Está en la página 1de 57

LEY 27051

PODER LEGISLATIVO NACIONAL (P.L.N.)

Ejercicio de la Profesión de Terapeutas Ocupacionales,


Terapistas Ocupacionales y Licenciados en Terapia
Ocupacional.
Sanción: 03/12/2014; Promulgada de Hecho: 23/12/2014;
Boletín Oficial 09/01/2015.

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionan


con fuerza de Ley:

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DE TERAPEUTAS OCUPACIONALES, TERAPISTAS OCUPACIONALES


Y LICENCIADOS EN TERAPIA OCUPACIONAL
CAPÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1°.- La presente ley tiene por objeto establecer el marco general del ejercicio profesional
de la terapia ocupacional, basado en los principios de integridad, ética y bioética, idoneidad,
equidad, colaboración y solidaridad, sin perjuicio de las disposiciones vigentes dictadas por las
autoridades jurisdiccionales y las que en lo sucesivo éstas establezcan en todo el territorio
nacional.
CAPÍTULO II
EJERCICIO DE LA PROFESIÓN Y DESEMPEÑO DE LA ACTIVIDAD PROFESIONAL
Art. 2°.- A los efectos de la presente ley se considera ejercicio profesional de la terapia
ocupacional, en función de los títulos obtenidos y de las respectivas incumbencias, el análisis,
evaluación, aplicación, investigación y supervisión de teorías, métodos, técnicas y procedimientos
en las que se implementen como recurso de intervención saludable las actividades y ocupaciones
que realizan las personas y comunidades en su vida cotidiana.
Quedan comprendidas dentro de las mismas las actividades de la vida diaria, actividades
instrumentales de la vida diaria, descanso y sueño, educación, trabajo, juego, ocio y participación
social.
También se considera ejercicio profesional de la terapia ocupacional la docencia de grado y
posgrado, como las que se apliquen a actividades de índole sanitaria, social, educativa,
comunitaria y jurídico - pericial propia de los conocimientos específicos.Art. 3°.- A los efectos de la
presente ley se entiende por:
a) Actividades de la vida diaria: las orientadas al cuidado de sí mismo, como alimentación, higiene
y vestido;
b) Actividades instrumentales de la vida diaria: las de apoyo a la vida cotidiana en la casa y en la
comunidad, que incluyen la movilidad comunitaria, manejo del dinero y elaboración de alimentos,
entre otras;
c) Ocupaciones productivas: son las actividades necesarias para participar en un empleo formal,
informal, protegido y de voluntariado.
Art. 4°.- El terapeuta ocupacional, terapista ocupacional o licenciado en terapia ocupacional podrá
ejercer su actividad profesional en forma autónoma o integrando equipos específicos
interdisciplinarios o transdisciplinarios, en forma privada o en instituciones públicas o privadas que
requieran sus servicios.
Art. 5°.- El control del ejercicio profesional y de la matrícula respectiva será ejercido por la
autoridad que al efecto designe cada jurisdicción.
CAPÍTULO III
CONDICIONES PARA EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN
Art. 6°.- El ejercicio profesional de la terapia ocupacional sólo está autorizado a las personas que
posean:
a) Título de licenciado en terapia ocupacional otorgado por universidades nacionales, provinciales,
de gestión estatal o privada debidamente reconocidas por autoridad competente;
b) Título de grado de terapeuta o terapista ocupacional universitario otorgado por universidades
de gestión estatal o privada debidamente reconocidas por autoridad competente, al momento de
aprobación de la presente ley.
Art. 7°.- Los terapeutas y terapistas ocupacionales con títulos que carezcan de grado universitario
expedidos por instituciones de carácter privado deberán realizar y aprobar un ciclo de
complementación curricular conforme lo establezca la reglamentación, teniendo para ello un plazo
de cinco (5) años a partir de la promulgación de la presente ley.
CAPÍTULO IV
ALCANCES E INCUMBENCIAS DE LA PROFESIÓN
Art. 8°.- Los terapeutas ocupacionales, terapistas ocupacionales o licenciados en terapia
ocupacional están habilitados para las siguientes actividades:
a) Realizar acciones de promoción, prevención, atención, recuperación y rehabilitación de la salud
de las personas y comunidades a través del estudio e instrumentación de las actividades y
ocupaciones de cuidado de sí mismo, básicas instrumentales, educativas, productivas y de tiempo
libre;
b) Realizar entrenamiento con técnicas específicas de las destrezas necesarias propias de las
actividades y ocupaciones de cuidado de sí mismo básicas, instrumentales, educativas,
productivas y de tiempo libre;
c) Participar en la elaboración, implementación y evaluación de planes, programas y proyectos de
desarrollo comunitario que impliquen la instrumentación de actividades y ocupaciones como
recursos de integración personal, educacional, social y laboral;
d) Diseñar, evaluar y aplicar métodos y técnicas para la recuperación y mantenimiento de las
capacidades funcionales biopsicosociales de las personas;
e) Detectar y evaluar precozmente disfunciones en el desarrollo del lactante y niño, y realizar
intervención temprana;
f) Evaluar la capacidad funcional biopsicosocial de las personas con riesgo ambiental, y efectuar
promoción y prevención de disfunciones ocupacionales;
g) Evaluar la capacidad funcional biopsicosocial de las personas, y efectuar tratamiento de las
disfunciones ocupacionales como medio de integración personal, laboral, educativa y social;
h) Participar en el diseño, ejecución y evaluación de planes, programas y proyectos destinados a
evaluar, prevenir y tratar enfermedades de la población;
i) Participar en la evaluación, diseño y confección de ayudas técnicas y de tecnología de asistencia
y capacitar, asesorar y entrenar en el uso de las mismas;
j) Participar, asesorar, capacitar y entrenar en el uso de equipamiento protésico para la ejecución
funcional de las actividades y ocupaciones enunciadas;
k) Asesorar a personas con necesidades especiales, a su familia e instituciones en lo referente a la
autonomía personal y social a fin de promover su integración y mejorar su calidad de vida;
l) Realizar arbitrajes y peritajes judiciales para evaluar la capacidad funcional y desempeño
ocupacional de las personas;
m) Realizar estudios e investigaciones dentro del ámbito de sus incumbencias;
n) Planificar, organizar, dirigir, monitorear y participar en programas docentes, carreras de grado
y posgrado de terapeutas ocupacionales, terapistas ocupacionales y licenciados en terapia
ocupacional;
ñ) Planificar, organizar, dirigir, evaluar y ejercer otros cargos y funciones en servicios de terapia
ocupacional en instituciones y unidades de tratamiento públicas o privadas;
o) Participar en la definición de políticas de su área y en la formulación, organización, ejecución,
supervisión y evaluación de planes y programas de salud, y sociales dentro del ámbito de sus
incumbencias.
CAPÍTULO V
ESPECIALIDADES
Art. 9°.- Para ejercer como “especialista” los terapeutas ocupacionales o terapistas ocupacionales
o licenciados en terapia ocupacional deberán poseer el título que lo acredite, expedido por la
autoridad jurisdiccional que corresponda según la nómina de especialidades que determine.
Art. 10.- Para el ejercicio de la especialidad el terapeuta ocupacional, terapista ocupacional o
licenciado en terapia ocupacional debe poseer:
a) Título o certificado otorgado por universidades nacionales, provinciales, de gestión estatal o
privada reconocida por autoridad competente ajustado a la reglamentación vigente;
b) Certificado otorgado por entidad científica de la especialidad reconocida por la autoridad
jurisdiccional competente ajustado a reglamentación vigente;
c) Certificado de aprobación de residencia profesional completa, no mayor de cuatro (4) años,
extendido por institución pública o privada reconocida por la autoridad jurisdiccional competente
ajustado a reglamentación vigente;
d) Título o certificado expedido por universidades extranjeras revalidado en el país según
normativa vigente.
CAPÍTULO VI
INHABILIDADES, INCOMPATIBILIDADES Y EJERCICIO ILEGAL
Art. 11.- No pueden ejercer la profesión, en ninguna jurisdicción, los terapeutas ocupacionales,
terapistas ocupacionales o licenciados en terapia ocupacional que estén sancionados con
suspensión o exclusión en el ejercicio profesional, mientras dure la sanción.
Art. 12.- Las incompatibilidades para el ejercicio de la profesión de terapia ocupacional sólo
pueden ser establecidas por ley;
Art. 13.- Las personas que sin poseer título habilitante ejercieran la profesión de terapeuta
ocupacional, terapista ocupacional o licenciado en terapia ocupacional serán pasibles de las
sanciones que pudieren corresponderles por esta ley y su conducta denunciada por infracción a
los artículos 208 y 247 del Código Penal.
CAPÍTULO VII
DERECHOS DE LOS PROFESIONALES
Art. 14.- Son derechos de los terapeutas ocupacionales o terapistas ocupacionales o licenciados en
terapia ocupacional, los siguientes:
a) Ejercer su profesión de conformidad con lo establecido en el marco de la presente ley y su
reglamentación asumiendo las responsabilidades;
b) Negarse a realizar o colaborar en la ejecución de prácticas que entren en conflicto con sus
convicciones religiosas, morales o éticas, siempre que de ello no resulte un daño a la persona;
c) Contar con adecuadas garantías que faciliten el cumplimiento de la obligación de actualización y
capacitación permanente cuando ejerzan su profesión bajo relación de dependencia pública o
privada;
d) Percibir honorarios, aranceles y salarios que hagan a su dignidad profesional;
e) Contar con las medidas de prevención y protección de su salud en su ámbito laboral;
f) Formar parte de los planteles de profesionales del sistema de salud público, educativo,
comunitario, de la seguridad social, de medicina privada, prepagas y mutuales;
g) Acordar honorarios y aranceles con obras sociales, prepagas, mutuales y otras, de manera
individual o a través de sus colegios profesionales, asociaciones civiles y federaciones según
corresponda en cada jurisdicción;
h) Integrar tribunales que entiendan en concursos y selecciones internas para la cobertura de
cargos de terapeutas ocupacionales o terapistas ocupacionales o licenciados en terapia
ocupacional;
i) Realizar acciones de divulgación, promoción y docencia e impartir conocimientos sobre terapia
ocupacional a nivel individual, grupal o comunitario;
j) Ocupar cargos docentes y jerárquicos en universidades, en instituciones de salud u otras afines
a sus incumbencias profesionales.
CAPÍTULO VIII
DEBERES Y OBLIGACIONES
Art. 15.- Los terapeutas ocupacionales, terapistas ocupacionales o licenciados en terapia
ocupacional tendrán los siguientes deberes y obligaciones:
a) Respetar en todas sus acciones la dignidad de la persona humana, sin distinción de ninguna
naturaleza, acorde a los principios establecidos en la ley 26.529;
b) Efectuar interconsultas con otros profesionales de la salud;
c) Efectuar y recibir derivaciones de y hacia otros profesionales de la salud cuando la naturaleza
del problema así lo requiera;
d) Guardar secreto profesional con sujeción a lo establecido por la legislación vigente en la
materia;
e) Emitir informes de sus prestaciones en terapia ocupacional que contribuyan al proceso de
evaluación, promoción, atención y recuperación del desempeño ocupacional;
f) Prestar colaboración cuando les sea requerida por las autoridades sanitarias en caso de
epidemias, desastres u otras emergencias;
g) Fijar domicilio profesional en la jurisdicción que corresponda.
CAPÍTULO IX
PROHIBICIONES
Art. 16.- Queda prohibido a los terapeutas ocupacionales, terapistas ocupacionales o licenciados
en terapia ocupacional, lo siguiente:
a) Realizar indicaciones o acciones ajenas a su incumbencia;
b) Realizar, propiciar, inducir o colaborar en prácticas que signifiquen menoscabo a la dignidad
humana;
c) Delegar en personal no habilitado facultades, funciones o atribuciones privativas de su
profesión;
d) Anunciar o hacer anunciar su actividad profesional publicando falsos éxitos terapéuticos,
estadísticas ficticias, datos inexactos, prometer resultados infundados, o cualquier otra afirmación
engañosa;
e) Someter a personas a procedimientos o técnicas que entrañen peligro para su salud;
f) Participar honorarios o en beneficios que obtengan terceros que fabriquen, distribuyan,
comercialicen o expendan prótesis, órtesis y aparatos o equipos de utilización profesional;
g) Hacer manifestaciones que puedan generar un peligro para la salud de la población, un
desprestigio para la profesión o estén reñidas con la ética profesional;
h) Anunciarse como especialistas sin encontrarse registrados como tales en los organismos
respectivos que tienen el control de la matrícula profesional y anunciar especialidades que no
están debidamente autorizadas.
Art. 17.- Queda prohibido a toda persona que no esté comprendida en el artículo 6° de la
presente ley participar en las actividades o realizar las acciones propias del ejercicio de la
actividad del profesional comprendido en la presente ley.
Art. 18.- Las instituciones y los responsables de la dirección, administración o conducción de las
mismas que contrataren para realizar las tareas propias de la actividad del profesional de la
terapia ocupacional a personas que no reúnan los requisitos exigidos por la presente ley, o que
directa o indirectamente las obligaren a realizar tareas fuera de los límites que establece esta
normativa, serán pasibles de las sanciones previstas en la ley 17.132, sin perjuicio de la
responsabilidad civil, penal o administrativa que pudiere imputarse a las mencionadas instituciones
y responsables.
CAPÍTULO X
MATRICULACIÓN Y REGISTRO DE SANCIONADOS E INHABILITADOS
Art. 19.- Para el ejercicio profesional los terapeutas ocupacionales, terapistas ocupacionales y
licenciados en terapia ocupacional deberán inscribir previamente el título habilitante universitario
expedido o revalidado conforme al artículo 6° de la presente ley, por las autoridades competentes
reconocidas y en el organismo jurisdiccional correspondiente.
Art. 20.- El Ministerio de Salud de la Nación deberá crear un registro de profesionales sancionados
e inhabilitados al que tendrán acceso solamente las autoridades de aplicación y los colegios
profesionales de cada jurisdicción según lo determine la reglamentación.
Art. 21.- Son causas de cancelación de la matrícula, las siguientes:
a) Petición del interesado;
b) Sanción del Ministerio de Salud de la Nación, o sus equivalentes en cada jurisdicción, que
inhabilite para el ejercicio de la profesión o actividad;
c) Fallecimiento.
Art. 22.- A los efectos de la aplicación, procedimiento y prescripción de las sanciones y la
determinación de inhabilidades e incompatibilidades, se debe asegurar el derecho de defensa, el
debido proceso y demás garantías constitucionales. Para la graduación de las sanciones por
incumplimientos de la presente ley se debe considerar la gravedad de la falta y la conducta
reincidente en que hubiere incurrido el matriculado; en su caso se aplicarán artículos 125 al 141
de la ley 17.132 de ejercicio de la medicina y sus modificaciones.
CAPÍTULO XI
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS
Art. 23.- El Ministerio de Educación de la Nación deberá promover ante los organismos que
correspondan la unificación de las currículas de todas las universidades de gestión estatal o
privadas, conforme la presente ley.
Art. 24.- El Ministerio de Educación de la Nación deberá promover, ante los organismos que
correspondan, el dictado de cursos de complementación curricular, destinados a los graduados
que a la fecha poseen título terciario no universitario de terapista o terapeuta ocupacional, cuya
vigencia se establece en un período no mayor a cinco (5) años a partir de la sanción de la
presente ley.
Art. 25.- La aplicación de la presente ley en cada jurisdicción quedará supeditada a la adhesión o
a la adecuación de su normativa, conforme lo establecido en cada jurisdicción.
Art. 26.- La presente ley será reglamentada por el Poder Ejecutivo en el término de ciento ochenta
(180) días desde su publicación en el Boletín Oficial.
Art. 27.- Comuníquese al Poder Ejecutivo nacional.
DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS TRES
DIAS DEL MES DE DICIEMBRE DEL AÑO DOS MIL CATORCE.
DECRETO 886/2007
PODER EJECUTIVO DE LA PROVINCIA DE CORDOBA

Profesión de Terapista Ocupacional, reglamentación del


art. 67 de la ley N° 6222.
Del: 13/06/2007; Boletín Oficial 03/07/2007

VISTO: La Nota Nº MS01 139440025-607, del registro del Ministerio de Salud.


Y CONSIDERANDO:
Que en las presentes actuaciones la Asociación Civil de Terapistas Ocupacionales de Córdoba
(Personería Jurídica Resolución Nº 137 “A”05), a través de su Presidenta, eleva propuesta de
reglamentación del ejercicio profesional de la referida disciplina en el ámbito de esta provincia, en
el marco de la ley 6.222 (Ejercicio de las profesiones y actividades relacionadas con la salud en la
Provincia de Córdoba).
Que se acompañan en la presentación, antecedentes reglamentarios de la profesión del Terapista
Ocupacional en otras jurisdicciones.
Que la peticionante funda su propuesta en la necesidad de cubrir el vacío legal existente,
respecto al ejercicio de la profesión del Terapista Ocupacional, en esta Provincia.
Que la Gerencia General de Asuntos Legales del Ministerio de Salud, en función de las
competencias que le son propias y en virtud de encontrarse a cargo del Departamento de
Asuntos Profesionales - conforme Resolución Ministerial 374/06 -, informa que si bien los
terapistas ocupacionales se encuentran incluidos dentro de la ley 6.222, conforme su artículo 67,
el ejercicio profesional de este campo disciplinar no ha sido regulado aún.
Que en virtud de ello, la Gerencia General de Asuntos Legales de la cartera sanitaria, sugiere el
dictado de un decreto reglamentario de ejecución, proveyendo la regulación de la profesión del
Terapista Ocupacional, integrando y completando la ley 6.222, asegurando “...no sólo el
cumplimiento de la ley sino también los fines que se propuso el legislador” (Procuración del
Tesoro de la Nación, Dictamen 87/94).
Que el titular del Ministerio de Salud otorga el visto bueno a la propuesta de la Asociación Civil de
Terapistas Ocupacionales de Córdoba -con las modificaciones propiciadas por la Gerencia
General de Asuntos Legales-, e insta la prosecución del trámite.
Por ello, lo informado por la Gerencia General de Asuntos Legales del Ministerio de Salud y lo
dictaminado por Fiscalía de Estado bajo Nros: 29/07 y 0534/2007, respectivamente,
EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA
DECRETA:
Artículo 1º.- APRUÉBASE la Reglamentación del ejercicio de la profesión del Terapista
Ocupacional (artículo 67 de la Ley 6.222), cuyo texto compuesto de una (1) foja forma parte
integrante del presente Decreto como Anexo I.
Art. 2º.- El presente Decreto será refrendado por los señores Ministro de Salud y Fiscal de
Estado.
Art. 3º.- PROTOCOLICESE, dése intervención a la Dirección General de Recursos Humanos,
comuníquese, publíquese y archívese.

