Está en la página 1de 16

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL Y DE CAMPO

“OBESIDAD, GRASA VICERAL Y SUS EFECTOS EN LA


SALUD”

PROFESOR: Jose Marcos Cardoso Horcastias

ASPIRANTE: Danna Yenisei Morales Delgado

28-may-19
Contenido
INTRODUCCIÓN............................................................................................................................................. 2
METODOLOGÍA ............................................................................................................................................. 4
RESULTADOS ................................................................................................................................................. 6
Entrevista a médico a cargo de la empresa durante la visita. .................................................................. 6
Encuesta realizada a 10 empleados de la empresa. ................................................................................. 7
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES...................................................................................................... 13
REFERENCIAS Y FUENTES DE CONSULTA .................................................................................................... 13
ANEXOS ....................................................................................................................................................... 15
DEFINICIONES.......................................................................................................................................... 15

1
INTRODUCCIÓN
México tiene una de las mayores prevalencias de obesidad y sobrepeso infantil en el mundo y más de 70%
de sus adultos tiene sobrepeso. En las últimas décadas, se observan avances importantes en el nivel
promedio de salud de la población mexicana, sin embargo, aún se tienen muchas áreas de oportunidad
ya que las enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, enfermedades cardiacas,
cerebrovasculares, cirrosis y cáncer dominan el panorama de la mortalidad, particularmente entre
mayores de 40 años. (WHO, 2018)
A pesar del importante crecimiento de la esperanza de vida al nacimiento por la reducción de la
mortalidad infantil y al control de enfermedades transmisibles, México aún se encuentra entre los últimos
lugares entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en este
indicador. (SSA, 2015).
Acorde a un informe realizado por la Secretaria de Salud SSA en el 2015, el panorama descrito
anteriormente está íntimamente relacionado el estilo de vida y factores a los que se encuentra expuesta
la población en los últimos años, uno de ellos es, la mala alimentación, caracterizada por la ingesta de
azúcares añadidos y grasas saturadas en exceso, así como por el bajo consumo de frutas y verduras, el
excesivo tiempo que se pasa frente a la televisión y computadoras, así como la baja actividad física y al
consumo de tabaco y alcohol, lo que hace más propensas a las personas a padecer sobrepeso y obesidad,
a la vez que los predisponen a sufrir enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes y algunos
tipos de cáncer, entre otras. (SSA, 2015)
La obesidad es el resultado de la combinación de factores genéticos, alimentación inadecuada y falta de
actividad física o sedentarismo. La ingestión de una dieta de alta en carbohidratos es la principal causa de
obesidad visceral, ya que el exceso de energía se almacena en los adipocitos, que aumentan en tamaño y
en número, conduciendo a un proceso inflamatorio, resistencia a la insulina, disfunción endotelial y por
consiguiente manifestando diversas enfermedades, como problemas cardiovasculares derivados de la
disfunción endotelial.
Dentro de los principales indicadores relacionado a la obesidad, que permiten estudiar el estado de salud
de la población mexicana son; consumo de azúcares añadidos; consumo de grasas saturadas, consumo de
frutas y verduras; prevalencia de actividad física y sedentarismo, los cuales se detallan a continuación:

1. Consumo de azúcares añadidos. El exceso de su consumo promueve un balance energético positivo,


es decir, la ingesta de mayor energía que el gasto de la misma, aumentando el riesgo de padecer
obesidad, síndrome metabólico, diabetes, enfermedades cardiovasculares y caries dentales. La
recomendación es que los azúcares añadidos aporten un máximo del 10% de la ingestión diaria de
energía de una persona; por ejemplo, para un adulto que necesite 2,000 kilocalorías al día, la
recomendación equivale a no más de 200 kcal de azúcares libres, es decir, cerca de 50 gramos o 10
cucharaditas rasas de azúcar. Sin embargo, los datos muestran que en 2012 en México todos los
grupos de edad presentaron altas prevalencias de consumo excesivo de azúcares añadidos. Los grupos
con las mayores prevalencias de consumo excesivo son las mujeres y hombres adolescentes (entre 12
y 19 años), que presentan prevalencias de 85% y 71%, respectivamente. Les siguen los adultos, tanto

2
hombres como mujeres con prevalencias de aproximadamente 64%, y las niñas en edad escolar (5 a
11 años), que presentan prevalencias superiores a 60%.

