Está en la página 1de 7

Derecho procesal penal

Parcial N° 1
Alumna: Medina, Gisela Eileén
Matr.: 86.245
1) Usted se desempeña como Fiscal de Instrucción del Distrito III, Turno 3°, en la ciudad
de Córdoba. En el día de la fecha (02/02/2007) recibe una denuncia formulada por el
Sr. Gerente del Banco Social de la Provincia de Córdoba, Sr. Juan Briones, en la cual
anoticia acerca de la comisión del delito de defraudación por administración
fraudulenta por parte del gerente que le precedió en el desempeño de la función, Sr.
Pedro Arco, respecto de operaciones que ascenderían la suma de $500.000.

1. Julio García, empleado de su Fiscalía a quien usted ha comisionado la recepción de


la denuncia, tras analizar el hecho puesto en conocimiento por Briones, medita
respecto del proceso al que usted da inicio en razón de la denuncia recibida y arriba a
determinadas conclusiones que somete a su consideración. Explique a su empleado si
son ellas verdaderas o falsas, dando fundamentos de sus respuestas:

1. De acuerdo al tipo delictivo denunciado, la presentación debería haber sido iniciada ante el
Juez de Control en lo penal económico y anticorrupción administrativa.

Este enunciado es FALSO: ya que es competente el Fiscal


Los FUNDAMENTOS SON:
Art 319 CPPC: “Cuando proceda la investigación fiscal preparatoria, el Fiscal que
reciba la denuncia actuará de inmediato. Si se tratare de un hecho por el que
procede investigación jurisdiccional, el Fiscal formulará requerimiento conforme al
artículo 341, en el término de tres días, salvo que por la urgencia del caso deba
actuarse de inmediato.
Si el Fiscal requiere la desestimación y el Juez no estuviera de acuerdo, regirá el
artículo 359.”

 Por lo dicho anteriormente, es que el Sr. Briones Gerente del Banco Social de
la Provincia de Córdoba, tiene la facultad de denunciar la comisión del delito
mencionado por haberse anoticiado del mismo, conforme al Art. 314 de la ley
en cuestión donde se establece: “Toda persona que tenga noticia de un delito
perseguible de oficio podrá denunciarlo al Fiscal de Instrucción o a la Policía
Judicial.
Cuando la acción penal dependa de instancia privada, sólo podrá denunciar
quien tenga facultad para instar”.

Por medio de la denuncia del Gerente, el Fiscal pone conocimiento sobre lo que
sabe del caso mencionado; hecho articulado en el 173 inc. 7 del Código Penal.
Es por cierto un acto “facultativo” con excepción de aquellos casos en los que hay
obligación de denunciar art 317 CPPC, y el que realiza la denuncia no será parte del
proceso, ni tendrá responsabilidad alguna a excepto la falsedad y posible calumnia
art 318 CPPC.

2. A tenor del perjuicio patrimonial que, según Briones, ocasionó la conducta de


Arco, la pena que en abstracto reprime al delito supuestamente cometido es
insuficientemente castigada por el Código Penal, esto es porque el Estado
Argentino carece de una política criminal coherente

Este enunciado es FALSO


ya que nuestro país tiene una política criminal coherente, pero que adolece de
ineficiencia, no siempre se dan las soluciones que la sociedad plantea a diario; el
avance delictivo es notorio en muchos delitos y el agravamiento de las penas no
cumple con la función preventiva que debería tener.
La política criminal de Argentina, abarca el conjunto de decisiones de la autoridad
pública en referencia al delito, donde se pretende alcanzar ciertos objetivos como
ser la protección de los derechos reconocidos al individuo, definir los delitos y sus
penas, organizar las respuestas públicas tanto para evitarlos como para
sancionarlos, estableciendo los órganos y los procedimientos a tal fin, como así
también los límites en que tales decisiones se deberán encausar.
Para esta actividad el Estado tiene en cuenta la Constitución Nacional y tratados
internacionales de su misma jerarquía, como lineamientos de condiciones básicas
ya que en ellos están establecidos los valores y bienes individuales como lo son la
vida, la libertad, y sociales como “la seguridad pública” entre otros, a su vez
dispone las formas de su tutela y reparación al ser vulnerados.
Por lo tanto, se puede decir que es difícil que puede concebirse la formulación de
una política criminal aislada o indiferente de otras políticas públicas, porque el
fenómeno delictivo está relacionado con los procesos históricos y políticos de un
país, y las políticas sociales y económicas, ya que se encuentra inserto en los
primeros y condicionado por las segundas; por ello, se admite la necesidad de un
funcionamiento coherente de todas ellas en procura de lograr plasmar los valores
y los objetivos que la inspiran pero con mayor eficacia posible.

