Está en la página 1de 6

VENEZUELA EN LA OPEP Y LA ECONOMÍA DEL PAÍS

(Propuesta para la actividad del 17 y 18 de octubre de 2017)

1. ¿Qué es la OPEP? ¿Por qué surge - Su pasado? ¿Objetivo perseguido?

La OPEP es una asociación económica internacional, con sede en Viena (Austria) y


sus siglas significan Organización de Países Exportadores de Petróleo.

La creación de la OPEP surgió como respuesta al control oligopólico de siete


compañías transnacionales, para proteger los intereses de los países productores y lograr
la estabilidad de la industria.

Pasado: fue fundada el 14 de septiembre de 1960 como resultado de unos acuerdos


previos establecidos en el primer Congreso Petrolero Árabe realizado en El Cairo
(Egipto), a iniciativa del Gobierno de Venezuela presidido por Rómulo Betancourt, por
el entonces ministro de Minas e Hidrocarburos venezolano Juan Pablo Pérez Alfonzo y
por el ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudita, Abdullah al-Tariki.

Fue reconocida desde el 6 de noviembre de 1962 por la Organización de las


Naciones Unidas (ONU), gracias a la resolución de la ONU número 6363. La OPEP
tuvo su sede en Ginebra (Suiza) entre 1960 y 1965, y después trasladó su sede a Viena,
gracias a las facilidades que otorgó el gobierno austriaco.

Los estatutos de la OPEP establecen que su objetivo es coordinar y unificar las


políticas petroleras entre los países miembros, con el fin de garantizar unos precios
justos y estables para los productores de petróleo, el abastecimiento eficiente,
económico y regular de petróleo a los países consumidores y un rendimiento justo del
capital de los inversores.

2. Presente de la OPEP. ¿Mantiene sus postulados? ¿Cómo se describe la presencia


de la OPEP dentro del mercado energético internacional en los tiempos
recientes?

El precio del crudo de la OPEP cerró la semana pasada al alza, al situarse el viernes en
55,12 dólares por barril, un 1,24 % más que el jueves, informó hoy el grupo petrolero
con sede en Viena.

En toda la semana, el barril referencial de la Organización de Países Exportadores de


Petróleo (OPEP) se vendió a una media de 54,41 dólares, ligeramente superior al
promedio de la semana anterior (54,38 dólares).
Datos sobre un aumento de las importaciones chinas y una reducción de las plataformas
petrolíferas que operan en Estados Unidos, así como el temor a problemas de suministro
en Irak han impulsado el valor del llamado "oro negro".

Otro factor alcista es la expectativa de una robusta demanda mundial de crudo en los
próximos meses, pronosticada la semana pasada tanto por la OPEP como por la Agencia
Internacional de la Energía (AIE).

En lo que va del año, el valor del barril de la OPEP se sitúa en una media de 50,34
dólares, un 23,5 % más que el promedio de 2016 (40,76 dólares).

Se puede apreciar que la organización mantiene los postulados que le dieron


origen, ya que continúa avocada a una política de precios en ´´defensa de los precios´´,
control sobre el mercado mediante la regulación de la producción de petróleo y una
postura de permanecer en el rentismo petrolero.

la presencia de la OPEP dentro del mercado energético internacional en los tiempos


recientes: no hay ningún sustituto en el mercado que pueda reproducir la intensidad
energética y la fuerza del petróleo convencional, que es usado para la aviación, porque
el petróleo es el recurso energético más poderoso de la historia, y los restantes
conocidos hoy no pueden materialmente alcanzar a reproducir la escala de desarrollo
que ha permitido el crudo.

La producción actual de petróleo proviene en más de un 60% de campos maduros


(que tienen más de 25 años de ser explotados de manera intensiva) por lo que las nuevas
prospecciones se realizan en regiones más remotas, con mayor costo productivo y
menor rentabilidad, amenazando en muchas ocasiones a reservas y parques naturales y
siendo el desfase entre el consumo mundial y los descubrimientos de nuevas
explotaciones abismal, en una proporción de 4 a 1. Impacto ambiental de 60 %

El consumo actual es una verdadera quimera, cerca de 30.000 millones de barriles


de petróleo al año a un costo medio de 50 dólares. Cada ciudadano de Estados Unidos
consume unos 24 barriles/año. Los europeos 12 barriles, los chinos a 2 barriles/año, y la
India consumen sólo 1 barril/año por persona. Mientras que la Unión Europea con sus
504 millones de ciudadanos tiene unos 200 millones de autos, Estados Unidos con 306
millones de habitantes tienen 220 millones; China con sus 1.337 millones tiene ahora
sólo cerca de 30 millones de automóviles, aunque esta cifra crece repentinamente de
manera exponencial. Con los números y las existencias a la vista, China o India no
podrán acceder al actual nivel de vida energético de los países occidentales –con la
presente tecnología y costo-. Este año India tendrá 36 veces más autos de lo que se
hicieron en 1990. China tendrá 90 veces más, y para 2030 tendrán más autos que
Estados Unidos, según el Energy Researcg Institute of Beijing. Sólo con los datos del
ejemplo anterior, ambos países asiáticos deberían tener tantos automóviles como todos
los que existen ahora en el mundo. Esto multiplicaría la demanda de petróleo por más de
2. Ese petróleo necesario no existe y los precios de los combustibles serían
absolutamente prohibitivos.
Por ejemplo, e transporte aéreo es un verdadero despilfarro desde el punto de vista
energético. En el futuro, un pasaje de avión será mucho más costos y se restringirán a
los sectores más pudientes. La transformación hacia una “economía verde”, va a pasar
de ser una alternativa a una necesidad y de una necesidad a un negocio a medida que el
precio del petróleo vuelva a los 150 dólares y se mantenga en alza. Sólo si se reduce el
consume de forma paulatina a como lo hará el descenso de la producción de petróleo
año tras año, el equilibrio geopolítico se mantendrá. (fuente: enerdossier)

