Está en la página 1de 11

Como lo menciona la literatura al terminar la segunda guerra

mundial una nueva inquietud o preocupación brotaba del derecho penal, si bien esta rama

con la vida personal y social siempre ha repercutido y siempre repercutirá en todas las

transformaciones y crisis en las ideologías con respecto a su estructuración ya sea publica o

privada. A causa de esto surgen varias escuelas penales de las cuales pretenden readaptarle

a las conquistas y circunstancias del momento. Y la voluntad como el relativismo de ciertos

intelectuales (Jimenez, 2015) es por ende que la renovación del derecho penal es a través de

su evolución con respecto a las escuelas en este caso comenzare esta investigación

detallando según la literatura los principios tan importantes de la defensa social para luego

continuar con su definición como defensa social hasta llegar al punto de mi tema central

titulado “La nueva defensa social” posteriormente se analizara la evolución de la misma y

sus postulados al igual se concluirá con una breve conclusión y sobre todo un análisis desde

el punto criminológico respecto al tema.

Según ha sido magistralmente resumido por Baratta los

principios esenciales de la Defensa Social son:

1. El principio del bien y del mal: el delincuente es disfuncional para la sociedad; la

desviación es el mal y la sociedad establecida el bien.

2. El principio de la culpabilidad: elemento negativo interior del delincuente que se

opone a los valores sociales preexistentes que la ley recoge.

3. El principio de legalidad: el delincuente pertenece a una minoría que se opone a la

ley penal, la cual se supone igual para todos los miembros de la sociedad.
4. El principio de la legitimidad: por cuanto el Estado se supone representando un

consenso colectivo, su acción represiva es legítima.

5. El principio del interés social y del delito natural: la ley penal protege los intereses

fundamentales de la sociedad, es decir, de la mayoría. Sólo algunas figuras

delictivas constituyen delitos artificiales. (Baratta, 1975 )

6. El principio de la verdad procesal: todos los individuos tienen las mismas

posibilidades de defensa e igual consideración procesal y el proceso debe buscar la

verdad y la responsabilidad del individuo.

7. El principio de la finalidad y de la prevención: la pena no es retributiva sino

preventiva en sus fines.

Como puede verse, la Defensa Social cumple así un papel

importante en la racionalización y estabilización del sistema socioeconómico imperante.

El núcleo central de la misma es el concepto de personalidad criminal. Su consecuencia:

las tentativas de resocialización. Su objetivo: ayudar al delincuente para la mejor

defensa de la sociedad. (Jimenez, 2015)

DESARROLLO.

En la literatura se le nombra a la nueva defensa social como

“la nueva ola” del derecho penal. Explicando mas a fondo las causas circunstanciales

conocidas como: El fracaso del derecho penal clásico retribucionista, fracaso real en parte,

pero también anticientíficamente exagerado, o del que se han pretendido deducir

conclusiones equivocas de las cuales se tienen que:

1. El avance de las ciencias Naturales.

2. La crisis penitenciaria.
3. La sospecha de que la pena individual sea tan inútil, funesta, vituperable e injusta

como la pena internacional “la guerra”, “la tendencia política” y científica a

intrínseca las relaciones debidas o mutuas entre los pueblos y ciencias, la paz de

1945 con sus naturales intentos de fundamentar seriamente una coexistencia basada

en la justicia, antídoto de futuros y posibles intentos totalitarios.

Cabe destacar que, según la gramática y los primeros

cofundadores del Centro Internacional de la Defensa social, La pena retribucionista ha

contribuido no a la disminución, sino al aumento de la antisocialidad y criminalidad. De lo

cual el autor Maurach menciona lo siguiente “Es cierto que la criminalidad ha aumentado

en los últimos decenios; pero parece ingenuo y simplista concluir inmediatamente que esto

implica un fracaso del Derecho penal retribucionista” (Maurach, 1960).