ANEXO I
Reglamentación del ejercicio de la profesión de Terapista Ocupacional (Art. 67 la Ley 6.222)
ARTÍCULO 1º.- A los fines de esta Reglamentación, se entiende por Terapista Ocupacional, la
aplicación de procedimientos y técnicas destinados a la rehabilitación física y/o mental de
inválidos, incapacitados, lesionados o enfermos bajo control médico. También será considerada
como actuación profesional la labor docente, de investigación, planificación y el ejercicio de
funciones en establecimientos públicos o privados en donde presten servicios de evaluación,
asesoramiento y auditoría sobre temas de su incumbencia profesional.
ARTÍCULO 2º.- Le está permitido al Terapista Ocupacional:
a) Elaborar, aplicar y evaluar métodos y técnicas de análisis d las actividades que realiza el
hombre para determinar los requerimientos psicofísicos que implican el desarrollo de las mismas.
b) Diseñar, implementar y evaluar métodos y técnicas de mantenimiento, desarrollo y
recuperación de la capacidad funcional psicofísica de las personas.
c) Entrenar en la utilización de equipamiento ambiental, protésico y ortésico para mejorar las
posibilidades de autonomía de las personas.
d) Elaborar, aplicar y evaluar métodos y técnicas de análisis ocupacional para determinar las
capacidades funcionales y psicofísicas que implican el desempeño de las distintas actividades
laborales.
e) Efectuar orientación, tratamiento, evaluación y seguimiento de las personas con padecimiento
en lo referente a su autonomía personal y ocupacional con el objeto de lograr su integración
social.
f) Participar en el planeamiento, ejecución y evaluación de programas y proyectos de desarrollo
comunitario e integración personal, educacional, social y laboral, que se relacionen con personas
que padezcan alguno de los impedimentos y que requieran rehabilitación o asistencia conforme lo
establecido en el artículo 1º del presente.
ARTÍCULO 3º.- La terapia ocupacional será ejercida por las personas que posean título de
Terapista Ocupacional y/o Licenciados en Terapia Ocupacional, expedido por Universidades o
Institutos legalmente habilitados a tal efecto. La matrícula será otorgada por el Ministerio de
Salud, conforme las reglamentaciones en vigencia.-
LEY 4363
PODER LEGISLATIVO DE LA PROVINCIA DE CHUBUT

Reglamentación del ejercicio de la Terapia


Ocupacional. Modificación de la ley 989.
Sanción: 30/04/1998; Promulgación: 13/05/1998;
Boletín Oficial 21/05/1998

Artículo 1º -- La presente ley reglamenta el ejercicio de la profesión de terapista


ocupacional en el ámbito de la provincia del Chubut, entendida como el arte y la
ciencia de dirigir la respuesta del individuo a la actividad seleccionada para
favorecer y mantener la salud, para prevenir la discapacidad, para valorar la
conducta y para tratar o adiestrar a los pacientes con disfunciones físicas o
psicosociales.
Art. 2º -- Se entiende como ejercicio de la terapia ocupacional las actividades
que realizan los terapistas ocupacionales y licenciados en terapia ocupacional
para la promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud de las
personas, dentro de los límites de su competencia, la que deriva de las
incumbencias del título habilitante.
También será considerado ejercicio profesional la labor docente, de
investigación, planificación y el ejercicio de funciones en establecimientos
públicos o privados en donde presten servicios de evaluación, asesoramiento y
auditoría sobre temas de su incumbencia profesional.
Art. 3º -- Sin perjuicio de las incumbencias derivadas del título académico, se
consideran propias del ejercicio de la profesión de terapista ocupacional:
a) Elaborar, aplicar y evaluar métodos y técnicas de análisis de las actividades
que realiza el hombre, para determinar los requerimientos psicofísicos que
implica el desarrollo de los mismos;
b) Diseñar, implementar y evaluar métodos y técnicas de análisis de evaluación
de la capacidad funcional psicofísica de las personas;
c) Diseñar, implementar y evaluar métodos y técnicas de análisis y evaluación
del desarrollo psicomotriz de las personas;
d) Efectuar la evaluación, orientación, seguimiento y tratamiento de las
conductas neuromadurativas y emocionales en las personas, desde el momento
de su nacimiento y durante el transcurso de su desarrollo;
e) Realizar estimulación temprana y tratamiento en niños discapacitados o con
riesgo ambiental, a los efectos de lograr un adecuado desarrollo biopsicosocial;
f) Participar en el planeamiento, implementación y evaluación con equipos
interdisciplinarios que integra el terapista ocupacional;
g) Diseñar y elaborar equipamiento ortésico;
h) Participar en la evaluación de la pertinencia del equipamiento ortésico y
adiestrar en su participación como así también en la del equipamiento protésico;
i) Diseñar y elaborar equipamiento personal y ambiental, fijo y móvil, destinado
a mejorar las posibilidades de autonomía de los individuos discapacitados;
j) Adiestrar y asesorar al individuo discapacitado y a su familia, en lo referente a
su autonomía personal y social, con el objeto de lograr su integración;
k) Elaborar, aplicar y evaluar métodos y técnicas de análisis ocupacional para
determinar las capacidades funcionales y psicofísicas que implican el desempeño
de las distintas actividades laborales;
l) Participar en el planeamiento, ejecución y evaluación de planes, programas y
proyectos de rehabilitación profesional y laboral;
m) Participar en el planeamiento, ejecución y evaluación de planes, programas y
proyectos de desarrollo comunitario que impliquen la utilización de actividades
como instrumento de integración personal, social y laboral;
n) Realizar arbitrajes y peritajes referidos a la capacidad psicofísica de las
personas y a los métodos y técnicas utilizadas para su evaluación.
Art. 4º -- El ejercicio de la profesión de terapista ocupacional podrá ser
desempeñado por aquellas personas que posean título universitario o terciario
de terapista ocupacional o de licenciado en terapia ocupacional.
El título profesional debe estar otorgado por universidades nacionales públicas o
privadas reconocidas como tales por el estado nacional, institutos superiores de
nivel terciario oficialmente reconocidos, o universidades extranjeras en la
medida en que el título se encuentre revalidado.
Art. 5º -- La posesión de título profesional en los términos del art. 4º autoriza a
solicitar el otorgamiento de la matrícula habilitante para desempeñar la
profesión en el ámbito de la provincia del Chubut.
Es requisito para el ejercicio de la profesión contar con la matrícula expedida
por autoridad de aplicación de esta ley.
Art. 6º -- El control y fiscalización del ejercicio de la profesión de terapista
ocupacional y gobierno de la matrícula estará a cargo del SIPROSALUD, quien
será la autoridad de aplicación de esta ley.
Art. 7º -- La autoridad de aplicación verificará si la petición de matriculación
reúne los requisitos exigidos por la presente ley y su reglamentación, debiendo
expedirse dentro de los treinta (30) días corridos siguientes.
Art. 8º -- Se encuentran inhabilitados para ejercer como terapistas
ocupacionales:
a) Los que poseyendo título académico no se hubieren matriculado;
b) Los que poseyendo matrícula se encuentren impedidos del ejercicio de la
profesión por sentencia judicial;
c) Los matriculados a quienes se les hubiere cancelado o suspendido la
matrícula por sanción disciplinaria de tipo administrativo.
Art. 9º -- Los terapistas ocupacionales tienen derecho al ejercicio de su
profesión de conformidad con lo normado por esta ley y su reglamentación.
Art. 10. -- Son deberes de los terapistas ocupacionales:
a) Desempeñarse con lealtad, probidad y buena fe, respetando en todas sus
acciones la dignidad de la persona sin distinción de ninguna naturaleza;
b) Concluir la relación terapéutica cuando el paciente no resulta beneficiado con
la misma;
c) Solicitar la colaboración de otros profesionales de la salud cuando surjan
inconvenientes que comprometan la salud del paciente o la correcta evolución
de su tratamiento efectuando también interconsultas o derivaciones cuando ello
resulte conveniente;
d) Guardar secreto profesional sobre aquellas informaciones de carácter
reservado o personalísimo a que accedan en el ejercicio de su profesión;
e) Prestar la colaboración que sea requerida por las autoridades sanitarias en
casos de emergencia.
Art. 11. -- Queda prohibido a los terapistas ocupacionales:
a) Realizar indicaciones terapéuticas o acciones ajenas a su incumbencia
profesional;
b) Anunciar o hacer anunciar su actividad profesional publicando falsos éxitos
terapéuticos, falsas estadísticas, datos inexactos o prometer resultados en la
curación;
c) Someter a las personas a procedimientos o técnicas que entrañen peligro
para la salud;
d) Realizar, propiciar, inducir o colaborar en prácticas que signifiquen un
menoscabo a la dignidad humana;
e) Delegar en personal no habilitado facultades, funciones o atribuciones
privativas de su profesión o actividad;
f) Tener participación en beneficios que obtengan terceros que fabriquen,
distribuyan, comercien o expandan prótesis, órtesis y aparatos o equipos de
utilización profesional.
Art. 12. -- El régimen de sanciones, prescripciones y procedimientos previstos
en los títulos VIII, IX y X, respectivamente, de la ley 989 será directamente
aplicable al ejercicio profesional de los terapistas ocupacionales. Las restantes
normas de la ley 989son de aplicación supletoria al presente régimen legal.
Art. 13. -- Deróganse los arts. 68, 69, 70 y 71 de la ley 989.
Art. 14. -- Comuníquese, etc.

LEY 2079
PODER LEGISLATIVO DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

Normas sobre el ejercicio de las actividades de la salud.


Derogación del dec.-ley 504/69 y de las leyes 878, 1172 y
1840. Modificación de las leyes 818, 1269 y 1279.
Sanción: 26/11/2003; Promulgación: 16/12/2003; Boletín
Oficial 09/01/2004.

