Está en la página 1de 27

TEMA 5

INTRODUCCIÓN

Hay muchas técnicas para controlar un pozo, ya sea porque haya ocurrido una surgencia durante
la perforación o el reacondicionamiento o si hay que controlar un pozo vivo, los fundamentos son
los mismos. Estos métodos mantienen la presión en el fondo del pozo al nivel deseado, lo cual
normalmente es igual a o por encima de la presión de la formación para así evitar un mayor influjo
del fluido de la formación.

En los pozos vivos, no siempre es deseable matar el pozo, sino más bien, controlar la presión en
un nivel que se pueda manejar y que sea seguro. Algunas técnicas proveen los métodos para la
circulación de un fluido de control o para que el pozo alcance el nivel deseado de control de
presión; mientras otras técnicas de bombeo permiten que se bombee un fluido en el pozo sin
retornarlo a la superficie.

Las técnicas que no tienen que ver con el bombeo permiten controlar la presión de la formación
y/o permiten que una herramienta entre o salga del pozo con deslizamiento. Todas estas técnicas
tienen metas comunes: controlar el influjo de la formación que está produciendo y evitar también
la pérdida de circulación. La diferencia en estos métodos está en si se incrementa el peso del
fluido y si habrá circulación dentro del pozo.

MÉTODOS PARA CONTROLAR EL POZO

Durante cualquier operación para controlar un pozo, la recolección de datos y la documentación


son herramientas valiosas, ayudando a organizar la operación y a dar confianza a aquellos que
están realizando el trabajo. La cuadrilla puede saber qué está pasando y sentir que tienen el
control de la situación. Pero el tener la documentación apropiada es uno de los aspectos más
descuidados de las operaciones para controlar pozos.

Registros claros y concisos son esenciales para asegurar que se mantenga la presión apropiada y
que se puedan identificar y evaluar las tendencias. Se deben documentar los sucesos inusuales.
Las soluciones a muchas complicaciones son evidentes cuando hay buenos registros que ilustran el
problema.

Las presiones de circulación, el volumen bombeado (muchas veces expresado en golpes de la


bomba), las propiedades del fluido (por ejemplo, su densidad y viscosidad), los cambios en las
fosas y la posición del estrangulador deberían ser todos anotados.
Hay tres métodos comunes que se usan para la circulación en el control de pozos. Son el Método
del Perforador, el Método de Esperar y Pesar y el Método Concurrente. Las diferencias entre los
mismos son cuándo hay que circular la surgencia y sacarla del pozo, y cuándo bombear el fluido de
control si se ha decidido que se matará el pozo.

Todos éstos son métodos a presión constante en el fondo del pozo. Esto significa que después de
que se cierra el pozo, hasta el momento en que se lo controla, la presión en el fondo del pozo
debe mantenerse en, o un poco por encima de la presión de la formación. Si se puede lograr esto
sin perder la circulación y sin una falla de los equipos, se puede controlar el pozo sin la toma de
más fluido desde la formación. Se debe conocer lo siguiente bien a fondo, antes de iniciar alguna
técnica para controlar un pozo.

En el control de pozos el estudio de los principios básicos proporciona los fundamentos, tanto para
la solución de problemas sencillos como complejos.

Para fines prácticos téngase en mente el tubo en U y estudie las presiones del espacio anular en la
TP y la presión de fondo constante, lo que sucede en un lado del tubo no tendrá efecto sobre el
otro lado y cada uno puede estudiarse por separado.

Respuesta del estrangulador

Es esencial tener conocimientos sobre lo que hay que esperar en cualquier operación de control
de pozo. Si se mantiene la presión en o a través del estrangulador, se controla la presión en todo
el pozo. Respuestas inapropiadas pueden llevar a un influjo adicional, fallas en la formación y/o los
equipos. Hay varios momentos críticos en los que se debe tomar una acción apropiada:

 El arranque de la bomba: A medida que se conecta la bomba, se impondrá un incremento


en la presión que se sentirá en todo el sistema. A medida que la presión en la tubería de
revestimiento comienza a incrementarse, se debe abrir rápidamente el estrangulador de
su posición cerrada para permitir que el fluido se purgue a través del mismo, pero sólo hay
que abrirlo lo suficiente para que la presión se mantenga constante. Si la presión del hoyo
se incrementa demasiado, puede haber pérdidas o daños en la formación. Si se deja que
las presiones bajen por debajo del valor del cierre, puede haber un influjo adicional.
 Ajustes apropiados del estrangulador: Una vez que la bomba está funcionando a la
velocidad correcta, se hacen los ajustes para mantener la presión de circulación
apropiada. Si cree que la presión de la tubería de perforación está demasiada alta, hay que
determinar la cantidad en exceso con la mayor exactitud posible.

Esta es la cantidad de presión que debe ser purgada desde la tubería de revestimiento, por
medio de ajustes con el estrangulador. Hay que determinar la presión que se debe purgar
de la tubería de revestimiento para poder corregir la presión de circulación en la tubería
de perforación. Se puede determinar esto con la calculadora, el incremento de la línea en
el medidor o en su cabeza. Recién al conocer esto se ajusta cuidadosamente la calibración
del estrangulador hacia una posición más abierta.

Si la presión de circulación está demasiada baja, se usa el mismo procedimiento, con


excepción de que se ajusta el estrangulador hacia una posición más cerrada.

 Quizás uno de los errores más comunes es mirar el manómetro del indicador de posición
del estrangulador y suponer que cada incremento ajustará la presión por la misma
cantidad. La tasa del flujo y las pérdidas de presión a través de un orificio no son lineales.

