Está en la página 1de 4

Todo es cuestión de química

Resumen capítulo 1 “el mundo de lo pequeño”

Producción y comprensión de textos

Profesor: Néstor Javier Sanabria Pineda

Daniel Felipe Flórez Burbano 20191150067


Germán Santiago Pedraza 20191150013
Kevin Mateo Villalobos Estévez 20191150012

PCLQ

Universidad Distrital Francisco José de Caldas

2019
Capítulo 1
El mundo de lo pequeño
En la vida cotidiana de las personas, se suelen ver grandes cantidades de un tipo de material de
manera homogénea, esta cuestión se da porque no observamos más a fondo, más allá de lo que
nuestros ojos alcanzan a ver. Por ejemplo, cuando vamos a la playa vemos la arena como una gran
capa, sin percibir las pequeñas características que identifican a cada grano, debemos hacer uso del
microscopio para hacer grande lo pequeño, aunque no logramos ver las partículas que componen
este material, es decir, los átomos.

El ser humano a lo largo de los años ha buscado dar respuesta a la forma de los átomos, planteando
de esta manera diversos modelos, que han aclarado muchas incógnitas, “por ello se ha pasado de
pensar que los átomos eran pequeñísimas esferas rígidas e indivisibles a llegar a la conclusión de
que son partículas difusas formadas por partículas más pequeñas.”(Bello, 2016). teniendo esto en
cuenta podríamos decir que hay partículas tan pequeñas que se vuelven invisibles ante nuestros
ojos.

Ahora vamos a hablar de los principales exponentes de este tema que son John Dalton, John
Thompson y Rutherford. El primero descubrió que no todos los átomos eran iguales y los llamo
elementos químicos; el segundo científico propuso un esquema de la estructura atómica definiendo
el átomo en partículas más pequeñas con carga negativa (electrones), que se encontraban unidas a
una esfera más grande de carga positiva, explicando de esta manera fenómenos como son el de la
corriente eléctrica y el funcionamiento de los tubos de rayos catódicos. El tercero mejoró el modelo
de Thompson, planteando un experimento, que consistía en enviar partículas positivas sobre una
lámina de oro, para ver si estas eran macizas como lo proponía Thompson, de esto se pudo deducir
que era algo erróneo, ya que se movían unas con otras dejando vacíos o espacios libres por donde
algunas partículas alfas podían pasar.

El modelo de Rutherford consistió en que los átomos estaban compuestos por dos partes; el núcleo
en donde se encuentran las cargas positivas (protones) y las negativas (electrones) que se
encuentran en su segunda parte (la corteza) donde orbitan. Esta afirmación fue complementada por
James Chadwick, uno de sus colaboradores el cual detecto otro tipo de partículas con cargas
neutras (neutrones), las cuales actúan como el compactador del núcleo, dando claridad al modelo
de Rutherford y respondiendo a la pregunta: si las cargas opuestas se atraen y las que son iguales
se repelen, entonces ¿Por qué los protones del núcleo no se repelen?
Actualmente sabemos que los átomos están compuestos por los 3 elementos nombrados
anteriormente, pero los neutrones y protones se subdividen en partículas aún más pequeñas a las
que denominamos quarks, gracias a los avances en la ciencia y la tecnología, se ha podido aclarar
que los electrones no se trasladan de manera orbital sino aleatoriamente.

Para observar partículas tan pequeñas como los electrones, se nos hace casi imposible, ya que por
su tamaño tan diminuto hasta la más pequeña interacción altera su ubicación “lo único que hemos
podido hacer hasta el momento es establecer unas zonas donde la probabilidad de que estén estos
electrones parece mejor. A estas zonas las llamamos orbitales” (Bello, 2016) por ello los electrones
son parte fundamental del estudio para los químicos, ya que son los responsables de que los átomos
se unan generando la características particulares de cada elemento. Partiendo de lo anterior se
puede decir qué, a los átomos, los encontramos en todo lo que nos rodea, son la esencia y base de
lo que llamamos materia.

Conclusiones
En conclusión, podemos decir que la materia, no es solamente lo que podemos ver, sino que es un
mundo tan pequeño, el cual esta ligado directamente a nuestra existencia y constituye lo que somos
y lo que nos rodea, a más simples palabras la materia en su mayor esplendor interactúa de manera
tan perfecta que no notamos muchos aspectos de la misma, por ello el ser humano en su búsqueda
de respuestas a podido establecer que absolutamente todo en si es la unión de millones de átomos
que de una u otra forma fundamentan las características e identidad de algo. La materia es y será
inabarcable. – Daniel Florez

A lo largo del tiempo la curiosidad científica ha generado la necesidad de indagar en cómo se


compone todo lo que nos rodea y en lo que está estamos inmersos, por lo cual hoy sabemos gracias
a los aportes de Thompson, Rutherford y Chadwick que todo está compuesto por átomos, pero que
estos a su vez están compuestos por partículas más diminutas y que las cargas de energía que estás
poseen nos presentan las superficies, el aire y en general todo lo que ocupa un lugar en el espacio
de cierta de forma y con ciertas características..- German Pedraza

A partir de lo dicho anteriormente, podemos conocer la importancia de conocer la mas efímero e


insignificante de algo que a simple vista no se puede destallar, pero muestra las bases
fundamentales de la materia que define en si lo que es o las características de algo. – Mateo
Villalobos.
Bibliografía
Bello, D. (2016). todo es cuestion de quimica (P. Iberica, ed.).