Está en la página 1de 17
UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES SOCIEDAD ANÓNIMA CERRADA Integrantes:  Carmen Meri, Arroyo Espinoza  Jhon,
UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES
SOCIEDAD
ANÓNIMA
CERRADA
Integrantes:
 Carmen Meri, Arroyo Espinoza
 Jhon, Meza Caceres
 Luz Meri, Silvera Lizarbe
2018
C O N T A B I L I D A D
Y
F I N A N Z A S
U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

A nuestros padres quienes siempre han sido un buen ejemplo. A nuestros colegas de trabajo por motivarnos, apoyarnos e incitarnos a lograr nuestro desarrollo profesional.

1
1
1

1

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

Contenido

PORTADA

I

DEDICATOTIA

II

INDICE GENERAL

III

LA SOCIEDAD ANONIMA CERRADA (S.A.C.)

3

l. ANTECEDENTES

3

II. DEFINICIÓN

5

III. DENOMINACIÓN

5

IV. CARACTERÍSTICAS

6

1. Carácter cerrado

6

2. Limitación a la transmisibilidad de acciones derecho de adquisición preferente

7

3. Ausencia de directorio

7

4. Representación del socio en la junta general

8

5. Convocatoria a juntas

9

6. Juntas no presenciales

9

7. No tiene acciones inscritas en el Registro Público del Mercado de Valores

10

V. PARTICULARIDADES

10

Capital Social

10

Accionistas

10

VI. ¿CÓMO LA CONSTITUYO?

11

VII. PASOS PARA CONSTITUIRLA

11

PASO 1: RESERVA REGISTRAL DE RAZÓN SOCIAL O DENOMINACIÓN SOCIAL

11

PASO 2: PREPARAR LA MINUTA DE CONSTITUCIÓN

12

PASO 3: PRESENTACIÓN DE DOCUMENTOS A LA NOTARÍA

13

PASO 4: INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO ÚNICO DE CONTRIBUYENTES (RUC)

14

PASO 5: LEGALIZACIÓN DE LIBROS SOCIETARIOS

14

CONCLUSIÓN

15

LINKOGRAFÍA

16

2
2
2

2

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

LA SOCIEDAD ANONIMA CERRADA (S.A.C.)

l. ANTECEDENTES

Con fecha 23 de abril de 1997 se publicó en el diario oficial El Peruano la Exposición de Presentación del Proyecto de la Ley General de Sociedades, realizada por el Dr. Enrique Normand Sparks, presidente de la Comisión Redactora, a la Comisión Revisora del Congreso de la República.

En dicha exposición se indicó que se había comprobado “que había una gran difusión de la sociedad anónima; sin embargo, ciertas investigaciones e indagaciones, sobre todo a nivel de provincias, arrojaron, por ejemplo, en el caso de Arequipa, que actualmente existen once sociedades en comanditas vigentes y 21 sociedades colectivas frente a varios miles de sociedades anónimas y, lo que es más, que desde 1972 a la fecha solo se ha constituido dos sociedades colectivas, y dos sociedades en comanditas, de las cuales una ya dejó de funcionar. Esta realidad determinó que la Comisión tuviera que respetarla y acatarla. No se podía privar al comerciante o al empresario de la posibilidad, sí así lo quería en determinado momento o si las circunstancias así lo reclamaban, de poder acudir a estas otras formas societarias. A su vez tal comprobación brindó también una orientación a la necesidad de poner más énfasis, más cuidado, más detalle en las sociedades anónimas, pero sin eliminar las otras formas societarias. Así se hizo, solo se eliminó la sociedad comercial de responsabilidad limitada, al estimarse que la función que ésta cumple es, desde un punto de vista doctrinario, una sociedad de capitales con fuertes notas personales se podía lograr con la nueva forma que introducía el proyecto que es la sociedad anónima cerrada.

