Está en la página 1de 23

¿Qué son las Redes Sociales?

Las redes sociales son un espacio digital en el que personas, marcas y entidades
(Instituciones públicas, empresas, ONGs, asociaciones…) pueden crear una red
de contactos e interactuar. Esta es la base principal de estas herramientas:
relacionarnos, intercambiar y dialogar. Establecer un comunicación bidireccional.
Destaco el concepto de “social”, porque en alguna ocasión se nos olvida el origen
de las redes sociales. Nos encontramos con cuentas que parecen tablones de
anuncios en lugar de perfiles en los que prima las conversaciones.
No olvidemos que somos seres sociales por naturaleza y estas herramientas nos
facilitan esta posibilidad de establecer conexiones.

¿Qué es la RRSS?
RRSS es la abreviatura de Redes Sociales, y sin duda una de las abreviaturas
más conocidas en el mundo del marketing digital, y especialmente en mundo del
Social Media.

Características de las redes sociales


Para que una plataforma sea considerada una red social tiene que tener varias
características indispensables:

 ser una red de contactos


 poder tener un perfil y
 que permita interactuar (comentar, compartir, crear…)
Las redes sociales nos ayudan también a fomentar la inteligencia colectiva.
Podemos aportar nuestro granito de arena, en favor de toda una comunidad.
Individualmente somos más débiles, mediante la colaboración seremos más
fuertes. El conocimiento que un grupo de personas puede aportar enriquecerá la
inteligencia de toda una comunidad.
Estas herramientas nos han cambiado incluso nuestra forma de pensar, de un
pensamiento analógico a uno digital. Este cambio afecta a costumbres, hábitos,
pero también al derecho que tenemos sobre nuestra información, sobre nuestros
datos. En el momento en que abrimos un perfil en alguna red social, firmamos
una serie de condiciones que no debemos olvidar en la gestión futura de estas
cuentas.

Permiten además la difusión viral de contenidos, es decir, alcanzar a un gran


número de personas de una manera rápida y directa. Aunque no siempre es fácil
viralizar un contenido, es una de las características que nos permiten estas
herramientas. A veces depende del ingenio y creatividad, y en otras ocasiones,
diferentes circunstancias y casualidades pueden convertir un contenido en viral,
sin esperarlo.
La inmediatez es otras de las características que estas herramientas nos ofrecen.
Esto nos permite poder comunicar cualquier incidencia, aviso o suceso
prácticamente cuándo está ocurriendo.
De ahí la importancia de la actualización de las redes sociales. Sobre todo si
somos negocios o instituciones es muy importante que los contenidos estén
actualizados. Si nuestras redes son nuestra carta de presentación o de nuestra
empresa, no podemos dejarlas abandonadas. Este abandono dice mucho de
nuestra imagen de marca.

Tipos de redes sociales


Existen una gran variedad de redes sociales y utilidades que podemos dar a éstas.
Pero antes de analizar los diferentes usos, conviene, dado que la lista de redes
sociales puede ser inmensa, realizar una clasificación de las redes sociales.

Podemos realizar diferentes tipos de clasificaciones, pero vamos a utilizar una


tipología que nos permite clasificarlas en dos grandes bloques:

1. Horizontales o generalistas
2. Verticales o especializadas

¿Qué son las redes sociales horizontales?


Son las redes sociales sin una temática concreta, dirigidas a todo tipo de usuarios.
En estas redes sociales principalmente los usuarios interactúan, conversan,
entorno a cualquier tipo de asunto.

Ejemplos de Redes sociales horizontales

Estos son algunos ejemplos de redes sociales horizontales:

1. Facebook.
2. Twitter.
3. Instagram.
4. Weibo.

¿Qué son las redes sociales verticales?


Son las redes sociales con una temática concreta, en la que las personas usuarias
se reúnen principalmente entorno a un interés, asunto o tema en común.

Ejemplos de Redes Sociales verticales


Esos son algunos ejemplos de redes sociales verticales:

1. Pinterest.
2. Flickr.
3. Musica.ly.
4. Spotify.
5. LinkedIn.
A su vez, dentro de las redes sociales verticales podríamos realizar otra
subclasificación, dependiendo de la temática:

 Fotografía y vídeo
 Turismo y ocio
 Música
 Profesionales
 Salud
 Contacto/citas
 Mensajería
 Juegos

¿Para qué sirven las redes


sociales?

