Está en la página 1de 4

La enseñanza universitaria en la era de la información y el conocimiento.

Las TIC en
los procesos de transformación y calidad de la educación universitaria. La Sociedad
de la Información y su impacto en la educación.
Desde el surgimiento de las telecomunicaciones a raíz de la invención del telégrafo en la
primera mitad del siglo XIX y posteriormente la invención del teléfono (segunda mitad del
siglo XIX), se fundaron las bases para la comunicación universal en el planeta, permitiendo la
transmisión de datos a través de impulsos eléctricos a grandes distancia, desde entonces los
seres humanos están acostumbrados a coexistir con todo tipo de servicios que faciliten la
comunicación entre ello, pero la experiencia con estos sistemas es relativamente reciente.
El concepto de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones surge como
convergencia tecnológica de la electrónica, el software y las infraestructuras de
telecomunicaciones, que en el transcurso de los años venían evolucionando paralelamente
para ajustarse a las necesidades de los hombres, dando así inicio a la Era de la Información
(también conocida como Era Digital o Era Informática). El comienzo de este período se
asocia con la revolución digital, también llamada Tercera Revolución Industrial, donde se
produce el cambio de la tecnología analógica, mecánica y electrónica a la tecnología digital, y
ha tenido lugar desde 1980, con la adopción y la proliferación de las computadoras digitales y
almacenamiento de registros digitales que sigue hasta nuestros días.
Igual que las anteriores etapas de la revolución industrial, la revolución digital ha tenido
múltiples impactos en todos los aspectos de la sociedad incluyendo la educación, y en la
actualidad, las TIC han producidos grandes cambios educativos que se deben en gran
medida a las características que presentan, como son: el fácil acceso a todo tipo de
información; procesar cualquier tipo de información; permitir comunicación inmediata, ya sea
sincrónica o a sincrónica; automatización de las tareas; posibilidad de almacenar grandes
cantidades de información y a la interactividad posible entre ordenadores o usuarios.
De alguna manera, estos aportes son los que han hecho que las TIC estén penetrando en las
instituciones educativas a través del equipamiento de tecnología, basada fundamentalmente
en computadoras para la creación de laboratorios de informática, a la conexión de redes
internas y a Internet. Ésta introducción de equipos han generado transformación conduciendo
al docente a cambiar su forma de enseñar, por cuanto, debe atender a diferentes ritmos de
trabajo, modificar el sistema de evaluación, atender a la diversidad, buscar el interés de los
alumnos, crear proyectos multidisciplinarios y cambiar su relación docente-alumno.
Los cambios más significativos apuntados por Piera (s.f) son:
 Tratamiento de la información. Las TIC ofrecen ilimitado acceso a la información que se
hace necesario aprender a gestionarlo.
 La caducidad de los conocimientos. Lo que se aprende tiene una utilidad relativa, por lo
que se plantea un aprendizaje permanente durante toda la vida para poder adecuarnos a
los avances del conocimiento que se produzcan, es decir, se requiere una actualización
constante.
 Nuevos métodos y roles. “Potenciar contenidos funcionales y útiles para la vida cotidiana”
(Piera, s.f, p. 6). La relación docente- alumno dejará de ser unidireccional para ser
bidireccional convirtiéndose el docente en un facilitador del proceso enseñanza-
aprendizaje.
 Intervención multidisciplinaria del conocimiento. El docente deberá interrelacionar las
diferentes áreas (lengua, matemáticas, ciencias…) en el trabajo con los alumnos.
 Formar para un mundo cambiante. Fomentar la autonomía personal, capacidad de
comunicación, búsqueda y manejo de información, conocimientos y habilidades para la
resolución de problemas; competencias necesarias para adaptarse a un mundo de
constante cambios.
 La atención a la diversidad y necesidades educativas especiales. Se debe fomentar el
respeto por el ritmo de aprendizaje individual y ofrecer medios tecnológicos adecuados a
las necesidades educativas especiales de los alumnos.
 Flexibilidad. La flexibilidad se está haciendo presente en el mundo laboral, por
consiguiente se debe atender y preparar a los alumnos para que puedan desenvolverse
en un mundo laboral y competitivo diferente.
 La educación en valores. La multiculturalidad nos tiene que permitir respetar las
diferencias culturales, religiosas y de raza, aprendiendo a compartir y siendo partidarios.
