Está en la página 1de 3

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy también se hace realidad en nuestra Iglesia aquel


acontecimiento que relata el libro de los Hechos: Cuando llegó
la fiesta de Pentecostés, todos los creyentes se encontraban
reunidos en un mismo lugar. De pronto, un gran ruido que
venía del cielo, como de un viento fuerte, resonó en toda la
casa donde estaban. Y se les aparecieron lenguas como de
fuego, repartidas sobre cada uno de ellos. Todos quedaron
llenos del Espíritu Santo (Hch 2, 1-4).
El alma de la Iglesia es el Espíritu. El Espíritu edifica la
comunidad. El Espíritu es la fuente, interior a cada uno de
nosotros, de la que brota la fe. El Espíritu hace posible el
seguimiento de Jesús, el Resucitado.
Nos adentramos, ya estamos, en una época, social y
culturalmente, nueva. Vivamos en el deseo del Espíritu, pues Él
se pueda llevar adelante la nueva evangelización. Que el pronto morirá también en nuestras comunidades e iglesias.
Espíritu que hemos recibido nos mueva a sabernos y sentirnos
C.2. Ven Espíritu Santo.
Santo Haz que Jesús ocupe el centro de tu
corresponsables, junto con el sacerdocio ministerial, en la
Iglesia. Que nada ni nadie lo suplante ni oscurezca. No vivas
misión evangelizadora para continuar anunciando el Evangelio
entre nosotros sin atraernos hacia su Evangelio y sin
de palabra y de obra y, por nuestro testimonio, cada vez más
convertirnos a su seguimiento. Que no huyamos de su Palabra,
personas puedan, recibiendo el Espíritu Santo, llamar a Dios
ni nos desviemos de su mandato del amor. Que no se pierda
¡Padre! y vivir con la dignidad de hijos de Dios.
en el mundo su memoria.
C.1. Ven Espíritu Santo.
Santo Abre nuestros oídos para escuchar tus
llamadas, las que nos llegan hoy, desde los interrogantes,
sufrimientos, conflictos y contradicciones de los hombres y
mujeres de nuestros días. Haznos vivir abiertos a tu poder para
Concluimos nuestra oración con la engendrar la fe nueva que necesita esta sociedad nueva. Que,
oración que nos enseñó el Señor: en tu Iglesia, vivamos más atentos a lo que nace que a lo que
Padre nuestro... muere, con el corazón sostenido por la esperanza y no minado
por la nostalgia.
C.2. Ven Espíritu Santo y purifica el corazón de tu Iglesia. Pon
verdad entre nosotros. Enséñanos a reconocer nuestros
pecados y limitaciones. Recuérdanos que somos como todos:
frágiles, mediocres y pecadores. Libéranos de nuestra
arrogancia y falsa seguridad. Haz que aprendamos a caminar
ORACIÓN FINAL entre los hombres con más verdad y humildad.
Padre, Tú guías los destinos del mundo y abres, en la marcha C.1. Ven Espíritu Santo.
Santo Enséñanos a mirar de manera nueva
de la historia, caminos de fidelidad y servicio en tu Iglesia, haz la vida, el mundo y, sobre todo, a las personas. Que
que hoy nos dejemos iluminar y guiar por el Espíritu que nos aprendamos a mirar como Jesús miraba a los que sufren, los
envía Jesucristo resucitado, tu Hijo y Señor nuestro, que vive y que lloran, los que caen, los que viven solos y olvidados. Si
reina por los siglos de los siglos. Amén cambia nuestra mirada, cambiará también el corazón y el
rostro de tu Iglesia. Los discípulos de Jesús irradiaremos mejor
su cercanía, su comprensión y solidaridad hacia los más
CANTO DESPEDIDA:
DESPEDIDA Ven con nosotros a caminar
necesitados. Nos pareceremos más a nuestro Maestro y Señor.
Evangelio entre las personas con las que vivimos y trabajamos. común; vendían posesiones y bienes, y lo repartían
Oremos. entre todos, según la necesidad de cada uno. A
diario acudían al templo todos unidos, celebraban
3. Por los Movimientos Juveniles y por todos los jóvenes, para la fracción del pan en las casas y comían juntos,
que vivamos atentos a la Palabra de Dios, construyendo alabando a Dios con alegría y de todo corazón;
nuestras vidas sobre los auténticos valores del Evangelio y los eran bien vistos de todo el pueblo, y día tras día el
anunciemos a los demás jóvenes. Oremos. Señor iba agregando al grupo los que se iban
salvando (Hch. 2,42-47).
4. Por los Movimientos Infantiles y por todos los niños y niñas,
para que con la ayuda de los adultos y de los jóvenes
Respuesta a la Palabra de Dios
conozcamos mejor a Jesús y vaya creciendo en nuestros
corazones la semilla de la fe. Oremos.
Ven, Espíritu de Dios, sobre mí.
5. Por los Movimientos Familiares y por todos los padres y Me abro a tu presencia,
madres de familia, para que nos esforcemos en hacer crecer la cambiarás mi corazón(bis).
semilla de la fe en nosotros, en nuestros hogares, y podamos
ayudar a que germine y crezca en nuestros hijos T Tiempo para la reflexión
e hijas. Oremos.
(Vamos a dedicar un tiempo para mirarnos a
nosotros mismos, para mirar a nuestra comunidad,
6. Por nuestras Iglesias diocesanas, para que sigan poniendo para mirar a nuestra Iglesia. Preguntémonos: ¿Qué
sus esfuerzos en promover y formar cristianos laicos, adultos, actitudes y qué acciones construyen hoy la
militantes y corresponsables, que renueven nuestras comunidad cristiana? ¿Cuáles no?)

comunidades laicales y vivan en medio del mundo siendo


sembradores de las semillas del Reino. Oremos.

7. Por los más pobres de nuestro mundo (excluidos, víctimas de SECUENCIA DE PENTECOSTÉS
la violencia y el terrorismo, inmigrantes, refugiados, sintecho, Ven, Espíritu divino,
parados…), para que su grito sea escuchado y provoque en manda tu luz desde el cielo.
nosotros una reacción de solidaridad y compromiso por la Padre amoroso del pobre;
justicia. Oremos. don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
(Se pueden añadir otras intenciones)
fuente del mayor consuelo.