Después de definir y repasar algunas de las características básicas y tipología de


las redes sociales, vamos a analizar el uso de éstas. Existen muchas y también el
uso que podemos dar a cada una de ellas es muy diferente y variado.

Diferenciaremos el uso que le damos las personas por una parte, y por otra, los
usos que desde entidades podemos dar a las redes sociales, así que vamos a
ver para qué sirven las redes sociales.
Para qué sirven las redes sociales
1. Estar en contacto con amigos/as
2. Informarnos sobre noticias
3. Seguir eventos en directo
4. Rellenar el tiempo libre y encontrar contenido divertido
5. Networking
6. Compartir fotos, vídeos
7. Informarnos sobre productos (investigar, comparar, antes de una compra)
8. Compartir una opinión ( experiencias en restaurantes o sobre productos,
servicios)
9. Conocer gente nueva
10. “Cotillear”: ver qué hacen tus contactos
11. Enviar mensajes privados (conversar)
12. Seguir a gente famosa, ‘influencers’
13. Seguir a marcas
14. Reclamaciones a marcas o entidades
15. Participar en sorteos, concursos

Según el estudio Anual de Redes Sociales de IAB Spain 2018 el uso principal de
las Redes Sociales continúa siendo:
 “social” (chatear/enviar mensajes, ver qué hacen tus contactos).
 Chatear/enviar mensajes va ligado a WhatsApp y Telegram.
 Ver Vídeos / Música continúa siendo una actividad destacada debido a la
fuerza de YouTube y Spotify.
 Decrece la publicación de contenido y aumenta el conocer a gente.
Si queremos realizar una estrategia en la gestión de nuestras redes sociales,
antes es importante conocer el uso que como entidad les podemos dar, y así sacar
el máximo partido a estas plataformas. Estos son los usos que le dan a las redes
sociales en las empresas.

1.- Comunicar
Las redes sociales como canal informativo o como una vía para la comunicación
con clientes o ciudadanía. Las redes sociales se convertirán en el altavoz de
nuestra organización.

Muchos medios de comunicación utilizan las redes sociales, especialmente


Twitter, por su inmediatez, para publicar noticias.

Es un medio para poder obtener información actualizada al minuto sobre cualquier


tema.
2. – Atención al cliente
Cada vez más empresas disponen de este servicio en redes sociales, un canal
para quejas y reclamaciones. Desde este servicio ayudan a resolver dudas o
problemas. Se trata de una alternativa al servicio telefónico.

Es un modo de comunicación abierto al público. La empresa debe atender de


forma adecuada y rápida las quejas o sugerencias para mantener su reputación.
Se trata de una importante oportunidad de mejora para empresas, mediante la
cual ofrecen una herramienta de escucha y fidelización con sus cliente.

Si se gestiona correctamente y se atienden las quejas y comentarios de los


clientes, puede ser una oportunidad de mejora. Incentivando a los clientes
satisfechos para que también publiquen sus comentarios, y de esta forma, ayudar
a la empresa a liderar la conversación sobre la marca y mejorar la reputación.

3. – Marketing y publicidad
Empresas y marcas están utilizando las redes sociales como una vía para
promocionar sus productos y servicios. Twitter, Facebook, Instagram, Youtube, etc.
nos ofrecen publicidad, promocionan mediante sorteos o concursos o utilizan a
‘influencers’ para vendernos sus productos.
Pero además de la publicidad pagada, también mediante el marketing de
contenidos u otras estrategias de venta no directa, nos animan a comprar o
contratar servicios. Por tanto, son canales ideales para una buena estrategia de
marketing digital.

Según el Estudio Anual de Redes Sociales IAB Spain se extiende el uso de Redes
Sociales para buscar información de productos antes de realizar la compra: un
57% declara hacerlo. El canal para hacerlo es principalmente Facebook e
Instagram que gana peso respecto al año 2017. El estudio indica además que
para un 27% la presencia en Redes Sociales aumenta la confianza en la marca.