Si bien el nacimiento de la primera defensa social en tiempos

de Von Liszt, al confluir en los frutos de las teorías antropológicas “Lombroso”,

sociológicas “Prins y escuelas sociológicas de Francia y socialista inglesa y jurídico penal

dando a si de las primeras tres corrientes mas modernas y que influyen con nuevas

aportaciones con todo eso hacen florecer a una Nueva Defensa Social. Dado que la

criminología y psicología ha analizado y estudiado la subconciencia del delincuente y del

hombre llamado anormal o bien antisocial se ha encontrado en base a eso un fin de interés

por ejemplo la corriente más importante aquí es de la Sociología que su aportación es meter

en las teorías políticas obligaciones positivas de actuar no solo para castigar el crimen

pasado sino también al prevenirlo todo con el fin de corregir al delincuente pero sobre todo

de reintegrarlo a la sociedad; en vez de exiliarlo despiadadamente, en la literatura se

menciona que “también la Dogmática del derecho han iluminado con estrategias se podría
decir horizontes nuevos para el problema de la pena pero sobre todo las medidas de

seguridad con la doble vía ya sea el sistema cumulativo o alternativo, etc.” (Maurach, 1960)

Estas nuevas dimensiones como lo llama la literatura

respecto a este tema detalla que en los fundamentos justifican el titulo que Ancel ha

colocado frente de su libro y de su movimiento llamado así como “La Defense Sociale

Nouvelle” es por ello que las pretensiones defensista aparecen formuladas en varios

autores, congresos y programas mínimos y en mi perspectiva la escuela de Ancel es la más

idónea al hablar sobre la nueva defensa social por ser la mas extendida pero sobre todo la

mas moderna y la más lógicamente estructurada y de la cual agrupa también a los mejores

juristas.

Estructuración.

En 1945 funda el profesor Filippo Gramática “El Centro

Internacional de Estudios de defensa Social” como dependiente del instituto de medicina

legal dirigido por el DR. Macaggi en la Universidad de Génova. Posteriormente poco

después del 1 de enero de 1947, se firma en la misma ciudad el primer programa Mínimo

del Centro, para explicar brevemente sus principios “negación de la pena y responsabilidad

penal entre otros”; objetos de estudio como “colaboración de todas las ciencias”: Filosofía,

psicología, antropología, Sociología etc. Y fines que son los de prevenir y corregir la

antisocialidad y organizar cursos de estudios. Pero a través de varios congresos como por

ejemplo IV congreso que tuvo lugar en Milán del 2 al 16 de abril de 1956 refiere que “ la

sociedad internacional de defensa social es una asociación sin fines lucrativos que propone

estudiar los problemas de la criminalidad en la perspectiva de un sistema de reacción

anticriminal , que teniendo en cuenta los valores del acto antisocial y las posibilidades de

resocialización de su autor pretende simultáneamente defender la sociedad contra los


delincuentes y proteger a los individuos contra el peligro de caer o recaer en la

delincuencia”. (Maurach, 1960) y en base a esto se le da entrada al ya omitido tema de la

nueva defensa social dos años mas tarde se ofrece una definición en su estudio “Vers un

Droit Penal de Defense sociale:

“La nueva Defensa Social quiere abordar el problema de la

criminalidad en una perspectiva social y realista y renunciando de todo apriorismo jurídico

(método empleado sistemáticamente el razonamiento), estima que la sanción del crimen

implica una acción sobre el delincuente; acción de política criminal de prevención y

protección para asegurar la reintegración de ese individuo en la vida social. De estos

principios se deduce la noción de un tratamiento penitenciario. Tal tratamiento no tiene

razón de ser sino es individualizado, es decir, sino se funda sobre los principales rasgos de

comportamiento psicosocial de los delincuentes” (Ancel, 1956). Así, la explicación sobre

las causas de los actos de los delincuentes permite esperar la posibilidad de su reducción

moral y de su resocialización. La doctrina de la Defensa Social entonces postula según la

literatura en este sentido, la toma en consideración de la personalidad del delincuente.

Principios.

