Está en la página 1de 17

INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

¿POR QUÉ UNA NUEVA GUERRA?


Europa observaba inquieta la evolución política de Alemania. El ascenso
al poder de Hitler, en 1933, estuvo seguido por el retiro del país de la
Sociedad de las Naciones. A partir de ese momento, una cadena de
acontecimientos sumiría en la inseguridad y el pesimismo a los pueblos
europeos y luego al mundo entero.
¿Cómo fue posible tras el desastre provocado por la Primera Guerra
Mundial, la humanidad se involucrarse en un conflicto de peor
magnitud?. Existen causas profundas e inmediatas que podrían
explicarlo.

LAS CAUAS PROFUNDAS

 El revanchismo nacionalista alemán. Los nacionalistas alemanes


no aceptaron jamás las imposiciones del Tratado de Versalles, que
puso fin a la Primera Guerra Mundial, pues se sintieron humillados
por la pérdida de territorio, por la reducción de sus ejércitos y por la Líderes del Eje Roma –
obligación de pagar reparaciones de guerra, Hitler supo aprovechar Berlín el Duce y el
esta situación para exacerbar un nacionalismo revanchista. Fúhrer.
 La crisis económica desarrollada después del crack de 1929. La
misma de las familias burguesas que tenían dinero en empresas o bancos, el desempleo obrero al
cerrar fábrica y comercios y el aumento desbocado de los precios crearon un ambiente enrarecido
y muy tenso. La gente pedía soluciones rápidas y los gobiernos capitalistas estaban asustados
ante la admiración que producía, entre las clases obreras, el ejemplo de la economía planificada
de la URSS, que continuó sin verse afectada por el crack.
 El fracaso continuo de la Sociedad de Naciones (SDN). Este organismo, creado para propiciar
la solución pacífica de los problemas que estallaran entre las naciones del mundo, no tuvo
grandes éxitos. Ello se debió, en parte, a que entre los países miembros no figuraban las que se
dibujaban como las dos grandes potencias del momento: los Estados Unidos y la URSS; y en que
parte a que no podía tomar medidas serias contra los Estados infractores que cuando no se
favorecían sus intereses o cuando se castigaban sus ataques a otros países, abandonaban la
SDM (Japón, Alemania, Italia)
 La carrera armamentista, desencadenada por las potencias fascistas – autoritarias para imponer
sus políticas de expansión territorial. El fracaso de la conferencia de desarme que patrocinó la
SDM en el año 1932 propició esta carrera.

LAS CAUSAS INMEDIATAS

Fueron dos los factores inmediatos que dieron origen a la guerra:


 El expansionismo militar de los países fascistas, que se habían armado de manera
espectacular. Estos justificaban su política por necesidades económicas (teoría del espacio vital
de Hitler, mercados de materias primas para el Japón) o por prestigio histórico (reconstrucción del
viejo imperio romano en el Mediterráneo de Mussolini).
 La debilidad de las potencias democráticas, empeñadas en mantenerse al margen de los
problemas del mundo (aislacionismo de Estados Unidos), o preocupadas por sus propios
problemas internos (aumento desorbitado del desempleo, huelgas, agitación social, desarrollo de
partidos de extrema derecha cercanos a las ideas fascistas). Muchas veces, su recelo hacia los
comunistas rusos era superior al que hubieran debido mantener frente al expansionismo de las
potencias fascistas: es más, desearon y propiciaron un enfrentamiento entre éstas y la URSS.

Sub – Área: Historia Universal 1 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA


El 17 de junio de 1936 se inició en África una sublevación
militar contra la República española al mando del general
Franco, militar español de derecha destacado en Marruecos y
puesto al régimen izquierdista del gobierno republicano. En
pocos días, dicha sublevación expectantes frente a estos
conflictos entre sectores de izquierda (Frente Popular) y de
derecha (Frente Nacional), conocido como La Falange y
liderado por Franco, cercanos al fascismo. Si bien en un
inicio se adoptó una actitud de no intervención, las futuras
naciones beligerantes terminaron apoyando a algunos de los
bandos enfrentados.

DESARROLLO DE LA GUERRA
La revuelta de Franco triunfó en Galicia, la Meseta norta,
Navarra y Aragón, pero no en las grandes ciudades ni en los
centros industriales. En Andalucía la situación fue muy difícil
para los franquistas sublevados, por lo que la victoria de la
derecha en Sevilla constituyó una sorpresa.
España quedó dividida en dos, sin que fuera claro quien
Cartel de los republicanos
sería el vencedor. Las tropas de Marruecos – las más
españoles que ataca a algunos
selectas del ejército franquista – cruzaron el estrecho de
de los sectores que apoyaron a
Gilbratar, y de Andalucía pasaron a Extremadura y Toledo,
los franquistas.
hasta quedar a las puertas de Madrid.
En octubre, Franco fue nombrado jefe del Estado y unificó
toda la zona nacional bajo su mando. El ataque de los rebeldes derechistas por tres frentes como
Madrid – entre noviembre y marzo de 1937- resultó infructuoso. Ante la imposibilidad de romper el
cerco de la capital. Franco trasladó su ejército al norte, donde, entre marzo y octubre de 1937, fue
ocupando lentamente el territorio adversario, sin que los contraataques republicanos consiguieron
impedirlo.
En diciembre de 1937 tuvo lugar la batalla de Teruel: una ofensiva republicana tomó la ciudad; que
finalmente fue recuperada. En abril de 1938, las tropas de Franco llegaron al Mediterráneo por
Valencia, dividendo el territorio republicano, lo que hizo más difícil la resistencia.
Entre julio y noviembre de 1938 tuvo lugar un hecho crucial: la batalla del Ebro. Esta terminó con la
derrota del ejército republicano y permitió a Franco avanzar hacia Cataluna y ocuparla totalmente en
febrero de 1939.
Aunque los republicanos pretendían seguir resistiendo, en marzo el Frente Popular se descompuso.
El día 28 fue tomado Madrid y el día 1 de abril de 1939 Franco anunció su victoria total.

LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA
La guerra civil española se convirtió en motivo de inestabilidad internacional. En Londres se creó un
Comité de no intervención que propició la marginación de los países europeos del conflicto, pero casi
todos incumplieron sus recomendaciones. Los republicanos recibieron la ayuda de Francia, la URSS
y las Brigadas Internacionales, y la España de Franco obtuvo el apoyo de Italia y Alemania.
Para cada uno de los dos bandos ese apoyo fue decisivo, pero la gran ventaja de los franquistas fue
que contaron con ayuda mucho más generosa en términos militares y económicos de Italia y
Alemania.
ACTIVIDADES

1. Elabora un esquema en tu cuaderno.


 Sintetiza las causas profundas e inmediatas de la Segunda Guerra Mundial.
2. Elabora una línea de tiempo. Ordena cronológicamente los principales acontecimientos de la
guerra civil española.
3. Analiza y responde.
 ¿En qué medida los prejuicios de las naciones occidentales hacia el comunismo soviético
favoreció al fascismo?

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


2
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

Hitler impuso una política exterior agresiva. En marzo de 1938 invadió Austria. Su próximo paso
fue reclamar a Checoslovaquia el territorio de los Sudetes, que tenía una numerosa población
alemana. Debido a que Checoslovaquia era aliada de Francia y Rusia, las exigencias de Hitler
podían encender la guerra. Con la finalidad de evitar tal enfrentamiento, Mussolini y los jefes de
gobierno inglés y francés (Chamberlain y Daladier) que dejó a Checoslovaquia abandonar a su
suerte y entregó el territorio de los Sudetes a Alemania en setiembre de 1938.

En contra de lo que se esperaba, Hitler manifestó nuevas exigencias territoriales, al igual que la
Unión Soviética. Con ello, el inicio de la guerra se hacía inevitable.

