Está en la página 1de 16
FEDERALISMOS LATINOAMERICANOS: MEXICO / BRASIL / ARGENTINA MARCELLO CARMAGNANI Coordinador German Bidart Campos*Natalio R. Botana Aspisia ‘Camargo José Carlos Chiaramonte eAlicia Hemndez ChavezeMarcello CarmagnanisJoseph L. Loves jose “Murlo de Carvalho Josefina Z. Vazquez i ELCOLEGIO DE MEXICO FrbeicoMiso HISTORIA DE LAS AMERICAS FONDO DE CULTURA ECONOMICA MEXICO 0 PMR FRDERALISMO ‘mexicano. Uno de ellos sigue los debates, folletos y articulos perio- disticos. En otro capitulo se analiza la polarizaci6n federalismo-ceatra- lismo y en uno mis, el federalismo en el pensamiento de Mariano Otero SoRDO CEDENO, REYNALDO. El Congreso durante la primera Republica centralista. México, El Colegio de México, en prensa. Es uno de los contados estudios que explican como se establecio cel centralismo, Caracteriza sus objetivos, los actores y los empefios por encontrar respuestas 2 los dilemas que no habia podido solu- cionar el federalismo. Vizauez, JosERNA ZoRAIDA, “Fjército, Iglesia y centralismo". Historia ‘Mexicana, XXXIX:1, 1989, pp. 205-234, Intenta explicar la instauraciOn del federalismo y el escaso papel {que tuvieron las dos corporaciones a las que tradicionalmente se les hha achacado su establecimiento. me a i FEDERALISMO Y CENTRALIZACION EN EL IMPERIO. BRASILENO: HISTORIA Y ARGUMENTO Jost Merit pe CaRVALHO* ‘A COLONIA PORTUGUESA en América se caracteriz6, en lo que se fiere a la organizacién politica y administrativa, por una escasa presencia del poder metopoliano y por una frigil relacion entre las varias sgiones que fa componian A esar de esta tradicién, el pais in— depsndiente que sumgiden 1822 optd por un régimen monirquico ¥ por tralizacién politica y administrativa. Pero | cen- idasy.volvieron con plena fuerza después de la prolamacign de.la repablica.en_ 1899, La tensidn entre las dos corrien- tes opuestas generé durante el Imperio un rico debate sobre la relacion ‘entre federalismoy centralizacién, por un lado, y libertad y despotismo, porel otro. ELLpcabo covontat Es conocida la experiencia colonial portuguesa en América en lo con- ‘cemiente al problema de la centralizacién. Pais pequeto, de reducida poblacin, amenazado a veces en su propia sobrevivencia, Pomugal {wvo muchas dificultades en mantener y_ explarar el.vasto mundo con quistado por la audacia de sus navegantes. Incluso excluyenda las con A@uistas africanas y asiiticasyel mundo americang suisos de | vasto para los recut metropoli. La guerra can los jndios y la de- {isa dea spina cota la amenaza de otras potencias, particular- imente Espafa, Holinda y Francia, eran tareas costosas que dejaban 1pocos recursos pata invetir en la Exploracion de nuevos territocios, por Jo menos hasta el descubrimicnto de oro a fines del siglo xvu. Por un ), 1a autonomla de la metrépoli'desa- ‘el dominio espaol. Durante €3e lapso, los holandeses Ccuparon la parte masrrici de la colonia. Liberarse de Espana y expubar holandeses fueron lateas adicionales que agotaron todavia mis =a". , bee 2 EL PRIMER FEDERALUSNO la metropoli. La supervivencia de Portugal de ahi en adelante dependio de la proteccién inglesa, sostenida a partir de Fines de! sigho xv por la abundancla de of de las minas, El consejp de Luis da Cunha a Juan V en_ > 1738 para que transfiriera la sede de la monarquia a Rio de Janeiro, pues ‘era lugar mis Seguro, Fue una clara indicaci6n del desequilibrio entre, colonia y metrOpoli. La idea ya habia sido sugerida en 1580 y en 1660. Frente a las limitaciones, Portugal tuvo que recurtir a la iniciativa pri- vada para defender, expandic.y desarrollar la colonia americana. La creacion de capitanias hereditarias en 1534 no tenia otro objetivo. Fren- te al peligro real de perder lo conquisiado, Juan Il (1521-1557) dividi6 a colonia en capitanias hereditarias que fueron entregadas a hidalgos ficas que las pudieran defender y colonizar. El tertitorio de Ia colonia, todavia desconocido, fue dividido del Amazonas a San Vicente en lotes rectangulares que partian de la costa hasta la linea imaginaria de Torde- slllas