Está en la página 1de 11

¿Qué es la gestión de almacenes?

Es el proceso logístico que se encarga de recibir, acumular, mover y mantener cualquier tipo de material, como por ejemplo:
• Materia prima
• Productos semielaborados
• Productos elaborados
• Resguardar máquinas y equipos
Además, la gestión de almacenes también se encarga de planificar el almacenamiento de esos productos en un local, planificar el movimiento, el
abastecimiento y llevar el control exacto de las existencias que son tan importantes para producir más y vender más.

¡ESPERA! UN MOMENTO…
¿Existe una diferencia entre la gestión de almacenes y la gestión de inventarios?
En realidad todas se basan en la misma idea con la diferencia de la complejidad, es decir, del tamaño de tu empresa. En la imagen tendrás un
ejemplo:

Si tienes un negocio pequeño la gestión de inventario te dice cuántas unidades del producto tienes un lugar.
Si por el contrario tienes una empresa un poco más grande tendrás que atender tareas más complejas como saber cuántos productos están
terminados y cuántos están por la mitad, conocer cuántos están defectuosos, hacer tareas de mantenimiento del sitio en donde se resguarda y
todas las tareas referente a la gestión de un almacén.
La gestión de inventarios también es conocida como gestión de existencias o gestión de stock.
Las tareas generales de la gestión de almacenes son:

SE LE PIDE :
Paso 1: Diseña el plan de distribución
Aquí es donde debes cubrir los aspectos básicos de toda la logística de tu empresa.
Si ya tienes tu empresa creada quizá debas repasar cada punto para entender un poco mejor el proceso de forma global.
Si estás empezando con tu empresa pequeña quizás debas tener todos estos puntos en cuenta para pedir el financiamiento que necesitas.
Las tareas que te presento están así:

En palabras cortas, cada ítem quiere decir:

Paso 2: Escoge si tendrás tu propio almacén o si será subcontratado


En este caso, la gestión de un almacén depende de varios factores como:
• El comportamiento de tu mercado
• Tu estrategia de negocio
• El modelo de ventas (a empresa o a usuarios finales)
• De la cadena de abastecimiento
• De tu cadena de producción
• Y otros factores más como espacio en la ciudad, dinero disponible, etc.
Aquí te dejo una imagen de las ventajas y desventajas de gestionar tú mismo el almacén o dejárselo a otros especialistas:

Sin importar si escogiste el propio almacén o alquilar uno no puedes dejar pasar estos pasos:

Paso 3: Escoge la ubicación


El dinero y el espacio no son los únicos puntos que debes tener en cuenta para escoger dónde estará tu almacén:
Algunos de estos puntos más importantes están:
Es hora de escoger otros puntos importantes de la planificación:

Paso 4: El tamaño del almacén


A la hora de adquirir un almacén no puedes escoger la sala de tu casa ni los almacenes de la ciudad. Debes unificar el tamaño de tus productos,
la caducidad, el modelo de negocio y las obligaciones legales para:
1 El lugar donde debe estar tu almacén
2 El tamaño del recinto
Antes de alzar el teléfono para llamar a un arquitecto es necesario que tengas en cuentas estos puntos:
• La cantidad de los productos que hagas al día / semana / mes.
• El tamaño de los productos (forros de celulares o cristales de decoración, para que entiendas el contraste).
• La demanda del mercado (si tus productos se venden mucho necesitarás un sistema más fluido, si por el contrario vendes poco necesitarás
espacio para guardar por mucho tiempo tus existencias).
• El tiempo de producción.
• Requisitos de pasillos (mira las obligaciones legales en tu país para las instalaciones de tu tipo de industria).
• Sistemas de manipulación (las maquinarias que usarás para mover la mercancía).
• La cantidad de obreros que necesitas para que estén seguros y cómodos.
Lectura recomendada (nivel avanzado): Fórmulas matemáticas para calcular la dimensión de un almacén