El concepto de sociedad anónima cerrada que contiene el proyecto, recoge las notas más características de la sociedad comercial de responsabilidad limitada. Entre ellas tenemos que contiene limitaciones a la transferencia de las participaciones; una organización administrativa simple en cuanto puede prescindirse del directorio, admite la posibilidad que la sociedad termine con la muerte del socio, aun cuando quepa pacto en contrario; y se ha limitado el número de socios a veinte. Estos elementos hacen de la sociedad anónima cerrada una sociedad pequeña.

Como se puede apreciar, el nacimiento de la sociedad anónima cerrada en nuestra legislación obedece a razones prácticas, funcionales y de adecuación a la realidad empresarial, así como que la sociedad anónima es el tipo societario más difundido en nuestro país. Cabe indicar, incluso, que en el seno de la Comisión se discutió la posibilidad que la sociedad anónima podía ser considerada como el único tipo societario vigente.

3
3
3

3

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

Posteriormente, las instituciones especializadas, empresarios y profesionales del Derecho, no vieron con buenos ojos la eliminación de la sociedad comercial de responsabilidad limitada, pues entre otros argumentos manifestaron que si se había respetado en el Proyecto la existencia de las sociedades de personas, aun cuando su número era escaso, resultaba incongruente no considerar la existencia de la sociedad comercial de responsabilidad limitada y pretender sustituirla por la sociedad anónima cerrada, pues este tipo societario mantenía una presencia en el mercado, con un número elevadísimo en comparación con las sociedades de personas, era internacionalmente conocido y existían razones de orden tributario, en el marco de la inversión extranjera para que el empresario elija este tipo societario. Los diferentes argumentos vertidos a favor de su incorporación al Proyecto Ley General de Sociedades, fueron debidamente atendidos y producto de ello fue que la sociedad comercial de responsabilidad limitada fue considerada en el proyecto publicado en el diario oficial El Peruano el 10 de mayo de 1997 y recogida, posteriormente en la Ley.

De esta manera ambos tipos societarios, la sociedad anónima cerrada y la sociedad comercial de responsabilidad limitada, con características muy similares, pero de origen distinto, se encuentran reguladas en nuestro ordenamiento legal.

Si bien el objetivo de legislar un nueva forma de sociedad anónima y mantener a la sociedad de responsabilidad limitada es satisfacer las necesidades del pequeño o mediano empresario, visto éste, como aquél que desarrolla su actividad en el ámbito familiar y personalmente, no debemos confundir la génesis de la sociedad como persona jurídica con la figura de la empresa individua/ de responsabilidad limitada.

Como expresa el profesor colombiano Iván Jaramillo Tejada “los comerciantes, ante el tráfico mercantil han pretendido limitar su responsabilidad con el fin de reducir ese riesgo, por esto, la tendencia del Derecho comercial se ha orientado hacia una objetividad del principio de responsabilidad, reduciéndolo, en su aplicación, a los bienes individualizados que se afectan para la realización de operaciones empresariales.

El auge de la sociedad de responsabilidad limitada es una respuesta a esa necesidad, pero como no ha alcanzado a resolver todos los problemas de la práctica comercial, los comerciantes buscan una nueva fórmula que le permita dedicar alguna parte de sus bienes al ejercicio del comercio, sin que su responsabilidad comprometa la totalidad de su patrimonio”. La razón de existir de este tipo de persona jurídica es lograr que alguien que actúa individualmente, pueda limitar su responsabilidad en el negocio. No sucede así en el caso de las sociedades, las cuales nacen del esfuerzo conjunto para un objetivo común, de dos o más personas. Sin embargo, no podemos desconocer que existen sociedades que se constituyen con el concurso de un grupo de personas, donde solo una participa en ella realmente y donde los demás, cumplen

4
4
4

4

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

la función de completar el número requerido por la ley. Definitivamente estas son deformaciones que no alteran la naturaleza jurídica de la sociedad.

