Está en la página 1de 30

“AÑO DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD”

FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES

ESCUELA ACADÉMICA PROFESIONAL DE ADMINISTRACIÓN

CURSO:

ADMINISTRACIÓN LOGÍSTICA

TEMA:

GESTIÓN DE ALMACENES

ALUMNOS:

Córdova Corpus, Briggitt

Huerta Reyes, Betzabet

Mauricio Rodríguez, Kimberly

Méndez Jara, Ruth

Rodríguez Rosales, Romel

PROFESOR:

Mgtr. Carlos Poemape Cobian

HUARAZ-PERÚ

2019
INTRODUCCIÓN

El concepto de almacén ha ido variado a lo largo de los años, ampliando su ámbito de


responsabilidad dentro de la función logística.

La gestión de almacenes es un proceso de la función logística que trata la recepción,


almacenamiento y movimiento dentro de un mismo almacén hasta el punto de consumo de
cualquier material o materias primas, semielaborados, terminados, así como el tratamiento en
información de datos generales.

La gestión de almacenes se sitúa en el mapa de proceso logístico entre la gestión de existencias


y el proceso de gestión de pedidos y distribución. La propia evolución de la logística ha
provocado el alteramiento de funciones y responsabilidades, llegando a la confusión,
principalmente entre la gestión de inventarios y la gestión de almacenes.

De tal forma el ámbito de responsabilidad del área de almacenes nace en la recepción del
elemento físico en las propias instalaciones y se extiende al mantenimiento del mismo en las
mejores condiciones para su posterior tratamiento (proceso, transporte o consumo), guardando
evidencia de ello.

i
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN ........................................................................................................... i

I. GESTIÓN ................................................................................................................. 5

1.1. Definición .......................................................................................................... 5

II. ALMACÉN .............................................................................................................. 7

2.1. Definición .......................................................................................................... 7

2.2. Objetivos del almacén ...................................................................................... 7

2.3. Planeación de almacenes ................................................................................. 8

2.4. Funciones del almacén ..................................................................................... 9

III. GESTIÓN DE ALMACENES.............................................................................. 10

3.1. Definición ........................................................................................................ 10

3.2. Principios y objetivos en la gestión de almacenes ....................................... 10

3.3. Características de los almacenes................................................................... 11

3.4. Tipos de almacenes ........................................................................................ 13

3.5. Procesos de la gestión de los almacenes ...................................................... 15

3.6. planificación y organización.......................................................................... 15

3.7. Funciones de los almacenes ........................................................................... 20

3.8. Sistema de almacenamiento ......................................................................... 20

3.9. Recursos utilizados en la gestión de almacenes ........................................... 21

3.10. Sistema de gestión de almacenes ................................................................... 21

IV. Caso: Integración de múltiples soluciones de almacenaje en el centro de


distribución del Grupo Ramos .................................................................................... 22

4.1. Acerca del Grupo Ramos .............................................................................. 22

4.1. Primera aproximación: un almacén con múltiples soluciones .................. 22


CONCLUSIÓN ............................................................................................................. 27

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ....................................................................... 28

ANEXOS........................................................................................................................ 29
I. GESTIÓN

1.1. Definición

Función de la logística que permite mantener cercanos los productos a los distintos
mercados, al tiempo que puede ajustar la producción a los niveles de la demanda y
facilita el servicio al cliente.

Del latín gestío, el concepto de gestión hace referencia a la acción y a la consecuencia


de administrar o gestionar algo. Al respecto, hay que decir que gestionar es llevar a cabo
diligencias que hacen posible la realización de una operación comercial o de un anhelo
cualquiera. Administrar, por otra parte, abarca las ideas de gobernar, disponer dirigir,
ordenar u organizar una determinada cosa o situación.

La gestión estrechamente conceptualizada se asimila al manejo cotidiano de recursos


materiales, humanos y financieros en el marco de una estructura que distribuye
atribuciones y responsabilidades y que define el esquema de la división del trabajo
(Martínez, 2000, p. 11).

La noción de gestión, por lo tanto, se extiende hacia el conjunto de trámites que se llevan
a cabo para resolver un asunto o concretar un proyecto. La gestión es también la
dirección o administración de una compañía o de un negocio. Importante es subrayar
que la gestión, tiene como objetivo primordial el conseguir aumentar los resultados
óptimos de una industria o compañía, depende fundamentalmente de cuatro pilares
básicos gracias a los cuales puede conseguir que se cumplan las metas marcadas.

En este sentido, el primero de los citados puntales es lo que se reconoce como estrategia.
Es decir, el conjunto de líneas y de trazados de los pasos que se deben llevar a cabo,
teniendo en cuenta factores como el mercado o el consumidor, para consolidar las
acciones y hacerlas efectivas.

5
El segundo pilar básico es la cultura o lo que es lo mismo el grupo de acciones para
promover los valores de la empresa en cuestión, para fortalecer la misma, para
recompensar los logros alcanzados y para poder realizar las decisiones adecuadas. A
todo ello, se une el tercer eje de la gestión: la estructura. Bajo este concepto lo que se
esconde son las actuaciones para promover la cooperación, para diseñar las formas para
compartir el conocimiento y para situar al frente de las iniciativas a las personas mejores
calificadas.

