Está en la página 1de 29

UNIVERSIDAD ALAS PERUANAS

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS


ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE DERECHO

DERECHO ADUANERO

Dr. Juan Olarte Ceron


o Administración aduanera
o Facultad sancionadora, fiscalizadora, determinadora, de recaudación

Integrantes:
 Alejandro Huaraca, Fritza Estela
 Arango Álvarez, Katherine Lizbeth
 Jiménez Cárdenas Heidy Michelle
 Najarro Peralta. Deivi Alfred
 Vasquez Laura, Annie E.

AYACUCHO – PERU
2019
DEDICATORIA:
Este trabajo se lo dedicamos a Dios
y a nuestros padres por el deseo de
superación y amor que nos brindan
cada día en que han sabido guiarnos
por la vida.
AGRADECIMIENTO:
Este trabajo agradecemos a Dios por
ser nuestro guía y de igual manera a
nuestro docente por su gran apoyo y
dedicación al inculcarnos a la
investigación.
INTRODUCCION
INDICE
MARCO HISTORICO
LA ADMINISTRACIÓN ADUANERA

La palabra aduana, etimológicamente, designa en sus orígenes al “registro" o


“libro de cuentas” donde se anota el ingreso y la salida de las mercaderías de
determinados territorios o jurisdicciones. Se pone así de manifiesto esta función
de registrar, verificar o controlar lo que entra y lo que sale, que precisamente
habrá de caracterizar a la “aduana” como oficina, local o establecimiento, es decir
como institución.

Cabe señalar, que para el Diccionario de la Real Academia Española la “aduana”


(del árabe ad-diwana, el registro) es la “oficina pública, establecida generalmente
en las costas y fronteras, para registrar en el tráfico comercial, los géneros y
mercaderías que se importan o exportan, y cobrar los derechos que se adeudan”.

El derecho aduanero queda delineado como un conjunto de normas referidas a


la importación y exportación de mercaderías, cuya aplicación se encomienda a
la Aduana, para lo cual se regula su estructura y sus funciones; se determinan
los regímenes a los cuales debe someterse la mercadería que se importa o
exporta y se establecen diversas normas referidas a los tributos aduaneros, a los
ilícitos aduaneros y a los procedimientos y recursos ante aquélla.

Nuestro sistema jurídico otorga exclusivamente a la Aduana el control sobre el


tráfico internacional de mercaderías, estableciendo para ello un conjunto de
medidas destinadas al cumplimiento de las leyes y reglamentos que está
encargada de aplicar.

Si bien el marco general en el que opera las aduanas no puede entenderse sin
un análisis de la historia y del comercio exterior, a fin de analizar esta institución
es necesario entenderla en su calidad de ente de la administración tributaria
realidad que es indesligable pese al eventual alejamiento de lo arancelario y lo
aduanero, más aun en los países latinoamericanos donde el tributo aduanero si
bien ha perdido su naturaleza proteccionista sigue siendo una de las fuentes
principales de ingresos fiscales, en el caso peruano dicha situación origino el
inicio de un proceso de fusión de la administración aduanera con la de tributos
internos el año 2002 que concluyo con la absorción de las funciones aduaneras
por la SUNAT.

En la legislación comparada encontramos en algunos países los tributos en


general son administrados por una sola entidad que fusiona los negociosos
aduaneros y de tributación interna como ocurre en el Perú a partir del año 2003
y otros países, existen organismos ad-hoc según se trate de tributos internos o
tributos al comercio exterior.

En el caso de la unión europea todas las administraciones de las aduanas de los


estados miembros dependen jurídicamente de la dirección general de fiscalidad
y unión aduanera, ellas recaudarlos recursos propios comunitarios y por esta
gestión recaudatoria se les asigna un importe del 25% como costo administrativo
en el caso de Estados Unidos la aduana no forma parte de la administración
tributaria es una institución que se trata del control aduanero y de migraciones,
ejerciendo una labor de vigilancia fronteriza (inclusive el tema de control de la
sanidad agraria ha pasado a formar parte de su labor).

Dentro de la estructura del estado peruano en el sector de economía y finanza


existe una entidad autónoma encargada de administrar los tributos internos y los
derechos arancelarios, la SUNAT, que no pertenece a ningún ministerio lo que
no sucede en otros países donde dicha labor corresponde a una dirección o
agencia dependiente del ministerio de economía, hacienda o finanza.