En adelante nos ocuparemos de la sociedad anónima cerrada y desarrollaremos sus características, cómo funciona el derecho de adquisición preferente, cómo se realiza la transmisión de acciones, cómo se ejerce el derecho de separación y cuándo se puede excluir a un accionista.

II. DEFINICIÓN

Una Sociedad Anónima Cerrada (SAC) es una persona jurídica de derecho privado, de naturaleza comercial o mercantil, cualquiera sea su objeto social. El mínimo es de dos (2) y máximo de veinte (20) accionistas. Es una sociedad de responsabilidad limitada. El patrimonio personal de los socios no está afecto, no tiene acciones inscritas en el Registro Público del Mercado de Valores. No se puede solicitar la inscripción en dicho registro de las acciones de una sociedad anónima cerrada.

La Sociedad Anónima Cerrada es una figura más dinámica y la más recomendable para una empresa familiar, chica o mediana, señaló a PQS Carmen Chasseloup, analista legal de la Sociedad Nacional de Industrias ( SNI).

Junta General de Accionistas: es el órgano supremo de la sociedad, está integrado por el total de socios que conforman la empresa.

Gerente Gral.: es la persona en quién recae la representación legal y de gestión de la sociedad, es quién convoca a la Junta de Accionistas.

Sub-Gerente: reemplaza al gerente en caso de ausencia.

El Directorio: es facultativo (según la LGS).

NOTA:

Se elabora la Minuta con capital social desde S/. 100.00 hasta 200,000.00 (no hay un límite).

En toda Empresa, los esposos no pueden ser socios porque forman parte de una sociedad conyugal (Artículo 315° Código Civil).

El aporte de capital, deberá estar suscrito y pagado. (Art. 52° y 285° dela Ley26887 Ley General de Sociedades).

Capital Social: Los aportes están conformados por bienes no adinerados (muebles, equipos, enseres y maquinarias), bienes dinerados (efectivo) y/o bienes mixtos, que sean susceptibles de ser valorados económicamente y transferidos a la sociedad y que constituyan el patrimonio social de la empresa.

El patrimonio personal de los socios no está incluido (es decir, los socios no responden personalmente por las deudas).

III. DENOMINACIÓN

La denominación debe de incluir la indicación "Sociedad Anónima Cerrada", o las siglas S.A.C.

5
5
5

5

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

REGIMEN La sociedad anónima cerrada se rige por las reglas de la presente Sección y en forma supletoria por las normas de la sociedad anónima, en cuanto le sean aplicables.

IV. CARACTERÍSTICAS

La sociedad anónima cerrada constituye una de las modalidades especiales de la sociedad anónima. Puede nacer como tal teniendo la personería jurídica de sociedad anónima, adaptarse a esta modalidad, mediante la modificación de su Pacto Social y Estatuto, conforme lo establece el artículo 263 de la Ley General de Sociedades. Tratándose de la adaptación a una modalidad, dentro de la misma forma societaria de sociedad anónima, no existe proceso de transformación alguno, pues este ocurre cuando se pretende adoptar otra clase de sociedad o nueva forma societaria, de acuerdo con las disposiciones del artículo 263 de la Ley General de Sociedades.

Las características de esta modalidad de sociedad anónima son las siguientes:

1. Carácter cerrado

Creada por un reducido número de personas -hasta veinte (20) socios-. Naturales o jurídicas, que tienen el ánimo de constituir una sociedad -affectio societatis- y participar en forma activa y directa en la administración, gestión y representación social.

Debe tenerse presente, que “sin embargo, en ciertos casos, como explican Garrigues y Uría, un grupo de inversionistas, si bien escoge por comodidad la forma de sociedad anónima, quiere que los socios conserven una relación personal entre sí, pensada en la amistad, en la competencia técnica, en lazos familiares, en evitar que la competencia pueda sabotear el negocio desde dentro, en la confianza recíproca, etc.