El cuarto y último pilar es el de la ejecución que consiste en tomar las decisiones


adecuadas y oportunas, fomentar la mejora de la productividad y satisfacer las
necesidades de los consumidores.

Es importante resaltar que existen distintos tipos de gestión. La gestión social, por
ejemplo, consiste en la construcción de diferentes espacios para promover y hacer
posible la interacción entre distintos actores de una sociedad.

La gestión de proyectos, por su parte, es la disciplina que se encarga de organizar y de


administrar los recursos de manera tal que se pueda concretar todo el trabajo requerido
por un proyecto dentro del tiempo y del presupuesto disponible.

Otro tipo de gestión es la gestión del conocimiento (proveniente del inglés knowledge
management). Se trata de un concepto aplicado en las organizaciones, que se refiere a la
transferencia del conocimiento y de la experiencia existente entre sus miembros. De esta
manera, ese acervo de conocimiento puede ser utilizado como un recurso disponible para
todos los integrantes de una misma organización.

Por último, cabe destacar que la gestión ambiental abarca el grupo de tareas enfocadas
al control del sistema ambiental en base al desarrollo sostenible. La gestión ambiental es
una táctica por medio de la cual se establecen acciones de perfil antrópico que influyen
sobre el ambiente a fin de conseguir una calidad de vida óptima (Porto y Merino, 2008).

6
II. ALMACÉN

2.1. Definición:

En el estudio de la administración moderna, el almacén es un medio para lograr una


economía potencial y aumentar utilidades de una empresa. La Definición del almacén
es: “Realizar las operaciones y actividades necesarias para suministrar los materiales o
artículos en condiciones óptimas de uso y con oportunidad, de manera de evitar
paralizaciones por falta de ellos o animalizaciones de capitales por sobre existencias”
(Tompkins, 1988).

El almacén es una unidad de servicio en la estructura orgánica y funcional de una


empresa comercial o industrial, con objetivos bien definidos de resguardo, custodia,
control y abastecimiento de materiales y productos (García, Cantu y alfonso, 1996).

El éxito en el desarrollo de los programas de trabajo de una empresa depende, en gran


medida del adecuado suministro de los equipos, materiales, o artículos de la calidad
requerida, en las cantidades solicitadas y en el tiempo oportuno.

En el estudio y la aplicación de la administración moderna, el buen manejo de un


almacén es un medio para lograr eficiencia en los procesos de recepción, control,
consolidación y envío de productos disminuyendo mermas y deterioro generando un
valor agregado en los insumos.

2.2. Objetivos del Almacén

El objetivo primordial de los almacenes es suministrar espacio y equipo para abarcar y


preservar los artículos hasta que se utilizan o transporten, en la forma que sea más
eficiente en costo. El éxito eficiente de las actividades de almacenamiento depende de
una planeación muy cuidadosa.

7
El sistema de almacenamiento incluye instalaciones, equipo, personal y técnicas
requeridos para recibir, almacenar y embarcar materia prima, productos en proceso y
productos terminados. Las instalaciones, equipo y técnicas para almacenamiento varían
mucho según la naturaleza del material que se va a manejar. Es considerable articular
que para diseñar un sistema de almacenamiento se considera las características del
material como tamaño, peso, durabilidad, duración en estantería, es decir la vida del
material en los estantes y tamaño de los lotes.

No debemos olvidar que los aspectos económicos también son muy importantes en el
diseño de sistemas de almacenamiento. Se incurre en costos de almacenamiento y retiro,
pero éstos no agregan ningún valor a los productos. Por lo que, la inversión en equipo
para almacenamiento al igual que la superficie que le destinemos a esto, se debe basar
en la minimización de los costos de almacenamiento. Otros factores que deben
considerarse al diseñar sistemas de almacenamiento incluyen aspectos como el control
de tamaño del inventario y la ubicación, medidas respecto a la inspección de la calidad,
medidas relativas a la selección y empaquetamiento, así como también el apilamiento
para recibir y embarcar (Molina, 1989).

2.3. Planeación de almacenes

Se deben de tomar ciertas consideraciones para poder realizar la planeación de los


almacenes. Una de ellas es el número y tipos de materiales que se van a almacenar y
conducir, por ello se dice que es la base para planear los almacenes. Las características
físicas del material, son las que determinarán los métodos para almacenamiento y
manejo. Los factores físicos incluyen dimensiones, peso, forma y durabilidad. Otra
consideración es el equipo de almacenamiento.

En la selección de equipo, hay que tener en cuenta las restricciones de la construcción.


El equipo para almacenamiento debe ser compatible con la capacidad de carga de los
pisos, altura libre debajo de rociadores contra incendio, espacio entre columnas y la
ubicación de andenes para recibo y embarque, entre otros. Casi siempre, el equipo para

8
almacenamiento, consiste en racks para usos generales o especiales, de altura, fondo y
capacidad dependiendo de las distintas cargas. Incluso en algunas ocasiones, el piso del
almacén se puede utilizar en parte o en su totalidad en vez de equipo (Tompkins, 1988).

