física (tiene el labio hinchado y los ojos achinados por
haber llorado), asimismo se observa que su botas de color negra se encuentran manchadas de
barro (el cual se extiende desde la punta hasta la boca). Lo cual se constituye en un indicio de
victimización, diferente al anteriormente individualizado. Se introdujo también, unas
fotografías del lugar en donde fueron intervenidos los acusados, habiendo detallado –el testigo-
la zona donde fue encontrada la moto, así como la ruta que tomaron para ingresar al lugar donde
finalmente encontraron a los dos acusados y a la agraviada. Estos documentos, en donde se
advierte la presencia del fiscal de turno, reflejan de manera concreta la zona que la agraviada ha
descrito como el lugar en donde fue finalmente conducida, permitiendo que el juzgado tenga un
mejor conocimiento del contexto en el cual se desarrollo el suceso factico que la agraviada
imputa a los acusados. Dicha fotografía, también constituye un indicio de lugar, del cual
fácilmente se puede inferir el actuar sospechoso de los acusados, en virtud al contexto desolado
y alejado que se describe de su sola percepción. Respecto de los actos que configuran la
intervención policial, ha señalado que, al ingresar por el callejón desolado divisaron una moto
negra que, en contraste con el acta de registro personal efectuado al acusado Segundo Lázaro
Micha Acuña, en la cual se ha dejado constancia que se encontró en poder de este ultimo dos
llaves de moto, se constituye en un indicio de presencia física del acusado, así como un indicio
del medio empleado. Asimismo, ha aseverado que, luego de buscar y llegar a una especie de
descampado, donde en frente había unas casas, uno de los fulanos se corrió y entro a una casa,
el otro fue reducido por su compañero Eduardo Tomas Figueroa Castillo, lo cual corrobora lo
dicho por este último, y se constituye en un indicio de fuga del lugar. Asimismo, es de vital
importancia determinar, por las circunstancias que describe la agraviada, que según se
desprende de la declaración del PNP, así como de las respectivas actas de registro personal, de
los acusados Luis Arturo Franco varas y Segundo Lázaro Micha Acuña, que los mismos al
momento de su intervención estaban abastecidos, cada uno, de un preservativo. Sin embargo, al
igual que en el considerando 12.3, es necesario advertir que, dichos indicios tienen como base
probatoria, un testimonio brindado por un testigo directo (en el sentido antes señalado), a
diferencia de las fotografías. Por lo que, si bien es cierto que el testimonio del PNP Felipe
Santiago Moran Meléndez, guarda intrínseca coherencia lógica, queda pendiente, para la
valoración conjunta, la verificación de su convergencia con otros medios de prueba.
12.4. Declaración del perito ROGER JUAN VERA GUTIERREZ

El artículo 172 del Código Procesal Penal, señala que “la pericia procederá siempre que, para
la explicación y mejor comprensión de algún hecho, se requiera conocimiento especializado de
naturaleza científica, técnica, artística o de experiencia calificada”. Así, surge la necesidad de
consultar con especialistas en una determinada rama del saber humano para que, de acuerdo a
su experiencia y conocimientos, pueda despejar las interrogantes del juzgador, quien desde
luego, no puede ser un experto en todas las materias” 3. Tal y como se puede advertir de la
declaración del perito Roger Juan Vera Gutiérrez, asi como del certificado médico legal
N°013096, introducido vía órgano de prueba; la evaluación médico legal fue practicada a Erika
Fiorella Rodríguez Ramírez, el mismo día de ocurrido los hechos; habiéndose concluido que
presentaba “Lesiones traumáticas externas recientes de origen contuso, himen complaciente,
ano sin signos de actos contranatura”. Asimismo, ha señalado que al momento que la evaluó
sólo encontró lesiones en la región extragenital (cara), consistentes en 2 equimosis violáceas, de
4x3 cm., en la región parpebral de ojo derecho y de 2.5x2.0 cm., en el labio superior izquierdo;
también se encontró una tumefacción de 3x2 cm., en el tabique nasal, con lo cual se acredita
que la agraviada fue víctima de violencia física. No ha encontrado lesiones en la región
paragenital; sin embargo, en la región genital encontró un eritema y dos equimosis; habiendo
señalado de manera ilustrativa que un eritema es cuando la piel esta enrojecida y ligeramente
hinchada; la irritación siempre responde a una injuria, solamente a una injuria directa o
indirecta; la injuria externa puede ser física, química o con otros elementos; asimismo, el perito
ha señalado que una equimosis va cambiando de color; sin embargo, en los genitales solo
consigno equimosis, no consigno el color; haciendo la salvedad que, la equimosis en la zona
genital está asociada a un eritema lo cual quiere decir que son recientes, constituyéndose en un
indicio de la perpetración del acto sexual. Asimismo, ha señalado que, en el proceso de la
relación sexual, incluso desde la primera parte de la penetración, el órgano va emitiendo en
pequeñas cantidades fluidos, porque es una especie de lubricante, razón por la cual si hay
posibilidades de encontrar espermatozoides, incluso haciendo el coito interrupto; siempre y
cuando no se haya utilizado protección. Tal y como se advierte del interín del proceso, la
dilucidación de este punto ha generado una controversia viva entre la representante del
Ministerio publico y los abogados de la defensa, quienes habiendo incurrido en una
interpretación unilateral y arbitraria han sobredimensionado la virtualidad de dicho aporte
pericial, a tal punto de hacer depender la perpetración del evento delictivo de su delimitación y
determinación científica. Tal y como se advierte, la referencia efectuada por el perito ha sido
clara: “si hay posibilidades”; lo que implica que no necesariamente. Este punto es de vital
importancia, ya que, de el dependerá el aporte probatorio de otros medios de prueba.
Asimismo, ha señalado que la joven agraviada de iniciales E.F.R.R., presenta himen
complaciente; sin embargo, la prueba sobre la presencia de este tipo de himen de ninguna
manera puede cuestionar la versión de la agraviada 4.
Asimismo, el Colegiado estima que, dada las circunstancias en que se desarrollo el evento
delictivo, resulta necesario efectuar una valoración de la declaración del perito Roger Juan Vera
Gutiérrez, así como del certificado médico legal N°013096, dentro del contexto descrito por la
agraviada de iniciales E.F.R.R., lo cual nos conducirá a darle un correcto valor probatorio, sin
sobrevalorar sus aportes y a la vez sin minimizarlos; quedando pendiente para la valoración
conjunta.

3
CACERES JULCA, Roberto. “La Pericia en el delito de Colusión”. Gaceta Penal y Procesal Penal. Tomo 32,
Febrero 2012, pág. 144.
4
“La agraviada presenta himen bilabiado y dilatable, según la pericia médico legal, lo que de ninguna manera
cuestiona su versión de que fue agredida sexualmente”. Ejecutoria Suprema del 22/6/2004, R.N. N° 514-2004-Piura.
Castillo Alva, José Luis. Jurisprudencia Penal T. 1, sentencia de la Corte Suprema de Justicia, Grijley, Lima, 2006,
pág. 249. Asimismo, determina que la presencia de himen complaciente en la agraviada no excluye la la consumación
del delito de violación sexual, la Ejecutoria Suprema del 17/5/2004, R.N. N° 687-2003-Loreto. Castillo Alva, José
Luis. Jurisprudencia Penal T. 2, sentencia de la Corte Suprema de Justicia, Grijley, Lima, 2006, pág. 150. (Ejecutorias
citadas por Fidel Rojas Vargas. Código Penal. “dos décadas de jurisprudencia”, T. II. Ara Editores 2012, págs. 397-
398.)
12.5. Declaración de la perito SUZANNE BONILLA VALERA

Tal y como se advierte de la declaración brindada por la perito psicóloga, Suzanne Bonilla
Valera, no se ha podido arribar a una conclusión diagnostica sobre el estado psicológico de la
agraviada, dado que la misma no asistió a la última sesión exigida para completar el ciclo de
evaluación. Sin embargo, en virtud a las dos sesiones previamente practicadas, la perito
psicóloga, ha podido dar fe, por la experticia que le caracteriza, del estado en que se encontraba
la agraviada, al momento de su evaluación; sin embargo, dado que no nos encontramos ante un
dictamen concluyente, el Colegiado no puede incurrir en una sobrevaloración del mismo, mas
aun cuando del protocolo de pericia psicológica N° 2217-2012, se verifica que no se ha
consignado el estado de la agraviada al momento de su evaluación, lo cual serviría como
soporte de la observación efectuada por la perito al tiempo de la evaluación; aunado a ello el
Colegiado a podido advertir que la perito no puede individualizar de manera concreta a la
evaluada, por lo que imposibilita dar credibilidad a su testimonio, mas aun si tenemos en cuenta
que no es la única pericia que ha realizado en el transcurso del tiempo.