3. Si el imputado ha ejercido su defensa material, y pretende nuevamente prestar


declaración de imputado, no puede vedársele esta facultad bajo ningún supuesto

Es VERDADERO
Dentro de los derechos u obligaciones del del imputado se encuentra el derecho
de defensa que forman una serie de poderes jurídicos, entre los cuales se
encuentra:
Art. 266 del CPCC: el imputado podrá declarar cuantas veces queras, siempre que
su declaración se pertinente y no aparezca solo como un procedimiento dilatorio o
perturbador. A su vez, el 387 dice que el imputado en el curso del debate, podrá
hacer todas las declaraciones que considere oportunas siempre que se refieran a
su defensa.
 la declaración del imputado es un medio de defensa. Esto teniendo en cuenta
que se considera imputado a la persona que se la indica como partícipe de un
delito en cualquier acto de la persecución penal que se lleva en su contra, por
ello el Art. 80 de la ley en cuestión no dice que toda persona podrá hacer valer
los derechos que la ley acuerda al imputado, desde el primer momento de la
persecución penal dirigida en su contra, este articulo está consagrado en el
artículo 40 de la Constitución Provincial de Córdoba.
el Art. 306 (Declaración del imputado)“Cuando hubiere motivo bastante para
sospechar que una persona ha participado en la comisión de un hecho punible, el
órgano judicial competente procederá a recibirle declaración, si estuviere
detenida, a más tardar, en el término de 24 horas desde que fue puesta a su
disposición”
 El imputado tiene la posibilidad de ejercitar su defensa material ya sea
declarando o absteniéndose a declarar sobre circunstancias referidas al hecho
que se le atribuye y que se le ha hecho conocer, junto con las pruebas
existentes, haciéndole saber cuál es el delito por cuya declaración se le
recibirá, no solo desde el punto factico sino también con un encuadramiento
legal.

4. El Fiscal General de la Provincia puede tener injerencia en la actividad


investigativa realizada por la Fiscalía de Instrucción.

FALSO
Conforme al art 16 Inc. 2 bis se tiene injerencia, puede interesarse en cualquier
proceso judicial al sólo efecto de observar la normal prestación del servicio,
denunciando las irregularidades que constatare, podrá examinar las actuaciones
en cualquier momento y requerir copias o informes al tribunal interviniente como
también impartir a los Fiscales inferiores instrucciones convenientes al servicio y al
ejercicio de sus funciones, tanto de carácter general como particular. La misma ley
reafirma lo establecido en la Constitución de la Provincia de Córdoba cuando
explica que, el Fiscal General es la máxima autoridad del Ministerio Público y es el
responsable de su correcto y eficaz funcionamiento. Es quién vigila la recta y
pronta administración de justicia denunciando las irregularidades que advierta,
entre las demás funciones que se le han asignado por ley.
Por otro lado, el art. 171 de la Const. Provincial determina que: “El Ministerio
Público tiene las siguientes funciones: 1. Preparar y promover la acción judicial en
defensa del interés público y los derechos de las personas. 2. Custodiar la
jurisdicción y competencia de los tribunales provinciales y la normal prestación del
servicio de justicia y procurar ante aquellos la satisfacción del interés social. 3-
Promover y ejercitar la acción penal pública ante los tribunales competentes, sin
perjuicio de los derechos que las leyes acuerden a los particulares. 4. Dirigir la
Policía Judicial”.

5. Si, tras la finalización de la investigación preliminar, la causa se elevara a juicio,


correspondería ser Juzgado por jurados populares.

VERDADO
Y su fundamento se encuentra en la ley 9182 Art. 2 (Competencia), establece que las
Cámaras con competencia en lo Criminal deberán integrarse obligatoriamente con
jurados populares, cuando se encuentren avocadas al juzgamiento de los delitos
comprendidos en el fuero penal económico y anticorrupción administrativa previsto en
el Artículo 7º de la Ley Nº 9181 y también de los delitos de homicidio agravado
(Artículo 80), delitos contra la integridad sexual de la que resultare la muerte de la
persona ofendida (Artículo 124), secuestro extorsivo seguido de muerte (Artículo 142,
bis, in fine), homicidio con motivo u ocasión de tortura (Artículo 144, Tercero, Inciso
2º) y homicidio con motivo u ocasión de robo (Artículo 165), todos ellos del Código
Penal de la Nación.

2. Sitúese ahora en la situación del abogado defensor del imputado Pedro Arco, quien
habiendo tomado conocimiento de que en la Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Carlos
Paz se ha iniciado una investigación penal preparatoria por el mismo hecho investigado en la
ciudad de Córdoba, lo consulta sobre qué garantía posee para enervar esta investigación y a
través de que procedimiento puede hacerlo. Redacte un escrito de aproximadamente
cincuenta líneas, en el cual expondrá fundadamente su pretensión.