Aunque las TIC en las instituciones educativas se han centrado en el uso de computadoras,
software y multimedia obviando los aspectos ideológicos, políticos y éticos, los cambios
mencionados incidirán en que se trascienda el uso de medios para plantearnos el qué y de
qué forma debemos enseñar en la actual Sociedad de la Información. Lo que conlleva a
plantearse nuevos retos y que la sociedad asuma los cambios que están produciéndose, y
que se afianzarán cada vez más.
El interés por este tema nace al reconocer que la incorporación de las tecnologías de la
información y la comunicación (TIC) en la educación superior, ha configurado escenarios
cargados de esperanzas e incertidumbres que, como lo afirma Brunner (2003), han dado
origen al surgimiento de conceptos e iniciativas de política y de acciones, así como de
asociaciones y organismos y de un gran número de publicaciones en torno a este fenómeno
de acercamiento entre las TIC y las instituciones educativas. Estas “esperanzas” son
mezcladas con las “desilusiones” —utopías con realidades— conformando contextos
institucionales alterados que han sido poco reconocidos en las instituciones de educación
superior (IES), y que se caracterizan por el énfasis que se ha puesto en ofrecer y medir la
proporción de computadoras con conexión a Internet que están disponibles para estudiantes,
profesores y personal administrativo.
Contrario al señalamiento anterior, la relación de la educación superior con las TIC es más
amplia y determinante, especialmente si las tecnologías son vistas como una pieza clave del
cambio en las formas de aprender, enseñar, comunicar y relacionarse en el campo educativo.
Ante estas intenciones, mientras los profesores se adaptan gradualmente a exigencias antes
desconocidas, los estudiantes rápidamente demandan y se ajustan a nuevas características
que les permitan acceder a la educación superior. Esta situación hizo exigible la
transformación de las IES con la condición de orientarlas a implementar diversos procesos
de innovación que involucra a los profesores, lo cual delimita pero también condiciona el
grado de avance de los cambios esperados; uno de estos procesos es la adopción
tecnológica de los profesores en las universidades.
Esta situación caracteriza una etapa que se refleja en la Universidad de Sonora, una
institución pública de educación superior que ha buscado constantemente mecanismos para
modernizarse y ofrecer una formación profesional con pertinencia social, así como el
mejoramiento de la calidad en sus procesos de enseñanza-aprendizaje al adquirir los
beneficios que son resultado de incorporar el uso de TIC por los profesores, actores
expuestos a participar en múltiples exigencias e innovaciones. La participación de los
profesores se ha dado, en gran medida, en el marco de la implementación de acciones
institucionales que buscan orientar el uso de TIC como una respuesta a demandas
promovidas desde el exterior, tratando así de guardar correspondencia con los planes de
desarrollo de la institución.
Esta obra analiza la situación actual de la adopción tecnológica del profesorado en la
Universidad de Sonora y las características de los diferentes elementos que han sido
promotores de un proceso de innovación, incluyendo el rol que juega la habilitación y
equipamiento tecnológico en esta institución; todo esto como parte del contexto de
transformación de la educación superior de México y América Latina. Los cambios recientes
que ha sufrido la Universidad de Sonora han sido impulsados a partir de la implementación
de los nuevos lineamientos del modelo educativo y curricular (Universidad de Sonora, 2003).
Las diversas estrategias institucionales para el cambio educativo se han quedado, en
ocasiones, encerradas en el discurso político y, dadas las evidencias aquí analizadas, podría
decirse que se han olvidado las funciones sustantivas que las IES tienen encomendadas por
y para la sociedad, de tal manera que permitan establecer una relación mutua para ofrecer
una educación que impulse la formación de mejores profesionistas.

Prof. Fabio Tamburini


Referencias

• González Bello, E. O. (2017). Innovación en la enseñanza con TIC. Qartuppi, S. de


R.L. de C.V. Hermosillo, Sonora 83200 México. Catalina Guiffo Cardona.
• Morelo Ayala, V. M. (2014). La Revolución Digital. Departamento de Estudios e
Imagen Corporativa. UCM. Madrid, España.
• Figueroa, I. (2011). Impacto de las TIC en Educación. Recuperado 21 de Mayo del
2019, de http://congresoedutic.com/profiles/blogs/impacto-de-las-tic-en

También podría gustarte