12.6. Declaración del perito ANDREA ARRUNATEGUI CHÁVEZ

Tal y como se advierte de la declaración de la perito Andrea Arrunátegui Chávez, así como del
protocolo de pericia psicológica N° 4475-2012; introducida vía órgano de prueba, la evaluación
ha sido practicada a la persona de Luis Arturo Franco Varas, habiendo concluido que, el mismo
presenta rasgos de personalidad pasivo agresivo, es psicosexualmente inmaduro, y presenta
dificultades en el control de sus impulsos. Habiendo advertido de manera ilustrativa que una
persona de personalidad pasivo agresivo se caracterizan porque suele doblegarse de manera
pasiva ante los demás, pueden incurrir en acciones hostiles o agresivas, tienen manifestación de
sentimiento de desamparo, pasividad, así como también explosiones de tipo reactivas, de tipos
hostiles, resistencia a las demandas de una actividad adecuada, resistencia traducida en
obstinación, tercos, presentando así incapacidad para experimentar afectos bien diferenciados,
propensos a reacciones disforicas, con frecuentes problemas somáticos, canalizando de esta
manera su ansiedad y su tensión; esta persona no es influenciable, sino que sus propias
características personales de ser pasivo agresivo, hace que aunado a la imposibilidad de control
de sus impulsos, sean propensos a tener por ejemplo acciones de violencia; cuando se hace
referencia a que es psicosexualmente inmaduro se refiere tácitamente a que esta persona de
acuerdo a su edad cronológica no es coherente, es decir psicosexualmente inmaduro porque
representa inmadurez en dicha área lo que no va a cotejado con lo que representa físicamente o
cronológicamente; el mismo hechos de ser una persona pasiva-agresiva y teniendo inmadurez
psicosexual es que tiene dificultades para poder controlar sus impulsos y pueda incurrir en
acciones hostiles, de violencia, de cometer algún ilícito, si hay una relación directa.
Respecto de este punto es necesario señalar que “la personalidad del sospechoso forma parte
de los indicios de capacidad para delinquir. Este indicio del delito resulta especialmente
informativo en el caso de delitos graves, pues su perpetración requiere, por lo general, una
personalidad sin mecanismos mínimos de inhibición, a diferencia de los delitos leves
susceptibles de ser cometidos por cualquier persona. Pese a que la personalidad de un sujeto
no es un dato externo que se verifique sensorialmente, es posible poder determinarla con la
ayuda de los psicólogos. A partir de este dato, se puede concluir la proclividad de una persona
a cometer cierta clase de delitos, como los delitos sexuales, contra el patrimonio o delitos
violentos. Sin embargo, debe advertirse que los indicios que muestran capacidad para delinquir
del sospechoso, como todo indicio del delito en potencia, solamente aporta un grado de
probabilidad de la comisión del delito. En consecuencia, su fuerza probatoria dependerá
necesariamente del apoyo de otros medios probatorios5”.

12.7. Declaración del acusado LUIS ARTURO FRANCO VARAS

5
Citado por, GARCIA CAVERO, Percy. “La Prueba por Indicios en el Proceso Penal”. Editorial Reforma. Primera
edición 2010, pág. 49-50.
Tal y como se puede observar de la declaración brindada por el acusado Luis Arturo Franco
Varas, el mismo ha negado haber abusado sexualmente de la agraviada de iniciales E.F.R.R.;
asimismo ha introducido durante su declaración nuevos hechos, distintos a los esgrimidos en la
acusación fiscal, los cuales forman parte de su contrahipótesis. Habiendo manifestado, en su
oportunidad que, conocía a la agraviada, con quien mantenía una relación sentimental, y que el
día de los hechos la encontró libando licor con otras personas, en el restaurant de su tía, al
percatarse de su presencia corrió a su tras, y al ver las marcas en su cuello le reclamo, lo cual
dio lugar a la consiguiente pelea que se suscito entre los dos; asimismo el Colegiado a podido
advertir que el acusado, a pesar de sostener que ha tenido una relación sentimental con la
agraviada, ha manifestado que no sabe la fecha de su cumpleaños ni conoce el nombre de sus
padres, lo cual pone de manifiesto una contradicción, según las máximas de la experiencia.
Respecto de la intervención policial, ha referido que fue sacado de la casa de su amigo Lucho, a
la cual se dirigió para tomar un vaso de agua, habiendo puesto de manifiesto el fiscal
responsable que, en un primer momento el acusado había manifestado que se trataba de un tío,
dato que el mismo ha tratado de justificar haciendo referencia a una jerga de uso común en su
medio; sin embargo, la misma no crea convicción en el Colegiado, quien en virtud al principio
de inmediación ha podido apreciar que la actitud del acusado frente a los hechos es evasiva. Sin
embargo, es necesario advertir también que, es doctrina dominante que, la declaración del
imputado es un medio de defensa, razón por la cual la misma, por sí sola, no tiene aptitud
suficiente para enervar la aptitud probatoria que adquieran los medios de prueba de cargo, salvo
que la misma encuentre sustento factico en otros medios de prueba, ya sean estos, de cargo o de
descargo, lo cual será evaluado en su oportunidad.

12.8. Declaración del testigo de descargo RAMOS RAMIREZ ANA MARIA

Tal y como se aprecia de su declaración, la testigo Ramos Ramírez Ana María, ha sido ofrecida
por la defensa con el fin de acreditar un extremo de su contrahipótesis, esto es, la situación
sentimental preexistente al suceso factico que la agraviada le imputa al acusado Luis Franco
Varas; sin embargo, el Colegiado estima que, la misma, al margen de no aportar un dato
relevante para determinar la inocencia del acusado, es contradictoria, dado que, como se
advierte de su declaración y la comparación de las fotografías de la agraviada, la señorita a
quien identifica como la supuesta enamorada del acusado Luis Franco Varas no presenta las
mismas características de la agraviada de iniciales E.F.R.R., por lo que su testimonial no es
idóneo.

12.9. Acta de intervención policial

Prueba documental con la cual se acredita, la forma como los efectivos policiales Eduardo
Tomas Figueroa Castillo y Felipe Santiago Moran Meléndez, tomaron conocimiento de los
hechos; así como la forma, el modo y las circunstancias bajo las cuales se dio la intervención
policial. Siendo de vital importancia resaltar que en el acto, se dejo constancia –de manera
espontanea e inmediata- que uno de los acusados se encontraba con el pantalón abajo queriendo
darse a la fuga. Asimismo se deja constancia de la individualización de los sujetos intervenidos
y de las circunstancias precedentes, descritas por la agraviada.

12.10. El acta de constatación

El Colegiado, en virtud al principio de inmediación probatoria, ha podido constatar que


efectivamente se trata de una prueba documental válida, cuyo acto que registra se llevó a cabo
con la presencia del representante del Ministerio Publico, con lo cual se acredita que el día 27
de noviembre de 2011, a las 22:09 h., se entrevisto al señor Orlando Plasencia Álvarez,
identificado con DNI 17831163, dueño de la vivienda en donde fue intervenido el acusado Luis
Arturo Franco Varas a las 12:30; quien certifico que no conoce a dicha persona ni al tal
“Lucho”.
12.11. Dictamen pericial químico toxicológico 1579-2011

Dictamen pericial que ha sido introducido como documental, con el cual ha quedado
debidamente acreditado que, luego de realizada la evaluación de su propósito, el acusado Luis
Arturo Franco Varas, arroja negativo para cocaína y marihuana y 0.00 g/lt de alcohol por litro de
sangre; asimismo se acredita que el acusado Segundo Lázaro Micha Acuña, arroja negativo para
cocaína y marihuana y 0.69 g/lt de alcohol por litro de sangre.

12.12. Dictamen pericial 1580-2011

Dictamen pericial que ha sido introducido como documental, con el cual ha quedado
debidamente acreditado que, luego de haberse realizado la evaluación de su propósito, la
agraviada Ericka Fiorella Ramírez Rodríguez, arroja negativo para cocaína, marihuana y
benzodiazepina, así como 0.72 g/lt de alcohol por litro de sangre.

12.13. Oficio 8676, de fecha 28 de noviembre de 2011, emitido por el jefe de registro de
condenas

Con el cual se acredita que, el acusado Segundo Lázaro Micha Acuña presenta antecedentes
penales por el delito de robo agravado, habiendo sido condenado el 03 de agosto de 2006, a
cinco años de pena privativa de la libertad efectiva. Lo cual se tendrá en cuenta a la hora de
valorar la medida de la pena aplicable a su persona, siempre y cuando se haya determinado
previamente su responsabilidad en el delito que se le imputa.

12.14. Oficio 5208 perteneciente a Micha Acuña Segundo Lázaro, emitido por el director
del INPE-Trujillo

Con el cual se acredita que, el acusado Segundo Lázaro Micha Acuña presenta antecedentes
judiciales. Lo cual se tendrá en cuenta a la hora de valorar la medida de la pena aplicable a su
persona, siempre y cuando se haya determinado previamente su responsabilidad en el delito que
se le imputa.

12.15. Prueba biológica o de ADN, 2011-1000.

Con la cual se acredita que, el haplotipo del cromosoma Y3 del individuo registrado con el
código de laboratorio ADN 2011-1000 S1 Franco Varas, Luis Arturo, queda excluido de la
presunta relación homologa con el haplotipo del cromosoma sexual Y3 obtenido de la muestra
registrada con código de laboratorio ADN 2011-1000 V LHV (lamina de hisopado vaginal).
Asimismo, se acredita que el haplotipo del cromosoma sexual Y3 del individuo registrado con
el código de laboratorio ADN 2011-1000 S2 Micha Acuña, Segundo Lázaro, queda excluido de
la presunta relación homologa con el haplotipo del cromosoma sexual Y3 obtenido de la
muestra registrada con código de laboratorio ADN 2011-1000 V LHV (lamina de hisopado
vaginal).

12.16. Dictamen pericial N° 2011490 (informe de medicina forense)

Con el cual se acredita que luego de analizada la muestra de contenido vaginal correspondiente
a la agraviada de iniciales E.F.R.R., se concluyó que no se observaron espermatozoides.
Asimismo queda acreditado que, a la fecha del examen, esto es, el día 27 de noviembre de 2011
–mismo día de la intervención- la peritada se encontraba menstruando.