A medida que se incrementa o se disminuye el orificio del estrangulador, la escala del


indicador del estrangulador no representa los ajustes calibrados de la presión. La escala en
el indicador del estrangulador sólo muestra la posición relativa de apertura y hacia qué
lado se está moviendo el estrangulador - abierto o cerrado. Los ajustes en la presión
deben hacerse cuidadosamente utilizando la presión en el manómetro y no en el indicador
de apertura del estrangulador.

 Gas en el estrangulador: Tipo de fluido, tasa de flujo y el tamaño de los estranguladores


están relacionados con el mantenimiento de las presiones correctas. Si un tipo de fluido
diferente pasa por el estrangulador, su coeficiente de fricción y tasa de flujo ya sea
incrementará o disminuirá. Este es el caso cuando el gas choca contra o sigue el fluido por
el estrangulador. Puede haber una caída repentina en la presión del estrangulador. Si esto
ocurre, la presión disminuirá en todo el pozo, lo cual potencialmente puede causar otro
amago de reventón.
 Se debe registrar la presión durante todas las operaciones. Si la presión disminuye
repentinamente, consulte el valor registrado y de inmediato ajuste el estrangulador hacia
la posición más cerrada hasta que se obtenga el último valor registrado. Dé suficiente
tiempo de retraso para corregir la presión en todo el sistema y reajústelo según sea
necesario.
 A medida que el gas (que tiene una densidad muy baja) sale por el estrangulador, lo
reemplaza el líquido. Esto subsiguientemente resulta en un incremento en la presión de
circulación en la tubería de perforación. Determine la cantidad del incremento en la
tubería de perforación y ajuste el estrangulador hacia la posición más abierta para bajar la
presión de la tubería de perforación hasta el valor programado. Se puede repetir este paso
varias veces mientras está circulando el gas por el estrangulador.
 Flujo de gas por el estrangulador: El gas requiere una abertura de orificio de un tamaño
mucho más pequeño que un líquido, para mantener la misma presión. Cuando el fluido
que sigue el gas golpea contra el estrangulador, resulta en un incremento repentino en la
fricción y en el incremento de la presión. Este incremento en la presión puede causar una
falla en la formación.

Consulte de inmediato con el cuadro de registro de la presión y ajuste la presión de la


tubería de revestimiento hasta el último valor registrado (antes de que el fluido chocara
contra el estrangulador) mediante el ajuste del estrangulador hacia la posición más
abierta. Dé suficiente tiempo de retraso para corregir la presión en todo el sistema y
reajuste según sea necesario.

 Apagado de la bomba: Si el pozo, aún está vivo (no se bombeará ningún líquido para matar
el pozo por el momento) y se lo tiene que cerrar, los objetivos son no provocar presiones
atrapadas durante el pare de la bomba ni permitir que más fluido de la formación entre al
pozo. Cuando se disminuye la velocidad de la bomba, la presión de la circulación decae y
el flujo por el estrangulador disminuye.

Si empieza a caer la presión de la tubería de revestimiento, ajuste el estrangulador hacia la


posición más cerrada, para mantener el último valor registrado antes de que la bomba
salga de línea. A medida que la velocidad de la bomba se reduce nuevamente, la presión
volverá a caer y es necesario ajustar el estrangulador nuevamente. Una vez que la bomba
se detiene, quizás haya que cerrar rápidamente el estrangulador para mantener una
presión programa. Si la presión cae por debajo de los valores programados, puede que
haya un influjo adicional. Por otra parte, las presiones altas pueden provocar un derrumbe
de la formación.

Tiempo de retraso/tránsito

Imagínese al sistema de circulación del pozo como un tubo en forma de U. Esto significa que la
presión de la tubería de revestimiento y de la tubería de perforación está muy relacionada entre
sí, y las señales de presión más los cambios en la velocidad de circulación se sienten en todo el
sistema. En el control de pozos, este es un concepto importante. Estas dos presiones informan
acerca de la presión en el pozo. Si la presión de la tubería de perforación cambia de los valores
programados (para mantener una presión constante en el fondo de hoyo) se debe corregir.

Esto se logra por mediante la variación de la presión en superficie, manipulando el estrangulador.


Cuando se cambia la presión del estrangulador, se inicia una ola de presiones que se sentirá en
todo el sistema de circulación. No producirá una respuesta inmediata en el medidor de presión de
la tubería de perforación, sino que se retrasará. Se debe tomaren cuenta este retraso en el
tránsito antes de tratar de cambiar nuevamente la presión en la tubería de perforación.

Se puede aplicar una regla general: Espere aproximadamente dos segundos por cada 1000’ (304.8
m) de largo de la sarta que está en el pozo. Por ejemplo: en un pozo de 10000’ (3048 m), toma
aproximadamente veinte segundos antes de que se vea un cambio de presión en el medidor de la
tubería de perforación, hecho en el estrangulador o tubería de revestimiento. Esto es
aproximadamente diez segundos para que el cambio viaje desde el estrangulador por el espacio
anular hasta la punta de la tubería de perforación y otros diez segundos para que suba por la
tubería de perforación de regreso a la superficie.
En los pozos más profundos, puede pasar un buen rato antes de sentir el cambio en todo el
sistema. Si se hacen cambios adicionales durante este tiempo de retraso, puede haber una sobre
corrección, resultando en un influjo adicional o la pérdida de circulación.