A partir del año 2012 la SUNAT se denomina Superintendencia Nacional de


Aduanas y Administración Tributaria de acuerdo al artículo 51 del código
tributario, la SUNAT es competente para la administración de tributos internos y
derechos arancelarios. Este último concepto alcanza no solo a los derechos ad-
valorem contenidos en el arancel de aduanas sino también a los derechos
específicos variables también considerados derechos arancelarios conforme a
los dispuesto en el artículo 1 del DL 26140.

En cuanto a las salvaguardias de transición provisional si bien se aplican en


forma de un gravamen arancelario, su administración tampoco está a cargo de
la administración tributaria. También tenían tal condición la sobretasa
excepcional aprobada por DS 035-97 EF que constituían un adicional a la tasa
arancelaria.

 ¿Qué es administrar?
Administrar es la capacidad de tomar decisiones sobre capital y trabajo y
supone un margen de libertad, de esa forma la SUNAT como
administración tributaria y aduanera si bien en sus actos se somete al
principio de legalidad tiene un margen de libertad: la discrecionalidad.

El poder discrecional según un autor Rosembuj “es la ponderación


comparativa de distintos intereses secundarios a un orden de un interés
primario según juicio de oportunidad”, la discrecionalidad implica el
predominio de una racionalidad sustantiva sobre la racionalidad formal
jurídica y a ella no es ajena la administración tributaria. En virtud de ello
la SUNAT tiene cierto margen de libertad para poder escoger entre varias
opciones posibles la que crea más conveniente, sin embargo, no
podemos olvidar que la administración pública actúa en virtud de
potestades otorgadas por el ordenamiento que es quien sustenta y
legitima su autoridad como señala Abruña y Baca “es en el origen de la
potestad donde se debe buscar el núcleo de la discrecionalidad.

El Poder Judicial siempre podrá controlar toda la actividad administrativa,


pero lo deberá hacer aplicando el derecho adecuadamente y si este ha
otorgado esta potestad reglada la deberá controlar como reglada y la
discrecionalidad como discrecional. Así cuando hay un acto reglado el
juez puede sustituir la decisión de la administración, pero no podrá hacerlo
cuando hay un acto discrecional.
Esta posibilidad de actuar con discrecionalidad y el hecho que la
administración tributaria tenga como finalidad esencial obtener los
recursos tributarios que permitan al estado satisfacer las necesidades de
la población (que es el fin superior). Permiten reconocer que la
administración tributaria debe gozar de suficientes facultades de control,
verificación, y fiscalización de las actividades de los administrados, con el
fin de poder determinar adecuadamente la existencia o no de obligaciones
tributarias, sin embargo, estas facultades tendrán siempre como límite los
derechos fundamentales de la persona. Como bien señala el tribunal
constitucional, “el ejercicio de facultades discrecionales de manera alguna
puede constituir un justificativo de una conducta arbitraria”.

LA ADUANA Y SU INTERACCION CON LA SUNAT

La Superintendencia Nacional De Administración Tributaria con las facultades y


prerrogativas que son propias en su calidad de administración tributaria y
aduanera, tiene por finalidad:

a. Administrar fiscalizar y recaudar los tributos internos con la excepción de


los municipales.
b. Administrar aplicar fiscalizar sancionar y recaudar a nivel nacional
aranceles y tributos da nivel nacional que fijen la legislación aduanera y
otros tributos cuya recaudación se le encomiende asegurando la correcta
aplicación de los tratados y convenios internacionales, así como la
prevención y represión de la defraudación de rentas de aduana y
contrabando, la evasión de tributos aduaneros y el tráfico ilícito de
mercancías.
c. Administrar y controlar el tráfico internacional de mercancías dentro del
territorio aduanero y recaudar los tributos aplicables conforme a ley.
d. Facilitar las actividades aduaneras de comercio exterior, así como
inspeccionar el tráfico internacional de personas y medios de transporte y
desarrollar las acciones necesarias para prevenir y reprimir la comisión
delitos aduaneros.
e. Proponer la reglamentación para la elaboración de las mismas.
f. Proveer servicios a los contribuyentes irresponsables a fin de promover y
facilitar el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

La Superintendencia Nacional De Aduanas no se liquida, pero si se disuelve


incorporándose a la SUNAT bajo la modalidad de fusión por absorción, esta
fusión se sustentaba en la mayor recaudación tributaria como consecuencia
de aumentar la eficiencia en los procesos de fiscalización y uso de recursos
humanos y logísticos evitando su duplicidad y recogiendo la experiencia de
otros países.

