Está en la página 1de 24

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL Y DE

CAMPO

INFORME FINAL

Impacto de las diferencias de género en el desempeño académico


en matemáticas en las y los estudiantes de tercer grado de la
Secundaría Popular, Morelia, Michoacán.

Berenice Agabo Díaz

29 de mayo de 2019

P á g i n a 1 | 24
Contenido
Introducción 3
Objetivo general 4

Objetivos específicos 4

Metodología 4
Plan de trabajo 6

Marco teórico 6

Resultados 8
Conclusiones y recomendaciones 22

Bibliografía 23
Anexos 24
Bitácora de investigación 24

Entrevista 24

Encuesta aplicada 24

P á g i n a 2 | 24
Introducción
Cada vez más la sociedad actual reconoce que el patriarcado, entendido como un
sistema que otorga privilegio a los hombres por el simple hecho de serlo, ha
generado condiciones de desigualdad para la mitad de la población, las mujeres.

Las áreas del conocimiento, en diferentes noveles y con diferentes alcances se han
visto permeadas por este sesgo tendiente a invisibilizas o limitar la participación
femenina, y las matemáticas no son la excepción. Un ejemplo de lo anterior es que
en esta área del conocimiento la presencia de mujeres es menor a la de los hombres.

De acuerdo con una publicación de la ANUIES, escrita Patricia Saavedra Barrera


(2012) si bien el número de mujeres que llegan a cursar una licenciatura en
matemáticas se ha incrementado en México, a medida que se aumenta el grado de
estudios o se analizan las mujeres que llegan a ocupar un puesto como
investigadoras en el área de matemáticas en el Sistema Nacional de Investigadores,
se ve una clara caída en la presencia femenina.

Esto ha generado la interrogante en la academia sobre cuál es la razón, si existe,


de esta tendencia descrita, la cual se observa de forma diversa en todo el mundo.
Para obtener una respuesta, es necesario echar mano tanto del análisis de la
realidad, como de las herramientas que las teóricas feministas nos han heredado,
como es la perspectiva de género, la cual nos permite observar las desigualdades
generadas por el sistema patriarcal.

Hombres y mujeres aprendemos a comportarnos, a sentir y pensar de


manera diferenciada de acuerdo a los patrones que dominan en el entorno
social, cultural y económico en el que vivimos. Ser hombre o ser mujer en
cierta sociedad y en un determinado momento histórico se aprende y
aprehende al aceptar ejercer ciertos roles, diferenciados por sexo, que se
valoran en consonancia con la economía y las decisiones políticas que
predominan en una sociedad determinada (Ursini & Ramírez-Mercado, 2017).

P á g i n a 3 | 24
Siguiendo esta inquietud, este trabajo buscará indagar si existen elementos
relacionados con los estereotipo y roles de género que influyan de forma diferencia
sobre el interés que niñas y niños en la materia de matemáticas.

Objetivo general

Identificar si existe algún impacto relacionado con la educación diferenciada,


basada en los estereotipos de género, en el desempeño académico en la materia
de matemáticas de los estudiantes de tercer grado de la Secundaria Popular.

Objetivos específicos

1. Indagar si existe un elemento de género en el interés que muestran las y los


estudiantes en la materia de matemáticas.
2. Aportar una primera aproximación a un fenómeno que podría incidir en el interés
que muestran las y los estudiantes en la materia de matemáticas
3. Exponer un breve marco teórico, sobre lo que se ha escrito académicamente
sobre el tema.
4. Mostrar un panorama general sobre la relevancia y visibilidad que tienen las
mujeres en la ciencia de las matemáticas, actualmente en México.

Metodología
La metodología utilizada para el desarrollo de este trabajo consistió, en un primer
momento en realizar una investigación documental en sitios académicos en internet
como Scielo, Redalyc, Google Académico y Dialnet.

De la anterior obtuvimos un marco teórico que nos sirvió de base para interpretar la
información obtenida en el trabajo de campo.

