Está en la página 1de 4

Tarea 7.1. Propuestas para una Ética Ambiental.

Introducción.
La ética es una rama de la filosofía que fundamentalmente busca definir lo que es
correcto y lo que es equivocado, sin tomar en cuenta las diferencias culturales. Por
ejemplo, muchas culturas tienen una veneración por la vida y sostienen que todos
los humanos tienen derecho a vivir. Se considera no ético privar a un individuo de
la vida.
La moral difiere un poco de la ética, porque la moral refleja los sentimientos
predominantes de una cultura sobre problemas éticos. Por ejemplo, en casi todas
las culturas, no es ético matar a alguien; sin embargo, cuando un país declara la
guerra la mayoría de los habitantes aceptan la idea de matar al enemigo. Por
consiguiente, es moral hacerlo aunque la ética dice que matar es equivocado. Por
si fuera poco, ninguna nación ha declarado alguna vez que la guerra sea inmoral.
Los problemas ambientales requieren una consideración de la ética y la moral. Por
ejemplo, ya que hay bastante comida en el mundo para alimentar a todos
adecuadamente, no es ético permitir que algunas personas pasen hambre mientras
otras tienen más de lo que necesitan. Sin embargo, la disposición predominante de
quienes forman el mundo desarrollado es de indiferencia. No distinguen límites
morales para compartir lo que tienen con otros. En realidad, esta indiferencia
supone que es permisible admitir que las personas pasen hambre. Por lo tanto, esta
posición moral no es consistente con una ética pura.
Como se puede observar, la ética y la moral no siempre son lo mismo; así, a menudo
es difícil definir lo que es correcto y lo que es erróneo. Algunos individuos visualizan
cómo sería en el futuro la situación de la energía del mundo y han reducido su
consumo. Otros no creen que hay un problema, y, por lo tanto, no han modificado
su uso de energía. Incluso, hay quienes no se preocupan por la situación, por lo que
usarán la energía tanto como esté disponible.
Otros problemas son la población y la contaminación. ¿Es ético tener más de dos
hijos cuando el mundo enfrenta la sobrepoblación? ¿Debe una industria persuadir
a los legisladores para no votar por un proyecto de ley particular porque podría
reducir sus ganancias, aunque su aprobación mejorara el ambiente? La opinión que
asumimos sobre tales problemas con frecuencia depende de nuestras actividades
o principios. Por ejemplo, es probable que un líder industrial no perciba la
contaminación tan negativa como alguien que participa en actividades al aire libre.
De hecho, muchos líderes comerciales ven la conducta de los ecologistas como
inmoral, porque restringe el crecimiento y, en algunos casos, provoca el desempleo.
La mayor parte de las preguntas éticas son muy complejas. El enfrentamiento de
los problemas éticos con el ambiente no es diferente; por lo tanto, es importante
explorar los problemas ambientales desde varios puntos de vista antes de tomar
una actitud.
Cuando adoptamos una actitud ética nos ponemos a la defensiva para atacar a
aquellos que discrepan con nosotros. A menudo, se describe a los individuos como
villanos por seguir un curso de acción que consideran virtuoso.

Desarrollo.
La ética ambiental es un tema de ética aplicada que examina la base moral de la
responsabilidad ambiental. En estos tiempos de conciencia ambiental, la mayoría
de las personas está de acuerdo en que necesitamos ser responsables del medio
ambiente. Los residuos tóxicos contaminan el agua del subsuelo, los derrames de
petróleo destruyen las riberas y los combustibles fósiles producen anhídrido-
carbónico, sumándose al calentamiento global. Entonces, la meta de la ética
ambiental no es convencer de que es necesario preocuparse por el medio ambiente,
mucha gente lo hace. Su enfoque sobre un fundamento moral de responsabilidad
ambiental y hasta qué punto se extiende esta responsabilidad.

 ¿Cuáles son las propuestas para una ética ambiental?

Hay tres teorías fundamentales de responsabilidad moral con respecto al ambiente.


Aunque cada una apoya la responsabilidad ambiental, sus enfoques son diferentes.
La cuales se mencionan a continuación.
¿Qué es el antropocentrismo?

La primera de estas teorías es la antropocéntrica o centrada en el humano. El


antropocentrismo ambiental es la visión de que la responsabilidad de todo lo
ambiental se deriva sólo de los intereses humanos. Aquí, la suposición es que sólo
los seres humanos son organismos moralmente significativos y tienen un lugar
moral directo.
Puesto que el ambiente es crucial para el bienestar y la supervivencia humana,
tenemos un deber hacia el ambiente, es decir, una responsabilidad que se deriva
de los intereses humanos. Esto involucra el tener que asegurar que la Tierra
permanezca ambientalmente hospitalaria, y de esta manera apoya a la vida
humana. Asimismo, considera que la belleza y los recursos de la Tierra sean
conservados para que la vida continúe siendo agradable. Algunos han argumentado
que nuestros deberes ambientales se derivan del beneficio inmediato que las
personas reciben del ambiente y de aquél que las generaciones futuras recibirán.
No obstante, los críticos afirman que, puesto que las generaciones futuras no
existen todavía, entonces hablando de manera estricta, no pueden tener más
derechos que los que tienen personas muertas.
Así ambas partes de esta disputa reconocen esa preocupación ambiental deriva
sólo de los intereses humanos.