FACULTAD DE FISCALIZACIÓN Y DETERMINACION

La determinación de la obligación tributaria consiste en verificar la realización


del hecho generador de obligación tributaria, señalar la base imponible y la
cuantía del tributo y esto lo puede realizar el propio contribuyente articulo59del
código tributario.

En cuanto a la fiscalización en el caso de los tributos en el comercio exterior


lo efectúa la aduana verificando la autenticidad de las declaraciones y demás
documentos de despacho presentados por los usuarios actos que puede
realizar inclusive después de haber autorizado el levante o concluido el
despacho de las mercancías, lo cual es lógico tomando en cuenta que en la
actualidad los niveles de comercio exterior no permiten un control físico de las
mercancías al100% que es el aforo total en el momento del despacho. Como
consecuencia de dichas acciones la aduana puede realizar las liquidaciones
contenidas en la declaración y girar notas de cargo o liquidaciones
complementarias estas acciones solo pueden llevarse a cabo dentro del plazo
establecido por ley.

En la legislación comparada se observa que el plazo de prescripción que toma


la fiscalización es variable. Existiendo desde plazo de un año hasta diez años.
En el caso peruano la fiscalización puede efectuarse hasta por un plazo de
cuatro años computados a partir del 1 de enero del año siguiente de la fecha
de nacimiento de la obligación tributaria aduanera según el articulo155 LGA.
El termino de cuatro años coincide con varios países que tienen la misma
reglamentación.

1. Definiciones básicas

El control aduanero es aquel

“conjunto de medidas adoptadas por la


Administración Aduanera con el objeto de
asegurar el cumplimiento de la legislación
aduanera, o de cualesquiera otras disposiciones
cuya aplicación o ejecución es de competencia o
responsabilidad de ésta”. (1)

Desde nuestro punto de vista, la fiscalización aduanera puede


interpretarse también como una dimensión operativa mediante la cual se
ejecutan dichas acciones de control, las mismas que pueden adoptar dos
modalidades, según lo definido en el artículo 2° de la Ley General de
Aduanas:

“Acciones de control extraordinario.- Aquellas que la autoridad


aduanera puede disponer de manera adicional a las ordinarias,
para la verificación del cumplimiento de las obligaciones y la
prevención de los delitos aduaneros o infracciones
administrativas, que pueden ser los operativos especiales, las
acciones de fiscalización, entre otros. La realización de estas
acciones no opera de manera formal ante un trámite aduanero
regular, pudiendo disponerse antes, durante o después del
trámite de despacho, por las aduanas operativas o las
intendencias facultadas para dicho fin.
Acciones de control ordinario.- Aquellas que corresponde
adoptarse para el trámite aduanero de ingreso, salida y
destinación aduanera de mercancías, conforme a la
normatividad vigente, que incluyen las acciones de revisión
documentaria y reconocimiento físico, así como el análisis de
muestras, entre otras acciones efectuadas como parte del
proceso de despacho aduanero, así como la atención de
solicitudes no contenciosas”.

2. Objetivos de la Fiscalización.

Siendo la fiscalización una facultad de la Administración Aduanera[2], que


debe realizarse en base a un marco normativo claramente definido y
siguiendo una planificación estructurada; existe cierto consenso en
señalar como sus principales objetivos:

 Cautelar el Interés Fiscal.- La cual se logra mediante una correcta


recaudación de los tributos que gravan la importación de mercancías
y el buen uso de los beneficios tributarios y demás regímenes
aduaneros creados para facilitar el comercio internacional.

 Reprimir la competencia desleal.- Entendida como la lucha frontal


contra el comerciante deshonesto que evade el pago de impuestos,
debido a que no solo perjudica al Estado si no que obtiene ventajas
indebidas al momento de competir con los comerciantes e industriales
que actúan dentro de la formalidad prevista en la Ley.