Córdoba, 8 de junio de 2018.


Al Sr. Arco Pedro:

Estimado, en mi carácter de asesora letrada, tengo la obligación y es mi


deber, de informarle que , tras haber tomado conocimiento que en la Fiscalía de
Instrucción de la ciudad de Carlos Paz, provincia de Córdoba, se ha iniciado investigación
penal preparatoria por el mismo hecho investigado en la ciudad de Córdoba, por la
presunta comisión del delito de defraudación por administración fraudulenta.
Es nuestro derecho hacer valer las garantías constitucionales, al respecto que establecen
lo siguiente: la Constitución de la Provincia, dispone en su Art. 39 que “Nadie puede ser
penado sino en virtud de un proceso tramitado con arreglo a esta Constitución; ni juzgado
por otros jueces que los instituidos por la ley antes del hecho de la causa y designados de
acuerdo con esta Constitución; ni considerado culpable mientras una sentencia firme no lo
declare tal; ni perseguido penalmente más de una vez por el mismo hecho. Todo proceso
debe concluir en un término razonable”; por otro lado, teniendo en cuenta el Art. 1 CPPC,
en carácter de reafirmar otra garantía de rango constitucional en que se recepta el
principio non bis in ídem, estableciéndose que nadie podrá ser penado sino en virtud de
un proceso previamente tramitado ni juzgado por otros jueces que los instituidos por la ley
antes del hechos y designados de acuerdo con la Constitución Provincial; ni considerado
culpable mientras una sentencia firme no lo declare tal; ni perseguido penalmente más de
unas vez por el mismo hecho, aunque se modifique su calificación legal o se afirmen
nuevas circunstancias. Esta última prohibición no comprende los casos en que no se
hubiere iniciado el proceso anterior o se hubiere suspendido en razón de un obstáculo
formal el ejercicio de la acción.
Por otro lado, debo aclararle que es a nuestro derecho solicitar el cumplimiento de dicha
garantía dándose los requisitos necesarios que requiere el principio non bis in ídem, como
lo es la existencia de una triple identidad: identidad de persona que requiere que se trate
de una misma persona; en segundo lugar tenemos identidad del objeto debe existir
correspondencia entre las hipótesis que fundan los procesos en cuestión. Y por último,
encontramos la identidad de causa de persecución que se trata, de una identidad fáctica y
no de una identidad de calificación jurídica, e identidad de causa de persecución la misma
razón jurídica y política de persecución penal, el mismo objetivo final del proceso.
Teniendo en cuenta lo expuesto y desarrollado anteriormente, nos encontramos en
condiciones de solicitar la excepción de litis pendentia, refiriéndonos a una excepción o
defensa anticipada que tiene por finalidad la unificación de los procesos o bien, la
suspensión del proceso llevado adelante en contra de este principio, para que el proceso
judicial sea uno solo y se cumpla con la garantía non bis in ídem.
Quedando a su entera disposición ante cualquier inquietud o cuestionamiento que desee
despejar saludo a usted cordialmente.
Medina, Gisela Eileén
Matr. 86245

3. Usted es el apoderado legal del Banco Social de la Provincia de Córdoba, y se le ha


requerido un informe respecto de las características de la acción penal que se ha iniciado, y
qué posibilidades tiene de lograr el resarcimiento patrimonial en el proceso penal. Elabore
ese informe en aproximadamente cincuenta líneas, en donde responda de manera detallada la
consulta, dando cuenta del procedimiento para hacer valer la pretensión civil en el proceso
penal.

Córdoba, 8 de junio de 2018

Sr. Gerente
S…………………./……………….D

Quien suscribe, Soria, Abogada Medina, Gisela Eileén, M.P Nº 86.245,


apoderada legal del Banco Social de la Provincia de Córdoba.
Tengo el agrado de dirigirme a ustedes con el objeto remitirle informe con respecto a la acción
penal y todo lo que implica su desarrollo, como también la posibilidad del resarcimiento
económico.
Por haberse formulado la denuncia ante el Fiscal de Instrucción del Distrito III, Turno 3°, en la
ciudad de Córdoba, por la presunta comisión del delito de “DEFRAUDACIÓN POR
ADMINISTRACION FRAUDULENTA”, tipificado en el art. 173 inc. 7º del Código Penal, en contra
del Sr. Arco, se dio inicio de esta manera a una acción penal entendida como la actividad de un
órgano del Estado encaminada a obtener una decisión del juez penal en relación a un hecho
que constituye delito y que se supone cometido por alguien. Por lo tanto como se lesiono un
bien jurídicamente protegido como lo es, en este caso del “patrimonio” de la entidad que
usted administra, nos ubicamos frente al presupuesto esencial para la existencia de dicha
acción penal ya iniciada donde el Estado y sus órganos jurisdiccionales, una vez anoticiados de
la hipótesis de comisión de un hecho delictivo de acción pública, que reclama la investigación,
el juzgamiento y, si corresponde, el castigo del delito que se hubiera logrado comprobar,
reaccionan y actúan de manera inmediata, por lo tanto la simple noticia criminis causa provoca
de inmediato la actuación de los órganos de persecución penal del Estado donde el
damnificado asume la calidad de querellante por lo que en este caso el Banco asume tal
calidad.