3. ¿Cuáles son las reservas probadas de petróleo para países OPEP y No OPEP?

Según las estimaciones actuales, el 81,5% de las reservas mundiales de petróleo crudo
se encuentran en los Países Miembros de la OPEP, con el grueso de las reservas de
petróleo de la OPEP en el Medio Oriente, que representan el 65,5% del total de la
OPEP.

Como resultado, las reservas probadas de petróleo de la OPEP se encuentran


actualmente en 1.216.78 millones de barriles.

4. ¿Cómo se visualiza el futuro de la OPEP?

Según un extenso y minucioso informe presentado recientemente, el petróleo continuará


teniendo un rol preponderante en la matriz energética. Una mirada detallada muestra
que sutilmente, la variable de la demanda podría ubicarse en los imponderables del
desarrollo económico de los países emergentes

Sin embargo, durante 2016, el mercado ha mostrado signos de que sus fundamentos
están volviendo a cierto equilibrio, gradualmente y a pesar de que la oferta de los países
no miembros de la Opep creció y que la demanda global sigue siendo firme, el ritmo de
la acumulación de reservas se desacelera por lo que subyace una persistente
inestabilidad y volatilidad.

La dinámica del mercado petrolero está signada en –primer término– por la


política internacional en la materia, liderada por el actor más activo: los EE.UU. En
segundo lugar se ubican tecnología y las políticas dirigidas al desarrollo sustentable,
estos factores delinean las perspectivas futuras. En tercer lugar, el crecimiento
vegetativo de la población de globo y las políticas de acceso a la energía.

La OPEP estima un incremento de US$ 5 anuales por barril hasta el fin de


escenario estudiado: 2021. Es decir que el precio del ORB alcanzaría US$ 65/b en 2021,
ligeramente por encima de los US$ 60/b previstos en las prospectivas de 2015. De
manera que, de mantenerse las condiciones actuales del mercado, se indica que que los
precios del ORB alcanzaría los US$ 92/b en 2040, lo que equivaldría a US$ 155/b en
términos nominales.
El período hasta 2040 para llegar a 382 millones de barriles de petróleo equivalente por
día (mmbep/d) se prevé que la demanda de energía en los países en desarrollo crecerá a
una tasa media del 2,1% durante el período de previsión 2016-2040.

el mundo busca diferentes opciones energéticas para mitigar el impacto. Un mayor uso
racional y eficiente de la energía y la incorporación de otras fuentes (biocombustibles,
eólicas, solar, etc.) son algunas de las acciones. Igualmente, la preocupación por el
ambiente (cambio climático) cuestiona fuertemente el uso de los combustibles fósiles
(carbón, gas natural y petróleo).

Todo lo anterior presenta el marco para un “Nuevo Orden Energético Mundial


(NOEM)” donde el petróleo dejara de ser el actor principal en la matriz energética
global. Si ese es el escenario, el rol que le toca jugar a la OPEP es el de “puente” para la
transición hacia es nuevo orden.

La OPEP sin querer crea su propia competencia, debido a la alza de los precios se
reactivó la industria de fracturación hidráulica (permite ahorrar tiempo y partes de los
proceso de extracción pero es costoso) que a su vez fomento la rentabilidad en pequeños
pozos y la explotación en los estados unidos.

5. La OPEP frente a las políticas ambientales de Europa

Otras conclusiones relevantes que se deducen de la cumbre son:

El fin de la era del petróleo y combustibles fósiles está cerca, y sin duda es el
objetivo marcado para lograr la reducción de 2 grados. Hubo propuestas como la
iniciativa solar de la India, la de Energías Renovables de África, y más de 1000 alcaldes
y líderes que apoyan que el 100% de la energía sea de origen renovables.

Un fondo económico de unos 100.000 millones de dólares para países en desarrollo.

Los países tienen responsabilidades comunes pero diferenciadas. Los países


desarrollados deben asumir la mayor parte de la responsabilidad y asumir una justicia
climática con los países donde se les ha expropiado sus recursos naturales.

Neutralizar el clima, eliminando CO2 de la atmósfera mediante forestación, gestión de


suelos, almacenamiento de carbono, etc

6. Relación de la OPEP con los países No OPEP. ¿Amor y paz?

También están países que siendo productores de petróleo asisten como observadores en
las reuniones OPEP: Sudán, Kazakhstán, Omán, Egipto, México, Noruega y Rusia.