 Impedir el ingreso o salida de productos que atenten contra la salud


pública(drogas, alimentos, medicamentos adulterados o en malas
condiciones), la Soberanía Nacional y la defensa de las especies de
flora y fauna protegidas o en peligro de extinción; y

 Participar, en coordinación con el INDECOPI, en la protección de los


derechos de propiedad intelectual (Derechos de Autor y Propiedad
Industrial), implementando las "medidas en frontera" a fin de evitar la
importación o exportación de productos que violen esos derechos.

3. Aspectos que son materia de fiscalización.

Toda Administración Tributaria tiene incorporada dentro de sus facultades


a la fiscalización, considerada en esencia como un mecanismo de
inducción que le permite al contribuyente fortalecer su propia conciencia
tributaria[3] y cumplir con sus obligaciones aduaneras, para evitar que se
le impongan sanciones o se afecte su normal desenvolvimiento
empresarial.

En ese sentido, la Administración Aduanera cumple un rol importante en


materia de fiscalización, debido a que dirige sus actuaciones hacia cuatro
materias fundamentales:

 Cautelar el interés fiscal, lo que equivale a verificar la correcta


recaudación de los tributos aduaneros o el acogimiento lícito a los
beneficios tributarios.

 Reprimir Contrabando y Defraudación Rentas de Aduana, delitos


que generan enormes pérdidas económicas no sólo al fisco, sino
principalmente a las empresas formalmente constituidas en nuestro
país.

 Reprimir el Tráfico Ilícito de Mercancías, labor que cumplen los


oficiales de aduanas en las distintas fronteras de la patria; y

 Combatir la competencia desleal, para lo cual tiene el respaldo del


INDECOPI, institución encargada de imponer técnicamente los
derechos antidumping y compensatorios para aquellas mercancías
que ingresen a nuestro país con precios subvaluados o subsidiados
desde el extranjero.
4. Tipos de fiscalización

Desde que ingresé a realizar mis primeros estudios en materia aduanera,


o sea algo más de dos décadas atrás, aprendí que es posible distinguir
nítidamente hasta tres tipos de fiscalización que se practican en todo el
país[10]. Pasemos a explicar cada uno de ellos:

a. Fiscalización Previa

Esta fiscalización se realiza antes de que se solicite destinación


aduanera de la mercancía por parte del despachador de aduana o el
dueño o consignatario. La cual consiste en la verificación previa del
valor y contenido de la mercancía como ocurre en el caso de los
reconocimientos previos que están a cargo del Agente de Aduanas.

También podemos mencionar los actos administrativos que realiza la


autoridad aduanera disponiendo la inmovilización de la carga en zona
primaria aduanera, usualmente esta labor se encuentra a cargo de la
IGCA.

Dentro de las acciones de fiscalización previa es oportuno mencionar


a las alertas enviadas por la IGCA a las Intendencias de Aduana
Operativas, cuando detectan indicadores de riesgo o existen
razonables presunciones de fraude comercial.

b. Fiscalización Concurrente

Este tipo de fiscalización se realiza durante el despacho aduanero de


las mercancías. Consiste inicialmente en la verificación de la
consistencia de datos transmitidos por el declarante al momento de
solicitar la destinación aduanera de las mercancías, y dicha labor se
encuentra a cargo del Sistema Integrado de Gestión Aduanera
(SIGAD).
Otra forma de realizar este tipo de fiscalización consiste en la revisión
documentaria (canal naranja) de las declaraciones a cargo de las
Intendencias de Aduana Operativas. Sin dejar de mencionar la
diligencia del reconocimiento físico (canal rojo) que se encuentra a
cargo de las Intendencias de Aduana Operativas

Finalmente, hay que mencionar a la extracción de muestras de la


mercancía para que se emita el respectivo Boletín Químico en el
Laboratorio de la Intendencia de Aduana Marítima del Callao, el cual
sirve de sustento para verificar la correcta declaración de la sub
partida nacional arancelaria, que como bien sabemos tiene efectos
netamente tributarios.

c. Fiscalización Posterior

La Administración Aduanera dentro del ejercicio de su potestad, tiene


hasta cuatro (4) años contados después de la numeración de la
declaración aduanera de mercancías (DAM) o después de culminado
cualquier trámite u operación aduanera, para realizar las
fiscalizaciones que considere necesarias.