Esta es una regla general, es una aproximación para establecer el tiempo de retraso. Una vez que
se haya hecho la corrección, encuentre el tiempo aproximado de la demora en ver el cambio, haga
una nota de la diferencia en el tiempo. Se debería señalar que muchas cosas afectan este tiempo
de retraso. La compresibilidad del gas demorará este tiempo de respuesta. Algunos factores tales
como la velocidad de la circulación, el tipo de fluido y la compresibilidad del fluido también
tendrán un efecto. El punto es que debemos darnos cuenta que las respuestas no son
instantáneas.

Conectando una bomba

Se pueden cometer errores cuando se elige la velocidad de la bomba para circular y sacar una
surgencia. El procedimiento para arrancar la bomba es también un momento crítico. Recuerde que
una velocidad de bombeo más lenta resulta en menos fricción anular y minimiza la presión contra
la formación. A medida que disminuye el diámetro y la capacidad hidráulica entre la tubería de
perforación y la tubería de revestimiento, también debería hacerlo la velocidad de la bomba.

Una velocidad demasiada alta puede resultar en una sobrepresión sobre la formación hasta el
punto de dañarla o fracturarla. Y cuando el gas llega a la superficie, los equipos separadores
pueden llegar a sobrecargarse.

El tiempo de circulación adicional a velocidades más lentas bien podría valer la pena cuando se
compara con las complicaciones que podrían resultar. Abajo hay algunas sugerencias para
simplificar los primeros minutos de una operación de control de un amago. Recuerde que
debemos mantener una presión constante en el fondo del hoyo mientras conectamos la bomba.

1. Comunicaciones. Asegúrese que las comunicaciones entre los operadores de la bomba y del
estrangulador son buenas y que hayan hablado acerca de cómo van a reaccionar ante las
operaciones del otro.

2. Arranque lentamente la bomba. Se debe ir incrementando la velocidad de las bombas


lentamente, o por etapas. Este proceso debería tomar varios minutos y se debería haber hablado
acerca de ello antes de arrancar la bomba. Los equipos de perforación que tienen bombas
mecánicas, bombas de velocidad constante o equipos de perforación sin un estrangulador
hidráulico corren un riesgo adicional de tener fallas en la formación o los equipos.
En los equipos de perforación que tienen bombas mecánicas, no se puede conectar la bomba
lentamente. Su velocidad más lenta está en la marcha en vacío, que muchas veces es la velocidad
del control. Si se usa un estrangulador manual, quizás éste no se pueda abrir o cerrar con
suficiente rapidez durante el arranque de la bomba.

En cualquiera de los casos, el procedimiento del arranque es de abrir el estrangulador


inmediatamente antes de arrancar la bomba.

Esto puede permitir que el pozo fluya y que haya otro influjo, pero es preferible a derrumbar la
formación debido a oleajes de presión incontroladas. Después de que la bomba haya alcanzado su
velocidad, se debe volver a ajustar la presión de la tubería de revestimiento al valor que tenía
antes del arranque de la bomba.

Otra posibilidad es la de equipar el standpipe con un bypass y un estrangulador. Este se abriría


antes de arrancar la bomba. Luego se conectaría la bomba y el estrangulador se cerraría
gradualmente para desviar más fluido por la sarta. Esto controlaría el flujo del fluido de manera
similar a los equipos de perforación que pueden conectar una bomba con la lentitud / velocidad
deseada para minimizar las fluctuaciones o reducciones en la presión que se sienten en todo el
pozo.

3. Al inicio hay que mantener la presión en la tubería de revestimiento constante. Se debe


mantener la presión de la tubería de revestimiento (estrangulador) constante (en el valor correcto
de cierre) mientras que la bomba alcanza la velocidad de la tasa de control de pozo.

La excepción de esto es en los casos donde existen presiones elevadas por fricción en el
anular/estrangulador/línea de control. Se habla de este caso en la sección de complicaciones. Si se
permite que la presión de la tubería de revestimiento disminuya mientras que la bomba alcanza su
velocidad, también disminuirá la presión en el fondo del hoyo.

Esto podría resultar en más influjo por el amago de la surgencia. Si la bomba se conecta y el
estrangulador no se abre o no se opera con suficiente rapidez, un incremento rápido en la presión
podría llevar a la falla de la formación y/o equipos del pozo. Se debe evitar cualquiera de estos
hechos, pero un amago secundario es preferible antes que una falla de la formación o del
equipamiento del pozo.

Para los ejemplos de problema siguientes para cada método se usarán los siguientes datos.
• OBJETIVOS:

– Evacuar el con seguridad.

– Restablecer el control primario.

– Evitar influjos o brotes adicionales.


– Evitar exceso en la presión de superficie y fondo del pozo a fin de no inducir un
reventón.

• PRINCIPIOS:

– Al cierre del pozo, se para la entrada de fluidos de la formación al pozo, al


igualarse la presión de fondo con la de la formación.

– Al evacuar el influjo, se mantiene presión suficiente con el estrangulador para que


la presión de fondo sea igual o ligeramente mayor que la presión de formación.

– Un efectivo control de pozo se consigue cuando el extremo de la sarta esta en el


fondo.

METODOS DE CONTROL DE UN INFLUJO


(con presión constante en el fondo del pozo)
1.- MÉTODO DEL PERFORADOR

El método del perforador es una técnica utilizada para circular y sacar los fluidos de la formación
del pozo, independientemente si se controla o no el pozo, también se usa para eliminar el brote,
descomprimiendo durante un retorno (desde el trépano hasta superficie). Es importante entender
las técnicas y las ideas que se usan en el Método del Perforador, porque otros métodos de control
de pozos, incorporan muchos de sus principios. El Método del Perforador es sencillo y directo.