2. Consumo de grasas. Aunque la grasa es una de las principales fuentes de energía de la dieta, el exceso
en el consumo de grasas saturadas trae consigo diversos riesgos para la salud, principalmente aquellos
relacionado con las enfermedades cardiovasculares. La mayoría de las recomendaciones establecen
que el consumo de grasas saturadas no debe superar más del 10% de la ingesta energética diaria; esto
quiere decir que para un adulto que necesita 2,000 kilocalorías al día, la recomendación equivale a no
más de 200 kcal de grasas saturadas, es decir, cerca de 22 gramos o 4.5 cucharadas cafeteras de
mantequilla.

3. Consumo de Frutas y Verduras. El consumo de frutas y verduras es un buen indicador de dieta


saludable y hay evidencia de que un consumo diario suficiente de estos alimentos contribuye a la
prevención de enfermedades crónicas como las cardiopatías, obesidad y diabetes, además de estar
relacionado con menor riesgo de desarrollar diferentes formas de cáncer. Es recomendable que la
población alcance un consumo mínimo de 400 gramos diarios de frutas y verduras al día10, o lo que
es lo mismo, consumir 5 o más porciones de frutas y verduras al día. Sin embargo, el consumo actual
estimado de frutas y verduras es muy variable en todo el mundo, oscilando entre 100 gramos al día
en los países menos desarrollados y aproximadamente 450 gramos al día en Europa Occidental.

4. Actividad Física. La falta de actividad física es un factor de riesgo que se asocia con varios tipos de
cáncer (colon, seno, endometrio, páncreas y pulmón), reduce la expectativa de vida y aumenta la
probabilidad de desarrollar sobrepeso y obesidad. La prevalencia de actividad física se define como el
porcentaje de la población que realiza menos de 150 minutos acumulados de actividad de forma
moderada o vigorosa en el transcurso de la semana. De acuerdo con los datos obtenidos por la
ESANUT, en el ámbito nacional, 16.7% de los hombres y 18.1% de las mujeres de nuestro país no
cumplían con la recomendación internacional de la OMS para actividad física. Tanto en hombres como
en mujeres, el grupo de dad de 60 a 69 años es el que presenta mayor prevalencia de inactividad
física, con 22.9% y 24.1%, respectivamente. En los grupos de edad de 15 a 19 y de 20 a 29 años, las
mujeres presentaron prevalencias de inactividad física significativamente mayores que los hombres
con 21.5% contra 13.5% en el primer grupo y 20.6% contra 12.9% en el segundo grupo etario. Sin
embargo, en los grupos de edad de 30 a 39 y de 40 a 49 años esta relación se invierte. En el grupo de
edad de 50 a 59 años, la prevalencia de inactividad física fue de alrededor de 15% para ambos sexos.
5. Sedentarismo. Existe evidencia convincente de que el sedentarismo causa sobrepeso y obesidad al
promover un balance energético positivo, así mismo, pasar tiempo frente a pantallas es una conducta
sedentaria que además se asocia con aumento de grasa corporal, incremento en el riesgo de diabetes
y enfermedad cardiovascular. De acuerdo con la ENSANUT 2012, 20.1% de la población mexicana de
15 años o más, pasaba 28 horas o más a la semana frente a pantallas. La prevalencia fue mayor entre
los hombres (22.3%) que entre las mujeres (18.1%). El tiempo frente a pantallas aumenta a medida
que la población es más joven. En el grupo de edad de 15 a 19 años, la prevalencia de sedentarismo
es de 29.0% contra 26.4% y 22.8% en los grupos de 20 a 29 años y de 30 a 39 años, respectivamente.
Los grupos de 40 a 49 años y de 50 a 59 años presentan prevalencias de 14.4% y 13.7%,
respectivamente. El grupo de edad con la menor prevalencia de tiempo inadecuado frente a pantallas
es el de 60 a 69 años de edad; solo 9% de esta población reportó pasar más de 28 horas a la semana
frente a pantallas. (SSA, 2015).

