Está en la página 1de 5

ATMÓSFERAS, UN CONJUNTO DE SENSACIONES.

María Camila Escobar Valencia


Valeria Castro Vargas

Historia IV
Profesor Arq. Andrés Mauricio Alzate
Escuela de Arquitectura y Urbanismo
Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales

_____________________________________________________

INTRODUCCIÓN
El 1 de junio de 2003 el arquitecto suizo Peter Zumthor realizó una
conferencia en el festival de música y literatura de “Wege durch-das Land” de
Oswestfalen-Lipp en Kunstsheune del palacio de Wendlinghausen, conferencia
titulada “Atmosphären”, dicha conferencia se recopiló en un libro
llamado”Atmósferas: Entornos arquitectónicos-las cosas a mi alrededor”, libro del
cual define su posición frente a la arquitectura. A partir de esta pretendemos resaltar
la importancia de su arquitectura como creador de sensaciones , “atmósferas” y
relacionarlas con las descritas en el libro “Opio en las Nubes” por el escritor
colombiano Rafael Chaparro Madiedo, los lugares, espacios y sensaciones serán los
protagonistas.

PALABRAS CLAVES
Atmósferas, espacio, sensaciones, recuerdo, arquitectura.

OBJETIVO GENERAL
Resaltar la relación que hay entre la literatura y la arquitectura, teniendo
como punto de partida la generación de sensaciones en el sujeto y que en este caso la
evidenciamos con la arquitectura del suizo Peter Zumthor y escritor colombiano
Rafael Chaparro Madiedo. Destacando una serie de similitudes a partir de la forma
en la que generan nuevas experiencias o fantasías, teniendo como hilo conductor los
conceptos de espacio, atmósfera, sensación y recuerdo.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
● Definir la idea de espacio desde la rama de la filosofía, basándonos en la
definición dada por Martin Heidegger en su escrito “El Arte y el Espacio”.
● Recoger el concepto de atmósferas en los espacios del arquitecto de Peter
Zumthor, además de otros que complementan su arquitectura, y encontrar el
punto de confluencia de ideas con la literatura tomando como referente a
Rafael Chaparro Madiedo.
● Resaltar la importancia de las sensaciones y de la memoria descritos por el
arquitecto Juhani Pallasmaa en el texto “Los ojos de la piel, la arquitectura y
los sentidos” y en la arquitectura de Peter Zumthor permitiéndonos encontrar
una serie de similitudes que relacionamos con la literatura del colombiano
Rafael Chaparro Madiedo.