En ciertos casos el método del perforador puede causar presiones algo más elevadas en la tubería
de revestimiento respecto a otras técnicas, además requiere más tiempo para ahogar el pozo
tomando en cuenta que no se debe usar donde se espera que haya una pérdida de circulación en
el pozo. Es ideal para ser aplicado durante un trabajo o una maniobra, también se utiliza cuando
no están presentes los materiales necesarios para incrementar el peso y conjunto a ello cuando
existe un recurso limitado de personal y equipos que puedan controlar el pozo, este método es
muy efectivo para quitar influjos de gas donde sus altas tasas de migración pueda causar
problemas durante el pozo cerrado.

Se trata de un mínimo de dos circulaciones. Una circulación con el Peso del Lodo Original (Original
Mud Weight - OMW) para limpiar la entrada del pozo, sin permitir más influjo. Cuando se confirma
que el pozo se encuentra limpio, la siguiente circulación es la del Lodo de Matar el Pozo (Kill
Weight Mud - KWM) que sobrebalancea el pozo de manera ligera.

Una vez se ha estabilizado la presión, podemos empezar a circular el pozo de inmediato. Esto evita
la acumulación de presión debido a la migración de gas.

Se debe tener precaución con este método ya que las presiones anulares son muy altas cuando se
presenta un influjo de gas. La presión anular podría ser mayor inmediatamente al llegar a
superficie. Este método se hizo el más apropiado para el control de pozos durante la perforación
de pozos críticos, así como durante la perforación en aguas profundas. También se recomienda
para pozos altamente desviados y para pozos horizontales donde los influjos se pueden presentar
por la presión de suaveo. En general el método del perforador se hace útil cuando la información
disponible del pozo es limitada.

VENTEJAS Y DESVENTAJAS DEL METODO DEL PERFORADOR

• VENTAJAS:

– Mínimo tiempo de espera, se puede comenzar el control inmediatamente.

– El influjo puede ser circulado desde el pozo.

– DESVENTAJAS:
– Se producen altas presiones en superficie.

– El pozo se encuentra más tiempo bajo presión. En teoría: mientras se realizan las
dos circulaciones.

– Mucho tiempo de estrangulamiento.

Procedimiento para el método del perforador

Este procedimiento saca y circula el primer amago o influjo del pozo, luego se debe reemplazar el
fluido de perforación para que ejerza más presión a la formaciones siempre y cuando el pozo esta
con un balance debajo de lo normal para evitar otro influjo.

1. Cerrar el pozo después de un influjo

Cuando se haya detectado un influjo de gas o de otros fluidos a través de los diferentes análisis de
los comportamientos de los equipos se debe cerrar el pozo de acuerdo a lo que se esté realizando
en el momento.

2. Registrar las presiones de cierre en la tubería de perforación (SIDPP) y de cierre de la tubería


de revestimiento (SICP).

Luego de que se haya cerrado el pozo se bebe registrar SIDPP y SICP estabilizada donde se tomara
como referencia la presión del estrangulador para registrar la presión de la tubería de
revestimiento y la presión de la bomba como referencia a la tubería de perforación.

3. Circular de inmediato el fluido de control para sacar el fluido invasor del pozo.

Antes de iniciar la circulación es importante que la bomba alcance la velocidad de la tasa de


control a la vez que mantiene la tubería de revestimiento o compresión contaste, esto mantendrá
constante la presión en el fondo del hoyo, evitara que fluya el pozo y minimizara las posibilidades
de daños en la formación.

Cuando la bomba está funcionando a la velocidad de la tasa de control de pozo y se haya ajustado
la presión de la tubería de revestimiento con el estrangulador al valor correcto, el punto de control
se cambia al medidor de presión en la tubería de perforación. En este momento la presión de la
tubería de perforación se llama la presión de circulación (CP), o en otros métodos se llama Presión
de Circulación Inicial (ICP). Es la combinación de la SIDPP y la presión de la bomba a esta velocidad
reducida.

La presión de circulación se mantiene constante por medio del estrangulador, y la velocidad de la


bomba se mantiene constante a la velocidad de la tasa de control hasta que el influjo haya
circulado fuera del hoyo.
Si el brote es gas, quizás sea necesario hacer algunos ajustes en la presión para mantener la
Presión de circulación apropiada. Por lo general, a medida que el brote se expande, desplaza el
fluido y resulta en una pérdida de presión hidrostática, lo cual es compensada por el incremento
en la presión de la tubería de revestimiento.

Si el amargo es de pura agua salada o petróleo, es necesario hacer algunos ajustes en la presión.

4. Cerrar el Pozo por segunda vez.

Una vez que ha sacado todo el influjo se debe cerrar el pozo otra vez. Nuevamente el punto de
control es la presión de la tubería de revestimiento (SICP) mientras que minora la velocidad de la
bomba y se detiene la misma. Debe mantener constante a medida que cambia la velocidad de la
bomba. Si se mantiene la presión de la tubería de revestimiento se disminuya por debajo de la
SICP, podría surgir otro brote o amargo (si el pozo está con un balance por debajo de lo normal).

Si se ha sacado todo el influjo, la hidrostática en el espacio anular debería ser igual a la


hidrostática en la sarta de perforación. Ambas presiones deben ser aproximadamente iguales,
cerca del valor original de la SIDPP. Si las presiones no son parecidas, quizás haya entrado otro
influjo del pozo. Asimismo, hay que controlar los incrementos en la presión. Esto es una señal de
que otro influjo entro al pozo y está migrando.