En tal situación la sociedad anónima se constituye también intuitu personae, es decir, teniendo en consideración a las personas. Esto significa que la affectio societatis o intención de las partes de formar una sociedad y trabajar juntos dentro de ella, tiene un elemento personal basado en el conocimiento y la confianza recíprocos”.

Sin duda, el legislador para plasmar esta modalidad societaria en la Ley General de Sociedades, ha tomado en consideración, tanto lo anteriormente expuesto como la situación empresarial de nuestro país, donde un gran porcentaje de las sociedades anónimas son de modesta envergadura, priman las relaciones familiares y de confianza y a través de su propia actividad se puede identificar a los socios.

En consecuencia, pues, esta modalidad de sociedad anónima no se aleja de los elementos propios de las sociedades de personas, no obstante haber optado por la forma de sociedad anónima, para gozar entre otras ventajas de la limitación de la responsabilidad de los socios únicamente al aporte entregado a la sociedad.

6
6
6

6

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

2. Limitación a la transmisibilidad de acciones derecho de adquisición preferente

Opera en el caso que un accionista desee transferir sus acciones a otros accionistas o terceros atendiendo al carácter cerrado, así como a la importancia del elemento persona, la Ley General de Sociedades ha regulado para esta modalidad pues no se ha contemplado en el caso de la sociedad anónima regular el Derecho de Adquisición Preferente, que más adelante analizaremos, como una medida de conservación del carácter intuitu personae que está en el animus societatis. Incluso se ha establecido la posibilidad de que el estatuto contemple un derecho de preferencia a favor de la sociedad. Si bien este derecho se encuentra debidamente contemplado, no es de carácter inflexible, pues la propia norma, el artículo 237 de la Ley General de Sociedades, establece la posibilidad de que el estatuto suprima este derecho. En realidad, la norma pretende otorgar una adecuada protección al socio, pero si éste considera conveniente a sus intereses no hacer uso de este derecho puede dejarlo de lado. Ello, definitivamente contribuye al desarrollo de la sociedad, pues cada sociedad tiene sus propias notas características y muchas veces estas instituciones, en lugar de coadyuvar el desarrollo social, podrían entorpecerlo. Más adelante nos ocuparemos de las implicancias que el ejercicio de este derecho puede generar.

3. Ausencia de directorio

El directorio es un órgano de carácter colegiado que tiene a su cargo la gestión, administración y representación de la sociedad. Está conformado por una pluralidad de miembros, no menor de tres y las decisiones se adoptan por mayoría, no en forma individual. El tratadista Ernesto Eduardo Martorell, señala que “… un sector de la doctrina, también enrollable en la tendencia realista, manifiesta que el Directorio halla su justificación en la propia dinámica y las necesidades impuestas por los negocios, en la medida en que la centralización del poder en un grupo reducido de personas favorece una dirección eficiente…”. La estructura organizativa de la sociedad anónima cerrada es pequeña, dado el número de socios y la finalidad que estos persiguen, obviamente, sin perjuicio de la dimensión de las operaciones o inversiones que pueda manejar. De allí que siguiendo a Martorell podemos inferir que el directorio como tal, debería ser considerado dentro de la estructura organizativa si es que las necesidades sociales, así lo exigen.

Siguiendo la línea, que la sociedad debe ajustar su organización a sus propias necesidades, es que la Ley General de Sociedades ha considerado la posibilidad de incorporar o no al directorio en la estructura de la sociedad anónima cerrada. En este sentido y si el pacto social o estatuto establecen que la sociedad anónima cerrada, funcionará sin directorio, las funciones establecidas en la Ley General de Sociedades para este órgano, serán ejercidas por el gerente general. De allí la necesidad de evaluar la conveniencia o no de la existencia de este órgano, pues la

7
7
7

7

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

centralización de la gestión y representación social solo será eficiente en la medida que se logren los objetivos sociales y que la dimensión de la empresa lo permita.

