Está en la página 1de 3

Rojas Soriano

Aportes teóricos sobre el proceso de formación de investigadores sociales.

La investigación es un proceso dialéctico ya que a través de ella busca reconstruirse en el

pensamiento una realidad objetiva que se desenvuelve dialécticamente, no de manera lineal, mecánica. Por lo mismo, no hay esquemas o modelos de investigación únicos y definitivos sino sólo guías que orientan el desarrollo del trabajo de investigación, las cuales se ajustan a los requerimientos que exige la práctica científica en cada situación concreta.

2. En cualquier tipo de investigación es necesario mantener el contacto con la realidad a fin

de evitar çaer en especuIaciones. La vinculación entre la teoría y la realidad concreta a

través de una práctica organizada e instrumentada correctamente, es una exigencia del método científico.

3. La práctica es el criterio de verdad para: 1) mostrar la validez de los planteamientos sobre

el proceso de investigación, 2) construir nuevos conocimientos científicos o someter a prueba los ya existentes y 3) transformar la realidad de manera racional. Así, la práctica reflexionada alcanza la categoría de praxis.

4. En el proceso de investigación de lo social existe una interacción entre el sujeto y el

objeto de conocimiento. El investigador se encuentra influido por la población que estudia

puesto que su actividad humano-social no puede separarse de la realidad que investiga.

5. La investigación es un proceso objetivo-subjetivo ya que, por un lado, se apoya en

teorías, procedimientos e instrumentos desarrollados por la práctica científica ,y por el otro

lado, en la investigación se deja sentir el aspecto subjetivo en tanto que es un proceso humano pues quien la realiza es el tan histórico y no una máquina.

6. La investigación es un proceso sociohistórico debido a que: 1) el objeto de estudio se

elige de acuerdo con una serie de circunstancias sociales, institucionales y personales propios de cada situación concreta; 2) la manera en que sc aborda el estudio de la realidad y, por consiguiente, el tipo de práctica que se realiza y el modo como intervienen los individuos en el proceso de investigación, así como las circunstancias específicas en que se lleva a cabo y la finalidad que se persigue con el trabajo científico, todo ello se encuentra mediado por una serie de situaciones económicas, sociales, político-ideológicas y culturales

que se dejan sentir en el proceso de investigación.

7. Existe una lógica interna, leyes que rigen el proceso de investigación, por lo que

podemos hablar de una autonomía relativa del trabajo científico con respecto a situaciones

de carácter socioeconómico, político ideológico y cultural.

8. La vinculación directa y permanente de los elementos filosóficos, teóricos, metodológicos

y técnico-instrumentales una exigencia de la práctica científica, a fin de mantener la visión

de totalidad del proceso de construcción del conocimiento como único medio para lograr una formación integral de investigadores.

9. El proceso de formación de los investigadores tiene que apoyarse en una ciencia crítica

de la educación para que desde una perspectiva de totalidad, se alcance una comprensión más objetiva y precisa tanto de los aspectos y relaciones esenciales y secundarios entre el sistema social y la realidad educativa como entre la escuela, la familia y el lugar de trabajo, en particular. La teoría de la resistencia dentro del campo de la educación proporciona un marco general para ubicar el análisis crítico de la problemática educativa y orientar la praxis política, tanto

en el ámbito académico como social en general.

10. La formación integral de investigadores implica el trabajo interdisciplinario a fin de lograr

un conocimiento más completo y objetivo de los procesos que se estudian. 11.El proceso de formación integral de investigadores alcanza plenamente sus objetivos

cuando se participa en investigaciones que se realizan en talleres, que son espacios para la discusión, la reflexión y la superación individual y del grupo de trabajo. El taller representa la base para preparar investigadores.

12. La formación integral de investigadores implica que el individuo domine no sólo la

metodología. Se requiere también que se prepare para exponer en forma escrita y oral los resultados de su quehacer científico. El investigador tiene que saber elaborar artículos y libros a fin de difundir su labor científica.

13. Cualquier individuo puede llegar a ser investigador o participar en investigaciones sobre

su propia realidad. Por lo tanto, todas las personas pueden llegar a: a) entender la función de la actividad científica-tecnológica en tanto que se encuentran en contacto directo con productos de dicha actividad (conocimientos, aparatos, instrumentos); b) comprender los procesos específicos que se realizan para que una investigación logre sus objetivos y; c) en la llamada investigación-acción o investigación militante, los individuos objeto de estudio se

convierten en sujetos que aprenden en interacción con otros sujetos, a conocer con mayor

objetividad su mundo a fin de participar activa y conscientemente en la transformación de este.

14. La formación integral de investigadores es un proceso que se da tanto de manera formal

(en las universidades y otras instituciones) como de modo informal (en la vida familiar y social).

En el proceso de formación de investigadores tiene que verse la realidad con los ojos de la ciencia observar lo que otros "no ven" o ignoran; detenernos a reflexionar en aquello que parece obvio que puede resultar importante para el análisis de los fenómenos que estudiamos. Tenemos que poner atención en lo que dicen los demás.

15. Mientras más temprano se inicie al individuo en la investigación más fácil será que

comprenda y realice las actividades propias del trabajo científico. Lo ideal sería que dicho procesos comenzará desde la infancia a fin de aprovechar la gran capacidad de asombro, imaginación y creatividad que poseemos en ese periodo de nuestras vidas. Nuestra formación desde la niñez en los marcos de la ciencia ayudaría a evitar muchos esfuerzos y dificultades en los niveles medio y superior de la educación cuando pretendemos involucremos en un proceso de investigación. Esto nos permitiría tener una mayor disciplina en el trabajo científico.

16. La formación integral de investigadores es, sin duda un acto político, por lo que no

puede concebirse como un proceso neutral. Asumir tal o cual postura filosófica y teórica, y por consiguiente la estrategia metodológica correspondiente, lleva implícita una determinada actitud político-ideológica. La investigación es un proceso sociohistórico al igual que la formación de investigadores y, por lo mismo, hablar de estos dos procesos implica también concebirlos como procesos políticos con su respectiva carga ideológica. La formación de investigadores críticos, capaces de problematizar su realidad circundante, es una acción de resistencia contrahegemónica ya que permite producir conocimientos que sirvan para transformar las relaciones sociales dominantes.