Está en la página 1de 30

1.

- INTRODUCCIÓN
Algunos autores sitúan al pepino (Cucumis sativus L.), como originario del norte de
la India, sin embargo, su origen más probable se encuentra en el área del África
tropical. Actualmente se encuentra distribuido en gran parte del mundo. Vavilov
(1951) reporta que es utilizado como alimento desde hace más de 3, 000 años. Fue
conocido desde épocas muy antiguas por los egipcios, siendo introducido a China
en el año 100 a.C. Posteriormente fue cultivado por griegos y romanos y llevado a
Francia en el siglo IX. En Inglaterra era común en el siglo XIII siendo introducido
después a México.
El pepino (C. sativus L.), es considerado como una hortaliza de fruto inmaduro, en
México se consume como fruta fresca (pepino) y en algunos casos como encurtidos
(pepinillos).
La producción en el cultivo de pepino ha ido aumentando continuamente debido al
incremento de la superficie sembrada y a la producción que se puede obtener con
el uso de tecnología.
Según la FAO en 2011 China se posiciono como el país líder en la producción de
pepino con 47,362,520 toneladas, le sigue Irán con 2,352,140 toneladas, Turquía
con 1,749,170 toneladas, Rusia con 1,202,360 toneladas, Ucrania con 966,000
toneladas, Estados Unidos con 759,290 toneladas, Egipto con 665,070 toneladas,
Japón con 586,000 toneladas, Indonesia con 521,535 toneladas, Países Bajos con
450,000 toneladas, México con 425,433 toneladas y Corea del Sur con 303,805
toneladas.
En el 2011 México se posicionó en el onceavo lugar de países productores de
pepino, pero en el 2016 subió al noveno lugar con 707,632 toneladas.
En los últimos años se ha incrementado la demanda de este fruto y como
consecuencia el área de su cultivo, en el año agrícola 2002 INIFAP reportó una
superficie sembrada de 15, 648 hectáreas con una superficie cosechada de 15, 403
hectáreas, con una producción de 367,280 toneladas, distribuyéndose en 29
Estados de la República Mexicana, entre los que se encuentran: Michoacán,
Sinaloa, Morelos, Baja California, entre otros.
Según SAGARPA en 2016 los estados mexicanos líderes en la producción de
pepinos fueron los siguientes: en primer lugar, se encontró Sinaloa con una
producción de 362,887 toneladas, le sigue Sonora con 140,721 toneladas,
Michoacán con 101,699 toneladas, Guanajuato con 42,089 toneladas, Yucatán con
33,745 toneladas, Zacatecas con 32,846 toneladas, Baja California con 30,785
toneladas, Morelos 29,796 toneladas, Colima con 20,216 toneladas, Jalisco 20,275
toneladas y el resto de los estados suman 77,210 toneladas.
Actualmente, México lidera la exportación mundial de pepinos con el 25% del
volumen total exportado y ocupa el primer lugar en el mundo como exportador de

1
esta hortaliza a los Estados Unidos de América, suministrándole el 90% de su
comercialización. Más del 60% del pepino exportado por México se produce en
condiciones de cultivo protegido, en invernaderos con tecnología que incluye el uso
de genotipos de alto rendimiento y larga vida de anaquel, siembra de precisión,
acolchados, maquinaria especializada para empaque y uso de fertirrigación
hidropónica.
El pepino es una hortaliza de las más importantes que se cultivan bajo condiciones
de invernadero ocupando el tercer lugar, después de tomate y pimiento, en cuanto
a superficie sembrada en producción se reportan rendimientos hasta 111 toneladas
por hectárea o más en invernadero, su alta producción da lugar a obtener mayores
rendimientos, genera fuente de trabajo ya que es una hortaliza que requiere mucha
mano de obra principalmente si la cosecha se realiza manualmente.
Cucumis sativus es utilizado principalmente para consumo en fresco, respecto al
valor nutritivo, es rico en calcio, fósforo, fierro, sodio, potasio, agua, entre otros
elementos que son necesarios dentro del complemento alimenticio.
En cultivo bajo cubierta siempre se obtienen productos de alta calidad, lo cual ha
influido en la adopción de otros sistemas de producción que permita abastecer el
mercado nacional con una amplia gama de productos agrícolas en cualquier época
del año.
El desarrollo de cultivos bajo condiciones de invernadero y acolchado plástico es
una alternativa moderna para los productores con el fin obtener mayores
rendimientos que con el sistema de producción a campo abierto, teniendo
oportunidad de adelantar la cosecha, obteniendo un mayor precio al que usualmente
se obtiene cuando es sembrado o cuando se cosecha a campo abierto.
Es importante continuar con el avance de nuevas investigaciones agrícolas que le
permitan al productor conocer nuevas alternativas de producción, que tengan alta
redituabilidad en cualquier cultivo o mejorando su sistema de producción.
La tarea del hombre junto con las Instituciones Agropecuarias dedicadas a las
investigaciones será la de dar a conocer todas las herramientas necesarias de
cualquier sistema de producción, mediante asistencia técnica y capacitación a los
agricultores y técnicos, y por qué no brindarles así un mejor servicio, dando a
conocer el interés que se tiene, brindarles mediante el conocimiento técnico del
cultivo una mejor producción de su cultivo.

2
2.- DESCRIPCIÓN BOTÁNICA Y TAXONÓMICA

2.1- DESCRIPCIÓN TAXONÓMICA DEL PEPINO (Cucumis sativus L.)


La descripción taxonómica del pepino según Maroto (1983), Rodríguez (1986) y
Valadéz (1990) es la siguiente:

Reino: Vegetal
Subreino: Embryophyta
División: Magnoliphyta (Angiosperma)
Clase: Magnoliopsida (Dicotiledóneas)
Orden: Cucurbitales
Familia: Cucurbitaceae
Género: Cucumis
Especie: sativus L

2.2- DESCRIPCIÓN BOTÁNICA DEL PEPINO (Cucumis sativus L.)