En este momento se debe obtener cálculos básicos de la densidad de ahogo y las cantidades de
Golpes o emboladas al Trépano. Si la presión de fondo del pozo se mantiene constante a medida
que se bombea el fluido de ahogo o de control al trepano, cambia la presión de circulación. Para
determinar la que presión de circulación hay que mantener, se debería preparar un cuadro de
cantidad de emboladas de la bomba seleccionada Vs la presión. Una vez que el fluido de control
llega al trépano, a partir de este punto, deberá de mantener constante la presión de circulación a
lo largo del resto de la operación. Por este motivo se llama Presión Final de Circulación o FCP.

5. Si es necesario, se incrementara el peso del fluido (La densidad)

El fluido de control debe iniciarse antes de que se inicie la segunda circulación.

6. Se circula el pozo por segunda vez con un fluido nuevo y más pesado para recuperar el control
hidrostático.

La segunda circulación el procedimiento es idéntico a la primera circulación, con excepción del


valor numérico de la presión que se mantiene en la tubería de revestimiento. Si no ha habido
ningún influjo adicional, esencialmente en la presión anular (SICP) debería ser igual a la presión de
cierre directa (SIDPP).

Un vez que se haya incrementado el peso del fluido, la circulación deberá empezar de nuevo por
medio de mantener la presión de la tubería de revestimiento constante en los valores
programados. Cuando la bomba esta a la velocidad de la tasa de control de pozo y se mantiene la
presión de la tubería constante, estará empezando a desplazar el fluido más pesado hacia la sarta
de perforación.

Es necesario seguir un cuadro preparado para la presión vs golpe y hacer los ajustes según sean los
requeridos. Esta acción protege contra una un brote segundario mientras que el fluido de control
circula. Si ya hubo segundo Influjo se debe mantener las presiones correctas.

La presión de la tubería de perforación cambiara a medida que el fluido de control desplaza el


fluido viejo. No mantenga la presión de la tubería de perforación constante en el momento.
Debería estar cambiando debido a los cambios en la presión de fricción. Un cuadro preparado para
la presión vs golpe o volumen indicara el valor apropiado.

Luego que la tubería de perforación se lleno del fluido de control pesado, la presión de circulación
debería haber cambiado gradualmente de la presión de circulación inicial (ICP) a la presión de
circulación final (FCP). La circulación debe continuar manteniendo la FCP constante hasta que el
fluido de control pesado llegue a la superficie.

A medida que el fluido de control se bombea por el espacio anular, un incremento en la presión
hidrostática hace incrementar la presión de la tubería de perforación. Se debe hacer los ajustes
necesarios al estrangulador para mantener la FCP. Gradualmente, se saca toda la contrapresión a
medida que el fluido de control (incrementando la presión hidrostática anular) circula por el
espacio anular.

Una vez que el fluido de control pesado llega a la superficie, se puede cerrar el pozo por tercera
vez. La presión de la tubería de perforación y la tubería de revestimiento debería ser cero. Si,
después de 15 a 30 minutos, la presión esta en cero, el pozo debería estar controlado. Abra el
estrangulador para ver si hay algún flujo.

Si las presiones no bajaron a cero, o si se detectan algún flujo, empiece circular de nuevo. El
problema puede ser que el fluido de control pesado no es consistente en todo el pozo. Podría
haber otro amargo, de reventón en el hoyo o quizás se utilizo un fluido de control ineficiente. Aun
cuando el pozo este controlado, se debe tomar en cuenta que puede quedar alguna presión
atrapada bajo el preventor de reventones cerrado, proteja siempre la personal cuando abre un
preventor de reventones que estuvo cerrado.

REVISIÓN DEL MÉTODO DEL PERFORADOR PARA CONTROLAR UN POZO

PRIMERA CIRCULACION (con densidad original)

1. Cierre el pozo.
2. Registre las presiones estabilizadas de la Tubería de perforación (SIDPP) y de la tubería de
revestimiento (SICP), pozo cerrado.

3. Inicie la circulación y abra el estrangulador manteniendo la presión de la tubería de


revestimiento constante (SICP constante) hasta que la bomba esté en la tasa seleccionada de
control de pozo. Esta velocidad debe mantenerse constante

4. Cuando la velocidad de la bomba ha alcanzado la tasa de control de pozo, registre la presión de


la tubería de perforación y manténgala constante haciendo los ajustes necesarios al estrangulador.

La presión de la tubería de perforación debería ser igual a la suma de la SIDPP y la presión de la


tasa de control de pozo de la bomba (ICP).

5. La presión en la tubería de perforación y la velocidad de la bomba se deben mantener


constante, manipulando el estrangulador hasta que la surgencia haya sido circulada y esté fuera
del pozo. Si el pozo le permite manejar un margen de seguridad de 0 a 100 psi.

6. Luego de evacuar el brote, mantenga constante la presión de revestimento (SICP) mientras


apaga las bombas y para el bombeo del lodo. El pozo deberá quedar con presiones iguales en la
SIDPP y SICP. Estas presiones también deberán ser iguales. Ahora el pozo está bajo control pero no
muerto.

SEGUNDA CIRCULACION (con densidad de control)

7. Calcule el peso para matar el pozo y prepare el lodo aumentando la densidad a ese valor.

8. Las presiones en la tubería de perforación (SIDPP) y la tubería de revestimiento (SICP), deben


ser iguales. Mantenga constante la presión de revestimiento, mientras lleva la bomba a la
velocidad a la tasa de control de pozo seleccionada. Esta velocidad debe permanecer constante.

9. Empieza la circulación con el nuevo lodo densificado. Ya sea, se sigue un cuadro de presión o la
presión de la tubería de revestimiento se mantiene constante (suponiendo que no haya ningún
influjo adicional, hasta que la tubería de perforación este lleno del nuevo fluido pesado.

