Está en la página 1de 4

Sueña con los ojos cerrados xq que las cosas

mas bellas jamas se ven solo se sienten..


ÁPENDICITIS
El término apendicitis indica literalmente inflamación del apéndice. El denominado apéndice
vermiforme es una porción localizada en la parte inicial del colon ascendente, "que cuelga de
este a modo de gusanito" a la altura de la cadera derecha (en lo que anatómicamente se
conoce como fosa iliaca derecha). Realmente la función de esta estructura es desconocida
aunque se sabe que forma parte del aparato digestivo.

DESCRIPCIÓN

La apendicitis es un proceso inflamatorio del apéndice vermiforme. Las causas de su


inflamación son múltiples.

CONSIDERACIONES

Antiguamente se conocia a este proceso como el "cólico del miserere," debido a que
inmediatamente después de que se producía este problema, las personas vecinas al enfermo
comenzaban a cantar el miserere, un cántico que se realizaba cuando las personas estaban a
las puertas de morir. Si la apendicitis se deja evolucionar se puede perforar, generando lo que
se denomina peritonitis. Proceso que es más difícil de tratar y que puede conllevar la muerte.
También es interesante mencionar que es durante las dos primeras décadas de la vida, el
momento en que con mayor frecuencia se produce el proceso apendicular.

CAUSAS

Existen tres causas básicas, es decir más comunes:

 Por infección
 Por inflamación
 Por torsión del apéndice

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Los principales signos y síntomas que se suelen presentar, pueden aparecer de forma aguda
(instantánea) o en forma paulatina:

 Dolor de estómago
 Falta de apetito
 Nauseas y vómitos
 Dolor localizado en fosa iliaca derecha, que aumenta cuando después de apretar esa
zona se suelta bruscamente.

LLAMANDO AL MÉDICO

Siempre que observe dolor en la fosa iliaca derecha o bien una combinación de lo
anteriormente mencionado, consulte inmediatamente al medico.

TRATAMIENTO

El único tratamiento existente en la actualidad es la intervención quirúrgica denominada


apendicectomía El cierre del foco hemorrágico.

Sitios de Interes:

Apendicitis aguda.
¿Qué es la apendicitis? ¿Cómo se manifiesta? ¿Qué síntomas presenta?

La apendicitis aguda consiste en la inflamación del apéndice. Éste es un tubo


parecido a un gusano de unos 0.5 cm de diámetro y una longitud que oscila
entre los 2 y los 15 cm,con un promedio de 9 cm. Está unido por su base al
colon o intestino grueso y presenta una considerable libertad de movimientos
que se ve limitada en parte por la inserción de su base. Las diversas posiciones
del apéndice en los pacientes explican las diferentes localizaciones del dolor
originado cuando esta estructura se inflama.

La apendicitis aguda se presenta más frecuentemente en la segunda y tercera


década de la vida. Puede ocurrir, sin embargo, a cualquier edad y afecta por
igual a los dos sexos. La apendicitis aguda suele ser más grave en los
lactantes y en el anciano. Se puede decir que la apendicitis es la enfermedad
quirúrgica más frecuente en la infancia.

El mecanismo exacto por el cual se produce la apendicitis aguda no es del todo


conocido. En algunos casos se ha demostrado la obstrucción del apéndice,
generalmente provocada por restos de heces o fecalitos Como consecuencia
de esta obstrucción se produciría una invasión por parte de las bacterias y su
consiguiente multiplicación que producirían la lesión en las paredes del
apéndice.

Si la apendicitis no se operara podría desarrollarse la gangrena, la perforación


del apéndice y por último, la peritonitis que es la inflamación de las paredes de
la cavidad abdominal. Estas complicaciones van acompañadas de una mayor
morbilidad y mortalidad.
¿Cómo se manifiesta la apendicitis aguda?

El síntoma inicial de la apendicitis aguda es casi siempre el dolor abdominal;


inicialmente suele localizarse alrededor del ombligo. A medida que la
inflamación aumenta y se extiende, el dolor se localiza más hacia el cuadrante
inferior derecho del abdomen (fosa ilíaca derecha) y a su vez, se vuelve más
intenso y constante.

Este dolor se acompaña de náuseas y vómitos en algunas ocasiones y de


ganas de defecar o de expulsar gases. La falta de apetito también es muy
frecuente en la apendicitis aguda. Otras manifestaciones que pueden aparecer
son: la fiebre moderada, la diarrea y las dificultades o alteraciones en la
micción cuando el apéndice se encuentra cerca de la vejiga y la irrita.

¿Qué es el apéndice?