Paso 5: Distribuye de las zonas del almacén


Un almacén debe contar con un diseño (hecho por un profesional) en el que se proyecten el número de plantas, instalaciones principales,
acceso a servicios, salidas de seguridad, entradas, salidas, entre otros puntos.
Una vez que estés reunido(a) con el ingeniero o el arquitecto debes pensar cómo vas a distribuir el espacio.
Los espacios que debe tener un almacén son:
• Entrada, recepción (carga y descarga)
• Zona de reserva
• Preparación de pedidos
• Zona de expedición
• Espacios de maniobras para personas y maquinarias)
• Oficinas
Como puedes ver en la imagen:
Y otras zonas son:
• Muelles
• Calzadas
• Accesos ara peatones y vehículos
• Acceso para maquinarias de gran tamaño
• Rampas
• Estacionamiento para camiones y vehículos personales
(Toma en cuenta los principios básicos para el diseño de un almacén que te mencioné anteriormente)
Encontré algunos modelos de distribución de un almacén para que te inspires.
Ejemplo de Layout de un Almacén- www.ingenieriaindustrialonline.com
Paso 6: Diseña los movimientos de la mercancía
Un almacén industrial no tiene nada que ver con la habitación de una casa donde se guardan cosas para que agarren polvo.
En una empresa el almacén es una de las áreas con mayor movimiento así que tienes que pensar desde cero dónde vas a poner cada cosa, el
espacio para que las se trasladen tus empleados o las maquinarias.
Antes de diseñar los pasillos, te recomiendo escoger el flujo de entrada y salida de mercancía que vas a usar:
1 ÚLTIMA EN LLEGAR – PRIMERA EN SALIR
2 PRIMERA EN LLEGAR – PRIMERA EN SALIR
3 PRIMERA EN VENCER – PRIMERA EN SALIR
LECTURA RECOMENDADA: 10 Claves para crear una empresa sin obsolescencia programada
Una vez que tengas claro cómo será el movimiento de la mercancía puedes darte a la tarea de diseñar la distribución del almacén.

Paso 7: Escoge el tipo de distribución de la planta


Teniendo en cuenta el flujo de la entrada y salidas de los materiales puedes diseñar la distribución con estos tres ejemplos diseño en U, diseño
en T o el diseño lineal. Si se te ocurre otra forma más efectiva no dudes en usarla.
Distribución en línea recta
Recomendado para empresas pequeñas:

Distribución en “U”
Recomendado apara empresas un poco más ágiles que puedan necesitar modificaciones posteriores:
Distribución en “T”
Combina aspectos del diseño en línea recta y en U:

Un aspecto muy importante para la buena gestión de los almacenes es el control e identificación de todos los materiales que entran y salen.

Paso 8: Crea tu propio código de identificación de las existencias


Una gestión de almacenes no es posible si no diseñar tu propio sistema de identificación. La recomendación que hacen todos los expertos es que
sea codificado. Así que te recomiendo que uses abreviaturas, colores, iniciales, siglas y números de miles (si produces bastante).
Por lo general, puedes contratar a empresa que diseñen sistemas automatizados para etiquetar y administrar tu mercancía porque ahorrarás
mucho tiempo en comparación para hacerlo solo.
Si ya tienes tu propio sistema de gestión de existencias, puedes preguntar si el programa es compatible con los equipos de identificación y
etiquetado de la mercancía.
Además, esto es un paso vital para la organización de un almacén:
Paso 9: Diseña la distribución de los estantes
No puedes diseñar el sistema de identificación sin tener en cuenta las zonas de tu almacén y lso estantes en donde estará cada mercancía.
Aquí te dejo 2 formas populares de distribuir los estantes en un almacén:

Si tienes la creatividad para diseñar otra forma más eficiente para el almacén que tienes no dudes en aprovecharla.
Además, debes tener en cuenta otros aspectos finales para la gestión de almacenes, como por ejemplo:
Paso 10: Toma en cuenta los materiales de un almacén
No olvides tomar en cuenta para el diseño del espació y la distribución los siguientes elementos:
• Camiones de carga y descarga.
• Montacargas.
• Grúas.
• Brazos robóticos.
• Correas e transporte
• Carretillas
• Ascensores
Otros accesorios que necesites.