Está en la página 1de 5

PROSTITUCIÓN INFANTIL

1. Definición

Por prostitución infantil se entiende el uso de niños en actividades sexuales a


cambio de una remuneración o cualquier otro tipo de retribución como regalos,
comida o vestimenta. Esta actividad se inscribe también bajo el término explotación
sexual.

La prostitución es un mal que aqueja a todos los países. Se estima que hay más de
tres millones de menores que han ingresado en redes de prostitución. Este
fenómeno, va en aumento y cada vez es más difundido.

2. Causas de la prostitución infantil

La principal causa de la prostitución infantil es la pobreza, aunque el algunos países


ricos padecen este problema y en grandes porcentajes.

Otras de las causas es el abandono, los malos tratos físicos y psíquicos, la


desintegración de la familia, la falta de acceso a la educación que lleva a los menores
a caer en manos de organizaciones delictivas.

A veces, los padres sienten la obligación de vender a sus hijos a proxenetas porque
sus bajos ingresos no alcanzan para cubrir las necesidades de su familia.

Estos niños trabajan en las calles o en establecimientos como burdeles, discotecas,


centros de masajes, bares, hoteles o restaurantes.

Se calcula que en todo el mundo más de un millón de niños y niñas se ven obligados
a prostituirse cada año; se les compra y vende con fines sexuales o se les emplea en
la industria de la pornografía infantil.
3. Formas de Explotación Sexual Comercial Infantil

Existen tres formas que han sido definidas por las Naciones Unidas de la siguiente
manera:

a) Prostitución infantil: "La acción de contratar u ofrecer los servicios de un niño


para realizar actos sexuales a cambio de dinero u otra contraprestación con esa
misma persona u otra.

b) La trata y la venta de niños con fines sexuales dentro de un mismo país o entre
países.

c) Pornografía infantil: "la representación visual de un menor de 18 años en un acto


sexual real o simulado, o en la exhibición de los órganos genitales, para el placer
sexual de un usuario".

4. ¿Por qué es más fácil abusar de un niño?

Los explotadores sexuales se aprovechan de la docilidad de los niños, ya que tienen


menor capacidad para defenderse.

5. El crecimiento del mercado del sexo

Durante los últimos cuarenta años, la industria del sexo se ha sistematizado y


difundido por medio de las nuevas formas de comunicación, contribuyendo al
desarrollo de la prostitución y, sobre todo, al aumento y la normalización de la
pornografía.

6. ¿LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN IMPULSAN A LA PROSTITUCIÓN INFANTIL?

El espacio donde crecemos está plagado de anuncios publicitarios, donde muchas


veces incitan a tener relaciones coitales, ya sea con anuncios a doble sentido,
imágenes pornográficas, mujeres semidesnudas, etc.
Los medios de comunicación juegan un papel muy importante en esta sociedad, la
cual muchas veces son los promotores a que exista este mal social, que solo lleva al
retraso y subdesarrollo de un país.

7. ¿QUIENES INTRODUCEN AL MENOR A LA PROSTITUCIÓN?

Según la investigación generalmente son introducidos por otras prostitutas adultas


que se aprovechan de la pobreza en la que viven estos niños y de las privaciones
económicas que padecen. Estas mujeres están encargadas de captar menores. Para
eso, los buscan en las zonas marginales de las grandes ciudades o en el interior de
los países donde la miseria suele ser aún mayor que en las capitales.

Una vez que se ganan la confianza de los chicos, les prometen mejores condiciones
de vida, trabajo y ayuda. Pero en realidad terminan en un establecimiento de la red
donde caen en manos de un proxeneta.

La industria del sexo recluta a niñas cada vez más jóvenes como resultado de la
creencia equivocada de que éstas tienen pocas posibilidades de estar infectadas con
el VIH/SIDA. Estas organizaciones están formadas por intermediarios, traficantes y
clientes, especialmente hombres, que ejercen este cruel comercio, el turismo sexual
y la pornografía de menores.

8. ¿QUE CONSECUENCIAS PROVOCA AL MENOR?

Los niños obligados a prostituirse viven un calvario sin fin. El maltrato y el abuso a
los que son sometidos dejan secuelas de por vida, que van desde la depresión y el
stress hasta intentos de suicidio y desórdenes de personalidad.

También deben enfrentarse con el SIDA, las enfermedades de transmisión sexual y


abortos por embarazos no deseados que ponen en peligro sus vidas.
El abuso al que son sometidos los menores cuando son obligados a prostituirse es
el problema de salud mental más grave y destructivo.

La prostitución infantil debe ser considerada como un acto de violencia, aunque se


produzca de tal modo que no haya agresión física, siempre hay agresión psicológica.

Al introducir a los niños en actividades que no son propias de su edad se interfiere


el desarrollo normal y saludable de su sexualidad.

- Los niños sometidos a explotación sexual no reciben educación. Sus familias los
rechazan y la sociedad los margina, por lo que no gozan de casi ningún tipo de
servicio médico y deben soportar condiciones de higiene absolutamente
deplorables.

-En cuanto al daño físico, los niños pueden tener desgarros vaginales, secuelas
físicas (producto de torturas), dolores, infecciones o embarazos no deseados.

9. TURISMO SEXUAL

El turismo sexual, que involucra a los niños, es la explotación sexual de menores con
fines comerciales, realizada por una o varias personas que viajan hacia otras
provincias, regiones geográficas o países.

Desde hace muchos años, los guías turísticos son los que proporcionan las
direcciones de los lugares donde se pueden obtener los servicios sexuales de
niños. También es posible obtener la información en internet.

En la mayor parte de los casos, los niños prostituidos son controlados por
proxenetas que se quedan con una porción de los ingresos que generan.
Los reclutadores, los transportistas, los dueños de burdeles y los taxistas son
considerados intermediarios. Incluso también los policías, que muy frecuentemente
cierran los ojos ante tal situación.