4. – Crear una comunidad


Las redes sociales nos ayudan a crear nuestra comunidad, un grupo de personas
con las que compartimos, opinamos…etc. Conseguir ‘engagement’ (compromiso y
vinculación emocional) será la mejor forma de convertir nuestra comunidad en
futuros clientes. Si conseguimos esa vinculación mediante la gestión de las redes
sociales, ayudamos a que conozcan nuestra marca, nuestros intereses. Si
aportamos confianza y credibilidad a esta comunidad, mejorará la relación y
vinculación real con nuestro público, ya sea clientes o ciudadanía en general.
5. – Entretener
Las marcas son conscientes de que una buena parte del uso que las personas
hacemos de las redes sociales es entretenernos. Más allá de comprar
directamente o adquirir conocimiento, ocupar nuestro tiempo libre mediante estas
plataformas se está convirtiendo en un hábito más común.

Existen espacios que nos ofrecen una dimensión lúdica, mediante juegos, vídeos,
filtros y pegatinas (Snapchap, Facebook o Instagram nos ofrecen esta posibilidad).

Redes musicales como Tik Tok nos permiten crear y compartir videoclips
musicales breves con “selfies”a los que añadir efectos especiales y filtros.

Por tanto, este uso de las redes sociales como espacios para el ocio digital no
debemos de perderlo de vista, si tenemos que diseñar una campaña en redes
sociales.

6. – Aprendizaje y formación
Seguir a personas expertas de nuestra área de interés, podemos ver vídeos para
seguir aprendiendo, seguir un grupo de Facebook sobre nuestro ámbito
profesional, seguir un hashtag de un tema que necesitamos profundizar o
participar en un debate, aprovechar linkedin learning como plataforma de
aprendizaje online…etc.
Este uso de las redes sociales, puede ser una oportunidad para poder demostrar
en qué somos expertos, en qué nos diferenciamos, qué valor aportamos.

7. – Vía para la participación


Las redes sociales se han convertido en canales para la participación ciudadana.
Cualquier persona que tenga perfil en estas plataformas puede opinar y
expresarse.

Existen muy diversas formas de participar a través de redes sociales siguiendo un


hashtag en twitter, mediante las encuestas que nos ofrecen diferentes redes
(Twitter, Stories de Instagram…), comentando en Facebook, realizando un vídeo
manifestándonos o dando una opinión sobre un tema en un canal de youtube,etc.

8. – Servicio público
Debido a su inmediatez las redes sociales nos ofrecen una manera eficaz,
actualizada, rápida y directa de publicar alertas, sobre tráfico, tiempo, desastres
naturales… Es una vía mediante la cual, sobre todo Administraciones Públicas,
pero también otro tipo de instituciones o entidades, utilizan para informar sobre
noticias de última hora de una manera rápida.
9. – Búsqueda de empleo
Muchas empresas utilizan las redes para publicar sus ofertas o proyectos.
Linkedin es un canal ideal para esto, pero también podemos encontrar ofertas en
todas las redes sociales. Por tanto, no debemos olvidar que las redes sociales son
una fuente para buscar a candidatos adecuados.

Cada vez más las personas utilizan las redes para buscar empleo, mejorar el
actual o buscar oportunidades de participar en proyectos.
Si estás buscando empleo, quieres mejorar el actual o estás buscando
oportunidades para participar en proyectos.

10. Emisión de videos en directo


Los videos directos se han convertido en una práctica muy común y cada vez más
utilizada en el uso de las redes sociales. Empresas están sabiendo sacar partido a
esta opción de emitir en directo por ejemplo un evento, un debate o cualquier
actividad.

Facebook Live, Twitter, Instagram o Youtube son algunas de las redes sociales
más utilizadas para esta emisión de directo. Esta modalidad de transmisión
pueden ayudarnos a humanizar nuestra marca, podemos responder preguntas o
sugerencias en directo, lo que se traduce cercanía y vinculación emocional con
nuestra comunidad.
Ventajas de las Redes Sociales para las Empresas y
Profesionales

1. Mejorar la Marca Personal.


2. Te ayudan a encontrar trabajo.
3. Te permiten conocer mucho mejor a tu público objetivo.
4. Puedes llegar a más personas y menos coste.
5. Canal Perfecto para la difusión de tus contenidos.
6. Mejorar la Reputación Online de una Marca o Negocio.
7. Crear y Fidelizar una Comunidad de Seguidores.
8. El mejor compañero de viaje de un Blog.
9. Puedes hacer test de productos.
10. Conectar con otros profesionales.
11. Tu mejor ventana de atención al cliente.
12. Acuerdos con otros profesionales.
13. Una fuente de tráfico muy importante.
14. Incrementan las ventas de nuestro negocio.