Como parte de las actividades acudimos a la Secundaria Popular ubicada en el


centro de la ciudad de Morelia, Michoacán, para observar cómo se impartía una
clase de matemáticas y obtener una primera impresión sobre el interés y las
dificultades que se presentan en la misma.
P á g i n a 4 | 24
La observación, que se desarrolló a las 10:50 de la mañana del viernes 17 de mayo
del presente año, fue registrada en un diario de campo. De entrada, de las
observaciones realizadas destaca que la escuela surge en el movimiento popular,
hace 42 años. El objetivo de la institución es impulsar un programa educativo
alternativo basado en la pedagogía de Freire y de la escuela soviética, en donde el
desarrollo del pensamiento crítico y de la conciencia de clase son elementos
importantes en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Sobre el perfil de las y los estudiantes es de señalar que estos van de los 13 a los
14 años, vale destacar que estos son especialmente de estratos populares,
principalmente de la periferia de Morelia, los cuales encuentran en la Popular un
espacio para cursar sus estudios de secundaria de forma totalmente gratuita.

Posteriormente se acordó una entrevista con el profesor de matemáticas de este


grupo, Pedro González, quien lleva 10 años impartiendo la materia, quien señaló
que no existe nada en s experiencia que le indique que existe una mayor o menor
capacidad en niños y niñas, sin embargo, señala que si existen elementos de género
y clase que influyen en el proceso de aprendizaje de la materia.

Algunos ejemplos de lo anterior, es que mientras los niños salen de la escuela para
trabajar, han tenido casos en que las niñas dejan sus estudios para casarse y
cumplir con un rol asignado socialmente, que el de hacerse cargo de las tareas
domésticas.

Ligado a lo anterior, señala que han tenido algunos de adolescentes que dejan los
estudios debido a embarazos a temprana edad. Así mismo, señala que los
problemas de inseguridad generados por los estereotipos de bella impuestos a las
mujeres han influido en el aprovechamiento en la materia en algunas estudiantes.

Con los datos otorgados por el docente, acudimos con 10 estudiantes, cinco
hombres y cinco mujeres, para aplicar una encuesta enfocada en observar si existen
P á g i n a 5 | 24
diferencias entre ambos sexos en el interés que presentan en la materia, dando
como resultado que efectivamente existen tendencias observables en la muestra de
diferencias según el sexo.

Plan de trabajo
En el cronograma de trabajo se observa un leve retraso debido principalmente a
que se requirió de más tiempo del planeado para llevar a cabo la entrevista y las
encuestas a las y los estudiantes.

Marco teórico
Cuando se realizan estudios e investigaciones donde se utiliza la categoría de
género, se parte por ese reconocimiento de la existencia de estructuras que marcan
nuestro ser hombre y ser mujer.

Hablar de género es hablar de una construcción cultural que establece


diferencias en las representaciones y conductas de mujeres y hombres,
siendo éstas consideradas apropiadas y validadas por la sociedad, como lo
P á g i n a 6 | 24
enuncia la Organización Mundial de la Salud OMS (OMS, 2011 citado por
Rojas Betancur & Correa Álvares, 2014).

Siguiendo a los mismos autores se pude observar que “la esfera de competencias
en el saber matemático no escapa a dilucidar estas manifestaciones y querer
analizar los resultados desde el enfoque comparativo de género” (Rojas Betancur &
Correa Álvares, 2014).

Históricamente, las distintas sociedades han perpetuado estereotipos, basados en


roles de género que ocasionan discriminación. “Es importante considerar que la
discriminación hacia la mujer ha llevado a considerarla con menor capacidad
intelectual” (Beauvoir, 1998 citado por Rojas et al 2014), “pensamiento que ha
reinado durante toda la historia de la humanidad, argumentada desde Aristóteles a
partir de supuestos biologistas” (Perdomo, 2009 citado por Rojas et al 2014).

Mas recientemente “estudios realizados en Estados Unidos por la OCDE


(Organización para la cooperación y el desarrollo económico) y la implementación
del programa PISA 2003 (programa para la evaluación internacional de los alumnos),
se indica que la ventaja significativa de los varones en muchos países en al menos
una de las áreas con contenidos matemáticos también puede ser el resultado del
contexto social y cultural en sentido amplio o de las políticas y prácticas educativas”.
(Consorcio PISA, 2004, pág. 46 citado por Rojas et al 2014).