DECIMO TERCERO.- VALORACIÓN CONJUNTA

Cerrado el debate, los miembros del tribunal que presenciaron el juicio deben debatir acerca de
si alcanzaron la convicción que requiere la ley sobre la comisión del hecho punible y la
participación culpable atribuida en él a los acusados, en base a la prueba producida en el juicio o
si, por el contrario, esa misma prueba los conduce a absolver a los acusados de los cargos
efectuados en la acusación 6. Cabe destacar que, aun cuando el juez debe valorar también la
prueba presentada por la defensa, es la fuerza persuasiva de la prueba de cargo la que determina
la decisión de absolución o condena. Así, el derecho a la presunción de inocencia impone la
carga de la prueba sobre el Estado 7, de manera que el juicio oral debe ser concebido,
fundamentalmente, como un test impuesto a la prueba de la acusación para decidir si ésta
satisface o no el estándar de convicción impuesto por la ley para condenar 8. Siendo así, el
articulo II del Título Preliminar del Código Procesal Penal señala que: “la sentencia
condenatoria únicamente se podrá fundar en una suficiente actividad probatoria de cargo…”.
Exigiendo a su vez, como estándar de convicción, que la misma se sitúe más allá de la duda
razonable: “En caso de duda sobre la responsabilidad penal debe resolverse a favor del
imputado”.

La determinación de la cuestión fáctica en el proceso de atribución de responsabilidad penal


precisa desarrollar una actividad probatoria dirigida a verificar el dato factico sobre el que se
construye la imputación penal9. Esta base fáctica no está referida únicamente a la realización del
delito, sino también a la intervención penalmente relevante del procesado en su comisión. Para
ello, el representante del Ministerio Publico ha actuado la declaración de la ciudadana de
iniciales E.F.R.R. la cual se constituye en la única prueba que incrimina de manera directa a los
acusados, Luis Arturo Franco Varas y Segundo Lázaro Micha Acuña, por lo que resulta
necesario someterla a la rigurosidad de los presupuestos exigidos para su valoración; esto es, a)
Ausencia de incredibilidad subjetiva, derivada de las relaciones acusador/ acusado que pudiera
conducir a la deducción de la existencia de un móvil, resentimiento, venganza, enfrentamiento, interés o
de cualquier índole que prive a la declaración de la aptitud necesaria para generar certeza . Respecto
de este punto, el Colegiado, ha podido inferir de manera concluyente, que no existe un móvil
precedente, concomitante o posterior a los hechos objeto de imputación, que constituyan un
supuesto de incredibilidad subjetiva. Para esto se ha tomado como premisas la declaración de la
agraviada de iniciales E.F.R.R., quien ha referido que, no conocía a los acusados; sin embargo,
decidió aceptar que los mismos la condujeran en su moto hasta la altura de su domicilio, dado
que intervino para ello uno de sus compañeros de trabajo de apelativo “el gato”, quien es de su
confianza, declaración que –de por cierto- se ha establecido que guarda intrínseca coherencia
lógica (ver el considerando 14.1.). Respecto de este punto, la defensa técnica (alegatos de
clausura), de manera unilateral y subjetiva ha señalado que la declaración de la agraviada es
consecuencia de un móvil de venganza, advirtiendo incluso que “ella misma ha manifestado que
lo ha hecho por venganza o de cólera porque su madre llego a enterarse que trabajaba en un
nigth club y prestaba servicios sexuales”; cuando, en virtud al principio de inmediación, y de su
declaración (trascrita en el considerando 9.1.) el Colegiado ha podido advertir que en ningún
momento la agraviada ha referido tal cosa, por lo que la afirmación efectuada por el abogado de
la defensa no cuenta con sustento factico; asimismo, el acusado Luis Arturo Franco Varas, ha
tratado de cuestionar la declaración de la agraviada de iniciales E.F.R.R., manifestando que,
antes de su intervención, había mantenido una relación sentimental con la misma, alegando –a
la vez- como causa de la denuncia, un motivo fundado en el resentimiento y en la venganza,
dado que éste ya no quería mantener una relación con ella; sin embargo, es doctrina dominante,
que su manifestación es un medio de defensa e introduce hechos nuevos en el presente proceso,
diferentes a los que se encuentran contenidos en la acusación fiscal, esto con el fin de sostener
su contrahipótesis, razón por la cual, la prueba sobre los mismos recae sobre su persona, en
última instancia sobre el abogado de la defensa, quien en virtud al ejercicio del derecho
6
HORVITZ LENNON, María Inés / LOPEZ MASLE, Julián. Derecho Procesal Penal Chileno. Tomo II. Editorial
jurídica de Chile, 2004, pág. 332.
7
Artículo IV del Título Preliminar del NCPP, inciso 1°: “El Ministerio Publico es titular del ejercicio publico de la
acción penal en los delitos y tiene el deber de la carga de la prueba”.
8
HORVITZ LENNON, María Inés / LOPEZ MASLE, Julián. Derecho Procesal Penal Chileno. Tomo II. Editorial
jurídica de Chile, 2004, pág. 144.
9
GARCIA CAVERO, Percy. La prueba por indicios en el proceso penal. Editorial Reforma. 1° edición, 2010. Pág.
21.
probatorio, actuó los medios de prueba pertinentes, consistente en la declaración de la ciudadana
Ramos Ramírez Ana María; sin haber llegado a generar convicción al Colegiado respecto de
este extremo (véase el considerando 12.8.), razón por la cual subsiste un estado de Ausencia de
Incredibilidad Subjetiva. Habiéndose dado –de esta forma- por satisfecho el primer requisito
exigido por el Acuerdo Plenario 2-2011/CJ-116. b) Verosimilitud, que no sólo incide en la
coherencia y solidez de la propia declaración, sino que debe estar rodeada de ciertas corroboraciones
periféricas, de carácter objetivo que le doten de aptitud probatoria. Esta tiene relación con el contenido
material de la declaración, es decir, no solo la plausibilidad en el mundo naturalístico de los hechos
contenidos en la declaración, sino que también tiene relación con la concordancia ideo afectiva del
contenido de la declaración y las actitudes, conductas y sentimientos de la deponente al momento de
relatar los hechos que expone, en otras palabras, es decir, merma la verosimilitud de un relato cuando
este no guarde consistencia con el contenido emocional y afectivo que de ordinario sufren quienes
efectivamente han vivenciado tales hechos. Respecto a este punto, es de advertir que la agraviada ha
señalado que: “En el mes de noviembre de 2011, trabajaba en un bar, de bailarina -en la Av.
América Sur, de nombre Rosas de Cristal-; y que el día 26 de noviembre trabajó hasta las 4:00
am., luego se echo a dormir hasta las 6:00 am. Posteriormente, entro el mesero que le dicen
“gato”; le dijo que vayan a su casa junto con “el charapo”, le insistió; accedió porque los
conocía, confiaba en ellos, y además porque la casa quedaba cerca, por la Perla; estaban los
tres, había tres cervezas; luego llego un grupo de amigos, entre 8 o 10; llegaron los dos
señores presentes, a quienes no los conocía; se sintió incomoda, por lo que a eso de las 11:30
am., le dijo que ya se iba a descansar; sin embargo, el “gato” le insistía para que se quede; le
dijo que su amigo Micha tenía una moto, que él lo iba a llevar, y que su sobrino Luis Franco le
iba a acompañar; se subió, vio que la llevaron por otro sitio, razón por la cual les reclamó;
sin embargo, la moto se apago, Luis Franco la abrazo como si fuera su enamorada, le dijo
“ya perdiste”, vino Micha, la abrazaron entre los dos, le decían palabras soeces, la llevaron a
una casa y preguntaron por una tal “gorda”; empezó a gritar, decía que le ayudaran, pedía
auxilio; le dijeron “cállate”, Micha le empezó a pegar, la sentaron en una vereda, le dijeron
“que se calme, que se calle que ya perdió”, Luis Franco le dijo “que se calle porque ya fue”;
lo único que le quedo es quedarse callada, después vio que no tenían nada, por eso se puso a
forcejear con ellos; Luis Franco la agarraba de los pelos, Micha le golpeaba en la cara, le
pegaba a puño limpio, le reventó la boca, la arrastraron hacia los cañaverales. Le decían
“cállate chdtm que ya fuiste”; le hicieron bajarse el pantalón, la echaron, le alzo las piernas,
la dijeron que se abra, y Micha empezó a abusar de ella por la vagina, mientras Luis Franco
estaba por la boca; después cambiaron de lugar; Luis Franco empezó por el vagina y Micha
por la boca;(…). En virtud al principio de inmediación, el Colegiado ha podido advertir que la
declaración de la agraviada de iniciales E.F.R.R., guarda intrínseca coherencia lógica; la
descripción que efectúa sobre los hechos objeto de imputación no es ilógica o fantasiosa, la
misma se condice con el modus operandi que normalmente utilizan los agentes delictivos en
este tipo de delitos; asimismo, en virtud al citado principio, el Colegiado ha sido testigo de la
actitud que la agraviada ha mostrado al momento de narrar los hechos, advirtiendo que la misma
se mostraba solloza, actitud que al relacionarla con el contenido de su declaración evidencia una
clara relación ideo-afectiva, común en este tipo de delitos, lo cual excluye –no de manera
absoluta- la posibilidad de falsación del contenido de su declaración.

