Está en la página 1de 19

UNIDAD 3: LA DIMENSIÓN SOCIOCULTURAL DEL SER HUMANO

1. LA CULTURA:

1.1. Definición:

El ser humano es, como todas las especies, producto de un largo proceso evolutivo
de carácter biológico, el proceso de hominización. Ese proceso llevó al desarrollo de un
cerebro con unas capacidades extraordinarias para el procesamiento de la información
que nos llega del medio ambiente y para la elaboración de respuestas adecuadas para la
adaptación, son los llamados procesos cognitivos superiores: percepción, aprendizaje,
memoria, pensamiento, inteligencia y lenguaje.
Esas capacidades permitieron al ser humano liberarse de las pautas instintivas,
rígidas y estereotipadas, para la adaptación al medio. De modo que el ser humano es la
única especie conocida que inventa su propio modo de vivir y de adaptarse al entorno.
Por ello se dice que el ser humano no se adapta sino que coloniza.
Todo aquello que ser humano inventa para adaptar su entorno y satisfacer sus deseos
y necesidades constituye lo que llamamos cultura. Una cultura es, por tanto, un modelo
o diseño general de vida colectiva producido por el propio ser humano de modo
artificial gracias, eso sí, a sus capacidades naturales (percepción, aprendizaje, memoria,
pensamiento, inteligencia y lenguaje).
La sociabilidad del nuestra especie es ya una característica en el género homo, somos
sociales por naturaleza. Ahora bien a diferencia de las demás especies animales que
mantienen la cohesión social guiadas básicamente por los instintos, en el caso del ser
humano las distintas formas de relación social son un producto de la cultura.

1.2. Características de la cultura:

- Universal. Todas las poblaciones y sociedades humanas, desde las más primitivas
hasta las más avanzadas tienen una cultura ya que la supervivencia depende de la
misma. Por ello se considera a la cultura como una segunda naturaleza humana.

- Aprendida. Naturaleza y cultura son términos contrapuestos. Lo natural es innato,


como el sistema de instintos con que está dotada una especie, mientras que lo

1
cultural es aprendido. Por ejemplo, el color del pelo o de los ojos que predominan
en una sociedad no es un hecho cultural, tampoco lo es el hecho de comer o beber
en sí mismos, pero sí es cultural, y por tanto aprendido, la forma en que nos
cortamos el pelo o pintamos los ojos, la clase de alimentos que comemos y las horas
a las que lo hacemos.

- Simbólica. Un símbolo es un signo que no tiene relación natural sino convencional


(resultado de un acuerdo) con la realidad a la que representa. Un código de señales,
un tótem, un emblema o una bandera; un ritual para evitar cierta enfermedad o una
pintura para propiciar la caza, entre otros muchos, son sistemas simbólicos. Cada
cultura tiene los suyos. Entre todos los sistemas simbólicos del ser humano el
principal es el lenguaje.

- Compartida. Para que una idea o una pauta de conducta pueda ser considerada como
rasgo cultural deberá ser común a una población completa o a un grupo amplio de
personas. Así, compartimos en nuestra sociedad la forma de enamorarnos, de
casarnos o de separarnos. Que una cultura sea compartida no significa que sea
uniforme. La discontinuidad cultural en una misma sociedad queda reflejada en las
nociones de subcultura y contracultura.

 Se define una subcultura como un conjunto de características culturales que


si bien son compatibles con el núcleo común de una cultura presentan
diferencias significativas. Por ejemplo, los grupos de emigrantes
latinoamericanos en Estados Unidos o España se integran en la cultura
receptora, aunque su subcultura tiene características propias. Los sociólogos
hablan incluso de subculturas asociadas a la profesión, a la edad, a la
religión o la clase social.
 Se define una contracultura como aquella subcultura que es manifiestamente
discrepante o desafiante con el núcleo común o compartido de una cultura.
Por ejemplo, los grupos violentos y los movimientos antiglobalización.

- Plural. La cultura se ha caracterizado por su variedad. Cada sociedad tiene su


propia cultura que difiere en mayor o menor medida de la de otras. La pluralidad
cultural se basa en el carácter adaptativo y arbitrario de la cultura:

2
 Por adaptativo queremos decir que unas características culturales y no otras
permiten a una población sobrevivir en su medio ambiente ya que pueden
ser funcionales en un medio y en otro no. El enamoramiento y el noviazgo
como forma de acceso al matrimonio puede ser funcional en la sociedad
europea pero no en la hindú.
 Por arbitrario queremos decir que no hay unas características culturales que
puedan ser consideradas más naturales que otras. La cultura china admite el
consumo de carne de perro, mientras que a nosotros nos parece algo difícil
de digerir.

- Normativa. Una cultura es un sistema completo de normas establecidas que


comparten los miembros de una sociedad los cuales las interpretan individualmente,
convirtiendo las normas culturales en normas estadísticas. Como veremos, esas
normas son de muchas clases e implican distinto grado de obligación y de sanción.