El Fûhrer, continuando con su política del espacio vital, reclamó a Polonia la entrega del puerto de
Danzig y una zona que uniera la Prusia Oriental al resto de Alemania, Polonia, respaldada por
Inglaterra, se negó a la humillante exigencia. Al haberse asegurado la no agresión de Rusia
mediante la firma del pacto. Hitler se lanzó sobre Polonia (1° de setiembre de 1939). Dos días
después, Inglaterra y Francia decidieron declararle la guerra a Alemania.

Ella no ayudó mucho a los polacos. La Unión Soviética invadió Polonia oriental en virtud del pacto
firmado. En menos de un mes, la resistencia polaca fue destrozada y el país repartido entre los
agresores.

LOS TRIUNFOS DEL EJE (1939 – 1941)

En la primera fase de la guerra, Alemania y sus aliados (Italia y Japón) consiguieron victorias tan
espectactulares que llegó a parecer que podían imponerse a sus adversarios.

El frente occidental

Tras la ocupación de Polonia, los alemanes procedieron a aplicar la estrategia conocida como
blizkrieg. Esta les aseguró la ocupación de Dinamarca y Noruega en abril de 1940, y en mayo las
tropas alemanas estaban listas para el gran avance sobre occidente. Para ello fue decisivo el
avance sobre Holanda y Bélgica – países neutrales -, para sorprender a los ejércitos franco –
británicos situados en la frontera franco – alemana. Así se produjo el derrumbamiento del ejército
francés, considerado hasta ese entonces como el más potente de Europa. Aunque parte de las
tropas británicas consiguieron reembarcar en Durkerque, parecía que el destino de la guerra ya
estaba decidido.

Después de la derrota francesa, Hitler trató de someter a Gran Bretaña mediante los bombardeos
aéreos y la presión sobre su imperio colonial. Sin embargo, el primer ministro británico Winston
Churchill mantuvo su voluntad de resistencia y, ayudado económicamente por Estados Unidos,
acabó venciendo en la botella aérea.

HACIA EL FRENTE ORIENTAL

Para asegurar el éxito del futuro ataque Soviética. Alemania dirigió su estrategia a consolidar la
posición de sus fuerzas en los Balcanes y en el centro de Europa. Entre noviembre de 1940 y
marzo de 1941 se incorporaron al Eje Hungría, Rumania y Bulgaria. En cuanto a Yugoslovaquia y

Sub – Área: Historia Universal 3 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

Grecia, éstas fueron aplastadas en 1941 por el ejército alemán, que llegó incluso a ocupar Creta
gracias a sus tropas aerotransportada.

La Unión Soviética había estado siempre en la mira de Hitler. En junio de 1941, Alemania decidió
unilateralmente romper su alianza con Rusia. A mediados de ese mes inició la gran ofensiva
contra la URSS, con el objetivo de derrotarla mediante un ataque relámpago conocido como
“operación Barbarroja”. En principio pareció posible, porque los alemanes llegaron a fin de año a
40 kilómetros de Moscú. Sin embargo, el retraso de la campaña, la inmensidad del territorio y la
táctica rusa de la “tierra arrasada” (consistente en incendiar las tierras que iban a ser ocupadas
por los enemigos para dejarlos sin provisiones), acabarían por impedir la victoria alemana. Hitler
debió congelar su ofensiva durante todo el invierno y en verano de 1942 reinició las acciones.

LA GUERRA EN EL PACÍFICO

El ascenso de un clan militarismo al entorno del emperador Hirohito, en octubre de 1941, con
claros objetivos de expansión territorial (el sudeste asiático y el área del Pacífico), despejó el
camino para el ingreso de Japón en la guerra. El Pacífico, era considerado por Estados Unidos
como un área de influencia propia, a partir de las posesiones insulares que tenía desde finales del
siglo XIX. Por esta razón, Japón y Estados Unidos se convirtieron tácticamente en enemigos, lo
que se hizo al poco tiempo.

Japón, bombardeó por sorpresa la base norteamericana de Peart Harbor en Hawai, el 7 de


diciembre de 1941. Ello fue un duro golpe a la escuadra estadounidense y provocó de inmediato
que Estados Unidos y Gran Bretaña declararan la guerra a Japón. Como respuesta, Alemania e
Italia se la declararon a Estados Unidos. La movilización de los Estados Unidos sorprendió por su
impresionante rapidez. Todos sus inmensos recursos fueron puestos en pie de guerra, lo que no
tardó en cambiar el rumbo de la guerra.

Hasta mediados de 1942, la ofensiva estuvo en manos japonesas y culminó con la conquista de
Guam y de Filipinas, en abril de 1942, luego de derrotar al general Mac Arthur. La invasión de
Nueva Guinea era el primer paso para otros objetivos a corto plazo; la conquista de Australia y la
progresión hacia las costas norteamericanas del Pacífico. Sin embargo, las respuestas
norteamericanas produjo el primer viraje de la guerra en esta zona. La victoria norte en Midway
cerró la ruta de las islas Hawia y el estancamiento japonés en Nueva Guinea alivió la presión
sobre Australia. A partir de 1943, coincidiendo prácticamente con la primera derrota alemana en el
frente oriental alemán, se iniciaba la reconquista americana con la victoria en la batalla de
Guadalcanal, en febrero de 1943, frente a las fuerzas japonesas.

ACTIVIDADES
Trabaja con el texto y los documentos.

1. Piensa y responde:
 ¿Qué factores impidieron la victoria de Alemania en Unión Soviética?
 ¿Qué hechos desencadenaron que EE.UU. entrara a la guerra?

2. Sobre los acontecimientos ocurridos en el frente occidental, señala si es verdadero o falso.


( ) Se invadieron Holanda y Bélgica, países aliados de Francia e Inglaterra.
( ) Las tropas francesas logran reembarcar en Dunkerque.
( ) Alemania inicia los ataques devastadores a Inglaterra lo que origina la rendición de la
isla.

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


4
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

El ingreso de Estados Unidos en la guerra, en diciembre de 1941, produjo un cambio en el balance de


las fuerzas que favoreció a las naciones aliadas. En 1942, veintiséis naciones estaban en guerra
contra el Eje y tenían una capacidad industrial en la producción de armamento muy superior a la del
adversario.

El avance aliado
Era cuestión de tiempo que se produjera la victoria aliada. Como ya se ha señalado, el primer gran
ataque aliado se produjo en el Pacífico. La superioridad aérea estadounidense salió victoriosa en el
Mar del Coral y desarticuló el sistema de aprovisionamiento japonés.

Derrota alemana en la Unión Soviética


La estrategia de ocupación del territorio se había planteado en una triple dirección: Leningrado y el
control del Báltico en el norte: la conquista de Moscú en el centro y la ocupación de Ucrania y de las
regiones industriales de Donetz en el sur. El fracaso ante Moscú y la llegada del riguroso invierno ruso
obligó a suspender las operaciones.
En abril de 1942 se reinició la ofensiva por el sur. El Estado Mayor alemán se planteó la conquista de
Stalingrado la llegada al Cáucaso, con la vista puesta en los recursos petrolíferos de la zona. Pero el
cese del fuego durante el invierno había dado tiempo a los soviéticos para reorganizarse militar y
económicamente. Por esa razón, la resistencia de Stalingrado se convirtió en la primera gran derrota
alemana de la Segunda Guerra Mundial, marcando el punto de inflexión del conflicto.

Avance aliado sobre Italia


A mediados de 1943, los angloamericanos, desembarcaron en Silicia y, de ahí, pasaron a la Italia
continental. Entonces se demostró que Mussolini había empujado a Italia a una guerra para a que no
estaba preparada. Tras una reunión del Gran Consejo fascista. Mussolini, fue destituido. En esta
nueva situación, Italia pidió el arnísticio y pasó al bando aliado el 8 de setiembre de 1943.

Mussolini fue rescatado por los alemanes, quienes ocuparon el país y frenaron el avance de las
tropas aliadas, dejándolas estancadas cerca de Nápoles. El Duce, por su parte, creó una efímera
república en el norte de Italia.