Asimismo, el Colegiado estima pertinente, poner de manifiesto que, tal y como se advierte de la
declaración de la agraviada de iniciales E.F.R.R., la fuerza física desplegada por los acusados,
con el fin de doblegar su voluntad, no se extendió al momento de la consumación del hecho,
sino que la misma fue ejercida con anterioridad al acto sexual; sin embargo, la dimensión
espacio-temporal que media entre ambas, es de carácter inmediato, lo cual determina la
presencia de circunstancias contextuales concretas que pueden hacer inútil una resistencia de la
víctima, y por lo tanto el empleo de la violencia al momento de la consumación. Habiendo
previsto esta situación, la Corte Suprema de Justicia, en el Acuerdo Plenario N° 1-2011/CJ-116,
ha señalado que “…el momento de la fuerza no tiene por qué coincidir con la consumación
del hecho, bastando que se haya aplicado de tal modo que doblegue la voluntad del sujeto
pasivo, quien puede acceder a la cópula al considerar inútil cualquier resistencia”. Esta
precisión es necesaria, dado que, como se verá ahora, es el baremo para llevar a cabo una
correcta orientación de las pruebas de cargo.

Asimismo, después de haber valorado individualmente los medios de prueba actuados durante el
juicio oral, el Colegiado estima que existen indicios suficientes, que contribuyen a corroborar su
versión sobre los hechos, así como la participación de los acusados en su perpetración. Respecto
a este punto, el inciso 3 del artículo 158 del NCPP; señala que el indicio debe estar probado. A
decir del profesor italiano Alessandro Traversi, “El indicio, no es un hecho conocido a priori,
sino un hecho que, a su vez, se debe probar durante el proceso y que, por lo tanto, solamente
después de ello se puede considerar conocido”10. Asimismo, la doctrina jurisprudencial
vinculante de la Corte Suprema (R.N. Nº 1912-2005 Piura, del 06.09.05) agrega que los indicios
deben estar probados con los diversos medios probatorios que autoriza la ley. De manera
acertada, el profesor García Cavero, ha señalado que, “el carácter multiforme de la prueba
indiciaria hace que pueda ser considerado indicio cualquier elemento capaz de dar
información sobre otro hecho con el que se encuentra lógicamente vinculado por una relación
de necesidad derivada de la naturaleza de las cosas” 11. “Indicio puede ser, por lo tanto, una
acción, un acontecimiento, una circunstancia, una actitud, un objeto, una huella, etc. Lo único
que se requiere es que ese dato factico tenga la capacidad de expresar información sobre otro
hecho a partir de una inferencia lógica apoyada en leyes científicas, reglas de la lógica o
máximas de la experiencia”12. Por lo tanto“La existencia del indicio requiere que, se encuentre
debidamente probado por una prueba testimonial, pericial o por un registro fotográfico o
fílmico. Queda claro que el juez no puede darle fuerza de convicción al contenido de una
pericia, testimonio o documento sin el correspondiente análisis crítico” 13. Es así que, el indicio
de victimización, ha quedado debidamente acreditado con los testimoniales de los PNP
Eduardo Tomas Figueroa Castillo y Felipe Santiago Moran Meléndez (véase los considerando
12.2 y 12.3), quienes –en lo medular- han referido que al momento de la intervención, la
agraviada de iniciales E.F.R.R., se encontraba en un crisis nerviosa totalmente incontrolable,
llorosa, con moretones en la cara, desarreglada y con barro en sus botas. Lo cual ha sido
corroborado con la documental consistente en tres fotografías tomadas a la agraviada de
iniciales E.F.R.R., de donde se evidencia que la misma presenta lesiones procuradas por
violencia física, así como el estado en que se encontraban sus botas; asimismo, ha sido
corroborado con la declaración del perito Roger Juan Vera Gutiérrez, y el certificado médico
legal N°013096, introducido vía órgano de prueba, quien ha referido que, luego de haber
evaluado a la agraviada de iniciales E.F.R.R., concluyo que esta presentaba lesiones en el rostro,
producto de violencia física; las cuales, ubicadas en el contexto descrito por la agraviada,
acreditan su versión sobre los hechos. De lo cual se puede inferir -haciendo uso de las reglas de
la lógica y las máximas de la experiencia- que, la agraviada de iniciales E.F.R.R., fue ultrajada
en contra de su voluntad; dado que, es lógico y las máximas de la experiencia establecen que,
quien sufre un mal contra su voluntad, necesariamente muestra el estado antes descrito –para el
caso concreto-, el mal representado por la violación sexual-. Indicio de presencia física,
acreditado por los testimoniales de los PNP Eduardo Tomas Figueroa Castillo y Felipe Santiago
Moran Meléndez; quienes han dado cuenta de la presencia de los acusados en el lugar de los
hechos (véase los considerando 12.2 y 12.3), de lo cual se infiere la posibilidad de su
participación en el evento delictivo. Indicio de fuga del lugar, debidamente acreditado con las
testimoniales de los PNP Eduardo Tomas Figueroa Castillo y Felipe Santiago Moran Meléndez,
quienes han señalado que el acusado Luis Arturo Franco Varas, al momento que llegaron los
efectivos policiales, se corrió a una casa ubicada aproximadamente a 50 metros, de donde
finalmente fue sacado. Respecto de este indicio, es lógico inferir que ¡quien nada debe, nada

10
ALESSANDRO TRAVERSI. La Defensa Penal. “Técnicas argumentativas y oratorias”. Editorial Aranzadi S.A.; 3º
edición, 2005. Traducción a cargo de María de los Ángeles Gómez Campos; pág. 52.
11
GARCIA CAVERO, Percy. La prueba por indicios en el proceso penal. Editorial Reforma. 1° edición, 2010. Pág.
46-47
12
Devis Echandía, teoría general de la prueba judicial, p. 588
13
GARCIA CAVERO, Percy. La prueba por indicios en el proceso penal. Editorial Reforma. 1° edición, 2010. Pág.
94
teme!; las máximas de la experiencia, así como las reglas de la lógica enseñan que quien huye
del lugar ante el riesgo inminente de ser intervenido y cuestionado es sospechoso de la comisión
del evento delictivo. Indicio de participación, debidamente acreditado con el testimonial del
PNP Eduardo Tomas Figueroa Castillo, quien ha señalado que al momento de la intervención, el
acusado Segundo Lázaro Micha Acuña, no corrió, sino que se quedo en el lugar de los hechos
dado que estaba con la ropa suelta y el pantalón a la altura de las piernas. De lo cual se dejo
constancia –en su momento- en el acta de intervención policial, introducida al presente juicio. Si
bien es cierto, tal y como ha señalado el abogado de la defensa (alegatos de clausura) que, dicha
acta no se encuentra firmada por el acusado Segundo Lázaro Micha Segura, habiéndose obviado
consignar el motivo por el cual se negó a firmar, es de advertir también que, el medio de prueba
que da fuerza probatoria a este indicio está constituido por la testimonial brindada por el PNP
Eduardo Tomas Figueroa Castillo, durante el juicio oral, cuyo contenido guarda intrínseca
coherencia lógica, habiéndose mantenido incólume luego de haber sido sometido al
contradictorio, por lo tanto es contraproducente lo argumentado por el abogado de la defensa.
Una vez superado el aparente obstáculo, es de advertir que, a quien en un contexto en donde se
le imputa el delito de violación es sorprendido con los pantalones abajo es sospechoso de su
perpetración. Indicio de lugar, acreditado con las testimoniales de los PNP Eduardo Tomas
Figueroa Castillo y Felipe Santiago Moran Meléndez, así como con las documentales
consistentes en 5 fotografías del lugar en donde fueron intervenidos los acusados, del cual
fácilmente se puede inferir el actuar sospechoso de los acusados, en virtud al contexto desolado
y alejado que se describe de su sola percepción. Indicio del medio empleado, debidamente
acreditado con la declaración de los PNP Eduardo Tomas Figueroa Castillo y Felipe Santiago
Moran Meléndez, así como, con el acta de registro personal efectuado al acusado Segundo
Lázaro Micha Acuña, en la cual se ha dejado constancia que se encontró en poder de este ultimo
dos llaves de moto. Lo cual, puesto en relación con la declaración de la agraviada, evidencia el
medio que esta ultima individualizo como instrumento del cual se valieron los acusados, para
transportarla al lugar donde finalmente se consumó el hecho factico imputado. Indicio de la
mala justificación, dado que el acusado Luis Arturo Franco Varas, ha señalado que al momento
que fue intervenido, se encontraba en la casa de su amigo Lucho, lo cual ha sido cuestionado
por el acta de constatación de fecha 27 de noviembre de 2011, de cuyo contenido se advierte
que el dueño de dicho inmueble, el señor Orlando Plasencia Álvarez, quien, en presencia del
representante del Ministerio Publico, certifico que no conoce al imputado Luis Arturo Franco
Varas y que allí no vivía un tal Lucho. Indicio de capacidad para delinquir, el cual ha
quedado acreditado con la declaración de la perito Andrea Arrunátegui Chávez, así como del
protocolo de pericia psicológica N° 4475-2012; introducida vía órgano de prueba, la evaluación
ha sido practicada a la persona de Luis Arturo Franco Varas, habiendo concluido que, el mismo
presenta rasgos de personalidad pasivo agresivo, es psicosexualmente inmaduro, y presenta
dificultades en el control de sus impulsos.