MARCO TEÓRICO
Peter Zumthor nació el 26 de abril de 1943 en Basilea ciudad ubicada en el sur
de Suiza. Debido a su padre se formó como ebanista para más tarde pasar por la
arquitectura. Ganó el premio Pritzker en 2009 gracias a su arquitectura enfocada en
las atmósferas, el lugar y los detalles de los materiales, caracterizado por tomarse el
tiempo necesario en cada una de sus obras.
En el año de 2003 el realizó una conferencia en el festival de música y literatura de
“Wege durch-das Land” de Oswestfalen-Lipp en Kunstsheune del palacio de
Wendlinghausen, conferencia titulada “Atmosphären”, en la cual sintetizó los
componentes que hacen de su arquitectura lo que es y la divide por componentes que
comprendidos de manera profunda logran generar atmósferas y sensaciones en el
usuario. Los componentes los define la atmósfera que lo desarrollaremos más
adelante y otros como el cuerpo de la arquitectura, la consonancia de materiales, el
sonido del espacio, la temperatura, las cosas alrededor, entre el sosiego y la
seducción, tensión del interior y exterior, los grados de intimidad, la luz sobre las
cosas, la coherencia y la forma bella que como dice Zumthor es el objetivo último y
que es aquella que surge de todos los componentes trabajando en simultáneo, años
de trabajo y cambios constantes teniendo en cuenta el lugar.
Un espacio se genera en sí cuando un cuerpo lo habita, transforma y confluye
con él, ya que este no se encuentra sujeto a límites por lo que no se encuentra un
predecesor ni un antecesor que nos conlleve a otra cosa, siendo así algo que debe
manifestar a partir de él, (1) “el espacio dentro del cual la figura plástica se
puede encontrar de antemano como un objeto plástico”, (2) “el espacio
que encierran los volúmenes de la figura” y (3) “el espacio que subsiste
como vacío entre los volúmenes” (Arte y vacío: espacio y lugar en Heidegger y
Chillida).
En el texto “Los Ojos de la Piel, la arquitectura y los sentidos”, nos
hablan de espacios de memoria e imaginación, haciendo una contraposición entre las
ciudades remotas y las ciudades que son invocadas por las novelas a través de sus
escritos, “la memoria nos devuelve a ciudades remotas y las novelas nos
transportan a través de ciudades invocadas por la magia de la palabra
del escritor” (Los ojos de la piel, la arquitectura y los sentidos Juhani Pallasmaa)
, así entonces se puede ubicar la memoria como uno de los conceptos
fundamentales para hacer de la arquitectura una expresión artística generadora de
sensaciones en sus usuarios, haciendo un énfasis en la vivencia de cada uno de los
lugares que se desarrollan actividades cotidianas de una persona y buscando
bienestar y confort continuo para con estas.
Las sensaciones por otro lado enfatizan la forma de la vivencia de los espacios
según una modalidad sensorial con la que se ocupan los espacios en la arquitectura.
“Las arquitecturas de Le Corbusier y Richard Meier, por ejemplo,
favorecen claramente la vista, ya sea como un encuentro frontal o como
el ojo cinético… En la arquitectura actual, destaca la multitud de
experiencias sensoriales en la obra de, por ejemplo, Glenn Murcutt,
Steven Holl y Peter Zumthor” (Los ojos de la piel, la arquitectura y los
sentidos Juhani Pallasmaa), siendo esta una habilidad totalmente ajena del usuario
y propia del arquitecto, teniendo como finalidad el interés reflejado en el encuentro
del objeto con el usuario. Así que la arquitectura no solo es creada para el disfrute
visual sino para el placer de todos los sentidos.
Rafael Chaparro Madiedo nació en Bogotá el 23 de diciembre de 1963, fue un
escritor colombiano ganador del Premio Nacional de Literatura por su exitosa novela
Opio en las Nubes. Estudió filosofía y letras en La Universidad de los andes y además
de ser reconocido por su literatura, también fue partícipe de la sátira política
Zoociedad, Quack y La Brújula Mágica. Se vio influenciado por autores como
Truman Capote, André Breton y filósofos como Martin Heidegger, del cual realizó su
tesis de grado en 1987 titulada “Interpretaciones de los estado de ánimo como
experiencias ontológicas del ser” con base en “El Ser y El Tiempo”. Con tan solo 31
años Chaparro murió en la madrugada del 18 de abril de 1995 debido al lupus.
El colombiano con su particular forma de escribir llena de comas, puntos,
aforismos, referencias musicales, entre otros, logra crear entornos, lugares con
carácter. En su obra “Opio en las nubes” Chaparro recrea lugares de la realidad
con pinceladas ficticias, pero que finalmente eran sitios que el mismo concurría, una
Bogotá trajinadamente imaginaria.
...En el fondo del recinto, en el fondo de las luces, en la lluvia, un
letrero en el espejo que decía “entonces le diré que nunca más me
pondré esta ropa”, un teléfono, una ambulancia, una puerta blanca y de
nuevo alguien que decía oye tranquilo yo puedo vivir sin ti, tranquilo
with or without you, dice de la noche mierda, se nos muere, mucha
heroína, mucho alcohol, mierda, quédese tranquilo, relájese…
(Opio en las Nubes, Una Ambulancia Con Whisky, pág. 12)
Para Chaparro describir aquellos momentos desesperados, desdichados y
desgraciados es resaltar el lado más mundano del hombre en la ciudad, tomando
cada uno de los sentidos para así manifestar los entornos en los cuales sus personajes
se desenvuelven. Por medio de la palabra escrita relata el lugar, la situación, los
sonidos, los olores, sensaciones y demás para transmitir al lector aquello que vive el
personaje. El colombiano evidencia aquello que la arquitectura brinda a la
experiencia, una atmósfera, es decir, la sumatoria de sensaciones. y el recuerdo, el
recuerdo en determinado lugar, condiciones específicas y carácter único.
“entró a un edificio veo un espacio y percibo una atmósfera, y en
décimas de segundo tengo una sensación de lo que es”
(Atmósferas: Las cosas a mi alrededor, pag )
La relación entre la arquitectura y la literatura es decir Zumthor y Chaparro
yace en la cualidad más terrenal del hombre, sentir. Generar sensaciones,
sentimientos y recuerdos en este. Y la arquitectura es nada más y nada menos que el
mayor aliado de la literatura, siendo esta fuente de inspiración, recreación y
regeneración de espacios, que ya sean reales o imaginarios se apoyan en un contexto
arquitectónico, una calle, villa, casa, o en este caso la playa, el bar Capitan Nirvana, la
avenida Blanchot, las atmósferas.

“Quizá 25 años más tarde, se acuerden inconscientemente de


algún edificio en particular, de un rincón, de una calle de la plaza sin
saber quienes son sus arquitectos, algo que tampoco es importante.
Pero si la imagen de las cosas que están ahí… de las que uno no es
responsable, pero que te han conmovido y en cierto sentido, te han
aliviado o ayudado. Para mi hay algo mucho más hermoso:
imaginarme cómo un edificio mío será recordado por alguien al cabo de
25 o 30 años. Quizás porque allí besó a su primer amor”

BIBLIOGRAFÍA
● Los Ojos de la Piel, la arquitectura y los sentidos, Juhani Pallasmaa.
Editorial Gustavo Gili, SL.
● El arte y el espacio, Martin Heidegger. Revista Eco Bogotá, Colombia Tomo
122, Junio 1970. pp. 113-120. Traducción de Tulia de Dross.
● Arte y Espacio: Espacio y Lugar en Heidegger y Chillida, Miles Groth
Wagner College, Staten Island, New York
● Atmósferas, las cosas a mi alrededor, Peter Zumthor.
● Opio en las Nubes, Rafael Chaparro Madiedo.