[ CITATION Nag19 \l 11274 ]


Determinación de público

¿Qué es el público objetivo o target?

El público objetivo, en pocas palabras, podríamos definirlo como el grupo de


personas que quieren y/o necesitan lo que nuestro negocio o marca pude
ofrecerles y, por esa razón, serán mucho más propensos a consumir nuestros
productos y a contratar nuestros servicios profesionales.

En el mundo del marketing , esta definición se puede relaciona con los términos:
mercado objetivo, grupo objetivo y mercado meta, así como también con los
anglicismos target, target group y target market. Aunque cada uno de ellos, a su
vez, podría tener puntualmente algunas cualidades distintivas o extras.

En la actualidad, conocer esta segmentación o aprender a identificar


correctamente a nuestros potenciales consumidores, es en esencia fundamental
para poder diseñar cualquier estrategia comercial o de marketing.

¿Por qué debemos saber quién es el público objetivo de nuestro


negocio al comunicarnos?

Cualquier marca o profesional necesita saber quién es su público o mercado


objetivo, porque ello significa asegurarse, entre otras cosas, de que sus esfuerzos
en marketing golpean en la puerta adecuada.

“Si no te diriges hacia un target o público objetivo claro, al final ser á como si nunca
hubieras hablado con nadie”

Antes de difundir nuestro mensaje, por ejemplo en las diferentes redes sociales,
es muy importante definir “quién es”, “cómo es” y “dónde está” nuestro cliente
ideal.
Esta segmentación de nuestra audiencia, nos ayudara a diseñar una estrategia de
marketing digital que cuente un mensaje más atractivo y efectivo.

¿Por qué? Porque no solo debemos tener claro lo que vamos decir, sino que
también a quién y en dónde se lo decimos.

¿Cómo podemos saber quién es nuestro público objetivo en


Marketing?

Utilizando un poco el sentido común y buscando simplificar las cosas, podríamos


identificar algunas características específicas de un grupo de personas o
empresas, según los parámetros que pensemos que son los más representativos
del tipo de cliente potencial o propenso a adquirir nuestros productos o servicios.

Estas características suelen ser llamadas perfil (del cliente, seguidor o usuario).

En la mayoría de los casos hay unas cuantas características generales que se


pueden tener en cuenta para ayudarnos a clasificar esos clientes.

Por ejemplo: edad, género, nivel de ingresos, estudios, hábitos de compra,


ocupación o profesión, estado civil, situación familiar (hijos o sin hijos), ubicación
geográfica, grupo étnico, afiliaciones o inclinaciones políticas, aficiones e
intereses, etc.

Tampoco es necesario que fraccionemos el análisis utilizando un sinfín de filtros.


Pero, cuanto más precisa es una segmentación, mejor es el resultado final de
cualquier estrategia.

Cabe destacar aquí que, en algunos productos muy específicos, debemos tener
más en cuenta puntos tales como el nivel de ingresos y/o de conocimientos
técnicos que posee ese target, sobre todo, para elegir las plataformas en las que
tengamos mayor posibilidad de encontrarlos y poder comunicarnos con ellos sin
ser demasiado intrusivo.

“No te olvides que el que mucho abarca, poco aprieta”

Porque nuestro mercado objetivo puede ser muy amplio. Pero, nuestro público no
puede ser cualquier persona y tampoco lo encontraremos en cualquier lugar.

Sin una idea clara de qué queremos decir y a quién y dónde se lo vamos a decir,
estaremos corriendo el riesgo de que nuestro mensaje se diluya por detrás de un
gran manto de humo. [ CITATION jos \l 11274 ]
Segmentación
Inicialmente necesitamos conocer en profundidad qué públicos visitan nuestra web
y redes sociales y cuáles son los que finalmente realizan la acción de compra e
interacción. Para ello, se pueden emplear herramientas que nos ayudarán a
clasificar e investigar, ofreciéndonos datos sobre perfiles y comportamientos de los
clientes.