El tercer frente
La situación en Italia hizo evidente la necesidad de un tercer frente en Europa occidental que
asegurase la penetración anglonorteamericana hacia Alemania. Las tropas aliadas al mando del
general Eisenhower desembocaron en las costas francés de Normandia el 6 de junio de 1944. Fue la
operación Overlond, una de las mayores movilizaciones de hombres y estrechos bélicos de la historia.
Vencida la primera resistencia alemana, los aliados penetraron en el corazón de Francia. El 15 de
agosto, un nuevo desembarco aliado en las cosas de Provenza facilitó la liberación de Francia y la
retirada de los alemanes más allá del río Rin, como posible frontera natural defensiva. El fracaso de la
contraofensiva alemana en las Ardenas durante la segunda quincena de diciembre de 1944 selló el
último intento de recuperación alemana en el frente occidental.

La guerra llega a su fin


Tras meses de planear la estrategia a seguir contra el Eje, las victorias se hicieron cada vez más
frecuentes y contundentes para los aliados.

Una victoria difícil: Alemania


Uno de los últimos actos de guerra en Europa se desarrolló entre enero y mayo de 1945 en dos
escenarios diferentes.
En primer lugar, la gran ofensiva soviética en el frente oriental alemán ejecutada entre enero y febrero
desde el río Vistula. Fueron liberadas de la administración alemana Polonia, Hungría, la mayor parte
de Austria y la antigua Checoslovaquia quedando aislada la Prusia oriental. A fines de febrero, las
tropas soviéticas combatían en territorio alemán, y a mediados de abril se inició la ofensiva la ofensiva

Sub – Área: Historia Universal 5 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

a partir de los ríos Oder y Neisse. En segundo lugar, los continuos ataques anglonorteamericano
desde la orilla izquierda del río Rin alcanzaron su máxima intensidad desde finales de marzo.

Ambas operaciones hacían presagiar el final de la guerra. Una primera señal se obtuvo cuando al
resistencia italiana logró derrotar a la fuerzas leales a Mussolini, quien fue ejecutado en abril de 1945.
Era momento de iniciar el cerco final de Berlín.

El 25 de abril, tanto las tropas anglonorteamericanas como las soviéticas entraron en Torgau, a su
centenar de kilómetros de Berlín. Tras una dura resistencia del ejército alemán. Hitler abdicó el 30 de
abril – cediendo su cargo al general Doéniz – y se suicidó. La capitulación de Berlín el 2 de mayo
antes las tropas soviéticas y la creación de un último gobierno de Reich presidio por el almirante
Doêniz marcaron el fin de la guerra en Europa. Los días 7 y 8 de mayo se firmó la capitulación
incondicional de Alemania.

La rendición japonesa
Después de la conquista de Guadalcanal por las tropas norteamericanas instaladas en el Pacífico, la
iniciativa bélica pasó a Estados Unidos cuya enorme pujanza industrial y tecnológica fue decisiva. En
a Conferencia de Washington de mayo de 1943 quedó diseñada la estrategia norteamericana sobre la
base de dos ofensivas paralelas. Al norte, se apuntaba direcciones sobre Japón desde las islas
Gilberto, Marshall y Marianas; al sur, la ofensiva se dirigió desde Nueva Guinea hacia las isla Sonda y
Filipinas.

El avance norteamericano fue lento, pero constante, y logró vencer la tenaz resistencia japonesa. De
isla en isla, las tropas norteamericanas fueron aproximándose al archipiélago japonés con dos
batallas decisivas: Iwojima, en febrero de 1945, y Okinawa, en abril. Luego, los principales centros
industriales de Japón quedaron situados bajo el radio de acción de los bombarderos
norteamericanos. Por el sur, la progresión norteamericana tuvo su momento culminante en la batalla
de Filipinas, que se prolongó desde octubre de 1944 hasta la primavera siguiente.

La utilización de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki – el 6 y 9 de agosto de 1945


respectivamente – que ocasionó la muerte de 70 000 personas en cada isla, aceleró la derrota
japonesa. El emperador Hirohito se rindió sin condiciones y pidió la paz el 2 de setiembre de 1945.

LA BARBARIE ORGANIZADA
Durante los años de la expansión nazi, la Europa ocupada estuvo
subordinada a los intereses alemanes. Se creó un discurso político
justificativo del orden nazi que postulaba construcción de una
Nueva Europa dependiente de Berlín.

Europa bajo el sistema nazi

Aprovechando el miedo al comunismo de los grupos


conservadores europeos, los alemanes utilizaron como coartada la
cruzada contra el bolchevismo para justificar la expansión territorial
y la subordinación de las otras naciones. Este discurso tuvo efecto
en muchos países con sectores nacionalistas conservadores, que
creyeron oportuno colaborar con el Tercer Reich. La formación de
gobiernos colaboracionistas respondía, pues, tanto al rápido
avance alemán y al desplome de las estructura políticas anteriores
como a las divisiones políticas y sociales de muchos países Estas mujeres fueron
europeos. sometidos a humillaciones
por colaborar con los
Colaboracionistas y resistentes invasores nazis.
Los alemanes no impusieron un tipo de régimen ni siquiera en la
Europa que ocupaban directamente, sino que utilizaron diversas
fórmulas para lograr lo que más les interesaba: neutralizar a la disidencia.

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


6
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

En Francia, por ejemplo, ocuparon una zona en la que se hizo propaganda nazi, pero permitieron la
existencia de una Francia colaboracionista relativamente independiente; con unas instituciones
dictatoriales- pero menos radicales – cuyo capitán fue Vicky y que estuvo al mando del general
Petain. En Dinamarca y en Hungría siguieron existiendo instituciones parlamentarias.

Los alemanes, por otro lado, tuvieron un apoyo popular real en algunas naciones oprimidas que no
habían obtenido hasta el momento de independencia, como Croacia y Eslovenia. Sin embargo, hubo
otros países en los que nació muy pronto la resistencia armada contra el ocupante, como Rusia,
Grecia y Yugoslavia. En muchos hubo que esperar hasta 1943 y 1944 para que hubiera una
sublevación contra el ocupante. Así sucedió en Francia, donde al comienzo de la resistencia
desempeñaron un papel importante los exiliados españoles.

Mano de obra extranjera para el Tercer Reich

La expansión nazi se tradujo en una subordinaria económica a Alemania que resolviera a la par el
esfuerzo bélico y el espacio vital del pueblo alemán. A través de la administración directa y del ejército
o de la constitución de gobiernos colaboracionistas, toda la Europa ocupada fue económicamente
explotada en materias primas, productos alimenticios y fábriles y mano de obra. Este último caso
representó el traslado forzoso a Alemania de millones de trabajadores de toda Europa.

La “coprosperidad” japonesa

En Asia, Japón basó su expansión territorial en la liberación de los pueblos sometidos al yugo de la
colonización occidental y logró un apoyo importante en algunas zonas desde la India a Filipinas.
Cuando el apoyo popular cesó, fue necesario el uso de la represión indiscriminada y violenta.
Aún así, algunos líderes – como Sukano, en Indonesia – colaboraron con los japoneses. China, en
cambio, siempre tuvo una decidida resistencia armada contra Japón, dividida en dos sectores: uno
comunista, dirigido por Mao Tse Tung, y otro nacionalista, que contó con una importante ayuda
norteamericana.

Un programa para el exterminio

El orden nazi se fundamento desde sus inicios en una violenta represión, con dos grandes
componentes, el político y el racial. En los meses previos a la guerra, los nazis determinaron que
todos los judíos debían identificarse con un brazalete blanco con la estrella de David y comenzaron a
controlar sus movimientos.

Tiempo después, con el argumento de que eran responsables de la propagación de enfermedades o


de que favorecían el contrabando, los juegos confinados en guetos. Ello significó padecer de
hacinamiento, hambre y diversas enfermedades, todo lo cual favorecía el exterminio. Sólo en 1942,
por ejemplo, murieron en el gueto de Varsovia alrededor de 5000 personas al día.

En enero de 1942 la situación se hizo aún más grave para los judíos, puesto que Hitler aprobó la
“solución final de la cuestión judía”, lo que significaba la práctica del exterminio masivo.