3
Todos los indicadores anteriores son factores importantes y están fuertemente relacionados con el
desarrollo de sobrepeso y obesidad, los cuales son factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades
crónicas no transmisibles como la diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipidemias, enfermedades
coronarias, enfermedad vascular cerebral, osteoartritis, cáncer de mama, esófago, colon, endometrio y
riñón. (SSA, 2015). De acuerdo a ESANUT, los temas principales son el sobrepeso, la obesidad y las
enfermedades crónicas como la diabetes.

La presente investigación tiene como objetivo en estudiar la relación que tiene la obesidad y/o grasa
visceral con el desarrollo de diversas enfermedades, así como la influencia que tienen los buenos hábitos
de alimentación y actividad física para contrarrestar enfermedades, el estudio será realizado a
trabajadores promedio.

METODOLOGÍA
La presente investigación contempla el análisis de datos relacionados a malos hábitos de alimentación,
sobrepeso y obesidad que fueron recabados en la empresa “Becton Dickinson” ubicada en Ciudad de
Mexico, Lomas de Chapultepec. Para lograr la recolección de datos en campo, se realizó un programa de
actividades que se detallan en el diagrama de abajo, en el cual se requirió del planteamiento de las
preguntas que se realizarían en las instalaciones de dicha empresa, posteriormente, se realizaron dos
visitas a la empresa; una para solicitar el permiso de investigación y la otra para poder realizar las
entrevistas al personal, a fin de logar el objetivo planteado.

La visita se realizó el 14 de mayo de 2019, con una duración aproximadamente medio día, en la cual se
realizó un recorrido con el personal de recursos humanos, quien posterior a la firma de un Acuerdo de
Confidencialidad, nos ayudó en la resolución de las siguientes preguntas, así como información
relacionada a los empleados:

Los entrevistados fueron:


- Responsable de Recursos Humanos
- Médico a cargo de los empleados de la empresa

También se realizó una encuentra para recabar información acerca de los hábitos de los empleados, así
como para conocer la prevalencia de obesidad y sobrepeso. Es importante mencionar la metodología
empelada para la encuesta, fue de forma cualitativa, ya que no se realizó ningún examen para
determinar datos cuantitativos ni de verificación.

La entrevista realizada a la Medico a Cargo se describe a continuación:

Entrevistador: Danna Morales


Entrevista a: Dra Vivian Díaz.
Función: Médico a cargo de los empleados
Empresa: Becton Dickinson.

4
1. ¿Los empleados tienen acceso a un especialista en Nutrición? Detalle la forma de trabajo
2. ¿La empresa promueve prácticas o actividades para el control de peso y prevención de obesidad?
3. ¿Se lleva un registro de los colaboradores que padecen sobrepeso u obesidad?
4. ¿Los colaboradores presentan algún otro trastorno o enfermedad relacionado al sobrepeso u
obesidad? Indique cuales
5. ¿Como se determina el menú de comida que se les proporcionará a los empleados?
6. ¿Considera que los colaboradores tienen buenos hábitos alimenticios?
7. ¿Opina que existen factores relacionados al trabajo y que puedan potenciar le sobrepeso u obesidad?
Indique cuales.
8. ¿Tiene conocimiento si los colaboradores realizan actividades físicas o ejercicio?
9. ¿Qué mejoraría la situación de los empleados para disminuir problemas de sobrepeso y obesidad?

Adicional con el personal de recursos humanos, se buscó responder a las siguientes preguntas, marcando
con una “x” de acuerdo a los hallazgos observados:

Actividad Si No
1. ¿La empresa cuenta con comedor y elaboran ahí los alimentos? X
2. ¿La comida que se da a los colaboradores es equilibrada? X
3. ¿Los empleados realizan pausas activas durante su horario laboral para X
ejercitarse?
4. ¿Se observa mayor cantidad de personal con sobrepeso? X
5. ¿La empresa cuenta con servicio de nutrición o asesoría en alimentación? X

Posteriormente, de diseño una encuesta empleando la herramienta “Survey Monkey”, de la cual se


presentan a continuación los resultados obtenidos.
Diagrama de Gantt. Metodología y Actividades

5
RESULTADOS

Entrevista a médico a cargo de la empresa durante la visita.