 ¿Qué es el biocentrismo?

Una segunda teoría de responsabilidad moral por el ambiente es la biocéntrica. De


acuerdo con la visión más amplia de la teoría centrada en la vida, todas las formas
de vida tienen un derecho inherente a existir. Algunos pensadores biocéntricos dan
una jerarquía de valores a la especies.
Por ejemplo, algunos creen que tenemos una mayor responsabilidad de proteger
las especies animales que las especies vegetales. Otros determinan que los
derechos de varias especies dependen del daño que producen a los seres
humanos. De esta manera, no ven mal matar especies de plagas como ratas o
mosquitos. Algunos van más allá y creen que cada organismo individual, no sólo
cada especie, tiene un derecho básico a sobrevivir.
Los individuos que apoyan el movimiento de los derechos de los animales tienden
a darle más valor a las especies de animales que a las plantas.
Por lo tanto, decidir qué tipos de especies o individuos deben protegerse de la
extinción o muerte prematura resulta un dilema ético para las actividades humanas.
Es duro saber dónde trazar la línea y ser éticamente coherente.

 ¿Qué es el ecocentrismo?

El tercer enfoque de responsabilidad ambiental, es el llamado ecocentrismo, el cual


sostiene que el ambiente merece la consideración moral directa y no una que se
derive nada más de los intereses humanos (y animales). En el ecocentrismo, se
sugiere que el ambiente tiene derechos directos que califican como cubierta moral
digna de un deber directo y que tiene un valor inherente. Se considera que el
ambiente, por sí mismo, está en equivalencia moral con los humanos.

 ¿Qué es la ética de la Tierra?

La posición del ecocentrismo es el enfoque defendido por el ecólogo y escritor Aldo


Leopold en su libro A Sand Country Almanac (1949). En respuesta a la destrucción
implacable del panorama, en A Sand Country Almanac se redefinió la relación entre
el género humano y la Tierra, Leopald consagró un capítulo entero de su libro a “La
ética de la Tierra”.
 ¿Qué puedo hacer para mejorar mi entorno ambiental?

Las sociedades en su conjunto, debemos asumir conscientemente la


responsabilidad que tenemos como colectividad, de dejar como herencia a las
futuras generaciones, un planeta libre de contaminación, y con capacidad de
sostener la esencia de la vida en todas sus expresiones; Sin embargo, en torno a
ésta situación, las personas individual o colectivamente, actúan de diferente
manera, unas por irresponsabilidad y otras por desconocimiento sobre los
procesos ambientales y sociales, por lo cual se hace imperante, establecer
mecanismos de educación que permitan fortalecer los conocimientos y revertir
actitudes negativas de comportamiento ambiental.

 ¿Qué opinas sobre el video seis grados que podrían cambiar al mundo?

Tan sólo seis grados menos es lo que diferencia la era interglacial actual con la de
la última glaciación, cuando Europa estaba prácticamente cubierta de hielos.
Con ésta premisa, el documental plantea qué podría ocurrir con seis grados más,
y detalla lo que ya ha sucedido con esta subida de casi un grado y lo que seguirá
pasando en décadas sucesivas hasta los tórridos seis grados más previstos en el
peor de los escenarios por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático
(IPCC).

Conclusiones.
El intenso crecimiento demográfico e industrial, la falta de estrategias de planeación
y manejo, así como el desconocimiento del valor ecológico y socioeconómico de los
ecosistemas, han inducido graves problemas de contaminación e impacto ambiental
y la pérdida de valiosos recursos naturales y económicos en todo el mundo.
Esta situación ha determinado la necesidad de incorporar la variable ambiental,
considero, es momento de apostarle al cien por ciento a un desarrollo sustentable,
al reciclaje, al cambio de hábitos de consumo y al cuidado de los recursos. Aunque
los productos en pro de la Ecología puedan resultar caros creo que vale la pena
invertir en ellos pues así aseguramos que el futuro de las siguientes generaciones.

Bibliografía.
1). La Ecología Profunda - Satish Kumar. (Resurgence, n.d).

2). Ética ambiental Capítulo 5, Propuestas para una ética ambiental. (Marcos, A. 2001).

3). Seis grados que podrían cambiar el mundo. (National Geographic. 2011).
4). Ciencia ambiental, Un estudio de interrelaciones, Enger & Smith, páginas 21-
22.

También podría gustarte