El pepino pertenece a la familia Cucurbitaceae y su nombre científico es Cucumis
sativus L. Es una planta herbácea, anual y rastrera cubierta de pelos erizados, de
raíces fasciculadas y desarrollo bastante superficial, encontrándose la mayor
concentración de raíces entre los 25 y 30 cm. La planta se caracteriza por presentar
tallos trepadores o rastreros muy ramificados en la base, con cuatro ángulos
marcados y zarcillos sencillos (no ramificados). Las hojas tienen forma palmeada,
son largamente pecioladas, fuertemente cordadas en la base, con el ápice
acuminado, en cuyo limbo se aprecian de 3 a 5 lóbulos angulados, triangulares y de
borde dentado, y presentan también vellosidades blancas.
Las flores son unisexuales, de localización axilar y color amarillento. Las flores
femeninas son solitarias, produciéndose en las axilas de las hojas mientras que las
masculinas nacen en grupo. Inicialmente se forman las flores masculinas y
posteriormente las femeninas. La polinización se hace generalmente a través de
insectos, aunque es una planta que posee una cierta tendencia a la partenocarpia
(nula producción de semillas). Los frutos son de tamaño y forma variables
(oblongos, cilíndricos o globulosos), pudiendo alcanzar una longitud de 5 a 40 cm.
El color de su corteza puede ser verde, amarillo o blanco, mientras que la
carnosidad siempre es blanca y acuosa. Con relativa frecuencia, y sobre todo en
estadios jóvenes, los frutos muestran a lo largo de su superficie espinas o verrugas.

3
Esta característica la presentan algunas variedades mientras que otras no. Las
semillas son alargadas, ovales, aplanadas, de color amarillento y miden de 8 a 10
mm. Aunque el peso de las semillas es muy variable, como cifra media puede
indicarse 30-40 semillas/g. La duración media de la capacidad germinativa de las
semillas es de unos cinco años.

4
3.- INFORMACIÓN NUTRIMENTAL
En cuanto a su contenido nutrimental es una hortaliza que contiene las vitaminas,
A, B, C y minerales demás de ser rico en Ca, Cl, K y Fe. Las semillas son ricas en
aceites vegetales que son indispensables en la alimentación humana. El valor
nutricional de esta hortaliza es el siguiente según Valadez, (1998) y López Zamora
(2003).
CONTENIDO NUTRICIONAL
Calcio (mg) 20.00
Fosforo (mg) 22.00
Hierro (mg) 0.30
Sodio (mg) 6.00
Potasio (mg) 160.00
Vitamina A (UI) 17.00
Vitamina B1 (mg) 0.03
Vitamina B2 (mg) 0.04
Niacina (mg) 0.09
Cal (cal) 11.00
Agua (%) 96.40
Proteínas (g) 0.50
Carbohidratos (g) 2.60
Fibras (g) 0.40
Cenizas (g) 0.40
Vitamina C (mg) 12.60
Ácido ascórbico (mg) 11.00
Acido pantoténico (mg) 0.25
Cuadro 1.- Contenido nutricional de la parte comestible del pepino de 100g.

5
4.- GENÉTICA Y MEJORAMIENTO

4.1-TIPOS DE PEPINO
Existe una gran diversidad de frutos que presentan mucha variación en tamaño,
forma, color y grado de espinosidad.
La mayor parte de las variedades cultivadas de pepino son híbridas, habiéndose
demostrado una mayor productividad frente a las no híbridas. Se pueden englobar
en los siguientes tipos:
 Pepino corto y pepinillo (“tipo español”). Son variedades de fruto pequeño
(longitud máxima de 15 cm), de piel verde y rayada de amarillo o blanco. Se
utilizan para consumo en fresco o para encurtido, en este caso
recolectándolos más pequeños. Las variedades pueden ser monoicas,
ginoicas con polinizador y ginoicas partenocárpicas.

Figura No. 1 pepino tipo


español.

 Pepino medio largo (“tipo francés”). Variedades de longitud media (20-25


cm), monoicas y ginoicas. Dentro de estas últimas se diferencian las
variedades cuyos frutos tiene espinas y las de piel lisa o mini pepinos
(similares al “tipo Almería”, pero más cortos), de floración totalmente
partenocárpica.

6
Figura No. 2 Pepino tipo
francés

 Pepino largo (“tipo holandés”). Variedades cuyos frutos superan los 25 cm de


longitud, ginoicas, de frutos totalmente partenocárpicos y de piel lisa, más o
menos asurcada. El tamaño de las hojas es mucho más grande.
Las variedades europeas recomendadas para cultivos hidropónicos son:
Toska 70, Pandex, Uniflora, Corona, Faraona, Marillo, Fidelio, Bronco,
Mustang, Exacta, Ventura, Jessica, Optima y Flamingo.

Figura No. 3 Pepino tipo holandés


 Pepino Japonés, es muy parecido al pepino europeo, el japonés se distingue
de los demás por ser más esbeltos, de color verde oscuro y piel fina. Están
crujientes, son dulces y tienen unas semillas muy pequeñas.

Figura No.4 Pepino tipo japonés

Figura No.4 Pepino tipo japonés

7
 Pepino limón. El menos común y el que probablemente hayas oído hablar
menos de él. Se trata del pepino limón, una variedad con forma redonda, una
piel de color amarillo pálido. Conforme va madurando, la piel adquiere un
tono más dorado y el pepino se vuelve dulce y crujiente.

Figura No.5 Pepino limón.

 Pepino Armenio. Tal vez por el nombre no lo has reconocido, pero al ver la
foto seguro que alguna vez lo has comprado. Se trata de un tipo de pepino
alargado, forma muy característica que recuerda a una serpiente
retorciéndose. Tiene una piel fina, con muchas estrías alargadas, con un
sabor similar a un tipo de melón y una cáscara tierna y apenas amarga. Se
sirve en rebanadas y se conserva excelentemente en vinagre.

Figura No. 6 Pepino tipo Armenio.