Analizando el tráfico de nuestras redes sociales y web, podremos obtener datos


específicos sobre los públicos que se interesan en nuestros productos y establecer
así, estrategias directas a los nichos de mercado detectados.[ CITATION IMF \l
11274 ]

Al usar la segmentación, ofrecerás a una parte de tu audiencia contenido que


tendrá repercusión en ellos. Por lo tanto, estos usuarios tienen más posibilidades
de participar. Una vez que un usuario comienza a participar con tu contenido, los
amigos de ese usuario tendrán la posibilidad de ver tu publicación incluso si no les
gusta tu Página o no se encuentran dentro de la audiencia especificada. Esta es la
manera en que la segmentación de publicaciones pueda tener un efecto catalítico
en el alcance orgánico de una publicación.[ CITATION IMF \l 11274 ]
CONSTRUCCIÓN DEL MENSAJE

Siendo un canal de comunicación activo, las redes sociales (RRSS) y la página


web de las marcas y organizaciones deben presentar información alineada con la
estrategia global de posicionamiento establecida corporativamente.
De hecho, su engranaje permite amplificar el mensaje general y lograr una
resonancia que antes requería un esfuerzo e inversión mayor, tanto en
comunicación como en marketing.

¿Cómo desarrollar contenido adecuado para redes sociales


teniendo en cuenta el contexto?

Como se ha mencionado, la base fundamental de la comunicación en redes


sociales parte de una estrategia universal y mensajes específicos que se generan
en relaciones públicas. Sin embargo, los contenidos deben adaptarse a los
canales disponibles.

Esta transformación se realiza con el objetivo de cautivar a la audiencia que tiene


su marca, hablándole en un lenguaje que le sea familiar, buscando una interacción
que no existe tan frecuentemente en otros tipos de comunicación.

No se trata de replicar un mensaje y ya, se deben aprovechar las fortalezas de las


plataformas a su disposición en digital, usando el tono adecuado en cada caso.
Remitiéndonos nuevamente al artículo de la Universidad de Georgetown,
encontramos la siguiente descripción que explica el fenómeno mencionado
anteriormente:

“En las redes sociales, el contenido se publica en un esfuerzo por obtener una
respuesta, que es bienvenida por la empresa (…) Las empresas deben usar y ser
consecuentes con un tono particular cuando se relacionan con su audiencia”.

Por esto, con el fin de crear una interacción con su público y mantener un tono que
le permita llegar a su audiencia, es importante considerar la naturaleza para la que
fue creada cada plataforma – página web, blog, red social – y quiénes la
frecuentan: por qué lo hacen y qué esperan encontrar.
Tono acertado = cercanía, credibilidad y comunicación efectiva

Como seres humanos nos inclinamos a escuchar y prestar atención a esas


personas o mensajes que encontramos más cercanos, que parecen hablar
“nuestro mismo idioma”, y
este comportamiento no es ajeno a las redes sociales.

En algunos canales encontraremos que el lenguaje empleado por las marcas es


más formal, mientras que en algunos casos existe la licencia de utilizar un tono
informal.

Pero, ¿qué es eso de tono formal o informal?

Tono formal: se refiere a la construcción de un mensaje con lenguaje más serio,


prudente. En él se evitan coloquialismos y frases demasiado distendidas,
especialmente porque la comunicación de este tipo permite abordar temas como
informes con estadísticas, cifras, evaluaciones, etc.

Supongamos que creamos contenido para una marca de electrodomésticos. El


mensaje en tono formal para el lanzamiento de un nuevo sistema de audio podría
ser el siguiente:

“Último sistema de audio RFD845. Un dispositivo con sonido envolvente, gracias a


sus 4 subwofers de 10 cm, 4 altavoces de 8 cm y una caja acústica que permite
mejor reflexión del sonido. Puede enlazarse con otros dispositivos a través de los
4 puertos USB disponibles y conexión vía Bluetooth”.

Como lo habrá notado, este tono incorpora el uso de tecnicismos propios de esta
industria, que pueden ser útiles para el público objetivo y que además resaltan los
atributos del producto mencionado.