Asimismo, respecto de los medios de prueba de carácter científico, y en donde mayormente se


ha suscitado el conflicto, el Colegiado ha concluido que ha quedado debidamente acreditado
-con la declaración del perito Roger Juan Vera Gutiérrez, y el certificado médico legal
N°013096, introducido vía órgano de prueba- el indicio de perpetración del acto sexual,
consistente en un eritema y dos equimosis en la región genital; eritema que por su propia
naturaleza, tal y como lo advirtió el perito, se constituye cuando la piel esta enrojecida y
ligeramente hinchada, producto de una injuria, la cual viene asociada con una equimosis, razón
por la cual es de advertirse que esta es reciente, salvándose de esta forma la falta de
consignación de su coloración, dato que ha sido cuestionado por los abogados de la defensa
(durante los alegatos de clausura), quienes han pasado por inadvertido la naturaleza misma del
eritema; habiendo –incluso- hecho referencia a argumentos carentes de sustento facticos, tales
como la prestación de servicios sexuales a los cuales se vería expuesta la agraviada de iniciales
E.F.R.R., por razón de su trabajo; argumentos que han terminado por alterar totalmente la
declaración de la agraviada (tales como “la agraviada prestaba servicios sexuales”, cuando ella
ha referido que no lo hacía), u otorgando virtualidad probatoria a declaraciones que por su
propia naturaleza no son medios de prueba, sino medios de defensa (tales como “conforme
refirió su patrocinado, prestaba sus servicios sexuales por dinero, y no solamente en ese mundo
sexual, sino también en el mismo día de los hechos”.); o sobredimensionando los datos
personales de la agraviada (tales como “el certificado médico legal, que tiene una vida sexual
activa, donde presta sus servicios”.). Una vez más, el Colegiado estima que, los alegatos de los
abogados de la defensa son infundados, carentes de sustento fáctico y basados en prejuicios
sociales; por lo que no crean convicción en este juzgado. Asimismo, uno de los conocimientos
científicos aportados por el perito Roger Juan Vera Gutiérrez y que ha conducido tanto al
representante del Ministerio Publico, como a los abogados de la defensa, ha orientar sus
esfuerzos en materia probatoria, es el siguiente: el perito ha señalado que: “en el proceso de la
relación sexual, incluso desde la primera parte de la penetración, el órgano va emitiendo en
pequeñas cantidades fluidos, porque es una especie de lubricante, razón por la cual si hay
posibilidades de encontrar espermatozoides, incluso haciendo el coito interrupto; siempre y
cuando no se haya utilizado protección. Tal y como se advierte del interín del proceso, la
dilucidación de este punto ha generado una controversia viva entre la representante del
Ministerio publico y los abogados de la defensa, quienes habiendo incurrido en una
interpretación unilateral y arbitraria han sobredimensionado la virtualidad de dicho aporte
pericial, a tal punto de hacer depender la perpetración del evento delictivo de su delimitación y
determinación científica. Tal y como se advierte, la referencia efectuada por el perito ha sido
clara: “si hay posibilidades”; lo que implica que no necesariamente. Razón por cual no se
puede reducir la prueba del delito de violación sexual, a la constatación de la presencia de
espermatozoides en la cavidad vaginal, más aun cuando existen otros medios de prueba
conducentes a determinar -o no- su perpetración. Una vez delimitado el contexto en el cual
deben ser interpretadas las demás prueba científicas, es de advertir que, la Prueba biológica o de
ADN, 2011-1000, así como el Dictamen pericial N° 2011490 (informe de medicina forense), no
tienen la capacidad para cuestionar la versión efectuada por la agraviada de iniciales E.F.R.R., el
que se haya excluido la presencia de espermatozoides en la cavidad vaginal de este ultima, no
condiciona en nada la perpetración del suceso factico configurador del delito de violación
sexual. Asimismo, debe advertirse que la prueba sobre la presencia de himen elástico en la
agraviada tampoco tiene la capacidad para cuestionar su versión sobre los hechos 14.

El inciso 3 del artículo 158 del NCPP dispone que cuando los indicios son contingentes, estos
deben ser plurales, concordantes y convergentes. A estas características de los indicios, que
deben darse positivamente, el dispositivo procesal antes mencionado agrega un requisito
negativo, a saber, que no se presenten contraindicios consistentes. Solo reuniendo estas
particularidades positivas y negativas se le puede asignar a los indicios contingentes la
suficiente fuerza de convicción para tener por probado el hecho delictivo investigado 15. Una vez
que se ha dejado constancia de la pluralidad de indicios concurrentes, es necesario advertir su
concordancia, esto es que, los indicios no se excluyan entre sí, sino que guarden armonía, de tal
forma que sean capaces de sustentar en su conjunto una misma hipótesis acusatoria, excluyendo
cualquier explicación que no sea la alegada por el representante del Ministerio Publico. El
profesor alemán Helmut Frister 16 ha señalado que “el tribunal debe considerar si el material
probatorio presenciado de modo directo en la audiencia de debate sólo puede ser explicado en
su conjunto a través de la situación de hecho que se pretende demostrar o también de otras
maneras. Si, con arreglo a las máximas empíricas y las leyes del pensamiento, la explicación

14
“La agraviada presenta himen bilabiado y dilatable, según la pericia médico legal, lo que de ninguna manera
cuestiona su versión de que fue agredida sexualmente”. Ejecutoria Suprema del 22/6/2004, R.N. N° 514-2004-Piura.
Castillo Alva, José Luis. Jurisprudencia Penal T. 1, sentencia de la Corte Suprema de Justicia, Grijley, Lima, 2006,
pág. 249. Asimismo, determina que la presencia de himen complaciente en la agraviada no excluye la la consumación
del delito de violación sexual, la Ejecutoria Suprema del 17/5/2004, R.N. N° 687-2003-Loreto. Castillo Alva, José
Luis. Jurisprudencia Penal T. 2, sentencia de la Corte Suprema de Justicia, Grijley, Lima, 2006, pág. 150. (Ejecutorias
citadas por Fidel Rojas Vargas. Código Penal. “dos décadas de jurisprudencia”, T. II. Ara Editores 2012, págs. 397-
398.)
15
GARCIA CAVERO, Percy. La prueba por indicios en el proceso penal. Editorial Reforma. 1° edición, 2010. Pág.
97.
16
HELMUT FRISTER. La certeza personal como presupuesto de la condena en el proceso penal. Barcelona, 2011.
www. Indret.com, pág. 2-3
solo es posible mediante la situación de hecho que se pretende demostrar, entonces se infiere la
existencia de esta ultima a partir de la existencia del material probatorio presenciado de
manera directa”.

Tal y como se advierte, los indicios guardan total armonía, no se excluyen entre sí, sino que se
complementan dando sustento factico a la hipótesis acusatoria esbozada por la representante del
Ministerio Publico. El lugar en donde finalmente fueron intervenidos los acusados junto a la
agraviada es un lugar desolado, para lo cual se tuvo que utilizar un medio de transporte que
facilite el traslado de la agraviada, tal y como la moto; cuyas llaves se encontraron en poder del
acusado Segundo Lázaro Micha Acuña, quien fue sorprendido con los pantalones abajo,
asimismo, guarda relación con estos indicios, la evasión del acusado Luis Arturo Franco Varas,
quien al ser sorprendido corrió hacia la casa de un desconocido con la finalidad de esconderse,
de donde finalmente fue sacado por la Policía, asimismo guarda concordancia con el contexto,
la situación en la cual fue encontrada la agraviada, esto es, el estado anímico, su situación
personal (vestimenta, despeinada, ropa jalada), lo cual pone en evidencia la falta de
consentimiento, contribuye a determinar la perpetración del acto sexual, en el contexto antes
indicado, el eritema y las equimosis encontradas en la región genital de la agraviada, así como
las lesiones en su rostro, lo cual guarda relación con la personalidad del acusado Luis Arturo
franco Varas, quien es un tipo violento. Tal y como se evidencia, tales indicios no solo son
concordantes sino que también son contingentes, todos convergen en un solo punto, esto es, la
responsabilidad penal de los acusados en la perpetración del supuesto factico de violación
sexual. c) Persistencia en la incriminación, ésta debe ser prolongada en el tiempo, plural, sin
ambigüedades ni contradicciones, pues, en el caso concreto, constituye la única prueba directa que
vincula al acusado con la comisión de los hechos, enfrentada a la tesis de la defensa, que proclama la
inocencia de los mismos, pues prácticamente la única posibilidad de evitar la indefensión de éste es
permitirle que cuestione eficazmente dicha declaración, poniendo de relieve aquellas contradicciones
que señalen su inveracidad . Asimismo se ha podido observar que la agraviada muestra un relato
detallado, espontaneo, permanente, uniforme, el cual se ha mantenido incólume y ha guardado
el sentido medular de la imputación, aún, luego de haber sido sometida al contradictorio. Por lo
que el Colegiado estima que se han dado por satisfechas todas las garantías de certeza exigidas
por el Acuerdo Plenario 2-2005/CJ-116.

De esta forma, ha quedado acreditado, con la testimonial de la agraviada de iniciales E.F.R.R.,


así como con los indicios concurrentes que, el día 27 de noviembre de 2011, los acusados Luis
Arturo Franco Varas y Segundo Lázaro Micha Acuña, condujeron a la agraviada de iniciales
E.F.R.R., hacia una zona desolada –unos cañaverales-, haciendo uso de una motocicleta, lo cual
les facilito el traslado de esta ultima; al llegar al lugar denominado San Luis, en la Encalada, la
sometieron a actos de violencia física con el fin de doblegar su voluntad, siendo finalmente
conducida a la altura de unos cañaverales en donde fue abusada sexualmente por vía vaginal y
bucal, habiendo actuado los acusados en coautoría, puesto que, como se ha dejado constancia,
Segundo Lázaro Micha Acuña le introduje su miembro viril en su vagina, mientras el acusado
Luis Arturo Franco Varas le introducía el miembro viril en su boca, para luego proceder al
intercambio, consumando de esta forma la perpetración del ilícito penal de violación sexual de
mayor de edad.

