Está en la página 1de 1

La regularidad de investidura como modo

de ejercicio legitimado de la competencia.


En el entramado territorial que conlleva a la conexión estrecha o de grado superior de los
administrados con la administración y en cualquier grado de conexión, se permite por la
teoría del funcionario de hecho francesa aprobada y ejercida en Venezuela, aun en los casos
de ausencia, que el órgano (funcionario) dicte actos administrativos, o de autoridad como lo
es el caso de la empresa privada que utiliza la capacidad, pero expresada simultáneamente
con la competencia de derecho público. La razón es que la competencia traduce a "la
misura della potesta spettante a ciasum ufficio" es decir, es una medida de ejecutividad de
las potestades administrativas, como la reglamentaria, expropiatoria, la de policía
administrativa. Y en los casos de actos dictados en ejercicio de la capacidad civil, caso por
ejemplo de uniones de hecho, se debe aplicar por el principio de circunscripción de la
administración o del acceso en grado superior, el principio de paralelismo de la capacidad
civil, que al igual que el de competencias, consiste en la potestad general de autorización,
modificación y supresión (eliminación) de todo tipo de acto administrativo, por el
funcionario o individuo del ámbito civil, legalmente elegido como agente de cualquier tipo
de acto de relación cívico administrativa. La competencia debe ser expresa, es decir no
puede tenerla por la voluntad o iniciativa el que la quiere, sino el que puede. Apud; Luis
Fraga Pitaluga, en su obra la incompetencia en el derecho administrativo. 2007. Ediciones
Funeda. ccs, ven.

Artículo redactado por el abogado JOHNNY FITTIPALDI I.P.S.A. 90.282. LARA /VEN.