Danna: Buenas tardes Dra. Vivian, muchas gracias por regalarme este espacio para la entrevista.
Doctora Vivian: Danna, es un gusto apoyar en estos temas tan interesantes.

Danna: Daré inicio con las preguntas Dra.


Doctora Vivian: De acuerdo

Danna: ¿Los empleados tienen acceso a un especialista en Nutrición?


Doctora Vivian: Si, cada se semana viene una Nutrióloga quien previamente agendó citas con los
empleados, esto se realiza todos los jueves de cada semana. El trabajador que esté interesado se inscribe
y paga su consulta el día que recibe la atención.

Danna: ¿La empresa promueve prácticas o actividades para el control de peso y prevención de obesidad?
Doctora Vivian: Si, se promueve de diversas formas, por lo que daré algunos ejemplos; como mencionaba
uno de ellos son las consultas de Nutrición semanales a cuenta de cada empleado, otra actividad es que
se programan pláticas acerca de temas que puedan apoyarles en su salud, como es, lectura de etiquetas
para elegir alimentos. También se trata de fomentar las pausas activas durante las jornadas laborales, sim
embargo esa actividad tuvo éxito algunos meses, después se perdió la continuidad.

Danna: ¿Se lleva algún registro de los colaboradores que padecen sobrepeso u obesidad?
Doctora Vívian: Si cuando son empleados se contratan directamente por la empresa y no por un
outsourcing, se registran sus medidas de peso y talla, así como antecedentes y enfermedades de salud,
para saber si ya tienen alguna enfermedad pre-existente.

Danna: ¿Los colaboradores presentan algún otro trastorno o enfermedad relacionado al sobrepeso u
obesidad? Indique cuáles.
Doctora Vivian: Si, aproximadamente el 10% de los empleados padecen sobrepeso, obesidad, u otra
enfermedad como diabetes tipo 2 o resistencia a la insulina.

Danna: ¿Como se determina el menú de comida que se les proporcionará a los empleados?
Doctora Vivian: Se contrata una empresa para que diseñe una propuesta de menú semanal que incluye
los platos fuertes de la semana, arroz, frijoles, barra de verduras como lechuga o pepinos, opciones de
fruta de temporada, tortillas y pan. Así como agua natural y agua de frutas. La empresa diseña menús
equilibrados dando siempre la opción de pechuga o carne asada.

Danna: ¿Considera que los colaboradores tienen buenos hábitos alimenticios?


Doctora Vivian: No, en su mayoría tienen el mal hábito del cigarro, no realizan ejercicio aeróbico o
actividad física con regularidad, y consumen altas cantidades de carbohidratos como pan y refrescos.
Aproximadamente un 50-60% tiene en su mayoría malos hábitos alimenticios.

6
Danna: ¿Opina que existen factores relacionados al trabajo y que puedan potenciar le sobrepeso u
obesidad? Indique cuáles.
Doctora Vivian: Si, el sedentarismo a causa de las largas jornadas de trabajo frente a la computadora, así
como el estrés al que hoy en día nos enfrentamos por atender diferentes aspectos de nuestra rutona;
familia, trabajo horas de transporte, estrés generado, etc.

Danna: ¿Tiene conocimiento si los colaboradores realizan actividades físicas o ejercicio?


Doctora Vivian: Si, aproximadamente una 40% esta inscrito a programas deportivos, algunos corren y
adicional la empresa proporciona clases de zumba, body combat entre otras, que son gratuitas, se
imparten dos veces por semana y tienen duración de 1 hora.

Danna: ¿Qué considera que mejoraría la situación de los empleados para disminuir problemas de
sobrepeso y obesidad?
Doctora Vivian: En mi opinión crear conciencia acerca de estos temas y lo más difícil, es el cambio de
hábitos, tanto alimenticios como en la parte de la actividad física.

Encuesta realizada a 10 empleados de la empresa.

