Está en la página 1de 5

DISCURSOS, ORACIONES Y ARENGAS

ANTIGUA BENDICION CELTA

Que el camino salga a tu encuentro, Que el viento este siempre detrás de ti


y la lluvia caiga suave sobre tus campos, y hasta que nos volvamos a encontrar,
que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano.

Que vivas por el tiempo que tú quieras, y siempre quieras vivir plenamente.
Recuerda olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te
alegraron,
Recuerda siempre olvidar a los amigos falsos pero nunca olvides recordar a aquellos
que permanecieron fieles,
Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones
de cada día,

Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado
Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigo reunidos debajo de él nunca se vayan,
Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura
y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas más de cien años


con un año extra para arrepentirte...
Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño...

Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen


Los problemas te abandonen, los ángeles te protejan y el cielo te acoja
Y que la fortuna de las Colinas Celtas te abrace...
Que las bendiciones de San Patricio te contemplen
Que tus bolsillos estén siempre pesados y ligero tu corazón...
Que la buena suerte te persiga y que cada día y cada noche tengas...
Muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebida junto al fuego,
Risas que te consuelen aquellos a quienes amas y que se colme tu corazón con todo lo que desees...

Que Dios este contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos
Que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones
Que no conozcas nada más que felicidad desde este día en adelante,

Que Dios te conceda años de vida, de seguro...El sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles...
Que el camino salga a tu encuentro, Que el viento este siempre detrás de ti
Y que la lluvia caiga suave sobre tus campos...

QUE ASI SEA CADA AÑO Y PARA SIEMPRE

1
C.P. Raúl Castillo Castillo
DISCURSOS, ORACIONES Y ARENGAS

La voluntad de ganar
Por Berton Braley

Si quieres algo lo suficiente como para salir y pelear por ello, trabajar día y
noche por ello, renunciar a tu tiempo y tu paz y tu descanso por ello.

Si tan solo desearlo te hace enloquecer tanto como para nunca cansarte de
ello y detenerte de todas las otras cosas deslumbrantes y baratas por ello.

Si la vida parece estar vacía e inútil sin ello, y todo lo que planeas y sueñas es
sobre ello.

Si con gusto vas a sudar por ello, te inquietas por ello, planeas por ello, pierdes
todo tu temor a Dios o al hombre por ello.

Si simplemente irás después de todo por eso que quieres, con toda tu
capacidad, fuerza y sagacidad, fe, esperanza y confianza, severa tenacidad.

Si ni la fría pobreza, el hambre y la precariedad, ni la enfermedad ni el dolor


del cuerpo o la mente pueden apartarte de eso quieres.

Si obsesionado y siniestro lo acosas y lo asedias,


¡Vas a conseguirlo!

2
C.P. Raúl Castillo Castillo
DISCURSOS, ORACIONES Y ARENGAS

3
C.P. Raúl Castillo Castillo
DISCURSOS, ORACIONES Y ARENGAS

4
C.P. Raúl Castillo Castillo
DISCURSOS, ORACIONES Y ARENGAS

No te detengas
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin
haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra
propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tu puedes aportar
una estrofa.
No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”, dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en
contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros “poetas muertos”, te
ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros: Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…

WALT WHITMAN (1819-1892)


5
C.P. Raúl Castillo Castillo