10. Cuando la tubería de perforación se llenó con el fluido pesado, se debe mantener la Presión
Final de Circulación (FCP) hasta que el espacio anular haya sido desplazado con el fluido de
control.

9. Pare la bomba y cierre el pozo. Lea las presiones, deben ser cero.

10. Verifique el flujo, si no hay flujo usted ha controlado totalmente el pozo.

11. Abra los preventores si el pozo está muerto.


2.- Método de Pesar y Esperar para Control de Pozos

El método de esperar y pesar mantiene constante la presión del fondo (BHP), controla en el menor
tiempo posible un influjo y mantiene los rangos de presiones del pozo y la superficie bajas que
cualquier otro método, para ello se necesita de buenas instalaciones de mezclado para pesar el
fluido, cuadrillas completas y ayuda adicional de la supervisión. Para algunas empresas este es el
método que prefieren para controlar un pozo.

En el método de esperar y pesar, el pozo se cierra después de un influjo, se registra las presiones
estabilizadas y el volumen de la ganancia registrada en superficie. El peso del fluido se
incrementara antes de empezar a circular, de ahí el nombre, Esperar y Pesar. Luego, el fluido
pesado se circula por el pozo manteniendo la densidad y las presiones correctas durante el control
de pozos.

El método de esperar y pesar es un método complicado pero ofrece algunas ventajas. En primer
lugar, optimiza casi un 50% el tiempo para matar el pozo. El tiempo requerido para incrementar la
densidad del fluido de perforación es mínimo, esto implica reducir al mínimo el tiempo para mar el
pozo.

En la práctica real, es raro controlar un pozo en una sola circulación debido al desplazamiento
ineficiente del fluido por el espacio anular. Esto es una realidad con cualquier método que emplee
para controlar un pozo.

VENTEJAS Y DESVENTAJAS DEL METODO DE ESPERAR Y PESAR

• VENTAJAS:

– Baja presión de superficie, esto implica menor esfuerzo del equipo.

– En teoría: menor tiempo de circulación con el estrangulador abierto.

– Menor presión del pozo una vez que el fluido de perforación circula a través del
espacio anular.

– Este método requiere una circulación menos que el método del perforador.

– DESVENTAJAS:

– Existe un considerable tiempo de espera, eso implica migración de gas.

– Hay que recurrir el al método volumétrico para compensar el efecto de la


migración de gas.

– Si se requiere un gran aumento de densidad del fluido de perforación, es dificil de


realizar de manera uniforme en una etapa.
PROCEDIMIENTO DE ESPERAR Y PESAR

1. Cerrar el pozo después de un influjo

Cuando se haya detectado un influjo de gas o de otros fluidos a través de los diferentes análisis de
los comportamientos de los equipos se debe cerrar el pozo de acuerdo a lo que se esté realizando
en el momento.

2. Registrar las presiones de cierre en la tubería de perforación (SIDPP) y de cierre de la tubería de


revestimiento (SICP).

Luego de que se haya cerrado el pozo se bebe registrar SIDPP y SICP estabilizada donde se tomara
como referencia la presión del estrangulador para registrar la presión de la tubería de
revestimiento y la presión de la bomba como referencia a la tubería de perforación.

3. El primer cálculo que se debe hacer es el de la densidad de fluido de control.

4. Se densifica el lodo hasta el peso calculado para el fluido de control

El resto de la hoja se completa mientras se incrementa la densidad de fluido en las piletas o fosas.

5. Cuando está listo para circular, la bomba se coloca a la velocidad de la tasa de control

Una vez que se haya escogido la velocidad de la tasa de control no se debe de cambiar, si se
cambia la velocidad de la bomba entonces se debe volver a calcular la presión de la circulación
inicial.

La bomba se pone a la velocidad de la tasa de control se mantiene la presión de la tubería de


revestimiento apropiado con el estrangulador ajustable. Si se permite que la presión en la tubería
de revestimiento disminuya mientras la bomba alcance la velocidad, la presión en el fondo del
pozo también caerá.

Esto podría resultar más influjo del amargo de reventón, la presión de la tubería de revestimiento
es una contrapresión la cual una vez quela bomba esté conectado y funcionando a la tasa de
control del pozo se debe regresarla presión de la tubería de revestimiento al valor apropiado.

6. Cuando las piletas activas estén densificadas, empiézala circulación.

Para iniciar la circulación, cuando la bomba haya alcanzado la velocidad de la tasa de control de
pozo y se hay ajustado la presión de la tubería de revestimiento con el estrangulador a la misma
presión que tenía antes de arrancar la bomba, el control de cambia a la presión de la tubería de
perforación en este momento se llama Presión de Circulación Inicial (ICP).

7. Se sigue una tabla de presión de circulación versus el volumen de fluido bombeado de control
por el pozo.
Durante el cuadro de tiempo o cantidad de golpes de la bomba que le lleva al fluido de control
llenar la tubería de perforación, la presión de la tubería de perforación debería disminuir de la
presión de circulación inicial (ICP) a la presión de Circulación Final (FCP)

Cuando la tubería de presión está llena de fluido de control pesado, la presión en el medidor de la
tubería de perforación debería estar mostrando la presión de circulación final, la cual se debe
mantener constante en el medidor de presión de la tubería de perforación hasta que el fluido de
control pesado haya circulado por todo el pozo y se apaguen las bombas después de la operación
de control.