Por su parte, Jeanette Pérez -Jiménez (2016), apunta que en un análisis crítico de
las prácticas y discursos educativos de la educación matemática, es necesario el
reconocer que esta es una de las asignaturas en donde más destacan los
resultados diferentes entre los géneros.

El sentido común, en nuestra cultura occidental greco-romana, asigna


mayores capacidades a los hombres debido a su racionalidad y a las praxis
sociales que contribuyen a aumentar sus destrezas transformando esta
afirmación en un hecho de la causa, de carácter neutro y sólo definido por la
genética de la mitad de la humanidad. Por lo cual, no es necesario seguir una
corriente feminista para comprender que las diferencias en las identidades

P á g i n a 7 | 24
de género son una construcción social y que, por tanto, pueden ser puestas
en tensión y transformadas, más aún, si nos posicionamos en un escenario
posmoderno (Pérez-Jiménez, 2016).

La educación diferenciada que recibimos de acorde al sexo con el que nacemos,


está presente desde la más temprana edad, como lo de mostro Simone de Beauvoir,
es su libro el Segundo Sexo (9na ed. Español, 2018).

Sin embargo, para el desarrollo del presente texto, nos centraremos en indagar que
estereotipos, basados en las diferencias de género podrían estar influyendo de
alguna en el desempeño de las y los estudiantes de matemáticas en el grado de
secundaria, considerando el caso de un grupo.

Para esto, retomaremos el trabajo de Rosa María Gonzales Jiménez,


particularmente su artículo Diferencias de género en el desempeño matemático de
estudiantes de secundaria (2002). El cual parte de recono,cer sigiendo a Sells
(1973) que se identifican a las matemáticas como el “filtro crítico” que condiciona a
muchas mujeres el acceso a carreras relacionadas con esta materia (Ingeniería,
Finanzas, Física, etc.) y que, a la postre, se traduce en menor acceso a salarios
elevados y ocupaciones prestigiosas.

Resultados
En un primer acercamiento a la temática, pudimos observar, primero en la visita a
la Secundaria Popular, que las y los estudiantes, en general, ven lo que se enseña
en la materia de matemáticas como algo alejado de su cotidianidad.

En un segundo momento, platicando su profesor Pedro González, quien lleva 10


años impartiendo la materia, pudimos entender que la problemática para acercar a
los y las jóvenes a las matemáticas es múltiple y compleja, por lo que no es posible
considerar solo un factor. Otros elementos como la clase social, el entorno familiar,
así como los problemas que ocasiona la falta de consideración del contexto para la
creación e integración de los planes y programas de estudios influyen en el interés
del estudiantado en la materia, de acuerdo a lo señalado por el docente.

P á g i n a 8 | 24
Sin embargo, a partir de la literatura revisada, la entrevista y las encuestas podemos
observar que las diferencias generadas a partir de los estereotipos de género
podrían estar influyendo en la generación de expectativas e intereses de forma
diferenciada entre niños y niñas, lo que influye en su desempeño en la materia de
matemáticas.

A continuación, se comparten algunos de los resultados arrojados por las encuestas


que se aplicaron a 10 estudiantes, cinco niñas y cinco niños. Para mostrar de mejor
forma los resultados, primero se presentan gráficas donde no se desagregan por
sexo los resultados, y en un segundo momento la información se presenta de forma
en que podamos apreciar lo que respondieron los niños y las niñas.

La primera pregunta tuvo objetivo el conocer que tan difícil le resultaba a las y los
encuestados la metería de matemáticas. De lo que resulto que un 40 por ciento de
quienes respondieron consideran que la materia es muy complicada y solo uno de
los 10 encuestados, contestó que la materia no es en absoluto difícil.

