Está en la página 1de 2

BIOGRAFIA DE ANTONIO LOPEZ DE SANTANA

Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón

Nació el 21 de febrero de 1794, en Xalapa (México).

Hijo del notario Antonio López de Santa Anna y su esposa Manuela Pérez de Lebrón.

Muy joven ingresa a la carrera de las armas, donde se distingue por su valor y espíritu
militar. Prestó servicio en el estado de Veracruz, principalmente.

En marzo de 1821, en Orizaba, se une a José Joaquín de Herrera y se adhiere al Plan de


Iguala.

Hasta 1821 estuvo sirviendo en el Ejército realista. Apoyó a Agustín de Iturbide aunque
algún tiempo después pasó a ser el artífice de su destronamiento a favor de Guadalupe
Victoria, alentó al mismo tiempo a quienes se rebelaron contra el presidente;
declarado federalista, sin embargo siempre ejerció un poder dictatorial y centralista.

En 1829 se enfrentó al desembarco del general Barradas, que quería


reconquistar Méxicopara la Corona española.

Por primera vez es declarado Presidente de la República en marzo de 1833, pero


argumenta que está enfermo y deja el poder en manos de Valentín Gómez Farías, el
vicepresidente. Fue presidente y dejó de serlo en siete ocasiones haciéndose llamar Su
Alteza Serenísima.

Durante la Guerra de los Pasteles (primera Intervención francesa en México, que tuvo
lugar del 16 de abril de 1838 al 9 de marzo de 1839) perdió una pierna y mando hacer una
ceremonia funeraria en honor a su miembro perdido.

Debido a su política se llegó al levantamiento de los colonos texanos, que proclamaron su


independencia. Tres años después tomó el fuerte de El Álamo. Al cabo de poco tiempo,
cayó derrotado y capturado por el ejército texano de Samuel Houston en la batalla de San
Jacinto. Le obligaron a firmar el tratado que concedió a Texas su independencia.
El presidente estadounidense Andrew Jackson le concedió su libertad y regresó a
Veracruz, donde en 1838 frustró el intento francés de tomar la ciudad, por lo cual fue
aclamado como un héroe.

En 1841 se proclamó a sí mismo presidente de México, con poderes dictatoriales. En


1845 fue derrotado. Regresó a México un año después, tras haber acordado con el
presidente de Estados Unidos, James Polk, que trabajaría por la paz para poner fin a
la Guerra Mexicano-estadounidense (1846-1848). Pero dirigió al Ejército mexicano en su
enfrentamiento contra Estados Unidos.

Tras la caída de Ciudad de México en 1847, huyó a Jamaica, pero en 1853 fue llamado de
nuevo, y una vez más, se proclamó dictador. Dos años después fue de nuevo vencido, por
lo que se exilió en el Caribe.

Convocó concurso para la creación del Himno Nacional Mexicano, vigente hoy en día,
buscando la mejor composición para un canto auténticamente patriótico.

Finalmente, se le permitió regresar al país en 1874 y Antonio López de Santa Anna murió
en Ciudad de México el 21 de junio de 1876.