Se trata básicamente de las investigaciones, verificaciones,


inspecciones, cruces de información, etc. que se efectúan después de
realizadas las operaciones aduaneras. Usualmente se realiza la
fiscalización posterior con la revisión documentaria de las
declaraciones por parte de las distintas Intendencias de Aduana
operativas, y las visitas de auditoría a cargo de la IGCA o simplemente
el envío de notificaciones inductivas dirigidas a los operadores de
comercio exterior, para que regularicen o aclaren alguna incidencia
detectada durante la fiscalización denominada de gabinete dentro de
las oficinas de la Administración Aduanera.

Un aspecto que podría considerarse como parte de la fiscalización


posterior es también la revisión que realizan los agentes de aduana
de sus propias declaraciones para verificar el cumplimiento de sus
obligaciones tributarias.

5. Control Aduanero

El control aduanero se aplicará al ingreso, permanencia, traslado,


circulación, almacenamiento, y salida de mercancías, unidades de carga
y medios de transporte, hacia y desde el territorio aduanero comunitario.
Asimismo, el control aduanero se ejercerá sobre las personas que
intervienen en las operaciones de comercio exterior y sobre las que entren
o salgan del territorio aduanero. (Art. 3° Decisión 574-Régimen Andino
sobre Control Aduanero).

El control aduanero podrá realizarse en las fases siguientes:

 Control anterior: el ejercido por la administración aduanera antes de


la admisión de la declaración aduanera de mercancías.

El control anterior se efectuará mediante:

a) Acciones de investigación de carácter general:

i. Sobre determinados grupos de riesgo y sectores económicos


sensibles;

ii. Sobre determinados operadores del comercio;

iii. Sobre determinadas clases de mercancías; o,

iv. Sobre mercancías procedentes de determinados países.

b) Acciones de investigación directa:

i. Sobre antecedentes en poder de la administración aduanera


relativos al consignatario, al importador o exportador de las
mercancías, a las personas que intervengan en la operación como
intermediarios o representantes;
ii. Sobre la información contenida en los manifiestos provisionales
y manifiestos definitivos;

iii. Sobre los medios de transporte;

iv. Sobre las unidades de carga; o,

v. Sobre las mercancías descargadas.

c) Acciones de comprobación, vigilancia y control:

i. Del medio de transporte y de las unidades de carga;

ii. De las mercancías mientras éstas permanezcan a bordo del


medio de transporte;

iii. De la descarga de la mercancía y del resultado de la descarga,


de acuerdo con el manifiesto; o,

iv. De las mercancías durante su traslado y permanencia en


almacén temporal o en depósito autorizado.

 Control durante el despacho: el ejercido desde el momento de la


admisión de la declaración por la aduana y hasta el momento del
levante o embarque de las mercancías.

El control durante el despacho tendrá lugar mediante actuaciones de


la administración aduanera sobre la mercancía, sobre la declaración
y, en su caso, sobre toda la documentación aduanera exigible e
incluye la totalidad de las prácticas comprendidas en el
reconocimiento, comprobación y aforo.

Las autoridades aduaneras podrán aplicar a los Documentos Únicos


Aduaneros (DUA) presentados para el despacho de mercancías
acogidas a los diferentes regímenes aduaneros, un control selectivo
basado en criterios de gestión del riesgo
Las administraciones aduaneras constituirán unidades de control
posterior integradas por funcionarios con conocimientos y experiencia
en materia aduanera, fiscal, de comercio exterior, contable y de
auditoría.