Qué tan difícil le parece aprender


matemáticas

10%
En absoluto
40% No mucho

40% NS/NC
En cierto modo
10%
Mucho

Al observar las respuestas desagregadas por sexo podemos ver una clara diferencia
en las respuestas dadas por niños y niñas, ya que del 40 por ciento que observa

P á g i n a 9 | 24
que la materia es difícil. Al menos un 30 por ciento son mujeres, en cambio de
quienes opinan que la materia no es muy difícil, 30 por ciento son hombres.

Qué tan difícil le parece aprender matemáticas

2.5

1.5

0.5

0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto modo Mucho

Mujeres Hombres

Dado que uno de los elementos que durante la entrevista el profesor consideró
como determinante, es “lo alejado que el programa de matemáticas resulta para las
y los niños”, en la encuesta se preguntó si la materia les parecía de utilidad, teniendo
una mayoría que observan que la materia es útil en cierto modo o mucho.

P á g i n a 10 | 24
La materia le parece de utilidad

10%
30%
20% En absoluto
No mucho
0%
NS/NC
En cierto modo
40%
Mucho

Una vez que tenemos los datos desagregados podemos ver que son los niños los
que mayormente observan que la materia es muy útil.

La materia le parece de utilidad


3

2.5

1.5
1
0.5
0
En absoluto
No mucho
NS/NC
En cierto
modo Mucho

Mujeres Hombres

Al igual que en la anterior tenemos que la respuesta sobre si se considera que lo


que se aprenda en la materia les será de utilidad para el futuro es muy elevada, ya

P á g i n a 11 | 24
que un 40 por ciento consideró que los conocimientos de matemáticas les será de
mucha utilidad en el futuro.

Cree que lo que aprenda en la matería le


servirá en el futuro

0%
20%
En absoluto
40%
10% No mucho
NS/NC

30% En cierto modo


Mucho

En cuanto a los resultados desagregados por género tenemos que son mayormente
hombres los que respondieron que lo que aprendan en matemáticas les será de
mucha utilidad, frente a una mayoría de mujeres que opinan que lo aprendido puede
ser en cierto modo útil.

P á g i n a 12 | 24
Cree que lo que aprenda en la metería le servirá
en el futuro

3
2.5
2
1.5
1
0.5
0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto modo Mucho

Mujeres Hombres

En cuanto a si se ven cursando una materia afín a las matemáticas un 20 por ciento
respondió de forma afirmativa, respondiendo que mucho, mientras otro 20 por ciento
respondió que en cierto modo. Sin embargo, un 30 por ciento de jóvenes no saben
aún si cursan una carrera con una carga importante de matemáticas.

Se ve cursando la carrera de matemáticas o


alguna afín

20% 10%
En absoluto
20%
No mucho
20%
NS/NC

30% En cierto modo


Mucho

Quizá esta sea la pregunta donde las respuestas divididas por géneros muestran
más diferencias, ya que son solo hombres los que, dentro de la muestra se veían
cursando una materia a fin a las matemáticas, mientras que las mujeres o no sabían
P á g i n a 13 | 24
que responder o no veían muchas probabilidades de realizar los estudios superiores
en una carrera afín.

Se ve cursando la carrera de matemáticas o


alguna afín

3
2.5
2
1.5
1
0.5
0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto modo Mucho

Mujeres Hombres

Sin embargo, uno de los comentarios realizados por el profesor fue que en general
y por una cuestión socio económica y de clase, los estudiantes de la popular ven
poco probable el cursar una carrera universitaria, y en esta pregunta tenemos que
apenas un 20 por ciento respondió que ve muchas posibilidades de cursar la
universidad.

P á g i n a 14 | 24
En su futuro próximo se ve estudiando una
carrera universitaria

0%
20%
30% En absoluto
No mucho
NS/NC
30%
20% En cierto mod
Mucho

Algo alarmante es que fueron solo niños los que respondieron que ven muchas
posibilidades de cursar la universidad, mientras que las niñas en su mayoría o no
sabe o no ve mucha posibilidad.

