Está en la página 1de 4

APUNTE HISTORIA, GEOGRAFÍA Y CS.

SOCIALES OCTAVOS
“LA ALTA EDAD MEDIA: LOS PRIMEROS SIGLOS MEDIEVALES”
Nombre de Docente: XIMENA CEA
ARIAS

Periodo de la historia europea que transcurrió desde la desintegración del Imperio romano de
Occidente, en el siglo V, en manos de los pueblos germanos, hasta el siglo XV, como consecuencia de la
invasión de los turcos Otomanos al Imperio Romano de Oriente.
El término “Edad Media”, fue empleado por historiadores europeos, quienes vieron equivocadamente esta
época como un simple espacio oscuro entre las glorias de la civilización clásica en Grecia y Roma y el despertar
de Renacimiento en el siglo XV. Sin embargo, estos 1.000 años no fueron simplemente un puente entre los
tiempos antiguos y modernos. La Edad Media, por sus características políticas, económicas y sociales, era una
época muy diferente a la nuestra, que ha sido definida de manera múltiple y variada. Dentro de estas
conceptualizaciones está, por ejemplo, la de “Época Oscura “o “Edad del Oscurantismo”, derivada de la pobre
documentación escrita que se tiene del período. Conceptualización que es muy discutible si se piensa que en
este período surgió la institución educativa más original y vigente hasta nuestros días: la Universidad.
Debido a la extensión y cambios del período este se subdivide en tres partes:
Alta Edad Media: Entre los siglos V y VIII.
Feudalismo o Plena Edad Media: Entre los siglos IX y XIII
Baja Edad Media: Entre los siglos XIII y XV.

Ubicación espacial
Cuando el Imperio Romano se quebró, dos regiones emergieron de sus ruinas:
a) Europa occidental: que incluía las actuales Italia, España, Alemania, Francia y Gran Bretaña, que se
transformó en un caótico mosaico de reinos.
b) La parte este u oriental: que incluía Grecia, Asia menor, Egipto y Palestina, que llegó a ser el Imperio
Bizantino.
Un poco más tarde, una tercera potencia nació: los árabes musulmanes que se ubicaron en el sudoeste de
Asia, norte de África e incluso Europa del sur.
Características del período
1) Fragmentación del Imperio: Durante este periodo no existió realmente una maquinaria de gobierno
unitaria en las distintas entidades políticas, aunque permitió la formación de reinos. El desarrollo político y
económico era fundamentalmente local y el comercio regular desapareció casi por completo, aunque la
economía monetaria nunca dejó de existir de forma absoluta. En la culminación de un proceso iniciado durante
el Imperio romano, los campesinos comenzaron a ligarse a la tierra y a depender de los grandes propietarios
para obtener su protección y una rudimentaria administración de justicia, en lo que constituyó el germen del
régimen señorial o feudal. Los principales vínculos entre la aristocracia guerrera fueron los lazos de parentesco
aunque también empezaron a surgir las relaciones feudales. Todos estos sistemas de relación impidieron que
se produjera una fuerte.
2) Fuerte influencia de la Iglesia: La única institución europea con carácter universal fue la Iglesia, pero
incluso en ella se había producido una fragmentación de la autoridad. Todo el poder en el seno de la jerarquía
eclesiástica estaba en las manos de los obispos de cada región. El Papa tenía una cierta preeminencia basada
en el hecho de ser sucesor de san Pedro, primer obispo de Roma, a quien Cristo le había otorgado la máxima
autoridad eclesiástica. En el seno de la Iglesia hubo tendencias que aspiraban a unificar los rituales, el
calendario y las reglas monásticas, opuestas a la desintegración y al desarrollo local. En consecuencia una de
las principales características de la Edad Media fue el Teocentrismo.
3) Vida cultural: La actividad cultural durante los inicios de la edad media consistió principalmente en la
conservación y sistematización del conocimiento del pasado y se copiaron y comentaron las obras de autores
clásicos. En el centro de cualquier actividad docta estaba la Biblia: todo aprendizaje secular llegó a ser
considerado como una mera preparación para la comprensión del Libro Sagrado.

La Alta Edad Media: La Civilización durante el Mundo Medieval.