8
 Pepino Persa. Los pepinos persas son los más cortos, suelen llegar a medir
entre 10 y 13 cm de largo. Son muy populares y fáciles de cultivar, ya que
aguantan muy bien los climas secos. Se les conoce también como “Beit Alfa”

Figura No.7 Pepino tipo Persa

4.2- VARIEDADES
Los cultivares modernos de pepino son gineceicos, y, por lo tanto, producen grandes
producciones concentradas.
Las variedades de pepino antes utilizadas eran de polinización abierta. Ahora se
han empezado a utilizar variedades híbridas. La mejora genética de este cultivo está
encaminada a la obtención de variedades de floración principal o total mente
femenina (plantas gineoicas) dando como resultado frutos partenocárpicos (si no
son polinizados), las ventajas de estas variedades es que presentan frutos con
tamaños y diámetros mayor por lo que la productividad y calidad aumenta, también
se reducen los riesgos de malformación de los frutos y no presentan semillas; tienen
como desventaja la planta es menos rigurosa pero a causa de esto la planta requiere
menos podas.
Por tal motivo la mayoría de las variedades de pepino presentan flores femeninas,
se buscan otras formas de aumentar los rendimientos a bajo costo, logrando con
ello una mejor calidad a nuestros productos y exportaciones.
Variedades de pepino tipo Persa.
Camello
Pepino Persa de tipo multi fruto ideal para etapas de primavera - verano – otoño
muy consistente en amarres y cortes continuos, excelente capacidad de rebrote;
frutas muy estéticas y de tamaño uniforme con un color verde intenso y precoz a
cosecha. Ofrece un excelente balance en la relación corte y amarre de fruta.
Planta: De porte fuerte y de excelente cobertura foliar, de amarres continuos con 4
y hasta 5 frutas por nudo axilar. Ofrece un muy buen balance en la relación de corte
y amarre. De madurez temprana.

9
Fruta: Muy estética y de alta calidad, con tamaños de 5 a 6 pulgadas de color verde
intenso. Presenta muy buen sabor y firmeza.

Figura No.8 Pepino Persa


variedad Camello

Cultivo Pepino
Tipo de pepino Pepino tipo Persa
Resistencias AR Ccu
Resistencias RM Px/CMV/CVYV
Método de crecimiento Invernadero
Habito de crecimiento de la panta Multi fruto muy productivo
Tamaño 13-15 cm
Madurez Precoz
Tipo de planta Persa
Orgánico Si
Cuadro 2. Información de la variedad.

Katrina
Pepino persa con muy buen amarre de frutos, presentando 3 y 4 por axila, con gran
capacidad productiva y excelente vida de anaquel por la firmeza de los mismos. Su
adaptabilidad lo hace viable para todo el ciclo de siembras, y mantiene su
precocidad temprana. Su alta resistencia a la cenicilla le permite un cultivo sano con
una reducción de sus costos de aplicación.
Fruta: La fruta resulta con tamaños de 5 a 6 pulgadas. Su agradable color verde
oscuro y su ligero acostillado, además del buen cierre lo hace un favorito del
mercado.
Planta: Fuerte, semi-abierta con una excelente continuidad de amarre que produce
de 3 a 4 frutos por axila.

10
Cultivo Pepino
Tipo de pepino Pepino tipo Persa
Resistencias AR Ccu
Resistencias RM Px/CMV/CVYV
Método de crecimiento Invernadero
Habito de crecimiento de la panta Multi fruto muy productivo
Tamaño 14-16 cm
Madurez Precoz
Tipo de planta Persa
Orgánico Si
Cuadro 3. Información de la variedad.

Picolino

Amplia adaptabilidad a diferentes zonas productoras, presenta amarres continuos y


sus frutos son muy uniformes de color verde oscuro y ligeramente acostillados. Su
madurez a cosecha es temprana.
Fruta: De color verde oscuro y tamaños entre 4 y 5 pulgadas.
Planta: De porte fuerte y semi- abierta, muy vigorosa. Cuenta con un ciclo de
madurez temprano. Tiene 3 y hasta 4 frutos por axila.

Figura No.9 Pepino Persa variedad


Picolino

Cultivo Pepino
Tipo de pepino Pepino tipo Persa
Resistencias AR Cca/Ccu
Resistencias RM Px/CMV/CVYV
Método de crecimiento Invernadero
Habito de crecimiento de la panta Amplia adaptabilidad de fechas de siembra
Tamaño 12-14- cm
Peso 130-150 gr
Madurez Precoz
Tipo de planta Persa
Orgánico Si
Cuadro 4. Información de la variedad.

11
4.3- CICLOS DE CRECIMIENTO (FENOLOGÍA)
El ciclo del pepino es corto y varia de una localidad a otra dependiendo de las
condiciones edafoclimáticas, del cultivar sembrado y del manejo agronómico que
reciba durante su desarrollo, bajo las condiciones climáticas de México, el pepino
presenta el siguiente ciclo fenológico:
ESTADO FENOLÓGICO Días después de la siembra
Emergencia 4-5
Inicio de emisión de guías 15-24
Inicio de floración 27-34
Inicio de cosecha 43-50
Fin de cosecha 75-90
Cuadro 5.- Fenología del cultivo de pepino.

12
5.- CRECIMIENTO Y DESARROLLO
5.1.- ALTURA DE PLANTA
SEMANA ALTURA (cm)
2 4.70-5.20
3 8.88-10.55
4 18.93-20.41
5 43.30-46.89
6 89.15-92.91
7 164.50-177.95
Cuadro 6.- Altura de las plantas de pepino hibrido durante 6 semanas.
5.2.- NUMERO DE HOJAS
SEMANA No. Hojas
2 4.50-4.65
3 4.50-4.60
4 9.85-13.05
5 16.80-18.45
6 28.55-29.33
Cuadro 7.- Numero de hojas de las plantas de peino durante 5 semanas.
5.3.- NUMERO DE FRUTOS
SEMANA No. Frutos
4 5.80-6.53
5 10.35-12.25
6 22.84-23.95
7 45.38-49.40
Cuadro 8.- Numero de frutos de la planta de pepino durante 4 semanas.
5.4.- LONGITUD, DIÁMETRO Y PESO DEL FRUTO.
SEMANA LONGITUD (cm) DIÁMETRO (cm) PESO (g)
8 12-16 4 127.5-150.8
Cuadro 9.- Longitud, diámetro y peso de frutos de la planta de pepino en la semana 8.
La información recabada anteriormente se adjuntó del artículo científico
“Crecimiento y desarrollo del cultivo pepino (Cucumis sativus L.) en la zona hortícola
de Humocaro bajo, estado Lara, Venezuela”. Disponible en
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=263124770012. Donde se evaluó la misma
variedad de peino, en dos regiones distintas de la zona hortícola de Venezuela, de
cada región se tomaron 20 plantas de pepino al azar para la obtención de datos.