“Si los precios del petróleo bajan, se afectan las economías de los países OPEP, si se
mantienen altos se benefician sus competidores.

7. ¿Existe lealtad, confianza y respeto a los acuerdos y normas dentro de la OPEP?


Existe una alta perdida de credibilidad entre los miembros opep , los países de
medio oriente monopolizan las cuotas de producción como iran y arabia saudita
dificultades para establecer un liderazgo interno balanceado

8. ¿Qué ventajas genera para Venezuela, su estadía en la OPEP? ¿Cuáles


desventajas?

La OPEP controla en la actualidad entre el 35% y el 40% del mercado petrolero


mundial, según las fuentes, pero cuenta con las mayores reservas probadas de crudo
que le llevarán a controlar “para 2040 el 50% del mercado”, calcula Gonzalo
Escribano, responsable del programa Energía y Cambio Climático del Real Instituto
Elcano.

Por su lado, los analistas de UBS determinan que “mientras la OPEP está sufriendo
un exceso continuo de oferta, los bajos precios parece que han logrado su objetivo
de reducir la inversión en los países de fuera de la organización”. A la vez, la AIE
(Agencia Internacional de la Energía) estima que para equilibrar oferta y demanda
(véase Ley de oferta y Demanda) habría que retirar del mercado algo más de dos
millones de barriles diarios. Pero parece que nadie está dispuesto a dar el primer
paso: “los productores estadounidenses han abaratado los costes de extracción y los
distintos estados han puesto en marcha rebajas fiscales para apoyar a la industria”,
advierten.

9. Comparación de la oferta (producción) de países OPEP y No OPEP en la última


década. ¿Evolución o involución?

el mercado mundial de petróleo demanda diariamente cerca de 92 millones de barriles


de los cuales casi 30 millones provienen de la OPEP. El predominio económico
financiero se pone de manifiesto, de manera clara y determinante, cuando se han
utilizado, nuevamente, el exceso de producción de petróleo, como una manera de
deteriorar el precio del petróleo. Los países Opep y no Opep tienen la necesidad,
urgente, de convocar una reunión de jefes de estado y mandatarios, con el propósito de
estabilizar los ofrecidos del petróleo. Esa es la razón de ser de la Opep. Ya la defensa de
los mercados carece de sentido. Para poder continuar explotando y exportando el
petróleo, es indispensable estabilizar los precios, para que se produzca un diferencial
aceptable y manejable, entre los costos de producción y los precios de venta.

El no lograr una armonía en los precios del petróleo perjudica la existencia de una
economía mundial equilibrada. Precios altos del crudo estimulan la inversión en formas
"alternas" de hidrocarburos como el esquisto -con su polémico impacto en el medio
ambiente-, mientras que los precios bajos desestimulan la inversión y producción
petrolera, lo cual a mediano plazo provoca un rebote a precios altos.

10. ¿Cuáles serían las causas de las altas o bajas en la producción de crudos de la
OPEP?
Obsérvese que en promedio la OPEP ha participado y participara en un 40 % en la
satisfacción de la demanda de petróleo. Esto es como decir: haga lo que haga OPEP su
participación será siempre menor al 50 %. Desde el punto de vista volumétrico, la
producción de petróleo tiene un crecimiento neto de 4,0 MBD en el periodo 2012-2035,
compuesto por un crecimiento de 6,4 MBD OPEP, y un decrecimiento de 2,4 MBD en
los países No-OPEP. Esta situación restringe cualquier plan de expansión de producción
de petróleo que tengan los países miembros, exceptuando a Arabia Saudita que no tiene
ninguno.

11. ¿Cómo influye la producción (oferta) en el precio del barril de crudo?

12. ¿Sería conveniente para Venezuela, salir o permanecer dentro de la OPEP en un


futuro cercano? ¿Por qué?

Lo que si no es discutible es la poca efectividad actual de sus acciones, la falta de


coherencia entre sus miembros y la escasa visión de largo plazo en cuanto a sus
objetivos.

Venezuela se encuentra ante un gran dilema de carácter nacional y estratégico como


es el de pertenecer o no a la OPEP. Se requiere de una discusión nacional,
despojándose de sentimientos nacionalistas y políticos partidistas, donde se analicen
los pros y los contras de la solución del dilema.

La reducción seguramente no afectará al cupo de Venezuela, que en los últimos


tiempos ya ha visto muy mermada su capacidad de producción.

Según las cifras que la petrolera estatal venezolana PDVSA reporta a la OPEP, a
partir del máximo de 3,20 millones de barriles diarios (mb/d) registrados en
septiembre de 2008 la producción de crudo empezó a declinar.

A fines del año pasado era de 2,57 mb/d y en agosto de este año cayó hasta 2,33
mb/d.

"Los ingresos de las empresas petroleras han disminuido drásticamente", justificó la


OPEP su decisión.

Eso se aplica especialmente a la estatal PDVSA. Y si PDVSA tiembla, con ella lo


hace todo el país. El petróleo representa, según analistas, un 90% de las
exportaciones de Venezuela.