Está en la página 1de 4

 Nadie puede pasar a través de la vida, más de lo que puede

pasar a través de un campo, sin dejar pistas detrás, y esas


pistas a menudo pueden ser útiles para los que vienen detrás
de ti en la búsqueda de su camino.
 La confianza debe ser la base de toda nuestra formación
moral.
 ¡Oh Dios, ayúdame a ganar, pero si en tu sabiduría y voluntad
no está hacerme ganar, entonces, oh Dios, hazme un buen
perdedor!
 Planifica tu trabajo y luego trabaja sobre tu plan.
 Es arriesgado ordenar a un joven a que no haga algo; se abre
de inmediato en él la aventura de hacerlo.
 Un hombre que nunca cometió errores, nunca hizo nada.
 Variadas son las ideas de lo que constituye el “éxito “, por
ejemplo, dinero, posición, poder, logros, honores y similares.
Pero estos no están abiertos a todo hombre, ni traen lo que es
el verdadero éxito, a saber, la felicidad.
 Mira ampliamente, más allá de tu entorno inmediato y
límites, y verás las cosas en su justa proporción. Mira por
encima del nivel de las cosas a tu alrededor y verás un
objetivo superior y las posibilidades de tu trabajo.
 Un scout debe hacer una buena acción por cortesía y buena
voluntad, sin aceptar recompensa.
 La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a
Dios, segundo amar y servir al prójimo.
 Es importante ser bueno, pero más importante es hacer el
bien
 Los hombres jóvenes, por supuesto, no quieren ser guiados
por hombres entrados en edad pero el usa su sentido común
en lugar de libro de instrucciones.
 Un joven lleva a cabo sugerencias provenientes de su corazón,
es cuando entiende su objetivo.
 Los Rovers son una hermandad al aire libre y de servicio. Son
excursionistas del campo y acampadores en el monte,
capaces de ir de un lado a otro, pero igualmente capaces y
listos para prestar servicio al prójimo. Constituyen la rama
mayor del Movimiento Scout, jóvenes de más de diecisiete
años. La hermandad Rover fue organizada en la Gran Bretaña
y sus posesiones de ultramar. Ahora se ha extendido a casi
todos los países del mundo. No es solamente una hermandad,
sino que es una alegre hermandad con su camaradería de
campamento, su uniforme, sus guaridas o lugares de reunión
distribuidos por todo el mundo. Ya que es una hermandad de
caminantes, ustedes pueden como miembros de ella,
extender sus viajes a países extranjeros y ahí establecer
amistad con Rovers de otras nacionalidades. Este aspecto de
nuestro movimiento no es solamente interesante y educativo,
sino que va encaminado a constituir un paso real hacia la
consecución de la futura paz del mundo, a través de la mutua
buena voluntad.
 El hombre no es más que un proyecto y la vida una especie de
barco que cada uno tiene que llevar a buen puerto.
 El escultismo fomenta la solidaridad y el espíritu de equipo,
permitiendo a uno encontrarse con uno mismo.
 Ningún hombre puede ser llamado educado, si no tiene una
buena voluntad, un deseo y una capacidad entrenada para
hacer su parte en el trabajo del mundo.
 No te conformes con el qué, sino que logra saber el porqué y
el cómo.
 La cosa que llama la atención en mirar hacia atrás es la
rapidez con que has llegado y cuan breve es la duración de la
vida en esta tierra. La advertencia que uno podría dar, por lo
tanto, es no desperdiciar el tiempo en cosas que al final no
cuentan; ni, por otra parte, es bueno tomar la vida demasiado
en serio, como algunos parecen hacer. Hacer que la vida sea
feliz mientras se tiene. Ahí es donde es posible el éxito de
cada hombre
 Una sonrisa es la llave secreta que abre muchos corazones.
 El niño y el joven no aprende lo que los mayores dicen, sino lo
que ellos hacen. La felicidad no se consigue sentándose a
esperarla.
 La felicidad no es el mero placer de tener una gran riqueza. Es
el resultado de un trabajo activo en lugar de pasivo.
 Si escuchas y observas con atención, tu estadía va a ganar
mucho más de lo que haría al hablar.
 Una dificultad deja de serlo en cuanto te reís de ella y pones
manos a la obra.
 Mira ampliamente, e incluso cuando piensas que estás
haciéndolo, mira todavía más ampliamente.
 Si no vives para servir, no sirves para vivir.
Ser Scout no es simplemente algo para divertirse y vivir la aventura,
sino que, al igual que los campesinos, exploradores, y los hombres
de la frontera a quienes sigues, están preparándose a sí mismos
para ayudar a su país y estar al servicio de otras personas que
pueden necesitar de ayuda. Eso es para lo que los mejores hombres
están ahí afuera
 Una cosa que a muchos jóvenes no les parece realista en un
primer momento es que el éxito depende de uno mismo y no
en un destino amable, ni del interés de amigos poderosos.
 La felicidad está abierta, ya que, cuando se construye desde
abajo, consiste simplemente en estar contento con lo que se
tiene y hacer todo lo posible para otras personas.
 Aquello que más vale la pena es tratar de poner felicidad en la
vida de los demás.
 La lealtad es un rasgo del carácter de un niño que inspira
esperanza sin límites.
 se necesita un elemento más para completar el éxito, y es la
prestación del servicio a los demás en la comunidad. Sin esto
la mera satisfacción del deseo egoísta no llega a la primera
categoría.
 Los hombres se convierten en caballeros por el contacto con
la naturaleza.
 fracasamos cuando tratamos de cumplir con nuestro deber;
siempre fallamos cuando no hacemos lo posible para
cumplirlo.
 El uniforme hace la hermandad, ya que cuando lo adoptamos
universalmente cubre todas las diferencias de clase y país.

También podría gustarte