8. Seguir circulando después de la llegada del influjo a la superficie.

Una vez que el amargo de reventón esta fuera del pozo, se debe mantener la Presión de
Circulación final hasta que el fluido de control pesado llegue a la superficie.

9. Cerrar el pozo por segunda vez

Si las presiones de circulación no han caído por debajo de los valores programados y la surgencias
ya no está, entonces se puede volver a cerrar el pozo. Las presiones de la tubería de perforación y
la de la tubería de revestimiento debería estar en 0, la cual se debe observar entre 15 y 20
minutos si esta en 0 el pozo está controlado. Si no esta se debe volver a circular nuevamente. El
problema podría ser de la densidad de fluido de control que no está consistente en todo el pozo.

A medida que el espacio anular se llena con el fluido de control, se nota una tendencia de ajustar
gradualmente el estrangulador para mantener las presiones correctas. La presión de la tubería de
revestimiento debería disminuir hasta un valor insignificante, siempre y cuando no haya habido un
influjo adicional.

Podría requerir más golpes que aquellos que circularon para subir el fluido de control consistente
en la superficie, después delo cual, se deben apagar las bombas, cerrar el pozo y controlarlo por si
se incrementa la presión. Si no se ve ningún incremento en la presión, el pozo debería estar
controlado.

Si el pozo está controlado se abre la BOP, se debe tener en cuenta que podría haber presión
atrapada debajo de la BOP.

10.- Circular el pozo y acondicionar el lodo de perforación si requiere para volver a perforar
nuevamente.

Se debería tomar en cuenta el tiempo de retraso para que este cambio en la presión se refleje en
el medidor.
3.- MÉTODO CONCURRENTE

El método concurrente involucra pesar el fluido mientras se está en proceso de circular y sacar el
influjo del pozo, también es llamado método de circular y pesar o el método de incrementar el
peso lentamente. Es un método primario para controlar pozos con una presión de fondo
constante.

Para ejecutar el método concurrente se requiere hacer algo de contabilidad y cálculos, mientras
esta en el proceso de circular y sacar el amago del pozo, porque podrían haber densidades
diferentes e intervalos irregulares de la sarta. Dado que hay hacer algunos de los cálculos muy
rápidamente, a menudo el personal operativo ha optado por el método del perforador o del
método de esperar y pesar rechazando el método concurrente por ser complicado.

El método concurrente los registros y los datos se llevan de manera centralizada en el panel del
operador del estrangulador en el plataforma del equipo de perforación

Si queremos utilizar este método para control de un influjo, se inicia la circulación con la presión
inicial de circulación (PIC) y se empieza a adicionar baritina al sistema de lodos hasta alcanzar la
densidad de control. Loq que significa que aumentamos la densidad del lodo hasta que el influjo e
desalojado a la superficie, por lo cual requeriría varias circulaciones hasta completar el control del
pozo.

En las siguientes líneas se muestra los siguientes cálculos y procedimientos a seguir en el método
concurrente de una manera sencilla.

1. Cerrar el pozo después de un influjo

Cuando se haya detectado un influjo de gas o de otros fluidos a través de los diferentes análisis de
los comportamientos de los equipos se debe cerrar el pozo de acuerdo a lo que se esté realizando
en el momento.

2. Registrar las presiones de cierre en la tubería de perforación (SIDPP) y de cierre de la tubería de


revestimiento (SICP) en una hoja de trabajo.

Luego de que se haya cerrado el pozo se bebe registrar SIDPP y SICP estabilizada donde se tomara
como referencia la presión del estrangulador para registrar la presión de la tubería de
revestimiento y la presión de la bomba como referencia a la tubería de perforación.

3. En este momento contamos con los datos suficientes para realizar los cálculos estándares de
control de pozos: densidad de lodo para matar el pozo, presión inicial de circulación, presión final
de circulación, volumen interno de la sarta de perforación.

4. La circulación se inicia al bombear el fluido de peso original, tomando los retornos a través del
estrangulador que está controlado como para mantener la presión de la tubería de revestimiento
constante.

5. Después de que la bomba haya alcanzado la tasa de control deseada, ateniendo la


contrapresión con el estrangulador, el valor de la presión de cierra de la tubería de revestimiento
estabilizada, anote y registre la presión de circulación inicial, leyendo por directa ICP. Compárela
con la ICP calculada y si existe una diferencia de más de 50 psi o 3.45 bar hay que investigar qué es
lo que está pasando.

6. Manteniendo la presión de la tubería de perforación a la ICP establecida y la tasa de la bomba


tal y como en el paso 3, se empieza agregar peso a la fosas activas. A medida que cada punto de
incremento de peso en el fluido (un punto es igual a una decima de galón) va entrando a la tubería
de perforación, se le debe informa al operador del estrangulador.

7. En el formulario de datos se registra el tiempo y el conteo total de los golpes dela bomba junto
con su nuevo peso de fluido que entra. El número de golpes para que este fluido más pesado
llegue al trépano se calcula (por medio de agregar la capacidad interna total de la sarta de
perforación expresada en golpes de la bomba al total del conteo de golpes cuando se empezó a
ingresar el nuevo peso del fluido) y se registra en la hoja de trabajo. Cuando este fluido más
pesado llega al trépano se ajusta el estrangulador por la cantidad de ajuste de Corrección de la
Densidad/Presión.

8. Los ajustes al estrangulador que se describen en el paso 4 se repite a medida que cada punto de
incremento en el peso del fluido llega al trépano. Después de que el ultimo fluido de control este
en el trépano, la presión de la tubería de perforación debería estar en la presión que se calculo
para la circulación final (FCP), la cual se debe mantener hasta que se haya recobrado el fluido de
control pesado en los retornos de superficie. Estando el pozo lleno de fluido de control pesado,
verificar que el pozo está controlado.