4. Representación del socio en la junta general

En forma curiosa la Ley General de Sociedades, a diferencia de la regulación sobre representación existente en el mismo cuerpo Legal, ha establecido que solo pueden actuar como representantes del accionista ante la junta de accionistas, otro accionista, su cónyuge o ascendiente o descendiente en primer grado. Asimismo indica que se puede vía estatuto extender la representación a otras personas.

Esta norma, podrá tener sus ventajas, desde el punto de vista del carácter cerrado y privado de esta modalidad de sociedad anónima, en la que se desea que las decisiones de los accionistas sean discutidas entre ellos, en el seno de la sociedad, con participación directa y sin intervención de personas ajenas a su esfera y si no es el caso, que éstos, puedan estar representados por personas de su entorno; pero es posible que en la práctica su aplicación pueda causar más de un inconveniente. Por ejemplo, que pasaría si en una sociedad anónima cerrada existen únicamente dos accionistas, A 1 (55%) Y 81 (45%) que se encuentran en conflicto y la gerencia general ha convocado a junta de accionistas. El accionista 81, por razones particulares se encuentra imposibilitado de asistir a la reunión y el estatuto no ha establecido norma alguna sobre el tema, con lo cual debemos aplicar las disposiciones de la Ley General de Sociedades. Resulta que el accionista A 1 no lo puede representar, porque existe un conflicto entre ellos y por lo tanto el accionista 81 no le solicitaría que actúe como su representante, pues no confía en A 1; la cónyuge de 81, no se encuentra en el país; no posee ascendientes y su descendiente en primer grado tiene dos años de edad. En puridad el accionista no puede hacerse representar en la Junta, porque ninguna de las personas autorizadas por la Ley General de Sociedades, se encuentran en capacidad de hacerlo.

Por lo tanto el accionista 81 podría perjudicarse con las decisiones que se adopten en la junta, por el solo hecho de encontrarse limitado en su derecho de designar a su representante.

En este aspecto el accionista de una sociedad anónima cerrada deberá ser diligente en el momento de establecer las normas del estatuto, a efecto de evaluar los posibles inconvenientes que pueden surgir, si es que opta por la aplicación de la Ley, ya sea porque es consciente de ello y no ve el futuro o porque simplemente, no fue materia de discusión ni preocupación, cuando lo elaboró. De manera previsora y considerando el plazo de duración de la sociedad anónima. Que por lo general, es indeterminado, se recomienda se considere en la norma estatutaria la posibilidad de que otras personas, en forma amplia, puedan actuar como su representante ante la junta general de accionistas, como lo es en el caso de la sociedad anónima regular.

8
8
8

8

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

5. Convocatoria a juntas

Enrique Elías Laroza cuando se refiere a la convocatoria a la junta general, indica que “La necesidad de convocar a la junta general de accionistas deriva de uno de los caracteres esenciales de ese órgano social la junta no es un órgano permanente de la sociedad. Por ello, al no tener un funcionamiento estable, para que pueda reunirse es necesario e indispensable que sea debidamente convocado” “Otro de los factores que determinan la convocatoria es la obligación de dar debido cumplimiento a uno de los derechos fundamentales del accionista, contenido en el inc. 2 del artículo 95 de la Ley:

intervenir y votar en las juntas. Si el mecanismo de la convocatoria no permite la posibilidad de que todos los accionistas, o sus representantes, puedan conocerla, se estaría burlando este derecho”. “… la junta no puede reunirse por decisión espontánea y de nada sirve que se cumpla con el quórum y con las mayorías necesarias para los acuerdos si todos los accionistas no tuvieron oportunidad para concurrir a ella.

En relación con el plazo que se debe considerar para realizar la convocatoria a junta de accionistas, resulta de aplicación el establecido en el artículo 116 de la Ley para la sociedad anónima regular, esto es, no menor de diez días al de la fecha de su celebración para la Junta Obligatoria Anual y las demás juntas previstas en el Estatuto y no menor de tres días para los demás casos, salvo que el Estatuto fije plazos mayores.