Tono informal: se entiende como el lenguaje cercano y coloquial que es utilizado


en comunicación. Generalmente se emplea cuando entrega un mensaje a su
público final, sus consumidores.

Como ejemplo usaremos el caso anterior de electrodomésticos, pero adaptándolo


a este tono:

“Un clásico del fútbol de Europa como si estuvieras en el estadio. Así podrás vivir
las emociones del partido que tanto esperas gracias al nuevo sistema de audio
RFD845, con sonido envolvente y listo para que lo enlaces a tu televisor por USB
o conexión Bluetooth”.

Es evidente que este tono de comunicación busca tener la atención del usuario,
haciéndole sentir que la marca se dirige directamente a él, que quiere darle una
experiencia única por medio de su nuevo producto. De hecho, hay lugar al ‘tuteo’
en el texto.

En el caso de los tecnicismos, no va tanto al detalle, pero incluye características


generales que le dan una idea al consumidor sobre los atributos del producto.
[ CITATION sma \l 11274 ]

15 claves para construir mensajes eficaces en redes sociales

1- Utilizar titulares atractivos, que capten la atención. Hay que poner en


marcha la creatividad y la originalidad. No solo se trata de cumplir,
resumiendo en pocas palabras lo que queremos contar. Los usuarios
leen muchas cosas al cabo del día pero únicamente se quedarán con
aquellas que les llamen la atención.

2- Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Es preferible crear mensajes


cortos, concisos y muy llamativos, que textos larguísimos que den
pereza con solo mirarlos.

3- Incitar a la participación usando preguntas abiertas, animando a la


conversación o pidiendo la colaboración de nuestra comunidad. Así
les demostraremos que su opinión es relevante para nosotros.
4- Incluir enlaces. Si aportamos links para generar visitas a nuestra
página o blog, es necesario crear interés por la noticia, utilizando
preguntas como ¿quieres saber más sobre…? ¿Te interesa
saber….? y terminar con “no te pierdas este enlace”.

5- Cautivar al público apelando a sus emociones, empatizando con él.

6- Dirigirnos a nuestros seguidores con un lenguaje adecuado al target.


Es importantísimo que sepamos quiénes y cómo son los integrantes
de nuestra comunidad para utilizar el tono y expresiones más
adecuados.

7- Utilizar fotos y vídeos hace que las actualizaciones de estado sean


más amenas. Las imágenes potencian el engagement.

8- Pedir likes o retweets solo por pedir no está muy bien visto y a veces
puede generar el efecto contrario. Sin embargo, si lo hacemos de
forma divertida u original puede tener su efecto positivo.

9- No usar el mismo mensaje para todas las redes sociales. Es


fundamental adaptar el mensaje a la propia idiosincrasia de cada una
de ellas. Si usamos en todas lo mismo (con la clásica técnica del
“copy-paste”) perderemos eficacia e interés. Incluso es interesante
crear mensajes diferentes para cada red social; hará que un usuario
que dispone de varios perfiles en diferentes redes nos siga en todas
ellas.

10- El humor en determinados momentos conquista.

11- Mantener una presencia continua en las redes, para que la gente se
acuerde de nosotros y nos tenga en cuenta. Por ello, actualizar
habitualmente con la misma periodicidad es una buena estrategia.
Después, podemos ir viendo en qué horas o momentos nuestros
mensajes tienen más respuesta o más interacción.

12- Estar al día de las noticias de tu sector y tratar de ser los primeros
en hacerse eco de lo que ocurre. Seremos pioneros y la gente nos
seguirá para estar informados sobre cosas interesantes.
13-No hablar solo de cosas que se hacen en tu empresa o de tu
producto, sino de temas que son relevantes para la gente que nos
sigue (sobre este punto puedes ampliar información visitando
nuestra entrada sobre el marketing de contenidos).

14-Ojo con las faltas de ortografía, incoherencias gramaticales, mal uso


del lenguaje y expresiones de dudoso gusto. Vale la pena leer las
cosas 30 veces antes de publicarlas y echar mano de la RAE o del
corrector del Word.

15- Y, sobre todo, ser auténticos.

Estas son algunas de las claves que marcarán la diferencia entre un mensaje que
pase totalmente desapercibido y otro que consiga calar en los usuarios,
convertirles en parte de una comunidad activa y despierta que crezca
paulatinamente.