El apéndice es un órgano hueco pequeño adherido al intestino grueso ubicado en la parte


inferior derecha del abdomen. Igual que las amígdalas (anginas) y las adenoides, contiene una
gran cantidad de glándulas linfáticas. Si el apéndice se inflama (hincha), ocurre una condición
llamada apendicitis y hay que extirpar el órgano. El apéndice no es necesario para la salud y
puede ser extirpado a temprana edad sin efectos adversos.

Primer plano del apéndice, a continuación del


ciego (la porción del colon ubicada en el lado
inferior derecho del abdomen)
Diagrama de los intestinos, incluyendo el
apéndice

¿Cuáles son las señales y los síntomas de una apendicitis?

Las señales y los síntomas más comunes de una apendicitis son dolor abdominal, molestia,
vómito y fiebre. El dolor puede estar alrededor del ombligo pero pronto se desplaza hacia la
porción inferior derecha del abdomen. El área más dolorosa está ubicada a mitad de camino
entre el hueso de la cadera y el ombligo, pero puede variar. El niño puede estar doblado de
dolor y quizás prefiere estar acostado sobre el lado izquierdo con las rodillas pegadas al pecho.
Vómitos y falta de apetito también pueden ser otras señales de la apendicitis. Puede haber
diarrea.

¿Cómo se diagnostica la apendicitis?

Cuando se trae al niño al hospital, el doctor hará un examen físico completo buscando áreas
dolorosas específicas del abdomen. Se extraerá una muestra de sangre para los exámenes de
laboratorio y así detectar señales de inflamación o infección. Si hay apendicitis quizás el
número de glóbulos blancos estén altos en el niño. Su niño no podrá comer o beber durante el
transcurso del diagnóstico. Esto se hace en preparación de una cirugía si llega a ser necesaria.
Quizás se comienza a dar fluidos por medio intravenoso (IV) al niño para asegurar que tenga
suficiente ingreso de fluidos para prevenir una deshidratación. En algunos casos, se pueden
tomar radiografías (rayos-X), incluyendo un examen de ultrasonido y una tomografía
computarizada (CAT scan). Un cirujano pediátrico examinará al niño si el doctor cree que él/ella
tiene una apendicitis.

¿Cómo se trata la apendicitis?

Si el apéndice no se ha abierto, se hará una cirugía para extirpar el apéndice inflamado. La


operación se hace a través de una incisión pequeña en el abdomen inferior o mediante cirugía
laparoscópica. La cirugía laparoscópica implica 3 incisiones pequeñas en el abdomen lo
suficientemente grandes como para insertar un dispositivo similar a un telescopio que halla el
apéndice y lo extirpa. La recuperación de la cirugía es relativamente rápida y el niño a menudo
regresa a casa después de uno o dos días. Al inicio se le dará al niño líquidos claros y se
avanzará hacia una dieta regular a medida que la tolere. Es muy importante que se siente en
una silla y que camine. Al principio esto puede ser difícil. Hay a la disposición medicamento
para el dolor para aliviarlo. Por favor siéntase con plena libertad de hacer cualquier pregunta
que tenga al personal de enfermeras o al equipo de cirugía pediátrica.

Si el apéndice se ha roto, se requiere hacer una incisión abdominal mayor para sacarlo. Puede
suceder una peritonitis (inflamación de la cavidad abdominal causada por la liberación de heces
dentro del abdomen) que será tratada con antibióticos hasta por 10 días después de la cirugía.
El niño puede salir de la cirugía con un tubo nasogástrico (NG) para vaciar el estómago de
ácidos que normalmente son producidos por el cuerpo para digerir los alimentos. El niño podrá
comenzar a tomar líquidos claros y luego progresar hacia una dieta normal después de que la
secreción del tubo NG es bajo, el niño tenga sonidos intestinales (sonidos gorgoteantes que
indican que el sistema digestivo está funcionando) y pase gases o defeca. Es importante
respirar profundamente, sentarse en una silla y caminar lo más posible. Si usted necesita
ayuda, por favor pídasela a su enfermera o a cualquier miembro del equipo de cirugía
pediátrica.

Algunas veces, si el niño ha estado enfermo por varios días, quizás se forme un absceso
dentro del abdomen. Esto se puede drenar mediante una guía radiográfica y se le dará
antibióticos al niño hasta resolver la infección. Este tratamiento es exitoso en la mayoría de los
pacientes y se extirpa el apéndice 6 a 8 semanas después.

El niño puede regresar a la escuela después de varios días de ser dado de alta del hospital,
pero no podrá participar en deportes o educación física por uno a dos meses