La novedad en cuanto a la convocatoria a junta de esta modalidad de sociedad anónima, radica en la forma como se comunica la misma, pues no es necesario efectuar las publicaciones en los diarios, bastará con utilizar un medio que permita obtener constancia de recepción, dirigida al domicilio o dirección designada por el accionista. La Ley General de Sociedades, ha contemplado la posibilidad que la convocatoria pueda realizarse mediante esquelas con cargo de recepción, facsímil, correo electrónico u otro medio. Es importante y beneficioso, incluso desde el punto de vista de costos administrativos, considerar la posibilidad de que el estatuto, establezca el medio más idóneo de comunicación de la convocatoria.

Muchas veces el cumplimiento de los requisitos para la convocatoria, cuando estos son rígidos y con plazos extensos, puede obstruir la marcha de la sociedad, razón por la cual representa una ventaja, la forma como la Ley General de Sociedades ha regulado esta figura.

6. Juntas no presenciales

No es un instituto propio de la sociedad anónima cerrada, pero sin embargo, se adecua de manera eficaz a la estructura organizativa, pues los accionistas pueden adoptar las decisiones que consideren convenientes sin necesidad de reunirse físicamente. Dado el número reducido de accionistas así como las relaciones personales que los une, resulta, por lo general, muy fácil ponerse de acuerdo sin necesidad de cumplir

9
9
9

9

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

con la formalidad de asistir a la Junta. Únicamente la Ley General de Sociedades exige como requisito para las juntas no presenciales, que se determine un medio que pueda garantizar la autenticidad de los acuerdos. Cabe hacer la salvedad que el hecho que el acuerdo sea adoptado en Junta no presencial no elimina la obligación de llevar un libro de juntas donde se puedan plasmar dichos acuerdos, pues ello representa una garantía de su veracidad y existencia.

7. No tiene acciones inscritas en el Registro Público del Mercado de Valores

El artículo 234 de la Ley General de Sociedades señala expresamente que la sociedad anónima cerrada no tiene acciones inscritas en el Registro Público del Mercado de Valores y que no se puede solicitar la inscripción en dicho Registro de las Acciones de esta modalidad de sociedad anónima.

Es evidente que la prohibición se fundamenta en la naturaleza de este tipo de sociedad, donde los socios no pueden ser más de veinte y están sujetos a diversas obligaciones y limitaciones en cuanto a sus derechos de socio, pues la inscripción de esta modalidad de sociedad anónima en el Registro del Mercado de Valores, implicaría, entre otras cosas, abrir el accionariado a terceros y controles de entidades externas, situación que atenta contra la estructura de este tipo de sociedad, máxime si los socios pugnan por darle permanencia a la estructura originaria.

V. PARTICULARIDADES

Por Persona jurídica de derecho privado, de naturaleza mercantil, cualquiera sea su objeto social. Los socios tienen responsabilidad limitada; es decir, que su responsabilidad se encuentra restringida al capital que aportan.

La sociedad anónima cerrada se rige por las normas de la sociedad anónima, en

cuánto le sean aplicables.

Puede adoptar cualquier denominación señalando sociedad anónima cerrada o las

siglas S.A.C.

Cabe resaltar que la sociedad anónima cerrada se rige por las normas de la sociedad

anónima ordinaria.

Capital Social

El capital social está representado por acciones y se integra por aportes de cada uno de los socios, quienes no responden personalmente por las deudas sociales. Se encuentra dividido en participaciones sociales.

Accionistas

El número de socios de la sociedad anónima cerrada no debe ser mayor a 20 accionistas y las acciones no deben estar inscritas en el registro público del mercado de valores.

10
10
10

10

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

Los socios tienen el derecho de adquisición preferente de acciones, salvo que el estatuto establezca lo contrario.