Continuando con la valoración conjunta del material fáctico aportado por las partes con la
finalidad de dar sustento probatorio a sus respectivas pretensiones, es necesario advertir que, tal
y como ha señalado el profesor italiano Alessandro Traversi, la función del abogado defensor,
no es solamente la de asegurar la defensa técnica; sino que, esta consiste esencialmente en
garantizar el contradictorio frente a la acusación fiscal. Ejerciendo el derecho a la prueba, con la
finalidad, no sólo, de confutar la tesis de la acusación, sino también para poder, en todo caso,
exponer al juez una hipótesis defensiva alternativa a la de aquella –una contrahipótesis-17.
Ubicándonos en el presente caso, es de observarse que la defensa del acusado Luis Arturo
17
ALESSANDRO TRAVERSI. La Defensa Penal. “Técnicas argumentativas y oratorias”. Editorial Aranzadi S.A.; 3º
edición, 2005. Traducción a cargo de María de los Ángeles Gómez Campos; pág. 23.
Franco Varas, está basada en la formulación de una contrahipótesis, pues tal y como se advierte,
el abogado de la defensa, sostiene la inocencia del acusado, alegando que el mismo no ha
podido haber cometido el delito, toda vez que:

“La señorita quien supuestamente es la agraviada, no es sino una enamorada, o fue la


enamorada de su patrocinado, se conocieron en un nigth club Rosa de Cristal, dado que la
señorita trabajaba allí, lugar en donde estuvieron tomando, esta señorita con otras personas, y
paso su patrocinado por el lugar, y como estaba en estado etílico llegaron a tener una discusión y
por estos hechos viene la incidencia ahora investigada; nunca hubo la relación sexual en si”

Por su parte, el abogado del acusado Segundo Lázaro Micha Acuña, se limito a postular que:

“Demostrara la inocencia de su patrocinado, la defensa durante la actuación de este juzgamiento


acreditara que su patrocinado no ha cometido delito alguno”.

El acusado Luis Arturo Franco Varas, ha sostenido durante el juicio oral que, al tiempo de los
hechos mantenía una relación sentimental con la agraviada, carente de un carácter serio; razón
por la cual ésta se enojo, generándose una pugna entre los dos, sin haber llegado a mantener
relaciones sexuales, tal y como lo señala la agraviada; sin embargo, como se dijo en su
momento, la declaración del imputado es un medio de defensa, razón por la cual la misma, por
sí sola, no tiene aptitud suficiente para enervar la capacidad probatoria que adquieran los medios
de prueba de cargo, salvo que la misma encuentre sustento factico en otros medios de prueba, ya
sean estos, de cargo o de descargo. Para lo cual, el abogado de la defensa, ha actuado la
declaración de Ana María Ramos Ramírez, quien ha sido ofrecida por la defensa con el fin de
acreditar un extremo de su contrahipótesis, esto es, la situación sentimental preexistente al
suceso factico que la agraviada le imputa al acusado Luis Franco Varas; sin embargo, el
Colegiado estima que, la misma, al margen de no aportar un dato relevante para determinar la
inocencia del acusado, es contradictoria, dado que, como se advierte de su declaración y la
comparación de las fotografías de la agraviada, la señorita a quien identifica como la supuesta
enamorada del acusado Luis Franco Varas no presenta las mismas características de la agraviada
de iniciales E.F.R.R., por lo que su testimonial no es idóneo. Asimismo, el abogado de la
defensa ha actuado los medios de prueba consistentes en una Prueba biológica o de ADN, 2011-
1000 y un Dictamen pericial N° 2011490 (informe de medicina forense), cuyo supuesto aporte
probatorio ya ha sido desvirtuado en su oportunidad (ver párrafo quinto, parte in fine del
presente considerando); así como un Dictamen pericial químico toxicológico 1579-2011 y un
Dictamen pericial 1580-2011; habiendo acreditado con el primero de ellos que el acusado Luis
Arturo Franco varas, al momento de ser evaluado presento 0.0 gr/lt de alcohol en la sangre, de
lo cual ha inferido que la agraviada está mintiendo respecto de la presencia del acusado en el
Bar, asumiendo que si hubiere estado allí, este hubiere tomado; con ello el abogado de la
defensa pretende probar la ausencia de presencia física de su patrocinado en el lugar, de donde
primigeniamente -indica la agraviada- partieron en la moto. Tal y como se advierte, el abogado
de la defensa asume una situación y luego de practicar una inferencia –que no es concluyente-
llega a una conclusión que, desde su fundamentación, ya es errada; si bien es cierto el agraviado
no arroja porcentaje de alcohol, es cierto también que, la agraviada en ningún momento ha
hecho referencia a que el acusado Luis Arturo Franco Varas estaba bebiendo, solo ha hecho
referencia a que llego al lugar donde se encontraba con sus compañeros de trabajo; razón por la
cual no se puede asumir la existencia de una determinada situación, el abogado de la defensa
asume que quien se reúne con sus amigos que están tomando, entonces necesariamente a
tomado, si bien es cierto que esta inferencia es posible, es cierto también, que esta no es
concluyente; razón por la cual no genera convicción en el juzgado. Respecto del segundo
dictamen es de advertir que el mismo en nada coadyuva a probar la tesis de la defensa, dado que
como se advierte de la declaración de la agraviada, ella ha señalado que efectivamente estuvo
tomando, pero no en grandes cantidades, puesto que su trabajo es botar la cerveza. En virtud a
los argumentos esbozados este Colegiado estima que la tesis de la defensa carece de sustento
probatorio; carece de aptitud para enervar la virtualidad probatoria adquirida por los medios de
prueba de la parte acusadora.
Respecto de la defensa efectuada por el abogado del acusado Segundo Lázaro Micha Acuña, es
de advertir que su actuación se limito a la confutación de la tesis acusatoria, sin haber tenido
éxito en ello.

En razón a los argumentos anteriormente esbozados, este Colegiado ha llegado a la convicción


que la hipótesis acusatoria, ha sido plenamente acreditada, habiéndose enervado el principio de
presunción de inocencia que acompañaba a los acusados, Luis Arturo Franco Varas y Segundo
Lázaro Micha Acuña, durante el desarrollo del proceso penal, concluyendo este Colegiado que
la prueba de la acusación si satisface el estándar de convicción impuesto por la ley para
condenar; esto es, que la misma trascienda mas allá de la duda razonable; sin embargo la
comprobación del hecho en el proceso no termina con el conocimiento de un hecho puramente
material, sino que requiere e implica también una valoración de tipo normativo.

DECIMO CUARTO.-CALIFICACIÓN JURÍDICA Y ANÁLISIS DOGMÁTICO

14.1. “La imposición de una sanción penal requiere de un juicio previo en el que se declare la
culpabilidad del procesado por la realización de una conducta delictiva atribuida. En este juicio
previo se discute fundamentalmente dos cuestiones. En primer lugar, si el hecho factico en el
que se sustenta la imputación penal está debidamente probado (quaestio facti); en segundo
lugar, si ese hecho puede subsumirse en el supuesto de hecho de la ley penal que legitima la
imposición de la sanción prevista como consecuencia jurídica (quaestio juris)” 18. Respecto de
este punto, es de advertir que los hechos incriminados están referidos al Delito de
VIOLACION SEXUAL, descrito en el tipo penal contenido en el artículo 170 del Código
Penal, y cuya perpetración se atribuye al procesado LUIS ARTURO FRANCO VARAS y
SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA, en calidad de autor. En consecuencia resulta
necesario establecer una delimitación teórica de la conducta típica incriminada, así como del
grado de participación de los intervinientes en el evento delictivo.
14.2. En cuanto al delito enunciado en el apartado precedente este Juzgado Colegiado estima
necesario someter los hechos, imputados a LUIS ARTURO FRANCO VARAS y SEGUNDO
LAZARO MICHA ACUÑA, al estricto rigor jurídico que embarga la estructura funcional
(realización de la tipicidad objetiva y subjetiva) del delito in examine, así debemos verificar si
la base fáctica que sustenta su responsabilidad penal, representa una conducta típica de
Violación a la Libertad Sexual, dentro de la teoría del delito, ya que debido a la función de
garantía que deben cumplir los tipos penales, como consecuencia del principio de legalidad, se
tiene que solo los comportamientos que pueden subsumirse en la descripción típica pueden ser
objeto de sanción penal. Lo cual implica necesariamente someter la conducta incriminada a lo
que la dogmática penal ha denominado juicio de tipicidad, consistente en verificar si ella se
encuadra plenamente en el supuesto conminado en la norma penal, es decir, la coincidencia del
hecho concreto cometido con la descripción abstracta del hecho que es presupuesto de la pena
contenido en la ley.
De esta manera se determinará cuales son los elementos objetivos y subjetivos constitutivos del
tipo penal in examine, asimismo se procederá a su clara delimitación, y de esta manera verificar
si la norma penal es aplicable al caso concreto.
14.3. El delito base de Violación Sexual se encuentra tipificado en el artículo 170 del Código
Penal con la siguiente proposición normativa: “El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal
o bucal o realiza otros actos análogos, introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de
las dos primeras vías, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor
de ocho años”.