- Cambiante. Una cultura siempre está en proceso de cambio según varíen las
necesidades de la sociedad. Puesto que una cultura es un modelo aprendido de vida
colectiva, los rasgos culturales pueden eliminarse cuando resultan disfuncionales y
sustituirse por otros nuevos que sean adaptativos. Una cultura experimenta cambios
profundos cuando se producen modificaciones en sus instituciones básicas: la
familia y el parentesco, la estructura económica, el poder político, el sistema
educativo, las creencias religiosas, los conocimientos científicos o las aplicaciones
tecnológicas. Además del carácter disfuncional o no adaptativo de ciertos rasgos e
instituciones, otra causa del cambio cultural es la absorción total o parcial,
voluntaria o forzosa de rasgos culturales de una sociedad por otra.

1.3. Contenido de la cultura:

Para explicar todo aquello que engloba la cultura, en primer lugar distinguimos entre
cultura material y cultura no material,

a) La cultura material está constituida por todo tipo de realidades materiales y


elementos instrumentales. Incluye objetos artificiales o manufacturados y productos
técnicos o realizaciones tecnológicas, todos destinados a la satisfacción de las

3
necesidades materiales del ser humano. Un tenedor, una silla, los medios de
transporte, una raqueta, vestidos, cuadros, una botella de vino (tanto la botella
como el vino), un ordenador portátil, una autopista, un teléfono móvil, el hormigón,
el PVC... Todos son elementos culturales porque la cultura nos dice quién, cómo,
cuándo, dónde, para qué se debe usar y cómo se deben fabricar.

b) La cultura no material. Está constituida por el sistema normativo, las ideas, las
instituciones y las formas de relación social.

- Sistema normativo. La cultura está constituida por un amplio repertorio de


normas o pautas de conducta diversamente obligatorias y compartidas, que
delimitan y definen lo que una sociedad considera correcto o normal. El sistema
normativo incluye: usos sociales o tradiciones, costumbres morales y leyes.

 Usos sociales o costumbres: Consisten en la manera normal, correcta y


habitual de hacer las cosas en una determinada sociedad. Deben su fuerza al
hábito, la tradición y la costumbre. La desviación de la norma se castiga con
una sanción colectiva débil, a lo sumo se considera a la persona que comete
la desviación "rara" o "extravagante".Incluyen los estilos de vida, las modas
y los rituales. Ejemplos: solemos asistir a una boda con traje, chaqueta y
corbata, no con una indumentaria deportiva; nos estrechamos la mano o
besamos al encontrarnos; levantamos la mano para preguntar una duda en
clase pero no cuando estamos con nuestro grupo de amigas.

 Normas morales. Constituyen la moral social mayoritaria. Definen lo que


los miembros de una sociedad consideran bueno y justo moralmente. El
incumplimiento o desviación de la norma incluye una sanción que puede ir
desde el rechazo social hasta la marginación, además como la norma moral
se interioriza fuertemente el individuo se autocastiga con sentimientos de
culpa y vergüenza. Ejemplos: mantener relaciones prematrimoniales,
respetar a los padres, cuidar de los hijos.

 Normas jurídicas o leyes. Son normas objetivas de actuación, imperativos


legales cuyo incumplimiento está sancionado por la ley. Proceden del

4
Estado, en concreto del poder legislativo, y son aplicadas y sancionadas por
el poder judicial. Tienen carácter general, obligan a todos y están escritas y
perfectamente tipificadas (algo que no sucede con las normas morales). Su
incumplimiento es sancionado por los órganos coercitivos del Estado
(policía, jueces) y está también perfectamente tipificado (todo lo dicho se
cumple al menos en una sociedad democrática de derecho). Por ejemplo, en
una sociedad como la española las causas de separación, divorcio o
anulación matrimonial están minuciosamente tipificadas y reguladas en el
Código Civil.

- Ideas: También tienen significado normativo ya que prescriben lo que debemos


conocer, pensar, creer y considerar valioso o prioritario en nuestra vida, además
de lo que debemos elegir y sentir. En nuestra cultura existe una pluralidad de
formas de pensar e incluso cabe la posibilidad de prescindir de algunas. Por
ejemplo, en la mayoría de las sociedades europeas es posible elegir entre varias
creencias religiosas o no elegir ninguna. Igual ocurre con las ideologías
políticas. Las ideas incluyen los conocimientos, las creencias, las ideologías y
los valores:

 Conocimientos: Son los distintos conocimientos científicos que una


sociedad ha alcanzado y que se caracterizan por su objetividad y su
especialización, es decir, solo cierto porcentaje de la población participa en
tales conocimientos.
 Creencias: Son los distintos sistemas de creencias religiosas y las distintas
posiciones teológicas. Caben otros tipos de creencias como la astrología y
las distintas mancias (quiromancia, cartomancia…).
 Ideologías: Son las concepciones teóricas y prácticas sobre la dimensión
política y pública de la vida social, así como sobre forma de organización
del poder político (socialismo, capitalismo, ecologismo…).
 Valores: Son las ideas acerca de todo aquello que una sociedad considera
importante y prioritario en nuestra vida, aquello por lo que merece la pena
luchar y esforzarse (belleza, dinero, honorabilidad…).

