Está en la página 1de 4

Laura Tatiana Álvarez Serrano

Cód. 221515613

ANÁLISIS SEMIÓTICO DE “HANDS” PUBLICIDAD CONTRA EL ABUSO


INFANTIL

“Casa do Menor” es una organización no gubernamental fundada en 1986 por


el padre Renato Chiera. Esta fundación cuenta con una sede en Italia y varias
instalaciones en Brasil. El objetivo del padre Renato Chiera es dar la bienvenida a los
niños de la calle abusados sexualmente en áreas críticas de Brasil y África, ofrecerles
un futuro mejor y luchar por sus derechos. Es de tener en cuenta que actualmente, hay
alrededor de 15 millones de niños que han sido abusados sexualmente en el mundo,
sobre todo en las regiones anteriormente mencionadas.

La siguiente publicidad llamada “Hands” creada por la agencia de publicidad


“Mccann Erickson” de España en el 2009 para la fundación “Casa do Menor”, tiene
como objetivo concientizar sobre el abuso infantil y al mismo tiempo, incentivar las
donaciones para los niños abusados sexualmente que alberga esta fundación bajo su
eslogan “Certain things hang on forever. Set the kids free from abuse and
violence.” (Hay cosas que perduran para siempre. Libera a los niños del abuso y la
violencia).
Esta publicidad se llevó a cabo en varias plataformas, tanto virtual como en
físico. La idea para promover las donaciones consistía en que cada vez que se realizaba
una donación, el donante podía borrar las manos que rodean a la niña y la habitación
obtenía un color y una iluminación diferente. Así, el donador podía evidenciar como
estaba cambiando la vida de estos niños con su donación.

Partiendo desde el análisis semiótico del objeto en el nivel semántico se evidencia


desde el plan de la expresión lo siguiente:

- Predominio de colores opacos en la pintura de las paredes de la habitación, en


el mobiliario y en la decoración
- Presencia de portarretratos y cuadros con fotografías
- Una Barbie
- Un oso de peluche
- Porcelana de un payaso

Desde el plan del contenido, podemos analizar la filosofía de lo que podría


representar cada objeto:

El color gris, según la psicología del color, tiene un significado de aburrimiento,


crueldad y vejez. En la imagen, se podría inferir por el predominio de este color en las
paredes que es la habitación de un hombre mayor. Generando a su vez una sensación
de rigidez y crueldad.

El color marrón en la decoración se asocia con la represión emocional, provocando


miedo e inquietud exaltando sentimientos de tensión. Así, el uso de este color que
predomina en el mobiliario de la imagen, influencia en la tensión que quiere provocar
la publicidad en el espectador.

A su vez, el uso del color negro también se evidencia en la imagen de manera más
sutil en algunos elementos decorativos. Este color se relaciona generalmente con
connotaciones negativas, como lo es la violencia, lo maligno, la fuerza y el poder. Se
podría inferir entonces, que el sujeto dueño de la habitación es una persona que tiene
poder y puede llegar a estados violentos.

La presencia de dos portarretratos y dos cuadros en el fondo de la habitación con


fotografías familiares, donde en algunos se logra percibir dos niños, nos indica que
esta persona tiene hijos o tiene algún parentesco con estos. Según la ideología con la
que fue creada esta publicidad, pretende mostrar que muchas veces los abusadores
sexuales de los niños son personas que tienen algún parentesco o que son cercanos a
ellos.

La Barbie que tiene la pequeña tiene en su mano, es un juguete que es usado


generalmente por las niñas en los primeros años de su infancia. En este caso, la Barbie
representa la normalidad que debería tener la niña en su vida y lo que debería estar
haciendo, sin tener alguna perturbación en su juego. También puede simbolizar la
inocencia de los niños en sus primeros años.

El oso de peluche simboliza la infancia ya que es juguete que usualmente todos


tenemos en algún momento de la niñez, pero la posición que este tiene escondido
descuidadamente debajo del sofá, puede representar la verdad que deben ocultar los
niños durante estos abusos.

La porcelana del payaso que esta sobre el nochero, tiene una sonrisa de maldad. El
payaso, contrario a su objetivo inicial que es producir risa, generalmente ocasiona
cierto tipo de temor en los niños, sobre todo por las características del maquillaje, los
colores vivos, los ojos y sonrisas exageradas y su característica nariz roja pueden
ocasionar choque en la mente del niño; además el uso de este personaje en películas
de terror, donde al principio se le muestra como un ser bueno, y a la final termina
siendo un sádico o psicópata que causa daño. A partir de esto, es posible decir que en
este contexto, el payaso es una representación de la maldad del abusador, que provoca
temor en el niño.
Partiendo desde el análisis de la semiótica visual, encontramos como las
manos que rodean a la niña crean un icono, ya que están representando la forma de
un vestido. A su vez, las manos que rodean a la niña son un símbolo del abuso, las
numerosas manos que la tocan muestra que ha sido abusada frecuentemente, y la
forma en que van subiendo las manos, nos muestra que este hecho puede seguir
sucediendo. Por convención social, las manos son el principal recurso para exteriorizar
los pensamientos y deseos de una persona, ya que estas ejecutan la acción, en este caso,
las perversiones de los abusadores.

La iluminación cumple un rol fundamental en esta publicidad, ya que la fuerza


persuasiva de la imagen reside en la niña, que está siendo el foco de la iluminación.
Además, la niña está siendo tocada por muchas manos, lo cual muestra una secuencia
evenemencial que crea tensión en el espectador, ya que es el instante del resultado de
las actos llevados a cabos sobre ella y que se puede interpretar como los recuerdos que
tiene esta niña sobre estas acciones.

También la iluminación influye que el punctum se dé sobre la niña, puesto que


al ser el único foco de iluminación, en una habitación que esta oscura, permite
visualizar la expresión de tristeza en su rosto, que posiblemente esta desnuda, ya que
no tiene nada que le proteja los hombros y que está siendo tocada por múltiples manos,
causando un fuerte impacto en el espectador, incluso dejándolo desorientado mientras
asimila que pasa, sobre todo, con el vestido de manos que rodea a la niña.