VI. ¿CÓMO LA CONSTITUYO?

Para constituir una sociedad anónima cerrada básicamente se requiere:

1. El nombre de la sociedad. Lo óptimo es hacer una búsqueda previa en registros

públicos, incluyendo una reserva de nombre, para saber que el nombre que haya

elegido no esté tomado por alguien más.

2. Capital social. No hay mínimo y puede ser en efectivo o en bienes. Si es en efectivo

se debe de abrir una cuenta bancaria.

3. Tener mínimo 2 socios y no más de 20 socios. Es la ventaja de esta sociedad dado

que usualmente las sociedades anónimas cerradas se forman con 2 socios.

4. Designar un gerente general y establecer sus facultades.

5. Establecer si va a tener o no directorio.

6. Domicilio y duración. Estas son cosas obvias pero el domicilio basta que se ponga

"ciudad de Lima" por ejemplo y duración que diga "indefinida".

VII. PASOS PARA CONSTITUIRLA

PASO 1: RESERVA REGISTRAL DE RAZÓN SOCIAL O DENOMINACIÓN SOCIAL

(Paso Opcional)

Este procedimiento es opcional, sin embargo, se recomienda realizarlo debido a que

no será posible inscribir una persona jurídica en el registro público si existe

previamente inscrita una con la misma denominación o razón social. Para reservar la

razón o denominación social de la Sociedad se puede proceder vía escrita ante la

Superintendencia Nacional de Registros Públicos (SUNARP), o se puede optar por el

trámite online a través del portal de SUNARP (https://www.sunarp.gob.pe/). El servicio

para realizar el trámite online tiene un costo de S/. 18, que puede ser pagado en línea

si se crea una cuenta en el portal, o en las oficinas de SUNARP.

11
11
11

11

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

A C O N T A B I L I D A D Y L O

Se recomienda que, previamente a la reserva, se busque a través del portal de SUNARP, mediante la opción "Directorio Nacional de Personas Jurídicas", que la denominación o razón que se pretende reservar no está siendo utilizada por otra persona jurídica. Este servicio no tiene costo alguno.

otra persona jurídica. Este servicio no tiene costo alguno. PASO 2: PREPARAR LA MINUTA DE CONSTITUCIÓN

PASO 2: PREPARAR LA MINUTA DE CONSTITUCIÓN

La minuta de constitución es un contrato suscrito por los fundadores de la Sociedad

que debe cumplir con los siguientes requisitos:

1. Identificación de los Socios Fundadores. Al menos deben ser dos

socios, ya sean personas naturales o personas jurídicas.

2. Voluntad de los Socios de constituir una Sociedad.

3. Monto del capital social y su división en acciones.

4. Forma de pago del capital suscrito

En este punto debe aclararse que los aportes que conformarán

el capital social pueden tener dos naturalezas: dinerarios o no

dinerarios. Dependiendo de su naturaleza se deberán presentar

ciertos documentos adicionales ante Registros Públicos para

acreditar su realización y obtener la inscripción de la sociedad.

12
12
12

12

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

5. Cantidad aportada de cada Socio.

6. Nombramiento del gerente general, representantes legales, y directores. En la Sociedad Anónima Cerrada, el directorio es opcional. (Artículo 247 de la Ley General de Sociedades). Debe establecerse expresamente que no tiene directorio.

7. Estatuto de la Sociedad, el cual debe tener el contenido mínimo establecido en el artículo 55 de la Ley General de Sociedades.

PASO 3: PRESENTACIÓN DE DOCUMENTOS A LA NOTARÍA

1. Minuta firmada por los fundadores de la Sociedad y autorizada por un abogado.

2. Identificación de los socios fundadores. Si el socio es una persona jurídica, entonces se requiere la vigencia de poder de la persona que la representó en el acto de constitución.