El holocausto

El sistema de los campos de concentración y de exterminio fue el espacio físico par ala práctica del
exterminio de las minorías étnicas. Allí fueron asesinados o explotados hasta la muerte millones de
personas, no sólo judíos, sino también soviéticos, polacos, comunistas y gitanos.
Fuera del dominio nazi, era poco lo que se sabía con respecto a las atrocidades que ocurrían en
estos campos. Fue a partir del ingreso de las tropas rusas en Polonia, y de camino a las fronteras
alemanas, que se descubrieron los primeros campos de concentración (Treblink) y se contrastó el
asesinato de millones de personas. Lo mismo sucedió con las tropas aliadas cuando penetraban en
Alemania y fueron haciendo descubrimientos cada vez más numerosos y macabros. Dachau,
Auschwitz, Mauthaussen, Buchenwadl y Bergen Belsen son nombres que han pasado ya a la historia
con una gran carga de sufrimientos. Si bien se habla del holocausto judío (se calcula que cinco

Sub – Área: Historia Universal 7 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

millones de judíos murieron en campos de concentración), muchos olvidan a los esclavos, a los
gitanos y a los prisioneros que sufrieron igual suerte, incluso alemanes opuestos al régimen nazi. El
mundo horrorizado descubrió los extremos salvajes a las que puede llegar una ideología totalitaria.

LAS REPERCUSIONES DE LA GUERRA


Sin ninguna duda, la destrucción causada por la Segunda Guerra Mundial fue superior que la de la
primera.

Pérdidas humanas

La cifra de muertos como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial ha sido una de las mayores
que ha dejado una guerra en toda la historia y, aunque es difícil de precisar, su monto total puede
situarse alrededor de sesenta millones de personas. En esta cifra hay que incluir un elevado número
de civiles no combatientes muertos como consecuencia directa de ella. La dificultad para dar cifras
definitivas nace de la mortalidad, como consecuencia de los sufrimientos, el hambre y las
enfermedades padecidos en estos años.

Cambios territoriales

Las modificaciones territoriales fueron producto del


acuerdo entre los dirigentes de las grandes
potencias, que se reunieron a lo largo de la guerra
en repetidas ocasiones. El propósito de los aliados
fue, desde un principio, crear un nuevo orden
internacional que impidiera nuevos conflictos. En
1941, el presidente norteamericano Roosevelt y el
primer ministro británico Churchill elaboraron la
Carta del Atlántico, por la que todas las naciones, al
final de la guerra de las agresiones y se establecía
una cooperación económica internacional.

En Europa, se produjeron los siguientes cambios:


Rusia incorporó la zona oriental de Polonia, los
Estados bálticos y parte de Finlandia y Besarabia.
Alemania no sólo perdió la zonas que había
obtenido con el expansionismo hitheriano, sino que Ruinas de Saint – jó similares a
desplazó hacia el oeste y quedó ocupada y dividida muchas otras ciudades destruidas por
en cuatro partes administradas por cada uno de los la guerra.
aliados (EE.UU, URSS, Gran Bretaña y Francia).
De esta ocupación surgiría la definitiva división de
Alemania en dos, que perduraría hasta 1990.

Japón perdió sus posesiones en el Pacífico y en China y quedó reducido tan sólo al archipiélago que
lleva su nombre. Además, durante mucho tiempo permaneció ocupado militarmente por los
estadounidenses.

Repercusiones económicas

La situación de Europa era desoladora. Los bombardeos habían destruido ciudades enteras, y la red
de comunicaciones, eje de la economía europea - había desaparecido. En el centro de Europa
escaseaba el petróleo, y la producción industrial había descendido una quinta parte con respecto a la
preguerra. Por otro lado, los campos llenos de minas y bombas resultaban inservibles para la
agricultura. Además, había una gran escasez de alimentos: una comisión de la futura ONU calculó
que unos cien millones de europeos se alimentaban con menos de 1 500 calorías diarias. La

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


8
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

recuperación económica tardaría mucho en llegar, y en la vida de los europeos quedó marcado el
recuerdo del enorme esfuerzo empleado en la reconstrucción.

Consecuencias Políticas

Las estructuras políticas de preguerra habían quedado obsoletas. En el curso de la contienda había
emergido nuevas realidades sociales – sobre todo en los países ocupados como la resistencia.

En la Europa occidental se observó un desplazamiento considerable de las viejas élites políticas


paralelo a los avances de las democracias. En Gran Bretaña, los laboristas triunfaron en las
elecciones de junio de 1945. En otros países continentales, los políticos surgidos de las resistencias –
la mayoría procedentes de las izquierdas – ocuparon puestos clave. Los nuevos sistemas políticos
emergentes se fueron convirtiendo paulatinamente en democracias sociales. Era el inicio de los
Estados keynesianos, que alcanzarían su plenitud en la década de los cincuenta. En la Europa del
Este, la influencia del Ejército Rojo se convirtió en un hecho determinante. En estos países, el período
que transcurre entre 1945 y 1947 fue de transición hacia el establecimiento de los sistemas de
democracias populares.

La organización de la paz

En la segunda fase de la guerra se celebraron


tres cumbres con las tres superpotencias.
Estados Unidos, la Unión Soviética y Gran
Bretaña. En Teherán (1943), Yalta (1945) y
Potsdam (1945), los tres grandes no sólo
llegaron a un acuerdo para finalizar la guerra y
fijar las condiciones de paz, sino que también
sentaron las bases de la política mundial.
La más importante de estas cumbre la
Conferencia de Yalta, donde comenzaron a
manifestarse las tensiones entre el bloque
democrático y la URSS, pero donde también se
acordó de crear un organismo internacional que,
mediante la representación de todos los países
soberanos y el debate pacífico de sus mutuos El primer ministro Churchill, el presidente
problemas, intentara evitar los conflictos bélicos. Roosevelt y el mariscal Stalin en la
conferencia de Yalta.

Planes económicos de reconstrucción

La depresión económica hizo comprender


a los economistas que era necesario
establecer un nuevo sistema financiero
mundial. Para ello se crearon el Fondo
Monetario Internacional y el Banco
Internacional de Reconstrucción y
Desarrollo (después llamado Banco
Mundial).
Sin embargo, los créditos disponibles por
estas nuevas instituciones eran
insuficientes para emprender que
ayudando a la recuperación europea
ganaba mercados para sus productos, Primera reunión del Consejo de Seguridad de las
colocaba sus capitales y alejaba de la Naciones Unidas.
tentación comunista a las masas. La

Sub – Área: Historia Universal 9 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

respuesta a todo ello fue el Plan Marshall (1948), un conjunto de grandes créditos abiertos a todos los
Estados europeos para llevar a cabo la recuperación de sus medios productivos e infraestructuras.
La URSS prohibió a los Estados de su órbita participar en el Plan Marshall, creando como
contrapartida, el Consejo de Asistencia Mutua Económica (CAME o COMECON), cuyo fin era la
coordinación económica de todos los países comunistas.