2.4. Funciones del almacén

La formulación de una política de inventario para un departamento de almacén depende


de la información respecto a tiempos de adelantes, disponibilidades de materiales,
tendencias en los precios y materiales de compras, es la fuente mejor de esta
información. Esta función controla físicamente y mantiene todos los artículos
inventariados, se deben establecer resguardo físico adecuados para proteger los artículos
de algún daño de uso innecesario debido a procedimientos de rotación de inventarios
defectuosos y a robos. Los registros deben mantener ciertos parámetros que faciliten la
localización inmediata de los artículos, entre las cuales tenemos:

 Mantienen las materias primas a cubierto de incendios, robos y deterioros.


 Permitir a las personas autorizadas el acceso a las materias almacenadas.
 Mantienen en constante información al departamento de compras, sobre las
existencias reales de materia prima.
 Lleva en forma minuciosa controles sobre las materias primas (entradas y
salidas).
 Vigila que no se agoten los materiales (máximos - mínimos).
 Realizar los movimientos de recibo, almacenamiento y despacho con el mínimo
de tiempo y costo posibles.
 Llevar registros al día de sus existencias.

9
III. GESTIÓN DE ALMACENES

3.1. Definición:

La gestión de los almacenes es un elemento clave para lograr el uso óptimo de los
recursos y capacidades del almacén dependiendo de las características y el volumen de
los productos a almacenar (Poirier y Reiter, 1996).

Es un proceso clave que busca regular los flujos entre la oferta y la demanda, optimizar
los costos de distribución y satisfacer los requerimientos de ciertos procesos productivos.
Esto se logra por medio de una gestión de la materia prima proporcionada al proceso de
producción, el trabajo en proceso o WIP (work in process, por sus siglas en inglés) que
brinda flexibilidad a las operaciones de producción, y los productos terminados para
preparar y garantizar el cumplimiento de los pedidos de los clientes (Mauleón, 2006).
Por su parte, Gunasekaran, Lai y Cheng (2008) describen que la gestión de almacenes
contribuye a una efectiva gestión de la cadena de suministro debido a que está
directamente implicada en el intercambio de información y bienes, entre proveedores y
clientes, incluyendo fabricantes, distribuidores y otras empresas que participan en el
funcionamiento de la cadena de suministro (Gestión de almacenes y tecnologías de la
información y comunicación (TIC), 2010, p. 48).

3.2. Principios y objetivos en la gestión de almacenes

Los principios de la gestión óptima de los almacenes los puntos considerados son: la
coordinación con otros procesos logísticos, el equilibrio en el manejo de los niveles de
inventario y en servicio al cliente y la ductilidad para adaptarse a los cambios de un
mundo empresarial globalizado. De esta forma, Mulcahy (1993), Urzelai (2006),
Mauleón (2006), y Harnsberger (1997) indican que los objetivos a buscar con la gestión
de almacenes son:
 Minimizar:
 El espacio empleado, con el fin de aumentar la rentabilidad.

10
 Las necesidades de inversión y costos de administración de inventarios.
 Los riesgos, dentro de los cuales se consideran los relacionados con el personal,
con los productos y con la planta física.
 Pérdidas, causadas por robos, averías e inventario extraviado.
 Las manipulaciones, por lo cual los recorridos y movimientos de las personas,
equipos de manejo de materiales y productos, deben ser reducidos a través de la
simplificación y mejora de procesos.
 Los costos logísticos a través de economías de escala, reducción de faltantes y
retrasos en la preparación de despachos.
 Maximizar:
 La disponibilidad de productos para atender pedidos de clientes.
 La capacidad de almacenamiento y rotación de productos.
 Operatividad del almacén.
 La protección a los productos. Cabe destacar que los dos primeros objetivos de
maximización son parcialmente contrapuestos, por lo cual se debe equilibrar su
nivel de implementación, debido a que a mayor capacidad de almacenamiento se
tiende a reducir la operatividad en el almacén.

3.3. Características de los almacenes

3.3.1. Tamaño de los almacenes:


Siguiendo el pensamiento lean, el tamaño de los almacenes debe aspirar a ser el
estrictamente necesario para el flujo de trabajo. Almacenes demasiado amplios
deben limitar su zona de trabajo para ahorrar tiempos y los que están saturados deben
plantear la búsqueda de unas instalaciones más adecuadas.

3.3.2. Ubicación de los almacenes:


También es muy importante la ubicación de los almacenes teniendo en cuenta varios
factores, su importancia depende si nuestra empresa es distribuidora o productora.
Estos factores son: acceso al transporte, proximidad con el cliente, disponibilidad de
acceso y costes de la mano de obra.

