Está en la página 1de 4

¿Qué es la Psicología Jurídica-Forense?

Un breve recorrido

La presente nota tiene como objetivo esbozar una aproximación sobre la


psicología jurídica-forense. Si consideramos este campo encontramos en sus
cimientos dos pilares claves: Psicología y Derecho. Partir desde estas
concepciones resulta coherente para pensar esta área.

Tal como lo definió Javier Urrúa Portillo, cuestión retomada por otros
autores, la Psicológia puede ser definida como “(…) la ciencia que estudia el
comportamiento humano en el más vasto sentido, abarca todas las actividades,
sentimientos y razones de las personas” (Sarmiento, Varela, Puhl, & Izcurdia,
2009, p. 157). Mientras que el Derecho es: “(…) un conjunto de leyes, perceptos y
reglas a que están sometidos los hombres en su vida social; es la ciencia que
estudia las leyes y su aplicación” (Sarmiento, et. al., 2009, p. 158) .

Ambas encuentran su punto de confluencia en el estudio del ser humano y


su comportamiento (Urra Portillo & Mezquita Vazquez, 1993; Sarmiento, Varela,
Puhl, & Izcurdia, 2009). Aunque una muestra su lado más normativo, regulador y
punitivo -con influencias contractuales inherentes desde Hobbes y Locke-.
Mientras que la otra -con cierto privilegio de la teoría psicoanalítica como marco
teórico comprensivo- revela y aporta conocimientos específicos sobre el ser
humano, sobre la producción de subjetividad y los aspectos referidos al aparato
psiquico, su dinámica y constitución. En este punto, vale mencionar:

“(…) en el derecho cuando se habla de conducta se hace referencia a la


conducta exteriorizada, la psicología, en su estudio de la misma toma en
cuenta tanto su aspecto externo como fundamentalmente su aspecto
interno, entendiendo a la misma como el modo de ser del individuo y el
conjunto de acciones que lleva a cabo para adaptarse a su entorno”
(Sarmiento, et. al., 2009 p. 160-161).
De manera sucinta históricamente en nuestro ámbito, los inicios del
entrecruzamiento entre la Psicología y el Derecho se remiten a los primeros
intentos de José Ingenieros por implementar el método del psicoanálisis en tanto
herramienta para comprender la personalidad de aquellas personas que
realizaban actos delictivos (Varela, Sarmiento, Puhl, & Izcurdia, 2010). En forma
posterior: “(…) los primeros psicólogos graduados, primero en Rosario y
posteriormente en Córdoba, comenzó la inserción (…) de los profesionales
psicólogos diciendo su decir en el ámbito psicológico jurídico, lo cual se extendió a
Buenos Aires y La Plata” (Varela et. al., 2010, pp. 9-10).

Durante el período de 1985-1992 comienza a constituir parte de la


formación profesional del psicólogo (en universidades públicas y luego privadas)
con carácter obligatorio la práctica en Psicología Jurídica y Forense en diversas
provincias de Argentina: San Luis, Buenos Aires, Córdoba, La Plata, Mar del Plata,
Tucumán, Cuyo (Varela et. al., 2010).

Para algunos autores las nominaciones de Psicología Jurídica y Psicología


Forense pueden constituir concepciones distintas, entendiendo por la primera a
aquella que es “el estudio desde la perspectiva psicológica de conductas
complejas y significativas en forma actual o potencial para lo jurídico, a los efectos
de su descripción, análisis, comprensión, crítica y eventual actuación sobre ellas,
en función de lo jurídico” (Del Popolo, 2006, p. 21).

Por otro lado, la Psicología Jurídica como concepto permite pensar desde
un enfoque amplio que incluye la labor de los psicólogos en las instituciones
jurídicas, en tanto lugares donde se aplica el Derecho, que pueda dar lugar a
múltiples intervenciones: “(…) Psicología Aplicada a los tribunales (Forense),
Psicología de la Seguridad Humana, Psicología Penitenciaria, Psicología de las
fuerzas de seguridad, Psicología de la Delincuencia (…) Mediación (…)” (Fraile &
Infanzón, 2011: p. 17).

Mientras tanto, la nominación Psicología Forense hace referencia a “(…) la


aplicación de un conocimiento científico y técnicas específicas que surgen de
investigaciones, estudios y consensos sobre psicopatología, evaluación
psicológica, psicología evolutiva y la convierten en una ciencia auxiliar de ese
campo” (Colombo & Alonso, 2014, p. 13). Es decir, es la parte de la psicología que
se desarrolla dentro del ámbito jurídico específico y/o en los órganos dependientes
(Varela, Alvarez, & Sarmiento, 2000).

No obstante, más allá de ello, resulta claro que el concepto de Psicología


Jurídica constituye una nominación internacional y que permite incluir mayor
cantidad de actividades en el área de ejercicio profesional además del trabajo en
los Foros o fueros de la justicia (Varela et. al., 2010).

En esta línea, cabe mencionar que en nuestro país a partir de la vuelta de la


Democracia, se advierte un período caracterizado por legalización del ejercicio
profesional a nivel nacional y provincial (Ley 7106, Resolución Nacional 2447) que
nos brinda un marco general para nuestro que-hacer profesional.

Específicamente en la ley n° 7106 se entiende por el área de psicología


jurídica a: “la esfera de acción que se realiza en los Tribunales de Justicia,
Institutos Penitenciarios, de internación de menores y en la práctica privada de la
profesión”. Y por el ejercicio de la profesión en dicha área a:

“el estudio de la personalidad del sujeto que delinque; la rehabilitación del


penado; la orientación psicológica del liberado y de sus familiares; la
actuación sobre las tensiones grupales en Institutos Penales con tareas de
Psico Higiene; la colaboración en peritajes, empleando los instrumentos
específicos; la realización de peritajes psicológicos; realización de peritajes
y estudios de adopción y de conflictos familiares”.
De este modo, se asentaron las condiciones de posibilidad para que el
profesional psicólogo tuviera un campo de acción y colaboración legitimado en los
distintos ámbitos jurídicos.

Trabajos citados
Alvarez, H., Varela, O., & Greif, D. (1997). La actividad pericial en psicología forense. Buenos Aires:
Ediciones del Eclipse.

Colombo, R. I., & Alonso, G. M. (2014). Maltrato y abuso sexual infantil. Pericia Psicológica. .
Florida: Cauquen Editora.
Fraile, D., & Infanzón, V. (2011). Jornada Nacional de Psicología Jurídica y Forense: I Jornada de
Psicología Jurídica y Forense del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires.
Buenos Aires: Letra Viva.

Urra Portillo, J., & Mezquita Vazquez, B. (1993). Manual de Psicología Forense. Madrid: Siglo XXI .

Varela, O. H., Alvarez, H. R., & Sarmiento, A. J. (2000). Psicología Forense. Buenos Aires: Abeledo-
Perrot.

Varela, O., Álvarez, R., Sarmiento, A. J., Pull, S. M., Regueira, B. N., & Izurria, M. d. (2006). Aportes
a la psicología jurídica. Desarrollos de nuevos paradigmas a partir del establecimiento de
conceptos éticos en la especialidad. En O. Varela, A. Sarmiento, & R. Álvarez, Entre la
Psicología y el Derecho. Cruzamientos Discursivos. Buenos Aires: Lexis Nexis.

Varela, O., Sarmiento, A., Puhl, S., & Izcurdia, M. (2010). Psicología Jurídica. Buenos Aires: JCE.