TITULO I - Parte general


Artículo 1º - Las actividades de salud prescriptas en la presente Ley quedan sujetas a las normas
de la misma y a las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten.
Art. 2º - Quedan comprendidas las actividades tendientes a promover, mantener, alcanzar o
reestablecer la salud; como así también aquellas que pudieran transformarse en peligrosas o
negativas para la salud individual desarrolladas por los actores señalados en el Artículo 96 y su
reglamentación.
Entiéndase a la salud, como el estado de bienestar físico, psíquico y social que implica
adaptación dinámica de la persona a su medio. Es un derecho humano fundamental que debe ser
considerado como objetivo social y su realización exige la intervención del Estado como
responsable principal y la de los distintos actores sociales, políticos y económicos.
Art. 3º - Queda prohibido a toda persona que no esté comprendida en esta Ley, la participación en
actividades que estén contempladas en la misma. Sin perjuicio de las sanciones dispuestas por la
presente, las que actuaren fuera de los límites en que deben ser desarrolladas sus actividades,
serán denunciadas por infracción al Artículo 208 del Código Penal.
Art. 4º - Todas estas actividades estarán sometidas a la Fiscalización del Ministerio de Bienestar
Social a través de la Subsecretaría de Salud, la que asumirá facultades regulatorias y
sancionatorias, de acuerdo a lo que disponga esta Ley y sus reglamentaciones correspondientes.
TITULO II
CAPITULO I - De las actividades de salud
Art. 5º - Se consideran actividades señaladas en el Artículo 2º, a las siguientes:
a) Las destinadas a anunciar, prescribir, indicar o aplicar cualquier procedimiento directo o
indirecto de tipo científico para la recuperación, conservación y preservación de la salud, a través
de la prevención, diagnóstico, pronóstico, tratamiento de la enfermedad y/o rehabilitación de la
salud y las destinadas al diagnóstico e intervención psicosocial desde el eje de desarrollo social y
de promoción de calidad de vida en ámbitos interrelacionales comunitarios; la docencia,
investigación, dirección, administración, evaluación, asesoramiento público y privado, actividades
de índole sanitarias de carácter jurídico pericial, económico, judicial, relacionadas con la salud; la
emisión, evacuación, expedición, presentación, planificación y organización de estudios,
entrevistas, consultas, informes, encuestas y proyectos; las destinadas a aplicar procedimientos
y/o cumplimentar actividades propias de otras disciplinas, bajo supervisiones preestablecidas y
las que pertenecen a su propio régimen de títulos e incumbencias y nivel académico.
a-1. Quedan incluidas para cubrir las actividades del apartado anterior, las personas que posean
títulos otorgados por Universidad Nacional, Provincial o Privada o Institutos Universitarios o
Instituciones de formación profesional superior de reconocido nivel y jerarquía con convenio
universitario previo, de grado y/o posgrado o título superior no universitario instrumental que
hubiera alcanzado grado y/o posgrado universitario, que posean incumbencias destinadas
exclusivamente al proceso salud-enfermedad o a la atención del mismo dentro de un marco
científico pluralista referido a la salud.
Las mismas son: La actividad Médica, Odontológica, Farmacéutica, Obstétrica, de Psicología, de
Trabajo Social, de Enfermería, de Nutricionista, de Kinesiología / Fisioterapia, de Psicopedagogía,
de Bioquímica, de Fonoaudiología, de Instrumentador Quirúrgico, de Terapia Ocupacional, de
Músicoterapia, de Tecnología para Diagnóstico por Imagen.
a-2. Las actividades preparatorias (practicantes), pasantías, concurrencias, y actividades ad
honorem reconocidas en el anterior apartado de este mismo inciso y el alumnado de las mismas.
Todas deben tener su propia reglamentación.
a-3. Las personas que posean títulos otorgados por Universidades Nacionales, Provinciales o
Privadas o Institutos de educación superior no Universitaria o Institutos de formación aprobados
por Autoridad correspondiente o Colegio Universitario, que otorguen título técnico-profesional que
tengan incumbencias exclusivas referidas al proceso de salud-enfermedad o dentro de un marco
científico pluralista referidos a salud y/o que habiliten para continuar estudios en otros ciclos o
niveles.
Las mismas son: Tecnicaturas superiores, Tecnicaturas y Auxiliarías. La nómina de las mismas
será agregada en el Anexo I de la presente Ley.
b) Las que desarrollen los: Podólogos, Visitadores de Higiene, Agentes Comunitarios de Salud,
Visitadores Médicos.
c) Las referidas a problemáticas de higiene, estética, artística, u otras que pudieren interferir
negativamente en la salud exponiéndola a situaciones de riesgo o de perjuicio total o parcial.
Ellas son: Los responsables de actividades de tatuajes, cama solar, quiropraxia y toda otra que en
el futuro produzca los efectos señalados en el presente inciso.
d) Las personas que posean títulos extranjeros equivalente a los enumerados en el presente
Artículo cuyo régimen de reválida y reconocimiento específico queda reglamentado por los
convenios internacionales, las disposiciones nacionales y la presente Ley.
e) En casos excepcionales:
e-1. De emergencia, referidas a circunstancias de catástrofes, epidemias o situaciones de
emergencia sanitaria, se tendrán en cuenta las que desarrollen el idóneo sin capacitación
específica, sólo en condiciones de brevedad temporal, cobertura de las actividades previstas
como tecnicaturas y auxiliarías, y supervisados por los responsables reconocidos en el apartado
a-1 del presente Artículo.
e-2. Los profesionales extranjeros de prestigio internacional reconocido, de título equivalente a los
enumerados en el presente artículo, que estuvieren por un período determinado en territorio
argentino, podrán ser requeridos en consulta para asuntos de su especialidad o ser contratados
por organismos públicos o privados con finalidades de investigación, asesoramiento o docencia.
e-2.1. Esta autorización será concedida especialmente por el Ministerio de Bienestar Social -
Subsecretaría de Salud. La misma será otorgada por un plazo que no exceda los seis meses y en
ningún supuesto podrá significar una actividad profesional privada, limitando su accionar al caso
para el cual ha sido especialmente requerida.
e-2.2. Tanto los supuestos de contratos con instituciones públicas o privadas como en los casos
de consultas asistenciales, deberán ser requeridas por instituciones habilitadas y/o por
profesionales matriculados. Todas deben poseer su propia reglamentación.
Las personas que posean los saberes y títulos reconocidos en los apartados a-1 y a-3 del inciso
a) del presente artículo podrán ejercer sus actividades en forma individual o integrando grupos
interdisciplinarios y en instituciones privadas o públicas, habilitadas para tal fin por autoridad
sanitaria provincial. En todos los casos pueden atender a personas sanas o enfermas.
El régimen de títulos e incumbencias desde su exclusividad y predominio, serán los encargados
de establecer el grado de dependencia e interrelación entre las actividades. Quedan excluidas las
acciones pertenecientes de las demás áreas disciplinarias, salvo las que fueren concurrentes.
La Comisión de Títulos delimitará específicamente el predominio y/o la exclusividad de
incumbencias referidas a salud u a otras disciplinas pluralistas.
Art. 6º - Sin perjuicio de lo establecido en los incisos a), b) y c) del Artículo 5º de la presente Ley,
el Poder Ejecutivo a través del órgano de aplicación de la misma, elaborará anualmente un
informe sobre las necesidades de actualización y de la evolución de la problemática que trata la
presente Ley, enviando sus conclusiones a la Legislatura hasta el 30 de junio de cada año, salvo
que por necesidades específicas referidas a salud, el Poder Ejecutivo presente informes previos a
esta fecha.
El Poder Legislativo determinará, en cada caso, las necesidades de actualización del listado de
actividades con sus derechos, obligaciones, prohibiciones y las modificaciones del texto vigente,
si correspondieren, hasta el 30 de noviembre de cada año.
El Ministerio de Bienestar Social-Subsecretaría de Salud, en su calidad de autoridad de aplicación
de la presente, será asistida sobre la adjudicación de actividades, reconocimiento de títulos y
elaboración de informes, por una comisión creada al efecto.
Se agrega como anexo II de la presente Ley la conformación y funciones de dicha Comisión.
CAPITULO II - Disposiciones generales de las actividades de salud
Art. 7º - Son derechos generales para los que ejerzan actividades según la presente Ley:
a) Ejercer la actividad descripta en el Artículo 5º y sus incisos de la presente Ley, una vez
cumplidos los requisitos legales.
b) Recibir trato digno de pacientes, familiares, grupos y comunidad en el ejercicio de su actividad.
c) No prestar servicios, salvo los supuestos determinados por el inciso b) del Artículo 8º de la
presente Ley.
d) Negarse a realizar o colaborar en la ejecución de prácticas que entren en conflicto con sus
convicciones religiosas, morales o éticas, siempre que de ello no resulte un daño inmediato o
mediato en el paciente sometido a esa práctica. El ejercicio de este derecho sólo será reconocido
cuando se concrete tanto en el ámbito público como en el privado.
e) Ejercer la docencia e investigación.
f) Realizar asesoramiento público o privado sobre temas que surgen de su incumbencia
profesional.
g) La realización de pericias que impliquen el análisis y/o la aplicación de métodos enumerados
en el inciso a) del presente Artículo.
h) La realización de servicios, o el desempeño de cargos, funciones, o empleos, remunerados o
no, dentro del ámbito público o privado, que requieran el conocimiento científico o técnico que
emana de la incumbencia de su título.
Art. 8º - Son obligaciones generales para los que ejerzan actividades según la presente Ley:
a) Ejercer su profesión o actividad de conformidad con lo establecido por la presente Ley y su
reglamentación.
b) Asistir a todo enfermo o víctima que se lo solicite, y/o que en virtud de la gravedad evidente o
potencial del padecimiento requiera atención para su salud, sin hacer discriminaciones de tipo
racial, religioso, político, militar, sexual o socioeconómico, cuando la falta de dicha asistencia
conlleve riesgo actual o futuro para la salud o vida de la persona.
c) Guardar secreto profesional respecto de los hechos y situaciones protagonizados o conocidos
en el ejercicio de su actividad.
d) Mantenerse permanentemente informado de los progresos concernientes a su disciplina,
cualquiera sea su especialidad, en pos de brindar mejor atención a las personas.
e) Mantener la idoneidad profesional, mediante capacitación permanente.
f) Cancelar toda relación profesional en curso cuando la misma haya dejado de beneficiar al
paciente.
g) No abandonar intempestivamente los trabajos profesionales que le hayan sido encomendados.
En la práctica pública y/o privada se deberá preavisar al paciente con antelación suficiente a fin
de que éste pueda confiar su consulta o tratamiento a otro profesional.
h) Efectuar interconsultas y/o derivaciones a otros profesionales de salud cuando la naturaleza
del problema en tratamiento así lo requiera, se trate de atención privada, mutualizada u
hospitalizada. Solicitar la inmediata colaboración de los profesionales dispuestos por las
incumbencias de títulos pertinentes cuando surjan complicaciones que comprometan el estado de
salud del paciente o la correcta evolución de la afección o enfermedad.
i) Denunciar ante las autoridades correspondientes toda transgresión a las normas de ejercicio
profesional que llegare a su conocimiento.
j) Mantener permanentemente informadas a las autoridades correspondientes respecto de su
domicilio actual y comunicar de inmediato todo cese o renuncia al ejercicio de la actividad.
k) Respetar la voluntad del paciente en cuanto sea negativa a la realización de cualquier
procedimiento propuesto y/o indicado.
l) Asumir responsabilidades acordes con la capacitación recibida, en las condiciones que
determine la reglamentación.
m) Informar a los pacientes y/o individuos y/o grupos y/o comunidad, o a su/s responsable/s, a
través de una explicación clara y precisa de la naturaleza del proceso salud-enfermedad , así
como también del balance entre los efectos del mismo y los riesgos y beneficios de los
procedimientos terapéuticos o intervenciones recomendables. La presentación de la información
debe ser realizada con un lenguaje comprensible, no tendencioso y adecuado al receptor.
n) Indicar exclusivamente aquellos procedimientos, prácticas o intervenciones necesarias y útiles
en cada caso.
o) Ajustarse a las normas legales vigentes y a las incumbencias de cada actividad, respecto a la
adquisición, almacenamiento, registro, prescripción y utilización de drogas, insumos, instrumental
y sustancias peligrosas.
p) Certificar, debiendo constar nombre completo, profesión, número de matrícula, fecha y firma.
q) La confección de informes y/o certificaciones referidas a marcos causales o resultados,
solicitados por la autoridad judicial competente.
r) Dar cumplimiento a las normas de registro, información, denuncia o notificación de tipo
estadístico y/o epidemiológico, que la Subsecretaría de Salud disponga.
s) Cumplimentar con arreglo a las normas vigentes, la documentación requerida por organismos
públicos o de la seguridad social referente a prácticas, prestaciones o información estadística, así
como cumplimentar los registros clínicos en forma oportuna y veraz.
t) Controlar y supervisar el correcto cumplimiento de las indicaciones dadas al personal técnico
y/o auxiliar bajo sus directivas, así como su actuación dentro de los estrictos límites de su
habilitación, siendo solidariamente responsable con los mismos, si por insuficiente o deficiente
control sobre ellos resultare daño a terceros.
Art. 9º - Son Prohibiciones generales para los que ejerzan actividades según la presente Ley:
a) Someter a las personas a procedimientos, prácticas o intervenciones cuyo riesgo exceda la
alternativa del beneficio para la salud.
b) Realizar, propiciar, inducir o colaborar directa o indirectamente en prácticas que signifiquen
menoscabo de la dignidad humana.
c) Anunciar o prometer la preservación de la salud o la curación de cualquier enfermedad fijando
plazos, así como prometer la utilización de métodos infalibles o secretos.
d) Publicitar éxitos terapéuticos, estadísticas, productos, métodos, equipos o sustancias para la
prevención, diagnóstico y/o curación de las enfermedades, según lo dispone esta Ley y su
legislación específica.
e) Anunciar o aplicar procedimientos, técnicas o terapéuticas no reconocidas por la autoridad
correspondiente.
f) Las personas incluidas en el Artículo 5º de la presente Ley, no podrán ejercer en los locales,
consultorios, centros o instituciones asistenciales o de investigación oficiales o privados no
habilitados o no registrados por el Ministerio de Bienestar Social, Subsecretaría de Salud. Salvo
casos de fuerza mayor o domicilio del paciente.
g) Aplicar en la práctica, en el ámbito privado o público, métodos, elementos, equipos o
sustancias de utilidad no reconocida por las Instituciones científicas o académicas nacionales y
por la Provincia, según disponga la reglamentación.
h) Anunciar una especialidad no reconocida en los términos de la legislación provincial vigente al
respecto.
i) Percibir remuneraciones por prestaciones, prácticas o intervenciones que no haya realizado o
en las que no haya participado, así como registrarlas en cualquier tipo de documentación y/o
emitir certificaciones y/o informes al respecto.
j) Ofrecer, dar o percibir bonificaciones, beneficios o participación de honorarios de otros
profesionales, laboratorios de análisis, ópticas, ortopedias, empresas de servicios o que elaboren,
fraccionen o comercialicen fármacos, cosméticos, productos dietéticos, prótesis o cualquier otro
elemento utilizado en la prevención, el diagnóstico y/o el tratamiento de enfermedades o la
preservación de la Salud. Lo expuesto en el párrafo anterior no alcanza los acuerdos comerciales
entre los laboratorios de elaboración de medicamentos y /o las distribuidoras y/o droguerías y/o
las farmacias entre sí, en lo que respecta a los mecanismos lícitos de comercialización de
medicamentos y especialidades medicinales.
k) Utilizar en las prescripciones signos, abreviaturas o claves que no sean reconocidos como de
uso habitual y aceptados por autoridad académica competente.
l) Ejercer las actividades padeciendo enfermedades físicas o disturbios psíquicos o emocionales
que pongan en riesgo la salud y/o la seguridad de los pacientes.
m) Delegar en personal auxiliar o técnico facultades, funciones o atribuciones inherentes o
privativas de su profesión o actividad.
n) Anunciar características técnicas de sus equipos o instrumentos que induzcan a error o
engaño.
o) Publicar carta de agradecimiento de pacientes.
p) Vender a excepción del profesional farmacéutico cualquier clase de medicamento.
q) Inducir a los pacientes a proveerse en determinados laboratorios, ópticas, ortopedias,
empresas de servicios o que elaboren, fraccionen o comercialicen fármacos, cosméticos,
productos dietéticos, prótesis o cualquier otro elemento utilizado en la prevención, el diagnóstico
y/o el tratamiento de enfermedades o la preservación de la Salud.
r) Expedir certificados por los que se exalten o elogien virtudes de medicamentos o cualquier otro
producto o agente terapéutico de diagnóstico, profiláctico o dietético.
s) Las actividades previstas en el Artículo 5º, inciso a) de la presente Ley, que se desempeñen en
cualquier órgano del Estado, como fiscalización y control de las mismas, no se podrán ejercer
simultáneamente, en ningún lugar o establecimiento privado que sea controlado por dicho
órgano.
Art. 10. - Las personas habilitadas para el ejercicio de las actividades de salud, asumen el deber,
el derecho y la obligación de guardar reserva de lo que vean, oigan o hagan en el ejercicio de sus
profesiones, excepto en las circunstancias en que la autoridad judicial así lo disponga o lo
establezca una Ley, en casos o modalidades específicas o cuando, a su juicio, exista justa causa
para ello y sin perjuicio de lo previsto en el Código Penal. Sólo será permitida la difusión de
información recogida en el ejercicio de la profesión o en virtud de la realización de trabajos de
investigación a instituciones o medios científicos, guardando reserva de la identidad de las
personas a las cuales se refiere, quedando prohibido realizarlo con fines de publicidad o lucro
personal o institucional.
Artículo 11. - Las personas que se encuentren habilitadas efectivamente para el ejercicio de las
actividades comprendidas en esta Ley, estarán obligados a prestar servicio bajo la dependencia
de la Autoridad de Aplicación de la misma, en circunstancias de catástrofe, epidemias o
situaciones de emergencia sanitaria que impongan riesgo para la atención a la salud de la
comunidad, declarada por dicha autoridad y durante los períodos y en las áreas geográficas que
ésta disponga.
Artículo 12. - El arancelamiento, tasas y multas relacionadas con la matriculación de las personas,
y las habilitaciones o rehabilitaciones o registraciones a las que hacen referencias los Artículos
103 y subsiguientes, 107 y subsiguientes, 109 y 110 y 115 de la presente Ley, se regirán por la
Ley Impositiva 2024 sus modificaciones y el código Fiscal de la Provincia.
Artículo 13. - Todas las actividades de Dirección de investigación biomédica, clínica o
experimental, a realizarse en el ámbito de la Provincia de La Pampa, aprobadas por los
organismos correspondientes, estarán reservadas exclusivamente a los profesionales con título
de grado y/o posgrado incluidos en la presente Ley; pudiendo incorporar como integrantes de los
equipos de investigación al resto de los comprendidos en la presente.
Artículo 14. - Será considerada como publicidad la difusión por cualquier medio: impreso, radial,
televisivo, magnético o digital, de instituciones, grupos, profesionales, metodologías diagnósticas
o terapéuticas, resultados o ventajas de cualquiera de ellos, en medios no específicamente
dedicados a la actividad técnica y/o científica en cuestión. Quedan excluidos del presente artículo
todas las actividades reconocidas en el artículo 5º que posean normas legales a nivel provincial
en tal sentido.
a) A los fines de la publicidad, deberá ser autorizado por el Ministerio de Bienestar Social
-Subsecretaría de Salud todo lo que exceda de:
1. Nombre y apellido o denominación comercial.
2. Profesión, títulos, especialidad, práctica habitual, dedicación particular, patologías atendidas y/o
cargos técnicos actuales reconocidos por la Autoridad de Aplicación.
3. Domicilio, horarios, teléfono u otras formas de comunicación (radial, e-mail, etc.).
b) Para tal autorización el Ministerio de Bienestar Social- Subsecretaría de Salud, deberá
asegurar el cumplimiento de lo establecido en el articulado de esta Ley, preservando a la oferta
de servicios de salud de las reglas publicitarias habituales en el comercio, según normas
definidas en la reglamentación respectiva.
c) Los propietarios o responsables de los medios de difusión o empresas que provean los medios
para la realización de publicidad de servicios de salud, fuera de los términos establecidos en el
presente artículo y su reglamentación, serán pasibles de las sanciones establecidas en la
presente.
d) La publicidad de las instituciones pertenecientes al inciso c) del Artículo 5º, se llevará a cabo a
través de la reglamentación en forma específica.
Artículo 15. - Ningún profesional cuya actividad se halle comprendida en la presente Ley, será
excusado por la violación de los deberes que la misma determina, en virtud de consideraciones
respecto a rango, funciones u órdenes de o en instituciones militares o de seguridad,
prevaleciendo en todos los casos el deber superior de atender a las necesidades de salud de las
personas, independientemente de cualquier otra consideración, quedando expresamente
prohibido para los mismos prestar sus servicios profesionales con el objeto de realizar, facilitar o
prolongar interrogatorios, apremios, torturas o ejecuciones de personas.
CAPITULO III - De las actividades específicas de salud
De la Medicina
Artículo 16. - Del ejercicio de las actividades médicas y sus especialidades se regirán por la N. J.
de F. Decreto-Ley Nº 1194/83 de creación del Consejo Superior Médico de La Pampa y sus
modificatorias Ley Nº 1.480, y Ley Nº 2.030, sus Decretos reglamentarios Nº 1.957/83 y Nº
763/84.
La actividad de la Medicina queda sujeta a la presente Ley solamente en aquello que las Leyes
Nº 1.194, Nº 1.480 y Nº 2.030 y sus reglamentaciones no legislan.
Artículo 17. - Será considerado ejercicio médico en general:
a) Lo descripto en el inciso a), del Artículo 5º, de la presente Ley, de acuerdo a sus incumbencias.
b) Ordenar la internación de personas en instituciones habilitadas, con el objeto de realización de
actos incluidos en el inciso a) del presente artículo.
c) La realización de análisis bioquímicos, acreditando el debido entrenamiento en forma
fehaciente, siempre a sus propios pacientes y en circunstancias en que no sea disponible el
concurso de un profesional bioquímico según lo permitan las incumbencias autorizadas, propias
de las profesiones reconocidas por la legislación nacional o provincial.
d) La realización de prácticas quirúrgicas de infertilización potencialmente reductibles, ligadura de
trompa de Falopio y vasectomía.
e) Los profesionales que ejerzan la medicina podrán certificar las comprobaciones y/o
constataciones que efectúen en el ejercicio de su profesión, con referencia a estados de salud o
enfermedad, administración, prescripción, indicación, aplicación o control de los procedimientos a
que se hace referencia en el Artículo 2º, de la presente, precisando la identidad del titular, en las
condiciones que se reglamenten.
Artículo 18. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 16 de la presente
Ley, deberán hacerlo según la legislación que el mismo cita; y deberán registrarse según lo
disponen los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Artículo 19. - El médico especialista, en el ejercicio de su profesión, deberá certificar o recertificar
según lo dispone la legislación del Artículo 16 de la presente Ley.
Artículo 20. - Son derechos específicos de los que ejercen la actividad médica, las siguientes:
a) Negarse a realizar por objeciones de conciencia, las prácticas requeridas según el inciso f) del
Artículo 21 de la presente Ley. Dicha negación no exime de la responsabilidad Institucional de
garantizar la práctica.
b) Solicitar junta médica.
Artículo 21. - Son obligaciones específicas de los que ejercen la actividad médica,las siguientes:
a) No realizar intervenciones que modifiquen el sexo de las personas, sin la debida autorización
judicial.
b) Los que hicieren uso del derecho del inciso a) del Artículo 20 de la presente Ley, deben
mantener dicha decisión tanto en el ejercicio público como privado, registrando la misma en la
Subsecretaría de Salud.
c) Participar en las autopsias o necropsias, según lo requiera el caso o a pedido de la Justicia
Provincial y/o Federal.
d) Extender los certificados de defunción de las personas fallecidas bajo su asistencia o a los que
fuere llamado a asistir con motivo de su fallecimiento, poniendo en conocimiento de la autoridad
competente, cuando al intervenir, desconozca la causa de la muerte o sospeche la comisión de
algún delito.
e) Solo a continuación de los requisitos señalados en el inciso m) del Artículo 8, se le solicitará a
el/los interesado/s su aprobación para ser sometido a los procedimientos, prácticas o
intervenciones. El/los informados deberán ser respetados ante la presentación de su voluntad
negativa posexplicación, registrando por escrito y bajo firma del profesional informante y del
interesado/s informados, la negación o aceptación.
En los supuestos precedentes, no se solicitarán dichos requerimientos para los casos de
inconciencia, alienación mental, lesiones graves, tentativa de suicidio y en los casos que corra
riesgo la vida.
f) La obligación de informar perdura para cuando el requerimiento proviene del /la interesado/a
respecto a intervenciones sobre las áreas estéticas o supuestos de infertilización potencialmente