11
3.3.3. Funciones y tareas del almacén:
Las funciones del almacén pueden ser diferentes dependiendo del tipo de
organización, pero las más comunes son:
 Recepción de materiales.
 Registro de entradas y salidas del almacén.
 Mantenimiento de los materiales y el almacén.
 Despacho de materiales.
 Coordinación del almacén con los departamentos de contabilidad
Existen varias tareas dentro del almacenaje que es importante conocer:

3.3.3.1. El control del almacén:

Se realiza mediante mediciones de entradas y salidas en cuanto a dos formas:


periódica, en la cual se buscan objetivos semanales, mensuales; y de rotación, en esta
se analiza el ejercicio económico de todo el año, comprobando las unidades que no
pudimos dar salida y comparándolo con otros años.

3.3.3.2. El centro de distribución:

Es una parte del almacenamiento que se encarga de la gestión del flujo de materiales.
Son la parte básica para el funcionamiento del almacén y por lo tanto es posible que
podamos obtener más mejoras diarias en esta sección que en el diseño del almacén
donde es más difícil concretar mejoras y serán puntuales.

3.3.3.3. La gestión de stocks o gestión de inventarios:

Esta parte de la gestión administrativa que se encarga de regular el flujo entre las
entradas y las salidas de existencias en la producción de nuestra empresa. La manera
de controlar el flujo de entrada es variando la frecuencia y el tamaño de los pedidos
que realizamos a nuestros proveedores.

El control sobre el flujo de salida es mucho menor pues las condiciones son impuestas
por los consumidores. Debe estar lo más ajustado posible a nuestras expectativas de

12
ventas, siempre priorizando que el cliente no debe esperar para recibir nuestros
productos.

El objetivo es mantener siempre los inventarios al mínimo posible y asegurar que


nuestras existencias estarán disponibles justo en el momento de necesitarlas, no antes.
Para conseguir esto es necesario alcanzar una gran coordinación con los proveedores y
clientes.

3.3.4. Diseño de almacenes

El diseño del almacén debe facilitar su correcta gestión. De deben definir y concretar
número de plantas, planos de la instalación y sus elementos; además de materiales y
maquinaria necesarios para la realización de las labores básicas, así como labores de
limpieza, mantenimiento y seguridad.

Por otro lado, se debe diseñar el layout de almacén para favorecer la distribución de
materiales y productos en el almacén y poder localizar y obtener lo que necesitemos de
la forma más optimizada. El objetivo es evitar cuellos de botella, así como facilitar las
labores de mantenimiento, reduciendo así tiempos de flujo.

3.4. Tipos de almacenes

3.4.1. Según su recinto:


A. Cubierto:
Los almacenes cubiertos están protegidos por una estructura con techo que
resguarda a los materiales almacenados de las inclemencias meteorológicas.
Dentro de estos almacenes también puede haber zonas especiales para bienes que
necesiten unas determinadas condiciones ambientales de temperatura o de luz.
B. Al aire libre:
Se trata de un almacén que no requiere de ninguna construcción, aunque su zona
suele estar delimitada por vallas o señales. En él se almacenan bienes que no se
dañan al estar a la intemperie, como por ejemplo los coches nuevos o, todo lo
contrario, los coches destinados a chatarra.

13
C. Almacén convencional:
El almacén convencional se compone de estanterías metálicas y estanterías para
el depósito de paletas, para el uso de carretillas contrapesadas convencionales o
de mástil retráctil. En estos almacenes la altura de la última carga no supera los
8 metros y se deben fijar pasillos adecuados para el paso de las carretillas. El
sistema de almacenaje más habitual en estas infraestructuras son las estanterías
para almacén, capaces de soportar diferentes pesos de carga por balda.
D. Almacén automático:
En los almacenes automáticos se utilizan equipos robotizados para la
manipulación de la carga, su altura sobrepasa los 10 metros y la actividad
realizada por los trabajadores es mínima. Suelen ser de dos tipos: de carga
politizada a gran altura o mini-loads, para cargas más ligeras. Se utiliza un trance
levador que se controla mediante un sistema informático y que se ocupa de la
entrada y salida del material.

3.4.2. Según la mercancía almacenada


A. Materias primas
Los almacenes que albergan materias directamente extraídas de la naturaleza
suelen estar muy cerca del centro de producción, donde se transformarán en
productos elaborados.
B. Productos intermedios
Los productos semi-elaborados se encuentran en mitad de la cadena de
producción. Si la segunda fase de producción es en la misma fábrica suelen
almacenarse en su interior. Aunque otros bienes como el textil se fabrican
habitualmente en dos o más instalaciones, por lo que el almacenaje de bienes
intermedios no siempre se hace en el interior o cerca de la fábrica.
C. Productos terminados
Son las materias acabadas y los productos elaborados que ya están disponibles
para su salida y para comenzar su proceso de distribución y posterior venta.

14
3.4.3. Según su función logística:
A. Almacén central
También denominado como de planta, este almacén está localizado lo más cerca
posible del centro de fabricación para reducir los costes de transporte y
manipulación de la mercancía. En este almacén se gestiona el stock y se
suministran las mercancías correspondientes a los almacenes regionales.
B. Almacén regional
El almacén regional se sitúa en una zona de expedición menor, con el objetivo
de cubrir las necesidades de un ámbito geográfico concreto en el que los
productos se puedan distribuir rápidamente. De hecho, su zona de influencia no
debe ser superior a una jornada para que considere como almacén regional.
C. Almacén de tránsito
Se encuentra en un punto intermedio entre almacén regional y el centro de
consumo cuando entre ellos hay una distancia de más de un día.
D. Almacén temporal
Son almacenes temporales o de depósito que sirven para almacenar el stock
durante las subidas de demanda de un bien determinado.