Elementos objetivos del tipo

18
GARCIA CAVERO, Percy. La prueba por indicios en el proceso penal. Editorial Reforma. 1° edición, 2010. Pág.
21.
14.4. Bien Jurídico Protegido.- lo constituye la libertad sexual. Para el penalista español
Miguel Bajo Fernández19, este aspecto de la libertad debe entenderse de dos maneras: como
libre disposición del propio cuerpo, sin más limitaciones que el respeto a la libertad ajena; y,
como facultad de repeler agresiones sexuales de terceros. De ese modo la libertad sexual en su
sentido más genuino comprende no solo el sí, el cuándo o el con quien no vamos a relacionar
sexualmente, sino también el seleccionar, el elegir o aceptar el tipo de comportamiento y acción
sexual en la que nos vamos a involucrar. No le falta razón a María del Carmen García
Cantizano20, cuando sostiene que el concepto de libertad sexual se identifica con la capacidad de
autodeterminación de la persona en el ámbito de sus relaciones sexuales. La idea de
autodeterminación, viene limitada por dos requisitos fundamentales: en primer lugar, por el
pleno conocimiento del sujeto del contenido y alcance de dichas relaciones, lo que
evidentemente implica que este ha de contar con la capacidad mental suficiente para llegar a
tener dicho conocimiento; y en segundo lugar, por la manifestación voluntaria y libre del
consentimiento para participar en tal clase de relaciones, lo que tiene como presupuesto el que
el sujeto pueda adoptar su decisión de manera libre.
14.5. Objeto de la acción.- conocido también como objeto del acto, es aquel objeto
perteneciente al mundo exterior sobre el cual recae la acción del autor, quien logra lesionarlo en
su integridad o ponerlo en peligro. En el presente caso, el objeto de la acción lo constituye la
persona del sujeto pasivo.
14.6. Sujeto pasivo.- solo quienes gocen plenamente del conocimiento necesario, del alcance y
significado del aspecto sexual de las relaciones sociales y pueda decidirse con total libertad al
respecto podrá ser considerados titulares del bien jurídico libertad sexual y por lo tanto sujeto
pasivo del delito en análisis. Entonces, será sujeto pasivo una persona mayor de edad, sea
hombre o mujer.
14.7. Sujeto activo.- puede ser cualquier persona, ya sea varón o mujer, dado que el tipo penal
no circunscribe la calidad de sujeto agente solo al varón.
14.8. Acción típica.- el verbo rector obligar indica que previo al acceso carnal, se vence o anula
la resistencia u oposición de la víctima, mediante el uso de la violencia 21 o grave amenaza22,
medios típicos de los cuales se sirve el sujeto agente ante la ausencia de prestación de
consentimiento, por parte de la víctima, para mantener relaciones sexuales (acceso carnal u otro
análogo). De ahí que como dice Buompadre, “que el acceso sexual prohibido sea punible no
por la actividad sexual en sí misma, sino porque tal actividad se realiza sobre la base del abuso
de la libertad sexual de otro”.
La acción típica está determinada por la realización del acto sexual por parte del agente y contra
la voluntad de la víctima. Como dice Peña Cabrera Freyre 23 en nuestra dogmatica no existe
dificultad para precisar los alcances que la ley señala al hablar del acto sexual. El mismo debe
ser entendido en su acepción normal, vale decir, como la penetración total o parcial del miembro
viril u otro acto análogo, siendo irrelevante la eyaculación.
14.9. Consumación y Tentativa.- el proceso ejecutivo del delito de violación se consuma en el
momento y lugar en que se cumple el acceso carnal, basta que se produzca la introducción –por
lo menos parcial- del miembro viril o de otro objeto contundente en el conducto vaginal, anal o
bucal, sin que se exijan ulteriores resultados como eyaculación, rotura de himen, lesiones o
embarazo24.

19
Citado por SALINAS SICCHA, Ramiro. Derecho Penal, Parte Especial. Editorial Grijley, Lima, pág. 620
20
Citada por SALINAS SICCHA, Ramiro. Derecho Penal, Parte Especial. Editorial Grijley, Lima, pág. 621
21
La violencia se traduce en actos materiales desplegados sobre la víctima con el fin de someterla a un contexto
sexual deseado por el agente, pero a la vez, no querido ni deseado por el sujeto pasivo. Esta debe ser ejercida sobre la
persona con el fin de doblegar su voluntad de resistencia u oposición, no se configura como violencia típica aquella
que es desplegada sobre objetos que ofrecen obstáculos para que el agente llegue a la víctima.
22
Consiste en el anuncio de un mal o perjuicio inminente para la víctima, cuya finalidad es intimidarlo y se someta a
un contexto sexual determinado. Este elemento exige que el mal anunciado sea evidente e inminente y capaz de
causar un daño real al sujeto pasivo o a tercero que tenga relación afectiva con la víctima. De ese modo se distorsiona
el proceso de formación de la voluntad.
23
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Derecho Penal, Parte Especial. Editorial Idemsa, Lima, pág 634.
24
Así, Bajo Fernández, citado por PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Derecho Penal, Parte Especial.
Editorial Idemsa, Lima, pág 650.
La tentativa es admisible como forma imperfecta de realización típica. Así, el artículo 16 del
Código Penal establece: “en la tentativa el agente comienza la ejecución de un delito que
decidió cometer, sin consumarlo”. es de precisar que los medios que el legislador a incluido en
la redacción del tipo penal son medios típicos configuradores del delito de violación sexual, por
lo tanto quien ejerza violencia o grave amenaza contra una persona mayor de edad con el fin de
doblegar su resistencia u oposición e influir en el proceso de formación de su voluntad
conducente a la prestación del consentimiento para el acceso carnal, ya está ejecutando la acción
típica; sin embargo, el sujeto agente no logra acceder sexualmente a su víctima debido a la
resistencia u oposición que esta puso o debido a la intervención de un tercero, causa que frustra
su cometido final, acceder sexualmente a su víctima.

Elementos subjetivos del tipo


14.10. El tipo penal en comento exige para su configuración la concurrencia de dolo directo,
esto es, el sujeto actúa con conocimiento y voluntad en la comisión del evento delictivo, el dolo
en su dimensión cognitiva, debe recorrer todos los factores y circunstancias que se encuentran
abarcados en la tipicidad objetiva, en tal sentido, debe saber que esta quebrantando la esfera
sexual de una persona mayor de 18 años, mediando violencia física y/o amenaza grave.
Asimismo el tipo penal exige la concurrencia de un elemento subjetivo diferente al dolo, esto es,
lo que en la doctrina se ha venido a llamar el animus lubricus o animo lascivo, de esta manera,
la finalidad y objetivo que busca el autor al desplegar su conducta no es otro que la satisfacción
de su apetencia sexual.

Tal y como se advierte de la valoración conjunta de los medios de prueba, ha quedado


debidamente acreditado que el día 27 de noviembre de 2011, los acusados Luis Arturo Franco
Varas y Segundo Lázaro Micha Acuña, condujeron a la agraviada de iniciales E.F.R.R., hacia
una zona desolada –unos cañaverales-, haciendo uso de una motocicleta, lo cual les facilito el
traslado de esta ultima; al llegar al lugar denominado San Luis, en la Encalada, la sometieron a
actos de violencia física con el fin de doblegar su voluntad, siendo finalmente conducida a la
altura de unos cañaverales en donde fue abusada sexualmente por vía vaginal y bucal, habiendo
actuado los acusados en coautoría, puesto que, como se ha dejado constancia, Segundo Lázaro
Micha Acuña le introduje su miembro viril en su vagina, mientras el acusado Luis Arturo
Franco Varas le introducía el miembro viril en su boca, para luego proceder al intercambio,
consumando de esta forma la perpetración del ilícito penal de violación sexual de mayor de
edad. De esta forma ha quedado acredita la concurrencia de los elementos típicos,
configuradores del delito de violación sexual de mayor de edad.

INDIVIDUALIZACIÓN DE LA PENA Y REPARACIÓN CIVIL:

DECIMO QUINTO.- La pena básica contenida en la primera parte del Art.170 del Código
Penal, reclama una pena privativa de libertad no menor de doce ni mayor de dieciocho
años, habiendo solicitado el representante del Ministerio Público se le imponga al acusado
LUIS ARTURO FRANCO VARAS y SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA, SIETE
AÑOS DE PENA PRIVATIVA DE LA LIBERTAD EFECTIVA por el delito de Robo
Agravado, en agravio de Magaly Cecibel Carranza Vilca. Por lo que para determinar la pena
concreta, debe analizarse el contexto de los artículos 45 y 46 del Código Penal, que señala los
criterios para la determinación é individualización de la pena; tales como: 1) las condiciones
particulares del agente (su cultura y costumbre, edad, educación, situación económica y medio
social, entre otros), 2) las circunstancias en las que se desarrolló el evento delictivo(la
naturaleza de la acción, los medios empleados, las circunstancias del tiempo, lugar modo y
ocasión, móviles, fines), 3) las consecuencias que originó la conducta ilícita(la extensión del
daño o peligro causado, los intereses de la víctima), 4) la importancia de los deberes infringidos;
debiendo valorarse todo ello, en aplicación del principio de proporcionalidad, razonabilidad y
lesividad.
En cuanto a las circunstancias comunes ó genéricas: el acusado LUIS ARTURO FRANCO
VARAS, cuenta con 25 años de edad, de ocupación mecánico, grado de instrucción secundaria
completa, con un nivel cultural suficiente para darse cuenta de la magnitud y gravedad de su
conducta, no cuenta con antecedentes, por lo que es un agente primario.
El acusado SEGUNDO LAZARO MICHA ACUÑA, cuenta con 36 años de edad, de
ocupación panadero, grado de instrucción primeria completa, con un nivel cultural suficiente
para darse cuenta de la magnitud y gravedad de su conducta, cuenta con antecedentes por haber
sido condenado a cinco años de pena privativa de libertad por el delito de robo, por lo que no es
un agente primario.

