Está en la página 1de 2

Los fines educativos como fines en perspectiva: más allá de la racionalidad

instrumental.
Ana Testa
anatesta16@gmail.com

Pertenencia institucional: Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional


de Córdoba - Secretaría de Ciencia y Técnica, Ministerio de Educación de la Nación,
República Argentina.

Palabras clave. Racionalidad, Educación, Pragmatismo, Fines en Perspectiva.


A diferencia de determinadas disciplinas autocontenidas de la filosofía tales como la
Metafísica o la Teoría del Conocimiento, otras, como la filosofía de la educación, ha tenido
como objeto de indagación la educación. Históricamente dicha relación ha sido concebida
como un vínculo natural, en el sentido en que se consideraba que toda filosofía debía ser
educativa y debía contribuir al desarrollo y transformación de maneras de pensar, debía
poner en cuestión aquellos modos de interpretar y comprender que constituían obstáculos
para el desarrollo de una vida buena, la que sólo era posible concretar a través de un
ejercicio minucioso de reflexión. Lo natural del vínculo muchas veces asumió que la
filosofía debía de alguna manera determinar qué es propiamente la educación y señalar al
mismo tiempo las etapas del proceso educativo determinando sus fines. Desde esta
perspectiva, el vínculo adquirió un carácter normativo en donde la filosofía estipulaba
manera externa los fines y valores que debía asumir la empresa educativa. La puesta en
cuestión del carácter fundante de la filosofía frente otras disciplinas y el socavamiento de
la idea de una filosofía primera capaz de estipular fines universales y a priori hicieron que
ese vínculo concebido como natural fuese no solo debilitado sino también en cierto sentido
abandonado, reduciendo la reflexión sobre los fines educativos a una cuestión meramente
instrumental encaminada solo a determinar una racionalidad de medios.
En Democracia y Educación Dewey afirma que "la filosofía puede definirse como
la teoría general de la educación. La filosofía de la educación no es la aplicación externa de
ideas ya hechas a un sistema práctico que tenga un origen y propósito radicalmente
diferente: es solo una formulación explícita de los problemas de formación de hábitos
mentales y morales adecuados a las dificultades de la vida social contemporánea." (1953:
324). Con esta cita Dewey promovía una nueva forma de entender el vínculo entre filosofía
y educación alentado al mismo tiempo la idea que aun cuando la filosofía debía abandonar
su carácter fundante eso no significaba el aislamiento de la relación entre medios y fines.
Para Dewey gran parte de los "dualismos" asumidos como puntos de partida en la reflexión
filosófica y educativa reflejan la existencia de prácticas y hábitos mentales que tienden a
trazar distinciones (artificiales) en la comunidad. La filosofía de la educación debe
capacitarnos para prever dónde surgen y se desarrollan los problemas filosóficos
El objetivo de este trabajo es discutir y repensar esta racionalidad de medios en
educación poniendo de relieve que el abandono de una filosofía fudacionalista, no implica
la reducción de la racionalidad educativa a una racionalidad instrumental sino que es
posible repensar dicha vinculación entendiéndola a la luz de la estrategia pragmantista de
disolución de los dualismos y particularmente del dualismo medio-fines propuesta por
Dewey.