ACTIVIDADES

CONCEPTOS motivaron la decisión de los distintos


1. Responde lo siguiente: países.
 ¿Qué problemas dejó pendientes la  Las diferencias entre la ayuda prestada al
Primera Guerra Mundial? ¿Cómo bando nacionalista por Italia y la ofrecida
repercutieron estos a lo largo del período por Alemania.
de entreguerras?
 ¿A qué se refieren los siguientes PROCEDIMIENTOS
términos? 1. Elabora un pequeño informe sobre la
 Blitzkrieg: ................................................. situación en 1939 y en 1945 de los siguientes
................................................................. pasos:
 Operación Barbarroja: ............................. Alemania, Italia, Japón, Unión Soviética,
................................................................. Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña.
 Solución final: ..........................................
................................................................. 2. Analiza el siguiente documento.
 Gueto: ...................................................... El problema de los Sudestes
................................................................. “Alemania, Reino Unido de la Gran Bretaña,
 Holocausto: .............................................. Francia e Italia han acordado, por lo que
................................................................. respecta a la cesión del territorio de los
Sudetes:
2. Explica en tu cuaderno las consecuencias a. La evacuación deberá empezar el 1 de
que tuvo la participación de Rusia en la octubre.
Segunda Mundial. Describe también en qué b. El Reino Unido de la Gran Bretaña,
medida influyó sobre la evolución política de Francia e Italia convienen en que la
ese país. evacuación habrá de ser completada
para el 10 de octubre, sin que se haya
3. Con frecuencia se ha comparado al régimen efectuado el desmantelamiento o
de Hitler con el de Stalin. Elabora en tu destrucción de cualquier clase de
cuaderno un cuadro comparativo entre instalaciones.
ambos líderes a partir de los siguientes c. La ocupación escalonada comenzará en
puntos: los días 1 y 2 de octubre.
d. La comisión internacional
 Criterios de legitimación
inmediatamente la línea fronteriza entre
 Ideología y referentes ideológicos
los territorios anexionados y la potencia
 Sistema político que toma posesión de ellos.
 Derechos y libertades e. El gobierno checo, en un plazo de cuatro
semana, licenciará de sus unidades
4. Compara el mapa de Europa de 1945 de militares y policíacas a todos los Sudetes
1945 con un actual. Luego, responde. alemanes que deseen separarse de las
 ¿Qué nuevos cambios territoriales mismas.
puedes señalar?
 ¿Dónde se produjeron los principales 3. Sobre la guerra del Pacífico, responde:
cambios?  ¿Qué estrategia utilizó Estados Unidos
 ¿A qué atribuyes dichas modificaciones? para vender la ventaja inicial de Japón en
el Pacífico?
5. Sobre la guerra civil española, explica en tu  ¿En qué zona se concentró la acción?
cuaderno.
 La alineación internacional en favor de
uno u otro bando y las razones que

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


10
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

VIOLENCIA INJUSTIFICABLE: HIROSHIMA Y NAGASAKI


El 6 y 9 de agosto de 1945, el mundo vio horrorizado como Estados Unidos lanzaba dos bombas
atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. El presidente de Estados Unidos,
Henry Truman, argumentó que lanzar la bomba atómica no fue una decisión difícil. Para él, lanzar la
bomba fue poner fin a la guerra y salvar millones de vidas. Por su parte, el ministro inglés, Winston
Churchill, consideraba que reducir la resistencia japonesa era una lucha hombre a hombre y
conquistar el país palmo a palmo habría supuesto la pérdida de un millón de soldados
estadounidenses y la mitad de británicos. Ahora, con la bomba atómica. Churchill consideraba que
esa pesadilla se había desvanecido.

Por su parte, un sobreviviente japonés escribió acerca del macabro espectáculo: “veía desfilar delante
de mí sombras humanas que parecían una procesión de fantasmas. Algunos expresaban un dolor
indescriptible y avanzaban con los brazos separados del cuerpo y balanceando los antebrazos (...)
Las calles, silenciosas, estaban pobladas sólo de cadáveres. Esta masa inmóvil tenía el aspecto de
haber sido congelada por la muerte en medio de su huida. Otros yacían tendidos en el suelo con los
miembros desmenuzados, como si algún gigante los hubiera precipitado desde lo alto de una
montaña. Hiroshima ya no era una ciudad, sino un desierto de fuego. Hacia levante y hacia poniente
todo había sido devastado.

 Lee el texto, reflexiona y responde:


- ¿Qué efectos sufrió la población de Hiroshima como producto de la bomba atómica?
- ¿Cuál es tu opinión acerca de la justificación de Truman y Churchill para lanzar la bomba?
¿Crees que se violaron los derechos humanos de la población civil de Hiroshima?
- ¿Crees que se puede justificar este tipo de acciones en medio de una guerra? ¿Por qué?
- ¿Estas de acuerdo con la idea de que la “posesión de armamento es una garantía de la paz
mundial”?

 Investiga
- ¿Cuáles son los objetivos de los movimientos pacifístas? ¿Qué medios utilizaban para lograr
estos objetivos? ¿Estás de acuerdo con estos medios? ¿Por qué?

REPASA LO ESENCIAL
Completa el siguiente mapa conceptual.

La Segunda Guerra Mundial

detonante de la guerra
causas frentes de batalla

Occidente Oriente Pacífico

Sub – Área: Historia Universal 11 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

El manifiesto antagonismo entre las potencias occidentales y la URSS, desembocó en una «guerra fría» que
significó el enfrentamiento de los dos bloques, el comunista y el capitalista. Utilizaron para ello a terceros, a fin de
evitar la confrontación directa que, con la posesión de arsenales nucleares, hubiera significado la destrucción a
escala universal. Aunque el escenario europeo fue pródigo en tensiones, en realidad ya había sido repartido en
zonas de influencia en Yalta-Potsdam. Los aspectos cruentos de la guerra fría se desarrollaron en otros
continentes, sobre todo en Asia, que no habían sido objeto de reparto y donde las superpotencias se esforzaban
por mantener gobiernos adictos.

ORÍGENES DE LA GUERRA FRÍA


Al término de la Segunda Guerra Mundial Euro pa estaba asolada, había perdido varios millone de habitantes, las
destrucciones eran inconta bles y reinaba el hambre. El conflicto perduró i nivel psicológico con la desnazificación
y los pro casos contra los criminales de guerra y los cola boracionistas, abriéndose heridas que en algu nos casos
aún no han cicatrizado totalmente como en Alemania, Francia o la antigua Yugos lavia. Entre estos procesos el
más destacado fue el que se celebró en Nuremberg, en cuyas sesiones se juzgó a 21 destacados dirigentes del
Tercer Reich por crímenes contra la humanidad, una nueva figura jurídica. Se dictaron doce sen tencias de
muerte, que se ejecutaron en octubre de 1946. Sin embargo, el freno más fuerte a la distensión fue la distinta
concepción política de los vencedores, ocasionalmente unidos frente a la amenaza alemana y otra vez
conscientes de sus incompatibilidades cuando las circunstancias bélicas hubieron pasado. Para los países oc-
cidentales primaba la defensa de las libertades individuales, mientras que en el bloque comunista se instauraban
dictaduras totalitarias con el pre(exto de construir una sociedad supuestamente igualitaria.

Pero además de los conceptos ideológicos, contaban otras consideraciones más pragmáticas, como asegurar el
dominio en las respectivas zonas de influencia.

La guerra fría alimentó un estado de tensión permanente entre Estados Unidos y la URSS, apoyados
por los aliados de cada una de ambas potencias. Entre ambos bloques se alzó así lo que Churchill denominó en
1946 Iron Courtain, cortina de hierro, concepto traducido al español como telón de acero. Hubo, sin embargo, un
punto a partir del cual se detenía la escalada de tensión: el de una guerra abierta, que todos temían el empleo de
la bomba atómica (de la que dispuso la URSS a partir de 1949). Los conflictos habidos desde 1945 tuvieron,
pues, un alcance limitado y se evitó llegar a situaciones sin posible marcha atrás, como las que condujeron a los
desastres de 1914 y 1939.