13
6.- REQUERIMIENTOS CLIMÁTICOS Y EDÁFICOS DEL CULTIVO
6.1.- ALTITUD
El cultivo se adapta muy bien a altitudes de 0 hasta 1,200 msnm dependiendo del
cultivar.
6.2.- TEMPERATURA
El pepino es una hortaliza de primavera-verano, aunque en la actualidad se puede
comprar durante todo el año gracias a los cultivos de invernadero. La temperatura
óptima para el crecimiento y desarrollo de las plantas oscila entre 18 y 30 °C. A
temperaturas menores de 14 °C cesa el crecimiento, helándose a -1 °C. Las semillas
requieren de una temperatura óptima de 20 a 25 °C durante el día y de 18 a 22 °C
durante la noche, para su germinación.
Los días cortos y las temperaturas relativamente bajas favorecen la formación de
flores femeninas, mientras que los días largos y las temperaturas altas propician la
formación de flores masculinas. Existen variedades que soportan hasta 100,000
luxes de iluminación sin saturarse.
6.3.- HUMEDAD
El pepino es una planta muy exigente con respecto al balance de humedad del suelo
y del aire, debido al débil sistema radicular y al poseer una alta densidad estomática.
Para el desarrollo y fructificación del cultivo, la humedad del suelo debe ser de 70 a
80 % de la capacidad de campo y la humedad relativa de 80 a 90%. La falta de
humedad en el suelo produce frutos poco desarrollados y deformes.
Las plantas son susceptibles a baja humedad lo que en regiones desérticas como
en Sonora, México debiera considerarse un sistema que provea suficiente humedad
dentro de los invernaderos o casas sombra.
ESTADO Temperatura ° C Temperatura ° C HUMEDAD
FENOLÓGICO (DÍA) (NOCHE) RELATIVA %
Germinación 25 25 90
Crecimiento 23 18 90
Floración 24 19 80
Desarrollo de frutos 25 20 75
Cuadro 10.- Temperatura y humedad con respecto al estado fenológico del cultivo.
6.4.- FOTOPERIODO
Aunque es una planta muy exigente en luminosidad durante su desarrollo vegetativo
y sexual, la inducción de la germinación debe ser en ausencia de luz. Cuando los
días de son cortos se induce la formación de flores femeninas, y días largos
favorecen la formación de flores femeninas, lo que produce una reducción
significativa en la producción.

14
Para mejorar la luminosidad dentro del invernadero se lo siguiente: tipo de material
de cubierta y la orientación del invernadero, para reducirla se emplea el blanqueo
de cubiertas y mayas de sombreo
6.5.- DIÓXIDO DE CARBONO
Teniendo presente que, si la hortaliza se cultiva en invernaderos, si no se realiza
aplicación de anhídrido carbónico la concentración de este gas es muy variable a lo
largo del día. Alcanza el máximo de concentración al final de la noche y el mínimo
en las horas de máxima luz que coinciden con en medio día.
El efecto que produce la fertilización con CO2 sobre los cultivos hortícolas, es el
aumento de precocidad (2%), aumento de rendimiento (25 a 30%) y mejora la
calidad del fruto y cosecha.
Se puede decir que el periodo más importante para el crecimiento carbónico es el
medio día, ya que es la parte del día en que se dan las máximas condiciones de
luminosidad. En el cultivo de pepino las cantidades óptimas de CO2 son de 500 a
900 ppm.

15
7.- SISTEMAS DE PRODUCCIÓN
7.1.- CULTIVO EN SUELO BAJO INVERNADERO
7.1.1.- SEMILLEROS
Existen diversos tipos de bandejas que se adaptan a las plántulas de las diferentes
hortalizas. De hecho, se utilizan contenedores que tienen desde 32 hasta 288
alveolos. Para especies de porte alto como pepino y tomate se usan bandejas con
menor número de celdas (32 a 128), con alveolos más grandes, de mayor capacidad
(25 – 40 ml/alveolo) porque estas plántulas poseen raíces que exploran una mayor
cantidad de sustrato.

6.1.2.- SUELO
El pepino se puede cultivar en una amplia gama de suelos desde los arenosos,
hasta los francos arcillosos, los ideales para su buen desarrollo son los francos con
abundante materia orgánica (más del 3.5%). Estos suelos deben contener una
profundidad efectiva mayor de 60 cm, que facilite la obtención de gua y el
crecimiento del sistema radicular para que la planta logre un buen desarrollo y
exente rendimiento. Debe evitarse plantarse en suelo demasiado arcilloso que
produzca encharcamiento, lo que favorece el desarrollo de enfermedades fungosas
especialmente en Mildiu lanoso. Se adapta muy bien a un rango de pH de 5.5 a 6.8
soportando hasta 7.5. se debe evitar sembrar en suelos ácidos menores de un pH
de 5.5.

6.1.2.1. DESINFECCIÓN DEL SUELO


Los suelos del invernadero normalmente son desinfectados, con el objetivo de no
proporcionar el desarrollo de algunas plagas y enfermedades, se debe de contar
con una adecuada higiene dentro del invernadero, el suelo debe estar en un estado
excelente, limpio de resto de cosecha y con un grado de humedad óptimo.
Para la desinfección de suelo dentro del invernadero, se puede realizar mediante
dos procesos:
 Térmico. Actúa mediante vapor de agua.
 Químico. Aplicación de productos químicos al suelo.

6.1.2.2.- ACOLCHADO
En las cucurbitáceas cuyos requerimientos son mayores que en tomate, se aconseja
utilizar acolchado o túneles bajos dentro de invernaderos, cuando se siembre en los
meses de diciembre o enero, puesto que estas plantas requieren de mayor
temperatura para su desarrollo y son más sensibles a las bajas térmicas.