reductibles como ligaduras de trompas de Falopio o vasectomías, que implique una decisión
sobre los derechos personalísimos del ser humano.
En tal sentido el interesado debe cumplimentar los siguientes requisitos:
1. Ser mayor de edad.
2. Hacer la solicitud fundada por escrito y con su firma.
3. Receptar el informe profesional, cumplimentando lo dispuesto por el inciso e) del presente
Artículo.
4. Contar con la Indicación terapéutica Integral, considerándose ésta como la concurrencia de
definiciones e intervenciones interdisciplinarias de las áreas psico-físico-social.
5. Aceptar la negación por parte del profesional médico, en el caso que éste plantee objeciones
de conciencia.
6. Reconocimiento expreso y por escrito que la práctica de retubarización o fertilización asistida
será solo asumido por el/la interesado/a.
7. En los supuestos de contradicción en la emisión de la indicación terapéutica integral se
requerirá dictamen del consejo bioético provincial.
g) En los supuestos de los incisos e) y f) del presente Artículo, cuando estén involucrados
menores o incapaces deberá requerirse a la autoridad judicial competente la correspondiente
autorización.
h) Prescribir, debiendo constar nombre completo, profesión, número de matrícula, fecha y firma.
i) La reglamentación delimitará las formalidades y responsabilidades respecto a los incisos d), e) y
f) del presente Artículo, tanto a nivel institucional como individual.
Art. 22. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad médica, las siguientes:
a) Ejercer simultáneamente su profesión y ser Director técnico o asociado a un laboratorio de
análisis clínicos. Se exceptúan de esta disposición aquellos profesionales que por la índole de su
especialidad deben contar necesariamente con un laboratorio auxiliar y complementario de la
misma.
b) Los profesionales que ejerzan la medicina no podrán ser simultáneamente propietarios
parciales o totales, desempeñar cargos técnicos o administrativos, aunque sean honorarios, en
establecimientos que elaboren, distribuyan o expendan medicamentos, especialidades
medicinales, productos dietéticos, agentes terapéuticos, elementos de diagnóstico, artículos de
uso radiológico, artículos de óptica, lentes y/o aparatos ortopédicos.
c) Inducir a los pacientes a proveerse en determinadas farmacias.
d) Asociarse directa o indirectamente con farmacéuticos o propietarios de farmacias; ejercer
simultáneamente su profesión con el farmacéutico e instalar su consultorio en el local de una
farmacia o anexado a la misma o viceversa.
e) El médico que tenga al mismo tiempo, título de farmacéutico, y/u odontólogo y/o bioquímico,
deberá optar ante la Autoridad de Aplicación por el ejercicio de una u otra de estas profesiones,
no pudiendo ejercerla simultáneamente.
De la Odontología
Art. 23. - Será considerado ejercicio odontológico en general:
a) A lo descripto en el inciso a), del Artículo 5º, de la presente Ley de acuerdo a sus
incumbencias.
b) Ordenar la internación de personas en instituciones habilitadas, con el objeto de la realización
de actos incluidos en el inciso a) del presente Artículo.
c) La confección de informes y/o certificaciones referidas a la salud bucodental o a la
identificación de las personas en base al reconocimiento de su estructura dental, a solicitud de las
mismas o de autoridad judicial competente.
Art. 24. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo establecido en los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente
Ley; y registrándose según lo disponen los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 25. - Para el ejercicio odontológico como especialista, deberá cumplimentarse lo dispuesto
por el 97 de la presente Ley.
Art. 26. - Son obligaciones específicas de los que ejercen la actividad odontológica, las
siguientes:
a) Ejercer dentro de los límites de incumbencia de su profesión, debiendo solicitar la inmediata
colaboración de un profesional médico cuando surjan complicaciones, cuyo tratamiento exceda
aquellos límites.
b) Enviar las órdenes de ejecución de prótesis dentales en su recetario a los técnicos dentales,
consignando las características que permitan la perfecta individualización de las mismas.
c) Sólo a continuación de los requisitos señalados en el inciso m) del Artículo 8º, se le solicitará a
el/los interesado/s su aprobación para ser sometido a los procedimientos, prácticas o
intervenciones. El/los informados deberán ser respetados ante la presentación de su voluntad
negativa posexplicación, registrando por escrito y bajo firma del profesional informante y del
interesado/s informados, la negación o aceptación.
En los supuestos precedentes, no se solicitarán dichos requerimientos para los casos de
inconciencia, alienación mental, lesiones graves,tentativa de suicidio y en los casos que corra
riesgo la vida.
d) Prescribir, debiendo constar nombre completo, profesión, número de matrícula, fecha y firma.
Art. 27. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad odontológica, las
siguientes:
a) Inducir a los pacientes a proveerse en determinadas farmacias.
b) Aplicar anestesias generales a sus pacientes.
c) Los odontólogos no podrán ejercer y ser simultáneamente propietarios parciales o totales,
desempeñar cargos técnicos o administrativos, aunque sean honorarios, dentro de
establecimientos que elaboren, distribuyan o expendan elementos de mecánica dental,
medicamentos, especialidades medicinales y odontológicas, productos dietéticos, agentes
terapéuticos, elementos de diagnóstico, aparatos ortopédicos y artículos de uso radiológico. Se
exceptúan de las disposiciones del párrafo anterior los odontólogos que realicen labores de
asistencia odontológica al personal de dichos establecimientos.
d) Ejerce simultáneamente su profesión y ser Director técnico o asociado a un laboratorio de
análisisclínicos. Se exceptúan de esta disposición aquellos profesionales que por la índole de su
especialidad deben contar necesariamente con un laboratorio auxiliar y complementario de la
misma.
e) Asociarse con farmacéuticos; ejercer simultáneamente su profesión con el farmacéutico e
instalar su consultorio en el local de una farmacia o anexado a la misma o viceversa.
f) Los odontólogos que tengan al mismo tiempo, título de médico, y/u farmacéutico y/o bioquímico,
deberán optar ante la Autoridad de Aplicación por el ejercicio de una u otra de estas profesiones,
no pudiendo ejercerla simultáneamente.
De la Actividad Farmacéutica
Art. 28. - Será considerado ejercicio farmacéutico en general:
a) Lo descripto en el inciso a), del Artículo 5º, de la presente Ley de acuerdo a sus incumbencias.
b) Desarrollo, obtención, síntesis, elaboración, control de calidad conservación, distribución y
dispensación de drogas y /o medicamentos destinados a la prevención, diagnóstico, o tratamiento
de una enfermedad o estado patológico, o para modificar sistemas fisiológicos en beneficio de las
personas a quien se les administra.
c) Brindar información sobre medicamentos para su correcto uso.
d) Ser Director responsable del funcionamiento de la oficina de farmacia, privada u oficial, así
como de la industria farmacéutica y de la industria cosmética.
e) Integrar el personal técnico y/o control y/o desarrollo en farmacias, industrias farmacéuticas,
alimentarias y cosméticas.
f) Controlar la calidad en lo relacionado a producción de medicamentos, alimentos y cosméticos,
en cuanto a las materias primas, productos intermedios y finales en sus aspectos físicos,
químicos, biológicos y/o farmacológicos.
g) Ejercer la dirección de laboratorios de análisis, ensayos y valoración de drogas y
medicamentos.
h) Realizar primeros auxilios, aplicación de inyecciones intramusculares y subcutáneas, medición
de tensión arterial.
Art. 29. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y deberán
registrarse según lo indican los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 30. - Para el ejercicio farmacéutico como especialista, deberá cumplimentarse lo dispuesto
por el Artículo Nº 97 de la presente Ley.
Art. 31. - Son derechos específicos de los que ejercen la actividad farmacéutica, las siguientes:
a) Intervenir en el establecimiento de normas, patrones de tipificación y aforo para materias
primas y drogas importadas o para exportar, relacionadas con medicamentos, alimentos y
cosméticos.
b) Cuando a efectos de proceder al control y prevención de la drogadicción se crearan
Comisiones Provinciales, las mismas tendrán facultades para fiscalizar lo establecido en el
párrafo precedente y a tal fin podrán concurrir a los Establecimientos farmacéuticos,
acompañados por farmacéutico designado por el Colegio Farmacéutico de La Pampa y/o
autoridad Sanitaria local o del Ministerio de Salud, labrando acta de lo actuado y comunicando,
por medios fehacientes, al Colegio Farmacéutico de La Pampa y al Ministerio de Salud -
Subsecretaría de Salud, según corresponda, cualquier irregularidad al cumplimiento de las
normas vigentes de la materia.
c) Ser farmacéutico Auxiliar - suplente de dirección técnica de más de una farmacia u otro
establecimiento farmacéutico, completando un máximo de Diez (10)horas hábiles diarias de
trabajo.
Art. 32. - Son obligaciones específicas de los que ejercen la actividad farmacéutica, las
siguientes:
a) Los farmacéuticos que tengan al mismo tiempo, título de médico, y/u odontólogo y/o
bioquímico, deberán optar ante la autoridad de aplicación por el ejercicio de una u otra de estas
profesiones, no pudiendo ejercerla simultáneamente.
b) El Director técnico o el Farmacéutico que sea Auxiliar -suplente- de una Farmacia u otro
establecimiento deberá además de lo prescripto en el Artículo 8º de la presente Ley, conservar la
documentación relativa a la existencia y procedencia de todas la drogas y productos
medicamentosos, de modo que se pueda en cada caso individualizar a sus proveedores.
c) El Director Técnico o el Farmacéutico que sea Auxiliar -suplente- debe ajustarse en la
reparación y expendio, a lo establecido en la farmacopea nacional y la legislación vigente.
d) Cuando presuma que en la receta hay error, no las despechará sin antes pedir al médico u
odontólogo las explicaciones pertinentes.
e) Cuando la receta contenga uno o más medicamentos activos prescriptos en cantidad superior
a la que fija la Farmacopea o la práctica aconseja, las mismas deberán ser archivadas, dándosele
al paciente la copia respectiva.
f) En la fabricación, almacenamiento, distribución,manejo, y dispensación de medicamentos en
general, y de psicofármacos y estupefacientes en particular, debe ajustarse a lo que establecen
las normas vigentes.
g) El Director Técnico de una farmacia deberá firmar la receta original y la copia que se devuelve
al público cuando el original debe ser conservado.
h) El Farmacéutico Director Técnico o en su reemplazo el Farmacéutico Auxiliar -suplente- de la
Dirección Técnica de una Farmacia está obligado a la atención permanente y efectiva del
establecimiento y a vigilar la preparación y expendio de los medicamentos, debiendo firmar
diariamente los libros correspondientes.
i) La dispensa o expendio al público de especialidades medicinales, drogas o medicamentos será
efectuada únicamente en las farmacias dentro del marco legal establecido.
j) Cuando las ausencias del Director Técnico de una Farmacia sean de Veinticuatro (24) hs., las
mismas se considerarán ausencias temporarias y éste deberá dejar en su reemplazo a otro
profesional farmacéutico comunicándole previamente a la autoridad sanitaria, con especificación
del tiempo que durará la ausencia y el nombre del reemplazante, en ningún caso podrá
desempeñar durante la ausencia la Dirección Técnica de otra farmacia u otro establecimiento
(droguería, laboratorio, etc), y no se le extenderán durante la misma certificados de libre
regencia.
k) Realizar en forma personal y efectiva los turnos guardias de la farmacia a su cargo.
l) Para el supuesto de la transferencia de la propiedad de la farmacia tendrá que entregar los
alcaloides y psicotrópicos, bajo constancia, en concordancia con los saldos existentes en los
libros respectivos, al nuevo titular. Para el supuesto de cierre definitivo, deberá proceder en igual
forma por ante las autoridades correspondientes.
m) Transcribir la fórmula prescripta en el rótulo preparado.
n) Transcribir las recetas por orden numérico en el Libro Recetario.
o) Velar por la correcta y eficaz atención en la dispensación de los medicamentos; cuidando las
condiciones de saneamiento de la farmacia, como lo atinente a la presentación e higiene del
personal.
p) Controlar la pureza de los productos que expenda o que emplee en sus preparaciones de
recetas magistrales u oficiales para otra farmacia.
q) Debe ajustar el despacho de estupefacientes y psicotrópicos o drogas controladas, a lo que
establece la Reglamentación y Leyes vigentes, debiendo al dispensar devolver la receta firmada y
sellada, con el número que ha sido asentado en libro Recetario, salvo normas que indiquen su
retención y archivo.
r) Deberán acreditar constancia del libre ejercicio profesional en el orden nacional, o provincial
según corresponda.
s) El farmacéutico es responsable de la pureza y origen de los productos que despache o emplee
en sus preparaciones, como asimismo de la sustitución del producto, alteración de dosis y
preparación defectuosa de medicamentos. En cuanto a las especialidades medicinales, solo será
responsable de la legitimidad de las mismas, procedencia y estado de conservación. La autoridad
sanitaria está facultada para proceder al retiro de muestras a los efectos de verificar si las mismas
se ajustan a lo autorizado y si reúnen las condiciones prescriptas en la Farmacopea Nacional.
Art. 33. - Los profesionales farmacéuticos sólo podrán prestar asistencia de primeros auxilios en
caso de reconocida urgencia y mientras no concurra un facultativo. En los casos de
envenenamiento evidente, en el que el agente tóxico sea reconocido, estará autorizado el
profesional farmacéutico a falta de médicos, a despachar o administrar sin receta, el
contraveneno correspondiente. Los medicamentos que suministrare y la intervención que le
cupiera, se harán constar por el profesional farmacéutico en un asiento especial en el libro
recetario, especificando todos los datos y elementos ilustrativos que puedan servir con
posterioridad, tanto para una posible intervención de la Justicia como para justificar su propia
actuación.
Art. 34. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad farmacéutica, las
siguientes:
a) Receptar prescripciones que no estén escritas en español (admitiéndose denominaciones
latinas) y cumplan con la legislación vigente al respecto.
b) Ser Director Técnico de más de una farmacia y/o droguería y/o distribuidora y/o laboratorio y/o
cualquier establecimiento donde ejerza la profesión.
c) Prescribir o medicar medicamentos cuyo expendio se debe realizar en la condición de venta
bajo receta en cualquiera de sus modalidades.
d) En ningún establecimiento distinto de la farmacia en que el Farmacéutico ejerza su profesión
se podrá despachar drogas y medicamentos al público, aún a título gratuito.
e) No despachará recetas que no estén prescriptas de puño y letra del profesional, las que
deberán ser confeccionadas con letra legible, y firmadas por el mismo con la aclaración de
nombres, apellido y matrícula.
f) Asociarse directa o indirectamente con médicos, odontólogos y bioquímicos, para ejercer la
profesión.
g) Queda prohibido al farmacéutico el establecimiento de consultorios médicos u odontológicos en
el local de su farmacia u anexado a la misma. Aun en los casos en que el farmacéutico no sea el
propietario del Establecimiento.
h) Anexar en las farmacias rubros o productos para su comercialización que afecten la ética y la
imagen sanitaria del establecimiento.
i) Los farmacéuticos, no podrán ser a la vez Directores Técnicos de una Farmacia, y Directores
Técnicos o asociado de un Laboratorio de Análisis Clínico.
Art. 35. - A los fines de la presente, las farmacias son un servicio de utilidad pública para la
dispensación de productos destinados a la ciencia y el arte de curar, de cualquier origen y
naturaleza, así como la preparación de fórmulas magistrales y oficinales, material aséptico,
inyectables, productos cosméticos o cualquier otra forma farmacéutica con destino a ser usadas
en seres humanos.
Art. 36. - En virtud de lo descripto en el Artículo anterior, la reglamentación de la presente Ley
establecerá las formas y condiciones para sus habilitaciones y rehabilitaciones. Ello sin perjuicio
de las condiciones establecidas por otras leyes, decretos u otras normativas específicas en
materia de farmacias, herboristería, droguerías, distribuidoras y laboratorios de especialidades
medicinales.
De la Obstetricia
Art. 37. - Será considerado ejercicio de la obstetricia en general:
a) Las llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para
ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5ª de la presente Ley.
b) La promoción y protección de la salud de la mujer, la asistencia, atención del embarazo, parto y
puerperio normales.
c) Enseñar o investigar procedimientos o técnicas en el campo de su actividad.
Art. 38. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5to, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley;
registrándose según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 39. - Para el ejercicio Obstétrico como especialista, deberá cumplimentarse lo dispuesto por
el Artículo Nº 97 de la presente Ley.
Art. 40. - Los que ejercen la actividad Obstétrica, estarán obligados en el ejercicio de sus
actividades, cuando sean superados los límites de sus incumbencias, deberán asegurar el
permanente control y supervisión del ejercicio de las mismas por parte de un profesional médico,
asumiendo la responsabilidad de coautoría o autoría personal según lo establecen las respectivas
incumbencias.
Art. 41. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad Obstétrica, las siguientes:
a) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico.
b) Tener en su consultorio instrumental médico que no haga a los fines estrictos de sus
incumbencias.
c) No podrán prescribir fármacos a excepción de ocitócicos y antiespasmódicos en la conducción
del trabajo del parto, y retractores uterinos en el pos parto; y aquellos que intervengan en la
prevención de la salud materno fetal (ácido fólico, sulfato ferroso); dentro del marco que
dispongan las normas/guías nacionales en tal sentido.
d) Asociarse con farmacéuticos; ejercer simultáneamente su profesión con el farmacéutico e
instalar su consultorio en el local de una farmacia o anexado a la misma y viceversa.
e) Las/os obstétricos que tengan al mismo tiempo, título de odontólogo y/o bioquímico y/o
farmacéutico, deberán optar ante la autoridad de aplicación por el ejercicio de una u otra de estas
profesiones, no pudiendo ejercerla simultáneamente De la Psicología
Art. 42. - A los efectos de la presente Ley el ejercicio de las actividades en el área de la psicología
y sus especialidades se regirán por esta Ley, y la Ley Nº 818/84 de creación del Colegio de
Psicólogos de la Provincia de La Pampa y su Decreto reglamentario Nº 1066/85. La actividad de
la Psicología queda sujeta a la presente Ley solamente en aquello que la Ley Nº 818/84 y sus
reglamentaciones no legislan.
Art. 43. - La matriculación del ejercicio de la psicología, se realizará según lo dispuesto en la
legislación mencionada en el Artículo anterior.
Art. 44. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo anterior, deberán
registrarse según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Articulo 45 - La obligación de certificar y recertificar se regirá conforme lo establecido en la Ley Nº
818 y su Decreto Reglamentario Nº 1066/85, según lo indica el Articulo 135 de la presente.
Art. 46. - Son prohibiciones específicos de los que ejercen la actividad de psicología, las
siguientes:
a) Recetar.
b) Distribuir o proveer medicamentos.
Del Trabajo Social
Art. 47. - A los efectos de la presente Ley el ejercicio de las actividades en el área de la Asistencia
Social se regirán por Ley Nº 1269/90 de creación del Consejo Profesional de Asistentes Sociales
de La Provincia de La Pampa. La actividad del Asistente Social queda sujeta a la presente Ley
solamente en aquello que la Ley Nº 1269/90 y sus reglamentaciones no legislan.
Art. 48. - La matriculación del ejercicio del Asistente Social, se realizará según lo dispuesto en la
legislación mencionada en el Artículo anterior.
Art. 49. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo anterior, deberán
registrarse según lo disponen los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 50. - Para el ejercicio del trabajador social se regirá conforme lo establecido por la Ley Nº
1269, su reglamentación y lo que dispone el Artículo 125 de la presente.
Art. 51. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad de Trabajo Social, las
siguientes:
a) Recetar.
b) Distribuir o proveer medicamentos.
De la enfermería
Art. 52. - A los efectos de la presente Ley, será considerado ejercicio de la enfermería en general:
a) Las llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para
ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) Interpretar y aplicar las indicaciones y prescripciones médicas y/o demás profesiones.
c) Intervenir en la práctica de enfermería en interacción con los demás profesionales.
d) Interactuar con el paciente y su grupo familiar.
e) Identificar e interpretar las señales del equipamiento tecnológico.
f) Identificar los signos y síntomas del paciente, registrando su evolución.
Art. 53. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley;
registrándose según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 54. - Para el ejercicio de la enfermería como especialista, deberá cumplimentarse lo
dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 55. - Son prohibiciones específicos de los que ejercen la actividad de Enfermería, las
siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos.
e) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
De la actividad nutricionista
Art. 56. - A los efectos de la presente Ley será considerado ejercicio del nutricionista en general:
a) Las actividades llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan
para ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del artículo 5º de la presente Ley.
b) La interpretación y aplicación de las indicaciones médicas y/u otras profesiones, si
correspondieran.
c) La formulación de regímenes dietéticos para personas.
d) La supervisión de la adquisición, preparación y administración de los alimentos.
e) El estudio, promoción y desarrollo de planes nutricionales de salud y educación sanitaria.
Art. 57. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y
deberán registrarse según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 58. - Para el ejercicio de la actividad de nutricionista como especialista, deberá
cumplimentarse lo dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 59. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad nutricionista, las
siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Distribuir o proveer medicamentos.
d) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
De la kinesiología y fisioterapia
Art. 60. - A los efectos de la presente Ley, será considerado ejercicio de la Kinesiología,
Fisioterapia y Kinefilaxia en general:
a) Llevar a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para ejecutar las
acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) La práctica que realizan con agentes físicos y kinésicos con fines terapéuticos y filácticos.
c) Aplicar a las personas procedimientos manuales, físicos o instrumentales.
d) La enseñanza y control de la gimnasia correctiva y de rehabilitación.
Art. 61. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley;
registrándose según lo disponen los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 62. - Para el ejercicio de la actividad de kinesiología o fisioterapia como especialista, deberá
cumplimentarse lo dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 63. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad Kinésica y Fisioterapeuta,
las siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos.
e) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
De la psicopedagogía
Art. 64. - A los efectos de la presente Ley, será considerado ejercicio de la Psicopedagogía en
general:
a) Llevar a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para ejecutar las
acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) Acción terapéutica-educacional en el desarrollo e integración de la persona.
Art. 65. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley;
registrándose según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 66. - Para el ejercicio de la actividad de la psicopedagogía como especialista, deberá
cumplimentarse lo dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 67. - Son prohibiciones específicos de los que ejercen la actividad de Psicopedagogía, las
siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Distribuir o proveer medicamentos.
d) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
De la bioquímica
Art. 68. - A los efectos de la presente Ley, será considerado ejercicio de la Bioquímica en general:
a) El llevado a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para ejecutar
las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) La realización de prácticas analíticas de laboratorio destinadas a la prevención o diagnóstico
de las enfermedades.
c) Anunciar, realizar o supervisar cualquier procedimiento para el análisis clínico, biológico o
bacteriológico de tejidos o líquidos y deyecciones de origen humano.
d) La realización de pruebas, pericias, determinaciones, manejos, fraccionamiento, manipulación
de materiales con destino biológico, a fin de ejecutar procedimientos bioquímicos con recursos
físicos, químicos o biológicos destinados al estudio o investigación de los especímenes
ensayados.
Art. 69. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y
deberán registrarse según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 70. - Para el ejercicio de la actividad de Bioquímica como especialista, deberá
cumplimentarse lo dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 71. - Los que desarrollen la actividad bioquímica, tendrán derecho a ejercer la Dirección de
Laboratorios de Análisis Clínicos.
Art. 72. - Son obligaciones específicas de los que ejercen la Bioquímica, las siguientes:
a) Atención personal y efectiva de los Laboratorios de Análisis.
b) Vigilancia y control de las distintas fases de los análisis a efectuarse.
c) Participar conjuntamente con el Médico en las autopsias o necropsias, según lo requiera el
caso o a pedido de la Justicia Provincial y/o Federal.
Art. 73. - Son prohibiciones específicos de los que ejercen la Bioquímica, las siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos.
e) Los bioquímicos que tengan al mismo tiempo, título de médico, y/u odontólogo y/o
farmacéutico, deberán optar ante la autoridad de aplicación por el ejercicio de una u otra de estas
profesiones, no pudiendo ejercerla simultáneamente.
f) Asociarse con farmacéuticos; ejercer simultáneamente su profesión con el farmacéutico e
instalar su laboratorio en el local de una farmacia o anexado a la misma o viceversa.
De la instrumentación quirúrgica
Art. 74. - A los efectos de la presente Ley, será considerado ejercicio de la Instrumentación
Quirúrgica:
a) Las llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para
ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) Asistir, controlar, supervisar y evaluar en lo que atañe a su tarea específica, el proceso de
atención del paciente desde el ingreso al área quirúrgica, hasta su egreso a la sala de
recuperación posanestésica.
Art. 75. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y
deberán registrarse según lo disponen los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 76. - Para el ejercicio de la actividad de Instrumentador Quirúrgico y sus especialidades
deberá cumplimentarse lo dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 77. - Son obligaciones específicas de los que ejerzan la actividad de Instrumentación
Quirúrgica las siguientes:
a) Prestar la colaboración que sea requerida por el equipo profesional que realiza la tarea .
b) Colaborar en la programación y diagramación de toda la actividad quirúrgica.
Art. 78. - Son prohibiciones específicas de los que ejerzan la actividad de Instrumentación
Quirúrgica las siguientes:
a) Recetar
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos sin autorización.
e) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
De la terapia ocupacional
Art. 79. - A los efectos de la presente Ley será considerado ejercicio de la Terapia Ocupacional:
a) Las llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para
ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) La utilización terapéutica de actividades seleccionadas para restaurar, adaptar, disminuir o
corregir disfunciones, mejorar el desempeño de discapacitados, lesionados o enfermos.
c) Indicar, diseñar y elaborar férulas para el período de tratamiento. Participar en la evolución e
indicación del equipamiento protécnico, entrenar en la utilización de ambos.
d) Indicar, diseñar y elaborar técnicas y equipamiento personal y ambiental destinado a mejorar la
autonomía de las personas discapacitadas.
e) Intervenir en Programas de calificación laboral y de determinación de los requerimientos
psicofísicos de las personas.
Art. 80. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y
deberán registrarse según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 81. - Para el ejercicio de la actividad de Terapista Ocupacional y sus actividades
especialistas, deberán cumplimentarse lo dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 82. - Son prohibiciones específicas de los que ejercen la actividad de Terapista Ocupacional
las siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos.
e) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
De la Fonoaudiología
Art. 83. - A los efectos de la presente Ley será considerado ejercicio de la Fonoaudiología:
a) Las llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para
ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) La detección, intervención temprana y diagnóstico fonoaudiológico.
c) La recuperación y terapéutica de los trastornos de la comunicación humana en relación con las
áreas de: Voz, habla, lenguaje, fonoestomatología, audición y función vestibular, selección y
equipamiento protésico auditivo en pacientes con diagnósticos otológicos.
Art. 84. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y
deberán registrarse según lo dispone los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 85. - Para el ejercicio de la Fonoaudiología como Especialista, deberá cumplimentarse lo
dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 86. - Son prohibiciones específicas de los que ejerzan la actividad de Fonoaudiología las
siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos.
De la musicoterapia
Art. 87. - A los efectos de la presente Ley será considerado ejercicio de la Músicoterapia:
a) Las llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para
ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) El uso de la música y/o de los elementos musicales con un paciente o grupo de pacientes para
facilitar y promover la comunicación, la interacción, el aprendizaje, la movilización, la expresión, la
organización con el objeto de atender necesidades físicas, emocionales, sociales, mentales y
cognitivas.
c) Aplicación de los procedimientos expresivos-sonoros-corporales destinados a la promoción de
la salud y a la acción en las etapas preventivas, curativas y recuperatorias en en niños,
adolescentes, adultos y gerontes.
Art. 88 - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-1
o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y
deberán registrarse según lo disponen los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 89. - Para el ejercicio de la Músicoterapia como especialista, deberá cumplimentarse lo
dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 90. - Son prohibiciones específicas de los que ejerzan la actividad de la Músicoterapia las
siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos.
e) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
De la tecnología para el diagnóstico por imagen
Art. 91. - A los efectos de la presente Ley será considerado ejercicio de la tecnología para
Diagnóstico por Imagen:
a) Las llevadas a cabo según las incumbencias otorgadas por el título, que lo habilitan para
ejecutar las acciones correspondientes según el inciso a) del Artículo 5º de la presente Ley.
b) Aplicar por indicación médica y/u odontológica los métodos de alta complejidad para la
obtención de imágenes y registros utilizables en el diagnóstico médico.
c) Evaluar la calidad de las imágenes y registros resultantes de la aplicación de los métodos y
técnicas citados en el inciso anterior.
d) Procesar y ordenar el material sensible utilizado en el área convencional y de alta complejidad
en los servicios de diagnóstico por imágenes.
Art. 92. - Quienes estén en condiciones de matricularse según el Artículo 5º, inciso a, apartado a-
1 o a-3, deberán hacerlo según lo disponen los Artículos 103, 104 y/o 105 de la presente Ley; y
deberán registrarse según lo disponen los Artículos 107 y 108 de la presente Ley.
Art. 93 - Para el ejercicio de la tecnología para Diagnóstico por imagen como Especialista, deberá
cumplimentarse lo dispuesto por el Artículo 97 de la presente Ley.
Art. 94 - Son prohibiciones específicas de los que ejerzan la actividad de la tecnología para
Diagnóstico por Imagen las siguientes:
a) Recetar.
b) Reemplazar, modificar o repetir las indicaciones del médico sin la debida autorización.
c) Repetir o modificar planes o indicaciones emanadas de profesionales o autoridad competente
sin la respectiva autorización.
d) Distribuir o proveer medicamentos.
e) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su
competencia.
CAPITULO IV - De las Tecnicaturas superiores. Tecnicaturas. Auxiliarías
Art. 95. - Todas las actividades en el Artículo 5º de los incisos a-3), a4) y b deberán ser
reglamentadas, considerando lo dispuesto por los Artículos 7º,8º , 9º, 10, 11, 12, 13 Y 14, en lo
que le corresponda de la presente Ley.
La misma deberá atenerse a las incumbencias definidas por la currícula de su capacitación.
CAPITULO V - De las actividades relacionadas
Art. 96. - Las personas que ejerzan actividades dispuestas por el inciso c), del Artículo 5º de la
presente Ley deberán inscribirse en el registro y establecer la habilitación del establecimiento que
la reglamentación establezca, considerando lo dispuesto por los Artículos 7º, 8º y 9º y todo aquel
que le corresponda de la presente Ley, los derechos, obligaciones y prohibiciones específicas de
cada una.
CAPITULO VI - De las especialidades
Art. 97. - Para ejercer una especialidad y anunciarse como tal, el profesional, además de cumplir
con todos los requisitos de la presente Ley, deberá satisfacer las exigencias que, para tal fin, fije
la entidad que rija la matrícula correspondiente o la autoridad sanitaria competente,
cumplimentando según los plazos que establece la misma los procesos de certificación y
recertificación de títulos.
En tal sentido se denomina Especialidad profesional propia o relacionada con la salud a una de
las ramas de algunas de las ciencias reconocidas por autoridad correspondiente y que figuren en
el Artículo 5º de la presente Ley, y cuyo objeto es una parte limitada de la misma, sobre la cual,
quienes se apropian, cultivan y ejercen saberes y habilidades muy precisos.
a) Se considera Certificación al resultado de un acto por el que, una entidad Universitaria o
autoridad competente que hubiere celebrado convenio con la misma, aplicando criterios
preestablecidos, asegura a través de un proceso de evaluación transparente, que un profesional
de la salud debidamente matriculado posea conocimientos, hábitos, habilidades, y actitudes
propias de una especialidad, además de adecuadas condiciones éticas y morales.
b) Se considera Recertificación al resultado de un acto por el que, entidad Universitaria o
autoridad competente que hubiere celebrado convenio con la misma, aplicando criterios
preestablecidos, asegura a través de un proceso de evaluación transparente, que un profesional
de la salud debidamente matriculado y previamente certificado mantiene actualizados sus
conocimientos y habilidades, y ha desarrollado sus actitudes dentro del marco ético adecuado, de
forma acorde con el progreso del saber y del hacer propio de la especialidad que ha desarrollado
en un período determinado.
Lo establecido en los incisos a) y b) del presente artículo, se regirá según lo determinado por el
artículo 39 y concordantes de la Ley Nacional Nº 24.521 y su modificatoria Ley Nacional Nº
25.754.
Las formas, plazos y procedimientos serán fijados por la reglamentación correspondiente.
TITULO III - Autoridades de aplicación
Art. 98. - Para ejercer las actividades dispuestas por el Artículo 5º, inciso a), b), c), y d) de la
presente Ley , las personas comprendidas en la misma, deberán inscribir previamente sus títulos
o certificados habilitantes con el fin de matricularse, ante las siguientes autoridades:
a) Organismos de Ley que rijan la matrícula a nivel provincial.
b) Ministerio de Bienestar Social -Subsecretaría de Salud- para todas las actividades del Artículo
5º, incisos a), b), c) y d) de la presente Ley que no posean organismos de ley según lo
considerado en el inciso a).
c) El Ministerio de Bienestar Social -Subsecretaría de Salud- deberá REGISTRAR la actividad
reconocida por los Organismo de Ley.
d) La Subsecretaría de Salud está facultada para la implementación de las modalidades de
registro, certificación y recertificación de Títulos según lo disponga la reglamentación de todas las
actividades que no posean Ley específica en tal sentido.
Art. 99. - El Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de Salud tiene facultades para controlar
en todos los casos la seriedad y eficiencia de las prestaciones pudiendo intervenir de oficio, por
demanda o petición de parte interesada.
Art. 100. - Los locales o establecimientos donde ejerzan las personas comprendidas en la
presente Ley, deberán estar previamente habilitados por el Ministerio de Bienestar Social -
Subsecretaría de Salud y sujetos a su fiscalización y control, la que podrá suspender la
habilitación, y/o disponer su clausura cuando las condiciones higiénico-sanitarias, la insuficiencia
de elementos o insumos, condiciones técnicas y/o eficiencia de las prestaciones y/o atenciones
públicas así lo hicieren pertinente.
La Reglamentación determinará las condiciones y requisitos exigidos para la habilitación de los
locales o establecimientos donde se ejerzan las actividades que regula la presente Ley.
Art. 101. - En los locales o establecimientos mencionados en el Artículo anterior, deberá exhibirse
el diploma o certificado habilitante con su correspondiente número de matrícula y/o REGISTRO.
Cuando una persona ejerza en más de un local, deberá exhibir en uno su diploma o certificado y
en el otro o los restantes la constancia de matriculación y/o Registración expedida por el
Organismo de Ley o Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de Salud, según corresponda,
la que deberá renovarse en cada cambio de domicilio.
En los locales o establecimientos mencionados debe figurar en lugar bien visible al público
nombre y apellido del profesional y la profesión y/o actividad, sin abreviaturas, pudiendo
agregarse únicamente títulos universitarios, o superiores no universitarios o certificados que
consten en el Organismo de Ley o Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de Salud.
Art. 102. - El Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de Salud a través de sus organismos
competentes, inhabilitará para el ejercicio de las actividades que dispone la presente Ley a las
personas con enfermedades invalidantes mientras éstas duren. La incapacidad será determinada
por una Junta Médica constituida por un médico designado por el Ministerio de Bienestar Social -
Subsecretaría de Salud, quien presidirá la Junta; otro designado por el Consejo Superior Médico y
el restante deberá ser designado por el interesado. Las decisiones de la Junta Médica se tomarán
por simple mayoría de votos.
El inhabilitado podrá solicitar su rehabilitación invocando la desaparición de las causales,
debiendo dictaminar previamente una Junta Médica integrada en la forma prevista en el párrafo
anterior. El presente artículo deberá ser reglamentado, no siendo de aplicación para aquéllos
comprendidos en los Artículos 16, 42 y 46 de la presente y las Leyes Nº 1171 y Nº 2006.
TITULO IV
CAPITULO I - De la matriculación
Art. 103. - Debe considerarse como matriculación el acto por el cual se le otorga a los interesados
la autorización para el ejercicio de las actividades contempladas en los incisos a), b) y d) del
Artículo 5º de la presente Ley.
Art. 104. - Para cumplimentar la Matriculación el Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de
Salud, deberá inscribir a los responsables de las actividades dispuestas por el Artículo 5º inciso
a), b) y d) y el Artículo 97 de la presente Ley.
La Subsecretaría de Salud debe asegurar la identidad de los solicitantes, la calidad de los títulos
o certificaciones presentadas y actividades no formales reconocidas por la Ley pero relacionadas
con la Salud, según lo que dispone el Artículo 5º, incisos a), b) y d) de la presente Ley. Dicha
actividad será llevada a cabo por una Comisión creada en el ámbito de la Subsecretaría de Salud
para tal fin.
Las actividades referidos en el Artículos 5º, incisos a), b) y d) de la presente Ley, que por
cualquier motivo o razón, interrumpan su ejercicio por un plazo menor a Dos (2) años
consecutivos, mantendrán la Matriculación, la cual será revalidada al momento de reiniciar la
actividad profesional.
Las matrículas otorgadas a los profesionales incluidos en los incisos a), b), d) del Artículo 5º, de la
presente que no tengan Organismos de Ley, deberán ser renovadas por cada período de Cinco
(5) años a partir del primer otorgamiento y hasta el cumplimiento de Treinta (30) años del ejercicio
profesional, siendo responsabilidad de la Subsecretaría de Salud, establecer las normas atinentes
que aseguren dicha renovación sobre la base de antecedentes judiciales, éticos y/o de sanciones;
luego de los Treinta (30) años de ejercicio solamente será necesario para la renovación la
presentación de una declaración jurada.
En los supuestos del inciso e) del Artículo 5º de la presente Ley, se otorgará autorización
especial.
Los títulos anulados o invalidados por autoridad competente determinarán la anulación de la
matrícula. En la misma forma se procederá con relación a los títulos revalidados en el país. Las
circunstancias aludidas deberán ser acreditadas con documentación debidamente legalizada.
Art. 105. - El otorgamiento de Matrículas de especialistas se rigen por lo dispuesto en el Artículo
97, de la presente Ley.
Art. 106. - La reglamentación de la presente Ley deberá arbitrar los procedimientos de obtención
de la información, para establecer la anulación de las Matrículas en caso de fallecimiento.
CAPITULO II -Del Registro
Art. 107. - La Subsecretaría de Salud como Autoridad de Aplicación de la presente Ley, inscribirá
y asentará los datos personales y de actividades, sus altas y bajas, de todos los involucrados en
la presente Ley, solamente a los efectos de dejar constancia de su existencia en el Estado.
Art. 108. - Deberán Registrarse todas los responsables de las actividades dispuestas en los
incisos a), b), c) y d) del Artículo 5º de la presente, que hubieren sido matriculados por
Organismos de Ley o Ministerio de Bienestar Social-Subsecretaría de Salud, como así también el
inciso e) del mismo Artículo, que a tal efecto deberán registrarse obligatoriamente en la misma.
El número de Registro deberá ser incorporado a la credencial otorgada por la autoridad.
Las modalidades de la Registración quedarán sujetas a lo dispuesto por la reglamentación de
esta Ley.
CAPITULO III - De la habilitación y rehabilitación
Art. 109. - Los recursos humanos y físicos necesarios para llevar a cabo las actividades del
Artículo 5º, incisos a), b), c) y d) de la presente Ley, deberán ser habilitados en forma previa al
inicio de sus actividades. Toda modificación, ampliación o restricción edilicias y/o de
equipamientos y/o del personal que los mismos sufrieren, generará la obligación de rehabilitar el
Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de Salud.
Debe comprenderse bajo el alcance de la presente, también a los servicios de atención de
emergencia y/o transportes de pacientes o víctimas por medios terrestres, aéreos o acuáticos.
La reglamentación de la presente Ley establecerá las formas y condiciones para dichas
habilitaciones y rehabilitaciones, que en todos los casos de los inciso a) y d) del Artículo 5º de la
presente ley, deberá exigir un Director Técnico correspondiente a la actividad de que se trate.
Art. 110. - Similar trámite de habilitación y rehabilitación se requerirá para aquellos locales o
establecimientos que produzcan, ensamblen, fraccionen, envasen o almacenen elementos que se
utilicen en la prevención, restauración o rehabilitación de la salud de las personas y que por sus
componentes físico-químicas o de aplicación, requieran el cumplimiento de estándares de calidad
determinados, debiendo el presente artículo ser reglamentado.
Art. 111. - Las normas para la habilitación de los establecimientos y vehículos o unidades móviles,
deberán contemplar todos los aspectos edilicios, técnicos, de equipamiento, instalaciones,
personal profesional y de apoyo de organización de los servicios según estándares de calidad
reconocidos, pudiendo el Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de Salud a tal fin, adherir
a programas o especificaciones normatizadas, tanto para la habilitación o rehabilitación, el
presente artículo deberá ser reglamentado.
Art. 112. - Las denominaciones y categoría de los establecimientos deberán ajustarse en todos
los casos a lo establecido en la reglamentación de la presente y de las normas legales que en tal
sentido se dicten de carácter nacional. Ninguna modificación de las mismas, así como de su
objeto, podrán realizarse sin autorización previa del Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría
de Salud.
Art. 113. - En todos los casos comprendidos en los incisos b) y c) del Artículo 5º, la
reglamentación exigirá como requisito indispensable para la habilitación de los mismos, la
existencia de responsables afines a su objeto específico en su órgano máximo de conducción. La
responsabilidad de estos profesionales y/o titulares ante el cumplimiento de la legislación vigente,
no excluye la responsabilidad personal de otros profesionales o colaboradores que se
desempeñen en el mismo, ni de las personas físicas o jurídicas propietarias del establecimiento.
Art. 114. - Los establecimientos públicos o privados deberán observar, a los fines de su
publicidad, lo establecido en el Artículo 14 de la presente Ley y su respectiva reglamentación, no
pudiendo avanzar por sobre las restricciones que, en tal sentido se establecen. Quedan excluidos
del presente artículo, todas las actividades reconocidas en el Artículo 5º que posean normas
legales específicas a nivel provincial.
CAPITULO IV - De las sanciones
Art. 115. - En uso de las atribuciones conferidas por esta Ley, el Ministerio de Bienestar Social -
Subsecretaría de Salud podrá, sin perjuicio de las penalidades que determine la justicia ordinaria
y teniendo en cuenta la gravedad y/o la reiteración de las infracciones a la presente, sancionar a
los responsables del ejercicio de las actividades tanto en su matrícula como habilitación del
establecimiento según sea el caso, excepto lo dispuesto por los artículos 16, 42 y 46 de la
presente y las Leyes Provinciales Nº 1171 y Nº 2006.
Art. 116. - El Ministerio de Bienestar Social - Subsecretaría de Salud, está facultado para
establecer los alcances de las medidas, aplicando las sanciones separadas o conjuntamente,
considerando para ello los antecedentes, la gravedad de la falta y su repercusión desde el punto
de vista sanitario.
Art. 117. - Las sanciones a lo dispuesto en la presente Ley, su reglamentación y las resoluciones
complementarias, son:
a) Apercibimiento;
b) Multas según se establezca en la reglamentación;
c) Suspensión de la Matrícula y/o de la Habilitación de los locales, vehículos o unidades móviles
de Un (1) mes a cinco (5) años, mediante resolución fundada;
d) En caso de peligro para la salud pública podrá clausurar total o parcial, temporaria o
definitivamente los locales o establecimientos donde actuaren las personas que hayan cometido
la infracción.
Art. 118. - Cuando la clausura se aplique al consultorio de un profesional que funcione en uno de
sus establecimientos indicados en el Artículo anterior, la medida, no afectará a los consultorios
atendidos por otros profesionales.
Art. 119. - Los inspectores o funcionarios autorizados por el Ministerio de Bienestar Social -
Subsecretaría de Salud, tendrán la facultad de ingresar en los locales donde se ejerzan
actividades comprendidas en la presente Ley, durante las horas destinadas a su ejercicio, cuando
haya motivo fundado de la existencia de infracción a las normas de esta Ley, cuando mediare
negativa de su propietario, director o encargado, podrá requerir el auxilio de la fuerza pública.
Art. 120. - Las acciones, para poner en ejecución las sanciones prescribirán a los Cinco (5) años
de cometida la infracción; dicha prescripción se interrumpirá por la comisión de cualquier otra
infracción a la presente Ley o a su reglamentación.
Art. 121. - Las sanciones impuestas por infracciones a la presente Ley y su publicidad se regirán
por la Ley provincial 1744 y sus reglamentaciones.
Disposiciones generales
Art. 122. - Poder Ejecutivo reglamentará la presente Ley dentro de los Ciento ochenta (180) días
de su promulgación, estando facultado para hacerlo en forma parcial.
Art. 123. - Derógase el Decreto Ley Nº 504/69 y sus modificatorias-NJF Nº 878, Leyes Nº 1172 y
Nº 1840- y toda otra disposición que se oponga a la presente.
Art. 124. - Modifíquese el Artículo Nº 3 de la Ley Nº 818 el que quedará redactado de la siguiente
manera:
"Artículo 3º - Corresponde al Colegio el gobierno de la matrícula de los profesionales
comprendidos en la presente Ley, el que informará anualmente la lista de los inscriptos a las
autoridades nacionales, provinciales y municipales. El Colegio tendrá la facultad de certificar
especialidades y recertificar".
Art. 125.- Modifícase el inciso b) del Artículo 3º de la Ley Nº 1269 el que quedará redactado de la
siguiente manera:
"b) Ordenar o denegar la matriculación, la certificación de especialidades y la recertificación,
tomarle juramento legal y sancionarlo con arreglo a las previsiones de la presente Ley".
Art. 126. - Modifícase el artículo 10 de la Ley Nº 1279, sustituido por el Artíulo 24 de la Ley Nº
1889 texto dado por la Ley Nº 1832 el que quedará redactado de la siguiente forma:
"Artículo 10. - La Rama Profesional comprende exclusivamente a médicos, odontólogos,
bioquímicos, psicólogos, farmacéuticos, obstetras, fonoaudiólogos, kinesiólogos, nutricionistas,
trabajadores sociales, enfermeros, psicopedagogos, instrumentadores quirúrgicos, terapistas
ocupacionales, músico terapistas, tecnología para diagnóstico por imagen, arquitectos,
ingenieros, contadores y abogados; que desempeñen tareas a las que aporten los conocimientos
inherentes a sus títulos.
Las categorías de ingreso son:
a) Para los que posean títulos expedidos por Universidad Estatal o Privada reconocida y/o de
Institución de Formación Superior no Universitaria con duración de hasta Cuatro (4) años y una
carga horaria mínima de Mil seiscientas (1600) horas reloj, la categoría 10.
b) Para los que posean título expedido por Universidad Estatal o Privada reconocida, en carreras
con un mínimo de Cuatro (4) años de duración y una carga horaria mínima de dos mil seiscientas
(2600) horas reloj, la categoría 9.
c) Para los que posean título expedidos por Universidad Estatal o Privada reconocida, en carreras
de un mínimo de Cinco (5) años o más de duración, la categoría 8.
d) Para los que posean título de Especialista expedido por Universidad Estatal o Privada o
Instituto de Formación Profesional Superior de reconocido nivel y jerarquía con convenio
Universitario previo, la categoría 7.
e) Para los que posean títulos indicados en el inciso anterior que, además hayan realizado
formaciones de post-grado, Magister o Doctor reconocidas por el organismo que tenga
atribuciones legales para ello, la categoría 6.
Art. 127. - Comuníquese al Poder Ejecutivo.