3.5. Procesos de la gestión de los almacenes

El mapa de proceso de la gestión de almacenes se compone de dos ejes transversales que


representan los procesos principales - Planificación y Organización y Manejo de la
información - y tres subprocesos que componen la gestión de actividades y que abarca la
recepción, el almacén y el movimiento.

3.6. Planificación y organización

El proceso de planificación y organización es de carácter estratégico y táctico, dado que


tiene que brindar soluciones de recursos en comunión con las políticas y objetivos
generales que contempla la estrategia de la compañía, en aras de potenciar las ventajas
competitivas por las que apuesta la misma. Dentro de las actividades o subprocesos que
se deben realizar en el proceso de planificación y organización se encuentran:

15
 Diseño de la red de distribución de la compañía: Toda compañía necesita establecer
políticas respecto a su red de distribución, dado que esta debe ser acorde a su mercado
y óptima en capacidad de respuesta para mitigar las fluctuaciones de su demanda; es
la planificación y ubicación estratégica de los almacenes y centros de distribución de
manera que permitan gestionar el flujo de productos desde uno o más orígenes hasta
el cliente.
 Responsabilidades de la Gestión de Almacenes (Gestión Propia o Subcontratación):
Una vez se ha diseñado la red de distribución se procede a determinar si se auto
gestionará el almacén o si se subcontratará.
 Ubicación de almacenes: La firma Pricewaterhousecoopers recomienda que la
localización de los almacenes se aborde desde un enfoque con doble perspectiva:
 Una visión general del mercado: Para acotarse geográficamente a un área amplia.
 Una visión local del mercado: Que contemple aspectos particulares de las zonas
acotadas en la visión general.
 Tamaño de los almacenes: Un almacén debe ser dimensionado principalmente en
función de los productos a almacenar (en tamaño, características propias y cantidad
de referencias) y la demanda (especialmente en sectores afectados por la
estacionalidad de la demanda). Pero además de estos, intervienen otros factores que
deben ser considerados a la hora de dimensionar el tamaño de un almacén. Los
factores a tener en cuenta para el cálculo del tamaño de un almacén son:
 Productos a almacenar (cantidad y tamaños).
 Demanda de los mercados.
 Niveles de Servicio al cliente.
 Sistemas de manipulación y almacenaje a utilizar.
 Tiempos de producción.
 Economías de escala.
 Lay out de existencias.
 Requisitos de pasillos.
 Oficinas necesarias.

16
 Diseño y Lay-out de los almacenes: Una vez los tipos de almacenes y sus ubicaciones
han sido definidos, se debe trabajar en conseguir el flujo de materiales más eficiente
y efectivo dentro de los almacenes.

3.6.1. Recepción

El flujo rápido del material que entra, para que esté libre de toda congestión o demora,
requiere de la correcta planeación del área de recepción y de su óptima utilización. La
recepción es el proceso de planificación de las entradas de unidades, descarga y
verificación tal y como se solicitaron mediante la actualización de los registros de
inventario.

El objetivo al que debe tender una empresa en su proceso de recepción de mercancías es


la automatización tanto como sea posible para eliminar o minimizar burocracia e
intervenciones humanas que no añaden valor al producto. Otra tendencia considerada
como buena práctica logística es la implementación de programas de entregas
certificadas que no solo eliminan burocracia, sino que reducen al mínimo las
inspecciones que se consideran imprescindibles pero que no añaden valor.

3.6.2. Almacén

El almacenamiento o almacén es el subproceso operativo concerniente a la guarda y


conservación de los productos con los mínimos riesgos para el producto, personas y
compañía y optimizando el espacio físico del almacén. El almacén puede dividirse en
las siguientes zonas:

 Zonas de un almacén:
 Recepción: zona donde se realizan las actividades del proceso de recepción.
 Almacenamiento, reserva o stock: zonas destino de los productos almacenados. De
adaptación absoluta a las mercancías albergadas, incluye zonas específicas de stock
para mercancías especiales, devoluciones.
 Preparación de pedidos o picking: zona donde son ubicados las mercancías tras
pasar por la zona de almacenamiento, para ser preparadas para expedición.

17
 Salida, verificación o consolidación: desde donde se produce la expedición y la
inspección final de las mercancías.
 Paso, maniobra: zonas destinadas al paso de personas y máquinas. Diseñados
también para permitir la total maniobrabilidad de las máquinas. Oficinas: zona
destinada a la ubicación de puestos de trabajos auxiliares a las operaciones propias
de almacén.
 Oficinas: zona destinada a la ubicación de puestos de trabajo auxiliares a las
operaciones propias de almacén.

Los Sistemas de Almacenamiento y Tipos de Almacén serán abordados en módulos


independientes.

