Está en la página 1de 5

SEMINARIO DE MATRIMONIOS

Dios Enciende La llama de Nuestro Amor Juntos por siempre

Semana 8- Afecto y Sexo


Es sorprendente cómo el tema del sexo incita la curiosidad de las personas.
Los editores saben esto porque casi todo mundo lee artículos, en revistas y periódicos sobre los últimos
hallazgos del comportamiento sexual, o sobre las últimas técnicas que ayudan a revitalizar su vida sexual.

El sexo ha abandonado la intimidad para pasar a los encabezados de periódicos y a los laboratorios. El
“punto de vista científico” del sexo tiene varias desventajas:

1. Nos hace tremendamente conscientes de nuestra participación en el acto sexual. (deporte)


2. Genera una enorme ansiedad por querer ser “normal”, sin importar a qué se refiere esa “normalidad”.
3. Nos produce frustración porque nuestra experiencia sexual no tiene el mismo “glamour” noche tras
noche, año tras año del que supuestamente debe tener.
4. Podemos comenzar a auto-culparnos o a culpar a nuestro cónyuge como la “causa” del problema.

Se piensa que el éxito de la relación matrimonial depende de qué tan satisfactoria sea la vida sexual. El
adulterio y el divorcio suelen justificarse por la falta de sexo.
Como siempre, Dios tiene un plan mejor que el que nosotros podamos tener, un plan que no implica
ansiedad. Es un plan que encaja en nuestras vidas con armonía. Y es un asunto privado entre los tres.,
¿Los tres? Sí, ustedes dos y Dios.
Nuestra cultura define al sexo con una definición de un matrimonio feliz y con éxito. Sin embargo, dentro
del propósito y plan de Dios para el matrimonio, la comunicación, el servicio mutuo y el amor ágape son
los verdaderos puntos que hacen que un matrimonio realmente tenga éxito. El sexo es una bendición
que Dios da a un hombre y a una mujer dentro del matrimonio, pero no es el estándar bajo el cual se debe
medir el éxito de un matrimonio o el valor personal.
Podrían imaginarse las preguntas que el Padre nos haría en el Juicio Final. Preguntaría: “¿Cuántas veces
tuvieron relaciones sexuales la semana pasada? ¿Qué tan intenso fue tu orgasmo?” ¡Claro que no! El
nos va a preguntar qué tan amorosos y caritativos fuimos el uno por el otro y si vivimos cada día para El.

¿Cuál es el plan de Dios?

Afecto amoroso: ¡Sean efectivos! El afecto del uno para el otro es una parte de la bendición y el gozo
de Dios da a los matrimonios. Ciertamente, que debe haber amor ágape que enfatiza el servicio y el
compromiso; sin embargo, también hay atracción sexual. Pero aún así, éstas no son las únicas dos
formas de expresar amor: el cuidado y la atracción hacia nuestro cónyuge; sino que también existen las
expresiones de afecto “a la antigua”.
El afecto físico y verbal, son dos formas que ayudan a construir sus relaciones personales. Las palabras
de aprecio, de amor, los abrazos cariñosos y los besos (que no tienen una finalidad ulterior), son formas
espléndidas para expresar que realmente están contentos de haberse casado con su cónyuge y que lo
aprecian mucho.
Las diferentes preferencias personales entre el hombre y la mujer se reflejan en las expresiones de afecto.
Todos necesitamos oír palabras positivas sobre cómo lo estamos haciendo y que nos hagan saber que
somos amados. A las mujeres generalmente les gusta oír palabras específicas, como “te amo” y “eres la
mujer más bella de esta fiesta”. Los hombres también necesitan escuchar “te amo”, sólo que no tan
profundamente o tan frecuentemente como las mujeres.
El afecto da riqueza al matrimonio. El tomarse de las manos, una caricia en la espalda, el acurrucarse
en el sofá para ver un programa de TV (en lugar de que él esté en su silla y ella en la suya), los besos
cariñosos al saludarse; son todos los factores pequeños que contribuyen de manera importante a la vida
matrimonial.
También es sano para los hijos ver que sus padres se demuestren cariño físico y verbal enfrente de ellos.
Las mujeres suelen mejorar en la relación sexual con su esposo cuando éste les provee durante el día de
una buena dosis de muestras de afecto, tanto físico como verbal, sin que la necesidad de estimularlas
sea para tener relación sexual. Algunas mujeres se inhiben en querer expresar afecto a sus esposos,
SEMINARIO DE MATRIMONIOS
Dios Enciende La llama de Nuestro Amor Juntos por siempre
porque ellos siempre lo toman como una proposición sexual. No dejen que esto le ocurra. Cuando el
afecto y las caricias se incluyen dentro de la relación, esto cobra más vida y la relación sexual también es
más satisfactoria.