Los Reinos Germanos (bárbaros)

Página 1
APUNTE HISTORIA, GEOGRAFÍA Y CS. SOCIALES OCTAVOS
“LA ALTA EDAD MEDIA: LOS PRIMEROS SIGLOS MEDIEVALES”
Nombre de Docente: XIMENA CEA
ARIAS

Los germanos eran pueblos de orígenes indoeuropeo, agrupados en tribus y organizados, en tiempos de paz,
bajo la autoridad de un Consejo de los Jefes de Familia; en tiempos de guerra tenían un líder llamado Koening o
rey. El rey o jefe de la tribu era elegido por una asamblea de guerreros, que además administraban la justicia,
pactaban la paz o declaraban la guerra. No poseían un código legislativo, por lo que se regían por el derecho
consuetudinario.
Estos pueblos eran politeístas y sus dioses los personificaban en fuerzas de la naturaleza.
De estos pueblos, los más importantes fueron los francos, sajones, anglos, visigodos, ostrogodos, lombardos, y
vándalos.
Los germanos no tenían ciudades, vivían en aldeas, desconocían lo que era un Estado, de modo que se
organizaban en tribus, donde la autoridad recaía en el jefe guerrero. Los germanos eran pueblos guerreros,
unidos a sus jefes por fidelidad personal. La guerra era su principal actividad, las victorias les daban poder y
riqueza.
Los pueblos bárbaros o germanos invadieron el Imperio y al establecerse en su interior, asimilaron la cultura
grecorromana pasando a ser conocidos como pueblos romanos-germanos. Es en ellos en donde se puede
encontrar el origen de muchas de las distintas nacionalidades europeas.
Elementos de Continuidad y Cambio.
Las Instituciones de la administración Imperial desaparecieron y la población urbana disminuyó, decayendo las
ciudades. Sin embargo, los elementos romanos y germanos no se mantuvieron separados. Los pueblos se
mezclaron y los bárbaros empezaron a asimilar la tradición clásica y tomaron el latín como lengua oficial.
También entraron en contacto con el cristianismo y empezaron a convertirse a la fe cristiana.

El Imperio Bizantino
El Imperio Bizantino nace al dividirse el Imperio Romano en el año 395 durante el gobierno de Teodosio.
Tras la caída del Imperio Romano de Occidente, el Imperio Romano de Oriente se mantuvo hasta 1453, cuando
fue ocupado por los turcos otomanos. Su gran líder fue Justiniano, quien trató de restaurar la gloria y los
territorios del antiguo Imperio Romano.
El Imperio Bizantino se vio concentrado territorialmente en el sector oriental y con una población
mayoritariamente griega. De este modo, el griego pasó a ser la lengua oficial del Imperio y las costumbres se
fueron alejando cada vez más de las existentes en occidente. Mientras en Roma la autoridad de la Iglesia la
tenía el Papa, en Bizancio la autoridad religiosa era el Obispo o Patriarca de Constantinopla, quien apoyado por
el Emperador de Oriente, no consideraba al Papa como una autoridad sobre él. Es así, como en el siglo XI la
iglesia de Oriente se separó de la de Roma, tomando el nombre de Iglesia Ortodoxa.
Aportes de los Bizantinos
Recopilación de todas las antiguas leyes romanas en un solo gran código que se llamó Digesto.
Mantiene las relaciones comerciales entre Europa y Asia, al encontrarse ubicada entre ambas.
Guardaron y preservaron la cultura greco-latina, en grandes bibliotecas.
Cristianizaron a los pueblos eslavos en el sector oriental de Europa, igualando la obra que antes había hecho el
Imperio Romano en el lado occidental.

Imperio Islámico
El Islam es una religión monoteísta surgida en el siglo VII en la península Arábiga a partir de las enseñanzas de
Mahoma, llamado el Profeta. En el libro sagrado de los musulmanes, el Corán, establece la ‘sumisión’ a la
voluntad o a la ley de Dios. La persona que profesa y practica el Islam es un musulmán. Según el Corán, el
Islam es la religión universal y primordial
El profeta Mahoma nació en La Meca y vivió una infancia muy pobre como pastor de cabras. En los
innumerables viajes que realizó en su juventud entró en contacto con judíos y cristianos que son pueblos
monoteístas. Descontento Mahoma con las creencias politeístas de los árabes, se retiró al desierto para
meditar. Allí recibió la revelación de Alá el Dios único.
Mahoma comenzó a predicar su nueva doctrina, pero al encontrar resistencia debió huir a la ciudad de Medina
“Ciudad del Profeta”. Esta huída el año 622, es muy importante dentro del mundo árabe, ya que marca el año 1
de la era musulmana. Mahoma se convierte en jefe político y religioso. El Islam no es sólo una religión, sino
también una forma de ordenar la sociedad en términos políticos y jurídicos, según queda expresado en el Islam.

Página 2
APUNTE HISTORIA, GEOGRAFÍA Y CS. SOCIALES OCTAVOS
“LA ALTA EDAD MEDIA: LOS PRIMEROS SIGLOS MEDIEVALES”
Nombre de Docente: XIMENA CEA
ARIAS

La Expansión del Islam


Mahoma murió en el año 632 y sus sucesores fueron los califas, que motivados por un fanatismo religioso
iniciaron la conquista de territorios cercanos. Hacia el año 700 los árabes habían conquistado Persia,
Mesopotamia, Siria, Palestina, Egipto y el norte de África.
Al tratar de conquistar Europa por el este, no lo logran, ya que son detenidos por el Imperio Bizantino. Sin
embargo, logran pasar por el oeste, venciendo a los visigodos que habitaban en España, allí permanecen cerca
de siete siglos, hasta que fueron expulsados de Granada por los Reyes Católicos en el año 1492.