ANEXO I
Respecto a las Tecnicaturas Superiores, Tecnicaturas y Auxiliarías mencionadas por el Apartado
a-3 del Inciso a del Artículo Nº 5 de la presente Ley son:
Ortóptica, Podología, Técnico en Órtesis,Técnico en Prótesis, Técnico en Orientación Psicológica,
Técnico en Orientación Psicopedagógica, Técnico en Promoción Social, Técnico en Educación
Psicomotríz, Técnico en Prevención de Adicciones, Terapista físico (Intermedio), Técnico en
Terapia Ocupacional (Intermedio) Técnico en Terapia Física, Músicoterapeuta, Agente en Salud
Mental, Agente en Salud Mental Comunitaria, Enfermero, Auxiliar de Enfermería, Técnico en
Nutrición, Nutricionista, Técnico en Laboratorio Biológico (Intermedio), Kinesiólogo Universitario
(Intermedio), Técnico en Hemodiálisis, Técnico en hemoterapia e Inmunohematología, Técnico en
Laboratorio, Técnico en Laboratorio Químico (Intermedio), Técnico en Anatomía, Patología y
Citopatología, Técnico en Perfusión y Hemodiálisis, Técnico en Anestesia, Instrumentador
Quirúrgico (Intermedio), Técnico en Instrumentación Quirúrgica, Técnico en Diagnóstico por
Imágenes, Fonoaudiólogo (Intermedio), Técnico en Orientación Genética (Intermedio), Técnico en
Laboratorio Clínico e Histopatología, Obstétrica, Asistente Dental, Auxiliar en Odontología,
Técnico de Laboratorio para Odontólogos, Óptica Oftálmica, Técnico en Oftalmología, Técnico en
Quirófano, Auxiliar en Radiología, Técnico en Radiología, Técnico en Tomografía Computada,
Técnico Perfusionista en Cirugía Cardíaca, Técnico en Diálisis, Técnico en Electroencefalografía,
Técnico en Esterilización, Técnico en Hematología, Técnico Óptico Contactólogo, Técnico en
Neurofisiología y Potenciales Evocados, Técnico en Práctica Cardiológica, Técnico Preparador
Histológico, Técnico en Histología, Técnico en Tomografía Axial Computarizada Resonancia
Magnética y Mamografía, Técnico en Radiodiagnóstico, Analista Químico Biológico, Asistente
Materno Infantil, Asistente en Geriatría, Asistente Social, Técnico en Minoridad y Familia,
Ayudante de Gabinete Psicológico, Asistente Psicopedagógico, Psicopedagogo, Profesores de
educación física, Psicólogos Sociales.A los efectos de la presente Ley, el ejercicio de las
actividades en el área de Educación Física se regirán por la Ley Nº 1171/82 de creación del
Consejo de Profesionales en Educación Física, por la Ley Nº 858/85, por la Ley Nº 2006/03 y sus
reglamentaciones. La actividad de la Educación Física queda sujeta a la presente Ley solamente
en aquello que la Ley Nº 1171/82, Nº 858/85 y Nº 2006/03 y sus reglamentaciones no legislan.
ANEXO II
Según lo dispuesto por el Artículo 6º de la presente Ley, la conformación y las funciones de dicho
comisión son las siguientes:
Art. 1º - Créase en el ámbito del Ministerio de Bienestar Social- Subsecretaría de Salud la
Comisión de adjudicación de actividades, reconocimiento de títulos y elaboración de informes .
Art. 2º - La Comisión se integrará en su accionar permanente con Tres (3) representantes de la
Subsecretaría de Salud. En los casos que se requiera dictamen específico para el asesoramiento
y elaboración de informes, la Comisión agregará a las misma, Dos (2) profesionales relacionados
con las incumbencias a ser analizadas.
Art. 3º - Las funciones básicas de la Comisión será: Analizar los planes y programas de estudio,
recabando información a las instituciones otorgantes de las distintas modalidades y niveles y las
normas legales que habilitan a los títulos y toda otra aquella que facilite y controle la correcta
habilitación de las actividades previstas en la presente Ley.
Art. 4º - Facúltare al Ministerio de Bienestar Social, para designar a los integrantes de la referida
Comisión, estableciendo su régimen de funcionamiento según la reglamentación.