Para Marc Ancel el objetivo principal de la Nueva Defensa

Social es el de "proteger a la sociedad contra las empresas criminales", presupuesto que

lleva implícita la idea de considerar a la sociedad como un ente abstracto y ajeno a los

procesos sociales que originan dentro de la misma, las susodichas "empresas criminales".
Esta premisa, por otra parte, predetermina las medidas que se

adoptan para tratar al delincuente. Efectivamente, esta es una teoría seudocaritativa, vestida

de la falsa apariencia de querer ayudar al delincuente, a través (Jimenez, 2015)

la Nueva Defensa Social es, según pareciera deducirse de la

actual experiencia penitenciaria, patrimonio exclusivo de delincuentes de clases bajas. Si el

delincuente es"distinto"debe enseñarse le a parecerse a los demás, o debe modificársele por

cualquier medio para que se les asemeje.

Esto deforma a priori la realidad, porque lo único que en

verdad diferencia a un delincuente de un no-delincuente de idéntica condición

socioeconómica y cultural es el acto realizado, o "paso al acto", que sería lo único que

definiría, en última instancia, la personalidad criminal. En realidad, el acto desviado no es

diferente en sus mecanismos, ni en sus propósitos, en sus objetivos, a cualquier actividad

personalista o adquisitiva de la vida cotidiana. ¡El momento diferencial lo produce la

norma jurídica que separa “lo bueno “de” lo malo’! Si acusamos de falsedad la existencia

de un consenso colectivo originario de las normas penales y señalamos la función esencial

de la normatividad jurídica que sustenta la hegemonía de una clase, según el concepto

engelsiano del Estado, se demuestra que el concepto de "personalidad criminal" es una

creación artificial.

Por otra parte, en la literatura se menciona que la

humanización preconizada por el concepto de resocialización es uno de los principios

básicos de la filosofía positivista y racionalista que caracteriza la sociedad capitalista, pues

desde el positivismo sociológico de Comte se pretende realizar la reforma social a partir de

los buenos sentimientos de los individuos que integran el conjunto social, y garantizar así el
orden y el progreso, manteniendo las estructuras sociales intactas en su esencia y principal

sentido: la división entre las clases sociales que integran dicho conjunto social.

Evidentemente ser desviado o no, ser diferente o no, está condicionado por el poseero no el

instrumento legal, económico y social que asegura la plena participación y realización

dentro de la sociedad. (Jimenez, 2015)

Como también se tiene que la nueva defensa social:

 los planteamientos de la Nueva Defensa Social están cuestionados en su base por la

propia irracionalidad del sistema capitalista donde, ni el tiempo de trabajo, ni el del

ocio, tienen sentido para el trabajador y menos aún para el desempleado que, según

las propias contradicciones sociales, tiende a ser segregado, siendo estigmatizado

como "ocioso" o "vago y maleante", por la misma sociedad que le asesta, como un

golpe, "todo el peso de la ley", bien en forma de medidas preventivas o de sanciones

represivas. (Jimenez, 2015)

 Sostiene que trata de establecer un equilibrio entre el individuo y la sociedad al

crear deberes de la sociedad para con los individuos.

 Reafirma su condición al sostener que "el Estado debe velar por el orden social"

(punto básico del positivismo racionalista del sistema capitalista) y que por lo tanto

tiene el primordial deber de resguardar y mantener el orden establecido todo lo cual

invalida desde el principio los "buenos deseos" de preocupación humanitaria por los

"desviados" y "marginados". (Jimenez, 2015)

CONCLUSIÓN
En conclusión, se tiene que; busca promover una política

criminal que de paso a la prevención individual sobre la prevención colectiva.

Postulados de defensa social:

 La pena no tiene únicamente carácter expiatorio, sino que se interesa en la protección

de la sociedad.

 La pena además de ser ejemplar y retributiva, tiene el propósito de mejoramiento y de

reeducación del delincuente

 La justicia Penal debe tener siempre presente la persona humana, con el fin de que el

tratamiento penal sea humano.

Puntos Principales

1.- no una pena para cada delito, sino una medida para cada persona

2.- derecho del delincuente a ser "socializado"

3.- predominio de la prevención especial

4.- tratamiento desprovisto de sentido represivo

5.- se considera ante todo un movimiento de política criminal.