16
Los plásticos que se emplean para el acolchado en suelos son el polietileno (PE) y
el polivinilcloruro (PVC). El acolchado con PE negro ayuda a eliminar casi la
totalidad de las malezas, excepto algunas como el coquillo. El plástico negro
presenta un efecto de herbicida debido a su impermeabilidad a la luz, que impide la
actividad fisiológica de malezas, con esta práctica se evita el uso frecuente de
herbicidas, absorbe la mayor parte de la radiación, impidiendo el desarrollo de
malezas pro obstaculizando hasta cierto grado el calentamiento del suelo.
El plástico transparente permite que la temperatura y humedad aumente bajo el
mismo quemen las malezas germinadas en las primeras fases de desarrollo
vegetativo, permite el paso de la radiación luminosa aumentando la temperatura del
suelo, lo que favorece el desarrollo de malezas.
El polivinilcloruro (PVC) obstaculiza más que el polietileno (PE) la salida de
radiación, provocando mayor efecto de invernadero en el terreno, lo que adelanta la
producción.

Figura No. 10 Acolchado en pepino Persa en invernadero.

6.1.3.- FERTILIZACIÓN
Los pepinos en invernaderos crecen muy rápido y nunca deberán de sufrir por
carencia de agua y nutrientes. El nitrógeno y potasio son requeridos en grandes
cantidades en pepino Persa. Las aplicaciones de fertilizante en etapas de
prefloración y desarrollo o engorde de fruto son consideradas como etapas críticas.
Las concentraciones de nutrientes foliares expresadas en % son determinadas para
los elementos como N, P, K, Ca, Mg, S, Na y Cl, el resto de los elementos son
determinados en base a partes por millón (ppm) los cuales se muestran en el cuadro
11 pudiendo ser consideradas como una guía en un plan de muestreo foliar en
pepino Persa.

17
Concentración en
Elemento (%)
tejidos (ppm)
NO3-N 2.5 – 4.5 %
PO4-P 0.3 – 0.7 %
K 2.5 – 4.0 %
Ca 2.5 – 5.0 %
Mg 0.3 – 1.5 %
S 0.3 – 1.0 %
Na 0.0 – 0.35%
Cl 0.0 – 1.5 %
Fe 50 – 300
Zn 20 – 100
Cu 8 – 20
Mn 60 – 400
Mo 0.5 – 2
B 30 – 70
Cuadro 11.- Guía de nutrientes para plantas de pepino Persa.
El momento óptimo para la aplicación de fertilizantes es al final de la etapa de
crecimiento vegetativo (23 DDT) y con mayor énfasis entre la etapa de floración y
fructificación y cosecha (33 y 75 DDT, respectivamente).

Se recomienda aplicar las siguientes cantidades de fertilizante

Kg/ha/etapa
Nutriente *1 2 3 4 Total
N 7.5 42. 74.3 7187.8 312
P2O5 - - - - 0
K2O 2.4 19.3 47.3 118.2 187
CaO 1.9 12.9 29.3 55.9 100
MgO 1.1 8.6 23.3 21.7 60
Cuadro 12.- Fertilizantes a aplicar en el cultivo de pepino Persa en suelo, Zamorano,
2005
Etapas fenológicas *: 1=plántula, 2=crecimiento vegetativo, 3=floración, 4 =
fructificación y cosecha.

6.2.- CULTIVO EN HIDROPONÍA BAJO INVERNADERO


6.2.1.- SEMILLERO
El semillero es igual al del suelo, algunos autores recomiendan utilizar charolas de
poliestireno de 200 cavidades, una mezcla de turba de pantano (peat moss) y
agrolita en una relación 1:1, aunque el sustrato puede ser de la elección del
productor. Al momento de sembrar la semilla asegurarse que esta se encuentre a 1
cm de profundidad.
18
6.2.2.- RIEGO DE PLÁNTULAS EN SEMILLERO
Antes de la emergencia se recomienda regar con agua en la mañana y en la tarde.
En los siguientes días antes del trasplante y después de la emergencia, es
necesario agregar la solución nutritiva en los riegos.

6.2.3.- TRANSPLANTE Y SISTEMAS DE PRODUCCIÓN


Se recomienda realizar el transplante a los 30 días después de la siembra.
Los contenedores para el transplante van a diferir, dependiendo el sistema de
producción que se utilice.
Los sistemas de producción en hidroponía más comunes son los siguientes:
1. Cultivo en hidroponía de flujo profundo (DFT) (Figura 11).
2. Cultivo en bolsas sin y con recirculación del drenaje (Figura 12).
4. Cultivo en camas sin y con recirculación del drenaje (Figura 13).

Figura No 11. Sistema radical en el tratamiento Hidroponía de Flujo


profundo.

Figura No 12. Bolsas de 15 L sobre


canaletas de PVC para tratamiento sin
recirculación y con recirculación.

19

recirculación.
Figura No 13. Camas cubiertas de
tezontle con una pendiente al 3 % para
dirigir la solución nutritiva en sistemas
sin recirculación y con recirculación.

