Está en la página 1de 2

Nombre del autor y título: Crónica de un río asesinado, Natalia Gil.

Tema central: Muerte del río cauca.


Problemática: Todo comienza cuando en Colombia se quiso crear una represa en
el río cauca con el fin de que esta produjera el 17% de la energía del país. Resulta
que a sus alrededores el terreno era muy frágil y aparte estaba conformado por un
bosque de 1000 hectáreas con especies en vida de extinción. En 1970 se propuso
el inicio del proyecto con 3000 hectáreas del río, pero el terreno no era apto para
ello. Sin embargo, esto no le importo a una empresa gringa y en 1990 se llevó a
cabo una licitación donde el país solicitó un préstamo internacional. Para el 26 hubo
en cambio en la licitación condicionado por el consorcio C.C.C.
(Experiencia/Dinero/Propuesta).
El C.C.C decía que los costos de la hidroeléctrica los iban a reducir un 53%. No
obstante, se produjo un aumento del 55% en el contrato a causa del cemento,
debido a que primer sector del C.C.C. (Experiencia) hicieron un robo de trescientos
mil millones de pesos. Esto se dio porque el primero sector aportaba el cemento,
pero lo que hizo fue aumentar el precio de este.
Se inició el paso controlado del agua para crear la represa, del 100% del agua que
conformaba el río Cauca bajó al 12%. Cerraron el río y hubo un crecimiento
exponencial de la represa, la cual estaba conformada por 3 compuertas.
Procedieron a cerrar 2 de estas compuertas dejando con muy poca agua el río. Se
taponó la tercera puerta y se inundo el cuarto de máquinas, provocando que el río
Cauca quedará sin agua durante 24 horas. Esta catástrofe ocasionó que todas las
especies que estaban en el río murieran y con ello miles de peces, como también la
muerte del río misma con mil millones de litros de agua perdidos. También golpeó
de sobremanera a la economía de las comunidades ribereñas en las cuales el
sustento de 35.000 pescadores se vio afectado, como también cultivos
dependientes.
Desde el momento en que se iba a crear la represa se sabía de las consecuencias
que esto traería, además del daño ecológico que se hizo, las condiciones para la
construcción no eran óptimas. Aparte en el año 2018 la inundación de los cuartos
de máquinas ya se venía presentando, para ser más específicos en mayo, donde
dicha inundación encontró salida fuera de la obra, poniendo en riesgo tanto la obra
como también las poblaciones ribereñas a los alrededores. La crónica de un rio
asesinado desde antes de la creación de la represa por la avaricia del dinero.
Posible solución: A mi modo de ver la solución de este problema es verter el
agua contenida en las compuertas para llenar el río nuevamente, aunque bien se
sabe que la cantidad de especies muertas se vería arrastrada por estas aguas.
Intentar de abastecer el río de seres vivos podría ayudar a recuperar un poco la
perdida tan inmensa, para ello los pescadores podrían colaborar en una campaña
con esa propuesta. No obstante, la solución más óptima es que se pare el
funcionamiento de la represa, si bien es importante para el país por la electricidad
que genera, no es como si toda la luz dependiera solo de esta. Los riesgos siguen
siendo enormes, las comunidades ribereñas corren peligro y el ecosistema en
general también.

Intereses relacionados