La crisis entre los aliados fue anterior a la finalización de la contienda, pues la cordialidad aparente que presidió la
Conferencia de Teherán, en noviembre de 1943, se empezó a disipar durante 1944, a medida que los avances de
los ejércitos demarcaban las futuras zonas de expansión política. El descubrimiento de las fosas de Katyn, en
Polonia, donde fueron encontrados los cuerpos de 10.000 oficiales polacos ejecutados por los comunistas para
partir el espinazo de un futuro ejército de aquel país, aumentó el recelo hacia los soviéticos. La Conferencia de
Yalta, en febrero de 1945, sirvió para debatir sobre la guerra en el Pacífico, la cuestión polaca y la ocupación de
Alemania. En el primer punto se llegó fácilmente a un acuerdo, por el que la URSS ocuparía las islas Kuriles. El
tema de Polonia fue más complejo, aunque Roosevelt y Churchill obtuvieron de Stalin garantías sobre unas
futuras elecciones democráticas. Respecto a Alemania y Austria se acordó su partición en cuatro zonas de control
que corresponderían a Estados Unidos, la URSS, Gran Bretaña y Francia. En Yalta triunfó el deseo del presidente
estadounidense de mantener unidas las tres potencias participantes, pero Churchill se dio cuenta de que Stalin
tenía enormes ambiciones respecto a Polonia. La Conferencia de Potsdam, en 1945, pudo ser salvada cediendo
los occidentales en el tema de Polonia.
La fundación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue la gran esperanza de la posguerra. Las
potencias aliadas firmaron el documento fundacional en San Francisco el 25 de junio de 1945. Los soviéticos
consiguieron un triunfo diplomático al obtener representaciones propias para Ucrania y Bielorrusia. Las cinco

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


12
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

grandes potencias, Estados Unidos, la URSS, Gran Bretaña, Francia y China, obtuvieron el reconocimiento de su
supremacía al ser designadas miembros permanentes del Consejo de Seguridad con derecho de veto.
Alemania se convirtió en el tema más complejo en las relaciones entre los aliados. Los occidentales querían
establecer un estado de carácter democrático y federal, mientras que los rusos se inclinaban por el
mantenimiento de la división territorial. Los soviéticos empezaron a desmantelar las industrias germanas en su
zona de ocupación, mientras que los estadounidenses se llevaban a su país a los científicos alemanes y se
hacían con sus patentes. Esta especie de reparto aumentó los recelos.

Pero en Europa no sólo estaba planteada la cuestión alemana. La península de Istria y su ca pital, Trieste, eran
reclamadas por Yugoslavia a costa de Italia, y al fin se llegó a un compromiso sobre su internacionalización. En
Grecia, las elecciones de mayo de 1946 dieron el triunfo a los monárquicos, lo que provocó la sublevación del
Frente de Liberación Nacional, dominado por los comunistas. De este modo se encendió una guerra civil. El
nuevo presidente de Estados Unidos, Harry S. Truman (1945-1953), deseaba convertir el Danubio en una vía de
libre circulación, pero la URSS exigía convenios con los países ribereños, mayoritariamente dominados por sus
respectivos partidos comunistas.

También hubo puntos de fricción en Asia a propósito de Irán, China y Japón. Pero el proble ma más destacado fue
la instalación de gobiernos comunistas en los países ocupados por el Ejército rojo, ya que se estaba formando un
bloque de orientación pro-soviética. El 5 de junio de 1947 el secretario de Estado norteamericano, ge neral
George Marshall (1880-1959), anunció en una conferencia celebrada en la Universidad de Harvard que Estados
Unidos desarrollaría un plan de ayuda para la reconstrucción de Europa, al que podrían acogerse todos los
países, con la única condición previa de tener sistemas de gobierno democráticos: era el Plan Marshall. La
respuesta del responsable de los Asuntos exteriores soviéticos, Molótov, fue muy violenta.

LA FORMACIÓN DE LOS BLOQUES


La primera de las crisis que desembocaron en la formación de los bloques fue el golpe de Praga. En las
elecciones celebradas en Checoslovaquia en 1946, los comunistas obtuvieron el 38 % de los votos, y participaron
activamente en los gabinetes de coalición. En 1947 el gobierno anunció su intención de acogerse al Plan
Marshall, pero los soviéticos no estaban dispuestos a aceptar la pérdida del control de aquel país, por lo que
presionaron a los comunistas checos. Éstos organizaron manifestaciones y huelgas, hasta que lograron un
control total del poder ejecutivo, haciendo dimitir al presidente Benes. Tras esta acción, los norteamericanos
aceleraron la organización de un bloque militar con sus aliados occidentales.

Más grave fue la crisis de Berlín. Como los occidentales continuaban actuando independientemente en sus
zonas, los soviéticos respondieron abandonando las sesiones del consejo interaliado que administraba la antigua
capital alemana, dividida ahora en cuatro sectores.

Cuando los aliados occidentales anunciaron que en sus tres zonas se reimplantaría el marco ale mán, respaldado
por un banco central único, el Ejército rojo suspendió las comunicaciones terrestres entre las zonas occidentales
y Berlín, ciudad rodeada completamente por la demarcación soviética. El bloqueo, iniciado el 24 de junio de 1948,
duró más de un año. Estados Unidos organizó un puente aéreo que llevó a la capital alimentos y combustible
para evitar la rendición de los sectores occidentales. Fue una operación humanitaria y política que demostró que
las democracias no estaban dispuestas a claudicar ante las ambiciones soviéticas.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia coordinaron sus zonas en Alemania, favoreciendo la celebración en
Bonn de una asamblea de representantes de los parlamentos territoriales. De esta reunión nació, en mayo de
1949, la República federal de Alemania. En agosto se convocaron elecciones generales que dieron el triunfo a los
cristianodemócratas: a la presidencia de la república accedió Theodor Heuss (1888-1963) y a la jefatura del
gobierno (cancillería), Konrad Adenauer (1876-1967). Este último fue el responsable directo de la reconstrucción
de Alemania.

Sub – Área: Historia Universal 13 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

Por su parte, los soviéticos desarrollaron en su sector un proceso semejante, del que nació la República
democrática alemana. La existencia de dos Estados alemanes fue uno de los princi pales símbolos de la guerra
fría.
El temor al expansionismo soviético provocó una serie de alianzas entre los occidentales. En 1948 Gran Bretaña
y Francia consolidaron su amistad mediante el Pacto de Dunkerque. Poco después, estas mismas potencias
llegaron al Pacto de Bruselas, por iniciativa de los socialistas belgas, comprometiéndose en la defensa de los
estados del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo). Además, la reelección de Truman facilitó una mayor
cooperación con los aliados europeos occidentales, plasmada en la constitución, el 4 de abril de 1949, de la
Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN; en sus siglas inglesas, NATO). La respuesta soviética a este
bloque político y militar fue el establecimiento de una serie de acuerdos políticos y militares con sus aliados,
plasmados posteriormente, en 1955, en la formación del Pacto de Varsovia, en el que prevaleció la teoría de la
«soberanía limitada», lo que implicaba un sometimiento de los países miembros a las directrices emanadas des-
de Moscú. Únicamente Yugoslavia, liberada por los guerrilleros comunistas dirigidos por Josip Broz Tito, adoptó
una política I independiente y acabó abandonando el bloque soviético.

LA GUERRA DE COREA
Tras la expulsión de los japoneses de la península de Corea, ésta fue dividida en dos territorios separados por el
paralelo 38. En Corea del Norte se estableció un gobierno comunista, Kim II Sung, p mientras que en Corea
del Sur del Norte, con L el poder quedó en manos de un ejecutivo nacionalista. El 25 de junio de 1950 los
norcoreanos, mandados por el dictador Kim Il Sung, iniciaron la invasión del Sur. El Consejo de Seguridad de la
ONU condenó esta acción y llamó a la intervención internacional contra ella. La URSS no interpuso el veto porque
su delegado estaba ausente como señal de protesta por la presencia del representante de la China nacionalista
(Taiwan), cuando ésta había sido derrotada militarmente por los comunistas (recuérdese que en 1949 se había
creado la República popular china, con el dictador Mao Zedong al frente, en tanto Chiang Kai-shek, apo yado por
los estadounidenses, había establecido un gobierno en la citada isla de Taiwan). Ante la crisis coreana, Truman
movilizó las tropas estadounidenses estacionadas en Japón y a la VII Flota.
El jefe de las fuerzas estadounidenses fue el general MacArthur, que dejó a los norcoreanos ocupar la mayor
parte de Corea del Sur, para sorprenderles mediante un desembarco en la retaguardia. Tras cortar las líneas de
los comunistas, los estadounidenses avanzaron hacia el norte, rebasando el paralelo 38, lo que provocó la
intervención de China.