A nuestro derecho conforme lo establecido por el Código Procesal Penal de Córdoba, en su art.
24 (acción civil), llevar a cabo en el proceso penal, también la acción civil tendiente a lograr la
restitución del objeto materia del delito, o de la reparación e indemnización por el daño
material y moral que aquélla ha causado. Si bien es una acción independiente de la acción
penal, puede ser ejercida en sede penal por tratarse de un delito doloso y por estar en
movimiento una persecución penal.

Es nuestra obligación llevar a cabo la acción civil ex delito resarcitoria dado que se dan los
siguientes presupuestos: existencia de un delito penal doloso como fuente de la
responsabilidad civil; un daño privado, cierto y efectivo, ya que implique la lesión de un bien
que sea objeto de un interés jurídicamente tutelado; existencia entre el delito y el daño del
nexo de causalidad. Para poder ejercer la pertinente acción civil en el proceso penal, es
necesario constituirse en actor civil para hacer valer la pretensión resarcitoria. Pudiendo
obtener respuesta tanto el responsable directo como el indirecto. El Responsable directo es el
sujeto culpable de un delito penal, cualquiera que sea el grado de su participación conforme al
Código Penal (CP, arts. 45 y 46), es también civilmente responsable del daño que el delito
hubiere causado. El Responsable indirecto es aquel que responde por el daño causado por un
delito que ejecutaran personas bajo su dependencia.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expresado, el Banco está legalmente habilitado para


iniciar su causa civil contra el Sr. Arco para solicitar el resarcimiento económico producido en
perjuicio de éste.

Saludo a Ud. cordialmente.


Abog. MEDINA, Gisela Eileén
Matr. 86.245

4. Vuelva a situarse en el rol de Fiscal de Instrucción cargo de la investigación iniciada a raíz


de la denuncia efectuada por el representante del banco de la Provincia de Córdoba. Luego
de iniciada la investigación toma conocimiento de que el imputado Pedro Arco se encuentra
siendo investigado por la Fiscalía del Distrito 1 – turno 3 por un hecho calificado penalmente
como hurto simple (art. 162 del C.P.), como así también por un delito calificado como
amenazas (art. 149 bis del CP) se encuentra imputado por el Fiscal del Distrito 4 – Turno 2 de
la ciudad de Córdoba. Al ser consultado por un empleado, acerca de que fiscalía debe
investigar a Pedro Arco, ud. debe darle una respuesta debidamente fundamentada al planteo.

Córdoba, 8 de junio de 2018.


Estimado:

Me dirijo a usted mediante la presente con el fin de informarle que a esta


fiscalía le corresponde la investigación sobre el caso habiendo competencia subjetiva.
Las causas que se le atribuyen son tres delitos, cada uno con distintas jerarquización,
teniendo uno más gravedad de defraudación requiriendo mayor pena. En estas
situaciones específicas, el Juez se encuentra habilitado para unificarlas cuando se
encuentre enlazada siendo los diferentes delitos de una misma autoría, siempre y cuando
los jueces intervinientes sean del mismo fuero Provincial.
Teniendo en cuenta el Código Procesal Penal de nuestra Provincia, el Art. 76 del mismo
establece (ámbito de actuación) que: “En la investigación fiscal, el ámbito material y
territorial de actuación del Fiscal de Introducción y lo relativo a conexión de causas, se
regirá por lo dispuesto en Art. 40 al 49 inc. 3 el Fiscal General designará al Fiscal que
deberá intervenir”. Por lo expresado el Art. 47 (casos de conexión) en su inciso 3 que
serán conexas las causas cuando una persona se le impute varios delitos. Así mismo, el Art.
48 de la ley en cuestión dispone que al acumularse las causas será competente el Tribunal
que le corresponda juzgar el delito más grave.

Por lo expresado anteriormente en el presente escrito, procedo a confirmarle que la causa


del Sr. Arco Pedro seguirá en manos de la Fiscalía de Instrucción del Distrito III, Turno 3º de
la ciudad de Córdoba, donde de deberá remitir las actuaciones realizadas en las demás
fiscalías, dependiendo de ésta la investigación del delito de Administración Fraudulenta.

Saludo a usted cordialmente quedando a su entera disposición para disuadir cualquier


duda que surja.
MEDINA, Gisela Eileén.