Está en la página 1de 7

TALLER

PARTE I

Realizar el siguiente cuestionario en grupo de 6 personas y sustentarlo en próxima clase.


El trabajo debe ser entregado bien organizado con letra legible y buena ortografía.

1. ¿Qué es y cuál es la función del sistema óseo?


2. Diga las formas de los huesos.
3. ¿Cómo está constituido el hueso largo?
4. Diga cuales son las células que conforman el tejido óseo.
5. ¿Qué es y cuáles son las funciones del tejido muscular?
6. ¿Cuáles son los tipos de tejido muscular?
7. ¿Cuáles son las capas del tejido muscular?
8. Definir musculo agonista
9. Definir musculo antagonista
10. Explique los términos origen e inserción muscular
11. Cuáles son las proteínas contráctiles de la fibra muscular
12. Explique todo el proceso de la contracción muscular
13. ¿Por qué al sistema muscular y óseo también se le conoce como sistema musculo-
esquelético o sistema locomotor?
SOLUCION

1.

El sistema óseo es el conjunto de huesos que conforman el armazón del esqueleto de un animal,
los huesos en el sistema óseo no se tocan, sino que se mantienen unidos gracias a los músculos,
tendones y ligamentos. Los tendones fijan los músculos a los huesos y los ligamentos unen los
huesos a otros huesos.

El sistema óseo cumple con las siguientes funciones:

Estructura. Los huesos del esqueleto le dan al cuerpo humano su forma definida y determinan su
postura. Brindan rigidez y sostén a los tejidos blandos, manteniendo todo en su respectivo lugar.

Protección. Al ser piezas duras y poco flexibles, los huesos sirven como escudo interno, como
protección contra las fuerzas provenientes de afuera del cuerpo, aislando y defendiendo los
órganos vitales.

Movimiento. Junto a la musculatura, los huesos brindan al organismo la posibilidad de movimiento


coordinado voluntario, pudiendo así desplazarse, utilizar herramientas, etc.

Hematopoyesis. En la médula ósea se generan distintos tipos de células sanguíneas, e incluso


sustancias regulatorias.

Almacenamiento. En los huesos se guardan diversos minerales como el calcio y el fósforo, no sólo
para proveerles de dureza, sino para emplearlos luego como insumo en la contracción muscular y
otros procesos orgánicos, siendo así un almacén de recursos de último minuto. Por otro lado, los
huesos permiten el almacenamiento también de ciertos tipos de lípidos, en la médula amarilla de
su interior.

Algunos ejemplos de cómo el sistema óseo protege los órganos del cuerpo son:

Cráneo: placas duras, curvas y cerradas, para evitar golpes en el cerebro.

Mandíbulas: dan apoyo a los dientes.

Costillas y esternón: protegen el corazón y los pulmones.

Espina dorsal: formada de vértebras, protege la médula espinal y sirve de apoyo central para el
cuerpo.

Pies y manos: dan flexibilidad, vigor y movimiento.


2. La forma de los huesos:

Los huesos del esqueleto humano pueden dividirse en varios tipos dependiendo de su forma.

Huesos largos. Predomina la longitud sobre otras


dimensiones como ocurre con los principales huesos de las
extremidades: Fémur, tibia, peroné, húmero, cúbito y
radio.

Huesos cortos. No predomina ninguna de las dimensiones


sobre las restantes, su forma es más o menos cúbica. Por
ejemplo los pequeños huesos que forman el carpo en la
muñeca y el tarso en el tobillo.

Huesos planos. Por ejemplo los huesos que forman la


bóveda del cráneo.

Huesos irregulares. Por ejemplo las vértebras que forman


la columna vertebral.

Huesos sesamoideos. Son pequeños huesos accesorios que se presentan en diversas


localizaciones, generalmente en las proximidades de los tendones, sobre todo en manos y pies.
Reciben su nombre porque la forma puede recordar a la de la semilla del sésamo.