 Control posterior: el ejercido a partir del levante o del embarque de


las mercancías despachadas para un determinado régimen aduanero
Las actuaciones de las unidades de control posterior podrán
desarrollarse:
a) En el lugar en el que el interesado tenga su domicilio fiscal o
establecimiento permanente.
b) En el lugar en el que se realicen total o parcialmente las
operaciones objeto de control posterior.
c)En el lugar en el que se encuentren las mercancías relativas a las
operaciones de comercio exterior objeto del control posterior.
d)En el lugar donde se encuentren pruebas del hecho objeto del
control.
e) En el domicilio fiscal del representante legal del interesado, sin
perjuicio de lo establecido en la legislación de los Países Miembros;
o,
f) En la sede de la unidad de control posterior cuando los elementos
sobre los cuales deban realizarse las actuaciones puedan ser
examinados en ella.
g) Formular la propuesta de sanción resultante de las infracciones
detectadas durante el control posterior.
h) Adoptar las medidas cautelares que les hayan sido autorizadas,
conforme a lo previsto por la legislación interna de cada País
Miembro.
i)Coordinar e intercambiar información con las autoridades
correspondientes de demás Países Miembros.
j) Practicar acciones conjuntas de control posterior con las
autoridades correspondientes de los otros Países Miembros.
k) Remitir sus informes a la Administración Aduanera para los fines
consiguientes y, en los casos exigidos por las disposiciones
nacionales, al Poder Judicial, el Poder Legislativo y la Fiscalía y
demás órganos de la administración pública, cuando los resultados
de los mismos deban serles comunicados.
l)Mantener informado y colaborar con los interesados para facilitar
el mejor cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias y
aduaneras; y,
m)Verificar la terminación oportuna y conforme a la ley de los
regímenes suspensivos.
n) Practicar otras actuaciones expresamente contempladas en la
legislación de cada País Miembro.

Las actuaciones de las unidades de control posterior podrán


desarrollarse:
a) En el lugar en el que el interesado tenga su domicilio fiscal o
establecimiento permanente.
b) En el lugar en el que se realicen total o parcialmente las
operaciones objeto de control posterior.
c)En el lugar en el que se encuentren las mercancías relativas a las
operaciones de comercio exterior objeto del control posterior.
d)En el lugar donde se encuentren pruebas del hecho objeto del
control.
e) En el domicilio fiscal del representante legal del interesado, sin
perjuicio de lo establecido en la legislación de los Países Miembros;
o,
f) En la sede de la unidad de control posterior cuando los elementos
sobre los cuales deban realizarse las actuaciones puedan ser
examinados en ella

6. Acciones de control aduanero.

Este procedimiento tiene como objetivo establecer las pautas a seguir


para realizar la programación y ejecución de las acciones de control,
empleando principalmente técnicas de gestión de riesgos. Estas acciones
están vinculadas al despacho aduanero y comprenden: las acciones de
control ordinario y extraordinario.

Las acciones de control aduanero que realiza la administración aduanera


para verificar el cumplimiento de la legislación aduanera o de otras
disposiciones cuya aplicación es de su competencia y para evitar el fraude
aduanero, pueden ser, entre otras:

a. Acción inductiva.- Consiste en solicitar al contribuyente que revise la


obligación tributario-aduanera correspondiente a una o más
declaraciones aduaneras y que comunique posibles inconsistencias en
la información consignada.

b. Auditoría.- Consiste en la verificación del cumplimiento de las


obligaciones tributario- aduaneras de los contribuyentes y operadores de
comercio exterior. La auditoría según sus características se clasifica en:

1. Especializada.- Examen de verificación complejo que involucra


procedimientos de auditoría de gabinete y trabajo de campo, con un
monto mínimo de tributos y/o sanciones, estimado en acotar. El
intendente establece mediante memorándum un monto mínimo
referencial para ser clasificada como especializada.

2. Específica.- Aquella que no califica como especializada.

b. Inspección.- Consiste en la verificación de las mercancías o locales


para constatar aspectos específicos o puntuales.

d- Inspección no intrusiva.- Se realiza mediante la utilización de


sistemas tecnológicos que permitan visualizar y analizar a través de
imágenes las mercancías.
d. Operativos.- Conjunto de acciones planificadas, organizadas,
coordinadas, reservadas y seguras que se concretan en la realización de
una intervención en lugar y tiempo determinado, con la finalidad de
prevenir y reprimir los delitos e infracciones aduaneras.

f) El Plan de Control de Gestión de Acciones de Prevención del


Contrabando y Fiscalización Aduanera, es un documento aprobado por
el Intendente de la IGCA, el cual contiene las estrategias, objetivos y
lineamientos operativos a seguir y las metas a alcanzar anualmente en los
diferentes procesos de su competencia; a fin de asegurar el cumplimiento
de los objetivos y lineamientos estratégicos definidos por la Alta Dirección.

g) La Red de Inteligencia Aduanera constituye un sistema para


gestionar, difundir e intercambiar información de riesgo entre las unidades
que ejecutan labores de control. Esta información, ya transformada
mediante el ciclo de inteligencia, es un insumo en la evaluación y
programación de acciones de control aduanero.

h) Las acciones de control aduanero son registradas, principalmente,


en los módulos informáticos correspondientes a fin de contar con un
sistema de información que permita monitorear las acciones y evaluar los
resultados.