LEY 13220
PODER LEGISLATIVO DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Ejercicio profesional de la Terapia Ocupacional.
Sanción: 17/11/2011; Boletín Oficial: 23/12/2011

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA
SANCIONA CON FUERZA DE
LEY:

LEY DE TERAPIA OCUPACIONAL


TÍULO I
CAPÍTULO I - EJERCICIO PROFESIONAL
Artículo 1.- Ejercicio profesional. Se considera ejercicio profesional de la Terapia Ocupacional a
las actividades de evaluación, planificación, aplicación e instrumentación de las distintas
ocupaciones que realiza el hombre con el fin de promover, prevenir, mantener, tratar o recuperar
la salud, dentro de los alcances de las incumbencias del título habilitante.
Se utiliza la actividad con propósito, valiéndose de los recursos disponibles del medio social, para
la adquisición de destrezas y actitudes necesarias para la ejecución de las tareas cotidianas y el
máximo desarrollo, autonomía e integración.
Art. 2.- Actividades. Sin perjuicio de lo genéricamente dispuesto en el artículo 1, se consideran
áreas de incumbencia dentro del ejercicio de la Terapia Ocupacional, independiente o en relación
de dependencia, pública o privada, permanente o temporaria, las siguientes:
a) elaborar, aplicar y evaluar métodos y técnicas de análisis de las ocupaciones y actividades que
realiza el hombre;
b) diseñar, evaluar e implementar métodos, técnicas y estrategias de intervención;
c) realizar estimulación temprana y tratamiento precoz en niños;
d) conducir, participar e integrar equipos de trabajo interdisciplinarios en las distintas áreas de
acción;
e) participar en la evaluación y prescripción del equipamiento ortésico, de ayudas técnicas y
tecnologías simplificadas, como así también en su diseño y confección;
f) entrenar en la utilización de ayudas técnicas, tecnologías simplificadas y del equipamiento
ortésico y protésico;
g) diseñar, construir e implementar el equipamiento personal y ambiental fijo y móvil, participando
en la evaluación de pertinencia del mismo y en el entrenamiento y asesoramiento permanente en
su utilización, destinado a mejorar las posibilidades de autonomía personal, laboral y social
(accesibilidad física y comunicacional);
h) asesorar a la persona, su grupo familiar e instituciones, en lo referente a prácticas para la
autonomía personal-social, con el fin de lograr una mejor calidad de vida;
i) planificar, ejecutar y evaluar los planes, programas y proyectos de habilitación y rehabilitación
profesional y laboral;
j) elaborar, implementar y evaluar métodos, técnicas y estrategias de habilitación y rehabilitación
profesional y laboral en todas sus etapas: orientación, formación, ubicación, reubicación,
recalificación y seguimiento;
k) participar en el planeamiento, ejecución y evaluación de planes, programas y proyectos de
desarrollo comunitario que impliquen la utilización de actividades u ocupaciones como
instrumento de integración personal, educacional, social y laboral;
l) participar en el planeamiento, ejecución y evaluación de planes, programas y proyectos en
relación a todos los niveles de atención para la salud;
m) realizar estudios e investigaciones científicas;
n) realizar arbitrajes y peritajes referidos a la capacidad funcional, psicofísica-social de la persona
en relación a su desempeño ocupacional, y a los métodos y técnicas utilizadas para su
evaluación;
ñ) participar en procesos de orientación ocupacional de las personas; y,
o) asesorar con respecto a la salud laboral de los trabajadores para prevenir enfermedades
profesionales y evitar accidentes laborales.
Art. 3.- Inscripción en la matrícula. El ejercicio de la Terapia Ocupacional, tanto en Instituciones
Públicas como Privadas, en forma individual o como integrante de un equipo interdisciplinario, en
el ejercicio libre de la profesión o en relación de dependencia, exige estar inscripto en la matrícula
del Colegio creado por la presente, durante todo el transcurso de tal ejercicio.
Art. 4.- Título Habilitante. Pueden ejercer la Terapia Ocupacional:
a) las personas que poseen título de grado Universitario de Terapista o Terapeuta Ocupacional o
Licenciado en Terapia Ocupacional, expedido por universidades nacionales, provinciales o
privadas debidamente reconocidas por autoridades nacionales competentes;
b) los Terapeutas Ocupacionales egresados de la Escuela Nacional de Terapia Ocupacional,
dependiente del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación;
c) los titulares de diplomas expedidos por Universidades Extranjeras que hayan revalidado o
habilitado el título según la legislación en vigencia; y,
d) los profesionales extranjeros con título equivalente de prestigio internacional reconocido y que
estuvieren de tránsito en el país, cuando fueren requeridos en consulta según asuntos de su
exclusiva especialidad, contratados por instituciones públicas o privadas con finalidades de
investigación, asesoramiento, docencia, por el tiempo necesario para el cumplimiento de la
actividad para la que ha sido requerido, no pudiendo ejercer la profesión privadamente.
Art. 5.- lnhabilitación. Están inhabilitados para ejercer la Terapia Ocupacional:
a) los condenados a inhabilitación absoluta o especial para el ejercicio profesional, por el tiempo
de la condena;
b) los excluidos del ejercicio profesional por sanción del Tribunal Ético Disciplinario del Colegio
creado por la presente ley y de cualquier otro Colegio de la República, mientras esté vigente la
exclusión; y,
c) los que poseyendo título académico no se hubieran matriculado.
Art. 6.- Ámbitos de Actuación Profesional. El ejercicio de la Terapia Ocupacional se desarrolla en
los siguientes ámbitos de actuación profesional:
a) entidades públicas y privadas relacionadas con las áreas de salud (en atención primaria,
secundaria y terciaria), educación (común y especial), infancia, trabajo, justicia, promoción
comunitaria y planeamiento de orden Nacional, Provincial, Municipal y Comunal;
b) consultorios privados y domicilios de los pacientes;
c) instituciones recreativas y en toda entidad donde se practiquen actividades psicofísicas
sociales y artísticas, sean éstas de carácter amateur o profesionales, de orden nacional,
provincial, municipal, comunal, públicas o privadas;
d) residencias socioeducativas de niños, residencias de personas mayores (geriátricos), institutos
penales, juzgados de ejecución penal, juzgados (mediación, peritajes);
e) instituciones públicas y privadas que atiendan a la problemática del hombre en su esfera
biopsicosocial: Hospitales, Sanatorios, Centros de Día, Instituciones de Salud Mental;
f) institutos de rehabilitación psicofísica; y,
g) empresas aseguradoras de riesgo de trabajo y de selección; seguimiento y asesoramiento en
selección de personal de cualquier tipo de empresa o institución, pública o privada.
El Terapeuta Ocupacional puede ejercer su actividad individual conduciendo, coordinando o
integrando equipos interdisciplinarios de trabajo. En todos los casos, puede hacerlo a
requerimiento del profesional de otras disciplinas o de personas que por su propia voluntad
soliciten asistencia profesional.
Art. 7.- Consultorios. Los consultorios destinados al ejercicio de Terapia Ocupacional deben
contar con la habilitación previa del respectivo Colegio y reunir condiciones de higiene, seguridad
y salubridad según normativa municipal vigente.
Art. 8.- lncumbencias. Compete al Terapeuta Ocupacional:
a) ejercer la Dirección de las carreras de Terapia Ocupacional;
b) ejercer la Dirección y Jefaturas de Servicios, Secciones, Unidades o Departamentos de Terapia
Ocupacional u otras áreas interdisciplinarias que la comprendan;
c) ejercer la docencia en los niveles de enseñanza secundaria, terciaria y universitaria;
d) actuar como perito en su materia en el orden judicial, en todos los fueros;
e) ejercer auditorías de Terapia Ocupacional;
f) gerenciar, organizar, supervisar y dirigir instituciones públicas o privadas e integrar unidades
técnicas en la administración pública nacional, provincial, municipal, comunal o privada en las
áreas de salud, educación, infancia, trabajo, promoción comunitaria, gobierno, justicia y
secretarías de estado relacionados con el quehacer de la Terapia Ocupacional;
g) organizar, supervisar, dirigir e integrar los gabinetes interdisciplinarios de: escuelas comunes y
especiales en todos los niveles, institutos, residencias, centros de día, comunidades, etc., sean
éstos nacionales, provinciales, municipales, comunales, públicos o privados; y,
h) realizar investigación científica en las diversas áreas de aplicación de la Terapia Ocupacional,
así como la elaboración de nuevos métodos o técnicas de trabajos, el control o supervisión
profesional, tendientes a la enseñanza y difusión del saber y de los conocimientos de Terapia
Ocupacional y la realización de asesoramientos de Terapia Ocupacional en los niveles que
corresponda.
Art. 9.- Derechos. Los Terapeutas Ocupacionales tendrán derecho a:
a) ejercer su profesión de conformidad con lo establecido en la presente ley y su reglamentación;
b) acceder a cursos de actualización, especialización, postgrados y otros relativos a los temas del
ejercicio profesional, que aseguren el derecho de actualización permanente, el mantenimiento y
perfeccionamiento de su habilitación profesional; y,
c) tener condiciones laborales que garanticen la integridad profesional.
Art. 10.- Deberes. Los Terapeutas Ocupacionales están obligados a:
a) guardar secreto profesional sobre cualquier prescripción o acto profesional;
b) ajustar su desempeño dentro de los límites de sus incumbencias;
c) efectuar interconsultas;
d) identificar el consultorio donde ejerza con una placa o similar, donde conste su nombre,
apellido y título. El consultorio deberá estar instalado de acuerdo a las exigencias de su práctica
profesional y exhibir en lugar visible el diploma, título o certificado habilitante;
e) abstenerse de cualquier acción que pueda significar un daño para el paciente;
f) anunciar con precisión el ejercicio de la profesión, excluyendo toda posibilidad de error o duda;
g) concluir con la relación terapéutica en caso de considerar que el asistido no resulta beneficiado
con la misma;
h) informarse permanentemente sobre progresos relacionados a su disciplina, cualquiera sea su
área de acción;
i) colaborar con las autoridades sanitarias en caso de epidemias y catástrofes; y,
j) ejercer la profesión dentro del territorio de la Provincia.
Art. 11.- Prohibiciones. Queda prohibido a los profesionales de Terapia Ocupacional:
a) delegar funciones propias de su profesión en personas carentes de título profesional;
b) anunciar o prometer curación fijando plazos;
c) pautar honorarios con personas, profesionales o auxiliares que no hayan intervenido en la
prestación profesional;
d) realizar indicaciones terapéuticas o acciones ajenas a su incumbencia profesional;
e) aplicar terapias que no se ajusten a principios éticos, científicos o que estén prohibidos por la
legislación o por la autoridad competente;
f) ejercer la profesión cuando padezca enfermedad que lo inhabilite, por significar un riesgo cierto
para la persona destinataria de la prestación. La limitación se circunscribe al ejercicio de la
profesión en el ámbito de actuación donde tal riesgo exista; y,
g) anunciarse como especialista, no estando registrado como tal.
TÍTULO II - COLEGIO DE TERAPEUTAS OCUPACIONALES
CAPÍTULO I - CREACIÓN Y RÉGIMEN LEGAL
Art. 12.- Creación. Créase el Colegio de Terapeutas Ocupacionales el que funcionará con el
carácter de persona jurídica de derecho privado en ejercicio de funciones públicas.
Art. 13.- Circunscripciones. A los efectos de su funcionamiento se divide en dos
Circunscripciones: la Primera (1ra.) con sede en la ciudad de Santa Fe, la que comprenderá los
siguientes departamentos: 9 de Julio, Vera, General Obligado, Garay, San Javier, San Justo, San
Cristóbal, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Jerónimo y San Martín; y la Segunda (2da.)
con sede en la ciudad de Rosario, comprendiendo a los departamentos: San Lorenzo, Belgrano,
Caseros, Iriondo, Rosario, Constitución y General López.
Art. 14.- Organización y funcionamiento. La organización y el funcionamiento del Colegio de
Terapeutas Ocupacionales se rige por la presente ley, su reglamentación, por el Estatuto,
Reglamento Interno, el Código de Ética Profesional y las Resoluciones de los órganos de
gobierno del Colegio que en su consecuencia dicten en el ejercicio de sus atribuciones.
CAPÍTULO II - COMPETENCIAS
Art. 15.- Competencias. El Colegio de Terapeutas Ocupacionales, sin perjuicio de las que
estatutariamente se le asignen, tiene las siguientes competencias:
a) ejercer el gobierno de la matrícula profesional;
b) habilitar y fiscalizar periódicamente los consultorios;
c) ejercer el contralor del ejercicio de la Terapia Ocupacional;
d) ejercer el poder disciplinario sobre los colegiados;
e) velar por el cumplimiento de la presente ley y de toda otra disposición emergente de la misma,
así como de las resoluciones del propio Colegio que tengan relación con la Terapia Ocupacional;
f) combatir el ejercicio ilegal de la profesión;
g) dar inmediata intervención al Ministerio Público de la Acusación del Poder Judicial de la
Provincia en caso de denuncias o constataciones que conlleven la comisión de delitos de acción
pública;
h) velar y peticionar por la protección de los derechos de los profesionales de la Terapia
Ocupacional; patrocinarlos individual y colectivamente para asegurar las más amplias garantías
en el ejercicio de la profesión;
i) representar a los colegiados ante los organismos públicos o privados cuando se afecte el libre
ejercicio de la profesión o se vulneren los derechos que les corresponde como terapeutas
ocupacionales;
j) representar y defender a los colegiados asegurando el decoro, la independencia y la
individualidad de la profesión de la Terapia Ocupacional;
k) propender al mejoramiento profesional en todos sus aspectos: científico, técnico, cultural y
social, y fomentar el espíritu de solidaridad y recíproca consideración entre los profesionales de la
Terapia Ocupacional.
l) contribuir al estudio y solución de los problemas que en cualquier forma afecten al ejercicio
profesional;
m) colaborar con los organismos del Estado en la elaboración de proyectos de ley, programas e
iniciativas que requieran la participación de la profesión o especialidad, proporcionando su
asesoramiento;
n) propiciar y estimular la investigación científica;
ñ) realizar y promover la organización y participación en congresos, jornadas; conferencias,
cursos, cursillos de actualización técnica, científica, profesional referida a la Terapia Ocupacional
y otras disciplinas afines;
o) establecer vínculos con entidades análogas. Integrar federaciones o confederaciones de la
Terapia Ocupacional.
p) adquirir, enajenar, grabar y administrar bienes, aceptar legados y donaciones, los que sólo
podrán destinarse al cumplimiento de los fines de la institución;
q) recaudar los importes correspondientes a derechos de matriculación, cuotas periódicas,
contribuciones extraordinarias, tasas y multas que deban abonar los colegiados;
r) intervenir como árbitro en las cuestiones atinentes al ejercicio profesional, cuando se le solicite,
y evacuar las consultas que se le formulen;
s) elegir sus propias autoridades y dictar sus reglamentos internos;
t) asegurar el más alto grado de organización sanitaria y profesional;
u) realizar todos los actos que fueren menester para la concreción de los fines precedentemente
consignados;
v) propiciar ante las autoridades universitarias la modificación de los planes de estudio de la
carrera de Terapia Ocupacional y colaborar con informes, investigaciones y proyectos; y,
w) convenir con universidades y entidades autorizadas, la realización de cursos de capacitación y
carreras de postgrado.
CAPÍTULO III - RECURSOS
Art. 16.- Origen de los Recursos. El Colegio contará para su funcionamiento con los recursos
provenientes de:
a) el derecho de inscripción y reinscripción en la matrícula;
b) las cuotas periódicas que deben abonar los colegiados;
c) las contribuciones extraordinarias que determine la Asamblea;
d) las multas que reconozcan su causa en transgresiones a la presente ley y las disposiciones
que en su consecuencia se dicten;
e) las donaciones, subsidios y legados;
f) las rentas que produzcan los bienes y los intereses devengados por operaciones bancarias;
g) las tasas que se establezcan para los servicios que se presten a los colegiados y a terceros;
h) las tasas que se establezcan por las habilitaciones, inspecciones o multas de aquellos
establecimientos de salud sin internación, que estén relacionados con servicios de terapia
ocupacional; y,
i) cualquier otro recurso que pueda percibir el Colegio, con destino al cumplimiento de sus fines.
Art. 17.- Cobro de los Recursos. La recepción de las cuotas, tasas, multas, y contribuciones
extraordinarias se debe ajustar a lo siguiente:
a) las cuotas, tasas, multas y contribuciones extraordinarias deben ser abonadas en la fecha y
plazos que determinen las resoluciones y reglamentos emanados de la Asamblea;
b) el cobro compulsivo se realizará aplicando las disposiciones del juicio ejecutivo. Al respecto
constituye título suficiente la planilla de liquidación de la deuda, firmada por el presidente y el
tesorero del Consejo Directivo o por sus reemplazantes;
c) la falta de pago de seis (6) cuotas consecutivas, previa intimación fehaciente, se interpretará
como abandono del ejercicio profesional y facultará al Consejo Directivo a suspender la matrícula
del colegiado hasta tanto regularice su situación, sin perjuicio de llevar a cabo también el cobro
compulsivo de las cuotas correspondientes.
Art. 18.- Administración de los Recursos. El Consejo Directivo debe administrar los recursos,
conforme a lo que determina la presente y demás normas complementarias.
CAPÍTULO IV - MATRICULACIÓN
Art. 19.- Matriculación. La matriculación es el acto mediante el cual el Colegio confiere habilitación
para el ejercicio de la Terapia Ocupacional en el ámbito territorial de la Provincia.
Art. 20.- Requisitos. Son requisitos indispensables para la matriculación:
a) cumplimentar la inscripción en el registro especial que a tal efecto llevará el Colegio;
b) acreditar identidad personal;
c) presentar título de Terapeuta Ocupacional según se establece en el artículo 4º inc. a) y b);
d) constituir domicilio legal en la Provincia;
e) presentar certificado de buena conducta;
f) abonar la tasa de matriculación;
g) manifestar por declaración jurada no estar comprendido por las incompatibilidades e
inhabilidades vigentes; y,
h) prestar juramento.
Art. 21.- Observaciones y oposiciones. La solicitud de inscripción se expondrá por el término de
cinco (5) días hábiles en los tableros anunciadores del Colegio, con el objeto de que los
colegiados formulen observaciones u oposiciones fundadas en que el solicitante no reúna alguno
de los requisitos exigidos.
Art. 22.- Resolución de inscripción. El Colegio debe expedirse dentro de los treinta (30) días
hábiles siguientes a la presentación de la solicitud. La falta de resolución dentro de ese término,
se tendrá por denegación tácita. En ningún caso puede denegarse la matriculación por razones
ideológicas, políticas, raciales, religiosas u otras que impliquen discriminación de cualquier
naturaleza.
Art. 23.- Apelación. La denegación de inscripción en la matrícula será apelable en relación,
recurso que deberá interponerse dentro del término de los diez (10) días hábiles de la notificación
de la denegación de inscripción, ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal correspondiente a la
Sede del Colegio.
Art. 24.- Nueva solicitud. El profesional de la Terapia Ocupacional cuya inscripción fuese
denegada puede presentar nuevas solicitudes probando la desaparición de las causales que
fundaron la denegatoria.
Art. 25.- Recusación. Cualquier miembro del Colegio que haya presentado la oposición prevista
en el artículo 21 puede recurrir la resolución que otorga matrícula, dentro del plazo de diez (10)
días ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal correspondiente a la Sede del Colegio.