3.6.3. Movimiento

Es el subproceso del almacén de carácter operativo relativo al traslado de los


materiales/productos de una zona a otra de un mismo almacén o desde la zona de
recepción a la ubicación de almacenamiento. La actividad de mover físicamente
mercancías se puede lograr por diferentes medios, utilizando una gran variedad de
equipos de manipulación de materiales. El tipo de herramientas utilizado depende de
una serie de factores como son:

Desde la perspectiva de las características de las mercancías, los flujos de entrada y


salida del almacén de las mercancías son variadas.

 Volumen del almacén


 Volumen de las mercancías
 Vida de las mercancías
 Coste del equipo frente a la finalidad
 Cantidad de manipulaciones especiales y expediciones requeridas
 Distancia de los movimientos

18
3.6.4. Información

Si bien la función principal de la Gestión de Almacenes es la eficiencia y efectividad


en el flujo físico, su consecución está a expensas del flujo de información, este es un
eje transversal de los procesos de gestión logística, y la gestión de almacenes no son la
excepción. Debe ser su optimización, por tanto, objetivo de primer orden en la Gestión
de Almacenes. Su ámbito se extiende a todos los procesos anteriormente descritos –
Planificación y organización, recepción, almacén y movimiento – y se desarrolla de
manera paralela a ellos por tres vías:

 Información para gestión.


 Identificación de ubicaciones.
 Identificación y trazabilidad de mercancías.

Dentro de la información para la gestión se incluyen:

 Configuración del almacén: instalaciones, lay-out…


 Datos relativos a los medios disponibles
 Datos técnicos de las mercancías almacenadas
 Informes de actividad para Dirección
 Evolución de indicadores
 Procedimientos e instrucciones de trabajo
 Perfiles y requisitos de los puestos
 Registros de la actividad diaria

Los procesos de la gestión de almacenes son los que permiten que este cumpla con sus
objetivos. Debido a su importancia, se presentan algunas generalidades y características
de sus procesos de recepción, almacenamiento, preparación de pedidos y despacho. De
los procesos presentados, el almacenamiento suele ser considerado como crítico, dado
que se encarga de proteger y guardar los productos mientras estos son solicitados por el
siguiente eslabón de la cadena de suministro. Por ello, para optimizar su mantenimiento
y manejo, es necesario definir sistemas de almacenamiento adecuados, los cuales son

19
resultado de la mezcla de equipos y métodos de operación utilizados en un ambiente de
almacenaje y recuperación de productos (Urzelai, 2006).

3.7. Funciones de los almacenes

La selección y configuración del tipo de almacén suele ser crítica para que la empresa
opere adecuadamente y atienda satisfactoriamente las necesidades de los clientes. Por
estos motivos, se presentan los tipos o funciones más comunes de la gestión de
almacenes, los cuales se identificaron por medio de una revisión bibliográfica que
incluyó autores tales como Ballou (2004), Urzelai (2006) y Mauleón (2006),
seleccionados por su trayectoria y claridad en la ilustración del tema.

Finalmente, el tipo de almacén con que cuente una empresa es el principal factor para
configurar los procesos que componen la gestión de almacenes. Además, se debe tener
en cuenta que, sin importar el tipo de almacén, se pueden utilizar TIC como: el WMS,
LMS, código de barras y RFID, las cuales poseen funcionalidades transversales. Otras
TIC como: VMI, el picking to light y voice (en español, preparación de pedidos apoyado
en luz y voz) suelen utilizarse en almacenes o centros de distribución por el volumen de
las operaciones de preparación de pedidos.

3.8.Sistema de almacenamiento

Como se describió anteriormente, los sistemas de almacenamiento buscan la


combinación de métodos y equipos para optimizar el almacenamiento de productos.
Estos suelen ser variables y su uso depende de los recursos disponibles y las
características de los productos manejados por la empresa. Por su parte, Urzelai (2006)
describe que dentro de los sistemas más comunes de almacenamiento se consideran:

a. Almacenamiento en bloque o arrume negro.


b. Estanterías para cajas, cargas ligeras y pallets.

Existen diferentes TIC que pueden ser utilizadas para mejorar la eficiencia y utilización
de los sistemas de almacenaje, tales como WMS, RFID y picking to light y voice. Cabe
señalar que estos tipos de TIC son aplicables a los diferentes tipos de almacenamiento

20
descritos, ya que su objetivo es apoyar su planeación, ejecución y control de sus
operaciones y recursos, basándose en información y procedimientos para gestionar los
productos en inventario de materia prima, producto en proceso y terminado.

3.9.Recursos utilizados en la gestión de almacenes

Los recursos de la gestión de almacenes se pueden agrupar en dos grandes categorías


que son utilizadas en sus procesos y actividades.

Equipos de manipulación de productos: según Urzelai (2006) estos permiten el


movimiento de los diferentes productos a través de los procesos del almacén.
Sistemas de información o TIC: según Ballou (2004), este sistema permite el registro,
administración y control de la información generada por los procesos logísticos,
incluyendo la gestión de almacenes.