En su futuro próximo se ve estudiando una


carrera universitaria

1.5

0.5

0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto Mucho
modo

Mujeres Hombres

Respecto a si ven formando una vida en pareja en un futuro próximo, (esta pregunta
se puso porque el profesor comento que una de las causas para que las niñas
dejaran la escuela era que se casaban o se embarazaban, situación que resulta
alarmante en nuestro país, ya que de acuerdo con la OCDE México es el primer
P á g i n a 15 | 24
lugar entre los países del mundo en embarazo adolescente), tenemos que al menos
un 30 por ciento ve en cierto modo o muchas posibilidades de formar una pareja,
mientras que un 30 por ciento no lo sabe y un 40 por ciento no ve en absoluto
posibilidad de hacer vida en pareja en un futuro próximo.

En su futuro próximo se ve formando una


vida en pareja

10%
En absoluto
20% 40%
No mucho
NS/NC
30% 0% En cierto modo
Mucho

Una vez que vemos las respuestas que dieron los niños y las niñas, resalta que son
únicamente niños los que en absoluto ven posibilidad de hacer vida en pareja en un
futuro próximo, mientras que las niñas dividieron sus respuestas entre que no lo
sabe o ve alguna o mucha posibilidad.

En su futuro próximo se ve formando una vida en


pareja

4
3
2
1
0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto Mucho
modo

Mujeres Hombres

P á g i n a 16 | 24
Respecto a si piensan que el formar una familia podría interponer en sus estudios,
un 60 por ciento respondió no saber, mientras que un 30 por ciento piensa que en
cierto modo o mucho.

Cree que el formar una familia se interpone


en sus estudios

10% 10%0%
En absoluto
20%
No mucho
NS/NC
60% En cierto modo
Mucho

Algo que llama la atención es que son únicamente niñas las que observan que el
formar una familia podría intervenir de alguna forma en sus estudios.

P á g i n a 17 | 24
Cree que el formar una familia se interpone en sus
estudios

4
3.5
3
2.5
2
1.5
1
0.5
0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto modo Mucho

Mujeres Hombres

Con el objetivo de conocer un poco del entorno familiar de las y los encuestados,
pregunte si tenían algún familiar cercano que hubiese cursado una carrera
universitaria, de las respuestas tenemos que un 60 por ciento de las y los jóvenes
si cuentan con algún familiar que curso la universidad.

Alguna persona de su familia o cercana ha


cursado alguna carrera universitaria

0%10%
En absoluto
30% No mucho
60%
NS/NC
0% En cierto modo
Mucho

P á g i n a 18 | 24
Nuevamente al observar los datos por sexo vemos que son mayormente hombres
los que respondieron de forma afirmativa esta pregunta, mientras que las mujeres
contestaron en forma negativa.

Alguna persona de su familia o cercana ha


cursado alguna carrera universitaria

0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto Mucho
modo

Mujeres Hombres

En la penúltima pregunta al cuestionar si creían que el cursar una carrera a fin al


área de las matemáticas les permitiría tener un mejor ingreso, nos encontramos con
una respuesta afirmativa generalizada.

P á g i n a 19 | 24
Cree que el estudiar una carrera del área
de las matemáticas permite un mejor
ingreso

0% En absoluto
No mucho
50% 50%
NS/NC
En cierto modo
Mucho

Siendo los hombres los que respondieron que cursar una carrera afín a las
matemáticas les permitiría tener mayores ingresos, mientras las mujeres
respondieron que en cierto modo, en su mayoría.

Cree que el estudiar una carrera del área de


las matemáticas permite un mejor ingreso
3
2.5
2
1.5
1
0.5
0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto modo Mucho

Mujeres Hombres

Como el entorno socieconómico es muy importante a la hora de cursar, o no, una


carrera en la universidad cuestionamos si creían que podrían contar con el apoyo
económico necesario. Aquí un 50 por ciento respondió que, en cierto modo, y un 10
por ciento que mucho. Mientras que un 30 por ciento dijo no saberlo y un 10 por
ciento dijo que no mucho.

P á g i n a 20 | 24
De optar por una cerrara universitaria cuenta
con el apoyo económico necesario

10%0%10%
En absoluto
30% No mucho
NS/NC
50%
En cierto modo
Mucho

De los resultados tenemos, que son solo mujeres las que respondieron o no saber
o que no creían contar con mucho apoyo para cursar una carrera universitaria,
mientras los hombres respondieron que en cierto modo si veían la posibilidad de
contar con el respaldo económico y solo un estudiante hombre respondió que creía
que si lo apoyarían de una forma decidida.