Los enormes contingentes del ejército chino empujaron hacia el sur a los estadouniden ses. MacArthur solicitó
permiso para utilizar bombas atómicas contra los chinos. Truman no quiso arriesgarse a una nueva guerra
mundial, por lo que destituyó a MacArthur. La guerra continuo, convirtiéndose en uno de los característicos
conflictos lo residente de Colea calizados de la guerra fría. in dirigente chino. nalmente, y debido al equilibrio
de fuerzas, se llegó en 1953 al
armisticio de Panmunjon, que , mantuvo la separación en el paralelo 38.

LA FASE DE ESTABILIZACIÓN
V j El llamado «empate atómico» contribuyó a la solución del conflicto coreano, pues la URSS pudo disponer en
1949 de su primera bomba atómica y de la de hidrógeno en 1953. Había,
pues, un «equilibrio del terror» en el que las dos grandes potencias eran las primeras interesadas en frenar
cualquier conflicto que estallase entre sus respectivos aliados. Los problemas no habían desaparecido, pero
quedaban amortiguados.
Un factor muy importante en estos cambios fue la llegada al poder de nuevos líderes. Stalin murió el 5 de marzo
de 1953, acabando su feroz dictadura cuando, al parecer, se disponía a emprender otra serie de purgas. Durante
unos meses hubo un enfrentamiento entre los principales mandatarios soviéticos, y al cabo triunfó el sector más
moderado, representado por Nikita Jrushchov (1894-1971) como secretario general del PCUS, y Gueorgui
Malénkov (1902-1988) como primer ministro. El todopoderoso jefe de la policía política estaliniana, Lavrenti Beria,
fue ejecutado. En Estados Unidos, en las elecciones de 1952, triunfó el candidato republicano, el ge neral Dwight
Eisenhower (1953-1961), héroe de la Segunda Guerra Mundial, sin experiencia política y alejado del ala derecha
de su propio partido, a pesar de que uno de sus representantes de dicha ala extrema, John Foster Dulles (1888-
1959), obtuvo el cargo de secretario de Estado. Dulles fue el protagonista de la política denominada «del borde

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


14
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

del abismo», consistente en emplear la amenaza nuclear para disuadir a cualquier posible agresor. También
estableció la «teoría del dominó», según la cual si los comunistas tomaban el control de un país era factible que
caye
sen en su órbita los estados vecinos. Esta visión justificaba el apoyo a cualquier gobierno, independientemente de
su respeto a los usos democráticos, con tal de que se opusiera a los comunistas.
El armamento nuclear y la proliferación de misiles portadores de estos ingenios se convirtieron en
un lastre para las economías de las dos grandes potencias, sobre todo para la URSS. En efecto, al dedicar una
parte desproporcionada de su presupuesto a defensa y a aquellos capítulos susceptibles de aplica ción militar, la
calidad de vida de la población se mantuvo muy baja y, a la vez, se impedía el verdadero avance tecnoló gico al
descuidar sectores que si de momento, y directamente, no tenían una vertiente estratégica, a la larga acabaron
por marcar las diferencias entre países avanzados y países con carencias en materia de tecnología propia. La
URSS presentaba un esquema productivo característico de un país poco desarrollado: exportaba materias primas
e importaba productos acabados. Los principales clientes de sus manufacturas eran países atrasados, pero no
podían colocarlas en las naciones avanzadas de Occidente. Mientras los países afroasiáticos pudieron pagar por
sus importaciones, la economía soviética fue próspera. En los años por venir, este esquema se rompería, con las
peores consecuencias para el país y para todo el sistema comunista. Otro factor de desarrollo para la URSS fue
la incorporación a su órbita de países con tradición industrial y tecnológica, como Alemania oriental o
Checoslovaquia.

En diciembre de 1953 Eisenhower propuso que dentro de la ONU se organizase una Agencia internacional de la
Energía atómica, para emplear esta última con fines pacíficos.

En este clima destacó la negociación de un tratado de paz con Austria, que a partir de 1955 se convirtió en un
estado soberano y neutral del que se retiraron las potencias ocupantes. En Europa occidental empezaron a surgir
organismos de cooperación económica y política, como el Consejo de Europa y la Comunidad europea del
Carbón y el Acero, gérmenes del futuro Mercado común. La distensión fue muy clara cuando, tras el bombardeo
por los comunistas chinos
de algunas islas que protegían Taiwan, Eisenhower y su jefe de estado mayor, el general Ridgway, se opusieron a
posibles represalias por temor a una guerra de grandes dimensiones.

LAS CRISIS DE 1956


En Egipto, en 1952, una revolución nacionalista protagonizada por oficiales del ejército derrocó la monarquía
(desde 1936 ocupaba el trono el rey Faruk). En 1953 alcanzó el poder el coronel Gamal Abdel Nasser (1918-
1970), que proyectó una modernización económica. Uno de los elementos de ésta era la construcción de una
enorme presa en Asuán, las cuales requerían unas inversiones que sobrepasaban la capacidad de un país
subdesarrollado. El gobierno egipcio solicitó fondos a Estados Unidos, pero Foster Dulles los negó aduciendo la
política neutralista de Nasser. El líder egipcio respondió iniciando gestiones con la URSS, a la vez que
nacionalizaba el canal de Suez, controlado desde su construcción por una compañía inter- Nihita Jrushchov
nacional en la que predomina- Nasser, durante un ban británicos y franceses. a Egi Gran Bretaña y Francia
eran todavía potencias coloniales y se resistían a aceptar los cambios operados en 1945. Israel, en permanente
conflicto con el mundo árabe, atacó a Egipto en la noche del 29 al 30 de octubre de 1956, alegando que un
control egipcio sobre el canal de Suez ponía en peligro la seguridad del Estado hebreo. Paralelamente,
paracaidistas británicos y franceses ocuparon el canal. La URSS amenazó con ayudar a los egipcios, mientras la
opinión pública mundial condenaba la agresión de británicos, franceses e israelíes. Estados Unidos quiso evitar
que el mundo árabe se inclinase por una amistad con los soviéticos; por ello Foster Dulles presionó a los
agresores para que se retirasen. La ONU creó, el 7 de noviembre, una fuerza internacional para la vigilancia del
canal, que quedó en manos de Egipto pero garantizándose la libertad de tránsito.

Los acontecimientos del canal de Suez fueron paralelos a la crisis de Hungría. Ésta fue la más grave de las
ocurridas en el bloque soviético como consecuencia de la desestalinización. En el XX Congreso del PCUS,
celebrado entre el 14 v el 25 de febrero de 1956, Jrushchov criticó la dictadura de Stalin, condenó el culto de la
personalidad y propuso reformas económicas y una política exterior basada en la coexistencia pacífica.