7. Nueva estrategia de fiscalización aduanera

La fiscalización constituye un tema relevante en las Administraciones


Aduaneras sin excepción. La adaptación a las demandas actuales del
comercio internacional y la exigencia de la sociedad de mejorar la
eficiencia del Estado son los factores que lo impulsan.

La Intendencia Nacional de Fiscalización Aduanera del Perú no es ajena


a tal demanda, y por ende se encarga de verificar el cumplimiento de las
disposiciones aduaneras y/o tributario - aduaneras por parte de los
operadores de comercio exterior; a este efecto realiza controles previos,
concurrentes y posteriores al Despacho Aduanero, así como operativos y
patrullajes realizados en todo el territorio de la República.

De esta manera, la acción fiscalizadora se canaliza a través de tres


etapas:

1. La verificación física de la mercancía en el momento del Despacho


Aduanero, que en promedio no excede el 15% de la Declaraciones
tramitadas.
2. La ejecución de auditorías a una muestra representativa de
Operadores de Comercio Exterior (Empresas, Agencias de Aduana,
Almacenes Aduaneros, Empresas de Mensajería, etc.).
3. La realización de operativos y patrullajes a nivel nacional a fin de
reprimir el Contrabando.

8. Gestión del riesgo en aduanas:

PRIMERA FASE

Con respecto a la verificación física de la mercancía, ADUANAS ha


diseñado un "Modelo Probabilístico" que permite clasificar las
declaraciones de importación según su nivel de riesgo, para luego asignar
el "canal" o tratamiento más conveniente a las mercancías. Según la
Legislación actual; las mercancías pueden ser sometidas a los siguientes
tratamientos:

 Canal Rojo: Las mercancías, y los documentos que las amparan, son
sometidos a revisión, antes de la entrega de los bienes a sus
consignatarios.
 Canal Naranja: Los documentos que sustentan las mercancías, son
sometidos a revisión antes de la entrega de los bienes.
 Canal Verde: Entrega inmediata de los bienes a los consignatarios,
basados en el principio de presunción de veracidad.

A fin de determinar el nivel de riesgo de las declaraciones, el Modelo


Probabilístico evalúa y pondera un conjunto de variables, tales como:

País de origen de la
Importador
mercancía

Agencia de Aduana Sub Partida Arancelaria


Empresa
Peso Neto de la mercancía
Verificadora

Para ello, se actualiza permanentemente los coeficientes y rankings de


riesgo sobre la base de la información disponible a nivel nacional,
permitiendo obtener una mejor selección de la muestra de mercancía a
inspeccionar.

Cabe mencionar, que para el cálculo de tales rankings se considera el


record de hallazgos en el reconocimiento físico y en las auditorías
efectuadas a los operadores de comercio, en tal sentido es perfectamente
posible que un operador pueda mejorar su calificación de riesgo según
vayan corrigiendo su conducta tributaria.

Anteriormente, se utilizaban dos técnicas para determinar las mercancías


que serían sujetas a revisión por personal de Aduanas (Listas de
productos / países y Selección aleatoria o "random")

A fin de analizar su desempeño, mostraremos las principales


características en la selección de canales antes y después de la vigencia
del Modelo.


SEGUNDA FASE:

Actualmente la Aduana de Perú viene extendiendo la aplicación del


Modelo Probabilístico para la selección de empresas a ser fiscalizadas
con posterioridad al Despacho Aduanero, incorporando la información
disponible de otras instituciones a nivel nacional e internacional que
permitan la identificación y el cruce de información relevante para la
calificación del riesgo.

Como parte de la estrategia el personal entrenado ha sido agrupado en


los denominados sectores de vigilancia con el propósito de potenciar el
conocimiento y la canalización de la experiencia necesaria para optimizar
la actividad fiscalizadora.

Los sectores de vigilancia han sido estructurados en función a la principal


actividad económica de la empresa.

Finalmente, es importante destacar que la Aduana del Perú es una de las


pocas Aduanas en el mundo que ha optado por un Modelo Fiscalizador
basado fundamentalmente en la aplicación de técnicas estadísticas y el
uso intensivo de tecnología de información, lo cual permitirá una selección
más inteligente de los operadores a fiscalizar eliminando toda
discrecionalidad.