- Las instituciones. Son poderosas estructuras sociales que organizan la vida de

5
las personas y las sociedades. Tienen carácter permanente, satisfacen
importantes necesidades sociales y constituyen sistemas públicos de reglas que
definen cargos y posiciones con sus derechos y deberes. Por eso, cuando alguna
de las instituciones entra en crisis, por ejemplo, una nueva ley sobre la
definición, vínculo y disolución del matrimonio, la sociedad se siente
especialmente preocupada y la temperatura de la opinión pública se eleva al
máximo. Algunas instituciones son universales culturales porque toda cultura,
simple o avanzada, las posee. En nuestra sociedad las instituciones básicas son
las siguientes: la familia, el matrimonio y el parentesco; la economía; el poder
político; el sistema educativo; la religión; la ciencia y la tecnología; el ejército;
también están altamente institucionalizados en nuestra sociedad la medicina, el
ocio y el deporte.

- Sistema de acción social. Toda cultura comparte y transmite un sistema


normativo que regula la forma en que se relacionan e interactúan sus miembros.
Este sistema incluye los conceptos de estatus y rol, que definen el lugar que las
personas ocupamos en la sociedad y lo que la sociedad espera que hagamos de
acuerdo a esa posición. Por ejemplo, cómo debe comportarse un árbitro de
fútbol, una ministra, un adolescente, un novio o una alumna.

 El estatus es el prestigio, rango y jerarquía que se asocia a una posición


social. El estatus hace referencia a la posición general que uno ocupa en la
sociedad, no a las cualidades de la persona misma. Cada estatus va siempre
acompañado de su rol correspondiente.
 El rol se define como la conducta asociada a un determinado estatus, es el
conjunto de comportamientos que esperamos de quien ocupa una
determinada posición social. "Doctora" es un estatus del cual esperamos
ciertas pautas de conducta: que nos reciba en una consulta cómoda y limpia,
atendida por una amable enfermera, que nos pase a su despacho y lleve bata
blanca, que se interese por lo que nos pasa y finalmente que nos recete algún
remedio curativo. Si no lo hace nos sentiremos defraudados porque no ha
cumplido satisfactoriamente con el rol de médica. Los estatus son de dos
tipos: adscritos y adquiridos.
 Los estatus adscritos son aquellos que la sociedad y la cultura nos

6
asignan independientemente de nuestra voluntad, cualidades o esfuerzo.
Nacemos con ellos y no podemos hacer prácticamente nada por
cambiarlos. Ejemplos: la edad, el sexo, la etnia, la casta.
 Los estatus adquiridos son las posiciones sociales que se alcanzan por
elección y decisión personal, por nuestra competencia, esfuerzo y
cualidades personales. Ejemplos: la profesión, el estado matrimonial, la
condición de creyente o, supuestamente, la pertenencia a una clase social
en una sociedad abierta. Ejemplos: Una persona que nazca varón puede
hacer poco por cambiar su estatus adscrito, aunque obviamente algo
puede hacer. El estatus de profesor o de padre son ejemplos de estatus
adquiridos. Ser alumno de la ESO no es un estatus adquirido, porque la
sociedad necesariamente te lo adscribe a partir de cierta edad.

Cada individuo debe aprender a representar a lo largo de su vida un número


considerable de roles correspondientes a estatus adscritos o adquiridos. Una
persona puede desempeñar a lo largo de un día el rol de madre y de hija, de
médica, de amiga, de esposa y de vecina, de hombre o de mujer, entre otros. La
personalidad social del individuo depende del desempeño variable de ese
conjunto de roles.
El sistema de acción social es además la principal forma de control social
puesto que consigue que las personas nos comportemos de la forma que nuestra
sociedad define y espera. Las personas somos controladas mediante un
aprendizaje que nos estimula a desempeñar los roles y estatus según las
expectativas fijadas. Por ejemplo, la sociedad tradicional ha obligado a las
mujeres a asumir las duras e interminables tareas domésticas, educándolas para
que quieran representar el papel de ama de casa diligente y madre sacrificada,
hoy además deben ser profesionales eficaces y se sientan defraudadas y
culpables si no lo consiguen.
La conformidad social significa que hemos aprendido bien nuestros roles,
hemos aprendido a conformar nuestros deseos, ideas y costumbres y a realizar
de modo uniforme las mismas conductas que la cultura nos ha enseñado. Esto
tiene indudables ventajas. La primera la imprescindible adaptación del individuo
a su entorno. La segunda es que la conformidad nos permite economizar una
gran parte de nuestro tiempo al liberarnos de la necesidad de tomar decisiones

7
continuamente. Desempeñamos nuestros roles automáticamente sin tener que
decidir sobre cada actuación (desayunar, afeitarnos, ducharnos, vestirnos,
estudiar, luego trabajar, casarse, comprar una casa, tener hijos… etc.)

