Está en la página 1de 2

CULTURA Y TRADICIONES

Canadá es un país multicultural formado por millones de inmigrantes que han llegado a lo
largo de más de 200 años de historia. Se dice que gran parte de los ciudadanos canadienses
actuales descienden de inmigrantes y su política actual de inmigración es de las más abiertas
del mundo. De hecho, cuenta con un programa para que los estudiantes que finalizan allí sus
estudios superiores puedan quedarse en el país. Entre la población se encuentran más de 200
grupos étnicos diferentes y el 16% de los ciudadanos pertenecen a lo que se pueden considerar
minorías visibles.

A pesar del crisol cultural de la población actual, los canadienses siempre han estado
influidos por ingleses y estadounidenses, debido a los estrechos lazos comerciales y culturales
que han mantenido con ambos países. Francia también ha tenido una gran influencia en la
configuración del país, especialmente en la región de Quebec.

De ahí que actualmente sea un país bilingüe en el que todo los servicios públicos se
ofrecen tanto en inglés como en francés. Sin embargo, son pocas las provincias realmente
bilingües, porque en casi todas ellas domina uno de los dos idiomas con gran fuerza. Tan solo
el 16% de la población canadiense se considera bilingüe.

Esta diferencia también se extiende a otros aspectos de la vida, y tradicionalmente ha


habido movimientos independentistas en Canadá. Si hace años tenían una gran fuerza las
reclamaciones de Quebec, en los últimos tiempos son las regiones más orientales las que
muestran mayores aspiraciones separatistas.

Los aborígenes que vivían en Canadá antes de la llegada de los colonos europeos también
han contribuido a forjar la identidad del país. Durante muchos años se intentó que estos
grupos asimilaran la cultura occidental pero actualmente cuentan con protección constitucional
y tienen terrenos en los que vivir. En la práctica, la relación entre los primeros pobladores y el
resto de la sociedad canadiense no es tan buena como sobre el papel.

Todo este panorama da lugar a un país muy diverso, en el que los miles de kilómetros que
separan unas zonas de otras contribuyen a hacer más patente esta diversidad única de Canadá.
LA VIDA EN CANADÁ
La buena calidad de vida, la tolerancia y la amabilidad son características comunes a todo el
país. También lo es la seguridad. Pasear por las calles de Canadá no te conllevará ningún
peligro porque es uno de los países más seguros del mundo.

Los canadienses disfrutan de una animada vida social y cultural. Son un pueblo al que le
encanta disfrutar de su tiempo libre y, a pesar de las inclemencias del tiempo, lo hacen durante
todos los meses del año. En verano disfrutan de sus extraordinarios paisajes con numerosas
actividades en el exterior. En invierno, los deportes de nieve y el hockey sobre hielo se llevan la
palma.
La actividad cultural de las ciudades también es muy animada. Son grandes amantes del
teatro, los museos, el cine y los conciertos, y las principales ciudades del país cuentan con
citas de referencia internacional, como el Festival de Cine de Toronto y el Festival de Jazz de
Montreal.