3. Documento original del título de reserva registral de denominación o razón social (de ser el caso).

4. Cuando los aportes son dinerarios se requiere de un certificado de depósito bancario en una cuenta de sociedad en formación. (No todos los bancos brindan necesariamente esta posibilidad, y los requisitos para abrir la cuenta están sujetos a lo que cada banco determine). Normalmente, se solicita que se presente una copia de la minuta con sello de ingreso a la notaría y una copia de DNI del representante legal de la Sociedad. El trámite lo puede realizar un tercero.

5. Cuando los aportes son no dinerarios se requiere insertar, para muebles, en la Escritura Pública una declaración del gerente general donde afirme haberlos recibido. Tanto para bienes muebles como inmuebles, es necesario que en la Escritura Pública de constitución se indique que son transferidos a la sociedad y la información suficiente que permita individualizarlos. Asimismo, debe acompañarse un informe de valorización suscrito por quien lo efectuó, su nombre, número de DNI y domicilio. Aunque también es válido que los socios declaren cuánto valen los bienes, en vez de hacer una valorización técnica. [Base legal: artículos 35 y 36 del Reglamento de Registro de Sociedades y artículo 27 de la Ley General de Sociedades]

13
13
13

13

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

Seguidamente, la notaría procede a elevar la minuta a escritura pública. Los partes notariales correspondientes (que son copias de la escritura pública autorizados por el notario) son presentado ante SUNARP para su inscripción en el Registro de Personas Jurídicas. SUNARP tiene un plazo de 7 días hábiles para realizar la inscripción.

PASO 4: INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO ÚNICO DE CONTRIBUYENTES (RUC)

El representante legal de la Sociedad debe presentar la siguiente documentación ante la SUNAT para su inscripción en el RUC:

1. Formularios 2119, 2054 y su anexo, debidamente completados.

2. Copia del recibo de luz, agua o teléfono (antigüedad de 2 meses como máximo).

3. Cuando en el recibo mencionado anteriormente figure el nombre de un

tercero,

éste

deberá

prestar

su

autorización

mediante

un

formato

predeterminado

 

por

SUNAT

4. Partida registral original y copia.

5. DNI del representante legal (verificar que contenga la constancia de sufragio de las últimas elecciones).

6. Si el trámite lo realiza un tercero, se necesita una carta poder legalizada. Además, el representante legal debe firmar los formularios autorizando al tercero para presentarlos ante SUNAT.

PASO 5: LEGALIZACIÓN DE LIBROS SOCIETARIOS

Es indispensable que los libros de actas de junta general de accionistas, directorio y matrícula de acciones sean legalizados ante notario. Para ello se necesita presentar los siguientes documentos:

1. Solicitud dirigida a la notaría firmada por el representante legal.

2. Copia del DNI del representante legal.

3. Copia de la ficha RUC de la Sociedad.

4. Copia de la partida registral de la Sociedad.

14
14
14

14

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

CONCLUSIÓN

En la actualidad, cuando se trata de organizar negocios de gran envergadura capitalista, de arremeter contra los más recios problemas de la producción y del comercio en gran escala, se sugiere la sociedad anónima, donde cada socio en principios puede aportar la suma que desee, limitando hasta su cuantía propia la responsabilidad, y de ese modo no poner en riesgo su patrimonio.

Al mismo tiempo dispone de un documento negociable, llamado "acción", que le acredita la calidad de socio y los derechos a ella inherentes; pero lo más importante es que puede transferirse regularmente por el uso de las más sencillas formas mercantiles.

Al invertir sus ahorros en acciones de una sociedad, las personas explotan varios renglones, ya que se tiene invertido el dinero y al mismo tiempo se tienen las posibilidades de obtener una ganancia lícita y ventajosa a la larga.

15
15
15

15

U N I V E R S I D A D P E R U

U N I V E R S I D A D

P E R U A N A

C O N T A B I L I D A D

Y

L O S

A N D E S

F I N A N Z A S

LINKOGRAFÍA

16
16
16

16