6.2.3.- SOLUCIÓN NUTRITIVA


La solución nutritiva está constituida por el agua y todos los elementos esenciales
disociados en ella. En cultivos sin suelo su composición ha sido tema de mucha
investigación. Entre los trabajos más aceptados está el de Steiner (1966). Él
describe un método universal para la preparación de soluciones nutritivas, en el cual
es necesario considerar: (1) la concentración iónica total; (2) el pH; y (3) la relación
mutua de cationes (K+, Ca2+, Mg2+) y aniones (NO3-, H2PO4-, SO42-).
La concentración iónica total se expresa en conductividad eléctrica (CE en dS/m o
mS/cm) y puede ser leída usando instrumentos portátiles. Al reutilizar la solución
nutritiva se incrementa la concentración de los iones menos consumidos por la
planta en la zona radical debido a que las plantas utilizan más agua que sales, y si
el agua que se dispone para regar contiene elementos que en exceso son dañinos
para el cultivo como los iones de Na+ y Cl-, estos se deben considerar al preparar
la solución y tomar en cuenta que su concentración se incrementará conforme pasa
el tiempo.
Un ejemplo de solución nutritiva se realizó en la tesis de maestría, “DINÁMICA
NUTRIMENTAL Y RENDIMIENTO DE PEPINO EN SISTEMAS HIDROPÓNICOS
CON RECIRCULACIÓN DE LA SOLUCIÓN NUTRITIVA” contenía los siguientes
elementos minerales y en las siguientes concentraciones (mg·L-1): N=87.5, P=21,
K=87.5, Ca=87.5, Mg=21, S=72, Fe=1, Mn=0.035, B=0.15, Cu=0.035, y Zn=0.035;
que representa aproximadamente el 50 % de la solución nutritiva propuesta por
Sánchez y Escalante (1988).
6.2.4.- DESINFECCIÓN DE LA SOLUCIÓN NUTRITIVA
Existen métodos químicos y no químicos y en función de la superficie y sistema
cerrado es el desempeño de cada uno. Para cultivos mayores de dos hectáreas los
tratamientos con calor y radiación UV son la mejor opción; para superficies menores
de una hectárea la filtración lenta con arena es más adecuada. El ozono y el uso de
membranas son buenos métodos, pero caros. El hipoclorito de sodio (NaOCl) y el

20
peróxido de hidrógeno son más baratos, pero su control de patógenos es
relativamente pobre. El uso de dióxido de cloro puede ser una buena alternativa,
pero existe poca información de su uso en hidroponía.

6.2.5.- FERTILIZACIÓN

Debido a que la fertilización se lleva a cabo a través del riego, es recomendable


realizar un muestreo de suelo y agua para analizar los niveles de pH, nitrógeno,
fosforo, potasio y el resto de nutrientes con la finalidad de ajustarlos a un plan de
fertilización. Durante el riego y la fertilización, el pH en la solución nutritiva, deberá
ser mantenido a un rango de 5.5 a 6.5 mientras que la conductividad eléctrica
debiera estar entre 1.5 y 2.5 dS/m.
Para un plan de fertilización en pepino Persa, se pudiera contemplar como una guía
la solución nutritiva mostrada en el Cuadro 13.

Partes por
Nutriente
millón (ppm)
N (Después de trasplantar) 100
N (Después de la 1ª cosecha) 180
P 50
K 150
Ca 135
Mg 50
S 65
Fe 3
Cu 0.2
Mn 0.8
Zn 0.3
B 0.7
Mo 0.06
Cuadro 13.- Solución nutritiva para la producción de pepino Persa.

C. REYES, 2010 propuso la siguiente solución nutritiva para pepino americano de


variedad Alcázar.

Concentración (mg·L-1)
pH CE K+ Ca2+
Na+ Mg2+ N- N- P- S- Cl- HCO3-
(dS·m-1) NH4+ NH3- H2PO4- SO42-
Agua 7.6 0.2 5 22 16 2.4 0 0.74 0 11.2 10.6 0.56
SN 5.8 1.8 170 118 16 39.5 0 139 42 132.8 10.6 0.56
Cuadro 14.- Composición del agua y solución nutritiva.

21
Macronutrientes Formula Micronutrientes Formula
ÁCIDO H3PO4 SULFATO DE
FOSFÓRICO P: 27 %; MnSO4·4H2O
MANGANESO
al 85 % Densidad: 1.7 Mn: 22.6 %
g·ml-I
SULFATO DE K2SO4· SULFATO DE CuSO4·5H2O
POTASIO K: 42.75 % COBRE Cu: 25.5 %
TETRA BORATO
SULFATO DE MgSO4·7H2O Na2B4O7·10H2O
DE SODIO
MAGNESIO Mg: 9.64 % B: 2.83 %
(BORAX)
Ca(NO3)2
NITRATO DE Ca: 19.0 % QUELATO DE EDTA
CALCIO N-NH4: 1.1 % HIERRO Fe:13%
N-NO3: 14.4 %
SULFATO DE ZnSO4·7H2O
ZINC Zn: 22.6 %
Cuadro 15.- Fuentes de fertilizante que se pueden utilizar para preparar la solución
nutritiva.

7.- LABORES CULTURALES


7.1.- TRANSPLANTE
Una vez realizada la siembra, una plántula de pepino estará lista para ser
trasplantada de 20 a 30 días, la cual pudiera mostrar de 3 a 4 hojas verdaderas y
una altura de 25 cm (10 pulgadas).

7.2.- DENSIDAD DE POBLACIÓN


7.2.1. DENSIDAD DE POBLACIÓN (SUELO)
El distanciamiento entre plantas e hileras de plantas varían, dependiendo de la
cantidad de luz solar de la localidad, una distancia entre 30 y 40 cm entre planta y
de 1.2 a 1.5 m entre hilera pudiera ser considerada para pepino Persa.
Una densidad de 3 a 4 plantas por m2 pudieran ser consideradas en pepino Persa
a diferencia del pepino Americano y Europeo los cuales se establecen en
densidades de 1.5 a 2 plantas por m2 dependiendo de la temporada de producción.
7.2.2. DENSIDAD DE POBLACIÓN (HIDROPONÍA)