Art. 26.- Suspensión y cancelación. Son causas para la suspensión y cancelación de la matrícula
profesional:
a) la solicitud personal del Colegiado;
b) las sanciones que se apliquen, conforme a lo dispuesto en la presente ley; y,
c) la situación de abandono de la profesión.
CAPÍTULO V - DERECHOS Y DEBERES DE LOS COLEGIADOS
Art. 27.- Derechos de los colegiados. Los colegiados tienen los siguientes derechos:
a) utilizar los servicios y dependencias que para bien general de sus miembros brinde el Colegio;
b) participar con voz y voto en las Asambleas de colegiados;
c) elegir y ser elegidos para el desempeño de cargos en los órganos directivos del Colegio;
d) proponer a las autoridades del Colegio las iniciativas o proyectos que consideren necesarios
para el mejor desenvolvimiento profesional;
e) ser defendidos cuando así lo solicitaren, previa consideración por los organismos del Colegio,
en todos aquellos casos en que intereses profesionales fueren lesionados por razones
relacionadas con el ejercicio de su actividad;
f) participar en actividades científicas, culturales y sociales de la entidad;
g) acceder a la documentación administrativa y contable del Colegio en presencia de los
miembros del Consejo Directivo y autorizados al efecto; y,
h) la posibilidad de participar de las reuniones del Consejo Directivo con voz pero sin voto, en las
condiciones que fije el reglamento interno del Cuerpo.
Art. 28.- Deberes de los colegiados. Sin perjuicio de los que reglamentariamente se establezcan,
los colegiados tienen los siguientes deberes:
a) comunicar al Colegio el cese y reanudación del ejercicio de su actividad profesional;
b) denunciar ante el Colegio los casos de su conocimiento que configuren ejercicio ilegal de la
profesión o trasgresión a las normas legales y reglamentarias vigentes;
c) contribuir al mejoramiento deontológico científico y técnico de la profesión;
d) abonar con puntualidad las cuotas de colegiación que obliga la presente, siendo condición
indispensable hallarse al día en sus pagos para todo trámite o gestión ante el Colegio o por su
intermedio;
e) cumplir estrictamente las normas legales del ejercicio profesional las disposiciones del Código
de Ética; como así también, las reglamentaciones y resoluciones de los órganos del Colegio;
f) asistir a las Asambleas de colegiados salvo razones debidamente fundamentadas;
g) comparecer ante el Consejo Directivo cada vez que fuera requerido por el mismo, salvo casos
de imposibilidad debidamente justificada;
h) comunicar al Colegio todo cambio de domicilio;
i) desempeñar con lealtad y responsabilidad los cargos para los que fuese elegido en el Colegio;
y,
j) ejercer la profesión con ética y responsabilidad.
CAPÍTULO VI - AUTORIDADES
Art. 29.- Órganos Directivos de cada Circunscripción. El gobierno del Colegio será ejercido por
órganos que deberán cumplir funciones en el ámbito de cada circunscripción:
a) la Asamblea de Colegiados;
b) el Consejo Directivo; y,
c) el Tribunal de Ética y Disciplina.
Art. 30.- Otros órganos. Los órganos sociales previstos en el artículo precedente se constituyen
sin perjuicio de otros órganos que la Asamblea establezca determinando sus deberes,
atribuciones, actuaciones y forma de elección o designación.
Art. 31.- Obligación e incompatibilidad. Es carga de la condición de matriculado el desempeño de
las funciones propias de los órganos de gobierno que se crean pudiendo fijarse
reglamentariamente las causales de excusación.
No es compatible el ejercicio de más de un cargo (1) en los órganos Directivos del Colegio.
Art. 32.- Cese por inasistencia. Los miembros del Consejo Directivo y del Tribunal de Ética y
Disciplina cesan en sus cargos por inasistencia a tres (3) reuniones consecutivas o cinco (5)
alternadas, en forma injustificada por resolución del órgano respectivo.
Art. 33.- Causa disciplinaria. En el caso que se le forme causa disciplinaria a un miembro de un
órgano directivo debe ser suspendido en el ejercicio de la función hasta la resolución del Tribunal.
En caso de que sea sancionado, quedará automáticamente removido del cargo que desempeña.
CAPÍTULO VII - ASAMBLEA DE COLEGIADOS
Art. 34.- Asamblea de Colegiados. La Asamblea de Colegiados es la máxima autoridad del
Colegio. Esta constituida por todos los colegiados con matrícula vigente y cuotas al día.
Art. 35.- Funcionamiento. Las Asambleas de Colegiados pueden ser:
a) ordinarias; y,
b) extraordinarias.
Las Ordinarias deben convocarse por lo menos una vez al año por el Consejo Directivo, a efecto
de tratar asuntos generales o particulares de incumbencia del Colegio o relativos a la profesión en
general.
Las Extraordinarias, son citadas por Consejo Directivo, o a pedido de la quinta parte de los
colegiados a los fines de tratar asuntos cuya consideración no admita dilatación.
Art. 36.- Convocatoria. La convocatoria a Asamblea de Colegiados debe hacerse con antelación
no menor de diez (10) días hábiles, garantizando la publicación adecuada del evento y del
correspondiente Orden del Día, mediante por lo menos, la publicación por dos (2) días en un
periódico de circulación en la Provincia.
Art. 37.- Cuórum y presidencia. La Asamblea de Colegiados requiere la presencia de más de la
mitad de sus miembros para constituirse válidamente, pero puede sesionar también, con el mismo
carácter cualquiera sea el número de colegiados presentes, media hora después de la fijada en la
convocatoria. Es presidida por el presidente del colegio, o en su defecto por su reemplazante
legal; subsidiariamente, por quien determine la Asamblea. Las resoluciones se toman por simple
mayoría, salvo disposiciones en contrario. El presidente tiene doble voto en caso de empate.
Art. 38.- Deberes y atribuciones. Los deberes y atribuciones de la Asamblea de Colegiados son
los siguientes:
a) aprobar o rechazar la Memoria y Balance Anual presentada por el Consejo Directivo;
b) considerar el Proyecto de Presupuesto de Gastos y Cálculo de recursos que eleva el Consejo
Directivo;
c) considerar todos los temas que le derive el Consejo, para que los resuelva;
d) resolver sobre la adquisición o enajenación de bienes inmuebles y otros bienes registrables;
e) aprobar su Reglamento interno, el Proyecto de Código de Ética que será sometido a
consideración por el Consejo Directivo y toda reglamentación que se requiera y que sea de su
competencia;
f) remover o suspender en el ejercicio de sus cargos por el voto de las dos terceras partes del
total de sus miembros presentes a cualquiera de los miembros del Consejo Directivo y del
Tribunal de Ética y Disciplina por grave inconducta, inhabilidad o incompatibilidad en el
desempeño de sus funciones;
g) establecer un sistema de compensación de gastos que demande el desempeño de sus cargos
a los integrantes de los órganos del Colegio; y,
h) fijar las cuotas periódicas, tasas, multas y contribuciones extraordinarias.
CAPÍTULO VIII - CONSEJO DIRECTIVO
Art. 39.- Responsabilidad y constitución. El Consejo Directivo es el órgano responsable de la
conducción del Colegio. Está constituido por un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario, un
Tesorero, dos vocales Titulares y dos Suplentes.
Art. 40.- Quórum y votaciones. El Consejo Directivo sesiona válidamente con cinco (5) de sus
miembros y adopta sus decisiones por mayoría simple, excepto en los casos en que se requiera
mayoría especial. En caso de empate, el Presidente tiene doble voto.
Art. 41.- Funciones del Presidente. El presidente convoca a las reuniones de Consejo Directivo
por lo menos una vez al mes y debe notificar por medio fehaciente la convocatoria a todos sus
miembros con diez (10) días de anticipación de la sesión. Ejerce la representación del Colegio,
preside las reuniones de los Órganos Directivos y cumple sus resoluciones.
Art. 42.- Deberes y atribuciones. Los deberes y atribuciones del Consejo Directivo son los
siguientes:
a) unificar procedimientos y mantener la unidad de criterios en todas las actuaciones del Colegio;
b) elevar al Poder Ejecutivo el Proyecto Código de Ética que fuera aprobado por la Asamblea de
Colegiados;
c) colaborar con las autoridades en el estudio de proyectos de adopción de normas que sean
atinentes con el ejercicio de la Terapia Ocupacional;
d) defender los derechos e intereses profesionales, velando por el decoro e independencia y el
ejercicio legal de la profesión;
e) llevar la matrícula de los profesionales de Terapia Ocupacional inscribiendo en la misma a los
profesionales que lo soliciten, con arreglo a las prescripciones de la presente ley;
f) llevar actualizado el Registro Profesional;
g) vigilar el estricto cumplimiento por los colegiados de la presente ley, los reglamentos internos y
el Código de Ética, como así mismo, de las resoluciones que adopten las instancias orgánicas del
Colegio en ejercicio de sus atribuciones;
h) combatir el ejercicio ilegal de la profesión de la Terapia Ocupacional en todas sus formas,
practicando las denuncias ante las autoridades y organismos pertinentes;
i) efectuar la convocatoria a elecciones;
j) convocar a asamblea de colegiados cuando correspondiere y redactar el orden del día de la
misma;
k) cumplir y hacer cumplir las resoluciones de la Asamblea y del Tribunal de Ética y Disciplina;
l) recaudar los aportes o pagos que por cualquier concepto correspondiere, que realicen los
colegiados, determinando por separado cada fuente de ingreso;
m) administrar los bienes del colegio;
n) confeccionar la memoria y balance anual y presentarla a la asamblea;
ñ) elaborar el presupuesto de gastos y cálculo de recursos que deberá elevar a la Asamblea de
Colegiados para su consideración y aprobación;
o) nombrar, suspender y remover a sus empleados;
p) designar los miembros de comisiones de apoyo, permanentes o especiales y fijar las funciones
y atribuciones;
q) comunicar al tribunal de disciplina las denuncias y los antecedentes relativos a presuntas
violaciones a la presente ley o normas reglamentarias cometidas por los miembros del colegio; y,
r) dictar todas las resoluciones necesarias para el ejercicio de las atribuciones mencionadas en el
artículo 21 con excepción de las que correspondan a la Asamblea y al Tribunal de Disciplina.
Art. 43.- Designación de los Integrantes. Los integrantes del Consejo Directivo son elegidos por el
voto directo de los Colegiados por el sistema que se establezca por resolución de la Asamblea,
quien fija además, composición, modo de designación y funciones de la Junta Electoral que debe
fiscalizar el acto eleccionario asegurando su imparcialidad.
Art. 44.- Competencias, remoción y duración de los cargos. Las competencias de cada cargo del
Consejo Directivo y el modo de reemplazar a los integrantes y de incorporar como titulares a los
suplentes, se determina por reglamentación interna. La duración del mandato será de dos (2)
años y podrán ser reelectos.
CAPÍTULO IX - TRIBUNAL DE ÉTICA Y DISCIPLINA
Art. 45.- Funciones. El Tribunal de Ética y Disciplina es el órgano con potestad exclusiva y
autónoma para investigar, conocer y juzgar los casos de faltas o infracciones cometidas por los
profesionales de la Terapia Ocupacional en el ejercicio de la profesión, los de inconducta que
afecten el decoro de la misma y todos aquellos casos en los que se haya violado un principio de
Ética Profesional, debiendo asegurar en todos los casos la garantía del debido proceso. Lo
auxiliará en su función un fiscal quien tendrá el deber de promover las denuncias, intervenir
activamente en la instrucción de las causas y velar por el interés general del Colegio.
Art. 46.- Integración. El Tribunal está integrado por tres (3) miembros Titulares y tres (3)
Suplentes, contando con un fiscal titular y un suplente.
Son electos por el mismo sistema utilizado para la elección del Consejo Directivo y duran dos (2)
años en sus funciones pudiendo ser reelectos.
Para ser miembro del Tribunal se requiere contar con cinco (5) años en el ejercicio de la profesión
en la Provincia. Tendrá un (1) miembro informante elegido anualmente entre sus titulares.
Los miembros del Tribunal y los fiscales pueden excusarse o ser recusados en sus funciones por
las mismas causas que los jueces de los tribunales ordinarios de la Provincia.
Art. 47.- Denunciante. El denunciante no es parte del proceso disciplinario, pero está obligado a
colaborar en la forma que determine la reglamentación para la investigación de la verdad.
Art. 48.- Reglamentación del Procedimiento. La Asamblea a propuesta del Consejo Directivo
reglamenta las funciones y normas de procedimiento del Tribunal de Disciplina, aplicándose
supletoriamente el Código Procesal Penal de la Provincia en lo que sea compatible. La
Reglamentación debe contemplar lo siguiente:
a) el procedimiento disciplinario se debe iniciar por denuncia o de oficio, ante el Consejo Directivo,
quien previa vista al matriculado involucrado para que presente su descargo, debe resolver si hay
motivo suficiente para iniciar el procedimiento disciplinario y pasar las actuaciones al Tribunal de
disciplina;
b) contra la resolución del Consejo Directivo que desestime la denuncia, el denunciante o el fiscal
puede interponer recurso de reconsideración y apelación ante la Asamblea, quien resolverá si
pasan las actuaciones al Tribunal;
c) el Tribunal puede disponer la comparencia de testigos, inspecciones y toda otra diligencia que
considere pertinente para la investigación y delegar la realización de diligencias en el Fiscal;
d) garantizar el derecho de defensa que comprende el derecho a ser oído, ofrecer y producir
prueba y a una decisión fundada;
e) el procedimiento debe ser sumario;
f) el Tribunal debe resolver en un plazo no mayor de treinta (30) días de encontrarse la causa en
estado; y,
g) las resoluciones definitivas de suspensión y cancelación de matrícula deben ser publicadas.
Las demás sanciones deben ser comunicadas a los matriculados.
Art. 49.- Caducidad del proceso disciplinario. El proceso disciplinario no es susceptible de
renuncia ni desistimiento; tampoco operará en él la caducidad de la instancia. La suspensión de la
matrícula del profesional imputado no paraliza ni determina la caducidad del procedimiento. La
acción disciplinaria solo se extingue por fallecimiento del imputado o prescripción.
Art. 50.- El fallo y sus términos. El fallo debe ser fundado en causa y antecedentes concretos. El
incumplimiento de la obligación de dictar el fallo dentro de los treinta días hábiles desde que la
causa quede en estado de sentencia, constituye falta grave de los miembros del Tribunal,
responsables de tal omisión.
El Tribunal no puede juzgar hechos o actos que hayan ocurrido y que hayan sido conocidos más
de dos (2) años antes de la fecha de recepción de la denuncia. Si esa circunstancia resultase de
la denuncia misma, la debe rechazar sin más trámite indicando el motivo, salvo que se tratara de
un delito que no estuviese prescripto. No se puede abrir causa por hechos anteriores a la vigencia
de esta ley.
Art. 51.- Sanciones. El control del cumplimiento de las sanciones impuestas por el Tribunal de
Ética y Disciplina estará a cargo del Consejo Directivo.
CAPÍTULO X - PODER DISCIPLINARIO
Art. 52.- Causas. Los profesionales inscriptos en el Colegio quedan sujetos a sanciones
disciplinarias por las siguientes causas:
a) condena criminal por delito doloso y cualquier otro procedimiento judicial que lleve aparejada
inhabilitación para el ejercicio de la profesión;
b) incumplimiento de las disposiciones enunciadas por la presente ley, su reglamento, y los
reglamentos internos que en su consecuencia se dicten;
c) negligencia reiterada, o ineptitud manifiesta, u omisiones en el cumplimiento de sus deberes
profesionales;
d) violaciones del régimen de incompatibilidades o inhabilidades; y,
e) incumplimiento de las normas establecidas por el Código de Ética Profesional.
Art. 53.- Sanciones disciplinarias. Para la aplicación de las sanciones disciplinarias debe tenerse
en cuenta la gravedad de la falta, la reiteración y las circunstancias que la determinaron, y son las
siguientes:
a) apercibimiento;
b) multas;
c) suspensión de la matrícula de hasta seis (6) meses; y,
d) cancelación de la matrícula.
La sanción establecida en el inc. a) puede ser apelada ante la asamblea.
Las sanciones prescriptas por los incisos b) c) y d) son apelables en relación y con efecto
suspensivo dentro de los diez (10) días desde su notificación ante la Cámara de Apelaciones en
lo Penal correspondiente a la sede del Colegio.
CAPÍTULO XI - REHABILITACIÓN
Art. 54.- Rehabilitación. El Consejo Directivo, por resolución fundada, puede disponer la
rehabilitación del profesional cuya matrícula fue cancelada, siempre que hayan transcurrido tres
años del fallo disciplinario firme y cesado -en su caso- las consecuencias de la condena penal
recaída.
TÍTULO III - DISPOSICIONES ESPECIALES, COMPLEMENTARIAS Y TRANSITORIAS
Art. 55.- Matriculación excepcional. Pueden inscribirse en el registro de la matrícula del Colegio
de Terapeutas Ocupacionales de Santa Fe, por única vez y con carácter excepcional, los
Terapistas Ocupacionales o Terapeutas Ocupacionales egresados de la Escuela Nacional de
Terapia Ocupacional dependiente del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación que lo
soliciten dentro de los ciento ochenta (180) días contados a partir de la publicación de la presente
ley.
Art. 56.- Carácter y responsabilidad. La Comisión Directiva de la Asociación de Terapistas
Ocupacionales de Santa Fe asume, en calidad de provisional, el Consejo Directivo del Colegio de
Terapeutas Ocupacionales. Debe organizar la vida institucional del Colegio de acuerdo a la
presente ley y convocar a la primera Asamblea dentro del plazo de noventa (90) días a partir de la
promulgación de la presente ley a efectos de elegir autoridades.
Art. 57.- Facultades. La Comisión Directiva de la Asociación de Terapistas Ocupacionales de
Santa Fe, queda facultada para:
a) conformar el padrón electoral a emplearse en la Asamblea Constitutiva del Colegio con todos
los socios activos de la Asociación que cumplan con las condiciones establecidas en la presente
ley para su matriculación. El padrón de profesionales que participarán en ella deberá publicarse
por dos (2) días en el boletín oficial, y los reclamos por exclusión se efectuarán dentro de los diez
(10) días hábiles contados desde la última publicación;
b) recepcionar las cuotas periódicas;
c) efectuar las diligencias que fuere menester ante la Inspección General de Personas Jurídicas
de la provincia de Santa Fe y ante todo otro organismo al cual deba presentarse;
d) confeccionar un calendario electoral y un reglamento electoral provisorio que garantice el
proceso democrático de elección de autoridades en la primera asamblea;
e) convocar a la primera Asamblea de Colegiados para la elección de autoridades del Colegio,
con una anticipación no menor a treinta (30) días corridos de la fecha fijada para la elección; y,
f) el calendario electoral, el día, hora y lugar previsto para la primera asamblea debe publicarse
por dos (2) días en el boletín oficial.
Art. 58.- Situación no prevista. La Comisión Directiva de la Asociación de Terapistas
Ocupacionales de Santa Fe queda facultada para resolver cualquier situación no prevista,
conducente a la constitución de las autoridades del Colegio pudiendo fijar el importe de la cuota
que deben abonar los integrantes del padrón, destinadas a subvencionar los gastos que demande
la organización del Colegio.
Art. 59.- Plazos, Requisitos y Convocatoria. El Consejo Directivo electo debe en un plazo no
mayor de ciento ochenta (180) días:
a) verificar qué profesionales integrantes del padrón reúnen las condiciones establecidas en esta
ley para ejercer la profesión de Terapia Ocupacional y previo cumplimiento de los recaudos
formales y pago de la tasa correspondiente, otorgar la correspondiente matrícula; y,
b) convocar a Asamblea extraordinaria para la aprobación del Proyecto de Código de Ética
profesional y Disciplina, el Reglamento de Normas de procedimiento del Tribunal de Ética y
Disciplina pudiendo incorporar otros temas.
Art. 60.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

También podría gustarte