Está en la página 1de 8

NOMBRE: HENRY CONDOR

TERMODINAMICA APLICADA

TEMA:
.

OCTUBRE 2019 FEBRERO 2019
1) INTRODUCCION.
La eficiencia del ciclo Rankine puede incrementarse también aumentando la presión de
operación en la caldera. Sin embargo, un aumento en la presión de operación de la caldera
origina un mayor grado de humedad en los últimos pasos de la turbina. Este problema puede
solucionarse haciendo uso de recalentamiento, en donde el vapor a alta presión procedente
de la caldera se expande solo parcialmente en una parte de la turbina, para volver a ser
recalentado en la caldera. Posteriormente, el vapor retorna a la turbina, en donde se expande
hasta la presión del condensador. Un ciclo ideal con recalentamiento, y su correspondiente
diagrama temperatura-entropía aparece en la siguiente figura. Obsérvese en esta figura que
el ciclo Rankine con sobrecalentamiento solamente, sería más eficiente que el ciclo con
recalentamiento, si en el primero fuera posible calentar el vapor hasta el estado 1' sin incurrir
en problemas de materiales.

El ciclo Rankine con recalentamiento puede ayudar a elevar mínimamente la eficiencia


del ciclo, pero se usa para alargar el tiempo de vida de la turbina. Idealmente podríamos usar
una cantidad infinita de recalentamientos para continuar elevando la eficiencia, pero en la
práctica solo se usan dos o tres, ya que la ganancia de trabajos es muy pequeña.

2) MARCO TEORICO.
2.1. Ciclo Rankine.

El ciclo de Rankine es un ciclo termodinámico que tiene como objetivo la conversión de


calor en trabajo, constituyendo lo que se denomina un ciclo de potencia. Como cualquier otro
ciclo de potencia, su eficiencia está acotada por la eficiencia termodinámica de un ciclo de
Carnot que operase entre los mismos focos térmicos (límite máximo que impone el Segundo
Principio de la Termodinámica). Debe su nombre a su desarrollador, el ingeniero y físico
escocés William John Rankine.

El ciclo surge como una mejora del Ciclo de Carnot al buscar tener una mejor relación de
trabajo (trabajo útil respecto del trabajo total).
2.2 Proceso de un ciclo Rankine.

El ciclo Rankine es un ciclo de potencia representativo del proceso termodinámico que


tiene lugar en una central térmica de vapor. Utiliza un fluido de trabajo que alternativamente
evapora y condensa, típicamente agua (existen otros tipos de sustancias que pueden ser
utilizados, como en los ciclos Rankine orgánicos). Mediante la quema de un combustible, el
vapor de agua es producido en una caldera a alta presión para luego ser llevado a una turbina
donde se expande para generar trabajo mecánico en su eje (este eje, solidariamente unido al
de un generador eléctrico, es el que generará la electricidad en la central térmica). El vapor
de baja presión que sale de la turbina se introduce en un condensador, equipo donde el vapor
condenso y cambia al estado líquido (habitualmente el calor es evacuado mediante una
corriente de refrigeración procedente del mar, de un río o de un lago). Posteriormente, una
bomba se encarga de aumentar la presión del fluido en fase líquida para volver a introducirlo
nuevamente en la caldera, cerrando de esta manera el ciclo.

Existen algunas mejoras al ciclo descrito que permiten mejorar su eficiencia, como por
ejemplo sobrecalentamiento del vapor a la entrada de la turbina, recalentamiento entre etapas
de turbina o regeneración del agua de alimentación a caldera.

Existen también centrales alimentadas mediante energía solar térmica (centrales termo
solares), en cuyo caso la caldera es sustituida por un campo de colectores cilindro-parabólicos
o un sistema de helióstatos y torre. Además, este tipo de centrales poseen un sistema de
almacenamiento térmico, habitualmente de sales fundidas. El resto del ciclo, así como de los
equipos que lo implementan, serían los mismos que se utilizan en una central térmica de
vapor convencional.

2.3 Ciclo con recalentamiento.

Se puede pensar en dos posibilidades:

1) Sobrecalentar el vapor a temperaturas muy altas antes de que entre a la turbina. Ésta
sería la solución deseable porque la temperatura promedio a la que se añade calor
también se incrementaría, lo cual aumentaría la eficiencia del ciclo. Sin embargo, no
es una solución viable ya que requiere elevar la temperatura del vapor hasta niveles
metalúrgicamente inseguros.
2) Expandir el vapor en la turbina en dos etapas y recalentarlo entre ellas. En otras
palabras, modificar el ciclo Rankine ideal simple con un proceso de recalentamiento.
El recalentamiento es una solución práctica al problema de humedad excesiva en
turbinas y es comúnmente utilizada en modernas centrales eléctricas de vapor.

FIG 01. Ciclo Rankine con recalentamiento

El ciclo Rankine ideal con recalentamiento difiere del ciclo Rankine ideal simple en que el
proceso de expansión sucede en dos etapas. En la primera (la turbina de alta presión), el vapor
se expande isoentrópicamente hasta una presión intermedia y regresa a la caldera donde se
recalienta a presión constante, por lo general hasta la temperatura de entrada de la turbina de
la primera etapa. Después, el vapor se expande isoentrópicamente en la segunda etapa
(turbina de baja presión) hasta la presión del condensador. De modo que la entrada de calor
total y la salida total de trabajo de la turbina en un ciclo de recalentamiento vienen a ser

La incorporación de un recalentamiento simple en una central eléctrica moderna mejora la


eficiencia del ciclo en 4 o 5 por ciento, ya que se incrementa la temperatura promedio a la
cual el calor se transfiere al vapor.