22
El sistema de producción de pepino en invernadero normalmente se practica en el
norte de Europa y América, y México lo ha adoptado; consiste en usar variedades
de hábito indeterminado sembradas en suelo mejorado o en sustratos hidropónicos
a densidades de 1.5 a 2.5 plantas/m2, que se dejan crecer hasta 3 m de altura, y
después se despuntan para obtener uno o dos tallos que se siguen tutorando de
manera horizontal o dirigidos hacia abajo. Se cosechan de 20 a 30 frutos por planta
en un ciclo de 6 a 7 meses, con un rendimiento promedio que fluctúa de 150 a 300
t ha-1 al año. Con el propósito de acortar el ciclo del cultivo y aumentar la producción
anual con más ciclos por año, se han hecho investigaciones y pruebas comerciales
con productores, para generar un sistema de cultivo de pepino en hidroponía bajo
invernadero, similar al propuesto por Sánchez et al. (1998) para tomate (Solanum
lycopersicum L.), que consiste en despuntar la yema terminal y podar los brotes
laterales para dejar un tallo de aproximadamente 1 m de altura, con lo cual el ciclo
de cultivo se reduce a casi 60 días después del trasplante. El menor rendimiento
por planta se compensa con una alta densidad de población (hasta 16 plantas/m2,
sin considerar el espacio ocupado por pasillos), de manera que el rendimiento anual
puede ser superior a las 300 t ha-1 que se obtienen en sistemas convencionales,
ya que es posible lograr más de cinco ciclos por año.
7.3.- TUTORADO
Es importante que las plantas crezcan en un sistema de tutorado tan pronto como
sea posible. El tutorado de las plantas de pepino Persa es muy similar a las del
Pepino Europeo pero, a diferencia del pepino Europeo y debido a que el pepino
Persa produce múltiples frutos en cada nudo, cada brote lateral es dejado en la
planta después del 6° o 8º nudo.
Para evitar un excesivo crecimiento vegetativo los brazos laterales pueden ser
podados en el segundo nudo. En forma individual, cada planta es tutorada
verticalmente utilizando una rafia con clips de plástico como soporte sujetada a una
la línea de alambre que está por arriba de la hilera de plantas.
La rafia es atada al cuello de la planta en la línea del suelo y es sujetada a una de
las dos líneas de alambres que pasan por arriba de la hilera de plantas. Las líneas
paralelas de alambre que pasan por arriba de las plantas a una altura de 2.5 m
tienen una separación entre ambas de 60 cm (24 pulgadas)
El sistema de tutorado a un tallo el cual es mostrado en la Figura 4, ha sido el más
utilizado comúnmente en plantas de pepino Persa. Una vez que rebasa la planta el
alambre donde esta soportado su peso, la guía principal se deja que desarrolle
libremente o con 2 o 4 brotes laterales los cuales producirán mayor cantidad de
frutos.

23
Figura No. 4 Plantas de pepino Persa
establecidos en suelo con frutos listos para
ser cosechados (nótese frutos
desarrollándose en el tallo principal y en
guías laterales)

7.4.- PODA DE TALLOS, HOJAS Y FRUTOS


Las podas dan una mayor precocidad en la cosecha, incrementa la calidad de los
frutos, facilita las prácticas de cultivo, se hace un mayor control de plagas y
enfermedades, facilita la recolección de frutos e incrementa la producción por
unidad de superficie.
La forma de poda más comúnmente usada en pepino bajo condiciones de
invernadero consiste en eliminar por abajo de los 40 a 50 cm del tallo principal todos
los brotes que salgan, al igual que las hojas y los frutos que se vayan formando. A
partir de los 40 a 50 cm se eliminan todos los brotes laterales que aparecen en el
tallo principal, dejando un fruto en cada axila, hasta que este alcance el alambre
colocavcdo en la parte superior del invernadero y usado para el tutorado de la
planta. Una vez que una o dos hojas se han desarrollado por arriba del alambre, el
punto terminal del tallo principal es eliminado, dejando crecer libremente en el
extremo superior de la planta dos brazos laterales, eliminando la yema terminal
cuando la planta está cerca del suelo.

7.5.- POLINIZACIÓN
7.5.1.- TIPO DE POLINIZACIÓN
La polinización es cruzada. Al ser una planta típicamente monoica, necesita de
polinizadores para la transportación de los granos de polen hacia los ovarios y

24
aunque algunas veces se presentan flores hermafroditas, estas tienen un porcentaje
bajo de autopolinización o son incapaces de autopolinizarse.
7.5.2.-AGENTE DE POLINIZACIÓN
Los agentes de polinización son principalmente los insectos de la familia Apidae,
(Apis mellifera L. y Megachile pacifica Panzer), aunque esta última en menor
proporción y utilizada principalmente en cultivos confinados. También se cita a
especies del género Xylocopa Latreille como polinizadores del pepino.
7.6.3.- MOVIMIENTO DE POLEN
El movimiento del polen es posible sólo por transporte de insectos, ya que el polen
es muy pesado y largo para ser transportado por viento.

8.- MANEJO DEL RIEGO


8.1.- SISTEMAS DE RIEGO
En los cultivos protegidos de pepino el aporte de agua y gran parte de los nutrientes
se realiza de forma generalizada mediante riego por goteo y va ser función del
estado fenológico de la planta, así como del ambiente en que ésta se desarrolla
(tipo de suelo, condiciones climáticas, calidad del agua de riego, etc.). En el pepino
Persa es muy importante mantener un nivel de humedad constante y elevado en el
suelo, para un desarrollo óptimo del sistema radicular y, posteriormente, durante la
época de formación y engorde del fruto. En los terrenos enarenados la raíz
evoluciona preferentemente en la capa de materia orgánica situada entre la arena
y la tierra, por lo que habrá que mantener una humedad estable en esta zona, que
normalmente se consigue regando con una frecuencia de cada 2 días. Cuando el
cultivo es adulto, con una altura superior a la del tutor, aquel sombrea al suelo,
coincidiendo con una amortiguación de las temperaturas a la entrada del otoño, por
lo que puede disminuirse la frecuencia, regando cada 3 o 4 días con los mismos
volúmenes. Cuando las aguas son de mala calidad los riegos se realizarán a diario,
para evitar problemas de salinidad, manteniendo la lectura del tensiómetro en 10-
15 cb para no producir asfixia radicular. En cultivo hidropónico el riego está
automatizado y existen distintos sistemas para determinar las necesidades de riego
del cultivo, siendo el más extendido el empleo de bandejas de riego a la demanda.
El tiempo y el volumen de riego dependerán de las características físicas del
sustrato.