2. EL PROCESO DE SOCIALIZACIÓN:

2.1. Definición:

Es el proceso mediante el cual un individuo aprende los sistemas normativos de su


cultura y desarrolla su personalidad social. La principal función de las instituciones es la
socialización de los miembros de una sociedad. Para un individuo es el aprendizaje más
profundo, ya que modela por completo la estructura del yo personal, y duradero, ya que
continúa durante toda la vida.
A través del proceso de socialización un individuo adquiere una personalidad social,
es decir, una personalidad que encaja en su sociedad y su cultura porque el individuo ha
interiorizado las ideas, los valores y las pautas de conducta requeridas en cada momento
de su vida social. Hablamos de interiorización, y no simplemente de aprendizaje,
porque tenemos que asumir emocionalmente las actitudes y sentimientos convenientes
del cumplimiento de la norma. No basta con que desempeñemos correctamente nuestros
roles, es muy importante que veamos las ventajas de hacerlo, de forma que terminemos
por sentir que lo natural es hacer las cosas como las hacemos (desayunar, afeitarnos,
ducharnos, vestirnos, ir a trabajar, estudiar, casarnos, tener hijos…etc.).
La distinción entre personalidad psicológica y social como partes de la personalidad
total se puede comprender a partir de un ejemplo basado en el conflicto entre ambas
personalidades. Un individuo puede tener una personalidad psicológica que le haga ser
tímido, introvertido, retraído, poco sociable, además de poco sensible a las reacciones
ajenas. Si consigue un trabajo en el que tiene que tratar con el público, la personalidad
social le exige que sea amistoso, abierto, sociable y sensible a los demás. No le debe
resultar fácil hacer compatibles ambos tipos de personalidad.

2.2. Etapas del proceso de socialización:

Se distinguen tres grandes etapas: Primaria, secundaria y resocializacón.

8
a) Socialización primaria: Es la que tiene lugar durante la infancia y es
particularmente intensa por la enorme capacidad de aprendizaje que tenemos a
esa edad. Se inicia desde que nacemos, pues desde los primeros días se nos
socializan para dormir y comer a unas horas determinadas (socialización de los
instintos). Por medio del juego y la televisión los niños y niñas comienzan a
comprender los modelos o patrones de conducta de los adultos, los futuros roles
y estatus sociales.

b) Socialización secundaria: Es la socialización posterior a la niñez, e incluye las


etapas de adolescencia, juventud, madurez y vejez. Por tanto, es permanente y
dura toda la vida. En esta etapa se consolida nuestra personalidad total, la imagen
que tenemos de nosotros mismos y la imagen que los demás tienen de nosotros,
se aprenden las normas culturales de un modo completo y profundo. La
socialización secundaria prepara al individuo para las transiciones fundamentales
de la vida que completan sucesivamente su personalidad social. Por ejemplo: el
paso de la enseñanza secundaria a la universidad, del estudio al trabajo, de
soltero a casado, de trabajador activo a jubilado, de hijo a padre y de padre a
abuelo.

c) Resocialización: Es una variante de la socialización secundaria. En ella el


individuo, que ya estaba socializado en una cultura, debe socializarse en otra. La
transición, entonces, debe hacerse de un modo mucho más rápido y comporta un
fuerte contraste e incluso una ruptura con la personalidad social anterior. Este
tipo de socialización a veces es voluntaria y otras es forzosa dependiendo de si
hemos elegido libremente adquirir nuevas pautas culturales (por ejemplo,
decidimos convertirnos al Islam) o nos vemos forzados a hacerlo (muchos
inmigrantes deben abandonar sus costumbres y adoptar las de la cultura que les
acoge). La prisión o el ejército obligatorio inician siempre procesos de
resocialización puesto que el individuo es despojado de aspectos esenciales de su
personalidad anterior, como la libertad física o la autonomía en la interpretación
y aplicación de las normas.

9
2.3. Agentes socializadores

El proceso de socialización se realiza a través de los denominados agentes


socializadores, instituciones que sirven de modelos sociales y de reforzadores de la
socialización. Estos agentes son de dos tipos: explícitos e implícitos.

a) Agentes socializadores explícitos. Son los encargados de la socialización


primaria. Su función manifiesta o explícita es socializar, es decir, transmitir las
normas culturales para que el individuo las aprenda, las realice y las interiorice.
Son la familia, la educación primaria o básica, los amigos (y en general, los
distintos grupos primarios) y los medios de comunicación.