De optar por una cerrara universitaria


cuenta con el apoyo económico necesario

4
3
2
1
0
En absoluto No mucho NS/NC En cierto Mucho
modo

Mujeres Hombres

P á g i n a 21 | 24
Conclusiones y recomendaciones
De entrada, es necesario decir que esta encuesta es apenas un acercamiento
modesto a un tema muy importante, como es el de las influencias que las diferencias
ocasionadas por los estereotipos de género podrían causar en el interés de niños y
niñas en la materia de matemáticas, por lo que el mismo requeriría de un mayor
seguimiento y un cuestionario más amplio, para obtener conclusiones más
contundentes.

En segundo lugar, tenemos que hay artículos que se han escrito respecto al tema,
en los que se muestra que, sí hay una influencia de los roles y estereotipos de
género, los cuales generan un ambiente más adverso para las mujeres que buscan
estudiar o desempeñarse en esta área del conocimiento.

En ningún sentido se debe entender que se está diciendo que las mujeres tienen
más o menos capacidad que los hombres, pues lo que se trata de mostrar nos son
las destrezas o capacidades individuales sino elementos socioculturales y de
género que podrían influir en el proceso de enseñanza aprendizaje de las
matemáticas. El propio profesor entrevistado señaló, que, a lo largo de su
experiencia, de 10 años, no hay nada que le indique que niñas o niños tengan
menos o más capacidad para la materia, en cambio sí dijo observar que hay
elementos relacionados con el género y la clase que influyen en el desempeño en
la materia.

De los resultados de las encuestas, tenemos que si se ven diferencias claras en la


forma en que hombres y mujeres responden, lo cual nos podría indicar que si hay
elementos relacionadas con el género que influyen en su proceso de aprendizaje
en la materia, como en la pregunta de si se veían formando una nueva familia en un
futuro próximo, donde fueron niñas las que respondieron de forma afirmativa,
mientras que fueron varón los que se veían mayormente cursando una carrera
universitaria y, más aún, una a fin al área de las matemáticas.

P á g i n a 22 | 24
Bibliografía
De Beauvoir, S. (2018). El segundo sexo. Ciudad de México: Impresora Tauro.

González Jiménez, R. (2002). Diferencias de género en el desempeño matemático


de estudiantes de secundaria. Obtenido de Redalyc:
https://www.redalyc.org/html/405/40515206/

Pérez-Jiménez, J. (2016). Educación con perspectiva de género en matemáticas.


Hacia la inclusión y la relacionalidad en la era posmoderna. Obtenido de
Redalyc: www.redalyc.org/articulo.oa?id=77344439049

Rojas Betancur, M., & Correa Álvares, D. (2014). ¿El género en las matemáticas?
Un análisis de los resultados de las olimpiadas matemáticas. Obtenido de
Dialnet: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4763430.pdf

Saavedra Barrera , P. (2012). Mujeres Matemáticas en México. Obtenido de


Academia Mexicana de Ciencias:
https://www.amc.edu.mx/revistaciencia/images/revista/63_3/PDF/Mujeres_
Matematicas.pdf

Ursini, S., & Ramírez-Mercado, M. (2017). Equidad, género y matemáticas en la


escuela mexicana. Obtenido de Scielo:
www.scielo.org.co/pdf/rcde/n73/0120-3916-rcde-73-00213.pdf

P á g i n a 23 | 24
Anexos
Bitácora de investigación
Bitácora donde se registran las primeras observaciones realizadas en la visita que
se hizo a la institución educativa.
https://mariabdiaz.wordpress.com/2019/05/20/bitacora-de-investigacion/

Entrevista
Entrevista realizada al profesor Pedro González
https://mariabdiaz.wordpress.com/2019/05/20/guion-de-la-entrevista-y-aplicacion/

Encuesta aplicada

P á g i n a 24 | 24