La visión cristiana del mundo como elemento unificador de la Europa medieval.


Con la irrupción de los pueblos germanos a Europa Occidental y la caída del Imperio Romano, Occidente se
convirtió en un mosaico cultural sin ninguna unidad política, legal o idiomática. La única institución sobreviviente
de la Antigüedad que mantuvo unida a la comunidad europea fue la Iglesia Católica debido a la conversión de
los germanos al cristianismo. Esto significó que las personas se sintieran unidas entre sí sólo por la fe en Cristo
asumida desde el nacimiento a través del bautismo. Esto se vio intensificado con la llegada de los musulmanes
a España en el siglo VIII.
El Papado asumió la conducción de la Cristiandad y de Europa con el poder que antes tuvo el Emperador
romano. Esto, explica que la Iglesia Católica fuera la institución más poderosa del Medioevo y fijara las normas
de comportamiento moral y social para todos a través de los actos más importantes de la vida, por ejemplo,
bautismo, matrimonio y defunción. También fijaba el tiempo a través del calendario de fiestas religiosas y las
horas del día con las campanas de las iglesias o monasterios.
De la misma forma la Iglesia concentró el poder político, económico social y cultural durante casi todo el
período.
La Sociedad al ser profundamente religiosa entendía el mundo a través de estos preceptos. El orden social era
un orden eclesiástico y divino, en el cual la cantidad de personas que era miembro de la Iglesia constituía por sí
misma un grupo o estamento social: el clero. Este grupo se dividía según las funciones que desempeñaran en
la Iglesia:
El clero secular estaba compuesto por el Papa, obispos y párrocos, o sea quienes realizaban tareas pastorales
insertas en el mundo o siglo.
El clero regular lo conformaban los monjes, quienes vivían en un monasterio sometidos a una regla. La vida
monástica fue impulsada por San Benito en el monasterio de Monte Casino en Italia. A partir de ella nacieron las
reglas que siguieron las distintas órdenes religiosas creadas desde entonces y que regían la vida del monje
como al grupo que vivía al interior del monasterio. Las órdenes monásticas fueron muy importantes en la
sociedad medieval ya que eran centros económicos, en ellos había talleres artesanales; culturales, ya que
poseían escuelas y bibliotecas; y, sociales, tenían hospitales, orfanatos y asistencia a los pobres.

El reino Franco y Carlomagno


Tras la caída del Imperio Romano, pequeños reinos brotaron por toda Europa occidental. Sin duda, el más
grande y fuerte fue el reino franco, que se ubicó en la región de la actual Francia. Sus cimientos fueron puestos
por Clodoveo, que gobernó desde los 15 años, entre el 481 y el 511
Clodoveo además de expandir por medio de conquistas el territorio franco, convirtió a su pueblo al cristianismo.
En el siglo VIII los musulmanes dominaron la península Ibérica (España) y fueron detenidos por los francos a
cargo de Carlos Martel quien era mayordomo de palacio del rey y quien en verdad dominaba el reino. Su hijo
Pipino el Breve fue proclamado rey de los francos con el apoyo del Papa iniciando la dinastía Carolingia.
De la dinastía Carolingia es el rey Carlomagno 768-814, que da una época gloriosa al reino franco. En el año
800 fue coronado por el Papa como Emperador para que restableciera en Occidente un Imperio Cristiano.
Carlomagno creó un sistema de gobierno administrativamente muy ordenado y estimuló fuertemente los
estudios, rodeándose de sabios de toda Europa y decretando la creación de escuelas para ciertos grupos de la
población. Por esto último, se llama a este período el renacimiento carolingio.
La unidad que logró Carlomagno sólo se mantuvo durante su reinado. Después de su muerte el Imperio se
entre sus nietos y en los siglos IX y X se produjeron una serie de invasiones que dieron origen al feudalismo y
por lo tanto a la pérdida del poder de los reyes.

Página 3
APUNTE HISTORIA, GEOGRAFÍA Y CS. SOCIALES OCTAVOS
“LA ALTA EDAD MEDIA: LOS PRIMEROS SIGLOS MEDIEVALES”
Nombre de Docente: XIMENA CEA
ARIAS

El ideal imperial se mantuvo en la Germania cuando en el siglo X el rey Otón I fundó el Sacro Imperio Romano
Germánico.

Página 4