- La familia. Es el primer y más importante agente de socialización, ya que


aporta la experiencia social más temprana y constituye la red social más
duradera. La familia es un contexto idóneo para el aprendizaje de la
comunicación, las conductas pro-sociales y el desarrollo de la empatía.
- La escuela. En ella se aprenden normas, valores y pautas de comportamiento
social. Aquí se produce el salto de un sistema basado en las relaciones de
afecto familiares a otro basado en la transmisión de contenidos y valores
culturales. Las posibilidades de esta institución para la promoción de
actitudes favorables a la diversidad cultural o por el contrario al racismo y la
xenofobia son enormes.
- El grupo de amigos. La influencia de los amigos y de los juegos es decisiva
para el aprendizaje de valores, actitudes, habilidades sociales, hábitos de
comportamiento, roles sexuales y para la determinación de las aspiraciones
educativas.
- Los medios de comunicación. Principalmente la televisión. Su influencia
como agente socializador es inmensa. La televisión interviene en el
aprendizaje de actitudes hacia el sexo, el propio cuerpo, la familia y otros
pueblos y culturas. También pueden desempeñar un papel «antisocializador»
al situar a los niños y niñas ante situaciones difíciles de comprender como la
violencia gratuita, y el consumismo.

b) Agentes socializadores implícitos. Son los encargados de la socialización

10
secundaria. Su función es socializar pero no es la principal. Son muchos: el
trabajo, la educación secundaria, la Universidad, los partidos políticos, las
distintas iglesias, los sindicatos, asociaciones, organizaciones y clubs, los medios
de comunicación, especialmente la televisión e Internet, ya que las nuevas
tecnologías de la información y la comunicación han transformado la cultura
occidental, han creado una cultura paralela en la red donde encontramos
comercios, bancos, centros de enseñanza, grupos de amigos, etc., con nuevos
elementos normativos y compositivos.

3. LA ESTRUCTURA SOCIAL: LOS GRUPOS Y CLASES SOCIALES

3.1. Grupo:

Se define un grupo como un conjunto de personas que interactúan de manera


relativamente estable y tienen conciencia de pertenencia al mismo. El grupo social
puede ser primario o secundario:

a) Grupo primario: Formado por un reducido número de individuos que tienen una
relación basada en la afectividad, inmediata, abierta, intensa y con un alto grado de
solidaridad. Los individuos tienen un acusado sentimiento de pertenencia. Las
relaciones entre sus miembros están muy poco normativizadas. Organizan gran
parte de las actividades placenteras que realizamos, nos protegen, nos ayudan a
desarrollar nuestra personalidad y nuestras capacidades y son un ámbito de íntima
comunicación. Si esto no es así el grupo primario deviene disfuncional y es fuente
de profunda frustración y conflicto. Por otro lado, el grupo primario tiende a la
complacencia, al conformismo y es muy resistente al cambio social. Los hay de
varios tipos: basados en las relaciones de parentesco, como la familia nuclear, la
extensa y el clan; en la proximidad espacial y temporal de sus miembros (vecinos y
compañeros de trabajo a los que tratas con cierta intimidad) y en las afinidades
electivas (amigos, novios, pandilla, etc.).

b) Grupo secundario: Son grupos más amplios e impersonales. Se basan en un interés


común de los miembros. Están fuertemente normativizados. En las sociedades
actuales tienen gran importancia pues son un medio para acceder a la distribución

11
del poder en la sociedad, incrementan nuestro sentimiento de participación en la
misma y promueven el cambio social. Los hay de muchos tipos. Basados en
intereses sociales, laborales y profesionales (colegios profesionales; sindicatos;
partidos políticos; ONGs; asociaciones de funcionarios; comités de empresa; la
patronal; las diferentes iglesias …); en la defensa y promoción de aficiones
comunes (un club filatélico, un club deportivo, un coro, una peña, un grupo de
autoayuda …); en el cumplimiento de obligaciones legales (un grupo de alumnos de
la ESO, los reclutas que hacen el servicio militar obligatorio, los reclusos de un
centro penitenciario).