La empresa en investigación nos permitió que 10 de sus empleados respondieran la encuentra diseñada,
obteniendo los siguientes resultados:

7
Grafica 1. Pregunta 1. En el gráfico se observa que el 40% de la población de 10 empleados, está en
edad entre 25 y 34 años de edad, y el 20% corresponde a edades entre 55-64 años.

Gráfica 2. Pregunta 2. Se observa que el 60% de los encuestados corresponde al genero Femenino.

8
Gráfica 3. Pregunta 3. Se observa que el 50% de los encuestados son personas casadas y el 30% son
solteras.

Gráfica 4. Pregunta 4. Se observa que el 70% de los encuetados tiene un grado de estudios máximo de
Licenciatura o Ingeniería.

9
Grafica 5. Pregunta 5. Se observa que el 40% de los encuestados tiene el hábito de hace ejercicio o
deporte sólo 1 vez a la semana, en contraste un 20% realiza actividades 1 a 3 horas a las semana y el
otro 20% no realiza ninguna actividad física a la semana.

Grafica 6. Pregunta 6. Se observa que un 40% de los encuestados come alimentos asadas, y con menor
cantidad calórica, sin embargo, el otro 40% come guisados y comidas regulares (comidas corridas sin
medida de las porción). Solo el 20% come en su mayoría antojitos y comidas fritas.

10
Gráfica 7. Pregunta 7. Se observa que el 60% de los encuestados consume refresco de 1 -2 veces por
semana, y un 10% consume de 2-4 vasos y 4-6 vasos de refresco por semana. Finalmente, el 20%
restante no consume nada de refresco en la semana.

Grafica 8. Pregunta 8. Se observa que el 40% de los encuestados consume alimentos chatarra al menos
2 veces a la semana, un 30% consume 3 veces a la semana y el 30% restante consume sólo 1 vez a la
semana.

11
Gráfica 9. Pregunta 9. Se observa que el 50% de los encuestados desconoce su estado nutricio con
respecto a Sobrepeso, Obesidad, Resistencia a la Insulina, etc. El 30% conocen que tienen sobrepeso, un
10% conocen que tienen Hipertensión, 10% Diabetes, 10% otras enfermedades.

Gráfica 10. Pregunta 10. Se observa que el 70% de los encuestados consideran que sus hábitos
alimenticios son Regulares, un 20% considera que son Buenos y un 10% los considera Malos.

12
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
Se realizó un estudio cualitativo, transversal y experimental el cual no permitió concluir que los hábitos
alimenticios influyen en la salud de individuos segmentados como empleados. La población a la que se
encuestada comparte actividades semejantes durante la jornada laboral diaria en la empresa BD, el 100
% de los encuestados trabajan en promedio 10 horas frente al computadora durante su jornada de
trabajo. Los variables principales que fueron monitoreadas mediante el estudio fueron; sobrepeso,
obesidad, consumo de refresco, consumos de comidas chatarra y actividad física realizada.
Los hallazgos más relevantes, muestran que la mayor parte de trabajadores (40%) desconocen si se
presenta alguna enfermedad, lo cual refleja la falta de difusión de programas de salud, así como la falta
de concientización al personal. Aproximadamente el 30% de los encuestados tienen sobrepeso y el 30%
conoce que tiene una enfermedad; diabetes, hipertensión u otros. También se concluyó que el 70%
considera que sus hábitos alimenticios de forma general son regulares, ya que la empresa se encarga de
realizar campañas de salud. Otro resultado derivado de la encuesta es que un 40% (ver gráfico 5) hace al
menos una actividad física 1 hora a la semana, ya que la empresa se encarga de impartir clases 2 horas a
la semana en el lugar de trabajo. Uno de los datos de mayor relevancia, es que el 60 % de los encuestados
consume refresco, con una frecuencia de 1-2 vasos a la semana, lo cual, sigue siendo un tema de suma
importancia ya que acorde al Instituto de Salud Pública (INSP), México es el primer consumidor de
refrescos en el mundo, adicional el consumo se concentra en población con edad entre 12 y 39 años, lo
cual es muy similar a los datos de edad encontrado en el presente estudio. La INSP indica que de acuerdo
a evidencia científica “las bebidas azucaradas producen daños a la salud independientemente del
aumento de peso”. Los malos hábitos alimenticios sumados a la falta de actividad física conllevan a
alteraciones metabólicas, las cuales constituyen un factor de riesgo para desarrollar enfermedades
crónicas y finalmente tener un mayor riesgo de muerte. A modo de conclusión la población encuetada,
tiene tendencia de hábitos alimenticios regulares, y practican al menos una hora de ejercicio a la semana,
sin embargo, la mayor parte consume refrescos, así mismo ya se identifica un 30% de los encuestados que
ya padecen algún tipo de enfermedad como la diabetes, sobrepeso e hipertensión.