Las Sagradas Escrituras y la Tradición Cristiana demuestran que son tres los propósitos del sexo dentro
del matrimonio:
1. La relación sexual ha sido diseñada biológicamente para la procreación. Nuestra cultura suele
considerar el embarazo como una “amenaza” que siempre está presente, como la ruina de la
raza humana. De ahí que el aborto sea el acto que impide que un nuevo ser sea agregado a
la familia de Dios.
2. Una de las bendiciones dentro del matrimonio es la liberación de tensión sexual dentro del
contexto apropiado para el placer sexual. Dios creó el estímulo sexual en el hombre y en la
mujer y diseñó el matrimonio como el lugar apropiado para expresarlo.
3. El acto sexual es una hermosa manera de expresar amor, afecto y aprecio mutuo. Es una
manifestación de amor que sobrepasa las limitaciones de las palabras, una manifestación que
expresa el amor, el afecto y la unidad mutua entre esposos.

Un Problema Sexual Exclusivamente Cristiano


Algunos cristianos piensan que disfrutar del sexo es malo. Tienen una especie de punto de vista de que
“si se siente bien debe ser del maligno”. Esta actitud puede provenir de un énfasis equivocado por parte
de algunos grupos cristianos con una educación estricta, o de una mala interpretación de las Sagradas
Escrituras Dios creó el acto sexual como una bendición para el matrimonio y una fuente de gozo para el
hombre y la mujer.
Dentro del contexto del compromiso cristiano, esposo y esposa pueden disfrutarse libremente con pureza,
mientras avanzan en el área sexual juntos.

Revistiéndose De Jesucristo
No permitan que su relación sexual permanezca dentro de las “tinieblas” seculares, sino dejen que aflore
a la luz de Cristo. Esto no significa dar un enfoque sobre-espiritual a su vida. Significa más bien que su
vida sexual, como todas las otras áreas de su vida, debe estar dentro de la luz y la vida de Jesucristo.
Sugerimos a todos los matrimonios que sigan los pasos de la siguiente sección, estén recién casados o
celebrando sus bodas de oro.
1. Oren juntos para que Dios les revele su propósito y plan para el sexo en el matrimonio.
2. Arrepiéntanse. Les sugerimos que tanto el esposo como la esposa se arrepientan en privado por
pecados sexuales del pasado, pero que no se los confiesen a su cónyuge, a menos que sientan un
llamado específico de Dios para hacerlo. ¿Por qué? Hemos comprobado que “confesarlo todo” en
muy raras ocasiones puede ayudar a que un matrimonio experimente esa renovación. Sin embargo,
si recomendamos enormemente que los pecados cometidos entre si sean confesados a su cónyuge
y se pidan perdón.

He aquí una lista que les puede traer a la memoria algunos pecados del pasado:

- Pecados sexuales de la adolescencia. - Perversiones, homosexualidad, etc.


- Coito prematrimonial. - Medios abortivos para el control de natalidad.
- Pornografía. - Aborto.
- Besos y caricias premaritales muy - Relaciones sexuales extramaritales.
apasionados. - Infidelidad de corazón, sino fue de cuerpo.
- Masturbación. - Fantasías sexuales.

El egoísmo se expresa sexualmente en el matrimonio cuando se fuerza u obliga al cónyuge a realizar el


acto sexual mas frecuentemente, menos frecuentemente, o de manera desagradable para el cónyuge.
También se manifiesta en las relaciones sexuales en donde solo uno de los cónyuges queda satisfecho.
SEMINARIO DE MATRIMONIOS
Dios Enciende La llama de Nuestro Amor Juntos por siempre
3. Pidan al Espíritu Santo que sane cualquier herida interna del pasado que pueda interferir con el
verdadero gozo y la libertad que Dios quiere en sus hijos.
Cuidado Mutuo

En la primera de Corintios 7, 3-5, “Que el marido de a su mujer lo que debe y la mujer de igual modo a su
marido. Igualmente, el marido no dispone de su cuerpo sino la mujer. No os neguéis el uno al otro sino de
mutuo acuerdo, por cierto, tiempo para daros a la oración”.
Esto si funciona. De hecho, es la mejor forma para que el sexo funcione en el matrimonio. Si tú te preocupas
de que las necesidades sexuales de tu cónyuge y tu cónyuge se preocupa de que tus necesidades sexuales
se satisfagan, todos estarán participando. Descubran que es lo que le agrada a su cónyuge y háganlo. No
lo hagan en forma egoísta de “primero satisfáceme a mi”, sino como un servicio amoroso para su prójimo
según la mentalidad de Dios.

¿Placer O Funcionalismo?

Significa lo anterior, que el sexo para los cristianos ¿Es meramente funcional y deja de fuera el placer? Por
supuesto que no. Los mismos principios espirituales que intervienen en otras áreas de nuestra vida, se
hacen presentes en el aspecto sexual. A medida que vivimos según los mandamientos de Dios, nuestras
vidas van adquiriendo una riqueza, una paz, y una unidad imposible de lograr por nuestros propios medios.