3.10. Sistema de gestión de almacenes

Por último, los sistemas de gestión de almacén son programas informáticos que nos
permiten la gestión operativa de nuestros almacenes. Todos los productos están
identificados con un código que nos permite a través del software localizarlo en el
almacén y conocer su estado.

21
IV. Caso: Integración de múltiples soluciones de almacenaje en el centro de
distribución del Grupo Ramos

Grupo Ramos, empresa líder en ventas al detalle de la República Dominicana, cuenta


con una enorme instalación suministrada por Meca lux que integra múltiples soluciones
de almacenaje que se ajustan a su gran variedad de productos y potencian el rendimiento
del centro de distribución. El almacén, con capacidad para más de 42.800 pallets, ha
mejorado la eficiencia de la compañía, además de optimizar sus costes logísticos.

4.1.Acerca de Grupo Ramos

Grupo Ramos es la empresa líder en ventas al detalle de la República Dominicana y una


de las principales empleadoras privadas del país, con más de 10.000 colaboradores que
trabajan en sus establecimientos comerciales, oficinas corporativas, planta panificadora
y centros de distribución.

La historia de la empresa inicia en el año 1965, cuando Román Ramos Uría, oriundo de
Asturias (España), con apenas 24 años de edad adquiere La Sirena de la avenida Mella
en Santo Domingo. Grupo Ramos opera actualmente más de 50 tiendas (La Sirena, Super
Pola, Aprezio y Gran Aprezio), las cuales reciben en conjunto más de 50 millones de
visitas al año. También opera dos centros comerciales regionales, bajo la marca
Multiplaza.

Desde sus inicios, Grupo Ramos se ha esmerado en servir con excelencia a sus clientes,
a través de sus diferentes formatos y unidades de negocio. La clara visión de sus
fundadores, los principios y valores que guían su accionar, una dinámica estrategia
comercial y un equipo humano altamente comprometido, son algunas de las claves del
éxito y liderazgo de la compañía.

4.2. Primera aproximación: un almacén con múltiples soluciones

El nuevo centro de distribución de Grupo Ramos es el eje central de un ambicioso


proyecto de mejora y expansión logística que se inició en 2009, con el propósito de
responder de manera más eficiente a la creciente demanda de sus clientes.

22
Sobre un terreno inicial de 142.000 m², se ha levantado una enorme edificación de
38.500 m² capaz de almacenar 42.816 palets con mercancía muy variada con la que
atender tres formatos de tiendas: La Sirena, Super Pola y Aprezio. La instalación, que
ha supuesto un salto cualitativo a nivel logístico, integra las siguientes soluciones de
almacenaje y áreas operativas:

4.2.1. Palatización convencional de simple profundidad

Se han acondicionado cuatro zonas con estanterías convencionales que ocupan


más de la mitad de la superficie del centro de distribución de Grupo Ramos. Las
dos zonas ubicadas delante del área de expediciones y la dispuesta en uno de los
extremos son de menor tamaño en comparación con la montada en la zona
central.

Los dos niveles inferiores de las estanterías se han habilitado para que los
operarios puedan efectuar el picking directamente de los palets, almacenando la
mercancía de reserva en los niveles superiores.

El almacén de Grupo Ramos utiliza palets de tipo perimetral, es decir, que poseen
patines con entradas por los cuatro lados. Este tipo de palets ayudan a mejorar la
estabilidad a la hora de remontarlos y se manipulan mediante transpalets o
carretillas elevadoras de tipo retráctil.

Las estanterías de paletización convencional posibilitan el acceso directo a cada


palet, almacenando de forma segura y organizada el máximo número de unidades
de carga.

4.2.2. Palatización convencional de doble profundidad

Este bloque de estanterías, compuesto por ocho pasillos de 77 m de longitud y


ubicado en una de sus esquinas, se ha destinado a almacenar los productos de
más consumo.

23
Las estanterías de paletización convencional de doble profundidad se
caracterizan por su sencillez y capacidad de optimizar el espacio para lograr una
elevada capacidad de almacenaje.

Los operarios se sirven de carretillas retráctiles específicas para manipular los


pallets en este tipo de estanterías.

4.2.3. Estanterías cantiléver

Se han integrado estanterías cantiléver dentro de la zona de palatización


convencional, dejando el espacio suficiente en ambas extremidades a fin de
facilitar la manipulación de la mercancía.

Este sistema resulta la mejor opción para el almacenaje de productos de grandes


dimensiones o irregulares, ya que los brazos en voladizo que sujetan la unidad
de carga permiten una manipulación fácil y segura.

Al mismo tiempo, las estanterías cantiléver se pueden adaptar fácilmente a las


medidas, peso, rigidez, tolerancias, etc. de la mercancía.

4.2.4. Zona de picking con pasarela

En uno de los extremos del almacén, y coincidiendo con la zona de palatización


convencional, se ha instalado un bloque de estanterías con pasarelas de dos
niveles de altura más el del suelo. Esta área, que ocupa una superficie de 1.584
m2, es donde se realizan manualmente las funciones de picking de los productos
de pequeñas dimensiones y de poca rotación.