en eV interior. A cambio de los servicios, los donatarios de las capi- tanias recibian amplia jurisdicci6n local que iba hasta el grado de exen- tarlos de la inspeccion de la Corona. Ast, la colonia fue transformada en un Sistema que algunos llamaron feudal: cada capitania correspondia fyi un Tends, Gadi donatario a un barén ligado al rey por un pacto de ‘toealtad y cooperacion. Podrfamos también deuit que ¢! sistema se apro- ximaba al de una federaci6n, si de la expresion conserviramos tan SBI ef aspecto de autonomia politica de las unidades componentes del todo. La tarea de colonizacién también rebas6 la capacidad de la iniciativa privada. Muchos donatarios se fon su riqueza ganada Seal veces ca el anrnco toe ts nce onerstsraando de des rrollar sus capitanias. Algunos ni siquiera tomaron posesion de los lotes. ‘Tait S616 dos tuvieron éxito: los de Pernambuco, al nome, y los de San Vi- cemne-arsi Debido a la ausencia de minerales preciosos, mmo FeSO ob ale bed nie exec dept problems- teacoopercin le los indigs,.y la caha de azticar, que exigia grandes versiones de capital y mano de obra. Fl éxito en la producci6n de azi- car fue lo que salvé a las dos capitanias, la politica descentralizadora fue en parte revertida en 1549 por et eee Tif, quien cred el gobierno general de la colonia, con sede fen Bahia. Las capitanias hereditarias no fueron abolidas inmediata- mente, pero los donatarios perdieron parte de su poder exclusivo. Por medio 45 compa 0 confiscadién, las capitanias fueron poco a poco re- cuperadas por la Corona o simplemente desmanteladas. A mediados del [FEOERALISMO Y CENTRALIZACION EN EL IMPERO BRASILESO s siglo som, el marqués de Pombit et ministio centralizador de José 1 (750-1777), acabé con todas elias. *“Mfientras tanto la ayuda a los pai lares continu de otras maneras. 1a expansion del teniorioy a busqueda de mele presiosos se lo graron gracias a Tas entradas, grandes expediciones organizadas por . de la las eniradas eran hechas a ‘de bandeiras, verdaderos elércitos fart jo el dominio Hillocritico de un jefe. Algunas bandeiras contaban hasta con 3000 hombres entre blancos, indios y esclavos negros. También existia la ayuda a particulares para la ejecucién de tareas piblicas. La recauda- ion de impuesios era a menudo contratada con garticulares) Hasta én ‘Minas Gerais, regidn de oro y diamantes, donde la presencia de la Coro- 1a se hacia patente con mas fuerza, la recaudacién de diezmos puesios de entrada era realizada a través de contratos con particulares. las grandes deudas de los contratantes fueron una de las causes de la revuelta de 1789, conocida como la Inconfidencia Minera." Las fur ciones administrativas y judiciales eran en buena parte ejercidas por Jos capitanes-mayotes de fas milicias. Esos capitanes-mayores eran de in- rave at vestidura teal, pero su poder provenia del hecho de que eran grandes, \ propietarios de tierras, sesmeiros, que simplemente ocultaban con el vvelo del poder paiblico el ejercicio de un dominio privado. El poder lo- cal, o municipal, estaba en manos de los capitanes y de las cimaras, también controladas por los “hombres buenos", esto es, los propieta~ ios rurales. Si la creacion de un gobierno central no fue el fin de la ayuda a los particulares, tampoco significé el abandono de 1a idea de division del teritorio, Del siglo 101 al 3, a colonia sufrié varias divjgiones, sepa- rando el norte del sur. Ta di tipica fue la de PombaVen 1751, que sido de Brasil del de Maranho'y Gran Pars. Posterior- mente, el mismo Pombal dio autonomia al Maranhdo, creando tres esta dos distintos. En la época se decia *ir de Maranhioa Brasil’... El sistema de capitanias se mantuyo, aun cuando pasaron ala administracién real. AI Ermino del periodo colonial, en 1822, habia 18. 2 por gobernadores nombrados desde Lisboa jearquaa ya continuacion el virey, con sede en idores, "Sobre las compleasrelacones ene et poder colony as les eeonémicas miner, vase KeanetnF. Maxwell, Conflics and Conpiraces: Srari and Portugal, 1750-1808, Nueva Yor, Come Uslvesiy Pes, 1973, s