En cuanto a las circunstancias agravantes: Ha quedado debidamente acreditada la subsunción


de los hechos bajo el supuesto típico de violación de la libertad sexual, en su modalidad
agravada por concurrencia de dos o más personas, razón por la cual su conducta es merecedora
de un mayor reproche penal.
En cuanto a las circunstancias atenuantes: no concurrente circunstancias atenuantes.

La pena en el caso sub judice.


Luego de haberse dejado constancia que el material probatorio aportado por la parte acusadora,
ha pasado el filtro impuesto por la ley penal para condenar, y habiéndose determinado en su
oportunidad, la tipicidad del acto realizado por los acusados, como un delito contra la libertad
sexual, es necesario hacer una valoración conjunta de los factores que incidirán en la
determinación de la pena aplicable para el caso concreto. Tal y como se advierte de los criterios
desarrollados líneas arriba, ha concurrido una circunstancias de carácter agravante, consisten en
la participación de dos sujetos al momento de su perpetración, asimismo se ha evidencia la
ausencia de circunstancias de carácter atenuante, por lo que el Colegiado fijara la pena en
atención a los criterios prescritos en el articulo 45 y 46 del C.P. Respecto de la naturaleza de la
acción, es de advertir que se trata de un delito contra la libertad sexual, por lo que la ejecución
de la acción, trae consigo consecuencias que, inciden no solo sobre el cuerpo, sino que también
tendrán incidencia sobre la psique de la agraviada, lo cual incidirá a la vez en el desarrollo y
desenvolvimiento de su personalidad. Respecto de los medios empleados, es de advertir que los
acusados hicieron uso del medió típico violencia física con el fin de doblegar la voluntad de la
agraviada y consumar de esta forma el acto sexual. Asimismo, es de observarse que el delito se
perpetro en un lugar alejado, habiendo sacado provecho de la motocicleta, lo cual les dio ventaja
para transportar a la agraviada, y facilitar con ello la perpetración del ilícito; se trata de un delito
con pluralidad de agentes;
Luis Arturo Franco Varas, tiene secundaria completa; su coacusado Segundo Lázaro Micha
Acuña, tiene primaria completa; cuentan con 25 y 36 años respectivamente; el primero de ellos
es un agente primeria, mientras el segundo ya tiene antecedentes por la comisión del delito de
robo agravado. Por lo que corresponde fijar la pena concreta; estimando el Colegiado que la
pena proporcional al hecho cometido y a la culpabilidad concurrente en los acusados justifica la
aplicación de una pena ascendente a catorce años de pena privativa de la libertad, para Luis
Arturo Franco Varas, y para Segundo Lázaro Micha Acuña una pena ascendente a 15 años de
pena privativa de la libertad.

DECIMO SEXTO.- Que, en este extremo, debe observarse lo que prevé los fundamentos 7 y 8
del Acuerdo Plenario N° 6-2006/CJ-116 (Pleno Jurisdiccional de las Salas Penales Permanente y
Transitoria), en el sentido de que la reparación civil, que legalmente define el ámbito del objeto
civil en el proceso penal, está regulada por el art.93° del Código Penal, desde luego, presenta
elementos diferenciadores de la sanción penal; existen notas propias, finalidades y criterios de
imputación distintos entre responsabilidad penal y responsabilidad civil, aún cuando comparten
un mismo presupuesto: el acto ilícito causado por un hecho antijurídico, a partir del cual surgen
las diferencias respecto de su regulación jurídica y contenido entre el ilícito penal y el ilícito
civil. Así las cosas, se tiene que el fundamento de la responsabilidad civil, que origina la
obligación de reparar, es la existencia de un daño civil causado por un ilícito penal, el que
obviamente no puede identificarse con “ofensa penal”, pues el resultado dañoso y el objeto
sobre el que recae la lesión son distintos; Desde esta perspectiva el daño civil debe entenderse
como aquellos efectos negativos que derivan de la lesión de un interés protegido, lesión que
puede originar consecuencias patrimoniales y no patrimoniales. Que, como ha quedado
acreditado, en el presente caso se ha lesionado un interés protegido penalmente – bien jurídico-,
como lo es la libertad sexual, de lo cual se ha derivado un daño de carácter moral y psicológico
en la agraviada, lo que ha evaluado el fiscal al momento de fijar el monto.
Es de observarse que la responsabilidad civil comporta para el responsable la obligación de
indemnizar por cuanto no se puede restablecer el bien jurídico afectado, –el propósito es,
siempre, proceder a la reparación más integra del daño, neutralizar los efectos de la acción
criminal, potenciales o en curso. Desde esta perspectiva el legislador nacional ha previsto tres
vías: restitutiva –que tiene un carácter preferencial y expresa una suerte de ejercicio de la acción
reivindicativa en el proceso penal–, reparadora e indemnizatoria. El Código Penal enlaza la vía
restitutiva –como forma de restauración de la situación jurídica alterada por el ilícito penal– a la
reparadora cuando en este último supuesto –vinculado a la privación de un bien como
consecuencia de la conducta delictiva– no es posible la restitución –lo que incluye, obviamente,
el abono de los deterioros y menoscabos que ha sufrido el bien, y que empero típicamente
constituyen indemnización–; restitución que se materializa en el pago del valor del bien
afectado, y que expresa la entidad del daño causado. Ello viene a significar, conforme ha
precisado La Casación Penal Argentina –cuya norma base es similar a la peruana–, que la
restitución no sólo comprende la devolución de la cosa a la persona desapoderada, sino que
consiste en el restablecimiento de las cosas al estado anterior al delito 25.
La reparación civil en el presente caso debe fijarse en atención a la dañosidad generada en la
víctima, lo que no es cuantificable en dinero, por la naturaleza de la lesión del bien jurídico,
debiendo fijarse acorde con el daño ocasionado, en observancia de lo que prescribe los artículos
92 y 93 del Código Penal.

COSTAS:

DÉCIMO SETIMO.- Que, el ordenamiento procesal, en su artículo 497, prevé la fijación de


costas, las mismas que deben ser establecidas en toda acción que ponga fin al proceso penal, y
son de cargo del vencido, según lo prevé el inciso 1 del art. 500; en el presente caso se ha
cumplido con llevarse a cabo el juzgamiento, por lo que se le debe fijar costas.

PARTE RESOLUTIVA:

Que, en consecuencia, habiéndose deliberado y votado en sesión secreta la presente causa


inmediatamente de cerrado el debate, analizado las cuestiones relativas a la existencia del hecho
y circunstancias, calificación legal de los supuestos fácticos con la premisa normativa, bajo las
reglas de la lógica y sana crítica, se ha llegado a generar convicción sobre la responsabilidad
penal del acusado, por lo que en aplicación los artículos I, II, IV, V, VII, VIII, IX del Título
Preliminar , 12, 23,29, 45, 46, 92,93, 170 del Código Penal, concordante con los artículos 372,
393, 394, 396, 397 y 399 del Código Procesal Penal, el Juzgado Penal Colegiado de La Corte
Superior de Justicia de La Libertad impartiendo justicia a nombre de la Nación, por
UNANIMIDAD:

FALLA:

1) CONDENANDO a los acusados LUIS ARTURO FRANCO VARAS y SEGUNDO


LAZARO MICHA ACUÑA, como autores del delito de Violación de la Libertad
sexual en la modalidad de VIOLACIÓN SEXUAL DE MAYOR DE EDAD, en
agravio de E.F.R.R. Al primero de ellos a CATORCE AÑOS DE PENA PRIVATIVA
25
Exp. N° AV 19-2001 (acumulado), Párrafo 793 de la Resolución del siete de abril de 2009. Casos Barrios Altos, La
Cantuta y sótanos SIE.
DE LIBERTAD EFECTIVA, y al segundo a QUINCE AÑOS DE PENA
PRIVATIVA DE LIBERTAD EFECTIVA, las mismas que computada desde el
27/11/2011 fecha de su captura, vencerá el 26/11/2025 para el primer acusado y
26/11/2026 para el segundo acusado respectivamente, fecha en que deberán de ser
puestos en libertad, siempre y cuando no exista otra orden de detención emanada de
autoridad competente.

2) FIJANDO el pago de una reparación civil ascendente al monto de SEIS MIL


NUEVOS SOLES, a favor de la agraviada, la que deberán cancelar en ejecución de
sentencia.

3) DISPUSIERON que los sentenciados reciban tratamiento terapéutico, a fin de facilitar


su readaptación social.

4) ORDENARON la inscripción en el Registro correspondiente a cargo del Poder


Judicial, la condena impuesta en la presente sentencia, la misma que caducará
automáticamente con el cumplimiento de la pena.

5) IMPUSIERON costas a los acusados.

6) DESE LECTURA en Audiencia Pública.

_________________________ ___________________________
Dra. Ruth Viñas Adrianzen. Dr. César Ortiz Mostacero.
Juez Juez

_________________________________
Dra. Mery Elízabeth Robles Briceño.
Directora de Debates.