Diferencias Otra Vez

Cualquier persona que ha estado casada por más de una semana sabe que el hombre y la mujer difieren
en sexualidad tanto como en otras áreas de su vida. El hombre y la mujer son diferentes y un hombre en
particular y una mujer en particular difieren del resto.
La clave para la unidad y La felicidad en las relaciones sexuales se basa en:
1) Estar contentos con que Dios nos haya formado así
2) Descubrir cómo lograr que las diferencias que Dios creó trabajen para alcanzar el bien común
3) Tener fe y paciencia en que los dos pueden trabajar para alcanzar la meta de unidad y de satisfacción
sexual.

Algunas Sugerencias

Para Ambos

1. Cierren con llave la puerta de su recamara. No les gustará estarse distrayendo por la preocupación de
que uno de sus hijos entre al cuarto.
2. Controlen la fantasía o las distracciones mentales para que ambos estén presentes física y
emocionalmente.
3. Sean flexibles y creativos. Una recámara diferente, una hora diferente y una manera diferente de hacer
el amor enriquecerá su tiempo juntos. Eviten los prerrequisitos rígidos para hacer el amor.
4. Lleguen al acuerdo de no utilizar el tiempo de estar en la cama para hablar de aspectos de la familia.
Dejen esos temas para su tiempo de comunicación.

Para los Esposos:

1. El estímulo sexual de las mujeres es afectado por muchos factores físicos: la menstruación, -los cambios
hormonales, el embarazo, la lactancia y la recuperación después del alumbramiento y los cambios
hormonales que acompañan a la menopausia al igual que la fatiga. También tiene un gran efecto el temor
a quedar embarazada.
SEMINARIO DE MATRIMONIOS
Dios Enciende La llama de Nuestro Amor Juntos por siempre
2. Manifiesta a tu esposa más afecto físico fuera de la recámara. Los abrazos, los besos y otras muestras
físicas de afecte a diferentes horas del día que no se realizan con la finalidad de realizar el acto sexual,
ayudan a que la mujer sea más fácilmente estimulada.
3. Expresa afecto en otras formas que no sean sexuales, por ejemplo: con palabras cariñosas y de amor,
con pequeños regalos, flores, dulces.
4. Invierte tiempo en dar suficiente afecto antes del acto sexual. No vayas "al grano", sino tómense un buen
tiempo de preparación.

Para las esposas:


1. Se consciente del hecho de que tu esposo quiera tener relaciones sexuales más frecuentemente de las
veces que tu sientas necesidad de ello.
2. A los esposos les agrada que en ocasiones sea la mujer la que tome la iniciativa.
Los hombres fácilmente se estimulan con la vista. Por tanto, mantente en forma, con el pelo limpio y ten
siempre a la mano ropa de cama sexy, no sólo en su aniversario.

Otra Vez la Comunicación

En ocasiones es difícil para el esposo, para la esposa, o para ambos, hablar de su relación sexual.
Es difícil decir en voz alta, "Me gusta cuando haces esto" o "es realmente irritante cuando haces esto". Sin
embargo, este tipo de comunicación es necesario para poder trabajar juntos hacia la felicidad sexual.

Problemas Sexuales Graves

Algunos matrimonios cristianos tienen graves problemas sexuales que no tienen una respuesta fácil.
Algunos necesitan consejos, mientras que para otros recomendamos tener paciencia y confianza en Dios.
Algunos han visto que a medida que crecen en el amor cristiano y en el afecto mutuo usando algunas de
las medidas que recomendamos, han solucionado sus problemas sexuales. Para la mayoría de los
matrimonios cristianos. Las relaciones sexuales mejoran con el tiempo, al igual que el buen vino.
No permitan que nada ni nadie distorsione el conjunto real de prioridades que existe dentro del matrimonio.

Semana 8- Actividades para realizar en esta Semana

Tiempo Individual
Contesta las preguntas:

1. ¿Oré por mi cónyuge esta semana?

A continuación, aparece una lista de temas que deberían tratar cuando menos una vez, para después
revisarlos periódicamente.

- ¿Cómo se te hace que están marchando las cosas en nuestras relaciones sexuales?

……………………………………………………………………………………………………………………………

- ¿Estás sexualmente satisfecha (o)?

……………………………………………………………………………………………………………………………

- ¿Que es lo que más te estimula? Menciona al menos 2 cosas

……………………………………………………………………………………………………………………………
SEMINARIO DE MATRIMONIOS
Dios Enciende La llama de Nuestro Amor Juntos por siempre

……………………………………………………………………………………………………………………………

- ¿Que es lo que menos te estimula?

……………………………………………………………………………………………………………………………

- ¿Hay algo que alguna vez hayamos hecho que te gustaría que repitiéramos?

……………………………………………………………………………………………………………………………

- ¿Es satisfactoria para ambos la frecuencia del coito?

……………………………………………………………………………………………………………………………

Tiempo Juntos
- Compartan las respuestas de las preguntas anteriores y descúbranse mas en esta área

……………………………………………………………………………………………………………………………

- Pidan a Dios que les ayude y les de sabiduría para mejorar permanentemente en esta área.

……………………………………………………………………………………………………………………………