Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANAS


CARRERA DE CIENCIAS POLÍTICAS
INTRODUCCIÓN A LAS CIENCIAS SOCIALES
PATRICIO XAVIER ZAPATA NASIMBA
FORO 1
LA POSIBILIDAD DE LAS CIENCIAS SOCIALES
En la actualidad no sólo es posible la existencia de las ciencias sociales, sino que es
necesario. Quiero partir con esto, es necesario en cuanto es una ciencia que estudia al
hombre en la sociedad, pero un estudio que se basa desde su historiografía que permite
comprender el movimiento social presente. Diego Pereyra (2010), dirá que en este sentido se
“…combinan entonces la perspectiva clásica de la historia de la Sociología que estudia la
evolución de las teorías y los conceptos, como tradiciones (ethos) que guían la acción
intelectual con el enfoque institucional que afirma la importancia de la organización
administrativa para el desarrollo del conocimiento científico”. (p. 39)

En este sentido, es bueno traer a colación el caso del nacimiento de las ciencias sociales en
México, como lo va a explicar Alejandro Blanco (2010) “…la Sociología en México nació
como parte de la enseñanza del Derecho” (p. 20). Con la influencia del positivismo
compteano del Siglo XIX es incorporada al currículum académico universitario, aunque con
un muy limitado espacio de cátedra. De hecho A. Blanco (2010) dirá que “hacia los años
cuarenta, la Sociología comenzó a ganar un mayor espacio y predicamento en las
instituciones culturales…y con el lanzamiento,…, de la Revista Mexicana de Sociología”. (p.
20)

De hecho, este debate de las distintas áreas de la investigación científica en las que puede
intervenir las ciencias sociales tiene lógicamente que ver en cuanto a “…cada perspectiva
epistemológica y metodológica de análisis…, parten de la concepción del objeto y método,
reconociendo algunas la posibilidad de que sean múltiples…” (Manzanos, 2002, p. 15). De
hecho Wright Mills (1969), lo va a expresar de este modo “La imaginación sociológica
permite a su poseedor comprender el escenario histórico más amplio en cuanto a su
significado para la vida interior y para la trayectoria exterior de diversidad de individuos”.
(p. 25)
Siguiendo a Gloria Anzaldúa (1990), y de hecho lo podemos decir con certeza que, las
ciencias sociales se han abierto campo al “…espacio teorizante…”, ya que incorpora propios
enfoques y metodologías que permiten la transformación del espacio teorizante. “La teoría
produce efectos que cambian a las personas y a la forma en que perciben el mundo”.
(Anzaldúa, 1990)

Ubicar a la ciencias sociales en un espacio teorizante que le de su estatuto de ciencia, le


ha permitido marcar su identidad. Y esta es precisamente una de sus herramientas
estratégicas muy poderosas de esta ciencia fáctica. Si desde palabras que citamos arriba de
Wright Mills el imaginario sociológico indaga en el escenario histórico, este escenario
comprendería la cuna del origen la identidad cultural en el que desarrolla la existencia cada
uno de los individuos de la sociedad. Y esto es lo que le hace compleja a la ciencia social,
indagar y encontrar el orden cultural en medio de un mundo caótico. Me permito evocar en
este sentido al Grupo venezolano Bituaya, quienes cantan la canción “Solos”. Su espacio
teorizante marcadamente definido por el rescate de su identidad cultural, con una amplia
connotación filosófica, se convirtió en su objeto y método, en palabras de Manzanos.

Si las ciencias sociales nacen en el contexto de la Modernidad es lo más lógico que


indague en el hecho social de la ansiada identidad cultural de la misma modernidad. La
búsqueda del sentido autóctono de los pueblos le hace a las ciencias sociales una ciencia real,
marcada no sólo por un amplio campo epistémico sino también decalógico. Tal circunstancia
lo va a evidenciar Rubén Blades en su canción “Vida”; marcada por la lucha por la libertad y
la dignidad humana. Vemos entonces que las ciencias sociales no sólo contiene un estatus
epistemológico, sino un código de ética muy marcado, la lucha por la libertad en un amplio
contexto histórico de la mano.

A modo de conclusión podemos afirmar, entonces, que las ciencias sociales son posibles
en cuanto es una actividad específica en que las ideologías intervienen, de acuerdo al objeto y
método de estudio científico. Para así, comprendiendo el fenómeno estudiado de la sociedad
se proponga una solución viable y sostenible en post del bien del colectivo social.
Referencias Bibliográficas

Anzaldúa, G. (1990). Haciendo Teorías. En Making Face, Making Soul/Haciendo Caras:


Creative and Critical Perspectives Of Women Of Color, pp. XXV-XXVI. Aunt Lute
Books.

Bituaya. (20, Enero, 2014). Solos. Te lo tengo. [Medio de grabación: Hosein Mokarrami
Director audiovisual] Caracas: Productora Ernesto Figueroa. Recuperado de:
https://www.youtube.com/watch?v=tMVxNUQ1D6A

Blanco, A. (Abril, 2010). José Medina Echavarría y el proyecto de una sociología científica.
En D. Pereyra (Comp.), El desarrollo de las ciencias sociales. Tradiciones, actores e
instituciones en Argentina, Chile, México y Centroamérica. (pp. 17-34). Costa Rica:
Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Recuperado de:
http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan045151.pdf

Cueva, A. (Febrero, 2012). Ciencia social e ideología de clase. Pensamiento Político


Ecuatoriano. Agustín Cueva Ensayos Sociológicos y Políticos. Quito: Imprenta V&M
Gráficas. Recuperado de:
https://www.google.com.ec/search?biw=1242&bih=597&ei=Wk-
1XLjCOYu3ggeY3LDYCw&q=Cueva%2C+A.++%28Febrero%2C+2012%29.++Ciencia
+social+e+ideolog%C3%ADa+de+clase.++Pensamiento+Pol%C3%ADtico+Ecuatoriano.
++Quito%3A+Imprenta+V%26M+Gr%C3%A1ficas.&oq=Cueva%2C+A.++%28Febrero
%2C+2012%29.++Ciencia+social+e+ideolog%C3%ADa+de+clase.++Pensamiento+Pol%
C3%ADtico+Ecuatoriano.++Quito%3A+Imprenta+V%26M+Gr%C3%A1ficas.&gs_l=ps
y-ab.3..0i71l8.1071217.1071217..1072647...0.0..0.0.0.......1....2j1..gws-
wiz.Nuba97OOKFw
Manzanos, C. (2002). Las ciencias sociales: convergencias disciplinarias y conocimiento de
fronteras. El caso de la sociología. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales.
Volumen XLV. (Número 186), pp. 13-65. México: Universidad Nacional Autónoma de
México. Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/421/42118602.pdf

Pereyra, D. (Abril, 2010). Los científicos sociales como empresarios académicos el caso de
Gino Germani. En D. Pereyra (Comp.), El desarrollo de las ciencias sociales.
Tradiciones, actores e instituciones en Argentina, Chile, México y Centroamérica. (pp.
35-53). Costa Rica: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Recuperado de:
http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan045151.pdf
Rubén, B. (2014). Vida. Tangos. Recuperado de:
https://www.youtube.com/watch?v=DMunT7sIdBE
Wright, C. (2004). La imaginación sociológica. México: Fondo de Cultura Económica. Pp.
23-43. Recuperado de: file:///C:/Users/QPC/Downloads/Wright-Mills-La-Promesa-Pag-
23-43.pdf