3.2. La clase social

Las sociedades se encuentran siempre estratificadas. Entendemos por estratificación


la clasificación de las personas en niveles sociales, de acuerdo con criterios de jerarquía,
superioridad o inferioridad. A lo largo de la historia de las civilizaciones se han
sucedido diferentes formas de estratificación: machos y hembras dominantes en las
sociedades primitivas; hombres libres y esclavos en la sociedad antigua; señores y
vasallos en la sociedad feudal; los estamentos de la sociedad del antiguo régimen; las
castas en las sociedades orientales; las tribus en las sociedades africanas; proletariado y
burguesía en la sociedad capitalista; y las clases sociales en las sociedades occidentales
actuales en las que el factor económico es el más importante en la estratificación social.
La clase social es una realidad social muy importante porque muchas de las
diferencias y valoraciones, positivas o negativas, atribuidas a la raza, al sexo o a la
ideología política, al código ético o a las creencias religiosas, son en realidad
diferencias de clase. El concepto de clase, además, nos permite distinguir entre
sociedades abiertas y sociedades cerradas: las primeras son aquellas en las que la
movilidad social es posible. Por movilidad social entendemos la posibilidad de cambio
de status y jerarquía social, es decir de clase. Sociedades cerradas son aquellas que
tienen una estructura social rígida con una movilidad social casi nula. Por ejemplo la
sociedad medieval o la sociedad de castas de la India.
Veamos este concepto más detenidamente:

a) Se define una clase social como un conjunto de grupos y personas que tienen:

12
- Las mismas o similares oportunidades sociales y la misma o similar capacidad
para obtener ingresos y acceder a los bienes económicos y de consumo (por eso
la propiedad es un criterio básico).
- Un estatus determinado, es decir los individuos que pertenecen a una clase
social poseen un determinado prestigio.
- Acceso a una determinad cuota de poder entendido como la capacidad de
control social, de alcanzar los propios objetivos y de hacer su voluntad aun
frente a la oposición de las demás clases.

Desde la perspectiva de la cultura, una clase es una subcultura que define la relación
del individuo con todos los elementos de cultura material no material. Es, ante todo, un
fenómeno económico, pues la clase determina el acceso a los bienes de consumo y al
poder, pero no exclusivamente económico ya que cada clase es una subcultura, con un
conjunto de actitudes, creencias, valores y pautas de conducta que difieren de las de
otras clases. La clase supone una forma de pensar, hablar, vestir y comprar, casarse y
educar a los hijos.

b) Las principales funciones sociológicas de la clase son:

- Socializar al individuo desde su niñez de acuerdo con su particular


subcultura de clase.
- Determinar las oportunidades que el individuo tendrá a lo largo de su vida.
- Distribuir los privilegios y responsabilidades sociales.
- Presentar las posibilidades efectivas de movilidad social entre las clases en
un sistema de estratificación abierto.

c) Algunos indicadores del estatus de clase son:

- Acceso a la riqueza: nivel de ingresos y de consumo.


- Jerarquía profesional: Grado de competencia y responsabilidad en un
organigrama burocrático o de empresa.
- Educación y titulación: Consecución de un grado de titulación obligatoria,
medio o superior.
- Dificultad y especialización: Realización de actividades profesionales con un

13
elevado nivel de dificultad y especialización.
- Poder o grado de influencia: Capacidad de dirigir o influir directamente en la
conducta de los demás.

Evidentemente en sociedades tan complejas como la nuestra las combinaciones son


casi infinitas. Un campeón de boxeo, una nueva rica o una cantante con éxito, pueden
tener ingresos muy altos, pero otros indicadores obviamente rebajan su estatus de clase.
Un obispo tiene probablemente menos ingresos que un próspero empresario dedicado a
la recogida de chatarra pero su jerarquía eclesiástica eleva su estatus de clase. Un
profesional cualificado tiene un nivel de ingresos superior a un profesor de enseñanza
secundaria, pero el nivel de titulación equilibra el estatus de clase de ambos. El
campeón de golf o el bombero experto en apagar pozos de petróleo, pueden no tener
titulación superior pero su especialización dispara el nivel de ingresos y paralelamente
su estatus de clase. Un dirigente político o religioso debe su elevado estatus de clase a la
capacidad que tienen de influir en la forma de pensar y actuar de un número
considerable de personas.

d) En la sociedad actual en la que se parte del supuesto de la igualdad de derechos de


todas las personas pero se da de hecho la desigualdad económica que es fuente de
otras desigualdades (educación, sanidad, acceso a los bienes de consumo, influencia
y poder político y social), las clases se establecen en función del factor económico.
En las sociedades desarrolladas suele distinguirse tres clases sociales:

- Clase alta: Es la élite económico-política, minoritaria, con gran poder


adquisitivo, dominadora de los recursos y resortes económicos y políticos de la
sociedad (es decir no sólo dominan los resortes económicos como son la
industria, la banca y los mecanismos financieros y la tierra, sino que son al
mismo tiempo eso que llamamos los poderes fácticos al apropiarse del poder
político y social). Por ejemplo, en nuestra sociedad se incluyen en la clase alta a
los estatus asociados a altos ejecutivos con capacidad de gestión, que ocupan el
vértice del organigrama de la empresa o políticos que tiene asignado un nivel
alto en la burocracia del Estado.
- Clase media: Mayoritaria en las sociedades abiertas, formada por profesionales
liberales y asalariados con cierto nivel de preparación técnica que suelen

14
desempeñar puestos de nivel medio alto en la administración, en las empresas y
organizaciones.
- Clase baja: Mayoritaria en las sociedades cerradas. Constituida por un
porcentaje notable de la población, más numerosa en las sociedades
desarrolladas y algo menos numerosa en las no desarrolladas. Formada por
trabajadores poco o nada cualificados, subempleados, parados y marginados
sociales.