9. Apagar la bomba y verificar a ver si hay flujo; cierre el estrangulador y verifique si hay algún
incremento en la presión.

RESUMEN:

1. Registrar las presiones SIDPP y SICP.


2. Inicial el control a una presión reducida de circulación (KRP) y mantener la ICP constante,
hasta totalizar las emboladas necesarias del interior de la sarta de perforación hasta el
trépano (EOT).
3. El operador del estrangulador debe controlar y registrar las EOT y graficar en una tabla la
nueva densidad a medida que se va densificando.
4. Cuando llegue al trépano, se determina circular un fluido más denso hasta el fondo del
pozo; registrando todas las variaciones de densidad del fluido para ajustar las presiones en
las tuberías.
5. Al llegar hasta el trépano el lodo con densidad para matar el pozo, se tiene la FCP, por lo
que se deberá mantener constante la presión hasta que el lodo densificado salga a
superficie.

DESVENTAJAS QUE AFECTAN SU APLICACIÓN

1.- los cálculos requeridos para mantener la presión de fondo constante son más complejos en
relación a los métodos del perforador y de esperar y pesar.

2.- se requiere mayor tiempo de circulación durante la etapa de control.

3.- la presión de superficie en la SICP y la densidad equivalente de lodo, desde la zapata del
revestimiento son elevadas en relación a los otros métodos.
Comparación de los métodos del perforador, esperar y pesar y concurrente

Para escoger el mejor método para aplicar en un pozo primero se debe conocer qué tipo de fluido
invaden al pozo.

Pero se puede proponer que la densidad del agua salada generalmente está entre 8.5 y 10 ppg
mientras que la densidad del gas es menor que 2. Si la densidad está entre 2 ppg y 8.5 ppg,
entonces el fluido invasor es una mezcla de gas, petróleo y agua.

Método del perforador

- Saca los fluidos en el pozo independiente o no si se controla el pozo.

- Descomprime en el espacio anular

- Utiliza muchos principios de otras técnicas

- Presiones en la tubería de revestimiento algo mas elevadas respecto a otras técnicas

- No se debe usar cuando hay pérdida de circulación.

- Requiere algo mas de tiempo

- Ideal para ser aplicado durante un trabajo o una maniobra


- Se usa cuando no este materiales presente para ahogar el fluido

- Cuando existe recursos limitados de personal y equipo

- Controla cuando la surgencia es gas con altas tasa de migración.

Método de esperar y pesar

- Sacar el influjo en menor tiempo posible

- Rasgo de presiones de superficie bajas en comparación a otros métodos.

- Se requiere buenas instalaciones de mezclado y cuadrillas completas y ayuda adicional

- En taladro marino esta todo disponible

- Método que prefieren controlar un pozo

- El fluido se incrementa antes de empezar a circular

- Mantiene la densidad correcta durante se control de pozos

- Es raro controlar un pozo en una circulación por el desplazamiento irregular del fluido en el
espacio anular

Método concurrente

- Pesa el fluido mientras esta en proceso de sacar el influjo del pozo

- Método primario para controlar pozo con una presión de fondo constante

- Requiere algo de contabilidad por que se utiliza densidades diferentes en varios intervalos

- Es mas seguro controlar un pozo por este método

- Datos organizados y más valiosos

- Requiere todos los datos.


CONCLUSIÓN

La realización de esta investigación es de gran importancia ya que en la misma se desarrollaron


los métodos necesarios para el control de pozos sugiriendo el mantenimiento de la presión en el
fondo del pozo al nivel deseado, lo cual normalmente es igual o por encima de la presión de
formación para así evitar un mayor influjo de fluido a la formación.

Una vez detectada la surgencia el pozo debe ser cerrado de acuerdo a los procedimientos
correctos del equipo los cuales deben ser conocidos antes de iniciar cualquier pozo. Generalmente
el sentido común es el que dicta las soluciones alternativas, a medidas que las condiciones
cambien. Deben desarrollarse procedimientos de seguridad que deben de ser conocidos por todos
y puestos en práctica.

En los casos en que el preventor de reventones se halla en un espacio cerrado, o en sótano


(bodega) donde pudieran acumularse gases tóxicos, donde deben usarse dispositivos respiratorios
en todo momento, cuando se este trabajando cerca de los equipos. Las condiciones del clima, los
cambios de turno del personal, fluidos tóxicos y los cambios de equipos de pozo a pozo, podrían
demandar cambios de los procedimientos de cierre.

Estos cambios deben ser practicados hasta que el personal del equipo esté completamente
familiarizado y diestro en el desempeño de sus respectivas tareas, las consecuencias de un
reventón incendio, contaminación, gases tóxicos, pérdida de vidas o recursos hacen que sea
obligatorio que los procedimientos de detección de surgencias y cierre de pozos, sean una
prioridad durante cualquier operación.

La detección de surgencias es responsabilidad de todos muchos equipos se han perdido por falta
de los supervisores para verificar si el pozo estaba fluyendo; es importante reconocer las señales
de advertencia de una surgencia si uno o más señales se presentan, la dotación y el equipo están
en peligro.
Siempre se deben tomar tiempo necesario para verificar esas señales y

determinar si el pozo esta fluyendo. Recordando así una señal segura que hay una

surgencia en progreso es si el pozo fluye con las bombas paradas.

Las ejercitaciones, los procedimientos planificados y mucha supervisión son las

claves para controlar un pozo con éxito.