Está en la página 1de 5

7

TENDENCIAS
EL CMI SOSTENIBLE (1)

En estos días ya no se habla sólo del crecimiento económico de la empresa,


sino también del crecimiento a nivel Social y Ambiental, a esto se le conoce
como Triple Resultado.

Actualmente, aquellas empresas que llevan tiempo trabajando según un


modelo de gestión ordenado, basado en metodologías de implantación
y herramientas como el CMI, están incluyendo resultados relacionados
con aspectos sociales y medioambientales, como activos importantes y
decisivos en sus empresas. No basta con definir determinadas intenciones
para la mejora social y medioambiental, realizando un uso propagandístico
de éstas, o simplemente por asegurar el cumplimiento de la legislación
en vigor, sino que deben de ser iniciativas estratégicas, deben de estar
integradas dentro del plan estratégico de la empresa y por ello deben de ser
orientadas de forma pro-activa, debiendo definir objetivos y responsables, y
sus indicadores asociados igual que cualquier otro objetivo económico para
garantizar el éxito de los mismos.

Dado que el CMI permite considerar los factores estratégicos no monetarios


del éxito que tienen un impacto significativo en la empresa, proporciona un
punto de partida prometedor a la incorporación de aspectos ambientales y
sociales en el sistema de gerencia de la empresa.

Tanto las empresas privadas como los organismos públicos, deberán dedicar
una buena parte de sus recursos a alinear la sostenibilidad con sus planes,
con el objetivo de dar respuesta a los cambios que se están produciendo en
estos momentos en el entorno socio-económico y así poder estar a la altura
de los más innovadores.

160
IēĉĎĈĆĉĔėĊĘ ĉĊ GĊĘęĎŘē EĒĕėĊĘĆėĎĆđ 161

Así pues se define el Cuadro de Mando Integral Sostenible como una forma
de expresión del CMI que incorpora los componentes de valor en una
estrategia de negocio integrada de manera que:

• Muestra relaciones de causa y efecto entre el desempeño


económico, social y ambiental.
• Permite gerenciar de manera integral aspectos sociales y
ambientales determinantes en el éxito económico del negocio.

Así mismo, el uso de CMI Sostenible es un instrumento de planificación que


puede ser utilizado para destacar el valor añadido que se desprende de los
aspectos social y/o ambiental y poner en práctica la estrategia.

El proceso de formulación para un CMI Sostenible tiene que tener un


número básico de requerimientos:

• El proceso debe conducir a valor basado en aspectos ambientales y


sociales
• Para asegurar su valor, los aspectos sociales y ambientales se deben
integrar con el sistema de gerencia general de la empresa.
• Los aspectos ambientales y sociales de una unidad de negocio se
deben integrar según su importancia estratégica. Esto incluye la
cuestión de si la introducción de una nueva perspectiva adicional es
necesaria.

7.1 Implementación del Cuadro de Mando Integral Sostenible

La definición de una estrategia de sostenibilidad a nivel corporativo parece


vital, porque dentro de cada meta de cada perspectiva del CMI Sostenible,
las medidas y los indicadores del funcionamiento tienen que ser definidos.
Hay la evidencia en la práctica corporativa en la cual este paso no es del
todo trivial y de hecho puede representar una pérdida de tiempo, porque
incluso hasta líderes de las unidades de sostenibilidad pueden carecer con
frecuencia estrategias explícitas.

El concepto de CMI Sostenible ofrece una posibilidad para que las


compañías traduzcan visiones y estrategias de sostenibilidad en acción,
demuestra cómo los activos intangibles pueden contribuir la sostenibilidad
de la compañía. Por otra parte, proporciona el alto potencial para la
integración de aspectos y de objetivos ambientales y sociales en la
gerencia de la compañía. Pero de acuerdo a la experiencia, desarrollar
e implementarlo no es simplemente definir las perspectivas, objetivos,
162 JĊĘŮĘ R. SġēĈčĊğ MĆėęĔėĊđđĎ

indicadores y metas. Es algo más complejo, es un proceso que requiere


paciencia, poder y persistencia. La gente que implementa esto necesitan
estar entrenados en las implicaciones culturales de introducir un Cuadro de
Mando Integral Sostenible y debe ser la alta gerencia quien empuje esto.
Por otra parte, la alta participación de los empleados contribuye al éxito.

7.2 Enfoques para incorporar los Componentes Socio Ambientales


en la Estrategia de Negocios Mediante el CMI Sostenible

Primer Enfoque: Incorporar Indicadores Sociales y Ambientales en las


perspectivas existentes. Esto significa que los aspectos ambientales
y sociales están integrados en las cuatro perspectivas a través de los
indicadores principales. Los aspectos de ambiental y social por lo tanto
se convierten en una parte integral del cuadro convencional y se integran
automáticamente orientándose hacia la perspectiva financiera. Algunos
indicadores genéricos son:

• Tasa de Accidentes Discapacitantes


• Contribución a proyectos de desarrollo comunitario
• Transgresiones de Convenios Naciones Unidas
• Producción de desechos peligrosos
• Reducción de consumo de papel
• Consumo de agua
• Manejo de efluentes

Figura 7-1 Indicadores sociales y ambientales no


nnecesariamente vinculados con estrategia

Segundo enfoque: Construir el CMI de la unidad o gerencia de Higiene,


Seguridad y Ambiente (SHA) o de la Unidad de Responsabilidad Socio
Ambiental. Similar el enfoque de cualquier unidad de apoyo (RRHH,
Finanzas y Servicios), establece enlaces entre objetivos funcionales y
estrategia empresarial considerando a los clientes interno y externos. Ver
Figura 7-2.
IēĉĎĈĆĉĔėĊĘ ĉĊ GĊĘęĎŘē EĒĕėĊĘĆėĎĆđ 163

Figura 7-2 Estrategia de SHA – HSE como elemento


Social y Ambiental

Tercer Enfoque: Incorporar el tema socio ambiental en la perspectiva


de procesos internos: Seguridad, Salud y entrenamiento de empleados
y Satisfacción de Clientes, socios y comunidad (ver figura 7.2). En la
actualidad, la estrategia de muchas empresas va más allá de las regulaciones
y para mostrar su capacidad de operar y crecer, evidencian objetivos, que
aportan valor ambiental y social, a las dimensiones del modelo de RSE.

Cuarto Enfoque: Agregar perspectivas adicionales. La necesidad para


una perspectiva adicional (Perspectiva Social y Ambiental) se presenta
cuando los aspectos ambientales o sociales influyen perceptiblemente en
el éxito de la empresa y al mismo tiempo, por su importancia estratégica
no se puede reflejar dentro de las cuatro perspectivas estándares del CMI,
como se aprecia en la figura 7.2. Análogo al proceso de formular un cuadro
convencional, los aspectos y los indicadores principales estratégicos de
esta perspectiva se deben también identificar y reproducir con medidas
respectivas. Estas medidas entonces se ligan hacia la perspectiva financiera
por medio de cadenas jerárquicas de causa y efecto. A este modelo del
CMI es el que se conoce como “triple resultado”. Una filosofía de gestión
integrada que demanda resultados económicos, sociales y ambiéntales.
164 JĊĘŮĘ R. SġēĈčĊğ MĆėęĔėĊđđĎ

Figura 7-3 Incorpora Procesos Socio Ambientales


en la Estrategia

Figura 7-4 Perspectivas adicionales de creación de valor social


y ambiental