3.3. El cambio social:

Que las sociedades cambian es un hecho pero ¿cuál es el motor de esos cambios? A
continuación vamos a ver dos teorías que explican el cambio social.

a) Teoría de Karl Marx (1818-1883), el materialismo histórico:

Según Marx la estructura económica es la base de la sociedad, de ella depende todo


lo demás, de tal forma que al cambiar la base económica de la sociedad cambiará la
forma de Estado, el sistema jurídico, el arte, la moral, la religión, la familia..., toda la
superestructura ideológica. Ésta está siempre al servicio de la clase dominante que la
usa para justificar el tipo de sociedad presente.
La estructura económica es la forma en la que la sociedad se organiza para producir
todo aquello que necesita para su existencia (energía, alimentos, servicios médicos y
educativos… etc.). Está formada por las fuerzas de producción y las relaciones de
producción que establecen los miembros de la sociedad de acuerdo a su poder
económico. De acuerdo con esta visión en occidente hemos pasado por 4 sistemas o
formas de producción:

- La sociedad esclavista que es la sociedad antigua en la que existen dos clases


sociales básicas, amos y esclavos.
- La sociedad feudal que es la sociedad medieval en la que las clases básicas son
los señores y los siervos.
- La sociedad renacentista, sociedad de transición, en la que aparecen dos clases
sociales nuevas, los maestros dueños de los talleres artesanales y los oficiales
que son aquellos trabajadores que dominan un oficio y trabajan para los

15
primeros en el taller.
- La sociedad capitalista moderna en la que las clases sociales básicas son los
capitalistas y los obreros.

Según Marx al cambiar las fuerzas productivas cambia de manos el poder


económico que pasa a una nueva clase social que generará una nueva superestructura
ideológica para justificar su posición de dominio. La transformación de la sociedad se
produce cuando hay una guerra de intereses entre clases para hacerse con el control del
Estado y otros elementos de la superestructura ideológica, por eso la lucha de clases es
el motor de la historia.

b) Max Weber (1864-1920), teoría de la historia

Este filósofo y sociólogo nos ha ofrecido una interesante teoría acerca de la relación
entre las creencias predicadas por la religión calvinista y el desarrollo del capitalismo a
partir de la noción calvinista de predestinación, que es un ejemplo de cambio social
explicado en términos opuestos a Marx. En este caso fue la superestructura ideológica la
que determinó el cambio en la estructura económica.
Según la teoría de la predestinación las personas son malas y nunca pueden merecer
la salvación eterna. Sólo se salvan aquellas personas que Dios, libre y misteriosamente,
quiere salvar, es decir, los elegidos. Dios escogerá entre quienes vivan con ascetismo,
autocontrol y seriedad. El calvinismo, pues, predicó una moral austera que lleva
implícitos determinados deberes entre los que adquiere un significado principal la
obligación de huir de toda ociosidad y despreocupación y la de trabajar para participar
en la obra de Dios. Además no es suficiente trabajar sino que hay que hacerlo con
honradez y precisión, esmerándose en nuestra obra y procurando la utilidad productiva.
De acuerdo con este ascetismo, el fiel debe huir del lujo, de la prodigalidad y el
dispendio. Pero si se trabaja mucho y con esmero y, al mismo tiempo, se rechaza el lujo
y el dispendio, la consecuencia lógica es el ahorro, la acumulación de riqueza y capital.
Así la religión calvinista influyó decisivamente en el surgimiento de la moderna
sociedad capitalista y en la valoración del trabajo que en ella se hace.

16
4. ACTITUDES ANTE LA DIVERSIDAD CULTURAL:

Que existe una diversidad de culturas es un hecho, como también lo es que debido a
los flujos migratorios característicos de nuestra sociedad globalizada, tenemos que
convivir con personas de otras culturas. La forma en que valoremos esas otras culturas
determinará nuestra actitud ante esas personas.
Una actitud social es la predisposición a responder de forma favorable o
desfavorable hacia algo (por ejemplo, la pena de muerte) o hacia alguien (por ejemplo,
los inmigrantes). Las actitudes constan de tres componentes: cognitivo, afectivo y
conductual:

- El componente cognitivo es la creencia que el sujeto tiene acerca del objeto de


la actitud y puede ser favorable o desfavorable.
- El componente afectivo es la emoción que le produce el objeto de la actitud y
puede ser positiva o negativa.
- El componente conductual es la acción que el sujeto emprende cuando se
encuentra con el objeto de la actitud, puedes ser de apoyo u hostil.