FIG 02. Fórmulas de potencias Ciclo Rankine con recalentamiento


La temperatura promedio durante el proceso de recalentamiento puede incrementarse
aumentando el número de etapas de expansión y recalentamiento. Cuando se hace esto, los
procesos de expansión y recalentamiento se acercan a un proceso isotérmico a la temperatura
máxima, como se muestra en el diagrama T-s. Sin embargo, el uso de más de dos etapas de
recalentamiento no es práctico.

2.4 Diagrama T-S

El diagrama T-s del ciclo Rankine ideal con re calentamiento y el esquema de la central
eléctrica que opera en es te ciclo se muestran en la fi gura. El ciclo Rankine ideal con
recalentamiento difiere del ciclo Rankine ideal simple en que el proceso de expansión sucede
en dos etapas. En la primera (la turbina de alta presión), el vapor se expande
isoentrópicamente hasta una presión intermedia y regresa a la caldera donde se re calienta a
presión constante, por lo general hasta la temperatura de entrada de la turbina de la primera
etapa.

FIG 03. Diagrama T-S Ciclo Rankine con recalentamiento


El mejoramiento teórico en la eficiencia debido al segundo recalentamiento es cerca no a
la mitad del mejoramiento debido a un solo recalentamiento. Si la presión de entrada de la
turbina no es lo suficientemente alta, el doble recalentamiento resulta en un escape
sobrecalentado. Esto es indeseable porque causaría que la temperatura promedio para el
rechazo de calor aumente y de esta manera la eficiencia del ciclo disminuya. Por lo tanto, el
doble recalentamiento se utiliza solamente en centrales eléctricas de presión supercrítica (P
> 22.06 MPa). Una tercera etapa de recalentamiento incrementa la eficiencia del ciclo en casi
la mitad de la mejora alcanzada por el segundo recalentamiento. Esta ganancia es tan pequeña
que no justifica el costo y la complejidad adicionales.

FIG 04. Diagrama T-S Ciclo Rankine con recalentamiento

El ciclo Rankine con recalentamiento puede ayudar a elevar mínimamente la eficiencia del
ciclo, pero se usa para alargar el tiempo de vida de la turbina. Idealmente podríamos usar una
cantidad infinita de recalentamientos para continuar elevando la eficiencia, pero en la práctica
solo se usan dos o tres, ya que la ganancia de trabajos es muy pequeña.

Para calcular el rendimiento térmico de un ciclo de recalentamiento, hay que tomar en cuenta
el trabajo que sale de ambas etapas de la turbina, así como el calor transferido en la zona de
la caldera-sobrecalentado cal y en la zona de recalentamiento crecal rendimiento térmico está
dado por:
FIG 05. Formula rendimiento térmico, Rankine con recalentamiento

2.5 Beneficios del ciclo Rankine Con Recalentamiento.

 Pequeño aumento en el rendimiento del ciclo, por lo tanto, un ahorro en los


requerimientos de energía.
 Aumenta el tiempo de vida útil de la turbina.
 El ciclo Rankine de por sí, se utiliza para generar energía eléctrica

La eficiencia del ciclo Rankine con recalentamiento puede incrementarse también


aumentando la presión de operación en la caldera. Sin embargo, un aumento en la presión de
operación de la caldera origina un mayor grado de humedad en los últimos pasos de la
turbina. Este problema puede solucionarse haciendo uso de recalentamiento, en donde el
vapor a alta presión procedente de la caldera se expande solo parcialmente en una parte de la
turbina, para volver a ser recalentado en la caldera. Posteriormente, el vapor retorna a la
turbina, en donde se expande hasta la presión del condensador.

2.6 Efecto del recalentamiento.

El recalentamiento por sí solo no mejora el rendimiento de forma relevante. Existe una


presión de recalentamiento óptima en torno a 1/3 de la presión en la caldera.

1) El recalentamiento mejora mucho el título a la salida de la turbina. Por ello se utiliza


para compensar el efecto negativo sobre el título en la turbina al subir mucho la
presión en la caldera.
2) En instalaciones subcríticas (P. caldera ≈ 180 bar) solo se utiliza un recalentamiento.
3) En instalaciones supercríticas (P. caldera > 300 bar) se llegan hacer hasta tres etapas
de recalentamiento.
4) La potencia del ciclo se reduce de forma proporcional al gasto de la regeneración. El
rendimiento aumenta de forma proporcional.
5) En instalaciones de pequeña potencia se instalan pocos calentadores porque la
mejora en rendimiento no compensa el coste de la instalación.

3) CONCLUSIONES

1) El ciclo de recalentamiento fue introducido a mediados de la década de 1920, pero fue


abandonado en los años de 1930 debido a las dificultades operacionales. Con el tiempo,
al final de los años de 1940 el aumento constante en las presiones de la caldera hizo
necesario reintroducir un solo recalentamiento, así como el doble recalentamiento a
principios de la década de 1950.
2) Las temperaturas de recalentamiento son muy cercanas o iguales a la temperatura de
entrada a la turbina. La presión de recalentamiento óptima se acerca a un cuarto de la
presión máxima del ciclo. Por ejemplo, la presión óptima de recalentamiento para un
ciclo con una presión de caldera de 12MPa es aproximadamente de 3 MPa.
3) El único propósito del ciclo de recalentamiento es reducir el contenido de humedad del
vapor en las etapas finales del proceso de expansión. Si se contara con materiales que
soportaran temperaturas suficientemente altas, no habría necesidad del ciclo de
recalentamiento.

4) BIBLIOGRAFIA.

Robert Sier (1999). Hot air caloric and stirling engines. Vol.1, A history (1st Edition
(Revised) edición). L.A. Mair.