REFERENCIAS Y FUENTES DE CONSULTA

Alfonso Bryce-Moncloa, E. A.-V.-S. (Jun 2017). Obesidad y riesgo de enfermedad cardiovascular.


Cardiovascular risk and obesity, Vol.78.

Ana I. Garcíaa, L. N.-S.-R. (2016). Volumen de Grasa Visceral como indicador de obesidad en Hombres
Adultos. Revista Colombiana de Cardiología 23(4), 313-320.

Aura C. Zea-Robles, H. H.-A.-R. (2014). Factores de riesgo cardiovascular y su relación con la composición
corporal en estudiantes universitarios. Revista de Salud Pública 16 (4), 505-515.

ElSevier. (n.d.). ElSevier. Retrieved from https://www.elsevier.es/es

Hernández Sandoval, G., Rivera Valbuena, J., Serrano Uribe, R., & Villalta. (2017). ADIPOSIDAD VISCERAL,
PATOGENIA Y MEDICIÓN. Revista Venezolana de Endocrinología y Metabolismo, vol. 15, núm. 2,
pp. 70-77.

13
SSA, S. d. (2015). INFORME SOBRE LA SAUD DE LOS MEXICANOS-Diagnostico General Sobre la Salud
Poblacional. Mexico: Subsecretaría de Integración y Desarrollo del Sector Salud.

Transmisibles, O. O. (2016, 12 20). Cifras de Sobrepeso y Obesidad en México-ENSANUT MC 2016.


Retrieved from OMENT: http://oment.uanl.mx/cifras-de-sobrepeso-y-obesidad-en-mexico-
ensanut-mc-2016/

Walter Suárez-Carmona, A. J.-O.-J. (2017). Fisiopatología de la obesidad: Perspectiva actual. Revista


Chilena de Nutrición vol.44 no.3.

WHO, O. M. (2018, Mayo). IRIS - Institutional Repository for Information Sharing. Retrieved from LATEST
- Estrategia de Coooperación - Mexico:
https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/250865/ccsbrief_mex_es.pdf;jsessionid=CED
5E25EE2008879C3F43F8929E57A07?sequence=1

14
ANEXOS

DEFINICIONES

Actividad Física. La actividad física se define como cualquier movimiento corporal producido por los
músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Ello incluye las actividades realizadas al
trabajar, jugar y viajar, las tareas domésticas y las actividades recreativas.

Sedentarismo. Se define como el porcentaje de la población que pasa 28 horas o más a la semana ya sea
viendo televisión, películas, jugando videojuegos o trabajando en la computadora.

Sobrepeso y Obesidad. La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva
de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una forma simple de medir la obesidad es el índice de
masa corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en
metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior
a 25 es considerada con sobrepeso. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas
enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el
cáncer.

Diabetes. La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina
suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes
no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre). Se clasifica en diabetes de tipo 1,
tipo 2 y gestacional.

Hipertensión arterial. La hipertensión arterial es una enfermedad crónica en la que aumenta la presión
con la que el corazón bombea sangre a las arterias, para que circule por todo el cuerpo.

Resistencia a la Insulina. Capacidad decreciente del cuerpo para responder a la insulina que produce y
utilizarla. Como resultado, hay una acumulación excesiva de azúcar (glucosa) en la sangre (hiperglucemia).
La resistencia a la insulina aumenta el riesgo de manifestación de prediabetes y de diabetes del tipo 2. El
uso de ciertos medicamentos antirretrovirales (ARV) puede causar resistencia a la insulina.

15