FACULTAD DE RECAUDACIÓN

El control durante el despacho tendrá lugar mediante actuaciones de la


administración aduanera sobre la mercancía, sobre la declaración y, en su caso,
sobre toda la documentación aduanera exigible e incluye la totalidad de las
prácticas comprendidas en el reconocimiento, comprobación y aforo.

Las autoridades aduaneras podrán aplicar a los Documentos Únicos Aduaneros


(DUA) presentados para el despacho de mercancías acogidas a los diferentes
regímenes aduaneros, un control selectivo basado en criterios de gestión del
riesgo El control durante el despacho tendrá lugar mediante actuaciones de la
administración aduanera sobre la mercancía, sobre la declaración y, en su caso,
sobre toda la documentación aduanera exigible e incluye la totalidad de las
prácticas comprendidas en el reconocimiento, comprobación y aforo.
Las autoridades aduaneras podrán aplicar a los Documentos Únicos Aduaneros
(DUA) presentados para el despacho de mercancías acogidas a los diferentes
regímenes aduaneros, un control selectivo basado en criterios de gestión del
riesgo.

El control durante el despacho tendrá lugar mediante actuaciones de la


administración aduanera sobre la mercancía, sobre la declaración y, en su caso,
sobre toda la documentación aduanera exigible e incluye la totalidad de las
prácticas comprendidas en el reconocimiento, comprobación y aforo.

Las autoridades aduaneras podrán aplicar a los Documentos Únicos Aduaneros


(DUA) presentados para el despacho de mercancías acogidas a los diferentes
regímenes aduaneros, un control selectivo basado en criterios de gestión del
riesgo El control durante el despacho tendrá lugar mediante actuaciones de la
administración aduanera sobre la mercancía, sobre la declaración y, en su caso,
sobre toda la documentación aduanera exigible e incluye la totalidad de las
prácticas comprendidas en el reconocimiento, comprobación y aforo.

Las autoridades aduaneras podrán aplicar a los Documentos Únicos Aduaneros


(DUA) presentados para el despacho de mercancías acogidas a los diferentes
regímenes aduaneros, un control selectivo basado en criterios de gestión del
ríes.

FACULTAD DE SANCIÓN

La aduana como administración tributaria se aplica la legislación que regula el


pago de los derechos e impuestos al comercio exterior, a su vez cumple ,o que
se llama la función policial que permite controlar el ingreso y salida de
mercancías paguen o no tributos, en virtud de ello se establecen obligaciones
para todos los operadores de comercio exterior que intervienen en la cadena
logística de importación y exportación cuyo cumplimiento acarrea el ejercicio de
la fuerza coercitiva del estado contra aquellos que resultaren responsables, la
cual se pone de manifiesto con la aplicación de sanciones las cuales forman
parte del ius puniendi del estado del cual las aduanas forman parte.

Si bien el legislador es quien establece las sanciones corresponde a la


administración aduanera aplicarlas, y así lo señala los artículos 188 y 189 de la
ley general de aduanas. De acuerdo al código tributario la administración tiene
facultad discrecional de determinar y sancionar administrativamente la acción u
omisión de los deudores tributarios o terceros que violen las nomas aduaneras,
si bien encontramos ante una facultad discrecional la administración aduanera
podrá en algunos casos dejar de sancionar hechos que configuran infracción, el
ejercicio de esta discrecionalidad debe obedecer a circunstancias excepcionales
y tener alcance general.

La facultad sancionadora que la aduana ejercita como consecuencia de sus


facultades de determinación y fiscalización. Le permite a la administración no
solo aplicar las sanciones previstas en la LGA, sino también las contempladas
en el código tributaria y otras leyes complementarias que son de su competencia,
como las infracciones administrativas de la ley de delitos aduaneros.

Finalmente debe indicarse que el artículo 8 del reglamento de la ley general de


aduanas señala que ninguna otra autoridad, como organismos ni instituciones
estado podrá ejercer las funciones de determinación de la deuda tributaria,
recaudación, fiscalización y control que son privativas de la santa.

En cambio, la facultad sancionadora podrá ser aplicada eventualmente por otras


autoridades como ocurren con los jueces penales a determinar la pena y demás
sanciones accesorias tratándose de delitos aduaneros.