3. Constitución del hueso largo

Los huesos que forma el esqueleto constan de varias


partes:2
Diáfisis. Se llama diáfisis a la porción central o cuerpo de los
huesos largos.3
Epífisis. Se llama epífisis a cada uno de los extremos de los
huesos largos.
Metáfisis. Se llama metáfisis a una zona intermedia de los
huesos largos que está situada entre la zona central
(diáfisis) y los extremos (epífisis).
Cartílago articular. Es una estructura formada por tejido
cartilaginoso que se interpone entre los extremos de dos
huesos adyacentes, permitiendo el deslizamiento de las
superficies en contacto gracias a que presenta un
coeficiente de fricción muy bajo. No tiene vasos sanguíneos y se nutre a través de las moléculas
del líquido sinovial que penetran en su superficie. Está formado por células especializadas
llamadas condrocitos y una matriz extracelular compuesta por fibras de colágeno tipo II.
Periostio. Membrana de tejido conectivo fibrosa y resistente que cubre los huesos por su
superficie externa.
Cavidad medular. Es un espacio sin tejido óseo ubicado en la zona central de la diáfisis de los
huesos largos. La cavidad medular esta rellena por médula ósea amarilla, tejido formado por
células adiposas que almacenan importantes cantidades de triglicéridos que suponen una reserva
energética. No debe confundirse la médula ósea amarilla con la médula ósea roja, también
presente en los huesos, que tiene la función de producir las células sanguíneas.
Endostio. Membrana delgada del tejido conjuntivo que tapiza la superficie interior de la cavidad
medular de los huesos largos.

4. las células que conforma el sistema óseo son:


Células osteoprogenitoras : son células no especializadas derivadas del mesénquima, el tejido del
que derivan todos los tejidos conectivos. Se encuentran células osteoprogenitoras en la capa
interna del periostio, en el endostio y en los canales del hueso que contienen los vasos
sanguíneos. A partir de ellas se general los osteoblastos y los osteocitos
Osteoblastos: son células que forman el tejido óseo pero que han perdido la capacidad de
dividirse por mitosis. Segregan colágeno y otros materiales utilizados para la construcción del
hueso. Se encuentran en las superficies óseas y a medida que segregan los materiales de la matriz
ósea, esta los va envolviendo, convirtiéndolos en osteocitos
Osteocitos: son células óseas maduras derivadas de los osteoblastos que constituyen la mayor
parte del tejido óseo. Al igual que los osteoblastos han perdido la capacidad de dividirse. Los
osteocitos no segregan materiales de la matriz ósea y su función es la mantener las actividades
celulares del tejido óseo como el intercambio de nutrientes y productos de desecho.
Osteoclastos: son células derivadas de monocitos circulantes que se asientan sobre la superficie
del hueso y proceden a la destrucción de la matriz ósea (resorción ósea)
5. el sistema muscular es:
En anatomía humana, el sistema muscular es el conjunto de los más de 650 músculos del cuerpo,
cuya función primordial es generar movimiento, ya sea voluntario o involuntario -músculos
esqueléticos y viscerales, respectivamente. Algunos de los músculos pueden enhebrarse de ambas
formas, por lo que se los suele categorizar como mixtos.
El sistema muscular permite que el esqueleto se mueva, mantenga su estabilidad y la forma del
cuerpo. En los vertebrados se controla a través del sistema nervioso, aunque algunos músculos
(tales como el cardíaco) pueden funcionar en forma autónoma. Aproximadamente el 40% del
cuerpo humano está formado por músculos, vale decir que por cada kg de peso total, 400 g
corresponden a tejido muscular.
El sistema muscular es responsable de:
Locomoción: efectuar el desplazamiento de la sangre y el movimiento de las extremidades.
Actividad motora de los órganos internos: el sistema muscular es el encargado de hacer que
todos nuestros órganos desempeñen sus funciones, ayudando a otros sistemas como por ejemplo
al sistema cardiovascular.
Información del estado fisiológico: por ejemplo, un cólico renal provoca contracciones fuertes del
músculo liso generando un fuerte dolor, signo del propio cólico.
Mímica: el conjunto de las acciones faciales, también conocidas como gestos, que sirven para
expresar lo que sentimos y percibimos.
Estabilidad: los músculos conjuntamente con los huesos permiten al cuerpo mantenerse estable,
mientras permanece en estado de actividad.
Postura: el control de las posiciones que realiza el cuerpo en estado de reposo.
Producción de calor: al producir contracciones musculares se origina energía calórica.
Forma: los músculos y tendones dan el aspecto típico del cuerpo.
Protección: el sistema muscular sirve como protección para el buen funcionamiento del sistema
digestivo como para los órganos vitales.
6. Tipos de musculos
Músculo estriado (esquelético)
El músculo estriado es un tipo de músculo
que tiene como unidad fundamental el
sarcómero, y que presenta, al verlo a través
de un microscopio, estrías que están
formadas por las bandas claras y oscuras
alternadas del sarcómero. Está formado por
fibras musculares en forma de huso, con
extremos muy afinados, y más cortas que las
del músculo liso. Éstas fibras poseen la propiedad de la plasticidad, es decir, cambian su longitud
cuando son estiradas, y son capaces de volver a recuperar la forma original. Para mejorar la
plasticidad de los músculos, sirven los estiramientos. Es el encargado del movimiento de los
esqueletos axial y apendicular y del mantenimiento de la postura o posición corporal. Además, el
músculo esquelético ocular ejecuta los movimientos más precisos de los ojos.
El tejido musculoesquelético está formado por haces de células muy largas (hasta 30 cm),
cilíndricas y plurinucleadas,que contienen abundantes filamentos, las miofibrillas. El diámetro de
las fibras musculares estriadas esqueléticas oscila entre 10 y 100 micrómetros. Estas fibras se
originan en el embrión por la fusión de células alargadas denominadas mioblastos. En las fibras
musculares esqueléticas, los numerosos núcleos se localizan en la periferia, cerca del sarcolema.
Esta localización característica ayuda a diferenciar el músculo esquelético del músculo cardíaco
debido a que ambos muestran estriaciones pero en el músculo cardíaco los núcleos son centrales.
Músculo liso
El músculo liso, también conocido como visceral o involuntario, se compone de células en forma
de huso que poseen un núcleo central que asemeja la forma de la célula que lo contiene, carecen
de estrías transversales aunque muestran ligeramente estrías longitudinales. El estímulo para la
contracción de los músculos lisos está mediado por el sistema nervioso vegetativo autónomo. El
músculo liso se localiza en los aparatos reproductor y excretor, en los vasos sanguíneos, en la piel,
y órganos internos.
Existen músculos lisos unitarios, que se contraen rápidamente (no se desencadena inervación), y
músculos lisos multiunitarios, en los cuales las contracciones dependen de la estimulación
nerviosa. Los músculos lisos unitarios son como los del útero, uréter, aparato gastrointestinal, etc.;
y los músculos lisos multiunitarios son los que se encuentran en el iris, membrana nictitante del
ojo, tráquea, etc.
El músculo liso posee además, al igual que el músculo estriado, las proteínas actina y miosina.

Músculo cardíaco
El músculo cardíaco (miocardio) es un tipo de músculo estriado encontrado en el corazón. Su
función es bombear la sangre a través del sistema circulatorio por contracción. El músculo
cardíaco generalmente funciona involuntaria y rítmicamente, sin tener estimulación nerviosa. Es
un músculo miogénico, es decir autoexcitable. Las fibras estriadas y con ramificaciones del
músculo cardíaco forman una red interconectada en la pared del corazón. El músculo cardíaco se
contrae automáticamente a su propio ritmo, unas 100.000 veces al día. No se puede controlar
conscientemente, sin embargo, su ritmo de contracción está regulado por el sistema nervioso
autónomo dependiendo de que el cuerpo esté activo o en reposo.
7.