Está en la página 1de 4

Exp.

Nº: 3130-2012
Esp. Legal: Chung García, Luís A.
Cuaderno: Principal.
Escrito: Nº 04
Sumilla: Para mejor resolver
saneamiento procesal
(control difuso) y
cumplimos mandato.

SEÑOR JUEZ DEL TRIGESIMO SEGUNDO JUZGADO ESPECIALIZADO DE


TRABAJO CON SUB ESPECIALIDAD PREVISIONAL DE LA CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE LIMA.

BANCO DE LA NACIÓN, representado por su apoderada ALIS MILUZCA


LAGUNA ESPINOZA, identificada con Documento Nacional de Identidad N°
06785321; en los seguidos por doña MARÍA ELENA MORALES VDA. DE
LLONTOP, sobre Acción Contenciosa Administrativa (Pago de la Bonificación
Especial del D.U. N° 037-94) atentamente a usted decimos:

1.- Señor Juez, conforme fluye del expediente administrativo, EL ACTO


ADMINISTRATIVO contenido en la Carta EF/92.2340 N° 1846-2011 de fecha
28.09.11, notificada el 06.10.11, y que la ahora demandante pretende que el A
quo declare nulo, QUEDÓ FIRME por falta de voluntad, descuido o negligencia de
la actora, al haber presentado su recurso impugnatorio extemporáneamente
con fecha 27.01.12 (3 meses y 21 días posteriores al acto administrativo que
impugna), superando largamente el plazo de 15 días establecido por ley; siendo ello
así y conforme a lo expuesto, vuestro Despacho deberá valorar al momento de
sanear el proceso y oportunamente declarar improcedente la demanda incoada de
acuerdo a ley.

2.- Debemos precisar primero que la Ley 29702 invocada por la demandante en su
petitorio, no nos es aplicable por no encontrarnos dentro del ámbito de aplicación
sin perjuicio de considerar que la citada norma es inconstitucional, conforme se
desarrolla y acredita en el punto 3. supra del presente escrito. En ese sentido, a fin
de acreditar que no nos encontramos en el ámbito de aplicación de la ley antes
dicha, es conveniente señalar que la norma acotada dispone el pago dispuesto por
el Decreto de Urgencia 037-94; siendo esto así, nos remitimos e invocamos al literal

1
e) del artículo 7º del mismo D.U. 037-94, donde establece EXPRESAMENTE que:
“No están comprendidos en el presente Decreto de Urgencia: El personal que percibe
escalas remunerativas diferenciadas o emitidas por CONADE o CONAFI”. En
consecuencia, como podrá advertirse, este Decreto de Urgencia EXCLUYE
EXPRESAMENTE de sus alcances al personal que percibe ingresos por escalas
aprobadas por CONADE y CONAFI, como es el caso del Banco de la Nación cuyas
escalas eran aprobadas por el CONADE, en el marco de la Ley Nº 24948 – Ley de la
Actividad Empresarial del Estado, la misma que establece que el CONADE es el
organismo encargado de definir la competitividad y racionalización de las escalas
salariales y de remuneraciones del personal bajo su ámbito (aplicable al Banco de la
Nación), a tenor de lo señalado por su artículo 55º, concordante con el literal “a” de
su artículo 57º.

3.- Que, en razón a que la demandante, en su petitorio invoca lo dispuesto por la


Ley 29702 para avalar su pedido, es necesario efectuar las siguientes precisiones
que su Despacho deberá valorar al momento de sanear el proceso:

Señor Juez, al haberse publicado la Ley 28389 que modifica el artículo 103° y
la Primera Disposición Final y Transitoria de la Constitución Política del Perú, y
la Ley 28449 que establece las nuevas reglas del Régimen Pensionario del
Decreto Ley 20530, queda PROHIBIDO, POR NORMA CON RANGO
CONSTITUCIONAL, LA NIVELACIÓN DE PENSIONES, siendo el caso que el
máximo interprete de la Constitución ha emitido continuos pronunciamientos
relacionados a esta prohibición, como aquel contemplado en la sentencia recaída
sobre el Expediente N° 00411-2011-PC/TC, en cuyos fundamentos 9 y 10
señala:

“9. En la STC 02924-2004-AC/TC, luego de expedida la STC 0050-2004-AI/TC,


0051-2004-AI/TC, 0004-2005-AI/TC, 0007-2005-AI/TC, 0009-2005-AI/TC,
que resolvió la demanda de inconstitucionalidad contra las Leyes 28389 y
28449, este Tribunal Constitucional dejó sentado, al referirse al artículo 3,
numeral 2, de la Ley 28389, de Reforma Constitucional, que modificó la
Primera Disposición Final y Transitoria de la Constitución, que “en la
actualidad, la Constitución expresamente prohíbe la nivelación de la
pensión que viene percibiendo un pensionista del régimen del Decreto
Ley N.° 20530 con la remuneración que percibe un servidor en

2
actividad de igual nivel y categoría, estableciendo, además, que dicha
norma debe ser aplicada de modo inmediato, por lo que declarar
fundada la demanda supondría atentar contra lo expresamente
previsto en la Constitución” (fundamento 1, segundo párrafo).

10. Asimismo en la precitada sentencia se estableció que “conforme a lo


dispuesto por el artículo 103° de la Constitución “la ley, desde su entrada en
vigencia, se aplica a las consecuencias de las relaciones y situaciones
jurídicas existentes y no tiene fuerza ni efectos retroactivos; salvo, en
ambos supuestos, en materia penal cuando favorece al reo”. De esta forma,
la propia Constitución no sólo cierra la posibilidad de nivelar las
pensiones de los jubilados con las de los servidores en actividad a
futuro, sino que además determina que un pedido como el de la
demandante deba ser desestimado en tanto que no resulta posible el
día de hoy disponer el pago de dinero en atención a una supuesta
disparidad pasada” (fundamento 1, tercer párrafo).

En consecuencia, al haber quedado modificada la Constitución Política por las


leyes 28389 y 28449, y conforme al PRINCIPIO DE SUPREMACÍA NORMATIVA
DE LA CONSTITUCIÓN Y JERARQUÍA NORMATIVA, la Ley 29702 invocada
por la demandante, vulnera y desconoce lo dispuesto por nuestra norma
fundamental, máxime si, a lo dispuesto por su artículo 51º, debe prevalecer el
referido mandato constitucional sobre normas legales de inferior jerarquía
normativa.

En ese sentido, conforme al artículo 138° -segundo párrafo- de la Constitución,


y siendo que el CONTROL DIFUSO de la constitucionalidad de las leyes es
competencia de cualquier órgano jurisdiccional, sin importar la especialidad;
mandato constitucional acogido por el Tribunal Constitucional en su sentencia
recaída en el Expediente Nro. 1124-2001-AA/TC, en cuyo fundamento 13 señala
que “(…). El control difuso de la constitucionalidad de las normas
constituye un poder-deber del Juez al que el artículo 138º de la
Constitución habilita en cuanto mecanismo para preservar el principio de
supremacía constitucional y, en general, el principio de jerarquía de las
normas, enunciado en el artículo 51º de nuestra norma fundamental”.
Siendo ello así, vuestro Despacho deberá valorar lo antes expuesto y

3
oportunamente emitir su declaración de INAPLICABILIDAD DE LA LEY 29702
al presente caso litigioso, POR CONTRAVENIR EL ARTÍCULO 103° Y
PRIMERA DISPOSICIÓN FINAL Y TRANSITORIA DE LA CONSTITUCIÓN
POLÍTICA, declarando, además, la improcedencia de la demanda incoada.

POR TANTO:

Pedimos a usted, señor Juez, resolver conforme a lo peticionado darle el


trámite de acuerdo a ley y en su oportunidad.

OTROSÍ DECIMOS: Que, asimismo adjuntamos como anexo al presente


escrito, las copias debidamente fedateadas del Expediente Administrativo, dando así
cumplimiento a lo ordenado por su Despacho mediante Resolución N° 2 del 11 de
junio del 2012, por lo cual solicitamos dé por cumplido el mandato.

San Isidro, 11 de julio de 2012.