Sub – Área: Historia Universal 15 5° Secundaria


INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

Inmediatamente, se produjeron cambios en las cúspides de los partidos comunistas de los países del bloque
soviético. Los viejos estalinistas fueron sustituidos por personajes más en consonancia con los nuevos tiempos.
En Polonia estalló una revuelta popular, reprimida por el ejército, pero que permitió el desplazamiento de los
sectores más duros por el moderado Wladislaw Gomulka, que con gran habilidad consiguió de los soviéticos
cierta autonomía. Estos acontecimientos animaron un levantamiento en Budapest, el 23 de octubre. Algunos
comunistas y los opositores al sistema reclamaron el regreso al gobierno de Imre Nagy. Éste se on Gamal Abdel
hizo con el poder, abandonó el a visita realizada Pacto de Varsovia, reclamó la pto. retirada del
Ejército rojo de Hungría y propuso la formación de una partido socialdemócrata. Jrushchov, que era partidario de
una relativa autonomía de los países comunistas respecto a la URSS, temió que la disidencia húngara fuese el
inicio de la desintegración del bloque soviético. El 4 de noviembre los rusos invadieron Hungría, y Nagy fue
detenido y ejecutado. La repercusión de estos sucesos en los partidos comunistas occidentales fue considerable,
y muchos de ellos empezaron a marcar distancias con Moscú, a fin de no comprometer sus resultados electo-
rales, dada la impopularidad de la intervención en Hungría. Jrushchov se vio obligado a dar marcha atrás y a
devolver el poder a los estalinistas húngaros. Aun así, nada volvió a ser igual en Hungría, y bajo la dirección de
Janos Kadar, el país fue flexibilizando sus estructuras políticas y económicas para acabar convirtiéndose, a partir
de los años 60, en el «menos comunista» de los países de la órbita soviética.
La invasión de Hungría provocó un recrudecimiento de la guerra fría. La ONU condenó la intervención soviética.
La respuesta de las dos grandes potencias fue un regreso a la carrera atómica. En 1957, la URSS puso en órbita
el primer satélite artificial, el Spútnik, un gesto propagandístico que hizo creer a muchos en la superioridad
tecnológica de los comunistas y que, en cualquier caso, sirvió de estímulo para que Estados Unidos, en los años
siguientes, se lanzara a una carrera por aventajar a sus adversarios en el terreno espacial y también para
reafirmar su poderío militar.
Las tensiones se agudizaron, pues, como lo demuestran los acontecimientos del Líbano, el mar de China y Berlín.
Así, en julio de 1958 los marines estadounidenses desembarcaron en el Líbano para sostener a un gobierno
aliado frente a una posible revolución de carácter nacionalista. En el Extremo Oriente se produjeron incidentes
entre unidades de la marina de guerra china y de la VII Flota de Estados Unidos en las cerca nías de Taiwan,
considerada por los comunistas como una parte de China. En Berlín planeó la amenaza de un nuevo bloqueo.

La tensión tuvo un giro inesperado por acontecimientos internos de las dos grandes potencias. En la URSS
Jrushchov apartó de sus cargos a Malénkov, Molótov y otros antiguos estalinistas y, en 1958, provocó la dimisión
del primer ministro, Nikolái Bulganin, asumiendo personalmente la dirección del gobierno. Conviene precisar que,
a diferencia de los tiempos de Stalin, estas purgas fueron incruentas, y que en no pocos casos a los afectados
por ellas se les envió a un retiro propio de privilegiados. En Estados Unidos, Foster Dulles falleció en mayo de
1959, dejando a Eisenhower con las manos libres en política exterior. En estas circunstancias se produjo la visita
de Jrushchov a Estados Unidos, en cuyo transcurso se llegó al acuerdo de celebrar en 1960 una cumbre en
París. Poco antes de iniciarse la reunión, fue derribado un avión espía estadounidense sobre territorio soviético,
lo que frustró el espíritu de concordia.

KENNEDY Y LA «NUEVA FRONTERA»


En las elecciones presidenciales de Estados Unidos celebradas en noviembre de 1960, fue elegido el candidato
demócrata John F. Kennedy (1917-1963), representante del sector más liberal. Su equipo de gobierno estaba
dominado por personalidades consideradas progresistas, como Robert McNamara (secretario de Defensa), Dean
Rusk (secretario de Estado) y Robert Kennedy (secretario de Justicia). El programa, definido como la «Nueva
Frontera», consistía en aportar a la solución de los problemas existentes ideas innovadoras, sobre todo en lo
referente a las relaciones con el bloque soviético y con América latina, y a la búsqueda de remedios para los
problemas sociales del momento, como el hambre, los prejuicios raciales y la extensión de la cultura.
Respecto a la guerra fría, el programa kennediano rechazó la política de Foster Dulles, según la cual los
diferentes países debían estar con Estados Unidos o con la URSS, sin que fueran admisibles posturas neutrales.
Kennedy también rechazó mantener el mundo «al borde del abismo», y propugnaba soluciones que no se centra-
sen exclusivamente en la guerra nuclear. El nuevo equipo de gobierno aceptó la diversidad de los sistemas
políticos y la doctrina de la coexistencia pacífica e inició un abierto apoyo a las democracias, distanciándose de
las dictaduras, aunque fuesen prooccidentales.8

Sub – Área: Historia Universal 5° Secundaria


16
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DANTE ALIGHIERI

La Administración Kennedy inició su trayectoria cometiendo un grave error en política exterior: el intento de
invasión de Cuba en abril de 1961. Un grupo de exiliados cubanos apoyados por los servicios de inteligencia
estadounidenses, como la CIA, debía desembarcar en bahía Cochinos y derribar el régimen instaurado por Fidel
Castro en 1961, y que había derivado al comunismo y la colaboración con la URSS. a Este fracaso llevó a
Kennedy a acelerar el programa llamado Alianza para el Progreso, que pretendía acabar con la política respecto a
América latina mantenida desde Theodor Roosevelt hasta Foster Dulles, y consistente en el intervencionismo mi-
litar. Con esta nueva política, Estados Unidos apoyaría a los regímenes democráticos, otor garía créditos a largo
plazo, ayuda técnica y programas de John E Kennedy, intercambio y procuraría entre esttabilización de los
precios y la reforma agraria.
Kennedy también tuvo que hacer frente a problemas surgidos en otros con tinentes. En Asia favoreció la
neutralización de Laos y mantuvo cierta distancia respecto al problema de Vietnam, aunque durante su mandato
va aparecieron los primeros técnicos estadounidenses en lo que sería el anuncio de una posterior intervención
masiva. En el caso alemán mezcló la energía con la prudencia, y cuando los soviéticos amenazaron nuevamente
Berlín, acudió a esta ciudad y pronunció un discurso del que se hizo famosa la frase Ich bin ein Berliner, «yo soy
berlinés», pero rechazó las propuestas apocalípticas del alcalde Willy Brandt. Incluso, se reunió en Viena con
Jrushchov, con quien llegó a un acuerdo para favorecer la distensión.

LA CRISIS DE LOS MISILES CUBANOS


Tras el triunfo de la revolución castrista en Cuba, en enero de 1959, las nuevas autoridades de la isla antillana se
encontraron aisladas en el panorama internacional. La Administración Eisenho\ver desconfiaba de un gobierno
revolucionario en el que predominaban elementos izquierdistas y participaban los comunistas, por lo que impuso
sanciones económicas, alegando que los castristas habían incautado bienes de ciudadanos de su país. Esta
situación hizo inclinar la política exterior cubana hacia un entendimiento con la URSS y aumentó el peso de los
comunistas, hasta tal punto que el propio Castro unió a los diferentes grupos revolucionarios bajo las banderas
del partido Comunista de Cuba.
La contrapartida exigida por los soviéticos a cambio de su ayuda fue la instalación, en julio de 1962, de misiles de
alcance medio capaces de colocar proyectiles nucleares en las grandes ciudades estadounidenses de la costa
este. En octubre los estadounidenses descubrieron la construcción de las rampas lanzadoras de estos artefactos.
La guerra fría llegaba a las inmediaciones de Estados Unidos. El Consejo de Seguridad nacional estudió las
posibles alternativas, y prevaleció la propuesta de Robert Kennedy, consistente en bloquear la isla. El presidente
anunció que todo barco que se acercase a Cuba con material estratégico sería detenido o hundido, lo que
suponía una amenaza directa para los soviéticos. Tras varios días de incertidumbre, el 28 de octubre de 1962
Jrushchov dio la orden de regreso a los barcos que se acercaban a la isla y se comprometió a retirar las armas
«que ustedes llaman ofensivas». Kennedy quiso aprovechar

CRONOLOGÍA
1945 Fundación de la ONU.
1946 Juicios de Nuremberg.
1947 Plan Marshall.
1948 Bloqueo de Berlín y puente aéreo. La Yugoslavia de Tito se separa del bloque soviético. 1949 Primera
bomba atómica soviética.
1950-1955 Guerra de Corea.
1952 Revolución egipcia.
1953 Muerte de Stalin.
1955 Creación del Pacto de Varsovia.
1956 Crisis de Suez y de Hungría. XX Congreso del PCUS: desestalinización.
1957 La URSS Lanza el primer satélite artificial.
1960 Comienzo de la presidencia de John F. Kennedy.
1962 Crisis de los misiles cubanos.
1963 Asesinato de Kennedy.

Sub – Área: Historia Universal 17 5° Secundaria