6.- imposición del derecho penal de autor

7.- sustitución de la pena por un sistema de prevención impuesta de acuerdo a la

personalidad del delincuente

8.- el hecho antisocial considerado como síntoma de peligrosidad social

9.- humanización del Derecho Penal

10.- Bases científicas.

Análisis Crítico Criminológico:


Desde mi perspectiva como estudiante de criminología siento

que no es una escuela sino más bien un movimiento que prácticamente pretendía

revolucionar por completo el derecho pena y por lo menos pensaban renovar el derecho

penal en las formas tan crueles de castigo, como bien se mencionó en el desarrollo esta

escuela era más humanística y básicamente solo se enfocó en el área del delito y ellos

mencionan que este era la personalidad del autor y no como se juzga el ente jurídico.

Rechaza el tipo a priori de la personalidad del delincuente como tal. Dando mi análisis

pienso que la escuela tuvo un único propósito y este fue velar por los derechos de la

sociedad, y en su nueva defensa social tiene como objetivo procurar que no sean

violentados los derechos como las garantías de la sociedad y como el sentenciado. En mi

perspectiva esta “nueva defensa social” o movimiento de la nueva defensa social, busca

mas que nada la prevención ya sea en el sistema penitenciario para que se pueda prevenir

desde la reinserción social y de esta manera se pueda reintegrar al individuo o delincuente a

la sociedad “teniendo una prevención en el área delictiva tratando de que así se proteja

tanto a la sociedad de los delitos y al mismo individuo que se reintegra de que lo vuelva

cometer con el contexto o situación en el cual se desenvuelve o que se generen nuevos

delitos cayendo así en un estado delictivo del delincuente, se enfoca en el delincuente, en la

pena y le da mas peso a la “reinserción como método preventivo de reintegración a la

sociedad y prevención de delitos, en la pena ellos tenían una perspectiva de no imponer la

sanción o castigo desde el método primitivo y que se le sea permitido al delincuente

analizar su contexto decían los fundadores de esta esta cuela que era necesario la

criminología para ser aplicada al derecho penal, buscan que la sociedad comprendiera y las

demás escuelas como al derecho penal no un castigo basado para cumplir la pena como

método punitivo o en su caso para pagar por lo cometido sino como un castigo o una pena
interpuesta al delincuente desde una perspectiva enfocándose al contexto y los por que se

dio dicho acto delictivo en la persona mas bien recalca que el derecho penal debe de tener

en cuenta la parte de la criminodinamia y criminogenesis en el cual se da el delito y desde

esa como en otras perspectivas positivista de la personalidad de carácter metafísico del

delincuente se tienen que tomar en cuenta para poner la pena y que esto le sirva al

delincuente como para la disminución del índice delictivo hacia la sociedad y si mantengo

mi postura que la nueva defensa social tenían en claro su propósito pero desplazar o

revolucionar por completo al derecho penal y dejarlo como una herramienta de la política

criminal seria algo no favorable ya que de cierta manera en cuestión a delitos graves

catalogados en el catálogo de delitos, como por ejemplo el narcotráfico desde esa

perspectiva ya no se puede dar una debida prevención en el sistema penitenciario por que

son delincuentes que no se reintegraran de nuevo a la sociedad y es por ende que no se les

da ningún privilegio como a cualquier individuo que comete delitos menores.


BIBLIOGRAFÍAS.

Alessandro, A. ( 1975 ). "Criminología libérale e ideología della difesa sociale" . Italia: La

Questione Criminale, Bologna.

Ancel, M. (1956). Une Definition de la Defense Sociale? Francia: RSC.

Baratta, A. ( 1975 ). "Criminología libérale e ideología della difesa sociale". Italia: La

Questione Criminale, Bologna.

Jimenez, M. (2015). las dos caras de la defensa social. venezuela : Universidad del Zulia

"Reposario Academico".

Maurach, R. (1960). Estructuracion Ideologica de la Nueva Defensa Social. EHU.