8.2.- POR GOTEO


8.3.- NEBULIZACIÓN
8.4.- LÁMINAS DE RIEGO

25
9. MANEJO DE LA FERTIRRIGACIÓN
9.1.-EN SUELO
9.2.- CULTIVOS SIN SUELO
9.3.- SUSTRATOS
10.- DIAGNOSTICO NUTRIMENTAL
10.1.-ANÁLISIS QUÍMICO FOLIAR
10.2.- ANÁLISIS DE SAVIA
10.3.- UNIDADES SPAD
11.- DESÓRDENES FISIOLÓGICOS EN FRUTOS
El pepino Persa puede sufrir daños en la piel durante su desarrollo a causa de varios
factores. Las fisiopatías o desordenes abióticos pueden ser un serio problema ya
que reducen el rendimiento y calidad de las cosechas en los pepinos. Para más
detalles, consultar el folleto Algunas Fisiopatías de Frutos, Tallos y Hojas en Cultivos
Protegidos HORT/CP-001-2016.
12.- COSECHA, CLASIFICACIÓN, EMPAQUE Y ALMACENAMIENTO
12.1.- COSECHA Y CLASIFICACIÓN
Las recolecciones de los cultivos en invernadero deben realizarse por la mañana y
al atardecer, nunca se deberá recolectar en las horas de máximo calor, los frutos
que se recolectan con temperaturas altas, en su interior se acelera su maduración.
Se reporta que la producción de pepino en invernadero es de 15 a 25 Kg por metro
cuadrado.
La cosecha de pepino Persa por lo regular comienza 57 días después de la siembra
o 40 días después del trasplante con una frecuencia semanal de cada 3 o 4 días
con un periodo de producción que pudiera extenderse hasta 4 meses.
Comúnmente, los frutos de pepino Persa desarrollan su madurez comercial de 7 a
10 días después de que las flores se hayan abierto y son menos susceptibles a
daños después de la cosecha que los frutos del tipo Europeo.
Los criterios para la cosecha de pepino Persa se basan en el color, forma, tamaño
y libres de todo daño siendo de menor longitud a la cosecha que los del tipo Europeo
y Americano.
Los frutos se cosechan cuando tengan un tamaño entre 12 y 14 cm o entre 17 y 20
cm de largo, con un diámetro de 4 cm y dejándoles un tallo de 1 a 2 cm. Durante la
máxima producción, se cosechan los frutos de 4 a 6 veces por semana durante 7 o
9 semanas. En la cosecha es recomendable utilizar unas tijeras para podar y evitar

26
dañar el fruto y a la planta (Figura 5). El manejo cuidadoso reducirá daños en la piel
delgada del fruto.

Figura No. 5 Cosechando fruto de pepino Persa en la Costa de Hermosillo

27
12.2.- EMPAQUE Y ALMACENAMIENTO
De acuerdo a estudios previos, los frutos de pepino Persa requieren menos atención
en post-cosecha [20] los cuales se empacan sin emplayar y se empacan en cajas
de cartón corrugado conteniendo un peso entre 10 y 12 kg (Figura 4).
Los frutos de pepino Persa a diferencia de los pepinos Europeos no se amplayan
previo al empaque ya que son menos propensos a la perdida de agua. Sin embargo,
son altamente susceptibles a daños por bajas temperaturas durante el
almacenamiento. Los frutos deberán ser empacados y almacenados a un rango de
humedad entre 85 y 95 % con temperaturas entre 10 y 12 °C (50 °F) [5 y 18].
Aproximadamente los frutos tienen una durabilidad entre 10 y 14 días [5].

28
Figura No. 6 Frutos de pepino Persa empacados en
una caja de cartón corrugado listos para ser enviados
al Mercado.

13.- ANÁLISIS DE COSTOS, BENEFICIOS, OPORTUNIDADES


14.- RENDIMIENTOS
Dependiendo del tamaño en que se corten los frutos, los rendimientos por planta
serán variables. En experimentos previos se han registrado producciones de hasta
65 o 70 frutos con un rendimiento entre 9 a 12 kg por planta (25 kg/m2) [23]. Los
pepinos ginóicos tienden a ser más productivos [10]. Este tipo de pepino está
considerado como uno de los cultivos de mayores rendimientos pudiendo rebasar
las 500 toneladas por hectárea.
15.- COMERCIALIZACIÓN
Los pepinos, después de ser cosechados de acuerdo con las normas de calidad.
Primero se clasifican por su grado de madurez; después por su tamaño,
preferentemente de 20 a 30 cm, de superficie cilíndrica lisa y recta, color verde
oscuro uniforme (sin amarillentos), se comercializa limpios. El corte debe de ser
firme y el anillo interno deberá presentar mayor proporción de pulpa, color blanco y
semillas de tamaño no mayor de 3 mm de largo, mostrando humedad en su interior.
En algunos casos, y cuando el mercado lo permite, los frutos son encerados con la
finalidad de mejorar la apariencia y prolongar su vida útil, ya que la cera reduce la
perdida de agua por evaporación.

29
13.- BIBLIOGRAFÍAS
 López, CM. (2014). Programa Fitosanitario para el control de Diaphania sp,
en Pepino (Cucumis sativus) y Plutella sp, en Repollo (Brassica oleracea)
con la aplicación de Extractos orgánicos. Centro Nacional de Tecnología
Agropecuaria y Forestal. Recuperado de www.centa.gob.sv
 Zamora, E. (febrero, 2017). El cultivo de pepino persa (Cucumis sativus l.)
bajo cubiertas plásticas. Cultivos Protegidos HORT-CP-007
 www. Intagri.com.mx/producción-de-pepino-bajo-invernadero.
 Vásquez, E. et al (septiembre, 2014). Respuestas Del Pepino A La
Fertilización Biológica Y Mineral Con Y Sin Acolchado Plástico En
Condiciones De Casa Sombra. Revista Internacional de Investigación e
Innovación Tecnológica. Recuperado de www.riiit.com.mx
 Barraza FV. (julio- diciembre, 2017). Absorción de N, P, K, Ca y Mg en cultivo
de pepino (Cucumis sativus L.) bajo sistema hidropónico. Facultad de
Ciencias Agrícolas, Universidad de Córdoba, Montería (Colombia). Vol. 11 -
No. 2 - pp. 343-350.
 El cultivo del pepino (Cucumis sativus L). PDF
 López CM. (2003). Guía Técnica. Cultivo del pepino. Centro Nacional de
Tecnología Agropecuaria y Forestal. No 17.

30