El suelo de las pasarelas es de piso metálico reanudado, mientras que los estantes
de las estanterías son de malla. Este tipo de material, además de tener una alta
capacidad de carga, posibilita una óptima ventilación y un perfecto paso del agua
en caso de que se accione el sistema contra incendios.

El acceso a los distintos niveles de pasarelas se realiza mediante dos escaleras


colocadas en las esquinas, priorizando la accesibilidad y la máxima seguridad

24
tanto de la instalación como de los operarios. Las zonas de paso abiertas van
protegidas con barandillas.

Además, el bloque está dotado con dos puertas batientes de seguridad, un sistema
apropiado para crear una zona de carga y descarga de la mercancía manipulada
mediante carretillas elevadoras y transpallets.

4.2.5. Zona de acondicionamiento y consolidación

Delante del bloque de picking con pasarelas se ha ubicado un espacio de 840 m²


con 24 mesas donde preparar y consolidar los pedidos con los productos de
menor tamaño.

En esta zona, los operarios confeccionan y verifican el packing list y las etiquetas
de envío de los pedidos. Además, se cuenta con los equipos informáticos e
impresoras necesarios para completar la operativa.

4.2.6. Zona de apilado y ‘cross-docking’

Se dispone de un espacio de 700 m² en el centro del almacén donde dejar los


pallets apilados en el suelo con la ayuda de carretillas convencionales.

Justo al lado se ha creado una zona de cross-docking, un área de 600 m² con 48


canales donde almacenar un total de 192 pallets con productos de alta rotación,
es decir, aquella mercancía que es distribuida inmediatamente y no llega a
colocarse en las estanterías.

4.2.7. Recepción y expediciones

La zona de precargas se ha habilitado delante de los 56 muelles de carga que


posee el centro de distribución de Grupo Ramos, destinados a la recepción y
expedición de la mercancía.

Los pallets se agrupan en función de si corresponden a un pedido, ruta o un


transporte externo. Los pedidos se preparan antes de cargar el camión con el fin
de evitar tiempos de espera en las salidas de la mercancía procedente del
almacén.

25
4.2.8. Beneficios para Grupo Ramos
a. Óptima gestión logística:
Grupo Ramos utiliza el espacio disponible de forma inteligente, aprovechando
cada metro cuadrado con operativas eficientes que contribuyen al buen
rendimiento de la instalación.
b. Diversificación:
Las distintas soluciones instaladas en el almacén de Grupo Ramos permiten
almacenar una gran variedad de productos de dimensiones y pesos distintos.
c. Rentabilidad:
El centro de distribución de Grupo Ramos se ha convertido en un modelo de
rentabilidad y eficacia que ayudará a la empresa a gestionar de forma flexible su
continuo crecimiento.

26
CONCLUSIONES

- Del informe podemos deducir que existen diferentes procesos y sistemas en la gestión
de almacenes como recepción, almacenamiento, preparación de pedidos, embalaje y
despacho, por lo cual, antes de su clasificación, se recomienda el análisis del tipo de
producto a almacenar, capacidad y operatividad del almacén, demanda y ubicación de
los clientes y características de los pedidos a entregar con el fin de satisfacer las
necesidades de los clientes al mínimo costo.

- Es súper importante cumplir con los principios del almacén, ya que de ello dependerá
que los productos inventariados ya sean materias primas, productos en proceso o
productos ya terminados no sean un excedente en el costo de estos.

- La gestión de almacenes es un área de suma importancia en el estudio de la


administración logística, ya que toda empresa requiere de la buena implementación de
un espacio de almacén para poder hacer disposición de esta infraestructura.

27
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Porto, J y Merino, M (2008 - 2012). Definición: Gestionado con WordPress. Recuperado de


https://definicion.de/gestion/

Castellanos, M. (2016). DocPlayer: Feedback. Recuperado de https://docplayer.es/5396567-


Capitulo-3-almacenes-e-inventario.html

Gestión de Almacenes. Recuperado de www.ingenieriaindustrialonline.com

Correa, A., Gómez, R. y Cano, J. (2010). Gestión de almacenes y tecnologías de la información


y comunicación (TIC). Recuperado de
http://www.scielo.org.co/pdf/eg/v26n117/v26n117a09.pdf

Iglesias, A. (2012). Manual de gestión de almacén. Recuperado de


https://logispyme.files.wordpress.com/2012/10/manual-de-gestic3b3n-de-almacc3a9n.pdf

28
ANEXOS

Figura 01

Fuente: Manual de gestión de almacén (2012). Recuperado de


https://logispyme.files.wordpress.com/2012/10/manual-de-gestic3b3n-de-almacc3a9n.pdf

Figura 02

Fuente: Gestión de almacenes (2016). Recuperado de


https://www.ingenieriaindustrialonline.com/herramientas-para-el-ingeniero
ndustrial/gesti%C3%B3n-de-almacenes/

29
Figura 03

Fuente: Gestión de almacenes (2016). Recuperado de


https://www.ingenieriaindustrialonline.com/herramientas-para-el-ingeniero
ndustrial/gesti%C3%B3n-de-almacenes/

30