Está en la página 1de 2

EQUIPO DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA ESPECIALIZADO DE GRANADA

CASO PRÁCTICO: TRASTORNO GRAVE DE CONDUCTA

Es usted Orientador/a de referencia del CEIP “X” perteneciente al EOE “Z”, donde se
encuentra escolarizado un alumno de 7 años. En su informe de evaluación
psicopedagógica se recoge los siguientes datos:

- Puntuaciones en la Escala de Evaluación del TDAH (EDAH) compatibles con un


TDAH de tipo combinado.
- Desarrollo cognitivo, en base a las puntuaciones obtenidas en la Escala de
Inteligencia Weschler para niños WISC-IV obtiene un CIT total de 76. Su
capacidad intelectual global se clasifica como Promedio bajo (según WISC-IV).
- Su nivel de competencia curricular se sitúa actualmente en Educación Infantil
de 5 años y desarrolla una adaptación curricular no significativa.
- A nivel familiar, el padre se encuentra privado de libertad. El alumno está
viviendo en una Residencia Escolar. En periodo de fines de semanas y
vacaciones vive con su madre en casa de los abuelos maternos. La relación
madre –hijo es permisiva, no asume las dificultades que presenta su hijo. El
alumno carece de pautas de comportamiento claras en casa, ausencia de
límites.
- A falta de un diagnóstico clínico, se concluye que presenta necesidades
específicas de apoyo educativo compatibles con: Trastorno Grave de Conducta.
Trastorno negativista desafiante. Las conductas que manifiesta en el centro
escolar son las siguientes:
o No respeta las normas de convivencia, no sabe compartir ni esperar su
turno.
o Es indisciplinado, agresivo y llama continuamente la atención.
o Se enfada con facilidad, en especial, cuando no puede hacer lo que él
quiere. Se tira al suelo, comienza a patalear y arrojar objetos.
o Molesta constantemente a sus compañeros y compañeras llegando, en
ocasiones, a la agresión física.
o Se escapa del aula y sale corriendo por los pasillos del centro.
o Insulta continuamente a los maestros/as y a sus compañeros/as.
o Esconde en su mochila objetos de sus iguales y de clase.

Ante esta situación, no hay consenso por parte del equipo docente de cómo intervenir
con este alumno. La tutora no comprende que se tenga actuar de manera diferente
con este alumno, entendiendo esa diferencia como un “privilegio” y que entonces
tendría que hacer lo mismo con el resto de la clase. Manifiesta que no va hacer nada
que ralentice el ritmo de su clase y que el resto de compañeros de su clase tienen
derecho a la educación y que si se escapa que se vaya (“bye, bye”).
EQUIPO DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA ESPECIALIZADO DE GRANADA

El resto del profesorado manifiesta también su discrepancia en su estilo docente


siendo algunos de ellos muy permisivos con el alumno dejándole hacer lo que le
apetece en cada momento con objeto de evitar que el alumno desencadene una
“crisis” en el aula y otros muy estrictos expulsándolo de la clase cada vez que su
comportamiento está fuera de lugar, enviándolo a la dirección del centro. Cuando está
castigado en dirección, recibe la atención de todos los miembros de la Comunidad
Educativa que pasaban por allí.

- Pasos a seguir como orientador respecto a este alumno.


- ¿Cuáles serían las estrategias que habría que implementar para resolver la
reticencia que muestra la tutora y las discrepancias que mantiene el Equipo
Docente en la intervención con este alumno?
- ¿Con qué miembros de la Comunidad Educativa contaría para llevar a cabo el
programa de intervención con este alumno?

También podría gustarte