Está en la página 1de 3

Lista de siglas

APF Administración Pública Federal


CONFIS Consejo Nacional de Política Fiscal
CONPES Consejo Nacional de Política Económica y Social
CORPE Consejo Regional de Planificación
CAD Comité de Ayuda al Desarrollo
DPN Departamento Nacional de Planeación
EPB Comisión de Planificación Económica
LRF Ley de Responsabilidad Fiscal
PIB Producto interno bruto
BID Banco Interamericano de Desarrollo
KDI Instituto Coreano para el Desarrollo
KIPF Instituto Coreano de Finanzas Públicas
ALC América Latina y el Caribe
GpRD Gestión para Resultados en el Desarrollo
MIDEPLAN Ministerio de Planificación y Cooperación
MdEF Ministerio de Estrategia y Finanzas
MPB Ministerio de Planificación y Presupuesto
PDMP Plan de Desarrollo de Mediano Plazo
MGMP Marco de Gasto de Mediano Plazo
OPAN Oficina de Presupuesto de la Asamblea Nacional
PDEN Plan de Desarrollo Económico Nacional
PNGF Plan Nacional de Gestión Fiscal
OCDE Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos
PAC Programa de Aceleración del Crecimiento
PCFV Consejo Presidencial para el Futuro y la Visión
PCNC Consejo Presidencial para la Competitividad Nacional
SEP Sistema de Evaluación del PRODEV
PND Plan Nacional de Desarrollo
POAI Plan Operativo Anual de Inversiones
PPA Plan Plurianual
PRODEV Programa de Ejecución del Pilar Externo del Plan de Acción a Mediano Plazo para la
Efectividad en el Desarrollo
PBR Presupuesto Basado en Resultados
SFP Secretaría de la Función Pública
SHCP Secretaría de Hacienda y Crédito Público

06
Prólogo

El contar con instituciones públicas robustas es un requisito previo para el crecimiento


sostenible. Por su parte, el crecimiento sostenible requiere una alianza estratégica entre
los sectores público y privado, en la cual cada uno de ellos desempeñe una función
específica. No es posible que exista un sector privado competitivo si el sector público no
lo es y para que el sector público sea competitivo es necesario cumplir con dos funciones
clave: planificación y presupuesto.

La planificación es una función estratégica que define los desafíos para las generaciones
venideras e indica cómo enfrentarlos. Un país que carece de un plan estratégico no tiene
una hoja de ruta clara que seguir y no logrará los objetivos de desarrollo que los ciudadanos
esperan. La función del presupuesto es determinar y analizar la forma en que el sector
público gasta y asigna los recursos que el gobierno recibe de las personas naturales y de
las empresas privadas a través del sistema tributario. En otras palabras, la forma en que el
dinero vuelve a las personas con el fin de garantizar una mejor calidad de vida en términos
de salud, educación, pensiones, etc.

Con tal fin, realizamos una comparación de los cuatro países más avanzados de América
Latina y el Caribe (ALC) en función de su capacidad institucional de realizar una gestión
para resultados (Brasil, Chile, Colombia y México) con un país muy avanzado en los temas
de gestión pública: Corea. Esta comparación se centró en los sistemas de planificación y
presupuesto. En términos generales, estos cuatro países son aún democracias jóvenes.
Dicho factor en común también explica el hecho de que sus instituciones sean de reciente
diseño y se encuentren en proceso de consolidación.

En estas páginas se analizan cuatro instrumentos principales: i) Visión de Largo Plazo


(VLP), ii) Plan de Desarrollo de Mediano Plazo (PDMP), iii) Marco de Gasto de Mediano
Plazo (MGMP) y iv) Presupuesto Basado en Resultados (PBR). La VLP y el PDMP son los
componentes principales de la planificación, que definirán la dirección y la armonización
del país para cumplir sus objetivos de desarrollo. Ambas deben representar la voluntad de
la ciudadanía de mejorar su calidad de vida, lo cual implica un proceso participativo. Los
otros dos instrumentos forman parte del presupuesto. En concreto, el MGMP es el puente
que llevará a la aplicación de la VLP y del PDMP en un contexto de estabilidad fiscal y de
solidez macroeconómica.

En este sentido, la Comunidad de Profesionales y Expertos en Latinoamérica y el Caribe


en GpRD (CoPLAC-GpRD) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de
Estrategia y Finanzas de Corea presentan este trabajo, para información de los países, a fin
de poder identificar las debilidades y fortalezas, tanto en los países más avanzados como en
aquellos que se encuentranen una etapa más temprana de los procesos de fortalecimiento
institucional de las estructuras de los sistemas de presupuesto y planificación.

Koo Yun-Cheol
Deputy Director General for Fiscal Management Bureau
Ministerio de Estrategia y Finanzas

07
Introducción

En esta publicación se analizan cuatro instrumentos principales: i) Visión


de Largo Plazo (VLP), ii) Plan de Desarrollo de Mediano Plazo (PDMP),
iii) Marco de Gasto de Mediano Plazo (MGMP) y iv) Presupuesto Basado
en Resultados (PBR). Este último, el PBR, es el mejor instrumento para
asignar recursos en la forma más eficiente posible. El desafío más
importante que se presenta con estos cuatro instrumentos es el de
generar un vínculo entre ellos y articularlos. Compararemos diversas
características de los cuatro instrumentos: marco legal, diseño
institucional y facultades del Congreso versus facultades del Poder
Ejecutivo.

En lo que concierne al marco legal, las constituciones de algunos países


contienen cláusulas específicas relativas a planificación y presupuesto,
mientras que otras carecen de tales disposiciones. Los países que no
se encuentran restringidos por estipulaciones constitucionales gozan
de mayor flexibilidad para aplicar cambios. Un punto de contraste entre
los países analizados es que mientras algunos de ellos presentan una
actitud de apertura frente a las reformas de sus sistemas de planificación
y presupuesto, otros se muestran reticentes.

El diseño institucional se refiere a la organización estructural de un


gobierno para cumplir con las funciones de gestión, en este caso de la
planificación y del presupuesto. En algunos gobiernos la planificación
y el presupuesto se encuentran bajo un techo común (sea este un
ministerio o una secretaría), mientras que en otros corresponden a
organizaciones independientes. Esto depende fundamentalmente del
contexto político del país y suele ser el resultado de orígenes históricos
distintos.

La tercera característica de los cuatro principales instrumentos que se


analizan en estas páginas es la relación que existe entre el Parlamento
y la administración. La función de los parlamentos en el proceso
presupuestario es materia de gran polémica. El debate va y viene,
pasando de preocupaciones relativas a cuánto poder presupuestario
es suficiente y cuánto es demasiado. En esencia, la relativa fortaleza
de los poderes ejecutivos y legislativos varía de manera sustancial de
acuerdo con la forma de gobierno: presidencial o parlamentaria.

Los principales partidos políticos deberían alinearse con la VLP, si


bien individualmente pueden tener distintas metas que se reflejan en
el PDMP. Si el partido oficialista no implementa dicho plan nacional
con ideas prácticas y concretas, y no se ejecuta a través de políticas
sociales y económicas y programas específicos para alcanzar las
metas, el plan no es nada más que un “sueño”.

08

También podría gustarte