Las actitudes que podemos adoptar frente a otras culturas son las siguientes:
etnocentrismo, relativismo, xenocentrismo e interculturalismo.

a) Etnocentrismo. Parte del supuesto de que la propia cultura es superior a las demás.
Analiza las demás culturas comparándolas con la propia cuyos elementos y patrones
considera como buenos, correctos y naturales mientras que los ajenos los juzga
extraños, inadecuados, absurdos, inmorales e incluso antinaturales. Ejemplo: los
anglosajones consideran la familia latina (por ejemplo, la española) como
excesivamente protectora de los hijos y una carga para el desarrollo de la iniciativa
individual; inversamente los latinos consideran a la familia anglosajona como una
institución que priva a los hijos del afecto y la protección de los padres.
Los problemas del etnocentrismo son la incomprensión, la intolerancia cultural y
el exceso de cohesión en torno a los sistemas normativos propios. En sus versiones
más radicales genera actitudes como el racismo, la xenofobia, el fanatismo
patriótico y la aculturación. La aculturación es la exportación masiva de un diseño
de vida colectiva de una sociedad dominante a otra subordinada que termina por

17
desaparecer parcial o totalmente. La aculturación puede ser voluntaria o forzosa. En
el primer caso, la cultura receptora asimila sin resistencia los valores, normas, ideas
e instituciones de la cultura exportadora lo cual puede ser positivo, negativo o
ambos. Ejemplo: Estados Unidos exporta modelos de comportamiento, valores,
ideas…etc. El segundo caso es mucho más dramático y negativo. Ocurre cuando
una sociedad se ve obligada, incluso por medio de la violencia, a adoptar los
elementos culturales de la población dominante. La aculturación forzosa puede
llevar en su versión más extrema al genocidio o exterminio de un grupo social por
su etnia, religión, ideología política o nacionalidad. Hay muchos casos de
aculturación forzosa en la historia, de hecho, todo el proceso colonizador llevado a
cabo por los países europeos en América, África, Asia y Australia lo es.

b) Relativismo. Para el relativismo cultural todas la culturas tienen el mismo valor (no
hay culturas superiores e inferiores). Propone analizar las diferentes culturas desde
sus propios sistemas normativos, no desde el sistema normativo de origen. Para
comprender una cultura hay que esforzarse por considerar los elementos de esa
cultura desde el interior de su propio entorno.
El problema que plantea el relativismo es que puede ser correcto desde un punto
de vista puramente teórico cuando intentamos solamente comprender o explicar.
Pero no siempre lo es desde un punto de vista práctico, ético y político pues puede
dar lugar a la neutralidad o tolerancia hacia ciertos rasgos o instituciones
inadmisibles contrarias a la libertad, la igualdad, la dignidad y el respeto a los
derechos humanos. Ejemplo: la mutilación femenina, la esclavitud, el trabajo
infantil, la supeditación de las costumbres y leyes al contenido dogmático de los
textos religiosos, tal como sucede en las culturas fundamentalistas o teocráticas.

c) Xenocentrismo. Es lo opuesto al etnocentrismo. Consiste en afirmar o sentir que la


cultura de origen es inferior a otra. Por lo tanto es preciso reajustar las propias
normas y rasgos culturales a los ajenos. El principal peligro del xenocentrismo es el
desarraigo cultural y la marginación ya que la persona puede terminar por sentirse
fuera de ambas culturas: rechaza la de origen y se siente rechazada en la otra. El
xenocentrismo a veces ha propiciado una actitud "romántica" hacia otras culturas,
como el estilo de vida supuestamente "espontáneo y natural" de los isleños
polinesios que atribuye todo tipo de bondades morales a los indígenas de lugares

18
remotos y exóticos. Ha propiciado también la adopción indiscriminada de valores y
comportamientos extraños a los de la cultura de origen, como "la comida rápida" en
lugar de nuestra cocina tradicional.

d) Interculturalismo. Esta actitud consiste en manifestar respeto y tolerancia hacia


todas las culturas y propone el encuentro, la comunicación permanente y el diálogo
abierto con las demás culturas en un plano de total igualdad. Plantea la utopía de
una sociedad internacional que puede avanzar en la solución de los problemas
mundiales desde un consenso racional entre las culturas.
El problema del interculturalismo es que nos lleve a un relativismo
excesivamente tolerante con determinadas prácticas culturales contrarias a la
dignidad humana. Por ello esta actitud propone que si bien todas las culturas son
iguales y respetables, no lo son todas sus características, normas, valores e
instituciones. Por tanto, debe propiciarse una convivencia en la que tengan cabida
todas las diferencias y prácticas culturales, pero sobre la base de la aceptación de un
código universal de valores y un escrupuloso respeto a la libertad, la igualdad, la
dignidad y los derechos humanos.

19

También podría gustarte